La recuperación de nuestra economía

Como cada semana, Manuel Torres Rivera nos comparte su análisis del impacto de las políticas populistas en la economía mexicana.

19 de abril, 2023 La recuperación de nuestra economía

Después de casi cinco años de un ejercicio improductivo, el de la marcha de la economía nacional, simplemente deja de ser un compás de espera. Ya no existe un solo beneficio de la duda. No pocos afrontan o enfrentan el tema con la seriedad debida: tenemos un gobierno fallido. La contundencia de los hechos es apabullante; las compras de tiempo han fenecido, todas en su totalidad. No hay proyecto económico y tampoco creo que exista uno de gobierno. La centralización de las tomas de decisiones ha perjudicado la estructura y orden nacionales. La verticalidad interpretativa de las decisiones, en su gran mayoría retóricas y sin sustancia, han desequilibrado la eficacia gubernamental al trastocar la derrama principal, la del recurso.

En una imaginaria insostenible, el presidente reitera una y otra vez frases acuñadas en una vorágine incontinente, aludiendo a la razón que lo ataca y lo asedia sin tregua, labor de conciencia del análisis y periodística que una y otra vez señala los yerros y abusos de su régimen. Si alguien pensara en cierto paralelismo entre una fuerza y otra, estaría en un error grave de interpretación. El paralelismo pudiera darse en los tiempos del pronunciamiento y nada más. Realmente, la brecha abre innumerables daños de percepción y entendimiento. Definir un ganador retaría las prebendas del poder, temporal ahora, pero con la acechanza de la perpetuidad, acechanza siempre latente en un sistema autoritario. 

 

Te puede interesar:

¿Desglobalización o reglobalización?

 

No es casualidad el rechazo a las normas legales, como tampoco lo es la imposición que día con día intenta nuevos márgenes de influencia. De muchos de estos pronunciamientos que hacen eco en lo popular, la derrota es esperada y anticipada, pero no es el punto decisivo la intención, en realidad es el anuncio, la proclama de un pensamiento que tiene una orientación fija por encima de preceptos institucionales. El populismo siempre se encuentra en el umbral del intento, porque del intento surge la justificación y de la justificación late el corazón social que disfraza la derrota y el rechazo ante la inacción. No hacer es la fórmula perfecta del populismo, el mismo que permite la suplantación del anhelo por dotaciones de supervivencia en aras del conformismo y la depredación. 

El populismo es, por definición, devastador. Ante esta muralla intraspasable de entendimiento, su paso es de desolación y la primera fase desoladora es la depredación del recurso. El presidente actual ha arrasado con todo, reservas y fondos. Su actuar es verdaderamente depredador y por todos los juicios imperantes, ilegal. Nunca existieron los preceptos de corrupción, que no cesa de mencionar, ni los antecedentes de juicio; nunca existieron programas de rescate de ningún subsuelo y de ningún bien. Existieron fuerzas de dominio, de control y en ello se han significado pérdidas inimaginables de riqueza nacional. La deuda ha sido incrementada en cuatro billones de deuda nueva en cuatro años de gestión. Del presupuesto de ocho billones para el 2023, un billón será para el servicio de la deuda, sin creación de infraestructura.

La irresponsabilidad de esta transición en turno de gobierno endeudó a la petrolera de la nación en un margen de total irresolución. No es posible cubrir la deuda de Pemex, simplemente no es posible. Permitir una operación de este ente económico raya en la absoluta intemperancia. Si el desvío fue el propósito de inicio, entonces la ética gubernamental se encuentra en un punto de punibilidad jamás visto en nuestra historia. Pero nada sorprende en cuatro años que han cambiado la historia de la nación. El despojo que vivimos es no solamente grosero e insulso, es abierto. La intimidación del poder acumulado no ha dado resquicio a la contestación natural que se requeriría de los verdaderos dueños del capital. Alguna vez se comentó en este espacio, la prudencia empresarial; ya ha sido sobrepasada o superada. Si la inercia de la inversión natural se dio en algunos sectores, simplemente ha sido eso, inercia, pero no la amparada en planes de consecución y crecimiento de los agentes económicos. 

También este espacio ha comentado la apuesta de unos y otros: el populismo siempre ha sido una apuesta, apuesta que tienta el orden y los tiempos; el sector empresarial ha tomado la misma apuesta en el tiempo, el que expira en 2024. Perder lo más por lo menos tal vez tal vez no sea una regla de aceptación universal pero las circunstancias obligan a la espera. Aplazar decisiones no es lo más conveniente en finanzas corporativas pero la propuesta de gobierno ya trascendió la fase de improvisación de inicio y el discurso ha dispersado las formas y la convivencia. La confrontación es cada día más aguda. La desesperación altera los ánimos y el fracaso altera la percepción del tiempo que agota límites de superación del fracaso latente y puntual. De eso ya no existe duda, El régimen fracasó, el régimen de Andrés Manuel López obrador es un fracaso. 

Desafortunadamente, el fracaso abre o pretende abrir rutas de recomposición y no serían las que la sociedad espera. Un populista no se retira con su fracaso a cuestas. El totalitarismo es un espejismo que borra realidades, cordura y bondades. El supuesto control de voluntades crea una imaginaria de aceptación ante la dádiva que hizo presencia en sustitución del ingreso y esa percepción crea otra percepción de adhesión. La imaginaria social no tiene límites porque la búsqueda de culpas no cesa en los que allanan el camino de las redenciones de las masas. La justificación en la redención proscrita no tiene horizonte ni vida finita y se le considera lucha. Así ha sido en más de cien años. 

Nuestra economía será recuperada. Habrá que esperar una generación. El daño del populismo es real. El daño de esta transición es real. Es lección de vida ciudadana y democrática.

 

Te puede interesar:

AMLO y su “Joselito”

Comentarios


14 entidades federativas mejoran su competitividad

14 entidades federativas mejoran su competitividad 

La competitividad es una colección de atributos de una economía para crecer y desarrollarse más rápido.

mayo 28, 2024
El IPADE, la escuela de negocios número 1 en Hispanoamérica

El IPADE, la escuela de negocios número 1 en Hispanoamérica 

El pasado 20 de mayo de 2024, se dio a conocer que, de acuerdo con el ranking de Educación Ejecutiva 2024 del Financial...

mayo 30, 2024




Más de categoría

YOFC, la multinacional china líder mundial en fibra óptica, inició operaciones en Jalisco 

El pasado 5 de junio de 2024, la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado de Jalisco dio a conocer...

junio 12, 2024

Energía eléctrica en Islandia

Islandia es uno de los casos más recientes de la revolución económica que transforma a una economía extractiva en...

junio 12, 2024
Tendencias económicas a seguir desde el inicio del próximo gobierno

Tendencias económicas a seguir desde el inicio del próximo gobierno

Ojalá que el enorme poder y capital político que ha alcanzado Claudia Sheinbaum se acompañe de capacidad, prudencia y...

junio 10, 2024
El acuerdo de corresponsalía bancaria de Banco Santander con la cadena de tiendas Chedraui 

El acuerdo de corresponsalía bancaria de Banco Santander con la cadena de tiendas Chedraui 

El pasado 3 de junio de 2024, Banco Santander México anunció que concretó un acuerdo de corresponsalía bancaria con...

junio 5, 2024