El Ingreso

El espacio anterior fue dedicado al consumo y en el desarrollo del texto se trató de explicar la importancia de conceder al consumo como el detonante más importante en la reactivación de mercados internos. Ahora, dedicaremos unas...

9 de agosto, 2021
Publicidad
Publicidad

El espacio anterior fue dedicado al consumo y en el desarrollo del texto se trató de explicar la importancia de conceder al consumo como el detonante más importante en la reactivación de mercados internos. Ahora, dedicaremos unas líneas de reflexión sobre el ingreso. El ingreso es la cantidad de recursos monetarios, dinero, que se asigna a cada factor por su contribución al proceso productivo. El ingreso puede tomar la forma de sueldos y salarios, renta, dividendos, utilidades, regalías, honorarios, dependiendo del factor de producción que lo reciba: trabajo, capital, tierra, por ejemplo.

Desde luego podemos abundar en un sinnúmero de considerandos para delinear aspectos fundamentales de teoría y práctica económicas pero baste con el señalamiento del factor de producción para ampliar la idea que pretende exponerse en este espacio. Antes de incursionar en aspectos de equilibrio, de simple oferta y demanda, debemos recordar y recordarnos siempre que el común denominador de toda actividad que impulse la economía, la gran economía de la nación y la microeconomía del individuo, se llama capital. Sin capital no existe precursor de seguimiento o comparación. Sin capital no se origina el precepto esencial de conversión de activos en factores de producción.

La insistencia en este espacio de cadenas productivas desde luego obedece al estricto orden de captación de capital, de transformación de activos en planta y equipo y en la fase operativa superar costos y gastos. Pero vemos la primera diferencia en este concepto con respecto al ingreso; el ingreso del ente productivo que se reduce a un multiplicador de precio, en competencia, diluye dos situaciones: riesgo y permanencia. La primera naturalmente se combate con especialidad y calidad y la segunda con dominio de los costos de operación. 

El ingreso neto, por así llamarle a la utilidad a la que se grava la renta, se convierte en ingreso del Estado. El ingreso del Estado a su vez se integra a un fenómeno que se denomina distribución del ingreso y nutre bienes y servicios públicos. Si este orden se interrumpe, ocurren desequilibrios, que mencionaremos a continuación: nuestro punto de partida siempre es el capital. En este punto de partida debemos considerar que el camino del agente que produce tiene un destino de permanencia y fue mencionado. Para ello, es preciso conjugar actividades ya cubiertas en materia de generación de utilidades para entonces presentar lo que a continuación elaboramos en situación de equilibrio deseado. 

La inversión y reinversión de capital nos va a permitir combinar un cúmulo de factores de producción, como organización, materia prima o tecnología. Si conjugamos momento y cantidad deseable, esta circunstancia arroja dos flujos: un flujo real o físico de bienes y servicios que representa oferta económica y un flujo financiero que no es más que la suma de recursos que se asignan a los distintos agentes que participaron en factores de producción, constituyendo así la demanda económica a través del consumo y ahorro. Estos dos flujos en teoría deben estar en equilibrio.

Ahora, con base en lo anterior, si la oferta supera a la demanda, debido a exceso de producción o menor consumo, la inflación asoma su rostro y el déficit natural derivado de esto, puede ocasionar sobre endeudamiento. Lo contrario se presenta cuando la demanda supera a la oferta, pero en este caso la crisis inflacionaria es imparable. Desde luego en economías abiertas, las importaciones complementan la oferta nacional y las exportaciones mejoran el panorama de excedentes. 


Publicidad
Publicidad


Si es que existe cierta lógica en la búsqueda de equilibrios, existe por el simple hecho de coexistencia de la apertura de las economías y el alejamiento de los gobiernos de la actividad productiva. Imaginar en el entorno económico no se adapta al planteamiento natural de las fuerzas de mercado; esto quiere decir que la gran economía no se construye en una imaginaria, se construye en la solidez que brinda la acción participativa. Las economías progresistas han entendido la función de gobierno como una interpretación al margen de la función productiva, vigilando siempre reglas justas en la incursión de agentes que contribuyan al valor agregado. 

Esta lógica no la tenemos en suelo mexicano de momento, como hemos podido juzgar en los tres años de retroceso de nuestra economía. Padecemos una contradicción que pretende asomar la fase del intercambio en su más ruda expresión en la que se juegan formalidades derivadas de un tratado comercial vigente desde 1994 e interpretaciones aisladas que retan la construcción de acuerdos en una formalidad que siempre acompañó la tradición mexicana. En ese juego territorial, también participan pronunciamientos que hacen eco, unos, otros caen en esa deriva verbal y populista, sin orientación y rumbo. No obstante, cimentan lazos equívocos con naciones que no conforman el espectro natural del progreso y el desarrollo.

El sustento de esta mal llamada transformación, actualmente en transición por tres años más, cifraba una endémica estructura de ahorro que desafiaba los principios más elementales, mismos que han sido descritos en este texto, provocando un grave desequilibrio en las finanzas públicas de la nación y un endeudamiento desproporcionado a la expectativa de servicios en infraestructura principalmente. La concepción del contrato social nunca dimensionó la intervención abrupta en las cadenas productivas del país para reinterpretar una fórmula de ingreso. 

La inducción intempestiva en los canales de consumo ha provocado serios conflictos en la debida correspondencia de la oferta, como ya fue apuntado en la propia adopción de fórmulas de equilibrio. El destino pasajero de una dádiva en simulación anticipada de un ingreso, inserta vicios de consumo por simple definición económica, al no corresponder al esfuerzo natural de contribución a las cadenas de producción que son las fuentes naturales del empleo y el ingreso. Los vicios han agravado usos indebidos de política pública, acumulación, intermediación y corrupción por ende. El resultado ya se refleja en los índices de pobreza que se incrementan 7,3 % en dos años y que el presidente niega.

Los actos de esta transición en turno han desviado todo precepto económico y el reto incólume desde el poder ha trascendido en calificaciones negativas, en castigos de crédito, en sanciones de inversión y finalmente en la microeconomía; en la del individuo ha significado una pérdida irreparable en el medio de vida más importante que el hombre posee en el entorno económico: su ingreso.

Comentarios
Publicidad
Publicidad
object(WP_Query)#18593 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69003) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69003) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18575 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18589 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18582 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-23 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-20 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (69003) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18572 (24) { ["ID"]=> int(69636) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-23 10:45:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-23 15:45:51" ["post_content"]=> string(6584) "El socialismo es estridente. Sus manifestaciones han sido y serán ostentosas en sus formas y en sus modos. El Socialismo documentado tuvo que ser llevado a las calles, a las plazas, a las multitudes para obtener respaldo; también, tuvo que ser pronunciado, enunciado y escudado en frases, en alusiones verbales y corpóreas, en representaciones teatrales y gesticulaciones histriónicas para invocar el momento por encima de la trascendencia. El socialismo siempre ha vivido de momentos más que de movimientos; cosecha la fase de interrupción de la marcha de una economía, sea por causas naturales o provocadas para destacar un camino contrario al que las naciones adoptan para ver por sistemas colectivos y metas nacionales. El Socialismo siempre revierte objetivos trascendentales por circunstancias efímeras; entendiendo por éstas las que contemplan un plano victimado y vilipendiado, el supuestamente excluyente en la mira de los alcances regionales.  El Socialismo siempre reduce; el Socialismo siempre concentra y si en algún momento prospera, apuesta a los círculos concéntricos en ese radio que inunda prerrogativas de reclamo sin sustancia. El Socialismo propala ideas sueltas para jamás conformar doctrina, para jamás formar compromiso. La reunión de preceptos aislados nunca toma forma y en la estridencia altera fórmulas de convivencia. El Socialismo es caos verbal, es incitación a lo establecido por sistema, es la alteración última del orden social. La experiencia del último siglo ha dejado atrás las prerrogativas de invocación social para incorporarlas en la agenda del orden mundial y así velar por las seguridades de un contrato social en la salud, en la alimentación, en la educación y en la vivienda. Todo esto sin Socialismo. La Guerra Fría dejó una estela amarga en los nutrientes más elementales de la convivencia, de la participación activa y del comercio. La experiencia derribó muros físicos y psicológicos por igual. Derribó atavismos y vicios que desechaban la libre interpretación de la expresión cultural y material. La presencia de la individualidad no se hizo esperar; el hombre experimentó su capacidad creadora como nunca antes; las multitudes carecían de expresión, sustentaban preceptos aislados pero no permitían la construcción del sueño emprendedor; surgía el sustento del capital como respaldo a la expresión del anhelo de sobresalir. No existió jamás la necesidad de concentrar la fuerza del capital para incorporarla a las necesidades más elementales de producción. El ingrediente ya estaba en los ambientes de las naciones: la libertad. La libertad enarboló lo que las doctrinas totalitarias pregonaban y la prédica no necesitó de masas ni de plazas. Simplemente tomó forma en la adopción de interpretación de necesidades no cubiertas para cubrirlas. Tomó forma en la interpretación de gustos y preferencias para atenderlas. Nacía la demanda para incorporar una estructura justa de precios en la oferta. Nacía la competencia para premiar la excelencia, para premiar la perfección y la calidad. Nacían las especializaciones y las ventajas comparativas. De esta manera nacieron las economías de mercado, nacieron sin rendir ningún tributo a nada ni a nadie. La consecuencia de capitalización de algún modo acomodó el capital al fenómeno de libertad. Tal vez la consecución del proceso liberal tuvo influencia en las denominaciones que en la historia moderna han trascendido como liberalismo y como capitalismo y si de algún modo tuvieron una fusión, el término no es ninguna captura de terminología o de simbología. Si la Escuela de Chicago y el Varsity Club del este norteamericano alguna vez mencionaron el término neo liberal, simplemente hacían referencia a la dimensión y tamaño del Estado. La década de los años noventa experimentaba un cambio radical en el alejamiento del Estado de la función productiva; el Estado dejaba de pretender ser rector de una economía. El Estado siempre fue un mal empresario, a eso se resumía el modelo. Es importante destacar que no es el paso al capital el decisivo en esta concepción académica, es la función productiva. A pesar de los intentos que hacen economías totalitarias en denostar esta mira, el  capital no convierte a la función de producción en capitalista. La esencia es la composición de los tres factores esenciales: la materia prima, la mano de obra y los costos de producción.  Si damos crédito a la noción que engloba los factores de producción y le llamamos Capitalismo, aún así, las prerrogativas persisten en la trayectoria que lleva muchas décadas en la conversión de factores de producción a satisfactores. Si esa meta no fuera considerada como correcta, las naciones no tendrían hoy el grado de avance en investigación y desarrollo y en tecnología. Tampoco tendríamos a la gran mayoría de las naciones amparando esta concepción que ha permitido intercambio y paz social. Las naciones que pueden considerarse absolutistas o totalitarias han sumido en una coexistencia precaria a su ciudadanía; han usurpado el pensamiento individual por uno colectivo y han decidido destino de ingreso y consumo bajo una óptica que invalida la pretensión individual, mermando la actividad emprendedora y creadora. Habrá que añadir la premisa inicial de este texto, la estridencia. Ahí radica la principal diferencia con los modelos abiertos; la libertad se respira, simplemente se absorbe como un bien que no precisa de enunciados. Si a eso le llamamos Capitalismo, entonces podríamos decir que es o labor de todos o participación sin intervención que no requiere prédica o divulgación. A diferencia del Socialismo, que precisa de recordatorios, de pronunciamientos sonoros y de presencia intempestiva, el ahora adoptado Capitalismo, por razones ya explicadas, requiere de reglas de participación y de leyes. Si las diferencias son abismales y lo son, el Capitalismo hace una tarea en silencio y tal vez ese silencio sea comprendido en la esfera del respeto y el orden que guardan las naciones progresistas por sus leyes. " ["post_title"]=> string(37) "Los Pasos Silenciosos del Capitalismo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "los-pasos-silenciosos-del-capitalismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-26 20:08:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-27 01:08:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69636" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18480 (24) { ["ID"]=> int(70466) ["post_author"]=> string(2) "26" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-15 11:53:10" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-15 16:53:10" ["post_content"]=> string(3912) "Por quinto año consecutivo, academia, periodistas, consumidores, medios, directivos y otros interesados han reconocido a Grupo Bimbo como la “Empresa con mejor reputación en México” en el ranking de Merco.  Merco (Monitor Empresarial de Reputación Corporativa) se dedica a la evaluación reputacional desde el año 1999. Cuenta con una metodología multistakeholder siendo uno de los monitores de referencia en todo el mundo. Es muy importante señalar que Merco es totalmente independiente y no recibe subvención o patrocinio, financiándose exclusivamente mediante la comercialización de los informes confidenciales que, una vez publicados los resultados, solicitan las empresas. En la IX edición de Merco Empresas y Líderes México se desvelaron las empresas y líderes con mejor reputación en México en 2021. El ranking fue fruto de un exhaustivo análisis de 4.874 encuestas a 1.094 directivos de grandes empresas, 69 catedráticos de área de empresa, 96 periodistas de información económica, 88 analistas financieros, 80 representantes de asociaciones de consumidores, 70 representantes de sindicatos, 72 representantes de ONGs, 80 miembros de gobierno, 86 social media managers, 80 directores de comunicación y líderes de opinión y 3.000 consumidores. Junto a estas evaluaciones se ha realizado también un análisis de la reputación en el ámbito digital de las empresas (Merco Digital) y un benchmarking de indicadores objetivos que recogen los principales apartados de la realidad de las empresas.  La elaboración de Merco ha sido realizada por Análisis e Investigación, primer instituto español de investigación de mercados, y la metodología para la elaboración del ranking de empresas con mejor reputación en México ha sido objeto de revisión independiente por parte de KPMG de acuerdo con la norma ISAE3000.   En las empresas con mejor reputación de México en 2021, Grupo Bimbo ocupó el primer puesto del top 10 tras cinco ediciones consecutivas. Le siguen Grupo Modelo (2º), Walmart (3º), BBVA (4º), Pfizer, (5º), Google (6º), Nestlé (7º), Amazon (que asciende del 17º al 8º), Natura (9º) y Mercado Libre (que asciende del 18º al 10º).  En los líderes con mejor reputación de México en 2021 encontramos por sexto año consecutivo, en primer lugar, a Daniel Servitje (Grupo Bimbo), seguido de Carlos Slim Helú (Grupo Carso), José Antonio Fernández Carbajal (Femsa), Alejandro Ramírez Magaña (Cinépolis) y Eduardo Osuna Osuna (BBVA). Cierran el top 10, Carlos Slim Domit (Grupo Carso), Guilherme Loureiro (Walmart), Fausto Costa (Nestlé), Andrés Conesa Labastida (Aeroméxico) y Emilio Azcárraga Jean (Televisa).   Por sectores, Grupo Bimbo ocupa la primera posición en alimentación, Mapfre en las aseguradoras, General Motors en el sector automotriz, Walmart en autoservicios y departamentales, Grupo Modelo en bebidas, Natura en belleza y cuidado personal y Amazon en el comercio electrónico.  Para finalizar, cabe mencionar que recientemente la empresa Bimbo también fue incluida dentro del ranking “100 Mexicanas Globales” de la revista Expansión, top en el que, cada año se enlista a las compañías nacidas en México y que han logrado crecer más allá de las fronteras, Bimbo se posicionó en el lugar número dos del ranking general y como el número uno del sector de alimentos.  " ["post_title"]=> string(75) "El ranking de las empresas y líderes con mejor reputación en México   " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(67) "el-ranking-de-las-empresas-y-lideres-con-mejor-reputacion-en-mexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-15 11:53:10" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-15 16:53:10" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70466" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18572 (24) { ["ID"]=> int(69636) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-23 10:45:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-23 15:45:51" ["post_content"]=> string(6584) "El socialismo es estridente. Sus manifestaciones han sido y serán ostentosas en sus formas y en sus modos. El Socialismo documentado tuvo que ser llevado a las calles, a las plazas, a las multitudes para obtener respaldo; también, tuvo que ser pronunciado, enunciado y escudado en frases, en alusiones verbales y corpóreas, en representaciones teatrales y gesticulaciones histriónicas para invocar el momento por encima de la trascendencia. El socialismo siempre ha vivido de momentos más que de movimientos; cosecha la fase de interrupción de la marcha de una economía, sea por causas naturales o provocadas para destacar un camino contrario al que las naciones adoptan para ver por sistemas colectivos y metas nacionales. El Socialismo siempre revierte objetivos trascendentales por circunstancias efímeras; entendiendo por éstas las que contemplan un plano victimado y vilipendiado, el supuestamente excluyente en la mira de los alcances regionales.  El Socialismo siempre reduce; el Socialismo siempre concentra y si en algún momento prospera, apuesta a los círculos concéntricos en ese radio que inunda prerrogativas de reclamo sin sustancia. El Socialismo propala ideas sueltas para jamás conformar doctrina, para jamás formar compromiso. La reunión de preceptos aislados nunca toma forma y en la estridencia altera fórmulas de convivencia. El Socialismo es caos verbal, es incitación a lo establecido por sistema, es la alteración última del orden social. La experiencia del último siglo ha dejado atrás las prerrogativas de invocación social para incorporarlas en la agenda del orden mundial y así velar por las seguridades de un contrato social en la salud, en la alimentación, en la educación y en la vivienda. Todo esto sin Socialismo. La Guerra Fría dejó una estela amarga en los nutrientes más elementales de la convivencia, de la participación activa y del comercio. La experiencia derribó muros físicos y psicológicos por igual. Derribó atavismos y vicios que desechaban la libre interpretación de la expresión cultural y material. La presencia de la individualidad no se hizo esperar; el hombre experimentó su capacidad creadora como nunca antes; las multitudes carecían de expresión, sustentaban preceptos aislados pero no permitían la construcción del sueño emprendedor; surgía el sustento del capital como respaldo a la expresión del anhelo de sobresalir. No existió jamás la necesidad de concentrar la fuerza del capital para incorporarla a las necesidades más elementales de producción. El ingrediente ya estaba en los ambientes de las naciones: la libertad. La libertad enarboló lo que las doctrinas totalitarias pregonaban y la prédica no necesitó de masas ni de plazas. Simplemente tomó forma en la adopción de interpretación de necesidades no cubiertas para cubrirlas. Tomó forma en la interpretación de gustos y preferencias para atenderlas. Nacía la demanda para incorporar una estructura justa de precios en la oferta. Nacía la competencia para premiar la excelencia, para premiar la perfección y la calidad. Nacían las especializaciones y las ventajas comparativas. De esta manera nacieron las economías de mercado, nacieron sin rendir ningún tributo a nada ni a nadie. La consecuencia de capitalización de algún modo acomodó el capital al fenómeno de libertad. Tal vez la consecución del proceso liberal tuvo influencia en las denominaciones que en la historia moderna han trascendido como liberalismo y como capitalismo y si de algún modo tuvieron una fusión, el término no es ninguna captura de terminología o de simbología. Si la Escuela de Chicago y el Varsity Club del este norteamericano alguna vez mencionaron el término neo liberal, simplemente hacían referencia a la dimensión y tamaño del Estado. La década de los años noventa experimentaba un cambio radical en el alejamiento del Estado de la función productiva; el Estado dejaba de pretender ser rector de una economía. El Estado siempre fue un mal empresario, a eso se resumía el modelo. Es importante destacar que no es el paso al capital el decisivo en esta concepción académica, es la función productiva. A pesar de los intentos que hacen economías totalitarias en denostar esta mira, el  capital no convierte a la función de producción en capitalista. La esencia es la composición de los tres factores esenciales: la materia prima, la mano de obra y los costos de producción.  Si damos crédito a la noción que engloba los factores de producción y le llamamos Capitalismo, aún así, las prerrogativas persisten en la trayectoria que lleva muchas décadas en la conversión de factores de producción a satisfactores. Si esa meta no fuera considerada como correcta, las naciones no tendrían hoy el grado de avance en investigación y desarrollo y en tecnología. Tampoco tendríamos a la gran mayoría de las naciones amparando esta concepción que ha permitido intercambio y paz social. Las naciones que pueden considerarse absolutistas o totalitarias han sumido en una coexistencia precaria a su ciudadanía; han usurpado el pensamiento individual por uno colectivo y han decidido destino de ingreso y consumo bajo una óptica que invalida la pretensión individual, mermando la actividad emprendedora y creadora. Habrá que añadir la premisa inicial de este texto, la estridencia. Ahí radica la principal diferencia con los modelos abiertos; la libertad se respira, simplemente se absorbe como un bien que no precisa de enunciados. Si a eso le llamamos Capitalismo, entonces podríamos decir que es o labor de todos o participación sin intervención que no requiere prédica o divulgación. A diferencia del Socialismo, que precisa de recordatorios, de pronunciamientos sonoros y de presencia intempestiva, el ahora adoptado Capitalismo, por razones ya explicadas, requiere de reglas de participación y de leyes. Si las diferencias son abismales y lo son, el Capitalismo hace una tarea en silencio y tal vez ese silencio sea comprendido en la esfera del respeto y el orden que guardan las naciones progresistas por sus leyes. " ["post_title"]=> string(37) "Los Pasos Silenciosos del Capitalismo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "los-pasos-silenciosos-del-capitalismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-26 20:08:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-27 01:08:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69636" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(16) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a54f8da59e249b7b25129895a533cfd1" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Capitalismo segun manuel torres rivera

Los Pasos Silenciosos del Capitalismo

El socialismo es estridente. Sus manifestaciones han sido y serán ostentosas en sus formas y en sus modos. El Socialismo documentado tuvo...

agosto 23, 2021

El ranking de las empresas y líderes con mejor reputación en México   

Por quinto año consecutivo, academia, periodistas, consumidores, medios, directivos y otros interesados han reconocido a Grupo Bimbo como la “Empresa con mejor...

septiembre 15, 2021




Más de categoría
Integración Económica

Integración Económica

Las asociaciones entre países surgen de las etapas de reconstrucción de la Gran Guerra; el intento dio el primer...

septiembre 20, 2021
La Actividad Industrial modera su tendencia alcista

La Actividad Industrial modera su tendencia alcista

En el séptimo mes del año, la actividad industrial tuvo un repunte de 1.1% en términos reales con respecto...

septiembre 15, 2021

El ranking de las empresas y líderes con mejor reputación en México   

Por quinto año consecutivo, academia, periodistas, consumidores, medios, directivos y otros interesados han reconocido a Grupo Bimbo como la...

septiembre 15, 2021

PRESUPUESTO 2022: UNA CONTINUACIÓN DE LA SIMULACIÓN 

En los medios de comunicación, cafés, oficinas y en cualquier lugar que se emita sonidos que expresan ideas, el...

septiembre 14, 2021