Reitera AMLO el abrazos no balazos contra el crimen organizado

El irrefrenable crimen organizado no es suficiente para que el presidente Andrés Manuel López Obrador cambie la estrategia de contención, si es que en algún momento hubo más que pasividad. El ataque de pobladores a un cuartel...

9 de julio, 2021 abrazos no balazos

El irrefrenable crimen organizado no es suficiente para que el presidente Andrés Manuel López Obrador cambie la estrategia de contención, si es que en algún momento hubo más que pasividad.

El ataque de pobladores a un cuartel del Ejército en Aguililla, Michoacán, y la denuncia del gobernador Silvano Aureoles Conejo sobre la intervención del crimen organizado en la elección estatal, fue el motivo de la principal molestia presidencial en una de sus recientes mañaneras. “Aunque se burlen, voy a seguir con abrazos no balazos, no soy Peña ni Felipe Calderón, no me gusta el “mátenlos en caliente”, ni las masacres ni las torturas”, sentenció López Obrador en Palacio Nacional, ante cuestionamientos de exigencias de pobladores de Aguililla.

Ante el rechazo a utilizar el uso legal de la fuerza pública, el Ejecutivo pidió a los pobladores, a comerciantes, agricultores, religiosos y a todos que contribuyan para alcanzar la paz en la región asediada por disputas de bandas del crimen organizado.

El presidente piensa en su imagen antes de poner una solución. De nuevo atacó al ente llamado “adversarios” como método sociológico para concentrar la maldad en el “ellos” (malos) contra el “nosotros” (buenos).  Los “adversarios” es una clepsidra donde caben medios de comunicación no alineados, clases medias que no son parte de su feligresía, empresarios fuera de su club de contratistas y todo el que se antepone al proyecto de la Cuarta Transformación.

La gravedad estriba en la tendencia criminal que dobló el número de muertes dolosas de Peña Nieto y casi triplicó las de Felipe Calderón en periodos equivalentes. A esto habrá que sumarle que aún no hay impacto de las alcaldías y gubernaturas donde el crimen organizado invirtió operación y dinero, ya que aún no toman posesión. Lo cierto es que el crimen organizado está en la mayor zona de confort de los últimos cuatro sexenios, y el riesgo de llevar al país a un narcoestado.

LEE

La consulta de expresidentes no es una ocurrencia más, se trata de mantener la agenda mediática | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)

Comentarios


object(WP_Query)#18002 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67905) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-11-2022" ["before"]=> string(10) "02-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67905) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-11-2022" ["before"]=> string(10) "02-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18006 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18004 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18005 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "04-11-2022" ["before"]=> string(10) "02-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-04 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-02 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (67905) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18003 (24) { ["ID"]=> int(85569) ["post_author"]=> string(3) "148" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-10 13:06:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 18:06:45" ["post_content"]=> string(9003) "Se excluye a los niños, principalmente a las niñas; se excluye a los discapacitados, sea cual fuera su condición; se excluye a los migrantes sin dinero; a los pobres; a los indígenas, principalmente a la mujer indígena; se excluye a las mujeres simplemente por ser mujeres; se excluye a la gente grande, a los de la tercera edad; se excluye a los que prestan servicios básicos, como recolectores de basura, vendedores no formales, enfermeras, maestros, personal de mantenimiento, los viene-viene, policías de a pie o se seguridad, a los empacadores… Se excluye a la gente que está en la categoría de no consumista por que sus circunstancias no se lo permiten en un mundo donde las reglas las marca el mercado y todo tiene un valor monetario, listo para ser comprado; hasta el ser humano se subasta al mejor postor, pero no como subasta que aumenta el precio, sino se refiere al trabajo menor pagado, o casi no pagado, pero que ante la necesidad, siempre habrá alguien que necesite hasta ese ínfimo salario para medio sobrevivir: el mundo de la subasta invertida, de la esclavitud amparada por los estándares laborales que los fijan las propias empresas a su modo. Dice Galeano, este mundo, que ofrece el banquete a todos y cierra la puerta en las narices de tantos es, al mismo tiempo, igualador y desigual: igualador en las ideas y en las costumbres que impone, y desigual en las oportunidades que brinda. La publicidad manda consumir y la economía lo prohíbe. Las órdenes de consumo, obligatorias para todos, pero imposibles para la mayoría, se traducen en invitaciones al delito. Las páginas policiales de los diarios enseñan más sobre las contradicciones de nuestro tiempo que las páginas de información política y económica (Galeano en Bloghemia, nov 13, 2021).  La igualación, que nos uniformiza y nos emboba no se puede medir, dice Galeano. No hay computadora capaz de registrar los crímenes cotidianos que la industria de la cultura de masas comete contra el arcoíris humano y el humano derecho a la identidad. Pero sus demoledores progresos rompen los ojos. El tiempo se va vaciando de historia y el espacio ya no reconoce la asombrosa diversidad de sus partes. A través de los medios masivos de comunicación, los dueños del mundo nos comunican la obligación que todos tenemos de contemplarnos en un espejo único, que refleja los valores de la cultura de consumo (Galeano, en Bloghemia nov 13, 2021).  Se excluye a los viejos, por su edad, la percepción de su desgaste físico/biológico natural se considera como algo negativo. La sociedad del consumo y la productividad deja fuera a mucha gente, a los enfermos y a los viejos, inservibles, poco útiles. No hay seguro, no hay pensión, no hay servicios para ellos, no hay seguridad. Se excluye a los que no los ha alcanzado los “derechos universales” porque no tienen con qué pagarlos; a los que perdieron el derecho a comer bien, a tener un sistema de higiene mínimo de agua potable, suelo, techo, de diversión, de acceso a la recreación, aun gratis, porque por su condición son separados o se les prohíbe el acceso. La diversidad es visible, es enseñada, es reconocida, pero no significa que se acepte y se trabaje a su favor. La pobreza excluye naturalmente porque así conviene al sistema capitalista, el mundo que combate a la pobreza es el mismo que perpetúa la necesidad de los pobres: los que esclaviza para tener mano de obra barata y sin pensamiento crítico que los concientice a revelarse y entender su situación de explotados. No se les otorgan oportunidades, porque éstas les daría un margen de pensamiento más allá de lo que necesitan saber, obedecer y agradecer un salario de supervivencia, pero al fin, tener un salario significa no ser un mendigo. Como diría Bauman, respecto a la ética del trabajo, se esperaba que cuanto más se degradara la vida de esos desocupados, cuanto más profundamente cayeran en la indigencia, más tentadora o, al menos, menos insoportable les parecería la suerte de los trabajadores pobres, los que habían vendido su fuerza de trabajo a cambio de los más miserables salarios (Bauman en Bloghemia. Sep 12, 2022). A mayor necesidad, los estándares de salarios son más bajos.  Pero, ¿quién pone los estándares de salario? Los mismos empresarios/capitalistas que se acomodan a su situación (esto sin referencia al salario mínimo) sin importar el talento o las habilidades y hasta el conocimiento, se excluye porque así lo marca la norma, y crece la esclavitud por estándar. Como diría Galeano: “es una trampa más de la sociedad del consumo, los habitantes de las sociedades modernas -que piden créditos para sobrevivir o vivir – padecen la esclavitud por las deudas, ahora, nadie es, si no es digno de crédito. Ahora debo, luego soy” (Galeano, ser como soy, 1992). Y crece la informalidad, donde se disfraza la diversidad y se prefiere no ser. Y crece el narcotráfico, donde dentro de su crimen organizado está la más perfecta jerarquía de clases humanas respecto a la utilidad. Lo humano es una cosa, tiene precio y hay varios precios, depende su diversidad. La diferencia se hace evidente. La educación excluye, pero enseña la diversidad, una paradoja del mundo moderno. Enseña un programa homogéneo, único, a una sociedad diversa, en un país con tantas realidades diferentes, los diferentes contextos no son tomados en cuenta. Un currículo adaptado no es la realidad en aulas con más de 40 alumnos, ni de escuelas multigrado, ni aún en escuelas particulares, en los que “los diferentes”  (diversidad) son puntos rojos, brillantemente destacados del resto, cuando algún alumno con discapacidad es incluido, donde el maestro no está capacitado para atenderlo, es burla de sus compañeros, o si es un alumno becado, que no está a la altura del estatus de consumo de sus otros compañeros, o simplemente las escuelas particulares con sus colegiaturas exorbitantes, son el llamado de una sociedad excluyente con programas inclusivos. ¿Y los migrantes, los desplazados, las mujeres, las mujeres indígenas? Se les sigue negando el derecho a ser, se les sigue condenando a la negación de su identidad diferente, se les prohíbe vivir a su modo y manera. Pero se disfraza el discurso de la igualdad en las ideologías y políticas públicas que solo quieren ganar votantes. Las mujeres pobres, excluidas de los excluidos, pero necesarias, útiles al sistema. “La maquinaria de la igualación compulsiva actúa contra la más linda energía del género humano, que se reconoce en sus diferencias y desde ellas se vincula. Lo mejor que el mundo tiene está en los muchos mundos que el mundo contiene, las distintas músicas de la vida, sus dolores y colores: las mil y una maneras de vivir y decir, creer y crear, comer, trabajar, bailar, jugar, amar, sufrir y celebrar, que hemos ido descubriendo a lo largo de miles y miles de años” (Galeano, 1998). La igualdad que admite la diversidad, pero no la acepta; un concepto confuso, así debe ser, solo a ser usado cuando la utilidad de la situación económica/política lo requiera. Con definición ambigua, sin generalizaciones, sin aplicación, así es el discurso de la igualdad y la diversidad.   Referencias: Galeano E. (2021) La dictadura de la sociedad de consumo, publicado en Bloghemia, nov. 13, 2021. Recuperado de: https://www.bloghemia.com/2021/11/la-dictadura-de-la-sociedad-de-consumo.html    °1998, Patas arriba, la escuela del mundo al revés. Siglo XXI editores. Bauman S (2022) Fabrica de prisioneros y hospitales, publicado en Bloghemia, sep.14, 2022. Recuperado de: https://www.bloghemia.com/2022/09/fabricas-prisiones-hospitales-y.html    Bauman S. (2022) La función de los pobres en la actualidad, publicado en Bloghemia, Oct 24, 2022. Recuperado de: https://www.bloghemia.com/2022/10/la-funcion-de-los-pobres-en-la.html" ["post_title"]=> string(61) "La exclusión empobrece a la sociedad, la diversidad también" ["post_excerpt"]=> string(169) "Se excluye justificando diversas “razones” que se vuelven “sinrazones”, producto de creencias, charlatanerías, ideologías, radicalismos, modelos económicos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "la-exclusion-empobrece-a-la-sociedad-la-diversidad-tambien" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-10 13:06:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 18:06:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85569" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17978 (24) { ["ID"]=> int(86187) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-30 10:47:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-30 15:47:02" ["post_content"]=> string(4027) "A la FIFA ya le gustó México para manipularlo a placer y capricho como su tonto útil favorito. En su calidad de miembro de la FIFA, nuestro país ha sido sancionado y castigado con rigor, inusitado por minucias ridículas, ya ni hablemos de la eliminación de Italia 90 con motivo de falsificación de documentos de futbolistas, distinto rasero que utilizaron con Ecuador para este mundial con un caso muy parecido. Asimismo, la FIFA por poco quita puntos en eliminatoria al mundial a México, aunque sí forzó a la selección tricolor a jugar varios partidos a puerta cerrada, con el estadio Azteca vacío por, según ellos, "ofender a la comunidad LGBTTTIQ +" en referencia al tradicional, añejo y famoso grito de los aficionados en la tribuna al portero rival durante el saque, además de exhibir (injustamente) ante el resto del mundo, a México como un país intolerante y violatorio de derechos por esa minucia.  El organismo rector del fútbol mundial no fue nunca capaz de entender (ni tampoco los altos directivos mexicanos de explicar) que la palabra "put…" en México no va necesariamente dirigida a ofender, faltar al respeto o dañar en su dignidad a persona o colectivo alguno. Se trata de una expresión coloquial que se ha usado por muchas décadas en el país. Es una palabra informal y picaresca, muy semejante al caso del verbo "ching…", o el famoso "culer…" y otros vocablos más, que conforman el caló nacional y que su uso es tan extendido que en conversaciones informales, de cualquier índole podrían catalogarse como muletillas en el idioma español mexicano.  A mi muy particular y personal juicio, faltó un respetuoso y modesto comunicado o aclaración de parte de alguna organización de activistas, o de parte de algún grupo del colectivo LGBTIQ + en México, con miras a abrirle los ojos a la FIFA (y al mundo) de una vez por todas por medio de alguna carta abierta al respecto (FIFA, no sobra repetir, organismo por demás corrupto e hipócrita por definición), que calló como momia ante el hecho de miles de obreros nepalíes que  literalmente en EXCLAVITUD inhumana encontraron espantosa muerte en la construcción de los estadios que hoy admiran al mundo. También en la misma sede árabe, la homosexualidad y los derechos de la mujer son vejados, castigados con prisión e incluso otras indignas sanciones públicas a los que tengan una preferencia sexual que no agrade al régimen. Pero eso sí, México es utilizando por los jerarcas del fútbol mundial como su tonto preferido, sin que asociación y/o dependencia alguna haya hecho algo realmente significativo para alzar la voz. De hecho al contrario, la CONAPRED en 2014 se sumó al organismo rector del fútbol mundial para condenar el multicitado grito, así el nivel de incongruencia, pues, que raya en lo absurdo.  Ojalá algún activista de dicho colectivo, que huelga decir, en México siempre han sido respetados, en su persona, preferencias y derechos, leyera esto. Y no estaría de sobra un pronunciamiento público, así sea tardío, sobre el tema.  Hoy de nuevo y en pleno mundial de Qatar 2022, se amenaza ya con una sanción a México, pero ahora por copiar un cántico sudamericano (este sí, de plano, abiertamente homófobo), pero desde donde seguro hay, a pocos kilómetros de los tan famosos estadios árabes, prisiones con reos condenados por sus preferencias sexuales o "conductas inmorales", así como en la Copa del Mundo Argentina 78, a menos de un kilómetro del estadio 'Monumental' de Buenos Aires, la junta militar, en la escuela de mecánica de las fuerzas armadas, torturaba y asesinaba a estudiantes disidentes del gobierno en turno, mientras sus líderes militares, departían junto a sus pares de la FIFA, como si nada malo ocurriese." ["post_title"]=> string(84) "México nunca supo aclarar ante la FIFA la esencia del famoso grito (no) homofóbico" ["post_excerpt"]=> string(137) "¿La FIFA es hipócrita al tratar con toda dureza a México cuando a otros países les toleran tratos inhumanos a la comunidad LGBTTTIQ+?" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(80) "mexico-nunca-supo-aclarar-ante-la-fifa-la-esencia-del-famoso-grito-no-homofobico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-30 10:47:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-30 15:47:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86187" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18003 (24) { ["ID"]=> int(85569) ["post_author"]=> string(3) "148" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-10 13:06:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 18:06:45" ["post_content"]=> string(9003) "Se excluye a los niños, principalmente a las niñas; se excluye a los discapacitados, sea cual fuera su condición; se excluye a los migrantes sin dinero; a los pobres; a los indígenas, principalmente a la mujer indígena; se excluye a las mujeres simplemente por ser mujeres; se excluye a la gente grande, a los de la tercera edad; se excluye a los que prestan servicios básicos, como recolectores de basura, vendedores no formales, enfermeras, maestros, personal de mantenimiento, los viene-viene, policías de a pie o se seguridad, a los empacadores… Se excluye a la gente que está en la categoría de no consumista por que sus circunstancias no se lo permiten en un mundo donde las reglas las marca el mercado y todo tiene un valor monetario, listo para ser comprado; hasta el ser humano se subasta al mejor postor, pero no como subasta que aumenta el precio, sino se refiere al trabajo menor pagado, o casi no pagado, pero que ante la necesidad, siempre habrá alguien que necesite hasta ese ínfimo salario para medio sobrevivir: el mundo de la subasta invertida, de la esclavitud amparada por los estándares laborales que los fijan las propias empresas a su modo. Dice Galeano, este mundo, que ofrece el banquete a todos y cierra la puerta en las narices de tantos es, al mismo tiempo, igualador y desigual: igualador en las ideas y en las costumbres que impone, y desigual en las oportunidades que brinda. La publicidad manda consumir y la economía lo prohíbe. Las órdenes de consumo, obligatorias para todos, pero imposibles para la mayoría, se traducen en invitaciones al delito. Las páginas policiales de los diarios enseñan más sobre las contradicciones de nuestro tiempo que las páginas de información política y económica (Galeano en Bloghemia, nov 13, 2021).  La igualación, que nos uniformiza y nos emboba no se puede medir, dice Galeano. No hay computadora capaz de registrar los crímenes cotidianos que la industria de la cultura de masas comete contra el arcoíris humano y el humano derecho a la identidad. Pero sus demoledores progresos rompen los ojos. El tiempo se va vaciando de historia y el espacio ya no reconoce la asombrosa diversidad de sus partes. A través de los medios masivos de comunicación, los dueños del mundo nos comunican la obligación que todos tenemos de contemplarnos en un espejo único, que refleja los valores de la cultura de consumo (Galeano, en Bloghemia nov 13, 2021).  Se excluye a los viejos, por su edad, la percepción de su desgaste físico/biológico natural se considera como algo negativo. La sociedad del consumo y la productividad deja fuera a mucha gente, a los enfermos y a los viejos, inservibles, poco útiles. No hay seguro, no hay pensión, no hay servicios para ellos, no hay seguridad. Se excluye a los que no los ha alcanzado los “derechos universales” porque no tienen con qué pagarlos; a los que perdieron el derecho a comer bien, a tener un sistema de higiene mínimo de agua potable, suelo, techo, de diversión, de acceso a la recreación, aun gratis, porque por su condición son separados o se les prohíbe el acceso. La diversidad es visible, es enseñada, es reconocida, pero no significa que se acepte y se trabaje a su favor. La pobreza excluye naturalmente porque así conviene al sistema capitalista, el mundo que combate a la pobreza es el mismo que perpetúa la necesidad de los pobres: los que esclaviza para tener mano de obra barata y sin pensamiento crítico que los concientice a revelarse y entender su situación de explotados. No se les otorgan oportunidades, porque éstas les daría un margen de pensamiento más allá de lo que necesitan saber, obedecer y agradecer un salario de supervivencia, pero al fin, tener un salario significa no ser un mendigo. Como diría Bauman, respecto a la ética del trabajo, se esperaba que cuanto más se degradara la vida de esos desocupados, cuanto más profundamente cayeran en la indigencia, más tentadora o, al menos, menos insoportable les parecería la suerte de los trabajadores pobres, los que habían vendido su fuerza de trabajo a cambio de los más miserables salarios (Bauman en Bloghemia. Sep 12, 2022). A mayor necesidad, los estándares de salarios son más bajos.  Pero, ¿quién pone los estándares de salario? Los mismos empresarios/capitalistas que se acomodan a su situación (esto sin referencia al salario mínimo) sin importar el talento o las habilidades y hasta el conocimiento, se excluye porque así lo marca la norma, y crece la esclavitud por estándar. Como diría Galeano: “es una trampa más de la sociedad del consumo, los habitantes de las sociedades modernas -que piden créditos para sobrevivir o vivir – padecen la esclavitud por las deudas, ahora, nadie es, si no es digno de crédito. Ahora debo, luego soy” (Galeano, ser como soy, 1992). Y crece la informalidad, donde se disfraza la diversidad y se prefiere no ser. Y crece el narcotráfico, donde dentro de su crimen organizado está la más perfecta jerarquía de clases humanas respecto a la utilidad. Lo humano es una cosa, tiene precio y hay varios precios, depende su diversidad. La diferencia se hace evidente. La educación excluye, pero enseña la diversidad, una paradoja del mundo moderno. Enseña un programa homogéneo, único, a una sociedad diversa, en un país con tantas realidades diferentes, los diferentes contextos no son tomados en cuenta. Un currículo adaptado no es la realidad en aulas con más de 40 alumnos, ni de escuelas multigrado, ni aún en escuelas particulares, en los que “los diferentes”  (diversidad) son puntos rojos, brillantemente destacados del resto, cuando algún alumno con discapacidad es incluido, donde el maestro no está capacitado para atenderlo, es burla de sus compañeros, o si es un alumno becado, que no está a la altura del estatus de consumo de sus otros compañeros, o simplemente las escuelas particulares con sus colegiaturas exorbitantes, son el llamado de una sociedad excluyente con programas inclusivos. ¿Y los migrantes, los desplazados, las mujeres, las mujeres indígenas? Se les sigue negando el derecho a ser, se les sigue condenando a la negación de su identidad diferente, se les prohíbe vivir a su modo y manera. Pero se disfraza el discurso de la igualdad en las ideologías y políticas públicas que solo quieren ganar votantes. Las mujeres pobres, excluidas de los excluidos, pero necesarias, útiles al sistema. “La maquinaria de la igualación compulsiva actúa contra la más linda energía del género humano, que se reconoce en sus diferencias y desde ellas se vincula. Lo mejor que el mundo tiene está en los muchos mundos que el mundo contiene, las distintas músicas de la vida, sus dolores y colores: las mil y una maneras de vivir y decir, creer y crear, comer, trabajar, bailar, jugar, amar, sufrir y celebrar, que hemos ido descubriendo a lo largo de miles y miles de años” (Galeano, 1998). La igualdad que admite la diversidad, pero no la acepta; un concepto confuso, así debe ser, solo a ser usado cuando la utilidad de la situación económica/política lo requiera. Con definición ambigua, sin generalizaciones, sin aplicación, así es el discurso de la igualdad y la diversidad.   Referencias: Galeano E. (2021) La dictadura de la sociedad de consumo, publicado en Bloghemia, nov. 13, 2021. Recuperado de: https://www.bloghemia.com/2021/11/la-dictadura-de-la-sociedad-de-consumo.html    °1998, Patas arriba, la escuela del mundo al revés. Siglo XXI editores. Bauman S (2022) Fabrica de prisioneros y hospitales, publicado en Bloghemia, sep.14, 2022. Recuperado de: https://www.bloghemia.com/2022/09/fabricas-prisiones-hospitales-y.html    Bauman S. (2022) La función de los pobres en la actualidad, publicado en Bloghemia, Oct 24, 2022. Recuperado de: https://www.bloghemia.com/2022/10/la-funcion-de-los-pobres-en-la.html" ["post_title"]=> string(61) "La exclusión empobrece a la sociedad, la diversidad también" ["post_excerpt"]=> string(169) "Se excluye justificando diversas “razones” que se vuelven “sinrazones”, producto de creencias, charlatanerías, ideologías, radicalismos, modelos económicos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "la-exclusion-empobrece-a-la-sociedad-la-diversidad-tambien" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-10 13:06:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 18:06:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85569" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(52) ["max_num_pages"]=> float(26) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "00110ef18644846bba2ae9fd7d7de9a3" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
La exclusión empobrece a la sociedad, la diversidad también

La exclusión empobrece a la sociedad, la diversidad también

Se excluye justificando diversas “razones” que se vuelven “sinrazones”, producto de creencias, charlatanerías, ideologías, radicalismos, modelos económicos.

noviembre 10, 2022
México nunca supo aclarar ante la FIFA la esencia del famoso grito (no) homofóbico

México nunca supo aclarar ante la FIFA la esencia del famoso grito (no) homofóbico

¿La FIFA es hipócrita al tratar con toda dureza a México cuando a otros países les toleran tratos inhumanos a la comunidad...

noviembre 30, 2022




Más de categoría

La “celebración” de López: el narcisismo presidencial. Parte 1

Me hubiese gustado ser el primero en expresar la siguiente afirmación, pero muchos me la ganaron casi de inmediato:...

diciembre 1, 2022

¡Todos al Ángel!

Hasta el momento pareciera que la oposición no entiende que no entiende el sentido del voto de castigo que...

diciembre 1, 2022

De Frente Y Claro | López: 4 años de mentiras y fracasos

Hoy, 1 de diciembre del 2022, López cumple cuatro años de que inició su nefasta administración el 1 de...

diciembre 1, 2022
Universidades públicas

Universidades públicas: el financiamiento

Al interior de las universidades e institutos de nivel superior, las políticas de asignación de recursos para las diferentes...

diciembre 1, 2022