Economía cifrada a un dilema

Decretar un crecimiento de nuestra economía desde una tribuna, sin bases, desconociendo las realidades de un entorno que aleja prerrogativas de cambio de rumbo y aproxima una incertidumbre, no abona al escenario de una economía que precisa...

25 de enero, 2021

Decretar un crecimiento de nuestra economía desde una tribuna, sin bases, desconociendo las realidades de un entorno que aleja prerrogativas de cambio de rumbo y aproxima una incertidumbre, no abona al escenario de una economía que precisa de una recomposición por encima de la especulación de su comportamiento. Ya hemos pasado por este espectro especulativo; no es nuevo en el pronunciamiento de una transición que no consolida asiento de gobierno después de dos años en el poder. Las tasas de crecimiento han recorrido una senda descendente desde un 6% prometido hasta un 10% por debajo de cero real. Es preciso aclarar que el nulo crecimiento y estanco de nuestra economía, ya asomaba su rostro antes de la pandemia.

Los múltiples errores de inicio de esta gestión de gobierno en turno, simularon un ahorro inexistente en recorte presupuestal para simplemente acomodar partidas de toda una maquinaria pública en marcha a cuatro conceptos: tres de obra no correspondida en la demanda empresarial –Tren Maya, Refinería Dos Bocas y Aeropuerto Santa Lucía– como una infraestructura inducida desde el poder, y, cuatro, la centralización de una dispersión de la riqueza nacional con la única finalidad de captar o someter voluntades, como pretenda verse. Nunca existieron los recursos que se captarían de una corrupción que sumaba quinientos mil millones de pesos, cifra surgida en la imaginaria propagandística de un candidato que reforzaba su aseveración en un año de gobierno, sumando dos años con ese pregón. Nunca se dio la austeridad adjetivada como republicana.

Aunado al centro de captación y dispersión de recursos a modo ya mencionado, se ha concebido, porque todavía se encuentra vigente, una mira de autosuficiencia que hasta ahora se ha convertido en el episodio más costoso en la historia de la nación. 1.2 billones de pesos puede pronunciarse de muchas maneras pero un millón de millones y un poco más, resaltan en nuestro entorno económico como una auténtica pérdida de patrimonio de la nación. Dejemos claro el concepto: ese millón de millones nunca regresará al tesoro de la nación. Ese recurso extinguió toda posibilidad de lo que pretendió ser un rescate de la petrolera del país. Si lo analizamos por partes, encontramos la premisa inicial, el fundamento del dispendio: refinar y producir gasolina para jamás depender del exterior.

Ante una mira tan precaria en su concepción nacionalista y purista en la captura de supuestos valores, la globalidad enseña con firmeza el mundo de las especializaciones y ventajas comparativas para reducir a agregados de valor la secuencia de permanencia en mercados. Pemex no necesitaba ser rescatada: la petrolera ya estaba orientada a la producción y exportación de crudo y reportaba utilidades. Las seis refinerías existentes operaban a la capacidad requerida después de cuarenta años de su construcción y puesta en marcha. El abandono gradual de la refinación ya estaba en proceso, para adecuar la pauta de los países progresistas hasta una puesta en operación e inicio de alternativas limpias y renovables.

El proyecto de otra refinería vino a colmar la ruta de un pasado anclado en la preponderancia de un energético cada día menos necesario, para refinar en una zona pantanosa y desviar la lógica inserción de penetración de nichos de mercado en un sureste complicado para el país en rutas de embarque y comercialización. Eso es Dos Bocas. Del proyecto conocemos inundaciones y abandono de constructores, errores encadenados a un presupuesto muy rebasado en su tasa de retorno y valor presente. En suma, un proyecto que si algún día contempla su puesta en operación, será para perder.

Si examinamos las posibilidades de una recuperación de nuestra economía al día de hoy, en el primer mes del año y contamos con datos actuales, veremos un repunte en las exportaciones, cifra que alienta pero no en todos los renglones: sería importante conocer la dimensión exacta de los componentes de capital y mano de obra en el contenido de lo exportable. Si un producto contiene más capital, el valor agregado del empleo no acumula el beneficio en el agregado total. Los perecederos naturalmente llevan más mano de obra pero una gran cantidad de productos con alto contenido tecnológico también, por el simple hecho de incluir tecnología importada. Sucedió en la maquila de los años ochenta; los componentes de tecnología llegaban al país como producto terminado y el agregado mexicano era únicamente de mano de obra. Al exportar, se debe tener cuidado porque el precio del producto terminado no añade en su totalidad a la balanza comercial.




Estas fase de la economía deben estudiarse y compilarse con extremo cuidado para el análisis de potencializar una proyección económica. Asimismo, también debe considerarse el superávit  primario y déficit por igual. En ocasiones la perspectiva de un superávit produce la sensación de un acumulado en beneficio de una nación. El ingresar por vía de la renta y egresar por debajo de esa línea de captación no necesariamente corresponde a una medida sana de políticas públicas. Las medidas tributarias tienen siempre un acceso marginal a su contribución al gasto corriente y en ocasiones es importante añadir el déficit fiscal para contemplar los intereses como un servicio de la deuda, que grava el producto.

México, en este tema de deuda, ofrece una perspectiva preocupante por la proporción con respecto al producto y con una inversión pública nula; esto significa que la contratación de deuda pública y la emisión de papel reciente, ha tenido destinos ajenos a la creación de infraestructura. Sin duda, estos recursos han apuntalado la operación de Pemex, como ha sido explicado, al tiempo de sostener programas dispersos y sin padrón, de asistencia, clientelares en su mayoría. 

Con lo expuesto, es imposible impulsar la economía del país; se anuncian programas de auxilio a negocios, pero ya se han notificado anteriormente y nunca se ha implementado uno con seriedad y propósito real para encauzar la reconstrucción de la economía. No hemos pasado de pronunciamientos aventurados y ligeros, pronunciamientos que no aterrizan en proyecto. Enfrentamos una concepción de imposición de obra innecesaria, de redención de miras internas, de preponderancia de negocios públicos, como si los hubiera y finalmente de una protección de activos que ya no existen como es el caso de la petrolera. Y a esto, se le ha llamado desmantelamiento para privatizar. El desmantelamiento ya ocurrió y nunca hubo injerencia privada interna y tampoco externa. He ahí el dilema…

 

Comentarios
object(WP_Query)#18154 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60625) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "11-04-2021" ["before"]=> string(10) "09-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60625) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "11-04-2021" ["before"]=> string(10) "09-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18090 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18146 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18083 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "11-04-2021" ["before"]=> string(10) "09-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-11 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-09 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (60625) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18085 (24) { ["ID"]=> int(64452) ["post_author"]=> string(2) "89" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-23 12:42:22" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-23 17:42:22" ["post_content"]=> string(11444) "¿UNA LECTURA ERRÓNEA? El cambio del transitorio simplemente es una actualización de la ley bajo el precedente otorgado en el acuerdo A/043/20191 por parte de la Comisión reguladora del 16 de diciembre  de 2019 al dejar sin efecto el acuerdo A/057/20182 emitido por la CRE que indicaba dentro de ésta que: “Pemex Transformación Industrial determinará, conforme a la metodología del Anexo I de esta resolución, el precio máximo de  venta de primera  mano  y el correspondiente en las terminales  de almacenamiento”.  Tendría una asimetría en la parte de gasolina y diésel (petrolíferos). El acuerdo A/043/2019 estableció que la Comisión Reguladora de Energía determinó que agentes económicos distintos a Pemex Transformación Industrial abastecían con combustible distinto al provisto por esta empresa productiva del Estado (nacional o importado), al menos el 30% del suministro conjunto de gasolina y diésel del país; y Pemex Transformación Industrial podrá determinar libremente el precio máximo de venta de primera mano y de venta en las terminales de almacenamiento. Este precedente ha dado a la modificación del transitorio en la ley de hidrocarburos porque según se indica que al haberse logrado una mayor participación de agentes económicos que propicien el desarrollo eficiente y competitivo de los mercados, se deja sin efectos la facultad otorgada a la Comisión Reguladora de Energía para sujetar a principios de regulación asimétrica las ventas de primera mano de Hidrocarburos, Petrolíferos o Petroquímicos, así como la comercialización que realicen personas controladas por Petróleos Mexicanos o sus organismos subsidiarios. Observaciones posibles del cambio:
  • Al ser la comisión reguladora de energía un órgano regulador en el mercado y no tener la protesta de cambiar la ley, se cierra la posibilidad de tener un retroceso legal, y la única forma es cambiar el texto del transitorio hoy día, pero se limita la posibilidad de este cambio en un futuro. 
  • El precedente del cambio del acuerdo A/043 a la asimetría a las gasolina-diésel dejó la puerta abierta para aplicar a los Hidrocarburos y petroquímicos, pero en la realidad del mercado solo aplica en petrolíferos en forma directa. Respecto a los hidrocarburos (en la parte del crudo) recordemos que actualmente Pemex puede comercializar su propio hidrocarburo, y tiene a PMI. En 2020 la CNH asignó a esta filial internacional como la garante de la comercialización de crudo y gas de los contratos de exploración y extracción derivados de la reforma energética, y a donde la comercializador venderá los hidrocarburos tanto líquidos como gaseosos que recibe el Estado como pago de los contratos de producción compartida. Aquí no aplica asimetría o preponderante, lo cual se indica al quitar en el transitorio que el único facultado para vender crudo es PEMEX y CNH por medio de su representante. ¿Pero un particular por qué no puede?
  • En la parte de PETROQUÍMICOS, debemos entender que actualmente hay un mercado donde privados realizan importación de diferentes derivados, y al ser un mercado no regulado es eliminado del transitorio en el entendido que PEMEX no cubre toda la demanda del país.
  • Respecto a la parte de petrolíferos cabe recordar que la CRE ha dejado sin efecto las regulaciones asimétricas en los siguientes productos: Gas Natural, Gas LP y Gasolina y Diésel; sin embargo, al continuar vigente el Artículo Décimo Tercero Transitorio de la Ley de Hidrocarburos se pone de manifiesto que “continúan vigentes diversas medidas de regulación asimétrica que sujetan a Pemex a desventajas ante sus competidores, limitándola a la posibilidad de participar en igualdad de condiciones en la comercialización”.
Aclarado estos puntos, el mercado tiene una amplia posibilidad de crecimiento al estar todos en igualdad “TEÓRICA”.  Ahora la Secretaría de Energía, Economía, SAT y SHCP, en conjunto con los reguladores, deberán facilitar a las inversiones a que PEMEX no pueda obligar a un particular en condicionar la compra de Petrolíferas o Petroquímicas. La COFECE deberá ser la comisión que faculte esto al eliminar a la CRE de la regulación, pero la CRE deberá evolucionar su posicionamiento ante su espíritu de creación de garantizar un mercado equitativo que ayude al consumidor a tener acceso a energéticos limpios, baratos y en forma continua como reza en la Constitución. La nación debe velar por el interés del consumidor del mercado local. Esta modificación al transitorio abre una gran posibilidad de mejorar la entrada de divisas, ante la contracción de la exportación expresada por esta administración, y tomando el artículo 48 de la ley de hidrocarburos alguien puede pedir un permiso de exportación, y podría comercializarlo al permitir el libre mercado, siempre y cuando, como dice la modificación actual: “La enajenación que realicen Petróleos Mexicanos, sus empresas productivas subsidiarias, o una Persona Moral, por cuenta y orden del Estado, será considerada como comercialización en términos de lo establecido por la presente Ley y sus Reglamentos, por lo que se deberán observar los principios de generalidad y no indebida discriminación previstos en la misma”. Una persona Moral podría poner en una propuesta al Estado, indicando que puede mejorar la venta de hidrocarburos fuera de México o dentro, y podría competir con PMI. La ley es clara, si el Estado da cuenta y orden a éste podría haber la comercialización. ¿La nación qué prefiere? PEMEX al no haber la asimetría y al estar libre de decisiones tendría que incrementar el porcentaje de utilización de las refinerías y obtener una mayor cantidad de petrolíferos de salida. El objetivo es no verse inmiscuido en una guerra comercial dentro del mercado mexicano al ponerse a la par con privados que pudieran importar en forma más barata y con mejor calidad los petrolíferos, ante los cambios que ha habido como el porcentaje de azufre en el combustóleo, la entrada en México de diésel de bajo azufre para el 2024 en su totalidad de venta dentro del mercado. Esto incrementa aún más la presión a PEMEX debido a que deberá tener en corto tiempo un volumen mayor de refinados y esto deberá estar en función de cuánto crudo disponible tiene para enviar a cada refinería a sabiendas que dejar de exportar desequilibraría a las divisas. El secreto para PEMEX debería ser aumentar los petrolíferos de salida, bajar los costos de operación de cada refinería y tener un mayor porcentaje de producto nacional que importado. Pero esto será factible que lo pueda realizar la empresa, con un presupuesto limitado de acuerdo con el plan de negocios presentado recientemente. La SENER deberá cambiar la política en la forma como dan los permisos actualmente, debido a que no hay una obligación de privados (personas morales o físicas) de comprar los hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos a la empresa productiva del Estado. Podrán realizar sus proyectos a conveniencia de cada una, a riesgo propio y con base en su estudio de mercado realizado. Si la SENER y los órganos reguladores limitan los permisos o actividad alguna que una empresa demuestre que puede tener, esto se antepone al nuevo transitorio” “Al haberse logrado una mayor participación de agentes económicos que propicien el desarrollo eficiente y competitivo de los mercados”.  Al limitar el mercado, se pondría a PEMEX en la antesala de volverse un preponderante de nuevo. De ahí la necesidad de quedar plasmada en la ley. En el hipotético caso que volviese a ser el dominante del mercado y tuviera de nuevo el 90% del mercado, ¿cómo aplicaría en el futuro? El mensaje para el  mercado es que  no podrá tener más del 30% de la industria de hidrocarburos empresas privadas, y es una nueva acotación, como en el sector eléctrico de 60/40.  Entonces queda claro: el Mercado no puede ser limitado, si algún privado puede para su negocio importar o producir sus propias materias primas y/o sus transformaciones de éstas, no deberá ser limitado, y de igual forma aplicaría para cualquiera que importe, si cumple con la ley vigente. El cambio del transitorio décimo tercero se antepone ante los cambios que se pretende realizar en TÍTULO TERCERO de las demás Actividades de la Industria de Hidrocarburos Capítulo I De los Permisos, presentado en las últimas semanas. Resumen La CRE dio un presente de libre mercado en 2019 para hacer el cambio transitorio décimo tercero de la ley de hidrocarburos, dejando, en teoría, en igualdad a todos, y ahora depende de la voluntad de la SENER y los órganos reguladores no limitar la libre competencia. Pemex deberá fortalecer sus estrategias en los costos de operación en la parte de refinerías, y ampliar el margen de ganancia para poder reinvertir en el mantenimiento y actualización de refinerías para poder incrementar el volumen de salida de petrolíferos, y dejar de importar. Además el Estado debería considerar que un privado pueda presentar una propuesta que ayude a una mejor colocación del crudo, siempre que el Estado esté de acuerdo.  El mercado abierto dependerá del volumen de producción nacional: a menor cobertura del mercado, se requerirá una mayor importación. Cada empresa dentro del mercado podrá decidir comprar a Pemex, privados o hacer su propio proyecto. ¿El alcance es otro? ¿Fue medido? ¿Alguien, se le olvidó cambiar la ley en el pasado? 1 https://drive.cre.gob.mx/Drive/ObtenerAcuerdo/?id=OTEyZmNkZTEtODhlNi00MzIyLTc2MS0yZmQ5ZDJkNjFhN2E= 2 https://drive.cre.gob.mx/Drive/ObtenerAcuerdo/?id=YzI3ZjY1NjctZGU1YS00YTM0LTY5MS1mYmFlNDRlZDA3MGM=" ["post_title"]=> string(73) "EL CAMBIO AL TRANSITORIO DÉCIMO TERCERO  | DE LA LEY DE HIDROCARBUROS " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(66) "el-cambio-al-transitorio-decimo-tercero-de-la-ley-de-hidrocarburos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-23 12:45:01" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-23 17:45:01" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64452" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18040 (24) { ["ID"]=> int(64533) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-26 08:33:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 13:33:02" ["post_content"]=> string(6988) "Esta transición ha acabado con todas las reservas que existían en tan solo dos años. Extinguió fideicomisos, el fondo de contingencias, el de desastres naturales, entre innumerables rubros que alguna vez brindaron protección a mujeres, a comunidades rurales, a pequeños con enfermedades terminales, al campo y por encima de todo este dispendio sin límite, la salud pública. Ha predominado la obstinación y el capricho. Se ha desechado la razón, el entendimiento y la voz de especialistas. Se ha hecho a un lado la ruta de las naciones ganadoras para arropar tendencias absolutistas y perdedoras en naciones sin futuro, como Bolivia y Venezuela. Se ha instalado un franco desafío al capital, a la empresa y a la creatividad y al talento emprendedor. Las razones pueden ser de simple desafío de las formas, pueden obedecer a una revancha histórica, a un rencor anquilosado en una concepción de rechazo de una sociedad progresista, a una visión cimentada en un pasado alguna vez redentor. Las conjeturas que pudieren resultar de un análisis profundo en campos del comportamiento no alteran los resultados y estos son altamente nocivos a la economía de la nación. Los números han demostrado el desvío de cantidades importantes a proyectos de los que hoy todavía, a dos años de gestión, se duda de su conclusión y puesta en marcha. La aberración de emprenderlos y la obstinación en sostener su construcción han puesto la cuenta pública en un riesgo sin precedente en la historia moderna del país. Nacieron sin la base que sustenta un proyecto en cuanto a estimación del costo del capital, retorno de la inversión y cálculo de permanencia para reflejar su solvencia. De los tres grandes proyectos no existen estudios confiables ni en monto definido de inversión ni en estudios de especialistas.  Los proyectos de gran envergadura de cualquier gobierno requieren del amparo de su operación; probado en la historia nuestra y de otras naciones ha sido el resultado negativo de empresas creadas desde la concepción de un gobierno para crearlas y operarlas. La razón es muy simple: la capitalización nunca debe descansar en el gasto corriente. Todo concepto de gasto tiene una vida finita. El destino de cualquier inversión tiene una vida útil y rentable. Estos dos conceptos reúnen riesgo y solamente un agente económico está capacitado para asumirlos. Los gobiernos no tienen negocios, en franco rechazo al concepto vertido por el presidente. No existen los negocios públicos por simple ética gubernamental. Los gobiernos jamás deben emprender un riesgo por cuenta de sus ciudadanos. La función de un gobierno es recaudar renta derivada de agentes productivos y regresar ese ingreso en servicios a la nación. El gobierno es un simple mediador en la función de distribución de recursos. La asunción de riesgo es una desviación clara y absurda en la concepción de gobierno como lo ha hecho esta transición en turno por espacio de dos años y meses. Esta transición que pretende transformar la vida pública del país ha optado por un centralismo perverso y una dispersión, término del presidente, para decidir sobre la dispensa de riqueza de la nación y hacer de la actividad económica una función estática y retardataria. El desafío a las formas del progreso ha cobrado en crecimiento y en retroceso cualitativo en la visión de la inversión. La calificación de las políticas públicas de esta transición ha mermado la confianza del capital interno al no permitir reposición de planta y equipo y del exterior en donde ha imperado la cautela que previene de capital fresco y recurre a simple reinversión de utilidades. El resultado de esta concepción de gobierno ha provocado un franco retroceso en la actividad económica en su conjunto. La fuga de capitales se ha convertido en una constante en el último año. La visión equivocada de esta transición ha reunido en lo inmediato, un desequilibrio en la demanda al haber frenado el impulso del abasto en las cadenas de producción y haber permitido la quiebra de un millón de empresas. Este abandono naturalmente altera la oferta de esos agentes retirados de la producción y cobertura de productos y servicios. Esto, a su vez, recibió una alteración más, el gobierno en su afán clientelar, distribuyó recursos sin padrón y provocó una liquidez temporal, que aunada a la liquidez de remesas del exterior han empujado una demanda inusual en la que se ha instalado una tasa de inflación no prevista.  La primera quincena de abril ya reflejó este fenómeno atemporal y arrojó una tasa del 6% para el año en su totalidad. El desequilibrio provocado desde el gobierno, por inacción y acción a la vez, pone en desventaja a la población en la demanda de bienes elásticos y sobre todo en los componentes de la canasta básica. El efecto demoledor de política económica implementado desde el inicio de esta transición, hoy cobra en todos los sentidos, iniciando por la detención de variables dinámicas en la inversión, en la consecución de cadenas de producción y ahora en la tasa inflacionaria. Si sumamos la demolición del ahorro, cifrado en las reservas agotadas, pretextando otro ahorro, el republicano que jamás existió, tenemos un escenario de catástrofe en las finanzas públicas de la nación.  Y ahora, la gran contradicción: este gobierno gusta de gastar, gasta mucho y gasta mal. Quiere recaudar pero rechaza la inversión privada; de ella deriva la renta de la que vive el Estado. Recurre entonces a la deuda; la deuda se utiliza para reforzar compromisos de corto plazo de la petrolera; la empresa ha perdido más de una vez su patrimonio, de manera que el endeudamiento se convierte en una trampa de plazos y vencimientos. La deuda no crea infraestructura, por tanto no aporta al crecimiento. No se interrumpen los programas clientelares pero acortan su rentabilidad y credibilidad. El gobierno pierde terreno y pierde recursos, pierde movilidad financiera y pierde control. El otro esquema es fiscal, pero se gravan las utilidades y se encuentran frenadas por la inversión que frena la transición.  Un dispendio mal orientado de inicio ha provocado una situación con escaso margen de recuperación en lo político y en lo económico. Se privilegió lo primero y se acotó lo segundo. Las dos fases están cercadas; los eufemismos cubrieron su etapa de inicio, como en todo clamor populista, dieron cuenta de arcas de una nación que preveía la contingencia. Esta llegó y los recursos ya no existen. No hay recursos. " ["post_title"]=> string(15) "No hay recursos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(15) "no-hay-recursos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-26 08:33:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 13:33:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64533" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18085 (24) { ["ID"]=> int(64452) ["post_author"]=> string(2) "89" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-23 12:42:22" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-23 17:42:22" ["post_content"]=> string(11444) "¿UNA LECTURA ERRÓNEA? El cambio del transitorio simplemente es una actualización de la ley bajo el precedente otorgado en el acuerdo A/043/20191 por parte de la Comisión reguladora del 16 de diciembre  de 2019 al dejar sin efecto el acuerdo A/057/20182 emitido por la CRE que indicaba dentro de ésta que: “Pemex Transformación Industrial determinará, conforme a la metodología del Anexo I de esta resolución, el precio máximo de  venta de primera  mano  y el correspondiente en las terminales  de almacenamiento”.  Tendría una asimetría en la parte de gasolina y diésel (petrolíferos). El acuerdo A/043/2019 estableció que la Comisión Reguladora de Energía determinó que agentes económicos distintos a Pemex Transformación Industrial abastecían con combustible distinto al provisto por esta empresa productiva del Estado (nacional o importado), al menos el 30% del suministro conjunto de gasolina y diésel del país; y Pemex Transformación Industrial podrá determinar libremente el precio máximo de venta de primera mano y de venta en las terminales de almacenamiento. Este precedente ha dado a la modificación del transitorio en la ley de hidrocarburos porque según se indica que al haberse logrado una mayor participación de agentes económicos que propicien el desarrollo eficiente y competitivo de los mercados, se deja sin efectos la facultad otorgada a la Comisión Reguladora de Energía para sujetar a principios de regulación asimétrica las ventas de primera mano de Hidrocarburos, Petrolíferos o Petroquímicos, así como la comercialización que realicen personas controladas por Petróleos Mexicanos o sus organismos subsidiarios. Observaciones posibles del cambio:
  • Al ser la comisión reguladora de energía un órgano regulador en el mercado y no tener la protesta de cambiar la ley, se cierra la posibilidad de tener un retroceso legal, y la única forma es cambiar el texto del transitorio hoy día, pero se limita la posibilidad de este cambio en un futuro. 
  • El precedente del cambio del acuerdo A/043 a la asimetría a las gasolina-diésel dejó la puerta abierta para aplicar a los Hidrocarburos y petroquímicos, pero en la realidad del mercado solo aplica en petrolíferos en forma directa. Respecto a los hidrocarburos (en la parte del crudo) recordemos que actualmente Pemex puede comercializar su propio hidrocarburo, y tiene a PMI. En 2020 la CNH asignó a esta filial internacional como la garante de la comercialización de crudo y gas de los contratos de exploración y extracción derivados de la reforma energética, y a donde la comercializador venderá los hidrocarburos tanto líquidos como gaseosos que recibe el Estado como pago de los contratos de producción compartida. Aquí no aplica asimetría o preponderante, lo cual se indica al quitar en el transitorio que el único facultado para vender crudo es PEMEX y CNH por medio de su representante. ¿Pero un particular por qué no puede?
  • En la parte de PETROQUÍMICOS, debemos entender que actualmente hay un mercado donde privados realizan importación de diferentes derivados, y al ser un mercado no regulado es eliminado del transitorio en el entendido que PEMEX no cubre toda la demanda del país.
  • Respecto a la parte de petrolíferos cabe recordar que la CRE ha dejado sin efecto las regulaciones asimétricas en los siguientes productos: Gas Natural, Gas LP y Gasolina y Diésel; sin embargo, al continuar vigente el Artículo Décimo Tercero Transitorio de la Ley de Hidrocarburos se pone de manifiesto que “continúan vigentes diversas medidas de regulación asimétrica que sujetan a Pemex a desventajas ante sus competidores, limitándola a la posibilidad de participar en igualdad de condiciones en la comercialización”.
Aclarado estos puntos, el mercado tiene una amplia posibilidad de crecimiento al estar todos en igualdad “TEÓRICA”.  Ahora la Secretaría de Energía, Economía, SAT y SHCP, en conjunto con los reguladores, deberán facilitar a las inversiones a que PEMEX no pueda obligar a un particular en condicionar la compra de Petrolíferas o Petroquímicas. La COFECE deberá ser la comisión que faculte esto al eliminar a la CRE de la regulación, pero la CRE deberá evolucionar su posicionamiento ante su espíritu de creación de garantizar un mercado equitativo que ayude al consumidor a tener acceso a energéticos limpios, baratos y en forma continua como reza en la Constitución. La nación debe velar por el interés del consumidor del mercado local. Esta modificación al transitorio abre una gran posibilidad de mejorar la entrada de divisas, ante la contracción de la exportación expresada por esta administración, y tomando el artículo 48 de la ley de hidrocarburos alguien puede pedir un permiso de exportación, y podría comercializarlo al permitir el libre mercado, siempre y cuando, como dice la modificación actual: “La enajenación que realicen Petróleos Mexicanos, sus empresas productivas subsidiarias, o una Persona Moral, por cuenta y orden del Estado, será considerada como comercialización en términos de lo establecido por la presente Ley y sus Reglamentos, por lo que se deberán observar los principios de generalidad y no indebida discriminación previstos en la misma”. Una persona Moral podría poner en una propuesta al Estado, indicando que puede mejorar la venta de hidrocarburos fuera de México o dentro, y podría competir con PMI. La ley es clara, si el Estado da cuenta y orden a éste podría haber la comercialización. ¿La nación qué prefiere? PEMEX al no haber la asimetría y al estar libre de decisiones tendría que incrementar el porcentaje de utilización de las refinerías y obtener una mayor cantidad de petrolíferos de salida. El objetivo es no verse inmiscuido en una guerra comercial dentro del mercado mexicano al ponerse a la par con privados que pudieran importar en forma más barata y con mejor calidad los petrolíferos, ante los cambios que ha habido como el porcentaje de azufre en el combustóleo, la entrada en México de diésel de bajo azufre para el 2024 en su totalidad de venta dentro del mercado. Esto incrementa aún más la presión a PEMEX debido a que deberá tener en corto tiempo un volumen mayor de refinados y esto deberá estar en función de cuánto crudo disponible tiene para enviar a cada refinería a sabiendas que dejar de exportar desequilibraría a las divisas. El secreto para PEMEX debería ser aumentar los petrolíferos de salida, bajar los costos de operación de cada refinería y tener un mayor porcentaje de producto nacional que importado. Pero esto será factible que lo pueda realizar la empresa, con un presupuesto limitado de acuerdo con el plan de negocios presentado recientemente. La SENER deberá cambiar la política en la forma como dan los permisos actualmente, debido a que no hay una obligación de privados (personas morales o físicas) de comprar los hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos a la empresa productiva del Estado. Podrán realizar sus proyectos a conveniencia de cada una, a riesgo propio y con base en su estudio de mercado realizado. Si la SENER y los órganos reguladores limitan los permisos o actividad alguna que una empresa demuestre que puede tener, esto se antepone al nuevo transitorio” “Al haberse logrado una mayor participación de agentes económicos que propicien el desarrollo eficiente y competitivo de los mercados”.  Al limitar el mercado, se pondría a PEMEX en la antesala de volverse un preponderante de nuevo. De ahí la necesidad de quedar plasmada en la ley. En el hipotético caso que volviese a ser el dominante del mercado y tuviera de nuevo el 90% del mercado, ¿cómo aplicaría en el futuro? El mensaje para el  mercado es que  no podrá tener más del 30% de la industria de hidrocarburos empresas privadas, y es una nueva acotación, como en el sector eléctrico de 60/40.  Entonces queda claro: el Mercado no puede ser limitado, si algún privado puede para su negocio importar o producir sus propias materias primas y/o sus transformaciones de éstas, no deberá ser limitado, y de igual forma aplicaría para cualquiera que importe, si cumple con la ley vigente. El cambio del transitorio décimo tercero se antepone ante los cambios que se pretende realizar en TÍTULO TERCERO de las demás Actividades de la Industria de Hidrocarburos Capítulo I De los Permisos, presentado en las últimas semanas. Resumen La CRE dio un presente de libre mercado en 2019 para hacer el cambio transitorio décimo tercero de la ley de hidrocarburos, dejando, en teoría, en igualdad a todos, y ahora depende de la voluntad de la SENER y los órganos reguladores no limitar la libre competencia. Pemex deberá fortalecer sus estrategias en los costos de operación en la parte de refinerías, y ampliar el margen de ganancia para poder reinvertir en el mantenimiento y actualización de refinerías para poder incrementar el volumen de salida de petrolíferos, y dejar de importar. Además el Estado debería considerar que un privado pueda presentar una propuesta que ayude a una mejor colocación del crudo, siempre que el Estado esté de acuerdo.  El mercado abierto dependerá del volumen de producción nacional: a menor cobertura del mercado, se requerirá una mayor importación. Cada empresa dentro del mercado podrá decidir comprar a Pemex, privados o hacer su propio proyecto. ¿El alcance es otro? ¿Fue medido? ¿Alguien, se le olvidó cambiar la ley en el pasado? 1 https://drive.cre.gob.mx/Drive/ObtenerAcuerdo/?id=OTEyZmNkZTEtODhlNi00MzIyLTc2MS0yZmQ5ZDJkNjFhN2E= 2 https://drive.cre.gob.mx/Drive/ObtenerAcuerdo/?id=YzI3ZjY1NjctZGU1YS00YTM0LTY5MS1mYmFlNDRlZDA3MGM=" ["post_title"]=> string(73) "EL CAMBIO AL TRANSITORIO DÉCIMO TERCERO  | DE LA LEY DE HIDROCARBUROS " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(66) "el-cambio-al-transitorio-decimo-tercero-de-la-ley-de-hidrocarburos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-23 12:45:01" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-23 17:45:01" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64452" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "cfa9cb261e0965a84c2111b912de193c" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

EL CAMBIO AL TRANSITORIO DÉCIMO TERCERO  | DE LA LEY DE HIDROCARBUROS 

¿UNA LECTURA ERRÓNEA? El cambio del transitorio simplemente es una actualización de la ley bajo el precedente otorgado en el acuerdo A/043/20191...

abril 23, 2021
fideicomisos

No hay recursos

Esta transición ha acabado con todas las reservas que existían en tan solo dos años. Extinguió fideicomisos, el fondo de contingencias, el...

abril 26, 2021




Más de categoría

Ciudad de México, Nuevo León y Querétaro se mantienen al frente de la competitividad en México 

Se acaba de presentar el Índice de Competitividad Estatal en el IMCO para el año 2021 (ICE 2021). En...

mayo 7, 2021

Economía y Negocios | Criptomonedas: ¿Qué tan ecológicas son?

Una criptomoneda, criptodivisa o criptoactivo es un medio digital de intercambio que utiliza criptografía fuerte para asegurar las transacciones,...

mayo 7, 2021

CODERE… Nuevos Acuerdos. ¿Y la Industria Hípica…?

CODERE es la “accionista mayoritaria” de la permisionaria que usufructúa las 52 hectáreas que ocupa el complejo “Las Américas”...

mayo 6, 2021

La Economía del “Pueblo”

Por décadas hemos escuchado la acepción de “pueblo” como algo que relaciona la concepción de gobierno y gobernados, como...

mayo 3, 2021