2018: Economía de Inicio y no de Principio

La ortodoxia económica no figura entre las prioridades de la actual Administración. La inoperancia y la incompetencia en actividades clave han provocado pérdidas irreparables en el patrimonio de la nación.

8 de noviembre, 2021 2018 Economía de Inicio y no de Principio

Al parecer no solamente se trata o se trató de un malentendido al inicio de esta transición. El presidente arguyó que México tenía un gobierno rico y un pueblo pobre. Tal vez en su concepción de aspirante a la presidencia y sus experiencias y exposición al poder le configuraron una percepción que llegó a concebir como real. La pobreza desde luego es un lastre social y es un renglón que ha acompañado la vida pública de la nación desde que existe. Combatirla ha significado un poco de todo en las diversas formas de ejercicio del poder y del servicio público. 

 

Tal vez la más significativa ha sido el paternalismo El Estado se significó en la figura de amparo y protección, iniciando en el campo mexicano. Desde la semilla, la siembra, el crédito agrícola hasta el seguro y comercialización encontraban la guía gubernamental y la concesión de inmadurez sobre todo, para ejercer funciones autónomas fuera del esquema oficial. Desde luego esta fase interpretativa de inmadurez del campesinado se transformó en un corporativismo y un ejercicio de control. La rectoría del Estado se hacía presente para dominar la escena productiva y la escena comercial de un amplio sector de contribución al producto: el rural.

 

En otras tareas, sobre todo en la industria y para la promoción del empleo, no necesariamente se ejercía un paternalismo pero el Estado se reservaba la concesión del crédito mediante mecanismos de segundo piso para efectos de descuento y labores especializadas para calificar en la concesión fiduciaria del gobierno. Las tasas relativamente blandas eran etiquetas de organismos financieros internacionales para en traducción crediticia fueran instruidos a fondos gubernamentales –fideicomisos- y operar de acuerdo a lineamientos previamente planteados desde el exterior.

 

Las labores del Contrato Social nunca han sido interrumpidas en la marcha del México moderno; estas se han implementado con programas que han recibido diversas nomenclaturas pero en esencia conllevan el rango social. Muchas han resultado de verdadera protección en renglones de vivienda, educación y salud pública. Otras se han encargado del fomento y preparación en el deporte, en la cultura y en la difusión de valores de la nación, en su historia y tradiciones. La suficiencia no ha superado la expansión demográfica, habrá que admitirlo. 

 

Abundar sobre la pobreza, sus causas, su demografía, su geografía y sus posibles redenciones constituye un capítulo sensible en la vida nacional. Pero más allá de la sensibilidad, existen de tiempo atrás los respaldos de libertad económica para desmembrar las fibras del romanticismo y el legado histórico que une al hombre a la tierra ya que fuera de esa estipulación no podría concebirse ningún progreso. El concepto de propiedad ha confundido y desviado la singular ruta del pensamiento liberal en su más pura esencia. La posesión nunca ha garantizado un nivel de sustento per se; la transformación es una fórmula que puede entenderse en el léxico empresarial pero no en las capas protegidas por un esquema social  caduco y estático.

 

La pobreza es un fenómeno de interpretación reactiva y no causal. Ahí radica la diferencia de criterio de esta transición en turno y las economías progresistas. El presidente se encuentra inmerso en causas y no atiende la liberación de un pensamiento de verdadera transformación, no el que pregona. Todo bien es materia susceptible de mejora, de adaptación y de transformación. Pero debe tenerse cuidado de no invadir los preceptos de libertad y de creatividad; los mercados son la esencia natural de la competitividad y la excelencia. Esto abarca desde el más humilde de los cultivos hasta el proceso más sofisticado. La dádiva que estimula esta transición, no solamente atenta contra la libertad, atenta contra la expresión individual. La dádiva es un ejercicio antagónico al ingreso. 

 

La otra interpretación errónea del presidente y que ha sentado las bases de una recesión de facto ha sido la económica. Al inicio del texto se mencionó la frase que caminó en paralelo con el presidente por décadas: un gobierno rico. Calificar la marcha económica de una nación incidiría en innumerables factores de cohesión y concordancia. La riqueza de una nación no es una conjunción de activos como tampoco lo es la capacidad o movilidad de sus finanzas. La riqueza es una suma, pero es una suma de valores que agregan al producto, que estimulan la competitividad, la especialización y otras capacidades que el mundo aprecia, pero la singularidad que esto expresa es la participación activa de agentes productivos.

 

El presidente y su interpretación que difiere en décadas de las prerrogativas de la modernidad, pensó en arcas de incontenible acumulación. La acumulación es otra concepción equivocada de la apreciación de una economía; se insiste en la transformación como se hizo un distingo de la propiedad como posesión. Esa visión retrógrada de esta transición en turno ha cifrado sus miras en el retorno a la función monopólica del Estado, en un centralismo opaco e inoperante y finalmente en una imposición de ideas sin la vigilancia operativa y redituable de toda actividad económica que pretenda abarcar un servicio o el mercadeo de un producto.

 

Como podemos apreciar, la ortodoxia económica no figura entre las prioridades de esta transición; la improvisación ha sido muy costosa. La inoperancia y la incompetencia en actividades clave han provocado pérdidas irreparables en el patrimonio de la nación. En suma, la economía mexicana ha sido un síntoma de inicio de una era irrepetible en la conducción del país y jamás ha conformado lo que las economías progresistas preservan: el principio económico como fórmula inalterable del crecimiento, el desarrollo y la armonía deseable en el concierto de las naciones. Inicio y principio, vocablos que no distan en su interpretación de espacio, pero en materia económica separan precariedad de progreso.

 

Comentarios
object(WP_Query)#17654 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(72311) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-11-2021" ["before"]=> string(10) "01-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(72311) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-11-2021" ["before"]=> string(10) "01-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17653 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17660 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17663 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-11-2021" ["before"]=> string(10) "01-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-11-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-12-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (72311) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17650 (24) { ["ID"]=> int(73054) ["post_author"]=> string(2) "58" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-30 11:05:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-30 16:05:00" ["post_content"]=> string(6909) "Durante décadas, para muchas personas, por lo menos en la CDMX, el tener un empleo generaba una serie de responsabilidades que implicaban cuestiones adicionales al trabajo en sí mismo, como la necesidad de trasladarse, lo que para muchos significaba una cantidad importante de tiempo y recursos a diario. Décadas atrás, el empleo y el hogar eran temas que se manejaban completamente por separado. Esta situación persistió durante mucho tiempo sin que existiera un cuestionamiento mayúsculo. Ahora bien, no obstante que para millones de personas aquella concepción tradicional del empleo sigue vigente, la pandemia por COVID 19 ha cambiado el formato de muchos de esos empleos tradicionales que eran presenciales. Adicionalmente, las personas han comenzado a exigir un balance entre el empleo y el trabajo distinto.  Anthony Klotz, profesor de Administración en la Universidad Texas A&M, asegura que “todos fuimos capaces de dar un paso atrás el año pasado, pudimos destinar más tiempo haciendo otras cosas, y también pudimos preguntarnos acerca de cuál es el valor de lo que estamos haciendo en el trabajo. Esto ha llevado a que muchas personas consideren necesario un cambio en sus vidas1. En este marco, la pandemia de COVID 19 cambió las preferencias de los empleados acerca de lo que buscan en un empleo. En Estados Unidos, este cambio en la concepción tradicional del empleo está repercutiendo en que millones de personas estén renunciando a sus empleos en busca de nuevas oportunidades, esquemas de trabajo en casa y con horarios flexibles, o con algunas otras características que un empleo tradicional no contemplaba. En este marco, se reportó que “el pasado mes de agosto 4.3 millones de estadounidenses dejaron sus empleos”2 Este fenómeno se ha denominado “la Gran Renuncia” (the Great Resignation) y ha comenzado a abrir un debate a nivel internacional y también en México. La pregunta es si este fenómeno podría reproducirse en nuestro país de una forma similar como se está observando en Estados Unidos. Al respecto Lyz Escalante (experta en desarrollo organizacional) ha señalado que en México pasaríamos más bien “de la gran renuncia a la gran resignación laboral”3, pues millones no están en posibilidad de renunciar. Esto se debe a que “en la mayoría de las familias mexicanas sólo 1 o 2 de los miembros son económicamente activos y no tienen seguro de desempleo; nuestra composición económica nacional evita una salida masiva de colaboradores de sus trabajos como en Estados Unidos”4 En todo caso, más que una gran renuncia como tal, lo que es muy posible que se observe en México en los próximos años es un cambio paulatino en la cultura laboral de millones de personas, quienes seguramente desearán tener un empleo que les permita trabajar desde casa y con horarios flexibles, o bien empleos con esquemas híbridos. Pero una cosa es segura: la gran renuncia es una realidad a nivel internacional. “Una encuesta global de Microsoft a más de 30 000 trabajadores mostró que el 41% de los trabajadores estaba considerando renunciar o cambiar su profesión este año. De acuerdo con estas encuestas, hay muchas razones por las cuales las personas están buscando un cambio, lo que es cierto es que el regreso presencial a las oficinas (pérdida del home office) , los horarios, las relaciones tóxicas con los compañeros de trabajo o el jefe directo, lo ha acelerado.5 Para algunos trabajadores, la pandemia precipitó un cambio en sus prioridades, animándolos a perseguir ‘el empleo de sus sueños’, o transitar a convertirse en un padre/madre en casa. Pero para muchos, muchos otros, la decisión de dejar su empleo vino como resultado de la forma en que su empleador los trató durante la pandemia6. Definitivamente, las condiciones imperantes de cada país marcarán la pauta de los nuevos estereotipos de empleo post-pandemia, pero lo que es claro es que el cambio en la concepción tradicional que se tenía del empleo llegó para quedarse y parece poco probable que pasada la pandemia se desate una euforia por regresar a los esquemas tradicionales de empleo con largas horas invertidas en tiempos de traslado, lejos de casa y de la familia.          1CNBC. The Great Resignation: Why millions of workers are quitting. Shawn Baldwin. Disponible en: https://www.cnbc.com/2021/10/19/the-great-resignation-why-people-are-quitting-their-jobs.html  2ibid. CNBC  3El Economista. De la gran renuncia a la gran resignación laboral en México, el caso de México. Lyz Escalante. Disponible en: https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/De-la-gran-renuncia-a-la-gran-resignacion-laboral-el-caso-de-Mexico-20211117-0078.html  4Ibid. El Economista.  5Ibid. El Economista.  6Ibid. BBC.  " ["post_title"]=> string(66) "De cómo la pandemia modificó el tipo de trabajo al que aspiramos" ["post_excerpt"]=> string(120) "Sin duda alguna, la pandemia vino a cambiar paradigmas. Las actividades laborales han sido unas de las más afectadas. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(64) "de-como-la-pandemia-modifico-el-tipo-de-trabajo-al-que-aspiramos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-30 11:13:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-30 16:13:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=73054" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17601 (24) { ["ID"]=> int(72985) ["post_author"]=> string(2) "69" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-26 13:47:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-26 18:47:19" ["post_content"]=> string(2832) "De acuerdo con los datos del Censo de Población y Vivienda 2020 realizado por el INEGI, México tiene una población de 126 millones de personas. Más los que se hayan acumulado este año. Para finales de septiembre pasado, prácticamente 50 millones de mexicanos no podían comprar los alimentos de la canasta básica con lo que ganaban, es decir, se encuentran en pobreza laboral de acuerdo con el estudio realizado por el CONEVAL. El Índice de la Tendencia Laboral de la pobreza que elabora CONEVAL mostró que hubo una reducción de la pobreza laboral entre el primer trimestre de 2020 y el primero de 2021, pues pasó de 46% a 40.7% Pero aunque ha habido una recuperación, los indicadores aún no alcanzan los niveles que tenían antes de la pandemia, que eran de 35.6% de la población (44.8 millones de personas) Ahora, si comparamos el tercer trimestre de 2020 con el tercero de 2021, el ingreso laboral per cápita se incrementó en 12.5% y pasó de $2,460 pesos mensuales a $2,769 pesos. ¿Qué estados presentaron el mayor incremento en pobreza laboral? Veracruz, Sinaloa y Chiapas. ¿Qué estados lograron la mayor reducción de pobreza laboral? Quintana Roo, Baja California Sur y CDMX. Entre julio y septiembre de este año, el salario real promedio fue de 6390 pesos por persona con una diferencia de 1335 pesos más para los hombres que para las mujeres. También hay una gran diferencia entre quienes tienen un empleo formal y quienes se desempeñan en la economía informal. Quienes tienen empleo formal recibieron, en promedio, 9211 pesos al mes, mientras que quienes trabajan en la informalidad recibieron 4405; una diferencia de $4,800 pesos a favor de quienes tienen un empleo formal. El Ingreso Laboral Real disminuyó 6.1% en municipios indígenas, mientras que se incrementó 0.3% en municipios no indígenas. Al final del día, 50 millones de mexicanos viven con la inmensa preocupación de no completar su cartera para comer bien. El 40.7% de los mexicanos no pueden comer 3 veces al día y de manera equilibrada. Todos los discursos, los de ahora y los de antes; los de este sexenio y los de sexenios anteriores; toda presunción de logros y toda vanagloria, presentes o pasadas, se opacan ante esta cifra. Mientras haya mexicanos con hambre no habrá manera de que el país salga adelante.  " ["post_title"]=> string(92) "¿Cuántos mexicanos no pueden comprar los alimentos de la canasta básica con lo que ganan?" ["post_excerpt"]=> string(190) "50 millones de mexicanos viven con la inmensa preocupación de no ganar lo suficiente para comer bien. El 40.7% de los mexicanos no pueden comer tres veces al día ni de manera balanceada. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(87) "cuantos-mexicanos-no-pueden-comprar-los-alimentos-de-la-canasta-basica-con-lo-que-ganan" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-26 13:47:19" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-26 18:47:19" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72985" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17650 (24) { ["ID"]=> int(73054) ["post_author"]=> string(2) "58" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-30 11:05:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-30 16:05:00" ["post_content"]=> string(6909) "Durante décadas, para muchas personas, por lo menos en la CDMX, el tener un empleo generaba una serie de responsabilidades que implicaban cuestiones adicionales al trabajo en sí mismo, como la necesidad de trasladarse, lo que para muchos significaba una cantidad importante de tiempo y recursos a diario. Décadas atrás, el empleo y el hogar eran temas que se manejaban completamente por separado. Esta situación persistió durante mucho tiempo sin que existiera un cuestionamiento mayúsculo. Ahora bien, no obstante que para millones de personas aquella concepción tradicional del empleo sigue vigente, la pandemia por COVID 19 ha cambiado el formato de muchos de esos empleos tradicionales que eran presenciales. Adicionalmente, las personas han comenzado a exigir un balance entre el empleo y el trabajo distinto.  Anthony Klotz, profesor de Administración en la Universidad Texas A&M, asegura que “todos fuimos capaces de dar un paso atrás el año pasado, pudimos destinar más tiempo haciendo otras cosas, y también pudimos preguntarnos acerca de cuál es el valor de lo que estamos haciendo en el trabajo. Esto ha llevado a que muchas personas consideren necesario un cambio en sus vidas1. En este marco, la pandemia de COVID 19 cambió las preferencias de los empleados acerca de lo que buscan en un empleo. En Estados Unidos, este cambio en la concepción tradicional del empleo está repercutiendo en que millones de personas estén renunciando a sus empleos en busca de nuevas oportunidades, esquemas de trabajo en casa y con horarios flexibles, o con algunas otras características que un empleo tradicional no contemplaba. En este marco, se reportó que “el pasado mes de agosto 4.3 millones de estadounidenses dejaron sus empleos”2 Este fenómeno se ha denominado “la Gran Renuncia” (the Great Resignation) y ha comenzado a abrir un debate a nivel internacional y también en México. La pregunta es si este fenómeno podría reproducirse en nuestro país de una forma similar como se está observando en Estados Unidos. Al respecto Lyz Escalante (experta en desarrollo organizacional) ha señalado que en México pasaríamos más bien “de la gran renuncia a la gran resignación laboral”3, pues millones no están en posibilidad de renunciar. Esto se debe a que “en la mayoría de las familias mexicanas sólo 1 o 2 de los miembros son económicamente activos y no tienen seguro de desempleo; nuestra composición económica nacional evita una salida masiva de colaboradores de sus trabajos como en Estados Unidos”4 En todo caso, más que una gran renuncia como tal, lo que es muy posible que se observe en México en los próximos años es un cambio paulatino en la cultura laboral de millones de personas, quienes seguramente desearán tener un empleo que les permita trabajar desde casa y con horarios flexibles, o bien empleos con esquemas híbridos. Pero una cosa es segura: la gran renuncia es una realidad a nivel internacional. “Una encuesta global de Microsoft a más de 30 000 trabajadores mostró que el 41% de los trabajadores estaba considerando renunciar o cambiar su profesión este año. De acuerdo con estas encuestas, hay muchas razones por las cuales las personas están buscando un cambio, lo que es cierto es que el regreso presencial a las oficinas (pérdida del home office) , los horarios, las relaciones tóxicas con los compañeros de trabajo o el jefe directo, lo ha acelerado.5 Para algunos trabajadores, la pandemia precipitó un cambio en sus prioridades, animándolos a perseguir ‘el empleo de sus sueños’, o transitar a convertirse en un padre/madre en casa. Pero para muchos, muchos otros, la decisión de dejar su empleo vino como resultado de la forma en que su empleador los trató durante la pandemia6. Definitivamente, las condiciones imperantes de cada país marcarán la pauta de los nuevos estereotipos de empleo post-pandemia, pero lo que es claro es que el cambio en la concepción tradicional que se tenía del empleo llegó para quedarse y parece poco probable que pasada la pandemia se desate una euforia por regresar a los esquemas tradicionales de empleo con largas horas invertidas en tiempos de traslado, lejos de casa y de la familia.          1CNBC. The Great Resignation: Why millions of workers are quitting. Shawn Baldwin. Disponible en: https://www.cnbc.com/2021/10/19/the-great-resignation-why-people-are-quitting-their-jobs.html  2ibid. CNBC  3El Economista. De la gran renuncia a la gran resignación laboral en México, el caso de México. Lyz Escalante. Disponible en: https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/De-la-gran-renuncia-a-la-gran-resignacion-laboral-el-caso-de-Mexico-20211117-0078.html  4Ibid. El Economista.  5Ibid. El Economista.  6Ibid. BBC.  " ["post_title"]=> string(66) "De cómo la pandemia modificó el tipo de trabajo al que aspiramos" ["post_excerpt"]=> string(120) "Sin duda alguna, la pandemia vino a cambiar paradigmas. Las actividades laborales han sido unas de las más afectadas. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(64) "de-como-la-pandemia-modifico-el-tipo-de-trabajo-al-que-aspiramos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-30 11:13:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-30 16:13:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=73054" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(22) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "6978f748c8739c683fef385b16c1eb08" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
De cómo la pandemia modificó el tipo de trabajo al que aspiramos

De cómo la pandemia modificó el tipo de trabajo al que aspiramos

Sin duda alguna, la pandemia vino a cambiar paradigmas. Las actividades laborales han sido unas de las más afectadas.

noviembre 30, 2021
¿Cuántos mexicanos no pueden comprar los alimentos de la canasta básica con lo que ganan?

¿Cuántos mexicanos no pueden comprar los alimentos de la canasta básica con lo que ganan?

50 millones de mexicanos viven con la inmensa preocupación de no ganar lo suficiente para comer bien. El 40.7% de los mexicanos...

noviembre 26, 2021




Más de categoría
De cómo la pandemia modificó el tipo de trabajo al que aspiramos

De cómo la pandemia modificó el tipo de trabajo al que aspiramos

Sin duda alguna, la pandemia vino a cambiar paradigmas. Las actividades laborales han sido unas de las más afectadas.

noviembre 30, 2021

Economía sin Escritorio

A mitad del sexenio, ya podemos rendir un veredicto sobre su política económica: carente de proyecto.

noviembre 29, 2021
¿Cuántos mexicanos no pueden comprar los alimentos de la canasta básica con lo que ganan?

¿Cuántos mexicanos no pueden comprar los alimentos de la canasta básica con lo que ganan?

50 millones de mexicanos viven con la inmensa preocupación de no ganar lo suficiente para comer bien. El 40.7%...

noviembre 26, 2021
LA RIQUEZA DEL MUNDO

LA RIQUEZA DEL MUNDO

El patrimonio neto es la reserva de valor que define la riqueza y ayuda a respaldar la generación de...

noviembre 26, 2021