“Sugar babies”: Una realidad más cruda de lo que imaginamos

Alejandra Ruiz Sánchez analiza los riesgos y el fenómeno que hay detrás de las relaciones “sugar dating”.

4 de agosto, 2022 “Sugar babies”: Una realidad más cruda de lo que imaginamos

“Si eres millennial o un/una mayor de edad reciente de la generación Z, este artículo es para ti…” así inicia el texto de un blog publicado en uno de los muchísimos sitios de internet creados para facilitar los contactos (sugar dating) entre sugar babies y sus posibles sugar daddies.

(aunque el sugar dating es un fenómeno social que puede darse también entre hombres jóvenes y mujeres mayores, sucede, mayormente, entre mujeres jóvenes y hombres maduros).

La edad de estas jovencitas, tal y como lo dice el saludo inicial, oscila generalmente entre los 18 y los 25 años y, en su mayoría se trata de mujeres que buscan hombres mayores con el objetivo de que éstos las “ayuden” económicamente para pagar sus estudios universitarios o sus “necesidades elementales”, como ropa, perfumes, joyas, viajes etc.

Aunque en la mayoría de los países se sostiene que este es un tipo de relación consensuada en la que ambas partes pueden exponer lo que ofrecen y lo que esperan (citas, relaciones emocionales o físicas o compañía en eventos o viajes), hasta llegar a un acuerdo y sin que necesariamente el sexo esté de por medio, ya podemos imaginar cómo es la situación en un país como el nuestro.

Tipos de sugar dating

Según la investigación realizada por la socióloga Maren Scull, podemos identificar 7 tipos de sugar dating:

  1. Prostitución de azúcar. El tipo de citas de azúcar que escuchamos con más frecuencia en los medios: una relación transaccional en la que Sugar Babies intercambian favores sexuales por dinero, sin ninguna conexión emocional. No apoyamos este tipo de relación en Sharing Sugar ya que la prostitución es una práctica que respetamos, pero que no promovemos en nuestro website.
  2.  Citas compensadas. Los sugar babies reciben un pago cada vez que tienen una cita con su sugar daddy; esto podría implicar almorzar juntos o asistir a un evento elegante.
  3. Compañerismo compensado.Similar a las citas compensadas. Muchos sugar daddies simplemente quieren a alguien con quien hablar y disfrutar del tiempo en lugar de una relación física o incluso romántica. El nivel de compromiso que exigen las amistades convencionales puede ser difícil para los que tienen éxito profesional, como sugar daddies. En cambio, preferirían seguir con sus vidas ocupadas y conocer a alguien en sus términos.
  4. Citas de azúcar.Se puede pensar que las citas de azúcar son solo un sinónimo de citas compensadas, pero existen ligeras diferencias. Las citas de azúcar son un arreglo más holístico. Los/las bebés de azúcar generalmente reciben una asignación mensual o semanal a cambio de una relación de azúcar en curso; esto puede ser más físico que una compañía compensada.
  5. Amistades de azúcar.La principal diferencia entre las amistades de azúcar y las compañías compensadas es que las amistades de azúcar tienden a involucrar a personas que se conocían antes de desarrollar una relación de citas de azúcar.
  6. Azucarar amistades con beneficios.Las amistades de azúcar estándar y las amistades de azúcar con beneficios tienen una diferencia clave, y es exactamente lo que estás pensando: relaciones sexuales. Sin embargo, es menos transaccional que la prostitución de azúcar, ya que suele haber algún nivel de conexión emocional.
  7. Amor pragmático. Esto no es lo que la mayoría de la gente piensa cuando oye hablar de las citas amorosas: el amor pragmático es para las personas que imaginan que su relación continuará a largo plazo. ¿Por qué alguien querría una relación de azúcar a largo plazo? No olvidemos que es una elección de estilo de vida. En las citas de azúcar, los límites y las “reglas” de la relación son muy claros. Para cualquiera que valore su independencia y quiera concentrarse en sí mismo antes de comprometerse con una relación a largo plazo, esta puede ser una perspectiva atractiva. Pero el hecho de que estas personas no quieran tener una asociación exclusiva y comprometida no significa que no quieran disfrutar de la intimidad física y emocional que conlleva tener una pareja.

¿Por qué sucede?

De acuerdo con datos que las mismas páginas de contactos (como Seeking,Cougar, Glambu, Seeking Millionaire Dating (SDM), Sharingsugar, Sudy e, incluso, Tinder) ofrecen, los jóvenes en México buscan el “apoyo” de sugar daddies o mommas porque su panorama económico y laboral se ve así:

  • En nuestro país el salario promedio de un recién egresado es apenas cercano a los 10,000 pesos.
  • Para obtener un puesto medio se necesitan al menos dos años de experiencia.
  • El ingreso corriente personal entre la población ‘millennial’ asciende a 7,251 pesos mensuales.
  • Con esta cantidad, si es que no viven con sus padres, deben pagar renta, colegiatura, servicios, comida, entretenimiento etc.
  • El 63% de ellos no cuentan con un fondo de ahorro y tienen una o varias deudas.
  • Sólo el 2% de la población en condiciones de pobreza logra escalar socialmente.
  • La pandemia obligó a los jóvenes abandonar las viviendas que rentaban y volver a casa de sus padres.
  • En la CDMX sólo el 1% de los jóvenes son sujetos de crédito hipotecario en relación a sus ingresos.

¿Y dónde están los padres?

Lo peor de todo es que, a pesar de estas estadísticas, el sugar dating se da también cuando las estudiantes viven en casa de sus padres, justificando los viajes, el dinero o los regalos como provenientes de amigas o becas y éstos apenas las cuestionan o “no se dan cuenta” de lo que realmente sucede.

El problema medular entonces… ¿radica realmente en la falta de oportunidades?, ¿se relaciona con la idea aspiraciones “vendida” vendida por los medios y las redes sociales?, ¿se debe a que los padres no están VIENDO realmente a sus hijas?

Sobra decir que además de los peligros sexuales, hay muchos otros riesgos que están sobre la mesa para estas jovencitas, tales como: abuso físico o psicológico, adicciones, trata de blancas, tráfico de órganos y hasta feminicidio, en el peor de los casos.

Al pan pan y al vino vino: ¿qué tanto tiene que pasar para que actuamos como padres de verdad? 

Sin importar el tipo de remuneración (regalos, asignación mensual, viajes, joyas, etc.) no se puede negar que estos acuerdos no son más que (desde un inicio o rápidamente se convierten) una forma de prostitución disfrazada (además de implicar los riesgos latentes ya mencionados)

Sea cual fuere la situación y aún cuando ya hayan cumplido la mayoría de edad, nuestra obligación como padres es estar pendientes de nuestros hijos, observar sus conductas y actitudes, conocer a sus amistades y, de ser necesario, asumir el rol que realmente nos corresponde aún cuando debamos dejar de ser “sus cuates” y convertirnos en los villanos de la historia para protegerlos.

Comentarios


object(WP_Query)#18048 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81770) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81770) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18046 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18022 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18006 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-22 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-19 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (81770) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18049 (24) { ["ID"]=> int(82229) ["post_author"]=> string(2) "72" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-16 11:10:54" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-16 16:10:54" ["post_content"]=> string(1934) "

La Secretaría de Economía graduó a la primera generación del programa “Fundamentos Prácticos Empresariales”, que busca consolidar emprendimientos, micros pequeñas y medianas empresas para que generen las condiciones para incorporarse a las grandes cadenas de valor.

La titular de la dependencia, Olivia Salomón, en la entrega de reconocimientos de los participantes de la primera generación del programa “Fundamentos Prácticos Empresariales”, llamó a los asistentes a motivarse, emocionarse y emprender con herramientas como administración por estadística.

Olivia Salomón agregó que hay fórmulas que funcionan en los negocios y en la vida. Resaltó que, para volverse empresarios, generadores de empleo y desarrollo económico, esto no solamente proviene de las grandes empresas, sino de micros, pequeñas y medianas empresas que generan condiciones para incorporarse a las grandes cadenas de valor.

En su intervención, el subsecretario de Innovación, Emprendimiento y Negocios, Salvador Orozco refirió que la generación se integra de emprendedoras y emprendedores, así como micro, pequeñas y medianas empresas de los sectores comercio, productores agrícolas, textiles y generadores de software.

Como resultado de la generación de “Fundamentos Prácticos Empresariales”, la Secretaría de Economía identificó emprendimientos y negocios con grandes posibilidades de mejorar a partir de la profesionalización, las cuales podrán seguir su formación a través de las convocatorias y programas del Centro de Innovación, Emprendimiento y Negocios (CIEN), que brinda conocimientos y herramientas para la digitalización de las MiPyMES, el desarrollo de producto, estrategias de comercialización y fundamentos básicos de negocios.

" ["post_title"]=> string(65) "Forma Economía a MIPyMEs en fundamentos prácticos empresariales" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "forma-economia-a-mipymes-en-fundamentos-practicos-empresariales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-16 11:13:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-16 16:13:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82229" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17950 (24) { ["ID"]=> int(82078) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-12 09:31:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-12 14:31:58" ["post_content"]=> string(10068) "Si bien en teoría somos una unidad bio-psico-social, en la experiencia la mente, el cuerpo, las emociones, entre muchos otros ámbitos viven disociados y operando por su cuenta.  Se trata de entender los mensajes que cada ámbito nos envía, con el propósito de tener una experiencia más plena, integral y consciente.   Por más que en la teoría y los textos bienintencionados de autoayuda se diga varias veces por página que somos una unidad, por más que la psicología asegure que somos ente bio-psico-social, por más que se utilice cada vez con más insistencia la palabra “integral” para explicar esa supuesta unión natural entre los distintos ámbitos de lo humano, lo cierto que en la vida cotidiana, así como en la mayoría de las instituciones de salud, en las facultades tanto de medicina como de psicología, o en cualquier otra organización que intente entender y crear sinergias o productos para los seres humanos, la experiencia nos dice algo muy distinto: somos seres disociados en los cuales la mente, el cuerpo, las emociones, entre muchos otros ámbitos, funcionan cada uno por su cuenta, con sus propios objetivos, necesidades y recursos.  El propio lenguaje así lo confirma: cuando hablo de “mi cuerpo”, implica que hay un “Yo pensante”, que vive aparentemente en mi cabeza y que se asume como “dueño” del cuerpo, del mismo modo que se asume como dueño de su coche o de su celular. Es decir, que a nivel del propio lenguaje el cuerpo se convierte en un “objeto” del cual un “sujeto” (el Yo pensante) se hace consciente e instrumentaliza poniéndolo “a su servicio”.  Si de pronto experimento un dolor de estómago, el Yo que lo distingue y analiza, es distinto de la dimensión corporal donde se produce, al grado de es este Yo pensante el que decide tomar un analgésico para aliviarlo, y ambos, pensamiento y pastilla, son distintos del ámbito corporal donde el dolor tiene lugar.  Para ejemplificarlo de otro modo, pensemos que un buen día amanezco con espíritu masoquista y acepto subirme a la Montaña Rusa. El Yo que experimenta/padece el viaje está separado del juego mecánico que lo produce, del mismo modo que, en mi experiencia anterior con el dolor, mi estómago lo está del Yo que piensa y se hace consciente de esa dolencia.  La dinámica moderna de cómo concebimos el Yo está perfectamente descrita de una manera simple en la película de Pixar-Disney Intensamente. Ahí podemos ver cómo cada uno de los personajes tiene, dentro de la cabeza –la ubicación de este “cuarto de mando” no es casual, pues ahí se ubica el cerebro, al cual el ser humano le atribuye la función de pensar– una serie de pequeños entes que representan distintas voces. En el caso de la película de Disney, esencialmente se retratan las distintas emociones, que se “coordinan” entre sí, con mayor o menor fortuna según sea la situación y mediante las cuales los personajes se gestionan a sí mismos en su relación con el mundo y los demás.  En la existencia real el asunto de complejiza porque, además de la capacidad de pensar y de las emociones, un ser humano promedio posee muchas otras dimensiones que interactúan entre sí de forma dinámica y permanente: Las sensaciones son los estímulos e información que recibimos del mundo exterior y que debemos interpretar en aras de sobrevivir y adquirir conocimientos. Tenemos también sentimientos, entendidos como emociones complejas que, a diferencia de las emociones primarias, que se alternan y estallan de forma aleatoria y con distintas intensidades según la situación –tristeza, asco, miedo, enfado, alegría y sorpresa–,  son estables y se mantienen en el tiempo. Mientras que pasamos del enojo a la alegría en minutos, el aprecio que sentimos por alguien se construye y se mantiene a lo largo del vínculo o incluso más allá, pudiendo mantenerse intacto a pesar de la muerte.  Tenemos también impulsos, intuiciones e instintos, éstos últimos asociados con nuestra parte más animal. Y, desde luego, un cuerpo físico que ocupa un lugar en el espacio, que está formado por diversos órganos y sistemas y mediante el cual habitamos el mundo.  Esta complejidad vistas desde una supuesta comprensión integradora, está muy lejos de operar satisfactoriamente como eso, como una unidad, para parecerse más a un cúmulo disociado de facultades interdependientes que aún estamos en el camino de aprender a gestionar.  Por eso es perfectamente natural que escuchemos a alguien decir (o incluso que lo digamos nosotros mismos) cosas como: es que ése que golpeó a alguien “no era yo”. Es que no sé qué me pasó, lo dije sin pensar. Es que no es eso lo que creo. Es que no sé qué me pasa, pero por más que me proponga, si tengo delante un chocolate, no me puedo controlar… y un larguísimo etcétera.  ¿Cómo podemos pensar seriamente que el “Yo-borracho”, el “Yo-glotón”, el “Yo-perezoso”, el “Yo-violento” no soy Yo? ¿Cómo puedo aceptar con tanta naturalidad que el “Yo-iracundo” que grita y explota ante cada instante de frustración no es mi auténtico yo? ¿Cómo conseguimos convencernos que ése que salió de compras y gastó el triple de lo programado en cosas inútiles no soy de verdad Yo? Pues esto es justo lo que solemos decirnos: que aquel que hace lo que en mi pensamiento es inaceptable, en realidad no soy yo. Asumimos que ése que lastima su cuerpo, que daña su salud, que deteriora sus relaciones, que se sabotea profesionalmente no soy Yo, sino algo que funciona mal dentro de “mi cuerpo”, pero que con una pastilla, con una cirugía, tras una hipnosis “que curen ese aspecto mío que está fallando”, todo habrá de resolverse.  En todos esos casos que consideramos negativos, se trata de algo dentro de nosotros que está fuera de control y que desobedece al Yo que piensa y con el que, en apariencia, me siento más identificado; en una palabra: se trata de aspectos “míos” que traicionan al Yo verdadero.   Pero esta es solo una dimensión del problema. En el caso concreto de nuestro cuerpo, por ejemplo, cuando un órgano o una parte de él muestra un “desempeño inadecuado”, es decir, cuando enfermamos, vamos al médico en busca de una solución externa. Tratamos a nuestro cuerpo exactamente igual que a nuestro automóvil. Si aparece una alerta roja en el tablero, hacemos como que no la vemos y llevamos el vehículo al ingeniero mecánico para que resuelva el problema, para que sustituya la parte dañada, para que repare cualquier desperfecto y corrija cualquier falla. Así nos presentamos ante el médico. Que sea ella/él quien observe, haga un diagnóstico y proponga una solución, la cual, si podemos pagarla y no nos resulta dolorosa o incómoda en exceso, solemos aceptarla sin el mínimo cuestionamiento. Toda la dinámica equivale a si se tratara de un “objeto” que, si bien nos pertenece, está fuera de nosotros.  Es curioso que con la psicoterapia resulte un poco distinto. Quizá sea uno de los pocos especialistas de la salud que realmente sentimos que se enfoca en nuestro Yo verdadero, porque se centra en nuestro pensamiento, el cual consideramos nuestro auténtico Yo. El resto de lo que ampara mi identidad solo “me pertenece”.  Desde luego que los próximos artículos, que abordarán la relación de nuestros diversos “mis” –mi cuerpo, mis emociones, mis sentimientos, mis impulsos, etc.– con ese “Yo que piensa”, y el cual consideramos el núcleo de nuestra identidad, no abogan por rechazar la medicina o la ciencia, sino por replantearnos la manera como nos relacionamos con todos aquellos aspectos que nos constituyen para, en la medida de lo posible, dejar de entenderlos como entes ajenos y aprender, paso a paso, a experimentarnos como una unidad completa, de modo que, con independencia de que sigamos asistiendo al médico o al fisioterapeuta, aprendamos a leernos y entender mejor los mensajes que nuestro cuerpo, emociones, sentimientos, impulsos, intuiciones y demás elementos que nos componen nos ofrecen con el propósito de tener una experiencia más plena y consciente.   Desde luego que la disociación expuesta en los párrafos anteriores entre el “Yo que piensa” y mi cuerpo, mis emociones, sin sensaciones, etc., no es producto del azar, sino que tiene como origen conceptual en el trabajo de René Descartes y su célebre conclusión: cogito ergo sum y que solemos traducir como “pienso, luego existo”, con la cual, sin saberlo, fundó la modernidad.  En el siguiente artículo exploraremos el trabajo de este filósofo, indispensable para entender el origen de lo que hoy conocemos como individualidad.  Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(77) "Relación cuerpo-mente: ¿disociación irreversible o potencial integración?" ["post_excerpt"]=> string(49) "–“Yo es otro”. Arthur Rimbaud (1854-1891) " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(70) "relacion-cuerpo-mente-disociacion-irreversible-o-potencial-integracion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-12 09:32:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-12 14:32:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82078" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18049 (24) { ["ID"]=> int(82229) ["post_author"]=> string(2) "72" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-16 11:10:54" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-16 16:10:54" ["post_content"]=> string(1934) "

La Secretaría de Economía graduó a la primera generación del programa “Fundamentos Prácticos Empresariales”, que busca consolidar emprendimientos, micros pequeñas y medianas empresas para que generen las condiciones para incorporarse a las grandes cadenas de valor.

La titular de la dependencia, Olivia Salomón, en la entrega de reconocimientos de los participantes de la primera generación del programa “Fundamentos Prácticos Empresariales”, llamó a los asistentes a motivarse, emocionarse y emprender con herramientas como administración por estadística.

Olivia Salomón agregó que hay fórmulas que funcionan en los negocios y en la vida. Resaltó que, para volverse empresarios, generadores de empleo y desarrollo económico, esto no solamente proviene de las grandes empresas, sino de micros, pequeñas y medianas empresas que generan condiciones para incorporarse a las grandes cadenas de valor.

En su intervención, el subsecretario de Innovación, Emprendimiento y Negocios, Salvador Orozco refirió que la generación se integra de emprendedoras y emprendedores, así como micro, pequeñas y medianas empresas de los sectores comercio, productores agrícolas, textiles y generadores de software.

Como resultado de la generación de “Fundamentos Prácticos Empresariales”, la Secretaría de Economía identificó emprendimientos y negocios con grandes posibilidades de mejorar a partir de la profesionalización, las cuales podrán seguir su formación a través de las convocatorias y programas del Centro de Innovación, Emprendimiento y Negocios (CIEN), que brinda conocimientos y herramientas para la digitalización de las MiPyMES, el desarrollo de producto, estrategias de comercialización y fundamentos básicos de negocios.

" ["post_title"]=> string(65) "Forma Economía a MIPyMEs en fundamentos prácticos empresariales" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "forma-economia-a-mipymes-en-fundamentos-practicos-empresariales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-16 11:13:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-16 16:13:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82229" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(57) ["max_num_pages"]=> float(29) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "992b4cbbb5aa24c8c4b6b158a34f9e17" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
reunion de trabajo en cholula

Forma Economía a MIPyMEs en fundamentos prácticos empresariales

La Secretaría de Economía graduó a la primera generación del programa “Fundamentos Prácticos Empresariales”, que busca consolidar emprendimientos, micros pequeñas y medianas...

agosto 16, 2022
Relación cuerpo-mente: ¿disociación irreversible o potencial integración?

Relación cuerpo-mente: ¿disociación irreversible o potencial integración?

–“Yo es otro”. Arthur Rimbaud (1854-1891)

agosto 12, 2022




Más de categoría
bartlett, bapoleon gomez urrutia

Por la “soberanía” de estos tres…

“La mentira puede caminar mil años, pero la verdad la alcanza en un solo día” (Adagio chino).

agosto 19, 2022
textos de juan carlos aldir

“Pienso, por lo tanto existo” como origen y fundamento de la disociación del Yo

–“Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas”. René Descartes (1596-1650).

agosto 19, 2022
Eutanasia: el principio de no tomar la vida del inocente

Eutanasia: el principio de no tomar la vida del inocente

La presencia de dolores, y otros síntomas, que se producen en pacientes con enfermedades crónicas y terminales, a veces...

agosto 18, 2022
balas

De Frente Y Claro | DE LOS ABRAZOS NO BALAZOS AL TERROR COTIDIANO

No ha existido una política consistente que lleve a fortalecer a las policías estatales, municipales, de ahí se derivan...

agosto 18, 2022