,

Pablo Sánchez Gálvez desnuda el clasismo opositor

Como se recordará, los nombramientos de los dos hijos de Xóchitl fueron muy criticados hasta en el interior de los partidos coaligados.

4 de abril, 2024 Pablo Sánchez Gálvez

El pasado 3 de abril, a unos días de realizarse el primer debate presidencial entre las dos principales candidatas presidenciales, se difundió un video del hijo de Xóchitl Gálvez, Pablo Sánchez Gálvez, donde agredía en aparente estado etílico, a un elemento de seguridad en la entrada de un antro en la exclusiva zona de Polanco. El demoledor video para la ya alicaída campaña de la aspirante presidencial opositora, cimbró al equipo de campaña que debió cancelar su conferencia mañanera y los actos de campaña previstos para el día siguiente, mientras intentaban controlar los daños provocados por el junior autodestructivo.

Ante la carambola de reacciones negativas, Sánchez Gálvez salió inmediatamente a ofrecer disculpas y asegurar que ese video había sido grabado hace un año. Dijo haberse disculpado con el personal de seguridad del antro en la calle Masaryk y que se retiraba del cargo de coordinación de jóvenes. Dicho desliz hubiera quedado en un escándalo pasajero más en la tragicómica política mexicana, de no ser por el momento electoral y sobre todo porque en la vorágine confrontativa, ya no se separan los actos de los hijos del actuar público de sus padres funcionarios, legisladores o mandatarios.

A diferencia de la alianza fuerza y corazón por México, Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente, se solidarizó con Xóchitl y la candidata opositora agradeció el gesto. Como se recordará, los hijos del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) han sufrido persecuciones mediáticas y bullying digital por simple golpeteo político. 

El problema no es que el hijo de Gálvez Ruiz haya destruido la imagen electoral de una mujer indígena discriminada y parezca condenar al naufragio la carrera política de su madre, el desastre real ocurre cuando el clasismo aflora contra un empleado de seguridad atacado por el hijo de una senadora con licencia que corrobora que en las filas del PAN, existe el desprecio clasista y racista constante por empleados y simpatizantes morenistas, en su mayoría de extracción popular.

Los casos de racismo y clasismo de muchas figuras opositoras son más comunes de lo que se quiere reconocer, el padre de Mauricio Tabe que amenazó con degollar a un funcionario con un cuchillo fue un tema viralizado, así como el autodenominado ex city manager Arne Aus den Ruthen que fue sentenciado por la Comisión de Derechos Humanos a ofrecer disculpas por operativos en la alcaldía Miguel Hidalgo, al estigmatizar a ciudadanos que cometían simples faltas administrativas. 

Rafael Elías, que participó en las reuniones de Xóchitl Gálvez en su gira por Estados Unidos, manoteó, discriminó y humilló a activistas que protestaban en contra de la candidata opositora. Dentro del círculo de intelectuales neoliberales que apoyan a la candidata opositora, enriquecidos durante los sexenios prianistas, no escapan a sus fobias clasistas, como el ex canciller Jorge G. Castañeda que mencionó en una mesa de análisis políticos que el municipio de Putla Villa Guerrero, Oaxaca, era un poblado arrabalero y horroroso. Dichas aseveraciones le valieron un extrañamiento de la CNDH.

El impresentable legislador Gabriel Quadri, sobre quien también pesan señalamientos de acoso, mencionó que los estados de Guerrero, Oaxaca y Chiapas son una carga para el país, sin los cuales México tendría un desarrollo medio y sería una potencia emergente. El ultraderechista político del PAN, y fallido excandidato presidencial, ya no oculta sus ideas racistas que llamarían a la comedia involuntaria, de no ser por la posibilidad de ser implementadas si figuras como la suya lograran conquistar el poder.

Gálvez se mantiene lejos de las preferencias electorales encabezadas por la candidata de la alianza morenista, Claudia Sheinbaum, debió salir a condenar el actuar del orgullo de su nepotismo que fungía como coordinador Nacional de “Jóvenes Sin Miedo”. Aseguró que no comparte las acciones realizadas, aseguró que tomaría medidas disciplinarias y que consecuencia de estos lamentables actos su hijo dejó su cargo honorífico en la campaña.

Como se recordará los nombramientos de los dos hijos de Xóchitl fueron muy criticados hasta en el interior de los partidos coaligados, ahora con la pifia de Sánchez Gálvez, los señalamientos y golpeteo caerán sobre la ya complicada campaña presidencial opositora. Por si no fuera poco, el desliz, las palabras del junior fueron amenazantes hasta con las mujeres que intentaban controlar el borrachazo clasista, haciéndole flaco favor al discurso feminista que la exsenadora decía defender.

La comentocracia militante no tuvo empacho en pretender minimizar el hecho y justificar el indefendible acto como un ataque sin fundamento contra un menor de edad, realizado por la inexperiencia de quien no supo controlar una noche de copas. El influencer denominado Callo de Hacha, quien reveló en su cuenta de X (antes Twitter) toda esta situación, aseguró tener más material del hijo de Gálvez, además de desnudar a pseudo periodistas que en el nado sincronizado del control de daños, repitieron la falacia que los hechos ocurrieron cuando el exdirigente juvenil era menor de edad. Está verificada la edad del hijo de la candidata, 27 años, por gente de la campaña y por información digital a la que cualquiera puede tener acceso.

En el lodazal político en que se van deteriorando las campañas en México y en el mundo, las propuestas y las explicaciones sobre como materializarlas han pasado a segundo plano. Ante un hecho tan contundente muy flaco favor le hacen al vástago de Xóchitl, a su campaña y a la nula credibilidad de los noticieros tradicionales que ya no informan de manera plural, pues su proselitismo es cada vez más difícil de disfrazar. 

La estrategia mediática de hacerse los perseguidos políticos por una falsa dictadura cada vez es más difícil de digerir para las audiencias que ya aborrecen a la política, sus actores, partidos y que ahora suman a las oligarquías mediáticas que solo hablan de sus intereses particulares, disfrazados de la defensa de la libertad de expresión, de la que ellos son las mismas y únicas caras visibles a cuadro televisivo.

Te puede interesar:

Eutanasia: el caso de Ecuador

Comentarios


Así va la batalla digital presidencial

Así va la batalla digital presidencial

La capacidad de adaptación y la habilidad para generar contenido relevante serán determinantes en los próximos pasos de cada candidato.

mayo 10, 2024
El apellido Yunes, dará un triunfo a MORENA, que de otro modo ya sería imposible

El apellido Yunes, dará un triunfo a MORENA, que de otro modo ya sería imposible

La estirpe Yunes en Veracruz, desde hace ya 35 años, ha hecho del servicio público una hacienda familiar, una cueva de Alí...

mayo 8, 2024




Más de categoría
Números alterados: el uso mañoso de las estadísticas en las campañas electorales

Números alterados: el uso mañoso de las estadísticas en las campañas electorales

“¿Nace, por ventura, nuestro verbo de nuestra ciencia sola? ¿No hablamos con frecuencia de cosas que ignoramos? Y hablamos...

mayo 17, 2024
La marea rosa, siempre fue del PRIAN

La marea rosa, siempre fue del PRIAN

Durante todo el sexenio buscaron camuflarse como sociedad civil independiente, pero al parecer muy pocos ciudadanos se tragaron...

mayo 16, 2024
Un llamado a los jóvenes mexicanos

Un llamado a los jóvenes mexicanos

Ejerzan, en primer lugar, su derecho a votar. ¡No se abstengan! Pero el derecho al voto implica la obligación...

mayo 16, 2024
Así va la batalla digital presidencial

Así va la batalla digital presidencial

La capacidad de adaptación y la habilidad para generar contenido relevante serán determinantes en los próximos pasos de cada...

mayo 10, 2024