Narrativas: cómo las ideas cambian al mundo 

¿De qué manera una idea puede consolidar –mejorándola– o modificar –transformándola– la realidad que la hizo posible? Lo primero es contrastar tres tipos de ideas: exitosas, disruptivas y auténticamente revolucionarias.  ¿Realmente una idea puede cambiar al mundo?...

23 de julio, 2021

¿De qué manera una idea puede consolidar –mejorándola– o modificar –transformándola– la realidad que la hizo posible?

Lo primero es contrastar tres tipos de ideas: exitosas, disruptivas y auténticamente revolucionarias. 

¿Realmente una idea puede cambiar al mundo?

La respuesta intuitiva seguramente sería: no. Las ideas son abstracciones subjetivas mientras que la realidad objetiva y las estructuras materiales, sociales, económicas y culturales son demasiado sólidas como para que una intención individual sea capaz de modificarlas.  

No hay duda que sería un argumento aplastante, de no ser porque la experiencia empírica nos dice lo contrario: cada objeto, invento, obra de arte, desarrollo científico o tecnológico, ideología, ley, institución, y un largo etcétera, fueron primero ideas que alguien abrigó como posibles y que, tras una combinación de actos y circunstancias, consiguió materializarse y con ello, en alguna medida transformó la realidad. 

Entonces quizá lo que cabría preguntarse enseguida es ¿qué clase de ideas cambian al mundo? Por otro lado, las ideas jamás surgen en la nada, sino como consecuencia de la realidad existente con la intención de consolidarla, mejorarla o transformarla. Para que emerja una idea se requiere un contexto –o un entramado de ellos– que la detonen ¿De qué manera una idea puede consolidar (mejorándola) o modificar (transformándola) la realidad que la hizo posible?

Y además, lo que también nos dice la experiencia es que, de entre el cúmulo incontable de ideas e intenciones –unas brillantes y otras anodinas e intrascendentes– que surgen en la interioridad humana con el propósito de perfeccionar o transformar la realidad existente, sólo un porcentaje minúsculo acaba efectivamente materializándose con plenitud e influyendo de forma significativa en su entorno. 

Así que, vayamos por partes. Lo primero que merecería la pena es contrastar tres tipos de ideas diferentes: las exitosas, las disruptivas y las auténticamente revolucionarias. 

La primera distinción es la más simple. La idea exitosa es aquella que consigue hacer de forma más eficiente, más estética y/o más deseable lo que ya se hacía. Busca la mejora en los sistemas preexistentes, refuerza fortalece y perfecciona la tendencia dominante y el statu quo vigente sin mayores pretensiones transformadoras de fondo. El principio de mejora constante es implementado en un sin fin de organizaciones, estructuras y empresas, y cada vez más es la base para programas de desarrollo humano individual. Las normas ISO son una buena referencia de cómo medirlas y un buen ejemplo de carácter más simbólico y subjetivo de esta dinámica puede verse si analizamos la aparición del célebre exprimidor de cítricos diseñado por Philippe Starck para la marca Alessi. No es otra cosa que un exprimidor manual de jugos, pero esta función tan manida y tradicional Stark consiguió llenarla de belleza, equilibrio y distinción. En la práctica ni siquiera es eficiente para hacer jugos, pero adquirir dicha pieza –más escultura que utensilio de cocina– refuerza su verdadero propósito: apuntalar la idea de que su propietario posee un estilo, refinamiento y estatus por encima del promedio. Como producto es un éxito que no busca modificar la realidad que le da origen, pero sí mejorarla en lo posible, siempre dentro de las tendencias dominantes.

El segundo tipo de idea es la disruptiva. Esta me parece francamente genial, porque tiene el aspecto de “idea revolucionaria”, pero sin tener que pagar los enormes precios que aquella implica. Una idea disruptiva parece romper con las formas y tendencias del statu quo, pero en realidad las reconfirma y fortalece al reencuzar la corriente dominante por un camino que la refresca y renueva aun más que las ideas exitosas. 

Pensemos en un Influencer. No lo es por hacer lo que todo el mundo hace, sino por hacer lo que nadie se atreve, pero entre más parezca “romper el orden establecido”, más éxito tiene dentro de la corriente mainstream y más popular se vuelve. Paradójicamente el éxito disruptivo, una vez que se asienta, se convierte en dominante y, a partir de entonces, debe someterse a la mejora constante para seguir vigente. Es decir, el Influencer que se “distinga” por ser “disruptivo”, tendrá que seguir “pareciéndolo” si no quiere salir del gusto del público que lo encumbró. El Influencer disruptivo necesita “likes”, “visualizaciones”, “followers” y “comentarios”, con lo cual, más allá de la apariencia, no se ha movido un milímetro de la tendencia dominante previa y, por el contrario, la refuerza. Su “perfeccionamiento del sistema” pasa por hacer lo mismo –llamar la atención–, pero de una forma novedosa. Entre más éxito tenga y más sea reconocido como “disruptivo” –sin serlo en realidad–, más dependerá de las plataformas digitales patrocinadoras del statu quo vigente, como Facebook, Instagram, Youtube o Tik-Tok, con lo cual surge lo que me gusta llamar la paradoja del Influencer: para estar en “tendencia” (ser parte del mainstream) tienes que ser “disruptivo” (fingir que lo trasgredes).    

El caso del Influencer puede lucir un poco caricaturesco, pero no deja de ser ilustrativo. Sin embargo las ideas disruptivas lo que hacen es renovar el estatu quo dominante a partir de cambios menores pero significativos que lo revitalizan y fortalecen. Un ejemplo de esta dinámica es la aparición de la plataforma Uber. En el fondo no hay diferencias esenciales al servicio prestado por un taxi tradicional, pero al transformar el “cómo” se accede, se paga y se brinda ese mismo servicio consiguieron una potente innovación que tonificó y trastocó de forma definitiva e irreversible el negocio del transporte público individual: crearon un proceso automatizado, reflejaron la tendencia de la generación millennials –y posteriores– de preferir el intercambio digital al humano e integraron una actividad tradicional al universo tecnológico del siglo XXI.  Además, han sabido leer nuevas posibilidades creando servicios adicionales con la misma plataforma, como la entrega de comida a domicilio y la mensajería. Aun cuando sus estándares de calidad han decaído conforme se han popularizado, fueron disruptivos porque consiguieron renovar conceptualmente un servicio tradicional –ya nadie “toma un taxi”, ahora todos “pedimos un Uber”–, sin necesidad de cambiarlo de fondo.  

Las dos ideas anteriores (exitosas y disruptivas) utilizan las mismas estructuras y sistemas preexistentes para manifestarse, pero las ideas realmente revolucionarias prescinden de las estructuras y sistemas previos –o en su caso los  modifican de manera tan sustancial que terminan irreconocibles– dando lugar a nuevas realidades en diversos órdenes.  

El ejemplo más obvio es la Internet, que transformó por completo una enorme cantidad de sistemas y estructuras humanas en infinidad de ámbitos, en especial en lo que tiene que ver con los procesos de transmisión global de información sin restricciones. Vinton Cerf, nacido en Connecticut, en 1943 y Robert E. Khan, originario de Nueva York, donde nació en 1938 –ambos en los Estados Unidos– crearon los protocolos informáticos TCP/IP que dieron vida a esta red global de información en los primeros años de la década de 1970. 

No hay forma de exagerar la influencia que este desarrollo ha tenido en devenir de la humanidad en las últimas décadas, al grado de provocar el surgimiento de un nuevo statu quo, donde se han trastocado valores, maneras de entender el mundo, tendencias de consumo, educación, y un larguísimo etcétera y que pasó del liderazgo de las grandes corporaciones industriales (Ford, General Electric, Nestlé, etc.) al de un nuevo puñado de empresas tecnológicas (Facebook, Amazon, Google, etc.). Internet, en tanto idea revolucionaria, ha modificado las estructuras sociales y económicas, culturales y relacionales en infinidad de niveles, situación que no ocurre con las ideas exitosas y disruptivas. 

Y todo lo anterior está relacionado con la construcción de narrativas que he desarrollado en las semanas anteriores porque, como he insistido una y otra vez, los tiempos que estamos viviendo son propicios para la renovación de los relatos con que nos explicamos el futuro y pueden abrir caminos para renovar las narrativas caducas, esas que nos han traído hasta aquí, esas que han devastado al planeta, esas que nos tienen en perpetua confrontación unos con otros, cuando la pandemia global que estamos atravesando ha dado lugar a nuevas dinámicas de cooperación, comunicación y empatía inéditas en la historia humana, pero que, desde luego, no se consolidarán solas. 

En el artículo siguiente hablaremos un poco más del proceso mediante el cual surgen y se materializan las ideas que posteriormente son el germen de las narrativas que habrán de darnos, o no, la posibilidad de un futuro. 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carlos Aldir

Comentarios
object(WP_Query)#18579 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68545) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-08-2021" ["before"]=> string(10) "26-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68545) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-08-2021" ["before"]=> string(10) "26-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18578 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18585 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18590 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-08-2021" ["before"]=> string(10) "26-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (68545) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18575 (24) { ["ID"]=> int(70320) ["post_author"]=> string(2) "64" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-10 13:03:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-10 18:03:12" ["post_content"]=> string(8610) "A instancias algunos de los muchos amigos Amlovers que tengo, que no por pensar diferente han dejado de ser mis amigos, me acerco a comentar las declaraciones sobresalientes del comentarista nacional de mayor rating sexenal, concediendo  sin conceder que es una buena persona cuyo primordial interés es el bienestar de nuestro país. Sin discutir esa premisa, me apoyo principalmente en la selección de promocionales que me envió uno de tan distinguidos amigos agregando alguna otra afirmación que me pareció concurrente. Para apoyar mis comentarios y ponerme a la altura de las circunstancias, me permití hacer una encuesta de la misma manera en la que el señor primer mandatario las hace para justificar sus opiniones en las que basa sus decisiones, como la cancelación del aeropuerto y la cervecería o la de nombrar candidatos a puestos públicos. Mi encuesta tampoco detalla la metodología, pero abarca suficientes entrevistas con amplia gama de entrevistados con el plus de que es totalmente creíble porque la hice yo. Crecimiento económico  Después de una disminución del PIB del 8.5 %, una recuperación del 6 % es un buen dato, pero no se puede anunciar como crecimiento lo que es un inicio de recuperación que nos deja todavía con un probable déficit de 2.5 %, mismo que, para empezar, hay que cristalizar y no se puede anunciar como un hecho exitoso.  Ante las innegables carencias nacionales no es grato presumir el no endeudamiento a costas de que no se compren medicamentos ni se provea de equipo de seguridad a la primera línea de batalla contra la pandemia, y dejen de contratarse personal nacional para quedar bien con gobiernos extranjeros y el cúmulo de irregularidades que se dan en la atención de salud nacional. Ello equivale a que en un hogar donde hay miembros gravemente enfermos no se abasteciera la despensa, se les cortara la luz y el jefe de familia presumiera como gran logro que no ha usado la tarjeta de crédito. Además, hay que considerar la relativa veracidad de esa afirmación comparando la proporción de la deuda con el PIB que ahora es mayor, así como los nuevos endeudamientos de PEMEX, sin olvidar de que las calificaciones a la baja implican un tremendo incremento del pago de intereses donde cada décimo de punto implica cantidades ingentes que aplicadas a la salud resolverían muchos problemas. El mercado internacional de divisas se maneja hoy de una manera muy diferente. El precio de nuestra moneda depende de su relación con el dólar estadounidense con quien tenemos el mayor volumen de intercambio comercial los que hace que nuestra banda de flotación regulada quede dentro de su influencia. Sería muy interesante que pudiera señalar cuáles medidas de su gobierno son las que ayudan a esa estabilidad de la moneda y si una de ellas la integran los recortes al presupuesto y el no ejercicio de múltiples partidas para poder calificarlas adecuadamente. Finalmente, el alegato referente a la bolsa de valores carece de relevancia en la calificación de los gobiernos ya que este mercado es independiente y no tiene que ver con éxitos gubernamentales, aunque el tamaño del mismo sí sea un índice de la confianza y éste se ha reducido.  Crecimiento del campo En este renglón mis encuestados reforzaron mi ignorancia y carecemos de datos, pero lo aceptamos. Acabó con la corrupción Aquí las respuestas oscilaron entre las carcajadas estruendosas y las mentadas de madre. Mis datos indican que la percepción de mentira en este aspecto es la mayor de todas. Tal vez en el Palacio Nacional se haya acabado la corrupción, pero mis entrevistados mandan a don Peje a las oficinas de tránsito, a los ministerios públicos, a los juzgados, a los reclusorios, sin faltar los que lo mandaron a su rancho, no se puede medir el incremento, pero si la falta de honestidad que crece cada día más en especial durante los fines de gobiernos municipales. Respeto a la libertad de expresión Sería necesario que explicara qué entiende por respeto ya que personalmente se encarga de difamar, degradar, instruir a sus seguidores para dilapidar a quienes piensan diferente, los insulta inmisericorde aprovechando su investidura se considera dueño de la verdad y cree que quien no está con él es un traidor a la Patria. Garantiza el derecho a disentir a fin de que el castigo se limite al intento de humillación desde el púlpito presidencial. Primero los pobres Los quiere tanto que ha llevado a esa situación a más mexicanos que ningún presidente anterior. Ese dato es irrefutable. Ese sí que es un hecho y para esto no hay palabras. Por cierto, me enriquecí al enterarme de que el sexenio que con mayor éxito se combatió la pobreza, para mi sorpresa, fue el de Vicente Fox. Tenemos Guardia Nacional ¿Y para qué ha servido? Esa fue la respuesta mayoritaria. Al principio de su gobierno fue toda una discusión su creación ante la urgencia de detener la violencia, el narcotráfico y el crimen organizado. La propuesta era una guardia civil que terminó siendo militar, a las órdenes de Estados Unidos y hoy busca integrarla al ejército, mientras tanto el número de muertes violentas de la 4ª. T supera con creces las de los últimos sexenios tan criticados. Pensiones El rubro mejor calificado, parece ser la mejor acción de gobierno que ha sido suficiente para mantener la popularidad del Pejidente. Obras faraónicas Aeropuerto, Tren Maya, Transístmico, Dos Bocas fueron calificadas tibiamente. En esto los encuestados moderaron sus esperanzas considerando como la mejor idea el Transístmico y la que presenta más dudas es la refinería. Sin embargo, la opinión generalizada es la espera. No aumento de precios Se duda de la gasolina mencionándose que ya estaba igual que cuando el gasolinazo, así como de la eficacia de la empresa gubernamental de gas que tuvo puntos en contra por el perjuicio a los trabajadores gaseros, pero en general se aceptó. Austeridad republicana En general, se censuran los recortes a gastos indispensables como el mantenimiento del metro y los recortes a “troche y moche” de varias dependencias donde algunos se vieron afectados en sus trabajos o resultaron despedidos, ellos o sus conocidos, sin razón aparente o sin indemnización por retiro y observaron suculentos salarios recibidos por sus sucesores, bien relacionados o involucrados en Morena. Atención a los jóvenes Allí me señalan que es mayor el ruido que las nueces y que existen algunas fallas, aunque las justifican por lo novedoso del programa; sin embargo, carecemos de datos fehacientes que muestren los resultados reales del programa que si no la proporcionan parece publicidad gubernamental. Derecho a la salud Es el rubro más controvertido de mi encuesta, polarizado al extremo de quienes compadecen al pejidente por la mala suerte de que a su gobierno le haya tocado la pandemia que le ha impedido realizar sus planes de realizar su Cuarta Transformación y quienes se han visto afectados por la suspensión del seguro popular y la falta de medicamentos para todas las enfermedades, así como la falta de humanidad para con los pacientes y todo el personal de salud.   Cada uno de los aspectos comentados merece un análisis, enriquecimiento y respaldo. Me agradaría conocer su opinión comentando los resultados ofrecidos que merecen la calificación de otros datos. Creo que podemos intercambiar puntos de vista, contrastando las diferentes visiones y ampliando nuestro criterio viendo detrás de cada comentario una persona que también tiene interés en la mejora continua de nuestro país." ["post_title"]=> string(23) "OTROS DATOS A REVISIÓN" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "otros-datos-a-revision" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-10 13:03:12" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-10 18:03:12" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70320" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18529 (24) { ["ID"]=> int(70827) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-24 10:25:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 15:25:52" ["post_content"]=> string(11125) "Diseñemos nuevas utopías que respondan a la pregunta: ¿cómo tiene que ser el mundo y la interacción entre humanos para que nos guste la idea de vivir ahí?, ¿cómo tiene que ser una civilización para que quepamos todos en aceptable armonía?    La semana anterior decíamos que una creencia es el relato o explicación de un hecho, una idea, una circunstancia que se convierte en un referente para nuestra estructura de pensamiento y opera como organizador de nuestra percepción en aras de darle coherencia, solidez y sentido a nuestra experiencia de estar vivos. De manera coloquial podría decirse que una creencia es la certidumbre irreflexiva que sentimos acerca de algo, aquello que “sabemos”, pero que no sabemos qué sabemos, ni mucho menos cómo lo aprendimos.  ¿Cómo distinguir creencia de conocimiento, creencia de verdad? En contraste con la creencia, un conocimiento, además de acotar con claridad el objeto de análisis y las circunstancias específicas en que tiene lugar –es decir, no es producto de una generalización automática–, puede ser sujeto a una comprobación empírica que se reproduce de forma idéntica siempre que las condiciones originales se repliquen.  Pensemos en un ejemplo: el conocimiento del que disponemos coincide en que la inmensa diversidad de especies que habitan el planeta son producto de un proceso de evolución. Abundan todo tipo de estudios que confirman que los especímenes más aptos de una especie sobreviven, mientras que los menos aptos perecen, en especial cuando hay cambios mayores en las condiciones del ecosistema. Hasta aquí el conocimiento. Y a partir de él hay una vertiente de pensadores que “cree” que sobrevive el más fuerte y otra vertiente que “cree” que sobrevive el que mejor se adapta y el que mejor coopera. La diferencia parece menor, pero si llevamos estas posibilidades a la evolución humana, tendremos dos mundos muy distintos. Si pensamos que sólo sobrevive el más fuerte, el que más recursos acapara, el que se impone sobre los demás, las cosas serán de una manera muy distinta a que si estamos convencidos de que la adaptación y la cooperación son la llave para evolucionar. Se trata de dos sistemas de creencias que, si bien parten del mismo cuerpo de conocimiento, se manifestarán con distintas éticas, distintos modos de entender la economía, el Estado, la relación comunitaria, etcétera, y promoverán conductas muy distintas entre los individuos.  El cambio climático es un desafío global inminente que pone en riesgo la viabilidad del ser humano como especie. Si queremos sobrevivir habrá que tomar medidas concretas y de carácter general. Si el camino para hacerlo es que las naciones más poderosas impongan criterios y a partir de su fuerza –y toda suerte de sanciones económicas, políticas y militares– busquen someter al resto exigiendo cambios desproporcionados, dará un resultado muy diferente que si cada nación adopta compromisos de cooperación y mejora según sus posibilidades y condiciones concretas. En este caso, las naciones más poderosas tendrían que adaptarse, adquirir compromisos mayores y cooperar más. Aún cuando librásemos el problema climático, el resultado serían dos mundos muy distintos. Es así que las creencias, de forma subrepticia, se manifiestan y moldean la realidad concreta.          Los seres humanos, tanto en lo individual como en lo colectivo construimos, mediante el lenguaje, infinidad de relatos, historias, narraciones que plasman nuestra manera de entender el mundo y la existencia.  De ningún modo se trata de algo inédito o novedoso. Pensemos como ejemplo en la obra de tres autores, entre la infinidad que podrían ser citados, cuyas creencias convertidas en relato acabaron por cambiarle la faz al mundo, cada uno a su modo: Karl Marx, Sigmund Freud y Aristóteles.    Esas narraciones no llegan de la nada, sino que emergen de una combinación de los contextos en que estamos inmersos y la interpretación particular –a partir de nuestras vivencias, conocimientos, referencias, etc.– que hacemos de ese mundo al que pertenecemos y que nos moldea.  En esa interacción con la existencia, con nuestra gente querida, con las experiencias que tenemos día con día, con aquello que leemos, vemos en la televisión, el cine, los diarios… nos “enseña” en qué creer, que dar por verdadero, que suponer incuestionable.  Las creencias nos habilitan o deshabilitan para hacer o no ciertas cosas. Por eso, para que, por ejemplo, pueda haber un sistema de cooperación entre naciones, primero necesitamos creer, mediante un relato que lo confirme, que es posible, porque de lo contrario no lo será. Y para que esto suceda es indispensable construir conscientemente narrativas que lo retraten, que lo imaginen posible, que especulen sobre lo que resultaría de una realidad así.  No necesitamos creer que el sol habrá de salir cada mañana, porque éste es un hecho probado científica y empíricamente, pero sí necesitamos creer que ciertas habilidades están en nuestra “caja de herramientas” individual y colectivamente para que podamos echar mano de ellas cuando el desarrollo humano lo requiera. Desarrollar creencias a la medida de nuestras necesidades y posibilidades no es un acto de magia, sino una acción consciente y racional que nos pondría en camino en un cierto objetivo deseable. Si dentro de un programa computacional no están consideradas ciertas acciones, la computadora no podrá ejecutarlas. El programa (software) es la “narrativa” del hardware y lo posibilita para llevar a cabo acciones muy concretas. Con los humanos sucede lo mismo, si dentro de nuestro programa existencial está grabado a fuego que “la gente no es digna de confianza”, cuando llevemos a cabo acciones, cuando iniciemos interacciones con los demás, la confianza en el otro no será una herramienta que podamos usar.  Para cambiar al mundo se necesitan relatos “creíbles” que den marco a lo que deseamos que suceda. Sin las narrativas conscientes esto no será posible. Muchas de las cosas que resultaban inimaginables o imposibles, como, por ejemplo, detener la economía, la Era covid nos ha demostrado que no lo eran tanto. Como ésta hay muchas más cosas –reducir la emisión de gases contaminantes o la violencia por cuestiones de género– que sí son posibles si nos lo proponemos de manera consciente y tomamos acciones en esa dirección. Pero sin pensarlo y sin creerlo, será prácticamente imposible que suceda.  Muchas de las narrativas deseables son rechazadas de antemano por considerarlas ingenuas. Pero es posible hacer un bypass al prejuicio de la “ingenuidad”, asumiéndola como una condición habilitante, como un acto de protesta contra la autolimitación, como una manera de abrirse a lo posible, aun cuando en principio parezca absurdo e inalcanzable. En vez de interpretar esa “ingenuidad” como candidez, inocencia o tontería, la propuesta es entenderla deliberadamente como una demoledora de muros, como una disipadora de brumas que nos impiden ver más allá y abren ante nosotros panoramas extensos y nuevos. En su libro Ingenuidad aprendida1, el filósofo español Javier Gomá Lanzón rescata ésta, la ingenuidad, como una actitud susceptible de ser asumida de forma consciente y que lejos de convertirse en contratiempo, resulta en una herramienta invaluable para forzar las fronteras de lo que nuestros prejuicios consideran imposible.  Mi propósito consiste en aventurar la invitación a que creemos –y creamos– no las narrativas posibles, sino, más allá de su practicidad o realismo, las narrativas necesarias para configurar el mundo donde queremos vivir. Se trata de diseñar nuevas utopías que respondan a la pregunta: ¿cómo tiene que ser el mundo y la interacción entre humanos para que nos guste la idea de vivir ahí?, ¿cómo tiene que ser una civilización humana para que quepamos todos en aceptable armonía?  Esas son las narrativas que tenemos que construir, aquellas que nos pongan en camino del sitio al que queremos llegar, pero teniendo como premisa central la autoexigencia de que se trate de un mundo donde quepamos todos, tanto los que comparten nuestras convicciones como los que no.   Puesto que no podemos saberlo todo con certeza, requerimos nuestras convicciones como motor existencial para pasar a la acción. Mediante las creencias decodificamos el mundo; lo hacemos para sobrevivir, interpretamos lo que nos rodea, cada cosa que nos sucede, cada decisión que tomamos, cada persona con la que generamos una interacción y cada trabajo que aceptamos o rechazamos. Por conducto de cada uno de nuestros actos, conductas e intenciones se manifiestan nuestras configuraciones subjetivas en el mundo material.  La misión entonces consiste en creer de forma sistemática, lúcida, abierta, vacía de prejuicios, consciente, intencional e ingenua y traducir esa manera de entender la existencia compartida en relatos que articulen una convivencia constructiva, global, cooperativa y enriquecedora, aun cuando cada narrativa sea construida desde su propio espacio cultural, desde su propia visión, desde su propio lenguaje e identidad particular.  El reto es mayúsculo, pero el tiempo apremia… seamos ingenuos y hagámoslo posible.     Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir 1 Gomá Lanzón, Javier, Ingenuidad aprendida, Primera Edición, España, Galaxia Gutenberg, 2011, Págs. 174  " ["post_title"]=> string(44) "Construyendo creencias que amplíen el mundo" ["post_excerpt"]=> string(136) "Se trata de que creemos –y creamos– no las narrativas posibles, sino las necesarias para configurar el mundo donde queremos vivir. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "construyendo-creencias-que-amplien-el-mundo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-24 11:29:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 16:29:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70827" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18575 (24) { ["ID"]=> int(70320) ["post_author"]=> string(2) "64" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-10 13:03:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-10 18:03:12" ["post_content"]=> string(8610) "A instancias algunos de los muchos amigos Amlovers que tengo, que no por pensar diferente han dejado de ser mis amigos, me acerco a comentar las declaraciones sobresalientes del comentarista nacional de mayor rating sexenal, concediendo  sin conceder que es una buena persona cuyo primordial interés es el bienestar de nuestro país. Sin discutir esa premisa, me apoyo principalmente en la selección de promocionales que me envió uno de tan distinguidos amigos agregando alguna otra afirmación que me pareció concurrente. Para apoyar mis comentarios y ponerme a la altura de las circunstancias, me permití hacer una encuesta de la misma manera en la que el señor primer mandatario las hace para justificar sus opiniones en las que basa sus decisiones, como la cancelación del aeropuerto y la cervecería o la de nombrar candidatos a puestos públicos. Mi encuesta tampoco detalla la metodología, pero abarca suficientes entrevistas con amplia gama de entrevistados con el plus de que es totalmente creíble porque la hice yo. Crecimiento económico  Después de una disminución del PIB del 8.5 %, una recuperación del 6 % es un buen dato, pero no se puede anunciar como crecimiento lo que es un inicio de recuperación que nos deja todavía con un probable déficit de 2.5 %, mismo que, para empezar, hay que cristalizar y no se puede anunciar como un hecho exitoso.  Ante las innegables carencias nacionales no es grato presumir el no endeudamiento a costas de que no se compren medicamentos ni se provea de equipo de seguridad a la primera línea de batalla contra la pandemia, y dejen de contratarse personal nacional para quedar bien con gobiernos extranjeros y el cúmulo de irregularidades que se dan en la atención de salud nacional. Ello equivale a que en un hogar donde hay miembros gravemente enfermos no se abasteciera la despensa, se les cortara la luz y el jefe de familia presumiera como gran logro que no ha usado la tarjeta de crédito. Además, hay que considerar la relativa veracidad de esa afirmación comparando la proporción de la deuda con el PIB que ahora es mayor, así como los nuevos endeudamientos de PEMEX, sin olvidar de que las calificaciones a la baja implican un tremendo incremento del pago de intereses donde cada décimo de punto implica cantidades ingentes que aplicadas a la salud resolverían muchos problemas. El mercado internacional de divisas se maneja hoy de una manera muy diferente. El precio de nuestra moneda depende de su relación con el dólar estadounidense con quien tenemos el mayor volumen de intercambio comercial los que hace que nuestra banda de flotación regulada quede dentro de su influencia. Sería muy interesante que pudiera señalar cuáles medidas de su gobierno son las que ayudan a esa estabilidad de la moneda y si una de ellas la integran los recortes al presupuesto y el no ejercicio de múltiples partidas para poder calificarlas adecuadamente. Finalmente, el alegato referente a la bolsa de valores carece de relevancia en la calificación de los gobiernos ya que este mercado es independiente y no tiene que ver con éxitos gubernamentales, aunque el tamaño del mismo sí sea un índice de la confianza y éste se ha reducido.  Crecimiento del campo En este renglón mis encuestados reforzaron mi ignorancia y carecemos de datos, pero lo aceptamos. Acabó con la corrupción Aquí las respuestas oscilaron entre las carcajadas estruendosas y las mentadas de madre. Mis datos indican que la percepción de mentira en este aspecto es la mayor de todas. Tal vez en el Palacio Nacional se haya acabado la corrupción, pero mis entrevistados mandan a don Peje a las oficinas de tránsito, a los ministerios públicos, a los juzgados, a los reclusorios, sin faltar los que lo mandaron a su rancho, no se puede medir el incremento, pero si la falta de honestidad que crece cada día más en especial durante los fines de gobiernos municipales. Respeto a la libertad de expresión Sería necesario que explicara qué entiende por respeto ya que personalmente se encarga de difamar, degradar, instruir a sus seguidores para dilapidar a quienes piensan diferente, los insulta inmisericorde aprovechando su investidura se considera dueño de la verdad y cree que quien no está con él es un traidor a la Patria. Garantiza el derecho a disentir a fin de que el castigo se limite al intento de humillación desde el púlpito presidencial. Primero los pobres Los quiere tanto que ha llevado a esa situación a más mexicanos que ningún presidente anterior. Ese dato es irrefutable. Ese sí que es un hecho y para esto no hay palabras. Por cierto, me enriquecí al enterarme de que el sexenio que con mayor éxito se combatió la pobreza, para mi sorpresa, fue el de Vicente Fox. Tenemos Guardia Nacional ¿Y para qué ha servido? Esa fue la respuesta mayoritaria. Al principio de su gobierno fue toda una discusión su creación ante la urgencia de detener la violencia, el narcotráfico y el crimen organizado. La propuesta era una guardia civil que terminó siendo militar, a las órdenes de Estados Unidos y hoy busca integrarla al ejército, mientras tanto el número de muertes violentas de la 4ª. T supera con creces las de los últimos sexenios tan criticados. Pensiones El rubro mejor calificado, parece ser la mejor acción de gobierno que ha sido suficiente para mantener la popularidad del Pejidente. Obras faraónicas Aeropuerto, Tren Maya, Transístmico, Dos Bocas fueron calificadas tibiamente. En esto los encuestados moderaron sus esperanzas considerando como la mejor idea el Transístmico y la que presenta más dudas es la refinería. Sin embargo, la opinión generalizada es la espera. No aumento de precios Se duda de la gasolina mencionándose que ya estaba igual que cuando el gasolinazo, así como de la eficacia de la empresa gubernamental de gas que tuvo puntos en contra por el perjuicio a los trabajadores gaseros, pero en general se aceptó. Austeridad republicana En general, se censuran los recortes a gastos indispensables como el mantenimiento del metro y los recortes a “troche y moche” de varias dependencias donde algunos se vieron afectados en sus trabajos o resultaron despedidos, ellos o sus conocidos, sin razón aparente o sin indemnización por retiro y observaron suculentos salarios recibidos por sus sucesores, bien relacionados o involucrados en Morena. Atención a los jóvenes Allí me señalan que es mayor el ruido que las nueces y que existen algunas fallas, aunque las justifican por lo novedoso del programa; sin embargo, carecemos de datos fehacientes que muestren los resultados reales del programa que si no la proporcionan parece publicidad gubernamental. Derecho a la salud Es el rubro más controvertido de mi encuesta, polarizado al extremo de quienes compadecen al pejidente por la mala suerte de que a su gobierno le haya tocado la pandemia que le ha impedido realizar sus planes de realizar su Cuarta Transformación y quienes se han visto afectados por la suspensión del seguro popular y la falta de medicamentos para todas las enfermedades, así como la falta de humanidad para con los pacientes y todo el personal de salud.   Cada uno de los aspectos comentados merece un análisis, enriquecimiento y respaldo. Me agradaría conocer su opinión comentando los resultados ofrecidos que merecen la calificación de otros datos. Creo que podemos intercambiar puntos de vista, contrastando las diferentes visiones y ampliando nuestro criterio viendo detrás de cada comentario una persona que también tiene interés en la mejora continua de nuestro país." ["post_title"]=> string(23) "OTROS DATOS A REVISIÓN" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "otros-datos-a-revision" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-10 13:03:12" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-10 18:03:12" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70320" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(44) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f4636aa485f52168444928e42b5382ac" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

OTROS DATOS A REVISIÓN

A instancias algunos de los muchos amigos Amlovers que tengo, que no por pensar diferente han dejado de ser mis amigos, me...

septiembre 10, 2021
Construyendo creencias que amplíen el mundo

Construyendo creencias que amplíen el mundo

Se trata de que creemos –y creamos– no las narrativas posibles, sino las necesarias para configurar el mundo donde queremos vivir. 

septiembre 24, 2021




Más de categoría
Violencia escala a niveles de terrorismo

Violencia escala a niveles de terrorismo

El acontecimiento suscitado en Salamanca (Guanajuato) con el regalo-bomba, implica un modus operandi del crimen organizado similar a la...

septiembre 24, 2021
Día Internacional Contra la Explotación Sexual y Trata de Personas

Día Internacional Contra la Explotación Sexual y Trata de Personas

México es el tercer país con más casos de trata de niñas y niños con fines de explotación sexual...

septiembre 24, 2021
Construyendo creencias que amplíen el mundo

Construyendo creencias que amplíen el mundo

Se trata de que creemos –y creamos– no las narrativas posibles, sino las necesarias para configurar el mundo donde...

septiembre 24, 2021

VER CON LOS OJOS DEL CORAZÓN

“El 13 de agosto de 1521, heroicamente defendido por Cuauhtémoc, cayó Tlatelolco en poder de Hernán Cortés. No fue...

septiembre 24, 2021