Manuel Bartlett por Manuel “Barney”

Manuel Bartlett Díaz hablaba de Vico y la filosofía política en medio de un lleno total de la sala Ricardo Pozas… Manuel Bartlett Díaz hablaba de Vico y la filosofía política en medio de un lleno total...

7 de agosto, 2018 manuel-barney

Manuel Bartlett Díaz hablaba de Vico y la filosofía política en medio de un lleno total de la sala Ricardo Pozas…

Manuel Bartlett Díaz hablaba de Vico y la filosofía política en medio de un lleno total de la sala Ricardo Pozas en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, durante la segunda mitad de los años noventa del siglo pasado. Cuando el profesor Leonardo Figuerias le interrumpió para recordarle que su instituto político, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), era el responsable de que en México no existiera democracia. Le recordó el tema de la caída del sistema, que el propio Bartlett bautizó en un popular programa de televisión, y le conminó a responder a los cuestionamientos. La figura tragicómica de Don Manuel “Barney” entró en escena y negó las acusaciones, y faltó poco para emplear los dichos de “Pedrito” Aspe y el lobo neoliberal, de que la pobreza en México era un mito genial. Mucho más la caída del sistema y el fraude electoral de 1988.

Años más tarde, don Cuauhtémoc Cárdenas (incluso el mismo profesor de propaganda política) coincidían con el “revolucionario” Bartlett en la lucha por la soberanía de los hidrocarburos. El líder moral del entonces PRD, le había ungido en las aguas de las luchas patrióticas y le devolvió el estatus de político nacionalista. Ese mismo perdón se hizo extensivo hasta en los caricaturistas más recalcitrantes de la izquierda, quienes en algunas historietas les dibujaban como líderes de la resistencia petrolera y modernos caballeros “Jedi”. Dichos defensores del patrimonio popular fueron: el ingeniero Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador y el renovado Manuel “Barney”.

La figura polarizante de Manuel Bartlett es símbolo de la historia moderna de México producto de sus contradicciones increíbles. El ex secretario de gobernación en el sexenio de Miguel de la Madrid, es un representante del precámbrico priísta con lo peor de sus formas represoras de opositores, corruptoras de sindicatos, persecutores de la libertad de expresión y sobre todo, ejemplo execrable del autoritarismo tricolor. El periodista Eduardo Ruiz-Healy padeció la persecución política del príato salinista que no toleraba la crítica ni concebía la libertad de prensa como derecho natural de los mexicanos. A Bartlett se le acusa de haber planeado asesinatos de periodistas y de un agente de la DEA, sin que haya existido un proceso donde se le encontrara culpable.

Sin embargo, su visión, quizás anquilosada y dinosáurica sobre la soberanía de los recursos naturales de la nación, le avalan desde siempre. Las formas antidemocráticas del priísmo iban emparejadas con su concepción de nacionalismo simplista; Manuel Bartlett nunca se deslindó de la ideología del priísmo previo al liberalismo social de Salinas. Fue cómplice silencioso de las privatizaciones, pero rebelde al interior de su partido ante Ernesto Zedillo y otros gobiernos tecnócratas.

Con la polémica propuesta de ser el próximo titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), don Manuel “Barney” (ese dinosaurio que sobrevive en nuestra mente) regresa a la escena pública con la misión de mandar un mensaje nacionalista en materia de energía. Don Manuel no tiene el conocimiento técnico de la generación, transporte y distribución de la energía eléctrica, pero sí domina a cabalidad el tema de sus contratos, litigios y procesos legales. Podría ser más un buen representante jurídico de la paraestatal, a diferencia del papel mediano como encargado de una empresa que debería ser productiva, y que en cada sexenio padece a cualquier improvisado en su dirección general.




La historia de México está repleta de contradicciones y políticos conversos al lado ganador, basta repasar las listas de Morena en muchas presidencias municipales, diputados y senadores. El caso de Manuel “Barney” es un ejemplo más de ese fenómeno de expiación política. Como alguna vez él mismo dijo: “en política, la paciencia también es importante”.

Luego de ser “perdonado” por eso que llaman la izquierda, el exgobernador poblano visitó cuanta universidad pública le invitó, participó en foros sobre la defensa de los hidrocarburos nacionales y denunció conflictos de interés en las adjudicaciones directas de empresas proveedoras de los nuevos medidores de luz, con varios directivos en funciones de CFE.

Durante años, Bartlett se hizo especialista en temas energéticos, criticó los anticipados proyectos de inversión privada, denunció los innumerables contratos realizados de forma fraudulenta, señaló a los ineptos y corruptos directores de las paraestatales nacionales y se convirtió en una voz crítica recurrente en el debate nacional. Como senador del Partido del Trabajo, votó en contra de las reformas energéticas y fue una figura destacada en contra del Pacto por México que protagonizaron los partidos políticos ahora reducidos a su mínina expresión legislativa.

La historia y el momento político de Morena hicieron posible el regreso de Manuel Bartlett a la escena nacional, el virtual presidente electo AMLO lo ha respaldado y defendido. Tiene claroscuros muy marcados, documentados, sumamente estudiados y aún así también posee las cartas credenciales de una visión nacionalista en defensa del tema de energéticos. El personaje por sí solo es contradictorio y polarizante, enquistado en la historia mexicana llena de figuras políticas similares, que son dignas del realismo mágico latinoamericano.

Comentarios
object(WP_Query)#17596 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22220) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-07-2021" ["before"]=> string(10) "01-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22220) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-07-2021" ["before"]=> string(10) "01-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17597 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17577 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17602 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "04-07-2021" ["before"]=> string(10) "01-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-07-04 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-08-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (22220) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17587 (24) { ["ID"]=> int(68770) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-30 10:34:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-30 15:34:52" ["post_content"]=> string(11449) "Solemos suponer que las ideas no transforman el mundo, cuando en realidad no nos atrevemos a comprometernos con ellas hasta sus últimas consecuencias.    Otra posibilidad está en que los cambios en la realidad material detonen y favorezcan al surgimiento de nuevas ideas.  En cualquier caso el compromiso total es determinante.    La semana anterior desarrollamos tres tipos de ideas: las exitosas, las disruptivas y las revolucionarias. Hoy toca el turno de explorar el principal mecanismo mediante el cual dichas ideas se materializan en el mundo objetivo.  Las ideas son las semillas de las que nacen, se alimentan y evolucionan las narrativas que dan forma y orden al mundo material en su conjunto que percibimos los seres humanos. Ante una realidad objetiva dada, el ser humano construye relatos que la explican y a partir de las ideas, intenciones y propósitos, la interviene, modificándola. Y estas “ideas materializadas”, al interactuar sinérgicamente con los objetos y condiciones preexistentes, terminan por integrarse en una sola realidad que nunca –aunque la diferencia sea microscópica– será la misma que la previa.  Quizá, tras todo ese devenir que da lugar a su realización, la forma definitiva que tomó la idea al concretarse no corresponda con exactitud a como la imaginamos en un principio, pero esa “mutación adaptativa” entre lo pensado y lo que termina por concretarse es una parte esencial e inevitable del proceso creativo, tanto individual como colectivo.    Pero también está el otro lado de la ecuación: en la cara opuesta están quienes se aferran con terquedad a la realidad existente, convencidos de que carecen por completo de poder alguno para modificarla. Y hay también otro segmento que supone que con el mero deseo, con el mero pensamiento o con unas cuantas declaraciones escritas en un papel o colgarse del cuello un cuarzo de determinado color serán capaces de modificar entornos sólidos y objetivos de la realidad que los rodea.  Desde luego que ni obstinarse en que el mundo “es lo que es y ni modo”, o asumir que con mi mera intención mental puedo “moldear el cosmos según mi narcisismo lo determine” conduce a ningún tipo de transformación significativa; por el contrario, ambas posturas, aunque en apariencia parezcan opuestas, en realidad son las dos caras de la misma moneda: ambas, al permanecer funcionando según el estado habitual de las cosas, confirman y fortalecen día con día el statu quo dominante con el que, en apariencia, están disconformes.  Quizá la causa auténtica y profunda de que optemos por suponer que las ideas no transforman el mundo es porque no nos atrevemos a asumir esa idea y comprometernos con ella, estando dispuestos a pagar los precios que eso implica.  En el fondo lo sabemos: para que una idea de verdad se materialice, para que asiente sus raíces en la realidad objetiva requiere de ser asumida con total compromiso, con una entrega irrestricta, con absoluta convicción, haciendo que cada uno de nuestros actos sean congruentes con ella, lo que implicaría que el primer transformado seríamos nosotros mismos.  Una vez que esto ocurre, podemos estar seguros de algo: nuestra idea ha comenzado a existir, a tomar forma, a asentarse en el mundo objetivo; lo mucho o poco que influya después no siempre depende de nosotros sino de la forma en que esa realidad emergente consiga interactuar con las estructuras preexistentes.  Y, como ya lo apuntaba arriba, esto nada tiene que ver con pensamientos mágicos o con escribir decretos en un cuaderno. Cuando hablo de comprometerse con una idea con absoluta convicción implica justo eso: que nuestra vida gire en torno a llevarla a la práctica y el resto de nuestras acciones se correspondan de forma coherente y sinérgica con ella. Eso es justo lo que ha ocurrido en prácticamente todos los casos de ideas exitosas, disruptivas o revolucionarias que transformaron en mayor o menor medida la realidad de su tiempo: quienes las idearon y llevaron a la práctica, empeñaron su vida en ellas.  Pero, también hay que decirlo, por cada uno que consigue materializar una idea transformadora, hay miles, quizá millones que fracasan en el intento. Las razones de este fracaso son diversas: la falta de compromiso, la indolencia ante el esfuerzo necesario, la incapacidad de enfocarse lo suficiente, el temor a carecer de la fuerza interior necesaria, o el panico de conseguirlo y no ser capaces de sostenerse en ella.  Otra posibilidad, hay que asumirlo, es simplemente que la idea no era tan buena como suponíamos o no era su momento y quizá alguien más, en otro tiempo o circunstancia consiga realizarla. El 99% de las ideas que emergen en los seres humanos terminan en nada, pero eso es la esencia de la vida plena: el genuino riesgo de que las cosas no salgan como nos gustaría y que aún así estemos dispuestos a comprometernos con nuestras convicciones y llevarlas hasta el límite de nuestras fuerzas. Esto nos lleva a una premisa un poco más compleja pero más apegada a la realidad que la propuesta de inicio: si bien son las ideas las que transforman gradualmente la realidad humana y lo hacen en distintas formas y niveles según cada caso, no todas las ideas y no bajo cualquier circunstancia lo consiguen, pero en ningún caso la idea se materializa sola; comprometerse de forma absoluta con ella es del todo indispensable.      El camino opuesto En general la emergencia creativa de nuevas ideas, que se concretan a partir de ese compromiso irrestricto que se decía arriba, es lo que suele transformar la realidad. Sin embargo, en determinadas circunstancias las cosas ocurren de forma distinta: cambios significativos y abruptos en la realidad material son también detonantes, e incluso llegan a obligar, el surgimiento de nuevas ideas, nuevos proyectos, soluciones innovadoras antes inaceptables.  En este caso, mientras las ideas suelen materializarse y entrelazarse con otras generando cambios en los sistemas de manera gradual, las ideas que emergen como soluciones a problemas inesperados y súbitos pueden transformar el entorno de forma violenta y rápida.  Terremotos devastadores han propiciado cambios sustanciales en los sistemas constructivos y tendencias arquitectónicas de las zonas sísmicas, ante desbordamiento de ríos se han diseñado presas y cauces, se han desarrollado refugios prefabricados, hospitales inflables, refrigeradores solares, cambios y regulaciones en la banca tras crisis económica,  la mejora de infraestructuras y un largo etcétera.   La pandemia por Covid-19 ha sido uno de esos catalizadores que, trastocando la vida cotidiana del mundo entero, ha dejado al descubierto vicios y problemas que veníamos acarreando y nos negábamos a abordar. La emergencia sanitaria ha forzado a desarrollar nuevas tecnologías y soluciones en el campo de la medicina, ha trastocado nuestro modo de comunicarnos, movernos y relacionarnos con los otros, ha transformado nuestro modo de trabajar, de consumir, de viajar y muchos de estos cambios forzados podrían conducir a nuevos sistemas más funcionales y eficaces para con la nueva realidad que se construye día con día como respuesta a la crisis global que vivimos. Más allá de los cambios útiles pero superficiales que pudieran sostenerse una vez terminada la pandemia, como el uso de cubrebocas en el transporte público y concentraciones masivas, el perfeccionamiento de las vacunas y los sistemas para aplicarlas o nuevos protocolos para evitar infecciones, la crisis tras la Covid-19 ha sido tan amplia –el mundo entero–, tan profunda –se ha dejado sentir en prácticamente todos los ámbitos– y sostenida en el tiempo –cuando menos durará dos años– que ha dado lugar a una nueva problemática general que exige ser atendida de manera creativa y novedosa, pero sobre todo, inmediata.   Desde las legislaciones laborales que no consideran con seriedad las implicaciones del home-office, la necesidad de nuevos sistemas educativos, lo problemático de los modelos comerciales de viviendas sin las dimensiones y características apropiadas para familias que deberán hacer trabajo y educación desde casa, las dinámicas de consumo, sólo por citar unos cuantos ejemplos, son muchos los aspectos de la economía, la cultura y las interacciones sociales que se han visto trastocadas de forma imprevista.  Al mismo tiempo de ser la peor crisis global que se tenga noticia, la actual pandemia es también una oportunidad dorada para implementar nuevas ideas que cambien los sistemas obsoletos al grado de trastocar paradigmas muy asentados. Resolver los grandes problemas de la humanidad requiere creatividad, pero no solamente. Muchas veces llevar a cabo el esfuerzo en el momentum –tiempo y circunstancia apropiada– consigue potenciar la velocidad de aceptación y la eficacia, porque consigue conectar la idea naciente con una necesidad inaplazable y real, muy lejos de las necesidades “inventadas” que suelen crearse a golpes de publicidad con el mero propósito de incrementar las ventas o sacar al mercado un nuevo producto del que se pretende controlar el nicho emergente.  Es aquí donde aquello de las “crisis son una oportunidad” deja de ser un tópico para convertirse en una coyuntura genuina. Como siempre sucede, la clave estará en el “cómo” estas nuevas ideas sean aplicadas, ya sea para intentar volver al mundo del pasado y reafirmar el statu quo vigente o para renovar los paradigmas y enfrentar los retos que nos pone enfrente el siglo XXI con con herramientas apropiadas para desafiarlos con esperanza real de mejora.     Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(39) "Narrativas: el compromiso con las ideas" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "narrativas-el-compromiso-con-las-ideas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-30 10:34:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-30 15:34:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=68770" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17668 (24) { ["ID"]=> int(68726) ["post_author"]=> string(2) "38" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-29 09:17:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-29 14:17:35" ["post_content"]=> string(7568) "Haciendo Historia, como lo prometieron en campaña, López y su 4T nos muestran y demuestran el gran cambio ofrecido, con el que convencieron a 30 millones de incautos. López sigue derrochando miles de millones de pesos que el país requiere para otras cosas importantes; asimismo, continúa con sus tres “Proyectos prioritarios”, metiéndole dinero a Pemex sin importarle que cada día se hunda más. PEMEX Cada día que transcurre, las noticias en relación a Pemex son peores a pesar de la terquedad de López por seguir metiéndole millones y millones sin que sirva para nada. Y antes al contrario de que esa inyección de millones le ayude, va como la burrita: un paso para adelante y dos pasos para atrás. En ese tenor, la calificadora Moody´s dio a conocer la degradación de la nota de Pemex, bajando de Ba2 a Ba3. Como dirían los que practican el paracaidismo: Pemex va en caída libre. Aunque hay que reconocerle a su nefasto director, por cierto, gran amigo y paisano de López (por eso lo designó) que es perseverante y sigue manteniendo su perspectiva negativa.  El hecho de que Moody’s degrade la nota de Pemex, no es como seguramente dirá López: que los atacan los neoliberales y que él tiene otros datos. La cruda realidad es que hay escasa confianza de que Pemex logre salir adelante con ese enorme lastre financiero que tiene. Bien podrían llamarle a su director “El Pípila”, por la enorme piedra que carga en su espalda.  Ante esa patética realidad que vive Pemex, es que la Calificadora prevé que no lograrán resolver en corto tiempo los enormes problemas de liquidez, razón por la cual, será muy difícil que generen el flujo de ingresos propios fuertes, que le den la posibilidad para que su inversión aumente y pueda ir pagando su enorme deuda. Ya que el enorme lastre en finanzas que tiene actualmente Pemex, le impedirá poder salir adelante. Y si a ello le sumamos que con seguridad aumentarán sus requerimientos en cuanto a su liquidez, así como por su flujo de efectivo libre, esto provocado por el vencimiento de deuda y por su expansión, que lógicamente le llevará a tener menos flujo de efectivo operativo.  Una gran carga representará también la refinación, con esa gran deuda que tiene, al igual que por su limitada posibilidad de inversión y por la manera volátil con que se maneja el precio internacional del petróleo. FUGAS DE METANO Y si a todo lo anterior le sumamos las fugas de Metano. Pemex está en el verdadero hoyo. El 28 de julio del 2021 El Economista publicó “Tasa de fuga de metano en México es "alarmante" para el cambio climático: informe”: “La tasa de fugas de metano de las operaciones de petróleo y gas de México es dos veces superior que la del mayor productor mundial de crudo, Estados Unidos, según un informe de un grupo de investigadores que se publicará esta semana. Invisible e inodoro, pero mucho más dañino que el dióxido de carbono, los científicos que investigan el cambio climático consideran que el metano es uno de los principales impulsores del calentamiento global. El metano se produce en México y en otros lugares como subproducto de la industria del petróleo y gas. Es el principal componente del gas natural y, si se captura, puede utilizarse como combustible para centrales eléctricas y para uso doméstico. “Daniel Zavala, científico del Fondo de Defensa del Medio Ambiente (EDF), un grupo sin ánimo de lucro en Estados Unidos, especializado en las emisiones de metano generadas por la industria del crudo y gas en el mundo, ha estudiado durante mucho tiempo las emisiones de México. Zavala dijo que los datos de los satélites muestran que aproximadamente el 4.7% del gas producido en el país se libera a la atmósfera, una tasa de fuga muy alta según estándares globales. “Los resultados mexicanos se comparan con una tasa del 2.3% en Estados Unidos y del 3.7% en la cuenca Permian, la mayor región estadounidense de producción de crudo, situada al oeste de Texas y una zona colindante del sureste de Nuevo México. “La investigación se centró en el este de México, que tiene la mayor actividad de producción de petróleo y gas del país y las correspondientes emisiones de metano. La tasa de fugas es una fórmula que divide todas las emisiones de metano del petróleo y el gas entre la producción total de gas natural. El cálculo incluye todas las fuentes de emisiones de la industria: fugas, venteo y quema. “Reuters no pudo determinar si el problema ha mejorado o empeorado bajo el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asumió el cargo a fines de 2018. Pero el estudio estima que en México se desperdician 1.3 millones de toneladas de metano por año, alrededor de un tercio de las importaciones de gas natural del país y equivalente a 200 millones de dólares. “Pese a que los gobiernos de todo el mundo no suelen comunicar las cifras de las fugas, los científicos pueden estimar las tasas observando las emisiones y la producción reportadas. Ni Pemex ni la Secretaría de Energía respondieron a solicitudes de comentarios, pero ya han reconocido públicamente problemas de mantenimiento. “A escala global, las emisiones de metano son responsables de alrededor del 30% del calentamiento desde la Revolución Industrial, ha dicho recientemente Naciones Unidas. El metano es mucho más potente a la hora de atrapar el calor que el dióxido de carbono, pero sólo permanece en la atmósfera alrededor de una década. “Científicos y reguladores energéticos actuales y anteriores de México dijeron a Reuters que capturar más del gas como combustible podría permitir al gobierno de López Obrador ser más independiente energéticamente al tiempo que aborda una amenaza climática. La oficina del presidente no respondió inmediatamente a solicitudes de comentarios”. Muy grave y preocupante lo que Pemex enfrenta. Llama mucho la atención si López no lo sabe, si lo engañan, o simplemente no le importa. Porque desde el momento en que designó a un Ingeniero Agrónomo como director de Pemex, solamente por ser su amigo y paisano, las dudas se agrandaron. Lo malo es que sigue y sigue metiéndole millones y millones a Pemex, sin que sirva para nada. Y, por otra parte, al igual que denunció López corrupción en todas las Secretarías, Instituciones, organismos independientes, la realidad es que nada ha cambiado: la corrupción sigue. Un claro ejemplo es que a pesar de la salida de Romero Deschamps del Sindicato, sin que NADA le hicieran. Es una clara muestra de que su cambio ha sido de la Mafia del Poder a la Mafia en el Poder." ["post_title"]=> string(48) "De Frente Y Claro | PEMEX CADA DÍA MÁS HUNDIDO" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(44) "de-frente-y-claro-pemex-cada-dia-mas-hundido" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-29 09:17:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-29 14:17:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=68726" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17587 (24) { ["ID"]=> int(68770) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-30 10:34:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-30 15:34:52" ["post_content"]=> string(11449) "Solemos suponer que las ideas no transforman el mundo, cuando en realidad no nos atrevemos a comprometernos con ellas hasta sus últimas consecuencias.    Otra posibilidad está en que los cambios en la realidad material detonen y favorezcan al surgimiento de nuevas ideas.  En cualquier caso el compromiso total es determinante.    La semana anterior desarrollamos tres tipos de ideas: las exitosas, las disruptivas y las revolucionarias. Hoy toca el turno de explorar el principal mecanismo mediante el cual dichas ideas se materializan en el mundo objetivo.  Las ideas son las semillas de las que nacen, se alimentan y evolucionan las narrativas que dan forma y orden al mundo material en su conjunto que percibimos los seres humanos. Ante una realidad objetiva dada, el ser humano construye relatos que la explican y a partir de las ideas, intenciones y propósitos, la interviene, modificándola. Y estas “ideas materializadas”, al interactuar sinérgicamente con los objetos y condiciones preexistentes, terminan por integrarse en una sola realidad que nunca –aunque la diferencia sea microscópica– será la misma que la previa.  Quizá, tras todo ese devenir que da lugar a su realización, la forma definitiva que tomó la idea al concretarse no corresponda con exactitud a como la imaginamos en un principio, pero esa “mutación adaptativa” entre lo pensado y lo que termina por concretarse es una parte esencial e inevitable del proceso creativo, tanto individual como colectivo.    Pero también está el otro lado de la ecuación: en la cara opuesta están quienes se aferran con terquedad a la realidad existente, convencidos de que carecen por completo de poder alguno para modificarla. Y hay también otro segmento que supone que con el mero deseo, con el mero pensamiento o con unas cuantas declaraciones escritas en un papel o colgarse del cuello un cuarzo de determinado color serán capaces de modificar entornos sólidos y objetivos de la realidad que los rodea.  Desde luego que ni obstinarse en que el mundo “es lo que es y ni modo”, o asumir que con mi mera intención mental puedo “moldear el cosmos según mi narcisismo lo determine” conduce a ningún tipo de transformación significativa; por el contrario, ambas posturas, aunque en apariencia parezcan opuestas, en realidad son las dos caras de la misma moneda: ambas, al permanecer funcionando según el estado habitual de las cosas, confirman y fortalecen día con día el statu quo dominante con el que, en apariencia, están disconformes.  Quizá la causa auténtica y profunda de que optemos por suponer que las ideas no transforman el mundo es porque no nos atrevemos a asumir esa idea y comprometernos con ella, estando dispuestos a pagar los precios que eso implica.  En el fondo lo sabemos: para que una idea de verdad se materialice, para que asiente sus raíces en la realidad objetiva requiere de ser asumida con total compromiso, con una entrega irrestricta, con absoluta convicción, haciendo que cada uno de nuestros actos sean congruentes con ella, lo que implicaría que el primer transformado seríamos nosotros mismos.  Una vez que esto ocurre, podemos estar seguros de algo: nuestra idea ha comenzado a existir, a tomar forma, a asentarse en el mundo objetivo; lo mucho o poco que influya después no siempre depende de nosotros sino de la forma en que esa realidad emergente consiga interactuar con las estructuras preexistentes.  Y, como ya lo apuntaba arriba, esto nada tiene que ver con pensamientos mágicos o con escribir decretos en un cuaderno. Cuando hablo de comprometerse con una idea con absoluta convicción implica justo eso: que nuestra vida gire en torno a llevarla a la práctica y el resto de nuestras acciones se correspondan de forma coherente y sinérgica con ella. Eso es justo lo que ha ocurrido en prácticamente todos los casos de ideas exitosas, disruptivas o revolucionarias que transformaron en mayor o menor medida la realidad de su tiempo: quienes las idearon y llevaron a la práctica, empeñaron su vida en ellas.  Pero, también hay que decirlo, por cada uno que consigue materializar una idea transformadora, hay miles, quizá millones que fracasan en el intento. Las razones de este fracaso son diversas: la falta de compromiso, la indolencia ante el esfuerzo necesario, la incapacidad de enfocarse lo suficiente, el temor a carecer de la fuerza interior necesaria, o el panico de conseguirlo y no ser capaces de sostenerse en ella.  Otra posibilidad, hay que asumirlo, es simplemente que la idea no era tan buena como suponíamos o no era su momento y quizá alguien más, en otro tiempo o circunstancia consiga realizarla. El 99% de las ideas que emergen en los seres humanos terminan en nada, pero eso es la esencia de la vida plena: el genuino riesgo de que las cosas no salgan como nos gustaría y que aún así estemos dispuestos a comprometernos con nuestras convicciones y llevarlas hasta el límite de nuestras fuerzas. Esto nos lleva a una premisa un poco más compleja pero más apegada a la realidad que la propuesta de inicio: si bien son las ideas las que transforman gradualmente la realidad humana y lo hacen en distintas formas y niveles según cada caso, no todas las ideas y no bajo cualquier circunstancia lo consiguen, pero en ningún caso la idea se materializa sola; comprometerse de forma absoluta con ella es del todo indispensable.      El camino opuesto En general la emergencia creativa de nuevas ideas, que se concretan a partir de ese compromiso irrestricto que se decía arriba, es lo que suele transformar la realidad. Sin embargo, en determinadas circunstancias las cosas ocurren de forma distinta: cambios significativos y abruptos en la realidad material son también detonantes, e incluso llegan a obligar, el surgimiento de nuevas ideas, nuevos proyectos, soluciones innovadoras antes inaceptables.  En este caso, mientras las ideas suelen materializarse y entrelazarse con otras generando cambios en los sistemas de manera gradual, las ideas que emergen como soluciones a problemas inesperados y súbitos pueden transformar el entorno de forma violenta y rápida.  Terremotos devastadores han propiciado cambios sustanciales en los sistemas constructivos y tendencias arquitectónicas de las zonas sísmicas, ante desbordamiento de ríos se han diseñado presas y cauces, se han desarrollado refugios prefabricados, hospitales inflables, refrigeradores solares, cambios y regulaciones en la banca tras crisis económica,  la mejora de infraestructuras y un largo etcétera.   La pandemia por Covid-19 ha sido uno de esos catalizadores que, trastocando la vida cotidiana del mundo entero, ha dejado al descubierto vicios y problemas que veníamos acarreando y nos negábamos a abordar. La emergencia sanitaria ha forzado a desarrollar nuevas tecnologías y soluciones en el campo de la medicina, ha trastocado nuestro modo de comunicarnos, movernos y relacionarnos con los otros, ha transformado nuestro modo de trabajar, de consumir, de viajar y muchos de estos cambios forzados podrían conducir a nuevos sistemas más funcionales y eficaces para con la nueva realidad que se construye día con día como respuesta a la crisis global que vivimos. Más allá de los cambios útiles pero superficiales que pudieran sostenerse una vez terminada la pandemia, como el uso de cubrebocas en el transporte público y concentraciones masivas, el perfeccionamiento de las vacunas y los sistemas para aplicarlas o nuevos protocolos para evitar infecciones, la crisis tras la Covid-19 ha sido tan amplia –el mundo entero–, tan profunda –se ha dejado sentir en prácticamente todos los ámbitos– y sostenida en el tiempo –cuando menos durará dos años– que ha dado lugar a una nueva problemática general que exige ser atendida de manera creativa y novedosa, pero sobre todo, inmediata.   Desde las legislaciones laborales que no consideran con seriedad las implicaciones del home-office, la necesidad de nuevos sistemas educativos, lo problemático de los modelos comerciales de viviendas sin las dimensiones y características apropiadas para familias que deberán hacer trabajo y educación desde casa, las dinámicas de consumo, sólo por citar unos cuantos ejemplos, son muchos los aspectos de la economía, la cultura y las interacciones sociales que se han visto trastocadas de forma imprevista.  Al mismo tiempo de ser la peor crisis global que se tenga noticia, la actual pandemia es también una oportunidad dorada para implementar nuevas ideas que cambien los sistemas obsoletos al grado de trastocar paradigmas muy asentados. Resolver los grandes problemas de la humanidad requiere creatividad, pero no solamente. Muchas veces llevar a cabo el esfuerzo en el momentum –tiempo y circunstancia apropiada– consigue potenciar la velocidad de aceptación y la eficacia, porque consigue conectar la idea naciente con una necesidad inaplazable y real, muy lejos de las necesidades “inventadas” que suelen crearse a golpes de publicidad con el mero propósito de incrementar las ventas o sacar al mercado un nuevo producto del que se pretende controlar el nicho emergente.  Es aquí donde aquello de las “crisis son una oportunidad” deja de ser un tópico para convertirse en una coyuntura genuina. Como siempre sucede, la clave estará en el “cómo” estas nuevas ideas sean aplicadas, ya sea para intentar volver al mundo del pasado y reafirmar el statu quo vigente o para renovar los paradigmas y enfrentar los retos que nos pone enfrente el siglo XXI con con herramientas apropiadas para desafiarlos con esperanza real de mejora.     Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(39) "Narrativas: el compromiso con las ideas" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "narrativas-el-compromiso-con-las-ideas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-30 10:34:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-30 15:34:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=68770" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(48) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "37ed0f3fe72621c454107be1b0be753e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Narrativas: el compromiso con las ideas

Narrativas: el compromiso con las ideas

Solemos suponer que las ideas no transforman el mundo, cuando en realidad no nos atrevemos a comprometernos con ellas hasta sus últimas...

julio 30, 2021
De Frente Y Claro | PEMEX CADA DÍA MÁS HUNDIDO

De Frente Y Claro | PEMEX CADA DÍA MÁS HUNDIDO

Haciendo Historia, como lo prometieron en campaña, López y su 4T nos muestran y demuestran el gran cambio ofrecido, con el que...

julio 29, 2021




Más de categoría

GRAN INE-GURACIÓN DEL CIRCO

¡Señoras y señores, después de la larga espera, este domingo 1º de agosto de 2021 podrán presenciar por fin,...

julio 30, 2021
La Dirección General de Juegos y Sorteos. Segunda parte

La Dirección General de Juegos y Sorteos. Segunda parte

Los acuerdos que se tomaron en la Secretaría de Gobernación el 25 de junio, entre los ejecutivos de la...

julio 30, 2021
Narrativas: el compromiso con las ideas

Narrativas: el compromiso con las ideas

Solemos suponer que las ideas no transforman el mundo, cuando en realidad no nos atrevemos a comprometernos con ellas...

julio 30, 2021

EMBARAZO EN NIÑAS Y ADOLESCENTES

Hace unos días el Consejo Nacional de Población (CONAPO) a través de su secretaria general y titular reportaron que...

julio 30, 2021