La Dirección General de Juegos y Sorteos. Segunda parte

Los acuerdos que se tomaron en la Secretaría de Gobernación el 25 de junio, entre los ejecutivos de la empresa permisionaria del Hipódromo de las Américas, los representantes del gremio hípico y la “tolerada” Comisión de Carreras...

30 de julio, 2021 La Dirección General de Juegos y Sorteos. Segunda parte
Publicidad
Publicidad

Los acuerdos que se tomaron en la Secretaría de Gobernación el 25 de junio, entre los ejecutivos de la empresa permisionaria del Hipódromo de las Américas, los representantes del gremio hípico y la “tolerada” Comisión de Carreras van tomando forma y si la tercera ola del COVID lo permite, debemos volver a poner los cimientos para rescatar, entre todos, la Industria Hípica.

De acuerdo con lo dispuesto por la maestra Alma Itzel de Lira Castillo directora general de Juegos y Sorteos―, cumplió con su compromiso de mandar inspectores para verificar el buen funcionamiento de las carreras. Por lo que me relataron, los designados visitaron el ensilladero; les preguntaron a los jinetes su nombre y el nombre del caballo que montaban, lo que, en mi opinión, no tiene mucha relevancia. Es probable que hayan inspeccionado y verificado alguna otra área de la operación de la planta hípica. Lo ignoro. Empezar es lo que importa: Roma no se hizo en un día.

Insisto: Me parece importante que se debe nombrar a un interventor general, como lo contempla el permiso, que pueda verificar, sobre todo, la cadena de custodia de las pruebas antidoping, pero en mi opinión, este individuo o grupo de personas deben ser especialistas, reconocidos en el medio, para que den certidumbre en la operación y vuelva la confianza dentro del gremio, que está muy deteriorada. Perder la confianza es muy fácil; recuperarla cuesta un gran esfuerzo. 

Así pues, la invitación que me hizo el director general de la permisionaria, Sergio Alamán González ―ciertamente obligado por las circunstancias―, se concretó e hicimos (el miércoles 28 de julio) un recorrido para inspeccionar las instalaciones, en vista a la demanda que el gremio hípico ha hecho por el deterioro de estas, sobre todo en la zona de caballerizas y de la pista de carreras. 

Hay muchas cosas que se deben mejorar, por ejemplo, durante la visita le comenté al señor Alamán que, en el Clásico Diamante, que se corrió el pasado sábado 24, la potranca Delik ―la superfavorita― simplemente se negó a arrancar, por esos imponderables que suceden en las carreras de caballos. No conozco el estado del arrancadero, pero es muy probable que también necesite una renovación completa o de plano adquirir uno nuevo. 

Lo que me sorprendió es que los señores árbitros ni una “averiguación” promovieron, lo cual es su obligación, para informar al público qué sucedió ―los árbitros deben hablar con el juez de arrancadero y con el jinete para saber qué pasó―, pues es vital que los aficionados que “invirtieron su dinero” y apostaron en el ejemplar conozcan el dictamen de los árbitros. Este tipo de acciones generan confianza en el espectáculo. En fin…


Publicidad
Publicidad


Regresando al tema que nos ocupa, un viejo caballista, miembro de la asociación que representamos, me escribió: “si los caballistas pagan una cuota para poder participar en las carreras, cuando menos las caballerizas deberían estar impecables. Con cero goteras, pisos en perfecto estado, rampas, puertas, ventanas, instalaciones eléctricas, tomas de agua, drenajes, etcétera.”

Sabiendo de la visita, otro amigo, un old timer, me comentó: “En mi cuadra por cada 5 lámparas sirve una. Las caballerizas tienen muchos hoyos en las paredes y se me han lastimado 2 caballos. La herrería en general está muy mal y de pintura ni hablamos…”

 

Otro caballista muy entusiasta me recomendó, exponerle al señor director:

  • Creo que el tema del mal estado de la zona de caballerizas es importante y la plaga de pulgas.
  • La pista, aunque es inconsistente algunos días, parece que van mejorando.
  • Pisos destrozados, ventanas caídas, paredes cayéndose, en fin, es un desastre.
  • El teletimer ha fallado algunos días, también sería bueno preguntar en qué estado está.
  • Otro tema relevante (y que es condición del permiso) es la “Escuela de Jinetes”; cada día tenemos menos y peores jinetes.
  • En fin, podríamos pasarnos toda la mañana y no acabaríamos…

Un entrenador me escribió:

  • Las bajadas de la pista con mil piedras.
  • Debería haber cajeros de los bancos, sobre todo en el área de tribunas, porque ya sería mucho pedir en caballerizas para que la gente se la rife. 
  • Los baños de los empleados están en un total abandono dentro de las caballerizas.

Uno de los tantos veterinarios, me expresó: Creo que el corazón del tema es:

  • Módulo antidopaje (verdadera capacitación).
  • Cuerpo de árbitros.
  • Y que no permiten ningún tipo de asociación civil (veterinarios, jinetes, etc.)
  • Ah… y pruebas aleatorias a gente pues se sospecha que trafican con drogas.
  • El personal de vigilancia es tendencioso y mal educado.

Hubo quien me comentó que se les permitiera a los propietarios poner cámaras de video para poder monitorear a sus caballos a la distancia, lo cual me parece una buena idea.

Todos estos testimonios son prueba de que la empresa permisionaria ―en esencia, la española Codere― no ha tenido dinero ni para el mantenimiento ni para ofrecer buenos premios. Ha subsistido a base de préstamos como lo he documentado en artículos anteriores (Codere en Problemas).

 

Así pues, acompañado por parte del equipo operativo y de mantenimiento de la planta hípica, recorrimos parte de la pista, que me pareció bien mantenida y la bajada a la pista está en buen estado. En la zona de caballerizas, me llevaron a la legendaria Cuadra Santa Rita, que es la primera a la que se le está dando mantenimiento lo cual ya me habían advertido las personas que me tienen al tanto―. Me asomé a otra cuadra y sí, de plano es un desastre.

Alamán me informó que la empresa tiene un programa de inversión para que, en tres, cuatro meses a lo mucho, toda la zona estará remodelada. Los atletas equinos lo merecen.

Por cierto, me dio gusto saludar a viejos compañeros, caballerangos y entrenadores que se ganan la vida trabajando en condiciones difíciles ¿Ya va a regresar ingeniero…me preguntaron?

Como resultado de la visita acordé con Sergio Alamán ―que es un caballero―redactar una minuta para mandarla a la Dirección de Juegos y Sorteos, de la secretaría de Gobernación y así cumplir con nuestro compromiso. 

Para los críticos del gobierno de la Cuarta Transformación y conste que he sido uno de ellos―, la Secretaría de Gobernación, al mando de doña Olga Sánchez Cordero, está trabajando. 

Nuestra actividad, que aparenta ser fifí, no lo es. Es una fuente de empleos e impuestos importante y habrá que apoyarla, exigiéndole a la permisionaria que cumpla con las condiciones de su permiso. Va a tener que pedir más dinero prestado, pues todo el gremio hípico requiere buenos premios para subsistir y crecer otra vez.

 

Continuará…

 

Comentarios
Publicidad
Publicidad
object(WP_Query)#18480 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68774) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68774) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18498 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18521 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18491 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-23 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-20 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (68774) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18513 (24) { ["ID"]=> int(69873) ["post_author"]=> string(2) "64" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-30 12:25:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 17:25:19" ["post_content"]=> string(10801) "Un estimado amigo, refugiado español, me compartió esta anécdota. Platicando con su abuelo, con quien pasaba sus vacaciones en el norte de España disfrutando de la vida campirana, preguntó por qué, después de la cosecha otoñal acostumbraban sembrar su trigo antes de que cayera la primera nevada del invierno. Le respondió que las semillas se preparaban para la primavera del año siguiente; meditaban en su futuro, aprendían a resistir las inclemencias del tiempo y se fortalecían para recibir las aguas del deshielo y germinar para la temporada siguiente. El frío del invierno las templaba y ellas se fortalecían con las aguas que las despertaban y entonces se reportaban para germinar y ofrecer una buena cosecha en la siguiente temporada. La cosecha del año pasado quedó en los libros de la hacienda; buena o mala, sequía, inundación o buen tiempo y trabajo ya son historia. Hay que prepararse para la siguiente, aceptar lo pasado y planear lo siguiente.  Tiempo similar es el que vivimos; estamos en un invierno histórico. Nuestra labor del momento se centra en fortalecernos en la crudeza de nuestro invierno planetario: primero sobrevivir, reforzar nuestro sistema inmunológico, repasar nuestra historia: mundial, nacional y personal, rememorar tantos recuerdos gratos que hemos vivido: la llegada del hombre a la Luna, la caída del muro de Berlín, los intentos postguerra de mejorar este mundo, la creación de la ONU, la guerra fría, la crisis de los misiles rusos en Cuba, la muerte de Kennedy, la época de las dictaduras; los grandes líderes: Juan Pablo II, Gorbachov, Ángela Merkel, Margaret Tatcher, Teresa de Calcuta, Salvador Allende, José Mújica; los desastres financieros de todos tipos, devaluaciones, inflaciones galopantes de hasta tres dígitos, derrumbe del comunismo y de la Cortina de Hierro; las reconstrucciones milagrosas de Japón y Alemania, las corruptas imitaciones de los populismos latinoamericanos que evaporaron tantos planes de ayuda a costa de tantas vidas, tantos martirios donde relumbran el Padre Pro y el obispo Romero. Los esfuerzos de tanta gente buena en todos los campos que poco han logrado porque es la necesidad demasiado grande y los auténticos trabajadores son muy pocos. Tal vez el campo deportivo traiga a nuestra mentes mejores motivos de alegría, Necaxa venciendo al Santos de Pelé, las campeonísimas Chivas, el América de Roca, la selección de Trelles en Chile; los Diablos Rojos de Ramón Arano, el Zurdo Ortiz y Aurelio López; Cóndores de UNAM, Águilas Blancas de Poli, las olimpiadas del 68, los grandes equipos mundiales: Real Madrid, Yanquis de Nueva York, Celtics de Boston, Santos de Brasil; los grandes héroes Pelé, Maradona, Di´stéfano, Valenzuela, Hugo Sánchez, Roger Federer, Florence Griffin, Nadia Comaneci, Michael Jordan Dick Fosbury, Michael Phelps mención especial a mi gusto para Jesse Owens. Y unas miríadas más. Aterrizando remembranzas con nuestro país, de Don Porfirio para acá, lo que vivimos y recordamos, lo que nos platicaron nuestros mayores y lo que hemos leído y escuchado de escritores y conocedores nos llevan a la actualidad, la sempiterna división de opiniones y actuaciones nuevamente se radicaliza y nos mantiene tan enfrentados como en los años finales de Don Porfirio, como en las disputas postrevolucionarias y en la guerra cristera y aunque ahora se publicita que el México Bronco se ha domado (tanto como la pandemia), la realidad nos muestra todo lo contrario al ver la Guardia Nacional que ni siquiera ha reducido los niveles de violencia, con incremento incontenible y sostenido de los asesinatos, invadiendo de manera alarmante esferas antes respetadas, haciéndome recordar el ambiente descrito por Agustín Yáñez en su novela “Al Filo del Agua” y hoy me siento al filo de la tormenta. En todas las crisis se presentas insospechadas áreas de oportunidad. La sociedad generará diferentes conductas, reacciones, relaciones, interacciones; repitiendo algunas pasadas, modificando algunas, inventando nuevas, la antigua normalidad jamás regresará y pasará un tiempo para llegar a una nueva normalidad, hoy impredecible, depende de lo que hagamos. El México con el que soñamos empieza con eso: soñar con un país utópico, diseñar idealmente un mundo nuevo donde podamos vivir, realizarnos y trascender, el mundo que queremos dejar a nuestros hijos y nietos, lo que esperábamos en nuestra juventud y buscamos en nuestra madurez; y después bajar el nivel hacia algo realizable. Planeado el edificio procederemos a fijar los cimientos, esos mismos que se han sacudido con el paso de los años y tenemos que asentarlos firmemente. La Nación requiere un refrendo de la axiología nacional fundamentar la jerarquía donde el mayor valor sea LA VIDA por encima del dinero, el poder, el placer, la apariencia y el lujo que en muchas áreas y ocasiones han venido a ponerse falsamente como principales y que han venido desvirtuando de manera lenta pero segura la vida cotidiana orientando nuestros pasos por senderos muchas veces equivocados. Preparado el terreno, compactado con la roca del valor de la vida procederemos a erigir el cuerpo del edificio sustentado por cuatro columnas principales: BONDAD, BELLEZA, VERDAD Y JUSTICIA.Y partir de esta estructura uniforme procederemos cada quien a construir su porción agregando el resto de valores y acomodándolos como nos parezca, integrándonos al resto de sociedad sobreviviente que ha vivido la misma experiencia y que seguramente será susceptible de poner manos a la obra. Requerimos para esto una actitud optimista, una mente abierta, dejando atrás todo lo pasado recordando que si queremos resultados diferentes tendremos que accionar de manera diferente. Dispuestos a no repetir los mismos errores, conscientes de que no somos infalibles y que cometeremos errores con la esperanza de que serán menos graves y menos trascendentes. Inspirados en una actitud de renovación y ambientándonos a esta nueva realidad iremos reanudando anteriores y nuevas relaciones, integrándonos a viejos y nuevos grupos, adquiriendo nuevos compromisos, buscando nuevas metas o las mismas con diferente óptica o metodología. Este proceso ya lo hemos vivido y no veo cómo modificarlo en la forma pero sí en el fondo, de esa manera se irán formando grupos de amigos con intereses comunes, asociaciones, clubes, sociedades, empresas, agrupaciones, institutos, cadenas, conglomerados, iglesias, gobiernos, naciones.  INSTITUCIONES El tamaño de las mismas dependerá del objetivo que se propongan, de la capacidad de sus integrantes y del esfuerzo coordinado de todos sus elementos, la permanencia y desarrollo de las mismas no depende del dinero que se emplee en ellas, sino del paulatino crecimiento de los resultados que se vayan obteniendo, de la permanente evaluación y rectificación de curso.  El objetivo de rediseñar un país no está al alcance de un solo hombre por muy carismático que sea ni por muy altas que sean sus miras, sino de un ideal claro y sencillo, constructivo, alcanzable, evaluable, integrador que motive a todo un pueblo a conseguirlo; con un líder que una y no divida, personas como Gandhi, Mandela, Luther King, Kennedy que llevaron a sus seguidores a conseguir la sal, a finalizar el apartheid, a defender sus derechos civiles o a conquistar la Luna.  Estamos muy lejos de conseguir algo así, pero cada uno de esos hombres son producto de una cultura que les dio bases para mejorar, y hoy tenemos la oportunidad de iniciar una nueva sociedad, integrando diferentes instituciones que arraiguen en nuestro inconsciente colectivo de tal manera que nos sea imposible vivir sin ellas y que no puedan ser destruidas con un plumazo ocurrente del mandatario en turno.Es a los legisladores a quienes corresponde iniciar reivindicándose del papel de oficialía de partes dependiente de un dictador que no admite ni una coma de corrección y que los ha dejado en el papel de mandaderos sin voz ni voto, aunque lo que se les pide sea inconstitucional desde un principio. Es con la REDINE, ya propuesta, que serviría de gimnasio de entrenamiento a todos los ciudadanos interesados en mejorar nuestro país. Se les daría una plataforma donde sus voces serían tomadas en cuenta ofreciendo un foro de debates a quienes quieren ocupar los puestos directivos y donde serían electos aquéllos que convenzan a sus electores y que en verdad representen sus intereses con prioridad, aunque en algunos casos difieran de los de sus partidos. Los miembros de cada chat distrital moderarían sus lenguajes y se obligarían a razonar, argumentar, convencer, arriesgándose a quedar mal con sus vecinos, familiares y amigos, con la experiencia vendría la oportunidad de dialogar, conocerse y terminarían por integrarse en una comunidad electoral y el representante sería realmente popular. Al rendir allí mismo sus cuentas, no solo de efectivo, sino de actuación en la Cámara y fuera de ella, dificultaría la corrupción siendo castigado adecuadamente por sus conciudadanos. Muchas zonas citadinas ya sufrieron las experiencias de las asociaciones de colonos, consejos de participación ciudadana, etc. y podrían aportar mucho; se conocerían e intercambiarían experiencias, comentando sus propósitos dándose cuenta de que quienes no votan igual que uno también están buscando el bien común y sólo difieren en el camino de búsqueda. Los partidos políticos dejarían de asignar candidaturas por compadrazgo o amiguismo y tendrían que dejar de nombrar impresentables para los puestos públicos, de la misma manera se reduciría el dispendio electoral muchas veces insultante para las mayorías, y al no disponer de dinero para campañas habría menos interés de fundar partidos espurios que sólo desangran el presupuesto nacional. No es un sueño de opio ni se lograría de un plumazo, pero podemos dar el primer paso.    " ["post_title"]=> string(13) "INSTITUCIONES" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(13) "instituciones" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-30 12:25:19" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 17:25:19" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69873" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18408 (24) { ["ID"]=> int(69718) ["post_author"]=> string(2) "47" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-25 09:20:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-25 14:20:44" ["post_content"]=> string(7579) "Hace ya muchos, muchos años, más de un siglo, la sociedad decidió quitar de su psique social un elemento que estuvo presente durante la formación de las sociedades: el aspecto metafísico, el concepto de la Fe. Este aspecto daba a las sociedades hasta el siglo XIX un entendimiento que hoy no está más. Uno que se caracterizaba por tener cierto “halo” de divinidad. Era la Fe divina. Lo que provocaba en la gente de esas sociedades un sentido de respeto, reconocimiento y temor por el mismo significado sagrado, de la Providencia. Muchos factores, que no son solo científicos sino ideologías de todo tipo, contribuyeron para que se generara esta llamada secularización de las sociedades en el mundo occidental, lo que en algún momento fue definido como “Modernismo”. Tema de otra entrega. La respuesta social, económica, sociológica y política fue la de dotar a la sociedad y sus instituciones de un grado de respeto, dignidad y sobre todo de una clase o tipo de piedad sustituta, ya que ésta era el principal ingrediente junto con su fuente Divina, la que se sustituía. Se creyó que el producto alternativo provocaría la misma respuesta en la gente que conformaba la sociedad de entonces y continuaría per secula seculorum, es decir, por siempre. Craso error considerar que los seres humanos, las personas, las sociedades responderían de igual forma al remedio que los pensadores, científicos, poetas y filósofos de la misma línea, la secular, crearon. Y es un error de ese tipo porque abandonaron la Fe, pero siguieron siendo personas religiosas. Por ello, trataron, con sus conceptos, llevar a la sociedad occidental a un “Sinaí” secular, donde le entregaron leyes e instituciones para adorar, a las que esperaban, honestamente, que la gente adoptara y cumpliera a cabalidad los preceptos de ellas para continuar con la magnífica tarea de edificar una sociedad lejos de los conceptos metafísicos, divinos, sagrados, de Fe, heredados de las sociedades anteriores que los habían usado como base para llegar a donde se encontraban. Decidieron no conservarlos más. Nunca las sociedades han sido perfectas. Siempre ha existido una parte oscura, la que se alberga entre las sombras de lo que se edifica. Todo está siempre amenazado por la gran libertad que el ser humano tiene. La que se ha conocido como el “libre albedrío” o el famoso mexicanismo: “a mí nadie me dice qué hacer”. Característica más de la raza humana, que solo del pueblo mexicano. Pero debo recordarme que eso es tema de otra entrega. La pasión por el mismo me domina y las palabras sólo brotan en su carrera por llegar al final de la página y de la entrega. Perdón. Decretar y “empoderar”, dos términos legales y de la cultura secular en la que vivimos que tratan de lograr lo mismo que las leyes divinas y los principios morales que se desprenden de los primeros sí logran. Aristóteles los calificaba como elementos de segundo y primer grado, respectivamente, debido a que a unos les concedía funciones que no podían lograr los primeros; es decir, las leyes emanadas del senado griego no provocaban que en el interior de la persona surgiera un sentimiento pío o de piedad que provocara lo que las leyes le pedían hacer: que no obrara mal. “Las leyes solo detienen a las personas de cometer delitos, pero no las cambian”, aseguraba Rousseau. “Menos las transforman”, afirma quien escribe. No así los principios morales y la ética, que sí tenían el elemento metafísico para lograr que el ser humano se autogobernara dentro de los parámetros o límites, los “Ethos” y las “Mores”, la Ética y la Moral, que provoca la sana convivencia de una raza de personas capaces de las mayores atrocidades y las mejores bondades. Con el decreto y el empoderamiento, las mentes seculares cometen el mismo error que sus antepasados del siglo XIX: creer que la gente va a cumplir lo decretado o que la gente, una vez, “empoderada”, será diferente a lo que ha sido. La experiencia dice que no funciona y no funcionará. Aristóteles y Rousseau, tienen razón. Los decretos y el empoderamiento no provocan el autogobierno, no generan piedad, menos arrepentimiento. La mejor evidencia que tengo a la mano son las llamadas, “Alertas de Género”, para tratar de palear un hecho atroz: la violencia contra las mujeres. En los últimos seis años se han emitido 23 Alertas de Violencia de Género (AVG) —las últimas tres la semana pasada—; sin embargo, pese a que este mecanismo ha logrado visibilizar la violencia contra las mujeres, las agresiones siguen en aumento. De acuerdo con el Reporte Especializado de Violencia contra la Mujer, de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, desde 2015 a la fecha, el país registra 5041 carpetas de investigación por feminicidio; el porcentaje va en aumento cada año: en 2016 47% más respecto al año anterior; en 2017, 22.4%; 2018, 2.3%; 2019, 5.8%; y en 2020, 0.32%. De enero a junio de 2021 van 495 indagatorias por feminicidio, que representan 3.7% más que el año anterior. “En muchas ocasiones, las alertas son llamados a misa, porque no se atiende de fondo el problema, ya que en muchos asuntos no hay acceso en la justicia, ni eco en la atención real” dijo Sylvia Garfias, diputada del PAN, de la Comisión de Igualdad de la Cámara de Diputados. Y agrega que la violencia “feminicida y homicida sigue imparable, pero es cuando te das cuenta que la alerta dista mucho de tener avances, aparte de que los recursos son cada vez menores, pocos”. Verónica Sobrado, diputada del PAN, en cuanto a la aplicación, la panista consideró que “las acciones que se decretan en cada alerta deben traducirse en resultados, más que en declaraciones”. Hasta el momento, las entidades que tienen AVG son 23 de los 32 estados. Los estados que faltan son Aguascalientes, Baja California Sur, Coahuila, Guanajuato, Hidalgo, Querétaro, Tabasco y Tamaulipas. Eunice Rendón, experta en seguridad, dijo que: “las medidas no han sido suficientes porque la violencia continúa al alza, por ello, urgió a las autoridades a trabajar para terminar con el problema”. En el año 2000, El Memo Vicente Fox hizo lo mismo: nombró a Guadalupe Morfín Otero como la Comisionada para Combatir y Erradicar la Violencia contra la Mujer en el país. Lo único que sucedió desde entonces a la fecha es nada. Hablando en plata, fue un soberano fracaso. La violencia sigue imparable porque por más que decretan y empoderan, por desgracia no logran ni siquiera tumbarle una pluma al gallo. Así es El Meollo del Asunto.    " ["post_title"]=> string(67) "El Meollo del Asunto | Decretar y empoderar, meras burbujas de aire" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(64) "el-meollo-del-asunto-decretar-y-empoderar-meras-burbujas-de-aire" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-26 19:24:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-27 00:24:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69718" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18513 (24) { ["ID"]=> int(69873) ["post_author"]=> string(2) "64" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-30 12:25:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 17:25:19" ["post_content"]=> string(10801) "Un estimado amigo, refugiado español, me compartió esta anécdota. Platicando con su abuelo, con quien pasaba sus vacaciones en el norte de España disfrutando de la vida campirana, preguntó por qué, después de la cosecha otoñal acostumbraban sembrar su trigo antes de que cayera la primera nevada del invierno. Le respondió que las semillas se preparaban para la primavera del año siguiente; meditaban en su futuro, aprendían a resistir las inclemencias del tiempo y se fortalecían para recibir las aguas del deshielo y germinar para la temporada siguiente. El frío del invierno las templaba y ellas se fortalecían con las aguas que las despertaban y entonces se reportaban para germinar y ofrecer una buena cosecha en la siguiente temporada. La cosecha del año pasado quedó en los libros de la hacienda; buena o mala, sequía, inundación o buen tiempo y trabajo ya son historia. Hay que prepararse para la siguiente, aceptar lo pasado y planear lo siguiente.  Tiempo similar es el que vivimos; estamos en un invierno histórico. Nuestra labor del momento se centra en fortalecernos en la crudeza de nuestro invierno planetario: primero sobrevivir, reforzar nuestro sistema inmunológico, repasar nuestra historia: mundial, nacional y personal, rememorar tantos recuerdos gratos que hemos vivido: la llegada del hombre a la Luna, la caída del muro de Berlín, los intentos postguerra de mejorar este mundo, la creación de la ONU, la guerra fría, la crisis de los misiles rusos en Cuba, la muerte de Kennedy, la época de las dictaduras; los grandes líderes: Juan Pablo II, Gorbachov, Ángela Merkel, Margaret Tatcher, Teresa de Calcuta, Salvador Allende, José Mújica; los desastres financieros de todos tipos, devaluaciones, inflaciones galopantes de hasta tres dígitos, derrumbe del comunismo y de la Cortina de Hierro; las reconstrucciones milagrosas de Japón y Alemania, las corruptas imitaciones de los populismos latinoamericanos que evaporaron tantos planes de ayuda a costa de tantas vidas, tantos martirios donde relumbran el Padre Pro y el obispo Romero. Los esfuerzos de tanta gente buena en todos los campos que poco han logrado porque es la necesidad demasiado grande y los auténticos trabajadores son muy pocos. Tal vez el campo deportivo traiga a nuestra mentes mejores motivos de alegría, Necaxa venciendo al Santos de Pelé, las campeonísimas Chivas, el América de Roca, la selección de Trelles en Chile; los Diablos Rojos de Ramón Arano, el Zurdo Ortiz y Aurelio López; Cóndores de UNAM, Águilas Blancas de Poli, las olimpiadas del 68, los grandes equipos mundiales: Real Madrid, Yanquis de Nueva York, Celtics de Boston, Santos de Brasil; los grandes héroes Pelé, Maradona, Di´stéfano, Valenzuela, Hugo Sánchez, Roger Federer, Florence Griffin, Nadia Comaneci, Michael Jordan Dick Fosbury, Michael Phelps mención especial a mi gusto para Jesse Owens. Y unas miríadas más. Aterrizando remembranzas con nuestro país, de Don Porfirio para acá, lo que vivimos y recordamos, lo que nos platicaron nuestros mayores y lo que hemos leído y escuchado de escritores y conocedores nos llevan a la actualidad, la sempiterna división de opiniones y actuaciones nuevamente se radicaliza y nos mantiene tan enfrentados como en los años finales de Don Porfirio, como en las disputas postrevolucionarias y en la guerra cristera y aunque ahora se publicita que el México Bronco se ha domado (tanto como la pandemia), la realidad nos muestra todo lo contrario al ver la Guardia Nacional que ni siquiera ha reducido los niveles de violencia, con incremento incontenible y sostenido de los asesinatos, invadiendo de manera alarmante esferas antes respetadas, haciéndome recordar el ambiente descrito por Agustín Yáñez en su novela “Al Filo del Agua” y hoy me siento al filo de la tormenta. En todas las crisis se presentas insospechadas áreas de oportunidad. La sociedad generará diferentes conductas, reacciones, relaciones, interacciones; repitiendo algunas pasadas, modificando algunas, inventando nuevas, la antigua normalidad jamás regresará y pasará un tiempo para llegar a una nueva normalidad, hoy impredecible, depende de lo que hagamos. El México con el que soñamos empieza con eso: soñar con un país utópico, diseñar idealmente un mundo nuevo donde podamos vivir, realizarnos y trascender, el mundo que queremos dejar a nuestros hijos y nietos, lo que esperábamos en nuestra juventud y buscamos en nuestra madurez; y después bajar el nivel hacia algo realizable. Planeado el edificio procederemos a fijar los cimientos, esos mismos que se han sacudido con el paso de los años y tenemos que asentarlos firmemente. La Nación requiere un refrendo de la axiología nacional fundamentar la jerarquía donde el mayor valor sea LA VIDA por encima del dinero, el poder, el placer, la apariencia y el lujo que en muchas áreas y ocasiones han venido a ponerse falsamente como principales y que han venido desvirtuando de manera lenta pero segura la vida cotidiana orientando nuestros pasos por senderos muchas veces equivocados. Preparado el terreno, compactado con la roca del valor de la vida procederemos a erigir el cuerpo del edificio sustentado por cuatro columnas principales: BONDAD, BELLEZA, VERDAD Y JUSTICIA.Y partir de esta estructura uniforme procederemos cada quien a construir su porción agregando el resto de valores y acomodándolos como nos parezca, integrándonos al resto de sociedad sobreviviente que ha vivido la misma experiencia y que seguramente será susceptible de poner manos a la obra. Requerimos para esto una actitud optimista, una mente abierta, dejando atrás todo lo pasado recordando que si queremos resultados diferentes tendremos que accionar de manera diferente. Dispuestos a no repetir los mismos errores, conscientes de que no somos infalibles y que cometeremos errores con la esperanza de que serán menos graves y menos trascendentes. Inspirados en una actitud de renovación y ambientándonos a esta nueva realidad iremos reanudando anteriores y nuevas relaciones, integrándonos a viejos y nuevos grupos, adquiriendo nuevos compromisos, buscando nuevas metas o las mismas con diferente óptica o metodología. Este proceso ya lo hemos vivido y no veo cómo modificarlo en la forma pero sí en el fondo, de esa manera se irán formando grupos de amigos con intereses comunes, asociaciones, clubes, sociedades, empresas, agrupaciones, institutos, cadenas, conglomerados, iglesias, gobiernos, naciones.  INSTITUCIONES El tamaño de las mismas dependerá del objetivo que se propongan, de la capacidad de sus integrantes y del esfuerzo coordinado de todos sus elementos, la permanencia y desarrollo de las mismas no depende del dinero que se emplee en ellas, sino del paulatino crecimiento de los resultados que se vayan obteniendo, de la permanente evaluación y rectificación de curso.  El objetivo de rediseñar un país no está al alcance de un solo hombre por muy carismático que sea ni por muy altas que sean sus miras, sino de un ideal claro y sencillo, constructivo, alcanzable, evaluable, integrador que motive a todo un pueblo a conseguirlo; con un líder que una y no divida, personas como Gandhi, Mandela, Luther King, Kennedy que llevaron a sus seguidores a conseguir la sal, a finalizar el apartheid, a defender sus derechos civiles o a conquistar la Luna.  Estamos muy lejos de conseguir algo así, pero cada uno de esos hombres son producto de una cultura que les dio bases para mejorar, y hoy tenemos la oportunidad de iniciar una nueva sociedad, integrando diferentes instituciones que arraiguen en nuestro inconsciente colectivo de tal manera que nos sea imposible vivir sin ellas y que no puedan ser destruidas con un plumazo ocurrente del mandatario en turno.Es a los legisladores a quienes corresponde iniciar reivindicándose del papel de oficialía de partes dependiente de un dictador que no admite ni una coma de corrección y que los ha dejado en el papel de mandaderos sin voz ni voto, aunque lo que se les pide sea inconstitucional desde un principio. Es con la REDINE, ya propuesta, que serviría de gimnasio de entrenamiento a todos los ciudadanos interesados en mejorar nuestro país. Se les daría una plataforma donde sus voces serían tomadas en cuenta ofreciendo un foro de debates a quienes quieren ocupar los puestos directivos y donde serían electos aquéllos que convenzan a sus electores y que en verdad representen sus intereses con prioridad, aunque en algunos casos difieran de los de sus partidos. Los miembros de cada chat distrital moderarían sus lenguajes y se obligarían a razonar, argumentar, convencer, arriesgándose a quedar mal con sus vecinos, familiares y amigos, con la experiencia vendría la oportunidad de dialogar, conocerse y terminarían por integrarse en una comunidad electoral y el representante sería realmente popular. Al rendir allí mismo sus cuentas, no solo de efectivo, sino de actuación en la Cámara y fuera de ella, dificultaría la corrupción siendo castigado adecuadamente por sus conciudadanos. Muchas zonas citadinas ya sufrieron las experiencias de las asociaciones de colonos, consejos de participación ciudadana, etc. y podrían aportar mucho; se conocerían e intercambiarían experiencias, comentando sus propósitos dándose cuenta de que quienes no votan igual que uno también están buscando el bien común y sólo difieren en el camino de búsqueda. Los partidos políticos dejarían de asignar candidaturas por compadrazgo o amiguismo y tendrían que dejar de nombrar impresentables para los puestos públicos, de la misma manera se reduciría el dispendio electoral muchas veces insultante para las mayorías, y al no disponer de dinero para campañas habría menos interés de fundar partidos espurios que sólo desangran el presupuesto nacional. No es un sueño de opio ni se lograría de un plumazo, pero podemos dar el primer paso.    " ["post_title"]=> string(13) "INSTITUCIONES" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(13) "instituciones" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-30 12:25:19" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 17:25:19" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69873" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(45) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "7a7240aef190a85ddaa8a54147092f3d" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

INSTITUCIONES

Un estimado amigo, refugiado español, me compartió esta anécdota. Platicando con su abuelo, con quien pasaba sus vacaciones en el norte de...

agosto 30, 2021
sobre la fe

El Meollo del Asunto | Decretar y empoderar, meras burbujas de aire

Hace ya muchos, muchos años, más de un siglo, la sociedad decidió quitar de su psique social un elemento que estuvo presente...

agosto 25, 2021




Más de categoría
Isabel Arvide: “Viva López Obrador” vs “Él no va ahí”

Isabel Arvide: “Viva López Obrador” vs “Él no va ahí”

Cada país tiene sus propias características, así como ideologías políticas. Isabel Arvide Limón, Cónsul de México en Estambul (Turquía),...

septiembre 17, 2021
Sistemas de creencias: materia prima de nuestros relatos

Sistemas de creencias: materia prima de nuestros relatos

Nuestras creencias se convierten en referentes “sólidos” de la realidad y siempre buscamos confirmar aquello que “sabemos” acerca de...

septiembre 17, 2021
De Frente Y Claro | EL COMBATE A LOS SECUESTROS, OTRO FRACASO MÁS EN LA 4T

De Frente Y Claro | EL COMBATE A LOS SECUESTROS, OTRO FRACASO MÁS EN LA 4T

La Impotencia, el Coraje, la Frustración que se siente cuando enfrentas el secuestro de un familiar, un amigo, es...

septiembre 16, 2021
Vacunas a menores y el regreso a clases | El Meollo del Asunto

El Meollo del Asunto | Vacunas a menores y el regreso a clases

El pasado 30 de agosto, los niños, niñas y adolescentes en el país regresaron a clases presenciales después de...

septiembre 16, 2021