La Dirección General de Juegos y Sorteos. Segunda parte

Los acuerdos que se tomaron en la Secretaría de Gobernación el 25 de junio, entre los ejecutivos de la empresa permisionaria del Hipódromo de las Américas, los representantes del gremio hípico y la “tolerada” Comisión de Carreras...

30 de julio, 2021 La Dirección General de Juegos y Sorteos. Segunda parte

Los acuerdos que se tomaron en la Secretaría de Gobernación el 25 de junio, entre los ejecutivos de la empresa permisionaria del Hipódromo de las Américas, los representantes del gremio hípico y la “tolerada” Comisión de Carreras van tomando forma y si la tercera ola del COVID lo permite, debemos volver a poner los cimientos para rescatar, entre todos, la Industria Hípica.

De acuerdo con lo dispuesto por la maestra Alma Itzel de Lira Castillo directora general de Juegos y Sorteos―, cumplió con su compromiso de mandar inspectores para verificar el buen funcionamiento de las carreras. Por lo que me relataron, los designados visitaron el ensilladero; les preguntaron a los jinetes su nombre y el nombre del caballo que montaban, lo que, en mi opinión, no tiene mucha relevancia. Es probable que hayan inspeccionado y verificado alguna otra área de la operación de la planta hípica. Lo ignoro. Empezar es lo que importa: Roma no se hizo en un día.

Insisto: Me parece importante que se debe nombrar a un interventor general, como lo contempla el permiso, que pueda verificar, sobre todo, la cadena de custodia de las pruebas antidoping, pero en mi opinión, este individuo o grupo de personas deben ser especialistas, reconocidos en el medio, para que den certidumbre en la operación y vuelva la confianza dentro del gremio, que está muy deteriorada. Perder la confianza es muy fácil; recuperarla cuesta un gran esfuerzo. 

Así pues, la invitación que me hizo el director general de la permisionaria, Sergio Alamán González ―ciertamente obligado por las circunstancias―, se concretó e hicimos (el miércoles 28 de julio) un recorrido para inspeccionar las instalaciones, en vista a la demanda que el gremio hípico ha hecho por el deterioro de estas, sobre todo en la zona de caballerizas y de la pista de carreras. 

Hay muchas cosas que se deben mejorar, por ejemplo, durante la visita le comenté al señor Alamán que, en el Clásico Diamante, que se corrió el pasado sábado 24, la potranca Delik ―la superfavorita― simplemente se negó a arrancar, por esos imponderables que suceden en las carreras de caballos. No conozco el estado del arrancadero, pero es muy probable que también necesite una renovación completa o de plano adquirir uno nuevo. 

Lo que me sorprendió es que los señores árbitros ni una “averiguación” promovieron, lo cual es su obligación, para informar al público qué sucedió ―los árbitros deben hablar con el juez de arrancadero y con el jinete para saber qué pasó―, pues es vital que los aficionados que “invirtieron su dinero” y apostaron en el ejemplar conozcan el dictamen de los árbitros. Este tipo de acciones generan confianza en el espectáculo. En fin…

Regresando al tema que nos ocupa, un viejo caballista, miembro de la asociación que representamos, me escribió: “si los caballistas pagan una cuota para poder participar en las carreras, cuando menos las caballerizas deberían estar impecables. Con cero goteras, pisos en perfecto estado, rampas, puertas, ventanas, instalaciones eléctricas, tomas de agua, drenajes, etcétera.”

Sabiendo de la visita, otro amigo, un old timer, me comentó: “En mi cuadra por cada 5 lámparas sirve una. Las caballerizas tienen muchos hoyos en las paredes y se me han lastimado 2 caballos. La herrería en general está muy mal y de pintura ni hablamos…”

 

Otro caballista muy entusiasta me recomendó, exponerle al señor director:

  • Creo que el tema del mal estado de la zona de caballerizas es importante y la plaga de pulgas.
  • La pista, aunque es inconsistente algunos días, parece que van mejorando.
  • Pisos destrozados, ventanas caídas, paredes cayéndose, en fin, es un desastre.
  • El teletimer ha fallado algunos días, también sería bueno preguntar en qué estado está.
  • Otro tema relevante (y que es condición del permiso) es la “Escuela de Jinetes”; cada día tenemos menos y peores jinetes.
  • En fin, podríamos pasarnos toda la mañana y no acabaríamos…

Un entrenador me escribió:

  • Las bajadas de la pista con mil piedras.
  • Debería haber cajeros de los bancos, sobre todo en el área de tribunas, porque ya sería mucho pedir en caballerizas para que la gente se la rife. 
  • Los baños de los empleados están en un total abandono dentro de las caballerizas.

Uno de los tantos veterinarios, me expresó: Creo que el corazón del tema es:

  • Módulo antidopaje (verdadera capacitación).
  • Cuerpo de árbitros.
  • Y que no permiten ningún tipo de asociación civil (veterinarios, jinetes, etc.)
  • Ah… y pruebas aleatorias a gente pues se sospecha que trafican con drogas.
  • El personal de vigilancia es tendencioso y mal educado.

Hubo quien me comentó que se les permitiera a los propietarios poner cámaras de video para poder monitorear a sus caballos a la distancia, lo cual me parece una buena idea.

Todos estos testimonios son prueba de que la empresa permisionaria ―en esencia, la española Codere― no ha tenido dinero ni para el mantenimiento ni para ofrecer buenos premios. Ha subsistido a base de préstamos como lo he documentado en artículos anteriores (Codere en Problemas).

 

Así pues, acompañado por parte del equipo operativo y de mantenimiento de la planta hípica, recorrimos parte de la pista, que me pareció bien mantenida y la bajada a la pista está en buen estado. En la zona de caballerizas, me llevaron a la legendaria Cuadra Santa Rita, que es la primera a la que se le está dando mantenimiento lo cual ya me habían advertido las personas que me tienen al tanto―. Me asomé a otra cuadra y sí, de plano es un desastre.

Alamán me informó que la empresa tiene un programa de inversión para que, en tres, cuatro meses a lo mucho, toda la zona estará remodelada. Los atletas equinos lo merecen.

Por cierto, me dio gusto saludar a viejos compañeros, caballerangos y entrenadores que se ganan la vida trabajando en condiciones difíciles ¿Ya va a regresar ingeniero…me preguntaron?

Como resultado de la visita acordé con Sergio Alamán ―que es un caballero―redactar una minuta para mandarla a la Dirección de Juegos y Sorteos, de la secretaría de Gobernación y así cumplir con nuestro compromiso. 

Para los críticos del gobierno de la Cuarta Transformación y conste que he sido uno de ellos―, la Secretaría de Gobernación, al mando de doña Olga Sánchez Cordero, está trabajando. 

Nuestra actividad, que aparenta ser fifí, no lo es. Es una fuente de empleos e impuestos importante y habrá que apoyarla, exigiéndole a la permisionaria que cumpla con las condiciones de su permiso. Va a tener que pedir más dinero prestado, pues todo el gremio hípico requiere buenos premios para subsistir y crecer otra vez.

 

Continuará…

 

Comentarios


object(WP_Query)#18058 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68774) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-11-2022" ["before"]=> string(10) "02-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68774) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-11-2022" ["before"]=> string(10) "02-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18054 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18056 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18055 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "04-11-2022" ["before"]=> string(10) "02-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-04 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-02 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (68774) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18057 (24) { ["ID"]=> int(85956) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-22 09:11:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:11:53" ["post_content"]=> string(10603) "Es curioso cómo las ideas en las que creemos -y determinan nuestro comportamiento- son la causa de nuestros desencuentros y hasta enfrentamientos. La raíz de nuestras disputas, hoy en día, derivan de dos añejos valores: las ideas de libertad y de igualdad. Un grupo de personas elige dar todo el peso a la libertad y el otro bando prefiere poner el énfasis en la igualdad. Sin embargo, la historia de las ideas políticas nos muestra que ambos valores son parte de la misma moneda. Lejos de ser antagónicos, el quid del enredo radica en el intento de convertirlos en absolutos (libertad o igualdad categóricas), cuando en realidad son valores relativos. Quizá la disputa sea de énfasis: qué tanta libertad y qué tanta igualdad se requiere para vivir en armonía. Para quienes eligen como valor absoluto la libertad (en particular la libertad de emprender y del capital), puede resultar chocante que la igualdad fue la idea que abrió camino a la libertad. Es una paradoja, pero hay muchos ejemplos que así lo revelan, como pueden rastrearse en la historia de las ideas. En la actualidad también encontramos casos paradigmáticos de grupos que lograron su libertad basados en la idea de la igualdad. Sin duda, el ejemplo emblemático de esta tesis es lo escrito por Alexis de Tocqueville en La democracia en América. Me parece que nadie puede dudar de la parcialidad de la obra de este autor, escrita en 1835 (la segunda parte fue publicada en 1840). En una de las referencias a la igualdad, Pankaj Mishra cita un pasaje de ese pensador: “Los philosophes consideraban «racional» una sociedad meritocrática en la que podían prosperar personas como ellos. Al fomentar este racionalismo, se veían como un «partido de la humanidad». Su gusto por la «política literaria», escribía Tocqueville, «se extendió a gente cuya naturaleza o situación les habría mantenido normalmente ajena a la especulación abstracta», a los cuales atrajo la «idea de que todos los hombres deben ser iguales» y «que la razón condena todo privilegio sin excepción». Por ello, «toda pasión pública se disfrazó de filosofía»” (La edad de la ira, Una historia del presente).  Claro, los pensadores de la ilustración querían libertad para ellos, pero la democracia abrió la puerta de la libertad para todas las personas. Tocqueville en La democracia en América dice: “La igualdad, que hace a los hombres independientes unos de otros, les da el hábito y el gusto de no seguir en sus acciones particulares sino su voluntad. Esta completa independencia de que gozan continuamente en medio de sus iguales y en el curso de su vida privada, los dispone a mirar de mala manera a toda autoridad y les sugiere la idea y el amor de la libertad política. Una inclinación natural dirige, pues, a los hombres de estos tiempos, hacia las instituciones libres. Tómese uno de ellos al azar, retrocédase, si se puede, a sus tendencias primitivas, y se descubrirá que entre los diferentes gobiernos, el que concibe más pronto y al que más se adhiere, es aquel cuyo jefe ha elegido y cuyos actos examina”. En la misma página (725) del Libro segundo de su obra añade el pensador francés: “De todos los efectos políticos que produce la igualdad de condiciones, el amor a la independencia es el primero que hiere la imaginación, y el que más terror infunde a los espíritus tímidos… Por lo que a mí toca, lejos de echar en cara a la igualdad la indocilidad que inspira, la alabo por esto principalmente. La admiro al verla depositar en el fondo del espíritu y del corazón de cada hombre esa noción obscura y esa propensión instintiva hacia la independencia política, preparando así el remedio al mal que causa [se refiere al riesgo de esclavitud]. Por esto la considero cuando me inclino ante ella”.  Tocqueville ve con claridad meridiana beneficios y riesgos de la igualdad. Entre los beneficios que entraña la igualdad está su impulso a la libertad, a la independencia, a la indocilidad, a la elección por sí mismo de la forma de gobierno. La igualdad fue el incentivo que liberó a los hombres del viejo régimen aristocrático y esclavista. Pero nuestro autor no ignora sus riesgos: habla de la esclavitud. El riesgo de la igualdad como valor absoluto es el reino de la tiranía. Por esa razón el dilema entre igualdad y libertad es un asunto de énfasis. Asienta Isaiah Berlin que habría que elegir qué tanta igualdad se quiere para qué tanta libertad (Árbol que crece torcido). Y agrega: la libertad absoluta de los lobos es la muerte de los corderos. Este pensador inglés, defensor acérrimo de la libertad, no ignora los riesgos de tan crucial y caro valor. Hay ejemplos recientes sobre cómo la igualdad es una herramienta liberadora. Es el caso de la lucha de los negros contra el racismo, la discriminación y la esclavitud. Y en nuestros días es el caso de la lucha de las mujeres, los homosexuales, los bisexuales, los trans, etcétera. El mismo propósito parece tener el llamado lenguaje inclusivo, aunque en la era de la posverdad (donde las certezas de las ciencias son puestas en duda por las convicciones) quizá haga más grande la Babel (confusión) en la que estamos; no obstante, los grandes cambios en la historia de la humanidad son paradójicos, y puede ser el caso. Lo relevante de estos temas es que permiten apreciar claramente cómo la lucha por la igualdad de derechos es el primer paso hacia la liberación. Asimismo, Tocqueville observó cómo el espíritu de la igualdad hace más industriosos a los pueblos: “Lo primero que sorprende en los Estados Unidos, es la cantidad innumerable que trata de salir de su condición originaria y el pequeño número de grandes ambiciones que se ven en medio de ese movimiento universal de ambición. No hay norteamericano que no parezca atenaceado por el deseo de elevarse (…) Parece difícil atribuir este estado singular de cosas a la igualdad de condiciones, pues en el momento que se estableció (…) hizo nacer ambiciones casi sin límite (…) Dije en otro lugar de esta obra, de qué manera la igualdad de condiciones impelía naturalmente a los hombres hacia la industria y el comercio y cómo ella acrecentaba y diversificaba los bienes raíces; hice ver igualmente porqué inspiraba a cada hombre un deseo constante y vehemente de aumentar su bienestar…”. Y hace una observación pertinente para nuestros días. En referencia al riesgo de inestabilidad o de revolución, afirma: “Nada hay más contrario a las pasiones revolucionarias que todas estas cosas”. Es decir, la pasión por emprender y comerciar hace que los hombres prefieran la paz. Y alerta sobre qué puede conducir a los pueblos hacia las guerras fratricidas: “Casi todas las revoluciones que han cambiado la faz de los pueblos, han sido hechas para consagrar la desigualdad o para destruirla. Si se separan las causas secundarias que han producido las grandes agitaciones de los hombres, se encontrará casi siempre la desigualdad; los pobres son los que han querido arrebatar los bienes a los ricos, o éstos han pretendido encadenar a los pobres. Si se pudiera constituir un estado social en el que cada uno tuviese algo que conservar y poco que adquirir, se habría hecho mucho por la paz del mundo”. Todas las citas son del Libro segundo de La democracia... El pensador tenía claro que la desigualdad es la causa de las agitaciones y perturbaciones sociales. Advierte: “Si Norteamérica sufriese alguna vez grandes revoluciones, las acarrearían los negros; es decir, que no sería la igualdad de condiciones, sino, al contrario, la desigualdad la que las haría nacer”. Paradójicamente, hoy no solamente la comunidad negra padece una aberrante desigualdad, sino los blancos, la principal minoría de Estados Unidos. La obra también nos proporciona señales acerca de cómo la desigualdad rompe los consensos sociales. En cambio, la igualdad propicia que: “Las principales opiniones de los hombres se hacen semejantes a medida que las condiciones se igualan”. Además, avista el poder del demagogo: “A medida que los hombres se asemejan, el dogma de la igualdad de las inteligencias se insinúa en sus creencias y se hace más difícil a un innovador cualquiera adquirir y ejercer gran poder sobre el espíritu del pueblo (…) Observamos, por otra parte que, como los hombres que viven en las sociedades democráticas no están ligados absolutamente los unos a los otros, es necesario convencer a cada uno de ellos, mientras que en las sociedades aristocráticas, basta poder obrar sobre el espíritu de algunos, para que lo sigan todos los demás. Si Lutero hubiera vivido en un siglo de igualdad y no hubiera tenido por oyentes a señores y príncipes, acaso habría encontrado más dificultad en cambiar la faz de Europa”.  Desde la antigüedad griega se conocía el atractivo, poder y peligro de quienes saben manipular prejuicios, emociones, miedos y esperanzas de la gente. Es el caso de nuestros días. En suma, leer los orígenes de los grandes cambios sociales es muy revelador y aleccionador. Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad. Por ello siempre es altamente recomendable leer a los clásicos; ayudan a entender nuestro tiempo." ["post_title"]=> string(38) "Aspirar a la igualdad nos dio libertad" ["post_excerpt"]=> string(153) "Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "aspirar-a-la-igualdad-nos-dio-libertad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-22 09:53:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:53:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85956" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18111 (24) { ["ID"]=> int(86145) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-29 10:19:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-29 15:19:57" ["post_content"]=> string(5655) "Chairos contra fifís, Pata rajadas contra gente bien, acarreados contra conscientes, analfabetas contra preparados, come cuando hay contra trabajadores, tortas y jugos contra defensores de la democracia… así me sigo y no acabaría nunca. Ojalá se pudiese hablar de rivalidad y mencionar el partido México-Argentina o cualquier otra contienda deportiva o académica en la que los participantes se encuentren en igualdad de oportunidades, pero no. Para rivalidades las que tenemos al interior del país que todos llamamos “nuestro”. Pareciera que somos no sólo de regiones diferentes, de especies diferentes, como si habláramos distintos idiomas, tuviésemos historias muy opuestas y el color de piel no solo fuera una característica sino una sobrada razón de distanciamiento y polaridad. Puede uno hablar con los dos bandos, conformados por todo tipo de gente, escuchar sus argumentos porque eso sí, aunque sintamos que tenemos la razón en nuestros equipos no estamos dispuestos ni por un segundo a escuchar las razones del otro sin menospreciar su análisis y su pensamiento, aquí está muy claro todo, es “Nuestro México” pero los mexicanos ¡no somos iguales! Tendríamos que ver los toros desde la barrera para darnos cuenta de lo parecidos que somos. La marcha rosa a favor del INE, en mi muy humilde opinión, tuvo mucho de odio y poco de defensa sustentada en conocimiento de los hechos. Había gente informada y gente que no tenía ni idea de por qué estaba allí, a lo mejor no acarreada en un transporte pero sí dominada por un odio irracional. De la misma forma el domingo 27 se llenaron las calles del centro de la Ciudad de México por gente completamente consciente de lo que hace y lo que apoya y por un montón de ciudadanos que no tienen más motor que el ataque a lo que ellos consideran la clase que los ha oprimido durante siglos (tal vez yo me identifique más en este bando). Aun así y con el gusto que encuentro en participar en movimientos ciudadanos, esta vez me lo ahorré y no por falta de ánimo, sino porque en los dos casos yo vi a un enorme número de ciudadanos manipulados por intereses a los que estamos muy lejos de acceder. Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas que muy lejos están de interesarse por nuestras necesidades y mucho menos de liberar la información real a la que todos deberíamos tener acceso, por lo menos para poder formarnos un criterio consciente. La verdad es que nos formamos en la fila que nos parece más digna y con la que nos queremos identificar. De un lado los rositas posando para las revistas del corazón y del otro los pata rajadas sintiendo que estamos armando una verdadera revolución y cambiando el rumbo de la historia. Ni uno ni lo otro, solo logramos acumular una cantidad de insultos, vituperios y denostaciones hacia el equipo de enfrente, siempre dueños de la verdad aseguramos que los otros son los títeres sin opinión propia y que nosotros estamos del lado correcto de la historia. Al final lo único que sí pienso es que estamos lejos de entender las razones del vecino y nos limitamos a llamarlo acarreado, mas en mi punto de vista ninguno de los dos lo somos. Una persona no va a sacrificar su único día de descanso o el día de mejor ingreso económico en su trabajo para tardarse dos o cuatro o más horas en llegar, cuatro o más horas en marchar al rayo del sol y en medio de un apretujamiento terrible y otras tantas horas en regresar a cambio de una torta y un jugo. No seamos ilusos. Sí estamos hambreados pero tampoco tanto. Tampoco es cierto que se les amenazara con perder sus apoyos, como no es cierto que los que rechazan al gobierno de Morena renuncien a ellos por mucho que desprecien al presidente. Podríamos estar horas y semanas discutiendo sobre evidencias e infinidad de historias en los dos casos. Las razones para volvernos socios honorarios de cualquiera de los dos equipos muchas veces no las entendemos ni nosotros mismos. En mi opinión las dos marchas sólo sirvieron para inflarle el ego a los respectivos organizadores como si fueran equipos de fútbol  que acuden a su afición para demostrar cuál es más popular. Ojalá que este ánimo efervescente que demostramos en la discusión lo mantengamos cuando llegue la hora de actuar, es decir, la hora de ir a votar a las casillas y de manifestarnos en contra de las injusticias que día a día se cometen en nuestro país a manos de los mismos ciudadanos que exigimos un mejor gobierno pero elegimos la corrupción y la indiferencia cuando se trata de salvaguardar nuestros propios intereses. Un poquito de estudio de la historia nos permitiría entender que esto se repite en cada época y en cada región de forma sistemática y que siempre seremos con el nombre que queramos adoptar los buenos y los malos, los conservadores y los liberales de la historia, los técnicos y los científicos, los radicales y los revolucionarios, cada quién en la trinchera que mejor le acomode  y que para fines prácticos más llene su expectativa de vida." ["post_title"]=> string(19) "Buenos contra malos" ["post_excerpt"]=> string(185) "Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas que muy lejos están de interesarse por nuestras verdaderas necesidades. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "buenos-contra-malos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-29 10:19:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-29 15:19:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86145" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18057 (24) { ["ID"]=> int(85956) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-22 09:11:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:11:53" ["post_content"]=> string(10603) "Es curioso cómo las ideas en las que creemos -y determinan nuestro comportamiento- son la causa de nuestros desencuentros y hasta enfrentamientos. La raíz de nuestras disputas, hoy en día, derivan de dos añejos valores: las ideas de libertad y de igualdad. Un grupo de personas elige dar todo el peso a la libertad y el otro bando prefiere poner el énfasis en la igualdad. Sin embargo, la historia de las ideas políticas nos muestra que ambos valores son parte de la misma moneda. Lejos de ser antagónicos, el quid del enredo radica en el intento de convertirlos en absolutos (libertad o igualdad categóricas), cuando en realidad son valores relativos. Quizá la disputa sea de énfasis: qué tanta libertad y qué tanta igualdad se requiere para vivir en armonía. Para quienes eligen como valor absoluto la libertad (en particular la libertad de emprender y del capital), puede resultar chocante que la igualdad fue la idea que abrió camino a la libertad. Es una paradoja, pero hay muchos ejemplos que así lo revelan, como pueden rastrearse en la historia de las ideas. En la actualidad también encontramos casos paradigmáticos de grupos que lograron su libertad basados en la idea de la igualdad. Sin duda, el ejemplo emblemático de esta tesis es lo escrito por Alexis de Tocqueville en La democracia en América. Me parece que nadie puede dudar de la parcialidad de la obra de este autor, escrita en 1835 (la segunda parte fue publicada en 1840). En una de las referencias a la igualdad, Pankaj Mishra cita un pasaje de ese pensador: “Los philosophes consideraban «racional» una sociedad meritocrática en la que podían prosperar personas como ellos. Al fomentar este racionalismo, se veían como un «partido de la humanidad». Su gusto por la «política literaria», escribía Tocqueville, «se extendió a gente cuya naturaleza o situación les habría mantenido normalmente ajena a la especulación abstracta», a los cuales atrajo la «idea de que todos los hombres deben ser iguales» y «que la razón condena todo privilegio sin excepción». Por ello, «toda pasión pública se disfrazó de filosofía»” (La edad de la ira, Una historia del presente).  Claro, los pensadores de la ilustración querían libertad para ellos, pero la democracia abrió la puerta de la libertad para todas las personas. Tocqueville en La democracia en América dice: “La igualdad, que hace a los hombres independientes unos de otros, les da el hábito y el gusto de no seguir en sus acciones particulares sino su voluntad. Esta completa independencia de que gozan continuamente en medio de sus iguales y en el curso de su vida privada, los dispone a mirar de mala manera a toda autoridad y les sugiere la idea y el amor de la libertad política. Una inclinación natural dirige, pues, a los hombres de estos tiempos, hacia las instituciones libres. Tómese uno de ellos al azar, retrocédase, si se puede, a sus tendencias primitivas, y se descubrirá que entre los diferentes gobiernos, el que concibe más pronto y al que más se adhiere, es aquel cuyo jefe ha elegido y cuyos actos examina”. En la misma página (725) del Libro segundo de su obra añade el pensador francés: “De todos los efectos políticos que produce la igualdad de condiciones, el amor a la independencia es el primero que hiere la imaginación, y el que más terror infunde a los espíritus tímidos… Por lo que a mí toca, lejos de echar en cara a la igualdad la indocilidad que inspira, la alabo por esto principalmente. La admiro al verla depositar en el fondo del espíritu y del corazón de cada hombre esa noción obscura y esa propensión instintiva hacia la independencia política, preparando así el remedio al mal que causa [se refiere al riesgo de esclavitud]. Por esto la considero cuando me inclino ante ella”.  Tocqueville ve con claridad meridiana beneficios y riesgos de la igualdad. Entre los beneficios que entraña la igualdad está su impulso a la libertad, a la independencia, a la indocilidad, a la elección por sí mismo de la forma de gobierno. La igualdad fue el incentivo que liberó a los hombres del viejo régimen aristocrático y esclavista. Pero nuestro autor no ignora sus riesgos: habla de la esclavitud. El riesgo de la igualdad como valor absoluto es el reino de la tiranía. Por esa razón el dilema entre igualdad y libertad es un asunto de énfasis. Asienta Isaiah Berlin que habría que elegir qué tanta igualdad se quiere para qué tanta libertad (Árbol que crece torcido). Y agrega: la libertad absoluta de los lobos es la muerte de los corderos. Este pensador inglés, defensor acérrimo de la libertad, no ignora los riesgos de tan crucial y caro valor. Hay ejemplos recientes sobre cómo la igualdad es una herramienta liberadora. Es el caso de la lucha de los negros contra el racismo, la discriminación y la esclavitud. Y en nuestros días es el caso de la lucha de las mujeres, los homosexuales, los bisexuales, los trans, etcétera. El mismo propósito parece tener el llamado lenguaje inclusivo, aunque en la era de la posverdad (donde las certezas de las ciencias son puestas en duda por las convicciones) quizá haga más grande la Babel (confusión) en la que estamos; no obstante, los grandes cambios en la historia de la humanidad son paradójicos, y puede ser el caso. Lo relevante de estos temas es que permiten apreciar claramente cómo la lucha por la igualdad de derechos es el primer paso hacia la liberación. Asimismo, Tocqueville observó cómo el espíritu de la igualdad hace más industriosos a los pueblos: “Lo primero que sorprende en los Estados Unidos, es la cantidad innumerable que trata de salir de su condición originaria y el pequeño número de grandes ambiciones que se ven en medio de ese movimiento universal de ambición. No hay norteamericano que no parezca atenaceado por el deseo de elevarse (…) Parece difícil atribuir este estado singular de cosas a la igualdad de condiciones, pues en el momento que se estableció (…) hizo nacer ambiciones casi sin límite (…) Dije en otro lugar de esta obra, de qué manera la igualdad de condiciones impelía naturalmente a los hombres hacia la industria y el comercio y cómo ella acrecentaba y diversificaba los bienes raíces; hice ver igualmente porqué inspiraba a cada hombre un deseo constante y vehemente de aumentar su bienestar…”. Y hace una observación pertinente para nuestros días. En referencia al riesgo de inestabilidad o de revolución, afirma: “Nada hay más contrario a las pasiones revolucionarias que todas estas cosas”. Es decir, la pasión por emprender y comerciar hace que los hombres prefieran la paz. Y alerta sobre qué puede conducir a los pueblos hacia las guerras fratricidas: “Casi todas las revoluciones que han cambiado la faz de los pueblos, han sido hechas para consagrar la desigualdad o para destruirla. Si se separan las causas secundarias que han producido las grandes agitaciones de los hombres, se encontrará casi siempre la desigualdad; los pobres son los que han querido arrebatar los bienes a los ricos, o éstos han pretendido encadenar a los pobres. Si se pudiera constituir un estado social en el que cada uno tuviese algo que conservar y poco que adquirir, se habría hecho mucho por la paz del mundo”. Todas las citas son del Libro segundo de La democracia... El pensador tenía claro que la desigualdad es la causa de las agitaciones y perturbaciones sociales. Advierte: “Si Norteamérica sufriese alguna vez grandes revoluciones, las acarrearían los negros; es decir, que no sería la igualdad de condiciones, sino, al contrario, la desigualdad la que las haría nacer”. Paradójicamente, hoy no solamente la comunidad negra padece una aberrante desigualdad, sino los blancos, la principal minoría de Estados Unidos. La obra también nos proporciona señales acerca de cómo la desigualdad rompe los consensos sociales. En cambio, la igualdad propicia que: “Las principales opiniones de los hombres se hacen semejantes a medida que las condiciones se igualan”. Además, avista el poder del demagogo: “A medida que los hombres se asemejan, el dogma de la igualdad de las inteligencias se insinúa en sus creencias y se hace más difícil a un innovador cualquiera adquirir y ejercer gran poder sobre el espíritu del pueblo (…) Observamos, por otra parte que, como los hombres que viven en las sociedades democráticas no están ligados absolutamente los unos a los otros, es necesario convencer a cada uno de ellos, mientras que en las sociedades aristocráticas, basta poder obrar sobre el espíritu de algunos, para que lo sigan todos los demás. Si Lutero hubiera vivido en un siglo de igualdad y no hubiera tenido por oyentes a señores y príncipes, acaso habría encontrado más dificultad en cambiar la faz de Europa”.  Desde la antigüedad griega se conocía el atractivo, poder y peligro de quienes saben manipular prejuicios, emociones, miedos y esperanzas de la gente. Es el caso de nuestros días. En suma, leer los orígenes de los grandes cambios sociales es muy revelador y aleccionador. Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad. Por ello siempre es altamente recomendable leer a los clásicos; ayudan a entender nuestro tiempo." ["post_title"]=> string(38) "Aspirar a la igualdad nos dio libertad" ["post_excerpt"]=> string(153) "Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "aspirar-a-la-igualdad-nos-dio-libertad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-22 09:53:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:53:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85956" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(52) ["max_num_pages"]=> float(26) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "c6d9418d8f9dd72df0d7d04f90d21f3b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Aspirar a la igualdad nos dio libertad

Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los...

noviembre 22, 2022
Buenos contra malos

Buenos contra malos

Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas que muy lejos...

noviembre 29, 2022




Más de categoría

La “celebración” de López: el narcisismo presidencial. Parte 1

Me hubiese gustado ser el primero en expresar la siguiente afirmación, pero muchos me la ganaron casi de inmediato:...

diciembre 1, 2022

¡Todos al Ángel!

Hasta el momento pareciera que la oposición no entiende que no entiende el sentido del voto de castigo que...

diciembre 1, 2022

De Frente Y Claro | López: 4 años de mentiras y fracasos

Hoy, 1 de diciembre del 2022, López cumple cuatro años de que inició su nefasta administración el 1 de...

diciembre 1, 2022
Universidades públicas

Universidades públicas: el financiamiento

Al interior de las universidades e institutos de nivel superior, las políticas de asignación de recursos para las diferentes...

diciembre 1, 2022