Kanye West ¿presidente?

Cada vez es más común escuchar que personalidades del mundo del entretenimiento mediático o similares tienen injerencia o intenciones de involucrarse en el terreno político. La gran mayoría de las ocasiones, los calificativos que estas personalidades reciben...

24 de julio, 2020

Cada vez es más común escuchar que personalidades del mundo del entretenimiento mediático o similares tienen injerencia o intenciones de involucrarse en el terreno político. La gran mayoría de las ocasiones, los calificativos que estas personalidades reciben van de “inexperto” e “improvisado” hasta “cuestionable” e “irreverente”. Estados Unidos es un ejemplo claro en el tema, teniendo como presidente al “showman” empresarial y mediáticamente controversial, Donald Trump. Este año no es la excepción. Dentro de la carrera presidencial ya comienza a mencionarse el nombre del desafiante y sumamente polémico rapero Kanye West.

Hasta el momento, el trasfondo de su campaña presidencial no es del todo claro. El rapero ha mencionado en repetidas ocasiones su intención de contender por el cargo en años anteriores;  no obstante, hay quienes afirman que se trata de una estrategia de división de votos, mientras que otros consideran que es una bizarra pero sólida estrategia de promoción del décimo álbum del cantante, “Donda”, previsto para el 24 de julio de 2020. 

Más allá de la verdadera razón de su disruptiva campaña por la Oficina Oval, es preocupante que una persona con sus características abogue porque lo consideren un “vocero de la sociedad”. Desde temprana edad, Kanye mostró una afición por la música, pero también una personalidad fuerte e impredecible. Saltó a la fama a principios de la época de los 2000 al producir canciones para artistas como Ludacris, Jay – Z y Alicia Keys. En 2004, debutó con el álbum “College Dropout”. Desde ese momento, ha construido una carrera sólida en la industria musical, consolidándose como uno de los referentes del género “rap”, pero detonando también una personalidad pública explosiva e incomprensible, que lo ha llevado a ser apodado como “El rapero más polémico del mundo”. Cabe mencionar que Kanye West ha sido diagnosticado profesionalmente con trastorno bipolar y ha sido internado en clínicas de salud mental en más de una ocasión, en donde se afirma que ha presentado “episodios psicóticos”. Ha estado envuelto en escándalos de todo tipo, que sobrepasan lo común dentro del estrafalario mundo de la farándula: fuertes insultos, agresiones e insinuaciones sexuales a compañeros de la industria, afirmar que la esclavitud de más de 400 años de la comunidad negra fue “por elección”, cuestionables posturas frente a temas como las drogas, el sexo y la violación, entre muchas otras.

Por sorpresivo que parezca, Kanye West sí tiene cierta fuerza política y social (no hablemos de experiencia, eso ya es otra cosa). Fue miembro del Partido Republicano durante varios años y participó en varios eventos políticos del mismo. Asimismo, se mostró como un fiel partidario, seguidor y amigo de Donald Trump, a quien incluso visitó en la Casa Blanca y fue recibido como si se tratara de una personalidad política. West ha realizado anteriormente mítines políticos, sin ninguna razón aparente, en los que ha hecho declaraciones alarmantes, como cuando afirmó nunca haber votado en procesos electorales de su país anteriormente, y ha visitado a otros Jefes de Estado, como el presidente de Ucrania, para discutir temas sociales que conciernen a su país, sin ninguna autoridad. Estas situaciones le han valido un respaldo social importante, pero un gran porcentaje de sus seguidores poseen pensamientos xenofóbicos, revolucionarios y radicales. Se han hecho protestas, movimientos y campañas mediáticas en favor del rapero, buscando impulsarlo en su lucha por el líder del Ejecutivo. 

A nivel mediático, su posición también es importante, sobre todo por su esposa, la “socialité” (porque no puede considerarse en otra categoría dentro del mundo del entretenimiento) Kim Kardashian, otra personalidad sumamente escandalosa y polémica, pero, en definitiva, influyente. Kardashian es una de las figuras mediáticas más debatidas a nivel mundial, se trata de una de las mujeres más amadas, pero también una de las más odiadas. En Instagram, los seguidores de la también empresaria sobrepasan los 180 millones.

Hace un par de meses, West anunció públicamente que retiraba su apoyo al presidente Donald Trump, factor que lo catalogó por diversos analistas políticos como “incongruente” después de darle su apoyo de manera casi empedernida (de hecho, muchos sospechaban que Kanye sería el siguiente candidato a la presidencia por el Partido Republicano, en 2024, después de que Donald Trump contendiera por su reelección). Finalmente, el 5 de julio de 2020, Kanye West oficializó su candidatura a la presidencia de Estados Unidos. Para muchos, el rapero comenzó muy tarde su campaña electoral, por lo que se reducen en gran medida sus posibilidades, si es que realmente es su intención competir. Después del intempestivo anuncio, West permaneció en silencio un par de semanas, por lo que comenzaba a sospecharse que se había retirado de la contienda. No obstante, el 19 de julio de 2020, se llevó a cabo el primer evento de campaña del músico, que reunió a simpatizantes, analistas y curiosos, que salieron contrariados del evento. Con chaleco antibalas y el número 2020 rasurado en la cabeza, Kanye West ofreció su fuerte y contradictorio mensaje inaugural de campaña, en el que apeló muchas veces a la Biblia, cuestionó el término “legalidad”, atacó el sistema político, criticó a luchadores sociales a favor de la comunidad negra, como Harriet Tubman, rompió en llanto, afirmó que su padre quiso abortarlo e incluso, confesó que su esposa, Kim Kardashian, consideró abortar a su hijo North West, entre otras menciones preocupantes.




Estas últimas declaraciones provocaron un revuelo mediático sin precedentes. La noche del 21 de julio, Kanye West afirmó, en una serie de tweets, que lo mencionado en su evento de campaña iba mucho más allá. Sugirió que su esposa pensaba quitarle la custodia de sus hijos y obligarlo a internarse en un hospital psiquiátrico. West compartió varias intimidades de su familia y arremetió contra la familia de su esposa, con la que se especuló que estaría en proceso de divorcio. Las declaraciones de Kanye contra la familia Kardashian, una de las familias más importantes en el ojo público, le restó un fuerte número de simpatizantes, sin mencionar la guerra de opiniones que detonó. Finalmente, la mañana del 22 de julio, Kim Kardashian confirmó las enfermedades mentales de su marido y su negativa a tratarse.

Aún hay quienes sugieren que los hechos de los últimos días son parte de una estrategia mediática entre ambos, pues es bien sabido que comparten el hambre de protagonismo y el amor por el reflector. Más allá de chismes de farándula, me parece prioritario resaltar el calibre y la magnitud de las acciones de las figuras que dicen ser no solo mediáticas, sino sociopolíticas. Si esto de la campaña presidencial es una estrategia mediática y de promoción a su imagen y sus proyectos musicales, me parece denigrante que sean capaces de llegar a este nivel, en el que la ideología política y la representación ciudadana están en juego. Por otro lado, si sus intenciones políticas son fidedignas, más allá de qué tan fuerte o débil sea su campaña y su duración en la contienda, me parece inconcebible que una persona con estos antecedentes, esta falta de preparación, valores morales cuestionables, esta visión del mundo, y su concepción de los problemas sociales, esté conteniendo para dirigir una nación. 

No me sorprende que haya gente como Kanye West. Me sorprende que haya quien lo respalde.

miguel-barbosa

Avanza la recuperación del empleo en Puebla: Miguel Barbosa

Se permitirá el regreso de la afición al estadio Cuauhtémoc Gobierno estatal apoya con infraestructura a Pueblos Mágicos   Este día, en...

·

La SCJN avaló la consulta popular propuesta por AMLO: ¿fin de la división de poderes?

El jueves 1 de octubre, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró constitucional la consulta popular propuesta por el...

·




Más de categoría

Elecciones en Estados Unidos. Debate en la recta final de la campaña

El último debate entre Donald Trump y Joe Biden, con miras a la elección del próximo 3 de noviembre,...

·

Se desfondó el Fonden

El Senado tuvo una amplia discusión para definir el destino de 109 fideicomisos que fueron señalados como corruptos por...

·

Matrimonio Homosexual e Iglesia Católica: ¿Qué dijo el papa?

En un documental grabado recientemente, el papa expresó que “La gente homosexual tiene derecho a estar en una familia. Son...

·

Disculpas al “Chapo” en la mañanera enfrenta más a AMLO con la DEA y aumenta la crisis del Ejército 

El inesperado ofrecimiento de disculpas de AMLO a Joaquín Guzmán Loera por llamarlo “El Chapo”, exhibe la rabia del...

·