Gobernadores salientes: líos jurídicos o embajada

En las pasadas elecciones intermedias MORENA ganó varios estados. Ante esta coyuntura se vislumbra un escenario político complicado para los gobernadores que dejen su cargo este año.

20 de octubre, 2021 Gobernadores salientes: líos jurídicos o embajada

Pareciera que los gobernadores salientes se enfrentan a una disyuntiva planteada muy posiblemente por el poder Ejecutivo federal: o no interrumpen el triunfo de MORENA en su entidad y cooperan con la 4T, o se verán en problemas jurídicos graves, por ya no decir de total descrédito y hasta linchamiento público con elementos de sobra. La inmensa mayoría de gobernadores salientes  tienen de sobra “cola que le pisen”.

De no obstruir el triunfo del partido oficialista y contribuir en la “entrega de la plaza” de manera tersa, por medio de su nada despreciable fuerza de operación política electoral, serán merecedores de un premio en el servicio exterior mexicano, como sucedió en la Embajada de México en España recientemente  donde dicha representación será para Quirino Ordaz Coppel, gobernador saliente de Sinaloa. Huelga decir que al tiempo de este exilio dorado, sus pecados serían pasados por alto: una versión light del “plata o plomo” de las mafias, pues.  Lo anterior también aplica para el gobernador panista saliente de Tlaxcala; también se rumora para Héctor Astudillo de Guerrero y Omar Fayad en Hidalgo, y otros más.

    Sin duda, MORENA goza de la fuerza de un líder tan fuerte y legítimo como no se veía uno en México hace décadas, y aspira (proporciones guardadas) a convertirse en el partido hegemónico que fue el PRI en la ya pasada centuria, pero de este Siglo XXI. El problema está en que como la Historia de todos los partidos de izquierda en México, su sectarismo y cínicas ambiciones, acaban con el penoso espectáculo de devorarse a sí mismos. ¿Será el caso de MORENA una vez que llegue a faltar su líder (que nadie es eterno) uno parecido a los ya extintos PCM, PSUM, PFCRN, PRD?  Eso lo dirá el tiempo, pero la Historia nos dice que lo más probable es que así sea.

  

Comentarios
object(WP_Query)#17654 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71747) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2021" ["before"]=> string(10) "03-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71747) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2021" ["before"]=> string(10) "03-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17653 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17660 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17663 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-11-2021" ["before"]=> string(10) "03-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-11-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-12-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (71747) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17650 (24) { ["ID"]=> int(72915) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-25 11:39:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-25 16:39:53" ["post_content"]=> string(8239) "El decreto que emitió hace unos días el presidente López Obrador para “blindar” sus proyectos estratégicos, es tan ilegal como los narcóticos ilegales. No se espante, estoy usando la hipérbole como recurso narrativo, pero el decreto es ilegal y voy explicar las razones. El pasado lunes 22 de noviembre se publicó este decreto en el Diario Oficial. El texto ordena que los proyectos y obras del gobierno federal (aeropuerto Felipe Ángeles, refinería Dos Bocas, Tren Maya y lo que el presidente añada y quiera) son declarados de “interés público” y “seguridad nacional”, “estratégicos” y “prioritarios”, y por tal motivo se “blindan” contra trabas administrativas. El presidente invoca la facultad reglamentaria que le confiere el artículo 89 constitucional en su fracción primera. ¿Qué lugar ocupa este “decreto” dentro de la jerarquía normativa nacional? Como usted sabe, el pináculo del sistema jurídico es la constitución y los tratados en materia de derechos humanos. En un segundo nivel están los tratados internacionales en general, y en un tercer nivel, ocupando la misma jerarquía, tenemos al derecho federal, por un lado, y a los derechos de los Estados, por otro lado. En un nivel todavía inferior estarían los reglamentos, que son emitidos por el presidente de la república o por los gobernadores, según se implementen para mejor proveer en la esfera administrativa federal o estatal.  El decreto del presidente Obrador no es ni siquiera un reglamento. Es un simple y vil acuerdo. No digo “vil” en sentido peyorativo, sino para hacer énfasis en su muy menor jerarquía normativa. Vaya, es prácticamente una circular. Y el problema no es ese. El problema es que a través de este “decreto” el presidente quiere dejar sin efecto el derecho administrativo de la federación. Eso es ilegal como las anfetaminas, o incluso más. ¿Por qué? Porque todo proyecto gubernamental requiere, por ley, permisos, revisiones y dictámenes en lo administrativo, en su viabilidad, en la cuestión ambiental, sanitaria, demográfica, etcétera, y además es susceptible de vulneran garantías y derechos de terceros y de comunidades enteras. Este “decreto” obliga a todas las dependencias y agencias federales a autorizar provisionalmente, “fast track”, y sin revisión alguna, en el plazo de cinco días hábiles, los dictámenes, permisos o licencias necesarias para iniciar los proyectos u obras del presidente. Si transcurre el plazo de cinco días sin que la autoridad resuelva, se entiende que autoriza. Desde el punto de vista jurídico esto es tan ridículo que nadie debería reír. Podría hacer nugatorio el juicio de garantías. Aclaro que lo que estoy diciendo no tiene que ver con las obras insignia de este gobierno. Personalmente veo con beneplácito el Tren Maya, tengo dudas sobre Dos Bocas y me parece un capricho la cancelación del aeropuerto de Texcoco, que supuestamente se canceló por tremenda corrupción, pero no hay nadie en prisión por esos hechos, sino, al contrario, muchos de los contratistas que construían Texcoco, además de ser prolijamente indemnizados, ahora están participando en los mega proyectos presidenciales. Pero eso es otro tema. Lo que me interesa destacar es el desprecio al Estado de Derecho que supone este “decretazo”. El presidente Obrador es muy dado a “decretar”. He visto decretos malos y chirriantes, como aquel de 23 de abril de 2020 (en su momento lo comenté), según el cual, para salir avante en la pandemia, se iban a crear “por decreto” al menos dos millones de empleos para antes de que terminara aquel año. Todos sabemos que no se crearon esos empleos. Al contrario, se perdieron millones. Aquel “decreto” fue producto de la fantasía y muestra lo ridículo que puede llegar a ser el presidencialismo mexicano (no lo digo por Obrador, sino por todos los presidentes mexicanos que son siempre abusivos y ególatras: nacionalizan por decreto, privatizan por decreto, “crean” empleos por decreto, regulan la paridad por decreto, se dan a sí mismos honores, pensiones y seguridad por decreto… etcétera).  Yo entiendo que el presidente Obrador sienta frustración al ver cómo las trabas administrativas y los amparos ralentizan sus proyectos, y tampoco soy tan ingenuo para pensar que muchas de esas trabas y amparos son utilizados por quienes se oponen a dichos proyectos, con la intención de que fracasen y para hacer ver mal al presidente. Pero la forma de combatir este, digamos, “boicot jurídico”, no es un “decretazo” al estilo de república bananera que rompa la jerarquía normativa. Ahí está la normatividad que rige la administración pública federal, y todas esas leyes no pueden ser pasadas por alto a través de una circular o acuerdo del presidente, pues la facultad reglamentaria nunca permite al jefe del ejecutivo ir más allá de las leyes. Y no solo este “decreto” va más allá de las leyes federales, a las cuales de facto deroga, sino también se alza contra la constitución. Mire usted que por mandato constitucional toda obra, todo proyecto, toda acción, todo lo que haga el gobierno federal debe ser absolutamente público y transparente, y solo podrá ser reservada información por razones de interés público y seguridad nacional (artículo 6, A, I). Este “decretazo” es un cheque en blanco, pues faculta al presidente para decir de manera discrecional y sin rendir cuentas a nadie, cuáles de sus obras, acciones y proyectos son de interés público y seguridad nacional, no solo Felipe Ángeles, Dos Bocas y Tren Maya, sino prácticamente cualquier obra o proyecto que el presidente quiera. El “decreto” es una estaca clavada en el corazón de la transparencia, y, por tanto, un salvoconducto a la corrupción, que, según el presidente, es lo más horrible que existe en el planeta. El presidente dice con mucha frecuencia algo que sus seguidores recitan de memoria: “al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie”, pero el “decreto” mismo está al margen de la ley, y de facto ensalza a Obrador por encima de la ley. Es cuestión de tiempo para que la Suprema Corte de Justicia lo declare anticonstitucional.  Y para terminar, ¿se ha preguntado por qué México está desde siempre estancado, sumido en la violencia, la corrupción y la pobreza? Si es usted simpatizante de Obrador, en automático dirá que por culpa de los conservadores neoliberales, y si usted es de los que no soporta a Obrador dirá, también en automático, que es por culpa de él. A ese nivel está la discusión, la obcecación y la polarización. La historia de México muestra una y otra vez que siempre hay culpables del fracaso perenne: los realistas en la Independencia, los conservadores en la intervención francesa y en la Reforma, los extranjeros, terratenientes y empresarios en la Revolución; la oposición durante el régimen priísta; y ahora los malvados neo-liberales. Es muy fácil señalar culpables cuando tus políticas no funcionan. Insisto, no lo digo por el actual presidente, sino por todos.  En mi opinión, y ya escribiré sobre ello más adelante –estoy preparando un texto grande y sustancioso–, el verdadero problema de nuestro país es el régimen presidencial. La historia no se cansa de mostrarnos que cuando el poder político se concentra tanto en una persona, las posibilidades de abuso, estupidez y error crecen exponencialmente. El régimen presidencial permite a los sujetos que han sido presidentes “decretar” como dioses y gobernar como demonios. Mientras exista nuestro presidencialismo, los mexicanos seguiremos siendo víctimas del abuso, la sinrazón y la prepotencia, y el país seguirá sumido en la desgracia." ["post_title"]=> string(35) "El ilegal decreto de López Obrador" ["post_excerpt"]=> string(124) "El régimen presidencial permite a los sujetos que han sido presidentes “decretar” como dioses y gobernar como demonios." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(34) "el-ilegal-decreto-de-lopez-obrador" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-25 11:39:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-25 16:39:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72915" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17613 (24) { ["ID"]=> int(72944) ["post_author"]=> string(2) "38" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-25 15:05:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-25 20:05:06" ["post_content"]=> string(9185) "Fiel a su forma de ser aprovechándose de quien le sea útil, López al cumplirse el primer año de que ganó las elecciones de julio del 2019, afirmó para el diario La Jornada: "Si por mí fuera, yo desaparecería al Ejército y lo convertiría en Guardia Nacional, declararía que México es un país pacifista que no necesita Ejército y que la defensa de la nación, en el caso de que fuese necesaria, la haríamos todos. Que el Ejército y la Marina se convertirían en Guardia Nacional para garantizar la seguridad". Y posteriormente, cambió su posición y empezó a darles TODO lo posible a las fuerzas armadas, quizás para tenerlos de su lado, quizás corrompiéndolos de esa manera y tenerlos a su favor. En esa línea se llegó inclusive a que el general secretario de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval, en el discurso de la ceremonia del 111 Aniversario de la Revolución Mexicana, fuera de toda lógica y legalidad, le agradeciera a López toda la confianza que ha depositado en las fuerzas armadas y en la Guardia Nacional para asegurar la seguridad y el progreso de México. Refiriéndose a la lealtad y compromiso de los soldados y marinos, dijo que todos los mexicanos tenemos que apoyar a la 4T de López. CRUZANDO LA LÍNEA POLÍTICA Con TODO lo que le ha dejado a su cargo a las fuerzas armadas, que representa muchos cientos de millones de pesos, tal parece que al menos al General Luis Crescencio Sandoval, ya se le olvidó que López pretendía desaparecerlos, llegando incluso a cruzar la línea, de apoyar abiertamente la causa política de López y su partido político. En ese discurso, aunque algunas personas tienen la duda si fue intencional o si fue una ocurrencia del momento, yo considero que más bien así lo ordenó López, en su calidad de jefe supremo de las fuerzas armadas.  Muy grave y peligroso es que el general hable en nombre de todas las fuerzas armadas, e inclusive de la Guardia Nacional. Hasta el momento, él no tiene mando, al menos formal, o reconocido legalmente: “Las fuerzas armadas y la Guardia Nacional, vemos en la transformación que actualmente vive nuestro país, el mismo propósito de las tres primeras transformaciones en bien de la patria. Como mexicanos es necesario estar unidos en el proyecto de Nación, que está en marcha. Porque lejos de las diferencias de pensamiento que pudieron insistir, nos une la historia”.  Cabe destacar que, para el general Sandoval, la 4T ya es también una de las epopeyas históricas de nuestro país, cuando apenas van tres años de la administración de López, por cierto, pésimos.  Ese discurso es altamente preocupante porque abiertamente el general está tomando partido a nombre de TODAS las fuerzas armadas y de la Guardia Nacional, por un proyecto que ha sido y es altamente debatido a nivel nacional, que es el proyecto de Morena, partido que su dueño es el hoy presidente de México, es decir, quienes hoy detentan el poder. Lo anterior pone en entredicho la neutralidad del general, dado que no puede llamar a la Unidad Nacional, invitando a tomar partido por un proyecto de gobierno que además ha polarizado altamente a todos los mexicanos, y que después de las elecciones de junio del 2021, no tiene la mayoría de la votación. Sumándole que es un proyecto que no ofrece concordia ni unidad.  La grave consecuencia es que, con ese discurso, se mete al Ejército a la refriega política en la discusión del proyecto de López y su 4T, que es particular de él y su partido Morena. De ser así, nuevamente retrocedemos, ya que después de la Revolución Mexicana, las fuerzas armadas quedaron fuera de la política, dado que si el Ejército permanece en la política, a través de su historia, siempre ha estado ligado a la rebelión por estar armados.  Por ello, insisto, llama mucho la atención y se puede concluir que con ese discurso se busca meter a las fuerzas armadas al servicio del proyecto político de Morena. De concretarse esto, les quitaría la neutralidad a las fuerzas armadas dentro de la política mexicana, una línea que, por el bien del país, no conviene cruzar. MILITARIZACIÓN DEL PAÍS En el análisis de lo acontecido este 20 de noviembre del 2021, no podemos dejar fuera la militarización que López ha decidido llevar a cabo. Al Ejército se les ha concedido asuntos que deben estar a cargo de civiles. Y antes al contrario de así hacerlo, ha involucrado a los militares activamente en proyectos de la 4-T. Quizás por ello en ese contexto, se entiende que el general leyera ese discurso para agradecer esas concesiones y privilegios que les ha dado López, y externado su lealtad al proyecto de la 4T.  PISOTEANDO LEY LEY DE DISCIPLINA DEL EJÉRCITO Y FUERZA AÉREA MEXICANA. Artículo 17: Queda estrictamente prohibido al militar en servicio activo inmiscuirse en asuntos políticos directa o indirectamente, salvo aquel que disfrute de licencia que así se lo permite en términos de lo dispuesto por las leyes.  Y el discurso y petición del general, es por donde se vea y analice, una clara intervención en política de acuerdo a este artículo.  QUÉ PASARÁ EN 2024 SI MORENA PIERDE LA PRESIDENCIA Si en las elecciones presidenciales de 2024 pierde Morena, bajo lo que pidió el general, los mexicanos que así votemos contra Morena, ¿habremos traicionado a la Patria? ¿Las fuerzas armadas que apoyaron esa 4T estarán fuera de lugar al ya no continuar ese proyecto?  Y agreguemos ¿qué pasaría en el caso del Tren Maya, el cual les está dejando bajo su control al Ejército López, así como destinatarios de los ingresos que se tengan, y que no se pueda revertir? ¿Qué sucedería si la sociedad mexicana decide que ya no sea así?  Que no se descarte que algún candidato de oposición pudiera ofrecer que el Ejército ya no administre el megaproyecto del Tren Maya o algún otro. Entonces, ¿qué pasaría con el Ejército después de tantos y tantos privilegios y beneficios económicos que les dio López, aceptarían sin protestar?  Es por ello que demasiados privilegios, concesiones y demás cosas para el Ejército no son tan positivos. Ya que si algo como lo que señaló se presentara, podría llevar inclusive a un enfrentamiento con el Ejército, que obviamente es quien tiene las armas. Razón por la cual, regresando al tema central del discurso del general Luis Crescencio Sandoval, en el que por esas concesiones y apoyos llega al grado de poner a las fuerzas armadas a la orden de un proyecto político del presidente en turno, no es nada favorable para México. Y si lo hace es porque no pueden ocultar su felicidad de que López así los trate, hay mucho dinero en esas concesiones y privilegios que les está dando.  Como colofón, es importante señalar que cuando los titulares de las fuerzas armadas son los oradores en eventos, siempre han mostrado lealtad y apoyo al presidente de la República en turno, sea del partido que fuera, ya que oficialmente es el Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, pero NUNCA al proyecto de ese presidente y su partido político. Mucho menos habían  invitado a TODOS los mexicanos a apoyarlo, ni tampoco se habían visto en la necesidad de explicar y detallar el rol que tiene el Ejército en esta administración, argumentando nacionalismo, el rol histórico del Ejército, y enumerando las tres transformaciones que ha habido en México (al igual que siempre lo ha hecho López, para afirmar que su gobierno es la Cuarta transformación). ¿No existen dentro de las fuerzas armadas quienes no estén de acuerdo con el proyecto de la 4T? De ser así, ¿imperará el autoritarismo en el Ejército al pedir Luis Crescencio Sandoval el apoyo al proyecto de la 4T en nombre de todas las fuerzas armadas? ¿Qué pasará con los militares que no la apoyen y los mexicanos que tampoco lo hagamos, seremos traidores a la patria? Es muy importante que no confundan LEALTAD con SUMISIÓN o peor aún: con COMPLICIDAD." ["post_title"]=> string(64) "De Frente Y Claro | EL EJÉRCITO, AJONJOLÍ DE TODOS LOS MOLES " ["post_excerpt"]=> string(118) "López primero quería desaparecer al Ejército; hoy está metido en casi todos los proyectos y actividades del país." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(57) "de-frente-y-claro-el-ejercito-ajonjoli-de-todos-los-moles" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-25 15:05:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-25 20:05:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72944" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17650 (24) { ["ID"]=> int(72915) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-25 11:39:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-25 16:39:53" ["post_content"]=> string(8239) "El decreto que emitió hace unos días el presidente López Obrador para “blindar” sus proyectos estratégicos, es tan ilegal como los narcóticos ilegales. No se espante, estoy usando la hipérbole como recurso narrativo, pero el decreto es ilegal y voy explicar las razones. El pasado lunes 22 de noviembre se publicó este decreto en el Diario Oficial. El texto ordena que los proyectos y obras del gobierno federal (aeropuerto Felipe Ángeles, refinería Dos Bocas, Tren Maya y lo que el presidente añada y quiera) son declarados de “interés público” y “seguridad nacional”, “estratégicos” y “prioritarios”, y por tal motivo se “blindan” contra trabas administrativas. El presidente invoca la facultad reglamentaria que le confiere el artículo 89 constitucional en su fracción primera. ¿Qué lugar ocupa este “decreto” dentro de la jerarquía normativa nacional? Como usted sabe, el pináculo del sistema jurídico es la constitución y los tratados en materia de derechos humanos. En un segundo nivel están los tratados internacionales en general, y en un tercer nivel, ocupando la misma jerarquía, tenemos al derecho federal, por un lado, y a los derechos de los Estados, por otro lado. En un nivel todavía inferior estarían los reglamentos, que son emitidos por el presidente de la república o por los gobernadores, según se implementen para mejor proveer en la esfera administrativa federal o estatal.  El decreto del presidente Obrador no es ni siquiera un reglamento. Es un simple y vil acuerdo. No digo “vil” en sentido peyorativo, sino para hacer énfasis en su muy menor jerarquía normativa. Vaya, es prácticamente una circular. Y el problema no es ese. El problema es que a través de este “decreto” el presidente quiere dejar sin efecto el derecho administrativo de la federación. Eso es ilegal como las anfetaminas, o incluso más. ¿Por qué? Porque todo proyecto gubernamental requiere, por ley, permisos, revisiones y dictámenes en lo administrativo, en su viabilidad, en la cuestión ambiental, sanitaria, demográfica, etcétera, y además es susceptible de vulneran garantías y derechos de terceros y de comunidades enteras. Este “decreto” obliga a todas las dependencias y agencias federales a autorizar provisionalmente, “fast track”, y sin revisión alguna, en el plazo de cinco días hábiles, los dictámenes, permisos o licencias necesarias para iniciar los proyectos u obras del presidente. Si transcurre el plazo de cinco días sin que la autoridad resuelva, se entiende que autoriza. Desde el punto de vista jurídico esto es tan ridículo que nadie debería reír. Podría hacer nugatorio el juicio de garantías. Aclaro que lo que estoy diciendo no tiene que ver con las obras insignia de este gobierno. Personalmente veo con beneplácito el Tren Maya, tengo dudas sobre Dos Bocas y me parece un capricho la cancelación del aeropuerto de Texcoco, que supuestamente se canceló por tremenda corrupción, pero no hay nadie en prisión por esos hechos, sino, al contrario, muchos de los contratistas que construían Texcoco, además de ser prolijamente indemnizados, ahora están participando en los mega proyectos presidenciales. Pero eso es otro tema. Lo que me interesa destacar es el desprecio al Estado de Derecho que supone este “decretazo”. El presidente Obrador es muy dado a “decretar”. He visto decretos malos y chirriantes, como aquel de 23 de abril de 2020 (en su momento lo comenté), según el cual, para salir avante en la pandemia, se iban a crear “por decreto” al menos dos millones de empleos para antes de que terminara aquel año. Todos sabemos que no se crearon esos empleos. Al contrario, se perdieron millones. Aquel “decreto” fue producto de la fantasía y muestra lo ridículo que puede llegar a ser el presidencialismo mexicano (no lo digo por Obrador, sino por todos los presidentes mexicanos que son siempre abusivos y ególatras: nacionalizan por decreto, privatizan por decreto, “crean” empleos por decreto, regulan la paridad por decreto, se dan a sí mismos honores, pensiones y seguridad por decreto… etcétera).  Yo entiendo que el presidente Obrador sienta frustración al ver cómo las trabas administrativas y los amparos ralentizan sus proyectos, y tampoco soy tan ingenuo para pensar que muchas de esas trabas y amparos son utilizados por quienes se oponen a dichos proyectos, con la intención de que fracasen y para hacer ver mal al presidente. Pero la forma de combatir este, digamos, “boicot jurídico”, no es un “decretazo” al estilo de república bananera que rompa la jerarquía normativa. Ahí está la normatividad que rige la administración pública federal, y todas esas leyes no pueden ser pasadas por alto a través de una circular o acuerdo del presidente, pues la facultad reglamentaria nunca permite al jefe del ejecutivo ir más allá de las leyes. Y no solo este “decreto” va más allá de las leyes federales, a las cuales de facto deroga, sino también se alza contra la constitución. Mire usted que por mandato constitucional toda obra, todo proyecto, toda acción, todo lo que haga el gobierno federal debe ser absolutamente público y transparente, y solo podrá ser reservada información por razones de interés público y seguridad nacional (artículo 6, A, I). Este “decretazo” es un cheque en blanco, pues faculta al presidente para decir de manera discrecional y sin rendir cuentas a nadie, cuáles de sus obras, acciones y proyectos son de interés público y seguridad nacional, no solo Felipe Ángeles, Dos Bocas y Tren Maya, sino prácticamente cualquier obra o proyecto que el presidente quiera. El “decreto” es una estaca clavada en el corazón de la transparencia, y, por tanto, un salvoconducto a la corrupción, que, según el presidente, es lo más horrible que existe en el planeta. El presidente dice con mucha frecuencia algo que sus seguidores recitan de memoria: “al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie”, pero el “decreto” mismo está al margen de la ley, y de facto ensalza a Obrador por encima de la ley. Es cuestión de tiempo para que la Suprema Corte de Justicia lo declare anticonstitucional.  Y para terminar, ¿se ha preguntado por qué México está desde siempre estancado, sumido en la violencia, la corrupción y la pobreza? Si es usted simpatizante de Obrador, en automático dirá que por culpa de los conservadores neoliberales, y si usted es de los que no soporta a Obrador dirá, también en automático, que es por culpa de él. A ese nivel está la discusión, la obcecación y la polarización. La historia de México muestra una y otra vez que siempre hay culpables del fracaso perenne: los realistas en la Independencia, los conservadores en la intervención francesa y en la Reforma, los extranjeros, terratenientes y empresarios en la Revolución; la oposición durante el régimen priísta; y ahora los malvados neo-liberales. Es muy fácil señalar culpables cuando tus políticas no funcionan. Insisto, no lo digo por el actual presidente, sino por todos.  En mi opinión, y ya escribiré sobre ello más adelante –estoy preparando un texto grande y sustancioso–, el verdadero problema de nuestro país es el régimen presidencial. La historia no se cansa de mostrarnos que cuando el poder político se concentra tanto en una persona, las posibilidades de abuso, estupidez y error crecen exponencialmente. El régimen presidencial permite a los sujetos que han sido presidentes “decretar” como dioses y gobernar como demonios. Mientras exista nuestro presidencialismo, los mexicanos seguiremos siendo víctimas del abuso, la sinrazón y la prepotencia, y el país seguirá sumido en la desgracia." ["post_title"]=> string(35) "El ilegal decreto de López Obrador" ["post_excerpt"]=> string(124) "El régimen presidencial permite a los sujetos que han sido presidentes “decretar” como dioses y gobernar como demonios." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(34) "el-ilegal-decreto-de-lopez-obrador" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-25 11:39:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-25 16:39:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72915" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(42) ["max_num_pages"]=> float(21) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "32100dfea65bfd9663609de7edaa997f" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El ilegal decreto de López Obrador

El régimen presidencial permite a los sujetos que han sido presidentes “decretar” como dioses y gobernar como demonios.

noviembre 25, 2021

De Frente Y Claro | EL EJÉRCITO, AJONJOLÍ DE TODOS LOS MOLES 

López primero quería desaparecer al Ejército; hoy está metido en casi todos los proyectos y actividades del país.

noviembre 25, 2021




Más de categoría

México: el tonto más útil para la FIFA

Mientras México es blanco de sanciones por supuestos actos homófobos en sus estadios, la FIFA se hace de la...

diciembre 2, 2021

En Texas se anuncia un programa de vacunación para docentes de Reynosa

Ante la falta de respuesta del gobierno federal a la crisis sanitaria, los gobiernos locales deben buscar vías alternas...

diciembre 2, 2021
LÓPEZ Y LA PROPAGANDA DE GOEBBELS

LÓPEZ Y LA PROPAGANDA DE GOEBBELS

Fiel a aquello de “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”, en la 4T se...

diciembre 2, 2021

Fuerzas Armadas poderosas, multipropósito y manejando mucho dinero

Durante la actual administración, las Fuerzas Armadas se han dedicado a muchas cosas para las que no fueron creadas,...

noviembre 30, 2021