El regreso a clases

El gobierno de la Ciudad de México ha anunciado el regreso presencial a clases para el próximo 7 de junio para las escuelas que así lo decidan. Esta medida aplica para estudiantes de niveles básico, medio superior...

26 de mayo, 2021 regreso a clases

El gobierno de la Ciudad de México ha anunciado el regreso presencial a clases para el próximo 7 de junio para las escuelas que así lo decidan. Esta medida aplica para estudiantes de niveles básico, medio superior y superior. Su regreso sería de manera voluntaria y escalonada, de acuerdo con lo comunicado por el gobierno de la CDMX.

En planteles públicos se están realizando labores de mantenimiento entre el gobierno de la ciudad y las alcaldías. En cuanto a las particulares, cada una tiene la libertad de tomar la decisión de regresar o no a clases y, de hacerlo, deben estar trabajando en los protocolos para el regreso a clases. Con un contagio de Covid-19 que se detecte, la escuela deberá cerrar por 15 días y todos los alumnos deberán regresar a sus casas a tomar clases como lo estaban haciendo hasta antes del regreso a clases presenciales.

Cuál es el protocolo a seguir:

  • En la entrada se le tomará la temperatura al estudiante y se le dará gel antibacterial. 
  • En la fila se mantendrá sana distancia. 
  • Los alumnos tienen que usar cubrebocas todo el tiempo dentro del plantel.
  •  Las bancas deben ocuparse una sí y una no.
  •  Los salones deben estar completamente desinfectados antes y después del uso por parte de los alumnos.
  •  Las aulas deben estar perfectamente ventiladas con ventanas y puertas abiertas.
  •  La asistencia debe ser alternada, esto es: lunes y miércoles un grupo, martes y jueves otro y los viernes solo los alumnos que requieran refuerzo. 
  • Solo podrán acudir 20 alumnos por aula si las dimensiones de esta lo permiten.
  • No habrá recreo, ceremonias o reuniones.
  •  El uso del patio deberá restringirse por grupos asegurándose que los alumnos guarden una sana distancia.
  •  Se buscará que tanto alumnos como docentes reciban apoyo socioemocional

Ahora, todo esto suena muy bien, pero tal parece que solo es como para poder tomar una foto, porque esto durará un mes y luego se termina el curso.

Mediante un comunicado, la Confederación Nacional de Escuelas Particulares, asociación que representa a escuelas de todo el país, señaló que “un regreso presencial limitado, a cuatro semanas de la conclusión del ciclo escolar de educación básica, en poco beneficia y es más adecuado concluir el ciclo con la estrategia a distancia (…) la energía, recursos y tiempo se pueden canalizar de mejor manera en la preparación para la apertura de los planteles en agosto 2021” y que así el regreso pueda ser “seguro, paulatino, normado, articulado y general”.

Esta asociación le pidió a las autoridades que el tema electoral no interfiera en una decisión tan importante y contamine un proceso vital para niñas, niños, docentes y familias enteras que esperan una apertura consistente, permanente y sin interrupciones.

Los niños están hartos y les urge regresar a la escuela, pero ¿vale la pena adelantar vísperas y hacerlo un mes antes de que salgan de vacaciones? ¿O sería mejor trabajar en los protocolos y ensayarlos para regresar con el nuevo ciclo escolar en agosto?

Comentarios


object(WP_Query)#18011 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65912) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65912) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18015 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18013 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18014 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-02 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-30 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (65912) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85956) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-22 09:11:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:11:53" ["post_content"]=> string(10603) "Es curioso cómo las ideas en las que creemos -y determinan nuestro comportamiento- son la causa de nuestros desencuentros y hasta enfrentamientos. La raíz de nuestras disputas, hoy en día, derivan de dos añejos valores: las ideas de libertad y de igualdad. Un grupo de personas elige dar todo el peso a la libertad y el otro bando prefiere poner el énfasis en la igualdad. Sin embargo, la historia de las ideas políticas nos muestra que ambos valores son parte de la misma moneda. Lejos de ser antagónicos, el quid del enredo radica en el intento de convertirlos en absolutos (libertad o igualdad categóricas), cuando en realidad son valores relativos. Quizá la disputa sea de énfasis: qué tanta libertad y qué tanta igualdad se requiere para vivir en armonía. Para quienes eligen como valor absoluto la libertad (en particular la libertad de emprender y del capital), puede resultar chocante que la igualdad fue la idea que abrió camino a la libertad. Es una paradoja, pero hay muchos ejemplos que así lo revelan, como pueden rastrearse en la historia de las ideas. En la actualidad también encontramos casos paradigmáticos de grupos que lograron su libertad basados en la idea de la igualdad. Sin duda, el ejemplo emblemático de esta tesis es lo escrito por Alexis de Tocqueville en La democracia en América. Me parece que nadie puede dudar de la parcialidad de la obra de este autor, escrita en 1835 (la segunda parte fue publicada en 1840). En una de las referencias a la igualdad, Pankaj Mishra cita un pasaje de ese pensador: “Los philosophes consideraban «racional» una sociedad meritocrática en la que podían prosperar personas como ellos. Al fomentar este racionalismo, se veían como un «partido de la humanidad». Su gusto por la «política literaria», escribía Tocqueville, «se extendió a gente cuya naturaleza o situación les habría mantenido normalmente ajena a la especulación abstracta», a los cuales atrajo la «idea de que todos los hombres deben ser iguales» y «que la razón condena todo privilegio sin excepción». Por ello, «toda pasión pública se disfrazó de filosofía»” (La edad de la ira, Una historia del presente).  Claro, los pensadores de la ilustración querían libertad para ellos, pero la democracia abrió la puerta de la libertad para todas las personas. Tocqueville en La democracia en América dice: “La igualdad, que hace a los hombres independientes unos de otros, les da el hábito y el gusto de no seguir en sus acciones particulares sino su voluntad. Esta completa independencia de que gozan continuamente en medio de sus iguales y en el curso de su vida privada, los dispone a mirar de mala manera a toda autoridad y les sugiere la idea y el amor de la libertad política. Una inclinación natural dirige, pues, a los hombres de estos tiempos, hacia las instituciones libres. Tómese uno de ellos al azar, retrocédase, si se puede, a sus tendencias primitivas, y se descubrirá que entre los diferentes gobiernos, el que concibe más pronto y al que más se adhiere, es aquel cuyo jefe ha elegido y cuyos actos examina”. En la misma página (725) del Libro segundo de su obra añade el pensador francés: “De todos los efectos políticos que produce la igualdad de condiciones, el amor a la independencia es el primero que hiere la imaginación, y el que más terror infunde a los espíritus tímidos… Por lo que a mí toca, lejos de echar en cara a la igualdad la indocilidad que inspira, la alabo por esto principalmente. La admiro al verla depositar en el fondo del espíritu y del corazón de cada hombre esa noción obscura y esa propensión instintiva hacia la independencia política, preparando así el remedio al mal que causa [se refiere al riesgo de esclavitud]. Por esto la considero cuando me inclino ante ella”.  Tocqueville ve con claridad meridiana beneficios y riesgos de la igualdad. Entre los beneficios que entraña la igualdad está su impulso a la libertad, a la independencia, a la indocilidad, a la elección por sí mismo de la forma de gobierno. La igualdad fue el incentivo que liberó a los hombres del viejo régimen aristocrático y esclavista. Pero nuestro autor no ignora sus riesgos: habla de la esclavitud. El riesgo de la igualdad como valor absoluto es el reino de la tiranía. Por esa razón el dilema entre igualdad y libertad es un asunto de énfasis. Asienta Isaiah Berlin que habría que elegir qué tanta igualdad se quiere para qué tanta libertad (Árbol que crece torcido). Y agrega: la libertad absoluta de los lobos es la muerte de los corderos. Este pensador inglés, defensor acérrimo de la libertad, no ignora los riesgos de tan crucial y caro valor. Hay ejemplos recientes sobre cómo la igualdad es una herramienta liberadora. Es el caso de la lucha de los negros contra el racismo, la discriminación y la esclavitud. Y en nuestros días es el caso de la lucha de las mujeres, los homosexuales, los bisexuales, los trans, etcétera. El mismo propósito parece tener el llamado lenguaje inclusivo, aunque en la era de la posverdad (donde las certezas de las ciencias son puestas en duda por las convicciones) quizá haga más grande la Babel (confusión) en la que estamos; no obstante, los grandes cambios en la historia de la humanidad son paradójicos, y puede ser el caso. Lo relevante de estos temas es que permiten apreciar claramente cómo la lucha por la igualdad de derechos es el primer paso hacia la liberación. Asimismo, Tocqueville observó cómo el espíritu de la igualdad hace más industriosos a los pueblos: “Lo primero que sorprende en los Estados Unidos, es la cantidad innumerable que trata de salir de su condición originaria y el pequeño número de grandes ambiciones que se ven en medio de ese movimiento universal de ambición. No hay norteamericano que no parezca atenaceado por el deseo de elevarse (…) Parece difícil atribuir este estado singular de cosas a la igualdad de condiciones, pues en el momento que se estableció (…) hizo nacer ambiciones casi sin límite (…) Dije en otro lugar de esta obra, de qué manera la igualdad de condiciones impelía naturalmente a los hombres hacia la industria y el comercio y cómo ella acrecentaba y diversificaba los bienes raíces; hice ver igualmente porqué inspiraba a cada hombre un deseo constante y vehemente de aumentar su bienestar…”. Y hace una observación pertinente para nuestros días. En referencia al riesgo de inestabilidad o de revolución, afirma: “Nada hay más contrario a las pasiones revolucionarias que todas estas cosas”. Es decir, la pasión por emprender y comerciar hace que los hombres prefieran la paz. Y alerta sobre qué puede conducir a los pueblos hacia las guerras fratricidas: “Casi todas las revoluciones que han cambiado la faz de los pueblos, han sido hechas para consagrar la desigualdad o para destruirla. Si se separan las causas secundarias que han producido las grandes agitaciones de los hombres, se encontrará casi siempre la desigualdad; los pobres son los que han querido arrebatar los bienes a los ricos, o éstos han pretendido encadenar a los pobres. Si se pudiera constituir un estado social en el que cada uno tuviese algo que conservar y poco que adquirir, se habría hecho mucho por la paz del mundo”. Todas las citas son del Libro segundo de La democracia... El pensador tenía claro que la desigualdad es la causa de las agitaciones y perturbaciones sociales. Advierte: “Si Norteamérica sufriese alguna vez grandes revoluciones, las acarrearían los negros; es decir, que no sería la igualdad de condiciones, sino, al contrario, la desigualdad la que las haría nacer”. Paradójicamente, hoy no solamente la comunidad negra padece una aberrante desigualdad, sino los blancos, la principal minoría de Estados Unidos. La obra también nos proporciona señales acerca de cómo la desigualdad rompe los consensos sociales. En cambio, la igualdad propicia que: “Las principales opiniones de los hombres se hacen semejantes a medida que las condiciones se igualan”. Además, avista el poder del demagogo: “A medida que los hombres se asemejan, el dogma de la igualdad de las inteligencias se insinúa en sus creencias y se hace más difícil a un innovador cualquiera adquirir y ejercer gran poder sobre el espíritu del pueblo (…) Observamos, por otra parte que, como los hombres que viven en las sociedades democráticas no están ligados absolutamente los unos a los otros, es necesario convencer a cada uno de ellos, mientras que en las sociedades aristocráticas, basta poder obrar sobre el espíritu de algunos, para que lo sigan todos los demás. Si Lutero hubiera vivido en un siglo de igualdad y no hubiera tenido por oyentes a señores y príncipes, acaso habría encontrado más dificultad en cambiar la faz de Europa”.  Desde la antigüedad griega se conocía el atractivo, poder y peligro de quienes saben manipular prejuicios, emociones, miedos y esperanzas de la gente. Es el caso de nuestros días. En suma, leer los orígenes de los grandes cambios sociales es muy revelador y aleccionador. Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad. Por ello siempre es altamente recomendable leer a los clásicos; ayudan a entender nuestro tiempo." ["post_title"]=> string(38) "Aspirar a la igualdad nos dio libertad" ["post_excerpt"]=> string(153) "Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "aspirar-a-la-igualdad-nos-dio-libertad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-22 09:53:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:53:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85956" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17981 (24) { ["ID"]=> int(85942) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-22 08:54:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 13:54:07" ["post_content"]=> string(7653) "Pocas situaciones tan polémicas como el tema de si apoyamos o no el Mundial en Qatar. Mucho antes de empezar ya había provocado más opiniones que divisas para el país. Confieso que nunca me pareció que tuviésemos que entrar en polémica nosotros como sociedad. Conforme se acercaba la inauguración más recurrente era el tema en reuniones y redes sociales. Yo seguía sin sentirme molesta por el tema y tal vez sin cuestionarme si estaba bien o no que el resto del mundo apoyara este evento. Opté por escuchar las razones de cuanta gente pude al respecto: conservadores y rebeldes, feministas y no tanto, ricos y no tanto, deportistas y no tanto. He platicado con personas que irán a Qatar y con personas que están tan indignadas que aseguran que no verán ni un solo partido. La razón del enojo y el contundente rechazo obviamente apela a la ausencia de derechos humanos que hay en ese país. Con el discurso de vivir apegados a las leyes de su religión, atropellan la libertad y el respeto a gran parte de la población, empezando por las mujeres, quienes viven sin derechos, víctimas de la violencia y a las minorías como la comunidad LGBTTTIQ y personas que no profesen el Islam y que no reconozcan las leyes del Corán. Bueno, hasta de falsa feminista fui acusada en las discusiones familiares, insulto que está por demás decir se me resbala, porque para mí el Feminismo es mucho más que un discurso, es una forma de vida, un camino y una meta, una filosofía que se practica todos los días, a todas horas y en todas las circunstancias. Además que creo que éste, así como el tema de la religión y la política no deben verse de una forma radical, en blanco y negro, pues las razones históricas, personales y comunitarias dan un sentido a cada tema. Por supuesto que no estoy a favor de la violencia ni de la imposición y la restricción. Claro que pienso que conforme vamos avanzando en el tiempo tenemos que como sociedad apoyar y defender los derechos humanos y rechazar categóricamente la violencia. Estoy absolutamente de acuerdo en la equidad, y rechazo categóricamente que se violente a las mujeres, que se les prive de derechos y libertades de la misma forma que repruebo el odio a diferentes formas de pensar y sentir. En lo que no estoy a favor es en el hecho de que el resto del mundo debiera estar de acuerdo y boicotear un evento deportivo porque no estamos de acuerdo con la política y las normas bajo las cuales se rige cierto país o región. Lejos de ser el dedo acusador como tenemos siglos siéndolo, a pesar de haber sido en infinidad de ocasiones el punto de la acusación, tendríamos que conocer la historia y recordarla, no olvidar que fuimos colonizados y prácticamente anulados por una sociedad que consideró a su conveniencia que no teníamos alma y que ellos tenían la obligación de evangelizarnos, quitarnos el oro , hacernos esclavos, destruir nuestros templos y ciudades para edificar los suyos con el esfuerzo y la vida de los habitantes antiguos dueños de las tierras que colonizaron y que arbitrariamente nos quitaron con pólvora y enfermedades, hasta hacernos negar nuestras creencias e imponernos una nueva religión, un nuevo idioma y un nuevo nombre. La mayoría de las conquistas del mundo se han tratado de camuflar como ayuda y sentido común y han sido absolutas masacres e invasiones por territorio y por poder. Pienso que uno de los principales derechos de los seres humanos es precisamente la libertad de culto y que la fe ha mantenido viva a la humanidad; que la religión ha sido la fuerza con la que las comunidades se han unificado y salido adelante y que a menos que hayamos vivido dentro del sistema no podemos decir que entendemos y mucho menos que repudiamos las creencias de los demás. El Islam, existe desde hace más de 14 siglos y ha hecho invencible a un sector gigantesco de la población mundial. Obviamente me parece injusto e inhumano que las mujeres sean obligadas a estar tapadas, que no puedan salir solas a la calle, que sean dilapidadas como castigo a la infidelidad aunque no existan evidencias y muchísimas más arbitrariedades que ocurren todos los días en estos países. El mundial de fútbol como evento deportivo es precisamente la ocasión para visibilizar toda esta situación, no puede ni debe en mi opinión excluir a ningún país por sus costumbres, porque entonces dejaría de ser un evento global. Se llama mundial precisamente porque es para todos. El que a los occidentales no nos parezca, no es razón suficiente para que no permitamos la participación de una población. Con este rechazo no castigamos al gobierno, excluimos una vez más a la gente, como en su momento fuimos excluidas las mujeres occidentales, los indígenas y los afro descendientes, los homosexuales y las personas con discapacidades físicas, los que pensaban distinto y los que no querían ser parte de una idea general. La obligación de todos los seres humanos es no solo juzgar, sino incluir, no generalizar, así como hay mujeres oprimidas hay millones de hombres que no quieren esto para sus mujeres. Las revoluciones no ocurren por imposición de otras comunidades o no debería ser así, tiene que darse de forma consciente y convencida de dentro hacia afuera, por los miembros de esa comunidad y no por los espectadores. Eso precisamente atenta contra la soberanía de las naciones. El Deporte es un pretexto para unificar, visibilizar y concientizar a la humanidad. Es obligado integrar e incluir a todas las razas, preferencias y formas de pensar; reconocernos todos como miembros de una misma especie aunque tengamos valores diferentes y por medio de la convivencia aprender lo mejor de otras filosofías de vida. No estoy a favor del radicalismo musulmán como tampoco lo estoy con la falsa compasión del catolicismo occidental que a mi punto de vista no es más que un clasismo disfrazado. Creo que no nos concierne a nosotros juzgar y sí nos corresponde compartir y convivir con respeto a cada aspecto de las decisiones de los demás. El deporte es un pretexto para compartir, no para dividir. Yo aplaudo que un país tan controversial como Qatar sea la sede de la Copa Mundial de futbol y que todos podamos acceder a su mundo y ellos al nuestro, que nos enseñen lo que tienen para compartir y nos permitan conocerlos así como ellos están abriéndose a conocer otras formas de pensar y de vivir. Es una de las grandes oportunidades que tenemos para ser una sociedad global, inclusiva y progresista. El deporte, el arte, la cultura, la ciencia y la tecnología deben de ser para todas las naciones, sin condiciones y sin cláusulas. Segregar es lo opuesto a avanzar, es resultado de la ignorancia y el odio racial, condenar las razones del otro es discriminar, convivir con respeto es el principio del progreso y del verdadero respeto a los derechos de los pueblos y de las personas." ["post_title"]=> string(9) "Qatar sí" ["post_excerpt"]=> string(214) "Yo aplaudo que un país tan controversial como Qatar sea sede del Mundial de futbol. El deporte, el arte, la cultura, la ciencia y la tecnología deben de ser para todas las naciones, sin condiciones ni cláusulas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(8) "qatar-si" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-22 08:54:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 13:54:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85942" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85956) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-22 09:11:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:11:53" ["post_content"]=> string(10603) "Es curioso cómo las ideas en las que creemos -y determinan nuestro comportamiento- son la causa de nuestros desencuentros y hasta enfrentamientos. La raíz de nuestras disputas, hoy en día, derivan de dos añejos valores: las ideas de libertad y de igualdad. Un grupo de personas elige dar todo el peso a la libertad y el otro bando prefiere poner el énfasis en la igualdad. Sin embargo, la historia de las ideas políticas nos muestra que ambos valores son parte de la misma moneda. Lejos de ser antagónicos, el quid del enredo radica en el intento de convertirlos en absolutos (libertad o igualdad categóricas), cuando en realidad son valores relativos. Quizá la disputa sea de énfasis: qué tanta libertad y qué tanta igualdad se requiere para vivir en armonía. Para quienes eligen como valor absoluto la libertad (en particular la libertad de emprender y del capital), puede resultar chocante que la igualdad fue la idea que abrió camino a la libertad. Es una paradoja, pero hay muchos ejemplos que así lo revelan, como pueden rastrearse en la historia de las ideas. En la actualidad también encontramos casos paradigmáticos de grupos que lograron su libertad basados en la idea de la igualdad. Sin duda, el ejemplo emblemático de esta tesis es lo escrito por Alexis de Tocqueville en La democracia en América. Me parece que nadie puede dudar de la parcialidad de la obra de este autor, escrita en 1835 (la segunda parte fue publicada en 1840). En una de las referencias a la igualdad, Pankaj Mishra cita un pasaje de ese pensador: “Los philosophes consideraban «racional» una sociedad meritocrática en la que podían prosperar personas como ellos. Al fomentar este racionalismo, se veían como un «partido de la humanidad». Su gusto por la «política literaria», escribía Tocqueville, «se extendió a gente cuya naturaleza o situación les habría mantenido normalmente ajena a la especulación abstracta», a los cuales atrajo la «idea de que todos los hombres deben ser iguales» y «que la razón condena todo privilegio sin excepción». Por ello, «toda pasión pública se disfrazó de filosofía»” (La edad de la ira, Una historia del presente).  Claro, los pensadores de la ilustración querían libertad para ellos, pero la democracia abrió la puerta de la libertad para todas las personas. Tocqueville en La democracia en América dice: “La igualdad, que hace a los hombres independientes unos de otros, les da el hábito y el gusto de no seguir en sus acciones particulares sino su voluntad. Esta completa independencia de que gozan continuamente en medio de sus iguales y en el curso de su vida privada, los dispone a mirar de mala manera a toda autoridad y les sugiere la idea y el amor de la libertad política. Una inclinación natural dirige, pues, a los hombres de estos tiempos, hacia las instituciones libres. Tómese uno de ellos al azar, retrocédase, si se puede, a sus tendencias primitivas, y se descubrirá que entre los diferentes gobiernos, el que concibe más pronto y al que más se adhiere, es aquel cuyo jefe ha elegido y cuyos actos examina”. En la misma página (725) del Libro segundo de su obra añade el pensador francés: “De todos los efectos políticos que produce la igualdad de condiciones, el amor a la independencia es el primero que hiere la imaginación, y el que más terror infunde a los espíritus tímidos… Por lo que a mí toca, lejos de echar en cara a la igualdad la indocilidad que inspira, la alabo por esto principalmente. La admiro al verla depositar en el fondo del espíritu y del corazón de cada hombre esa noción obscura y esa propensión instintiva hacia la independencia política, preparando así el remedio al mal que causa [se refiere al riesgo de esclavitud]. Por esto la considero cuando me inclino ante ella”.  Tocqueville ve con claridad meridiana beneficios y riesgos de la igualdad. Entre los beneficios que entraña la igualdad está su impulso a la libertad, a la independencia, a la indocilidad, a la elección por sí mismo de la forma de gobierno. La igualdad fue el incentivo que liberó a los hombres del viejo régimen aristocrático y esclavista. Pero nuestro autor no ignora sus riesgos: habla de la esclavitud. El riesgo de la igualdad como valor absoluto es el reino de la tiranía. Por esa razón el dilema entre igualdad y libertad es un asunto de énfasis. Asienta Isaiah Berlin que habría que elegir qué tanta igualdad se quiere para qué tanta libertad (Árbol que crece torcido). Y agrega: la libertad absoluta de los lobos es la muerte de los corderos. Este pensador inglés, defensor acérrimo de la libertad, no ignora los riesgos de tan crucial y caro valor. Hay ejemplos recientes sobre cómo la igualdad es una herramienta liberadora. Es el caso de la lucha de los negros contra el racismo, la discriminación y la esclavitud. Y en nuestros días es el caso de la lucha de las mujeres, los homosexuales, los bisexuales, los trans, etcétera. El mismo propósito parece tener el llamado lenguaje inclusivo, aunque en la era de la posverdad (donde las certezas de las ciencias son puestas en duda por las convicciones) quizá haga más grande la Babel (confusión) en la que estamos; no obstante, los grandes cambios en la historia de la humanidad son paradójicos, y puede ser el caso. Lo relevante de estos temas es que permiten apreciar claramente cómo la lucha por la igualdad de derechos es el primer paso hacia la liberación. Asimismo, Tocqueville observó cómo el espíritu de la igualdad hace más industriosos a los pueblos: “Lo primero que sorprende en los Estados Unidos, es la cantidad innumerable que trata de salir de su condición originaria y el pequeño número de grandes ambiciones que se ven en medio de ese movimiento universal de ambición. No hay norteamericano que no parezca atenaceado por el deseo de elevarse (…) Parece difícil atribuir este estado singular de cosas a la igualdad de condiciones, pues en el momento que se estableció (…) hizo nacer ambiciones casi sin límite (…) Dije en otro lugar de esta obra, de qué manera la igualdad de condiciones impelía naturalmente a los hombres hacia la industria y el comercio y cómo ella acrecentaba y diversificaba los bienes raíces; hice ver igualmente porqué inspiraba a cada hombre un deseo constante y vehemente de aumentar su bienestar…”. Y hace una observación pertinente para nuestros días. En referencia al riesgo de inestabilidad o de revolución, afirma: “Nada hay más contrario a las pasiones revolucionarias que todas estas cosas”. Es decir, la pasión por emprender y comerciar hace que los hombres prefieran la paz. Y alerta sobre qué puede conducir a los pueblos hacia las guerras fratricidas: “Casi todas las revoluciones que han cambiado la faz de los pueblos, han sido hechas para consagrar la desigualdad o para destruirla. Si se separan las causas secundarias que han producido las grandes agitaciones de los hombres, se encontrará casi siempre la desigualdad; los pobres son los que han querido arrebatar los bienes a los ricos, o éstos han pretendido encadenar a los pobres. Si se pudiera constituir un estado social en el que cada uno tuviese algo que conservar y poco que adquirir, se habría hecho mucho por la paz del mundo”. Todas las citas son del Libro segundo de La democracia... El pensador tenía claro que la desigualdad es la causa de las agitaciones y perturbaciones sociales. Advierte: “Si Norteamérica sufriese alguna vez grandes revoluciones, las acarrearían los negros; es decir, que no sería la igualdad de condiciones, sino, al contrario, la desigualdad la que las haría nacer”. Paradójicamente, hoy no solamente la comunidad negra padece una aberrante desigualdad, sino los blancos, la principal minoría de Estados Unidos. La obra también nos proporciona señales acerca de cómo la desigualdad rompe los consensos sociales. En cambio, la igualdad propicia que: “Las principales opiniones de los hombres se hacen semejantes a medida que las condiciones se igualan”. Además, avista el poder del demagogo: “A medida que los hombres se asemejan, el dogma de la igualdad de las inteligencias se insinúa en sus creencias y se hace más difícil a un innovador cualquiera adquirir y ejercer gran poder sobre el espíritu del pueblo (…) Observamos, por otra parte que, como los hombres que viven en las sociedades democráticas no están ligados absolutamente los unos a los otros, es necesario convencer a cada uno de ellos, mientras que en las sociedades aristocráticas, basta poder obrar sobre el espíritu de algunos, para que lo sigan todos los demás. Si Lutero hubiera vivido en un siglo de igualdad y no hubiera tenido por oyentes a señores y príncipes, acaso habría encontrado más dificultad en cambiar la faz de Europa”.  Desde la antigüedad griega se conocía el atractivo, poder y peligro de quienes saben manipular prejuicios, emociones, miedos y esperanzas de la gente. Es el caso de nuestros días. En suma, leer los orígenes de los grandes cambios sociales es muy revelador y aleccionador. Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad. Por ello siempre es altamente recomendable leer a los clásicos; ayudan a entender nuestro tiempo." ["post_title"]=> string(38) "Aspirar a la igualdad nos dio libertad" ["post_excerpt"]=> string(153) "Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "aspirar-a-la-igualdad-nos-dio-libertad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-22 09:53:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:53:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85956" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(49) ["max_num_pages"]=> float(25) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a43c443f9658f3a5310a7d1cc39d5d3a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Aspirar a la igualdad nos dio libertad

Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los...

noviembre 22, 2022

Qatar sí

Yo aplaudo que un país tan controversial como Qatar sea sede del Mundial de futbol. El deporte, el arte, la cultura, la...

noviembre 22, 2022




Más de categoría
la 4T y la selección mexicana

Los fracasos del fin de semana: la 4T y la selección mexicana

La política y la Selección Mexicana: los vertederos de las ilusiones de los mexicanos.

noviembre 29, 2022
Marcha de AMLO

Marcha de AMLO

El dispendio de recursos para la marcha del domingo no pasó inadvertido.

noviembre 29, 2022
Buenos contra malos

Buenos contra malos

Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas...

noviembre 29, 2022
horario del bienestar

¡Preparémonos para los efectos del horario del bienestar!

Bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá...

noviembre 28, 2022