El conformar nuevamente al Comité de Participación Ciudadana es un pendiente para el Sistema Nacional Anticorrupción

En días pasados, Elizabeth Soria León, presidenta de la Comisión de Selección para la integración del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), anunció que para el próximo mes de octubre ese órgano ciudadano...

20 de agosto, 2021

En días pasados, Elizabeth Soria León, presidenta de la Comisión de Selección para la integración del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), anunció que para el próximo mes de octubre ese órgano ciudadano que preside al SNA deberá quedar integrado. Los primeros pasos para dar inicio de manera formal con este proceso se dieron a inicios de este mes, ya que “el pasado 5 de agosto se presentó en el Senado de la República la convocatoria para ocupar los 4 cargos que hacen falta para integrar al CPC en su totalidad”1

Completar el CPC abona al buen funcionamiento del SNA, pues ha estado incompleto por más de un año, debido a renuncias2, al término del periodo de los integrantes y al atraso del Senado para nombrar a la Comisión de Selección3 y emitir la Convocatoria 4. El CPC se compone de cinco miembros, de los cuales actualmente sólo cuenta con uno5, lo cual le convierte en un órgano poco efectivo para la lucha anticorrupción. 

Desafortunadamente, el SNA ha tenido que enfrentar circunstancias poco favorables a partir de la llegada de la actual administración, pues el presidente de la república se ha asumido como el  líder de la lucha anticorrupción, concentrando en sus manos y en las de la Secretaría de la Función Pública, Servicio de Administración Tributaria y la Unidad de Inteligencia Financiera, el combate de la corrupción.

Dentro de este contexto, se llega al proceso de selección de los integrantes faltantes del CPC. Cabe mencionar que algunas organizaciones de la sociedad civil, entre las que se encuentra Ethos, han estudiado los aspectos que presentan áreas de mejora en el proceso de selección de los integrantes del CPC. Dichas organizaciones han conformado el colectivo Perfiles Idóneos YA! por las designaciones anticorrupción. 

El colectivo busca promover buenas prácticas e incidir en los procesos de designaciones públicas de los Sistemas Nacional y Estatales Anticorrupción con la finalidad de asegurar la idoneidad de los perfiles y fungir como contrapeso institucional.

Previa a la emisión de la Convocatoria, el colectivo presentó una serie de recomendaciones en materia de transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana.6 Algunas de estas fueron tomadas en cuenta pero otras no, por ejemplo, se solicitó que la Comisión de Selección trabajará de manera conjunta con el Colectivo para afinar el documento de la convocatoria antes de hacerla pública, pero esto fue rechazado7

Posterior a la emisión de la Convocatoria, el colectivo hizo nuevamente una serie de recomendaciones, entre las que se encuentran:

  • Garantizar la publicidad de resultados y la exhaustividad en la investigación de los aspirantes. 
  • Dar publicidad a los resultados que cada aspirante vaya obteniendo en cada una de las etapas del proceso de selección. 
  • Materializar dentro de la Convocatoria los principios de igualdad, pluralidad, perspectiva de género e inclusión, ya que únicamente se enlistan, pero no es clara la forma en la que se están aplicando.

Las designaciones de los miembros faltantes del CPC para el mes de octubre es una buena noticia para el SNA. No obstante, se requiere que el presidente modifique su perspectiva respecto al sistema para que el combate de la corrupción sea verdaderamente sistémico, que deje de tener tintes político-electorales y que trascienda administraciones.

1 El economista. 8 de agosto de 2021. Diego Badillo. Disponible en: https://www.eleconomista.com.mx/politica/Comite-de-Participacion-Ciudadanadel-Sistema-Nacional-Anticorrupcion-estara-integrado-en-octubre-asegura-Elizabeth-Soria-Leon-20210808-0013.html

2 Luis Manuel Pérez de Acha, renunció en enero de 2019; Irene Levy renunció en septiembre de 2019; Alfonso Hernández Valdez renunció en octubre de 2020.

3 La primera Comisión de Selección (CS) terminó su encargo en octubre de 2019. Después de eso, el Senado emitió una Convocatoria para nombrar a la nueva CS, no obstante, nadie se postuló. Se amplió el plazo y no hubo avances; luego el atraso vino por parte del Senado por falta de quórum en las sesiones; posteriormente vino la pandemia. En diciembre de 2020 se nombró por fin a 8 integrantes y en enero 2021 designaron a la última para ya quedar completos. 

4 Desde que quedó conformada la CS, el 29 de abril de 2021, pasaron 3 meses para que emitieran la Convocatoria, el 5 de agosto de 2021.

5 El único integrante que queda actualmente es Jorge Alatorre, quien se quedó solo desde febrero de 2012 cuando Rosa María Cruz Lesbros terminó su periodo.

6 Sin embargo, 10 de junio de 2021. ¿Cómo elegir al mejor Comité de Participación Ciudadana? https://www.animalpolitico.com/blog-invitado/como-elegir-al-mejor-comite-de-participacion-ciudadana/

7 Milenio 9 agosto de 2021. ONG ‘s recomiendan afinar detalles en convocatoria para comité ciudadano del SNA. Rafael Montes. 

Comentarios
object(WP_Query)#18573 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69538) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-08-2021" ["before"]=> string(10) "23-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69538) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-08-2021" ["before"]=> string(10) "23-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18572 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18579 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18592 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "26-08-2021" ["before"]=> string(10) "23-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-26 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-23 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (69538) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18569 (24) { ["ID"]=> int(70729) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-22 12:47:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 17:47:07" ["post_content"]=> string(7318) "Después de estas Fiestas Patrias, hay algo que es necesario reconocerle a la 4T, no es que lo estén haciendo de la mejor manera o más bien, de la manera en que uno deseara, pero estamos preguntándonos cosas que habíamos dado por hecho y que ahora resulta que no habíamos solucionado del todo. La identidad es una de ellas. Seamos serios, bromas y memes aparte, el vídeo previo a la celebración de la Ceremonia del Grito, el discurso del presidente el día 16 y las peripecias de la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) obligan a reflexionar y a repensar el camino que vamos tomando y desde luego, la forma en que nos vemos a nosotros mismos. La identidad parte de un consenso mínimo, es decir, de un asentimiento común elemental, muy básico, apenas de unas cuantas afirmaciones a partir de las cuales se puede construir la diversidad, pero no puede partir del disenso porque entonces se disgrega, no cuaja digamos y no es raro que eso termine en un encono irracional. No es verdad que seamos producto de la violencia, del expolio y el genocidio; esa es la postura de arranque para un posible diálogo, porque no quiero pensar que esa será la visión monolítica de un gobierno que, como dirían en el béisbol tan grato al presidente, se aproxima a la parte baja de la novena entrada. Quiero, de buena fe, que sea una posición de arranque. Es falso porque es simplista y lo es porque así se caracteriza una postura populista, ofrecer soluciones simples a problemas complejos reduciendo la realidad a una o dos afirmaciones básicas. Somos producto de un movimiento complejísimo de culturas enfrentadas, dialogantes y mezcladas; vaya, que nuestra identidad –como cualquiera en la Tierra– no es genética sino cultural, la idea que pregona a la mexicanidad como la mezcla del azteca y el español es de suyo elemental, falaz e incompleta; somos eso y mucho más que eso. Partir de la mutilación histórica de la victimización y la demonización es tanto como borrarnos el rostro porque nos lo cruza una cicatriz o cortarnos la mano con la que firmamos algo que después ya no nos gustó. Predicar el futuro de la nacionalidad a partir de la exclusión es jugar el dilema perverso del falso aliado –quien no está conmigo está contra mí– y lo peor de todo, que ciega la razón para el entendimiento y el corazón para la tolerancia. Resulta que uno de los monjes que estaban al pie del extinto monumento a don Cristóbal es Fray Pedro de Gante y que mucho de lo poco que sabemos sobre los aztecas se lo debemos a su misión de rescate de la memoria. No hay héroes ni villanos, hay mujeres y hombres en su circunstancia. Por otra parte, no me voy a referir al llevado y traído asunto de la guerra de liberación de los tlaxcaltecas, cholultecas y demás frente al opresor azteca y cómo Cortés se aprovechó de la circunstancia –Julio César también lo hizo vaya hasta Napoleón se le ocurrió la nada novedosa idea– sino al hecho de que sólo podemos construirnos mediante el encuentro y el diálogo. Partamos de un hecho incontrovertible, vaya aquí si no hay argumento que valga, lo hecho, hecho está o como decía mi abuela la sabia “palo dado ni Dios lo quita” y eso lo saben hasta las sentencias de amparo. Somos lo que vemos hoy en el espejo, el pasado nos explica, pero no nos determina y una pirámide de cartón piedra tampoco reconstruye la historia ni su interpretación; hablamos castellano no como lengua mayoritaria –que no es señal despreciable– sino como lengua franca entre todos los que aceptamos esta cosa difusa, pero entrañable a la que llamamos mexicanidad y esa ya no pasa por las culturas que fueron, que nos dejaron mucho de lo que somos, tanto que es ya indiscernible frente a otras herencias, porque puestos a escoger debemos preferir al indio, al indígena, al miembro del pueblo originario o como queramos llamarlo, frente al de bronce y cargar sobre su memoria irredenta e irremediable, las frustraciones del tiempo presente, porque del discurso que escuché, que escuchamos se desprende que el enemigo necesario más rentable habita en el horizonte histórico donde ya no puede ni necesita defenderse. Es claro que los mexicanos teníamos que detenernos a pensar en términos de igualdad, de justicia y de reparación de agravios, pero no de los conquistados y los conquistadores, sino de los que hoy no pueden hacer frente a los desastres naturales o de los niños que van a escuelas donde las normas de sanidad no pueden cumplirse por algo como no tener agua potable; no en términos de conservadores y liberales, sino en términos de explotadores y explotados, de marginales y mandamases. Queríamos una izquierda, así salió de las urnas, pero no una melancólica y paternalista, sino de libertades y tolerancias, de equidad y responsabilidad; si mucho nos angustia que los habitantes prehispánicos de nuestro territorio actual cayeran víctimas de la viruela, ¿porque no tenemos la vacunación universal ya, en este momento y antes de volver a las escuelas? En serio, en buena fe ¿por qué, insisto, esto debe ser el arranque del debate, tenía que ser Díaz-Canel el primer presidente extranjero que en la historia de México fuera invitado al desfile del 16 de septiembre? Si el hombre no representa ni siquiera a la izquierda melancólica e histórica donde moran Fidel y el Che, a mi juicio, ellos sí con credenciales históricas. ¿Por qué tratar de reconstruir el liderazgo regional mexicano del brazo de Maduro? De puritito milagro Daniel Ortega está emberrinchado contra México, de lo contrario hubiera venido. En realidad la respuesta no es complicada, porque no hemos resuelto o no sabemos el rumbo, la identidad ni el destino. Tal vez, espero de corazón estar equivocado, porque no se ha definido. Jugamos a la prisa política, lo urgente va devorando a lo importante y mientras tanto, esto que llamamos identidad ha dejado de ser una preocupación de sangres y genéticas para convertirse en una definición de diálogo de presencias donde cabemos y debemos caber todos, los migrantes, los históricos y los contemporáneos, el México judío y el México armenio; el afrodescendiente y el centroamericano, el argenmex y el urumex, el republicano español y el chileno del exilio; cada uno, todos y cada uno de los miembros de los pueblos originarios, pero no los del horizonte postclásico sino los que hoy ven mermadas sus tierras y sus aguas contaminadas, los que pierden su idioma por la vergüenza y el olvido. Vamos, se puede y se debe, volvamos a los pactos básicos, la laicidad del gobierno y de la educación, el federalismo y la república, la no reelección y la división de poderes, la igualdad frente y bajo la Ley. El pacto del pasado común que se proyecta al anhelo de permanencia histórica, con todos y para todos y entonces sí… sencillo, sin más complicaciones: ¡Que viva México!" ["post_title"]=> string(62) "Identidad, más allá de Colón, Cuauhtémoc y el cura Hidalgo" ["post_excerpt"]=> string(170) "La identidad ha dejado de ser una preocupación de sangres y genéticas para convertirse en una definición de diálogo de presencias donde cabemos y debemos caber todos." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "identidad-mas-alla-de-colon-cuauhtemoc-y-el-cura-hidalgo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-22 13:28:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 18:28:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70729" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18518 (24) { ["ID"]=> int(70198) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-08 09:49:34" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-08 14:49:34" ["post_content"]=> string(3254) "Que si el plan de Dios, el evitar a toda costa el avance del comunismo en México, el defender nuestra hispanidad, la iberosfera y su orden divino, la liberación por el glorioso reino de España a México del pagano yugo azteca… y una serie de barbaridades más, todas en el contexto del recibimiento por parte del PAN al señor Abascal, líder del impresentable partido español VOX de ultraderecha. Habrá quienes se digan sorprendidos, quienes incluso se deslinden públicamente (ya sea por ignorancia a la naturaleza del partido al que están afiliados o por mero cálculo político); los más, simplemente decidieron esa barrabasada en su desesperación al ver que el rechazo popular al partido blanquiazul no hace sino crecer a la par de la popularidad y aceptación de su peor pesadilla histórica: el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el movimiento que encabeza de la cuarta transformación.    El hecho es que reciben a los fascistoides españoles con una similitud caricaturesca a la bienvenida que, por temor terrenal y/o divino, profesó el Emperador Moctezuma II a Hernán Cortés y sus huestes. Todo lo anterior está muy bien en cuanto a congruencia se refiere. Baste decir que el PAN simpatizó con Hitler y su ideología al principio de la guerra, y estuvo en contra de la inmensa mayoría de las conquistas de la Revolución mexicana, libros de texto incluidos, incluso de avances conseguidos desde el Siglo XIX, como la laicidad del Estado. Con el mismo desparpajo, cuando tuvieron la oportunidad de ser gobierno, no tuvieron el mínimo pudor de entregar los recursos de la Nación a extranjeros ni de ceder torales potestades del Estado mexicano a manos privadas.                 EL PRI: CEGUERA Y COMPLICIDAD El PRI, partido surgido de la primer Revolución social del siglo XX en el mundo, no abre los ojos ante una realidad que es cada día más obvia, su amasiato con el que fue su antítesis, Acción Nacional los arrastra día con día hacia un abismo insondable, que puede llegar incluso a su desaparición. Si no dejan los dogmas ajenos que son de esencia panista, su biblia de Friedman incluida en materia económica y retrasan un verdadero ejercicio de autocrítica, incluida una 'purga', a base de expulsiones del partido de sus miembros más impresentables, están condenados. Si no cesan en sus afanes de esa alianza abyecta con el PAN, que en algún momento tuvo su válida razón de ser, dado que en ese momento el país padecía los estragos de un estatismo exacerbado, no escapará de la sentencia de Albert Einstein: "imposible esperar resultados diferentes con acciones similares".  MORENA ya tomó las banderas originales del PRI, pero es el tricolor el partido emanado de la Revolución mexicana y ningún otro. Ya si no lo entienden ahora y continúan aferrados a dicha alianza con la que, dicho sea de paso, tampoco ganarán ni de lejos la presidencia en 2024, no se necesita ser un genio para afirmar que su viabilidad cómo instituto político está encaminada a una muerte indigna, por decir lo menos." ["post_title"]=> string(38) "El descaro panista y el dilema priista" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "el-descaro-panista-y-el-dilema-priista" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-08 09:49:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-08 14:49:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70198" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18569 (24) { ["ID"]=> int(70729) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-22 12:47:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 17:47:07" ["post_content"]=> string(7318) "Después de estas Fiestas Patrias, hay algo que es necesario reconocerle a la 4T, no es que lo estén haciendo de la mejor manera o más bien, de la manera en que uno deseara, pero estamos preguntándonos cosas que habíamos dado por hecho y que ahora resulta que no habíamos solucionado del todo. La identidad es una de ellas. Seamos serios, bromas y memes aparte, el vídeo previo a la celebración de la Ceremonia del Grito, el discurso del presidente el día 16 y las peripecias de la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) obligan a reflexionar y a repensar el camino que vamos tomando y desde luego, la forma en que nos vemos a nosotros mismos. La identidad parte de un consenso mínimo, es decir, de un asentimiento común elemental, muy básico, apenas de unas cuantas afirmaciones a partir de las cuales se puede construir la diversidad, pero no puede partir del disenso porque entonces se disgrega, no cuaja digamos y no es raro que eso termine en un encono irracional. No es verdad que seamos producto de la violencia, del expolio y el genocidio; esa es la postura de arranque para un posible diálogo, porque no quiero pensar que esa será la visión monolítica de un gobierno que, como dirían en el béisbol tan grato al presidente, se aproxima a la parte baja de la novena entrada. Quiero, de buena fe, que sea una posición de arranque. Es falso porque es simplista y lo es porque así se caracteriza una postura populista, ofrecer soluciones simples a problemas complejos reduciendo la realidad a una o dos afirmaciones básicas. Somos producto de un movimiento complejísimo de culturas enfrentadas, dialogantes y mezcladas; vaya, que nuestra identidad –como cualquiera en la Tierra– no es genética sino cultural, la idea que pregona a la mexicanidad como la mezcla del azteca y el español es de suyo elemental, falaz e incompleta; somos eso y mucho más que eso. Partir de la mutilación histórica de la victimización y la demonización es tanto como borrarnos el rostro porque nos lo cruza una cicatriz o cortarnos la mano con la que firmamos algo que después ya no nos gustó. Predicar el futuro de la nacionalidad a partir de la exclusión es jugar el dilema perverso del falso aliado –quien no está conmigo está contra mí– y lo peor de todo, que ciega la razón para el entendimiento y el corazón para la tolerancia. Resulta que uno de los monjes que estaban al pie del extinto monumento a don Cristóbal es Fray Pedro de Gante y que mucho de lo poco que sabemos sobre los aztecas se lo debemos a su misión de rescate de la memoria. No hay héroes ni villanos, hay mujeres y hombres en su circunstancia. Por otra parte, no me voy a referir al llevado y traído asunto de la guerra de liberación de los tlaxcaltecas, cholultecas y demás frente al opresor azteca y cómo Cortés se aprovechó de la circunstancia –Julio César también lo hizo vaya hasta Napoleón se le ocurrió la nada novedosa idea– sino al hecho de que sólo podemos construirnos mediante el encuentro y el diálogo. Partamos de un hecho incontrovertible, vaya aquí si no hay argumento que valga, lo hecho, hecho está o como decía mi abuela la sabia “palo dado ni Dios lo quita” y eso lo saben hasta las sentencias de amparo. Somos lo que vemos hoy en el espejo, el pasado nos explica, pero no nos determina y una pirámide de cartón piedra tampoco reconstruye la historia ni su interpretación; hablamos castellano no como lengua mayoritaria –que no es señal despreciable– sino como lengua franca entre todos los que aceptamos esta cosa difusa, pero entrañable a la que llamamos mexicanidad y esa ya no pasa por las culturas que fueron, que nos dejaron mucho de lo que somos, tanto que es ya indiscernible frente a otras herencias, porque puestos a escoger debemos preferir al indio, al indígena, al miembro del pueblo originario o como queramos llamarlo, frente al de bronce y cargar sobre su memoria irredenta e irremediable, las frustraciones del tiempo presente, porque del discurso que escuché, que escuchamos se desprende que el enemigo necesario más rentable habita en el horizonte histórico donde ya no puede ni necesita defenderse. Es claro que los mexicanos teníamos que detenernos a pensar en términos de igualdad, de justicia y de reparación de agravios, pero no de los conquistados y los conquistadores, sino de los que hoy no pueden hacer frente a los desastres naturales o de los niños que van a escuelas donde las normas de sanidad no pueden cumplirse por algo como no tener agua potable; no en términos de conservadores y liberales, sino en términos de explotadores y explotados, de marginales y mandamases. Queríamos una izquierda, así salió de las urnas, pero no una melancólica y paternalista, sino de libertades y tolerancias, de equidad y responsabilidad; si mucho nos angustia que los habitantes prehispánicos de nuestro territorio actual cayeran víctimas de la viruela, ¿porque no tenemos la vacunación universal ya, en este momento y antes de volver a las escuelas? En serio, en buena fe ¿por qué, insisto, esto debe ser el arranque del debate, tenía que ser Díaz-Canel el primer presidente extranjero que en la historia de México fuera invitado al desfile del 16 de septiembre? Si el hombre no representa ni siquiera a la izquierda melancólica e histórica donde moran Fidel y el Che, a mi juicio, ellos sí con credenciales históricas. ¿Por qué tratar de reconstruir el liderazgo regional mexicano del brazo de Maduro? De puritito milagro Daniel Ortega está emberrinchado contra México, de lo contrario hubiera venido. En realidad la respuesta no es complicada, porque no hemos resuelto o no sabemos el rumbo, la identidad ni el destino. Tal vez, espero de corazón estar equivocado, porque no se ha definido. Jugamos a la prisa política, lo urgente va devorando a lo importante y mientras tanto, esto que llamamos identidad ha dejado de ser una preocupación de sangres y genéticas para convertirse en una definición de diálogo de presencias donde cabemos y debemos caber todos, los migrantes, los históricos y los contemporáneos, el México judío y el México armenio; el afrodescendiente y el centroamericano, el argenmex y el urumex, el republicano español y el chileno del exilio; cada uno, todos y cada uno de los miembros de los pueblos originarios, pero no los del horizonte postclásico sino los que hoy ven mermadas sus tierras y sus aguas contaminadas, los que pierden su idioma por la vergüenza y el olvido. Vamos, se puede y se debe, volvamos a los pactos básicos, la laicidad del gobierno y de la educación, el federalismo y la república, la no reelección y la división de poderes, la igualdad frente y bajo la Ley. El pacto del pasado común que se proyecta al anhelo de permanencia histórica, con todos y para todos y entonces sí… sencillo, sin más complicaciones: ¡Que viva México!" ["post_title"]=> string(62) "Identidad, más allá de Colón, Cuauhtémoc y el cura Hidalgo" ["post_excerpt"]=> string(170) "La identidad ha dejado de ser una preocupación de sangres y genéticas para convertirse en una definición de diálogo de presencias donde cabemos y debemos caber todos." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "identidad-mas-alla-de-colon-cuauhtemoc-y-el-cura-hidalgo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-22 13:28:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 18:28:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70729" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(40) ["max_num_pages"]=> float(20) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "2e2b04f19aa1c12deeaefe00f940430b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Identidad, más allá de Colón, Cuauhtémoc y el cura Hidalgo

La identidad ha dejado de ser una preocupación de sangres y genéticas para convertirse en una definición de diálogo de presencias donde...

septiembre 22, 2021
El descaro panista y el dilema priista

El descaro panista y el dilema priista

Que si el plan de Dios, el evitar a toda costa el avance del comunismo en México, el defender nuestra hispanidad, la...

septiembre 8, 2021




Más de categoría

Identidad, más allá de Colón, Cuauhtémoc y el cura Hidalgo

La identidad ha dejado de ser una preocupación de sangres y genéticas para convertirse en una definición de diálogo...

septiembre 22, 2021
migracion segun daniel valles

El Meollo del Asunto | Migrantes

Por su situación geográfica, México es uno de los principales receptores de migrantes que buscan ir a EEUU. Este...

septiembre 21, 2021

PARA CUBA EL PRETEXTO ES EL “BLOQUEO”, Y LÓPEZ OBRADOR ¿QUÉ PRETEXTO TIENE?

Hay que levantar ese embargo. Así se probaría que no es la solución para Cuba y se acabaría la...

septiembre 20, 2021
Isabel Arvide: “Viva López Obrador” vs “Él no va ahí”

Isabel Arvide: “Viva López Obrador” vs “Él no va ahí”

Cada país tiene sus propias características, así como ideologías políticas. Isabel Arvide Limón, Cónsul de México en Estambul (Turquía),...

septiembre 17, 2021