Corrupción según Don Peje

Sin lugar a dudas es la bandera anticorrupción la que llevó a la silla presidencial al candidato del movimiento social político que encabezó el partido...

23 de agosto, 2019 corrupcion-mexico

Sin lugar a dudas es la bandera anticorrupción la que llevó a la silla presidencial al candidato del movimiento social político que encabezó el partido llamado Morena.

Ese ideal satisface los más profundos anhelos de nuestra sociedad y fue empleado en el momento preciso con sagacidad sorprendente para muchos y esperada por sus huestes azuzadas durante 18 años, supervivientes de dos campañas frustradas.

El que habla del camino es porque lo tiene recorrido; y quien lo ha recorrido durante tanto tiempo se convierte en un experto en él.

Desde el principio de su carrera política su posición antigobiernista genera simpatías entre los inconformes, en especial entre los medios escritos y electrónicos, sus acciones son aplaudidas con la justificación de estar en contra de la corrupción rimbombante del entonces partido único y después dominante.

El hecho de comprar un departamento de contado al regresar de Tabasco después de desempeñarse como burócrata de medio pelo no llamó la atención de ningún periodista de investigación, pero, toda proporción guardada, merecía un reportaje por posible corrupción como el de la Casa Blanca.

Más adelante el bloqueo de 51 pozos petroleros; las marchas a la ciudad de México con sus plantones le permitieron obtener popularidad y despertar sospechas de otro tipo de corrupción, la joya del tesoro se encuentra en el plantón al Paseo de la Reforma, a ciencia y paciencia de la ciudadanía que se conforma con insultarle y darle la vuelta.

Su acceso a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal se caracteriza por la corrupción que se inicia desde su registro como candidato presionando para que se haga con él una excepción a los requisitos para registrarse, continúa con la detención en Estados Unidos de su jefe de Finanzas quien viajaba frecuentemente a Las Vegas lo cual era imposible con el sueldo de funcionario y muestra su incapacidad de supervisión; las donaciones forzadas de Carlos Ahumada enviadas por conducto del señor que despachaba en su oficina contigua y otros mensajeros similares y a lo que nunca dio explicación; la construcción de un segundo piso del periférico cuyos verdaderos números a la fecha no se han descubierto por más que se diga que se haya cumplido en tiempo y forma pero nunca ha habido una verdadera auditoría; la falsificación de datos de una supuesta disminución de delincuencia y los niveles de satisfacción; rematando con un juicio de desafuero que Vicente Fox no quiso sancionar como debía por la certeza de que su prisión hubiera aumentado su popularidad.

El señor conoce la corrupción por haberla experimentado en carne propia.

Creo que todos tenemos oportunidad de regenerarnos y no me cabe duda que ha recibido asistencia moral y espiritual que posiblemente le haya llevado al arrepentimiento y motive en él un legítimo propósito de enmienda; la fuerza de los valores es tal que hasta un experimentado infractor puede ser llevado al camino del bien.

Sin embargo, dentro de la rectificación de actitudes y promoción de verdad y bondad, tiene que ser determinante su experiencia de vida y su aplicación a la vida real de los propósitos enunciados, aunque no se hayan vivido. Un presidente gobierna para todos, los suyos y los demás, más qué difícil es entender lo que es productividad para quien en la vida jamás ha generado un puesto de trabajo donde arriesgue su capital, su prestigio y el sustento de su familia.

Si sólo ve a los pobres como capital político y jamás les ha preguntado qué prefieren: ¿vivir de limosna o tener un trabajo? Estoy seguro que el 95 % de ellos preferirían el trabajo. La limosna es castrante y genera holgazanería a diestra y siniestra, además nunca de los nuncas alcanzará para satisfacer las necesidades de un pueblo. La permanencia de la pobreza garantiza la preferencia electoral de su corriente y si se disfraza de combate a la corrupción, pues mejor.

Bueno sería para todos si definiera su concepto de corrupción y los objetivos que busca para erradicarla. El mayor error que ha cometido hasta la fecha es la cancelación del aeropuerto argumentando la corrupción que según él dominó su construcción, a pesar de que su misma gente ha afirmado no encontrar huellas de corrupción, pero con tozudez digna de mejor causa insiste en su calificativo mas no ha logrado presentar un solo caso concreto y evidente donde termine acusando al menos a un corrupto, ¿no es eso corrupción?

Lo mismo podemos preguntar de la encuesta amañada, parcial y hecha a un público que no es objeto de operación aeroportuaria, ni como constructores, usuarios, empleados o servidores del inmueble. Con toda la ilegalidad del mundo se apoya en esa encuesta para cancelar la obra evadiendo su personal responsabilidad.

Cualquier persona medianamente enterada de la historia de la corrupción en México no tardaría en identificar como una de las mayores fuentes de corrupción a PEMEX y no sólo con el robo de combustibles sino en las miles de corruptelas que se dan en los puestos laborales, los servicios internos y la venta y alquiler de plazas sindicalizadas que tienen ya una gran sobrepoblación, más que ninguna petrolera en el mundo, sin que exista la productividad que debiera ser su obligación.

Si en lugar de la operación antihuachicol preparada para su lucimiento personal donde se pasó por encima de leyes y reglamentos de adquisiciones hubiera detectado a los corruptos desde dentro de la empresa hubiera tenido mayores resultados sin poner en riesgo el abasto ni las vidas de tantas personas involucradas en los resabios de la operación en grande de los delincuentes.

¿No es corrupción dividir al país con criterio maniqueo en fifís y chairos?

Antes de hablar de moralidad debería de darnos un diccionario donde se defina exactamente lo que él entiende por corrupción y lo mismo para conservadores, neoliberalismo, traidores a la Patria, progreso, inflación, recesión, generación de pobreza, etc. Y así poder entender hacia donde nos lleva.

Comentarios
object(WP_Query)#17669 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68394) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-09-2021" ["before"]=> string(10) "19-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68394) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-09-2021" ["before"]=> string(10) "19-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17668 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17674 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17677 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "21-09-2021" ["before"]=> string(10) "19-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-21 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-19 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (68394) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17665 (24) { ["ID"]=> int(70729) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-22 12:47:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 17:47:07" ["post_content"]=> string(7318) "Después de estas Fiestas Patrias, hay algo que es necesario reconocerle a la 4T, no es que lo estén haciendo de la mejor manera o más bien, de la manera en que uno deseara, pero estamos preguntándonos cosas que habíamos dado por hecho y que ahora resulta que no habíamos solucionado del todo. La identidad es una de ellas. Seamos serios, bromas y memes aparte, el vídeo previo a la celebración de la Ceremonia del Grito, el discurso del presidente el día 16 y las peripecias de la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) obligan a reflexionar y a repensar el camino que vamos tomando y desde luego, la forma en que nos vemos a nosotros mismos. La identidad parte de un consenso mínimo, es decir, de un asentimiento común elemental, muy básico, apenas de unas cuantas afirmaciones a partir de las cuales se puede construir la diversidad, pero no puede partir del disenso porque entonces se disgrega, no cuaja digamos y no es raro que eso termine en un encono irracional. No es verdad que seamos producto de la violencia, del expolio y el genocidio; esa es la postura de arranque para un posible diálogo, porque no quiero pensar que esa será la visión monolítica de un gobierno que, como dirían en el béisbol tan grato al presidente, se aproxima a la parte baja de la novena entrada. Quiero, de buena fe, que sea una posición de arranque. Es falso porque es simplista y lo es porque así se caracteriza una postura populista, ofrecer soluciones simples a problemas complejos reduciendo la realidad a una o dos afirmaciones básicas. Somos producto de un movimiento complejísimo de culturas enfrentadas, dialogantes y mezcladas; vaya, que nuestra identidad –como cualquiera en la Tierra– no es genética sino cultural, la idea que pregona a la mexicanidad como la mezcla del azteca y el español es de suyo elemental, falaz e incompleta; somos eso y mucho más que eso. Partir de la mutilación histórica de la victimización y la demonización es tanto como borrarnos el rostro porque nos lo cruza una cicatriz o cortarnos la mano con la que firmamos algo que después ya no nos gustó. Predicar el futuro de la nacionalidad a partir de la exclusión es jugar el dilema perverso del falso aliado –quien no está conmigo está contra mí– y lo peor de todo, que ciega la razón para el entendimiento y el corazón para la tolerancia. Resulta que uno de los monjes que estaban al pie del extinto monumento a don Cristóbal es Fray Pedro de Gante y que mucho de lo poco que sabemos sobre los aztecas se lo debemos a su misión de rescate de la memoria. No hay héroes ni villanos, hay mujeres y hombres en su circunstancia. Por otra parte, no me voy a referir al llevado y traído asunto de la guerra de liberación de los tlaxcaltecas, cholultecas y demás frente al opresor azteca y cómo Cortés se aprovechó de la circunstancia –Julio César también lo hizo vaya hasta Napoleón se le ocurrió la nada novedosa idea– sino al hecho de que sólo podemos construirnos mediante el encuentro y el diálogo. Partamos de un hecho incontrovertible, vaya aquí si no hay argumento que valga, lo hecho, hecho está o como decía mi abuela la sabia “palo dado ni Dios lo quita” y eso lo saben hasta las sentencias de amparo. Somos lo que vemos hoy en el espejo, el pasado nos explica, pero no nos determina y una pirámide de cartón piedra tampoco reconstruye la historia ni su interpretación; hablamos castellano no como lengua mayoritaria –que no es señal despreciable– sino como lengua franca entre todos los que aceptamos esta cosa difusa, pero entrañable a la que llamamos mexicanidad y esa ya no pasa por las culturas que fueron, que nos dejaron mucho de lo que somos, tanto que es ya indiscernible frente a otras herencias, porque puestos a escoger debemos preferir al indio, al indígena, al miembro del pueblo originario o como queramos llamarlo, frente al de bronce y cargar sobre su memoria irredenta e irremediable, las frustraciones del tiempo presente, porque del discurso que escuché, que escuchamos se desprende que el enemigo necesario más rentable habita en el horizonte histórico donde ya no puede ni necesita defenderse. Es claro que los mexicanos teníamos que detenernos a pensar en términos de igualdad, de justicia y de reparación de agravios, pero no de los conquistados y los conquistadores, sino de los que hoy no pueden hacer frente a los desastres naturales o de los niños que van a escuelas donde las normas de sanidad no pueden cumplirse por algo como no tener agua potable; no en términos de conservadores y liberales, sino en términos de explotadores y explotados, de marginales y mandamases. Queríamos una izquierda, así salió de las urnas, pero no una melancólica y paternalista, sino de libertades y tolerancias, de equidad y responsabilidad; si mucho nos angustia que los habitantes prehispánicos de nuestro territorio actual cayeran víctimas de la viruela, ¿porque no tenemos la vacunación universal ya, en este momento y antes de volver a las escuelas? En serio, en buena fe ¿por qué, insisto, esto debe ser el arranque del debate, tenía que ser Díaz-Canel el primer presidente extranjero que en la historia de México fuera invitado al desfile del 16 de septiembre? Si el hombre no representa ni siquiera a la izquierda melancólica e histórica donde moran Fidel y el Che, a mi juicio, ellos sí con credenciales históricas. ¿Por qué tratar de reconstruir el liderazgo regional mexicano del brazo de Maduro? De puritito milagro Daniel Ortega está emberrinchado contra México, de lo contrario hubiera venido. En realidad la respuesta no es complicada, porque no hemos resuelto o no sabemos el rumbo, la identidad ni el destino. Tal vez, espero de corazón estar equivocado, porque no se ha definido. Jugamos a la prisa política, lo urgente va devorando a lo importante y mientras tanto, esto que llamamos identidad ha dejado de ser una preocupación de sangres y genéticas para convertirse en una definición de diálogo de presencias donde cabemos y debemos caber todos, los migrantes, los históricos y los contemporáneos, el México judío y el México armenio; el afrodescendiente y el centroamericano, el argenmex y el urumex, el republicano español y el chileno del exilio; cada uno, todos y cada uno de los miembros de los pueblos originarios, pero no los del horizonte postclásico sino los que hoy ven mermadas sus tierras y sus aguas contaminadas, los que pierden su idioma por la vergüenza y el olvido. Vamos, se puede y se debe, volvamos a los pactos básicos, la laicidad del gobierno y de la educación, el federalismo y la república, la no reelección y la división de poderes, la igualdad frente y bajo la Ley. El pacto del pasado común que se proyecta al anhelo de permanencia histórica, con todos y para todos y entonces sí… sencillo, sin más complicaciones: ¡Que viva México!" ["post_title"]=> string(62) "Identidad, más allá de Colón, Cuauhtémoc y el cura Hidalgo" ["post_excerpt"]=> string(170) "La identidad ha dejado de ser una preocupación de sangres y genéticas para convertirse en una definición de diálogo de presencias donde cabemos y debemos caber todos." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "identidad-mas-alla-de-colon-cuauhtemoc-y-el-cura-hidalgo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-22 13:28:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 18:28:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70729" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17610 (24) { ["ID"]=> int(71455) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-12 08:48:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-12 13:48:53" ["post_content"]=> string(5791) "¿Cómo podemos ayudar a paliar el hambre en nuestras ciudades? Cuatro posibles medidas son: Hacer comida y regalarla (así de simple); donar a programas que apoyen al combate al desperdicio alimentario (investigar cuales); apoyar  lugares donde se contraten a madres en condición vulnerable y/o de calle; donar a bancos de alimentos. En México según la extinta Sedesol se tiran a la basura el 37% de los alimentos producidos en un día, es decir: 10 millones 431 mil toneladas al año. De acuerdo con el INEGI, mueren 8500 personas anualmente por desnutrición, el 10% tenían menos de 5 años de edad. Según datos de la Secretaría de Salud, anualmente enferman 120 mil personas por falta de alimentos en un contexto en que 48 millones de mexicanos viven en un contexto de alta vulnerabilidad por carencia de acceso a la alimentación,                 11.7 millones en condiciones de pobreza extrema y peor aún: de los 48.7 millones de personas que trabajan, hay 22.1 que reciben ingresos menores a 120 pesos diarios. Así, nuestro país se caracteriza por mantener persistentes condiciones de pobreza, rezago social, marginación y discriminación. Este contexto trae como consecuencia: muertes en exceso que serían evitables Pobreza creciente Según el CONEVAL, el porcentaje de población en situación de pobreza extrema, creció del 2020 a lo que va de 2021 de 8.7 a 10.8 millones de personas en menos de dos años, es decir 2.1 millones más. Para ubicar las áreas urbanas en condiciones de pobreza, han generado para su mejor comprensión y atención, mapas e indicadores asociados, donde se observa el impacto de la pobreza en:
  • Educación
  • Vivienda
  • Salud
  • Seguridad social
  • Servicios públicos, etc.
  Concentración de la población más pobre En cinco entidades federativas, se concentra la pobreza extrema del país:
  • Chiapas
  • Guerrero
  • Estado de México
  • Oaxaca
  • Veracruz
El 63% de personas en condiciones de pobreza, se concentran en Estados que como Veracruz y el de México, son los más poblados del País. Destaca la pobreza de Chiapas, de muy escasa actividad productiva y donde el atraso educativo es verdaderamente preocupante. Estados como Guerrero y Oaxaca viven igualmente en condiciones de gran rezago en todos los ámbitos y donde su orografía provoca una dispersión de población en miles de asentamientos menores de 2500 habitantes. Solamente en Chiapas hay 19 237 poblaciones en esa condición. En el contexto urbano El CONEVAL realizó un estudio de carácter Geoespacial, que puede observarse en el sistema de GOOGLE Earth. Lo interesante de esta apreciación es que permite observar físicamente la localización por municipio mayor de 15000 habitantes, de asentamientos en condiciones de pobreza. El estudio arroja información gráfica sorprendente y donde queda claro que el 70% de esta, vive en localidades mayores a 2500 habitantes es decir en poblaciones urbanas. Acciones para erradicar la pobreza urbana:
  • Mejorar la calidad educativa
  • Dar acceso universal a servicios de salud (a toda la población vulnerable y pobre)
  • Detener la desigualdad de género (la pobreza tiene rostro de mujer)
  • Impulsar programas contra el hambre y la desnutrición
  • Enfrentar con inteligencia el cambio climático
  • Canalizar prioritariamente la inversión de las ciudades a sus zonas más vulnerables.
                                                                                               " ["post_title"]=> string(48) "EL HAMBRE Y LA POBREZA EN LAS CIUDADES MEXICANAS" ["post_excerpt"]=> string(96) "El hambre y la desnutrición es una de las condiciones más duras y vulnerables de la pobreza. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(48) "el-hambre-y-la-pobreza-en-las-ciudades-mexicanas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-12 08:48:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-12 13:48:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71455" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17665 (24) { ["ID"]=> int(70729) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-22 12:47:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 17:47:07" ["post_content"]=> string(7318) "Después de estas Fiestas Patrias, hay algo que es necesario reconocerle a la 4T, no es que lo estén haciendo de la mejor manera o más bien, de la manera en que uno deseara, pero estamos preguntándonos cosas que habíamos dado por hecho y que ahora resulta que no habíamos solucionado del todo. La identidad es una de ellas. Seamos serios, bromas y memes aparte, el vídeo previo a la celebración de la Ceremonia del Grito, el discurso del presidente el día 16 y las peripecias de la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) obligan a reflexionar y a repensar el camino que vamos tomando y desde luego, la forma en que nos vemos a nosotros mismos. La identidad parte de un consenso mínimo, es decir, de un asentimiento común elemental, muy básico, apenas de unas cuantas afirmaciones a partir de las cuales se puede construir la diversidad, pero no puede partir del disenso porque entonces se disgrega, no cuaja digamos y no es raro que eso termine en un encono irracional. No es verdad que seamos producto de la violencia, del expolio y el genocidio; esa es la postura de arranque para un posible diálogo, porque no quiero pensar que esa será la visión monolítica de un gobierno que, como dirían en el béisbol tan grato al presidente, se aproxima a la parte baja de la novena entrada. Quiero, de buena fe, que sea una posición de arranque. Es falso porque es simplista y lo es porque así se caracteriza una postura populista, ofrecer soluciones simples a problemas complejos reduciendo la realidad a una o dos afirmaciones básicas. Somos producto de un movimiento complejísimo de culturas enfrentadas, dialogantes y mezcladas; vaya, que nuestra identidad –como cualquiera en la Tierra– no es genética sino cultural, la idea que pregona a la mexicanidad como la mezcla del azteca y el español es de suyo elemental, falaz e incompleta; somos eso y mucho más que eso. Partir de la mutilación histórica de la victimización y la demonización es tanto como borrarnos el rostro porque nos lo cruza una cicatriz o cortarnos la mano con la que firmamos algo que después ya no nos gustó. Predicar el futuro de la nacionalidad a partir de la exclusión es jugar el dilema perverso del falso aliado –quien no está conmigo está contra mí– y lo peor de todo, que ciega la razón para el entendimiento y el corazón para la tolerancia. Resulta que uno de los monjes que estaban al pie del extinto monumento a don Cristóbal es Fray Pedro de Gante y que mucho de lo poco que sabemos sobre los aztecas se lo debemos a su misión de rescate de la memoria. No hay héroes ni villanos, hay mujeres y hombres en su circunstancia. Por otra parte, no me voy a referir al llevado y traído asunto de la guerra de liberación de los tlaxcaltecas, cholultecas y demás frente al opresor azteca y cómo Cortés se aprovechó de la circunstancia –Julio César también lo hizo vaya hasta Napoleón se le ocurrió la nada novedosa idea– sino al hecho de que sólo podemos construirnos mediante el encuentro y el diálogo. Partamos de un hecho incontrovertible, vaya aquí si no hay argumento que valga, lo hecho, hecho está o como decía mi abuela la sabia “palo dado ni Dios lo quita” y eso lo saben hasta las sentencias de amparo. Somos lo que vemos hoy en el espejo, el pasado nos explica, pero no nos determina y una pirámide de cartón piedra tampoco reconstruye la historia ni su interpretación; hablamos castellano no como lengua mayoritaria –que no es señal despreciable– sino como lengua franca entre todos los que aceptamos esta cosa difusa, pero entrañable a la que llamamos mexicanidad y esa ya no pasa por las culturas que fueron, que nos dejaron mucho de lo que somos, tanto que es ya indiscernible frente a otras herencias, porque puestos a escoger debemos preferir al indio, al indígena, al miembro del pueblo originario o como queramos llamarlo, frente al de bronce y cargar sobre su memoria irredenta e irremediable, las frustraciones del tiempo presente, porque del discurso que escuché, que escuchamos se desprende que el enemigo necesario más rentable habita en el horizonte histórico donde ya no puede ni necesita defenderse. Es claro que los mexicanos teníamos que detenernos a pensar en términos de igualdad, de justicia y de reparación de agravios, pero no de los conquistados y los conquistadores, sino de los que hoy no pueden hacer frente a los desastres naturales o de los niños que van a escuelas donde las normas de sanidad no pueden cumplirse por algo como no tener agua potable; no en términos de conservadores y liberales, sino en términos de explotadores y explotados, de marginales y mandamases. Queríamos una izquierda, así salió de las urnas, pero no una melancólica y paternalista, sino de libertades y tolerancias, de equidad y responsabilidad; si mucho nos angustia que los habitantes prehispánicos de nuestro territorio actual cayeran víctimas de la viruela, ¿porque no tenemos la vacunación universal ya, en este momento y antes de volver a las escuelas? En serio, en buena fe ¿por qué, insisto, esto debe ser el arranque del debate, tenía que ser Díaz-Canel el primer presidente extranjero que en la historia de México fuera invitado al desfile del 16 de septiembre? Si el hombre no representa ni siquiera a la izquierda melancólica e histórica donde moran Fidel y el Che, a mi juicio, ellos sí con credenciales históricas. ¿Por qué tratar de reconstruir el liderazgo regional mexicano del brazo de Maduro? De puritito milagro Daniel Ortega está emberrinchado contra México, de lo contrario hubiera venido. En realidad la respuesta no es complicada, porque no hemos resuelto o no sabemos el rumbo, la identidad ni el destino. Tal vez, espero de corazón estar equivocado, porque no se ha definido. Jugamos a la prisa política, lo urgente va devorando a lo importante y mientras tanto, esto que llamamos identidad ha dejado de ser una preocupación de sangres y genéticas para convertirse en una definición de diálogo de presencias donde cabemos y debemos caber todos, los migrantes, los históricos y los contemporáneos, el México judío y el México armenio; el afrodescendiente y el centroamericano, el argenmex y el urumex, el republicano español y el chileno del exilio; cada uno, todos y cada uno de los miembros de los pueblos originarios, pero no los del horizonte postclásico sino los que hoy ven mermadas sus tierras y sus aguas contaminadas, los que pierden su idioma por la vergüenza y el olvido. Vamos, se puede y se debe, volvamos a los pactos básicos, la laicidad del gobierno y de la educación, el federalismo y la república, la no reelección y la división de poderes, la igualdad frente y bajo la Ley. El pacto del pasado común que se proyecta al anhelo de permanencia histórica, con todos y para todos y entonces sí… sencillo, sin más complicaciones: ¡Que viva México!" ["post_title"]=> string(62) "Identidad, más allá de Colón, Cuauhtémoc y el cura Hidalgo" ["post_excerpt"]=> string(170) "La identidad ha dejado de ser una preocupación de sangres y genéticas para convertirse en una definición de diálogo de presencias donde cabemos y debemos caber todos." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "identidad-mas-alla-de-colon-cuauhtemoc-y-el-cura-hidalgo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-22 13:28:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 18:28:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70729" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(45) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "6c54784b4792dfe4bdd64a389ef3e07c" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Identidad, más allá de Colón, Cuauhtémoc y el cura Hidalgo

La identidad ha dejado de ser una preocupación de sangres y genéticas para convertirse en una definición de diálogo de presencias donde...

septiembre 22, 2021

EL HAMBRE Y LA POBREZA EN LAS CIUDADES MEXICANAS

El hambre y la desnutrición es una de las condiciones más duras y vulnerables de la pobreza. 

octubre 12, 2021




Más de categoría

Sínodo de los obispos 2021

La especialista en temas religiosos, Mónica Uribe, nos explica en qué consiste la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo...

octubre 19, 2021

Precios de la luz

Para justificar la necesidad de una reforma constitucional en materia eléctrica se ha difundido información engañosa por parte del...

octubre 19, 2021

EL DIVORCIO, UNA ACCIÓN DE REPUDIO

Aunque solicitar un divorcio ante un juez es un procedimiento sencillo, lo cierto es que frecuentemente quedan en el...

octubre 18, 2021

LA CRECIENTE INSEGURIDAD EN LAS CIUDADES MEXICANAS

Ante la inseguridad que impera en el país, surgen nuevas estrategias para combatir la inseguridad donde tanto los ciudadanos...

octubre 18, 2021