Corrupción según Don Peje

Sin lugar a dudas es la bandera anticorrupción la que llevó a la silla presidencial al candidato del movimiento social político que encabezó el partido...

23 de agosto, 2019 corrupcion-mexico

Sin lugar a dudas es la bandera anticorrupción la que llevó a la silla presidencial al candidato del movimiento social político que encabezó el partido llamado Morena.

Ese ideal satisface los más profundos anhelos de nuestra sociedad y fue empleado en el momento preciso con sagacidad sorprendente para muchos y esperada por sus huestes azuzadas durante 18 años, supervivientes de dos campañas frustradas.

El que habla del camino es porque lo tiene recorrido; y quien lo ha recorrido durante tanto tiempo se convierte en un experto en él.

Desde el principio de su carrera política su posición antigobiernista genera simpatías entre los inconformes, en especial entre los medios escritos y electrónicos, sus acciones son aplaudidas con la justificación de estar en contra de la corrupción rimbombante del entonces partido único y después dominante.

El hecho de comprar un departamento de contado al regresar de Tabasco después de desempeñarse como burócrata de medio pelo no llamó la atención de ningún periodista de investigación, pero, toda proporción guardada, merecía un reportaje por posible corrupción como el de la Casa Blanca.

Más adelante el bloqueo de 51 pozos petroleros; las marchas a la ciudad de México con sus plantones le permitieron obtener popularidad y despertar sospechas de otro tipo de corrupción, la joya del tesoro se encuentra en el plantón al Paseo de la Reforma, a ciencia y paciencia de la ciudadanía que se conforma con insultarle y darle la vuelta.

Su acceso a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal se caracteriza por la corrupción que se inicia desde su registro como candidato presionando para que se haga con él una excepción a los requisitos para registrarse, continúa con la detención en Estados Unidos de su jefe de Finanzas quien viajaba frecuentemente a Las Vegas lo cual era imposible con el sueldo de funcionario y muestra su incapacidad de supervisión; las donaciones forzadas de Carlos Ahumada enviadas por conducto del señor que despachaba en su oficina contigua y otros mensajeros similares y a lo que nunca dio explicación; la construcción de un segundo piso del periférico cuyos verdaderos números a la fecha no se han descubierto por más que se diga que se haya cumplido en tiempo y forma pero nunca ha habido una verdadera auditoría; la falsificación de datos de una supuesta disminución de delincuencia y los niveles de satisfacción; rematando con un juicio de desafuero que Vicente Fox no quiso sancionar como debía por la certeza de que su prisión hubiera aumentado su popularidad.

El señor conoce la corrupción por haberla experimentado en carne propia.

Creo que todos tenemos oportunidad de regenerarnos y no me cabe duda que ha recibido asistencia moral y espiritual que posiblemente le haya llevado al arrepentimiento y motive en él un legítimo propósito de enmienda; la fuerza de los valores es tal que hasta un experimentado infractor puede ser llevado al camino del bien.

Sin embargo, dentro de la rectificación de actitudes y promoción de verdad y bondad, tiene que ser determinante su experiencia de vida y su aplicación a la vida real de los propósitos enunciados, aunque no se hayan vivido. Un presidente gobierna para todos, los suyos y los demás, más qué difícil es entender lo que es productividad para quien en la vida jamás ha generado un puesto de trabajo donde arriesgue su capital, su prestigio y el sustento de su familia.

Si sólo ve a los pobres como capital político y jamás les ha preguntado qué prefieren: ¿vivir de limosna o tener un trabajo? Estoy seguro que el 95 % de ellos preferirían el trabajo. La limosna es castrante y genera holgazanería a diestra y siniestra, además nunca de los nuncas alcanzará para satisfacer las necesidades de un pueblo. La permanencia de la pobreza garantiza la preferencia electoral de su corriente y si se disfraza de combate a la corrupción, pues mejor.

Bueno sería para todos si definiera su concepto de corrupción y los objetivos que busca para erradicarla. El mayor error que ha cometido hasta la fecha es la cancelación del aeropuerto argumentando la corrupción que según él dominó su construcción, a pesar de que su misma gente ha afirmado no encontrar huellas de corrupción, pero con tozudez digna de mejor causa insiste en su calificativo mas no ha logrado presentar un solo caso concreto y evidente donde termine acusando al menos a un corrupto, ¿no es eso corrupción?

Lo mismo podemos preguntar de la encuesta amañada, parcial y hecha a un público que no es objeto de operación aeroportuaria, ni como constructores, usuarios, empleados o servidores del inmueble. Con toda la ilegalidad del mundo se apoya en esa encuesta para cancelar la obra evadiendo su personal responsabilidad.

Cualquier persona medianamente enterada de la historia de la corrupción en México no tardaría en identificar como una de las mayores fuentes de corrupción a PEMEX y no sólo con el robo de combustibles sino en las miles de corruptelas que se dan en los puestos laborales, los servicios internos y la venta y alquiler de plazas sindicalizadas que tienen ya una gran sobrepoblación, más que ninguna petrolera en el mundo, sin que exista la productividad que debiera ser su obligación.

Si en lugar de la operación antihuachicol preparada para su lucimiento personal donde se pasó por encima de leyes y reglamentos de adquisiciones hubiera detectado a los corruptos desde dentro de la empresa hubiera tenido mayores resultados sin poner en riesgo el abasto ni las vidas de tantas personas involucradas en los resabios de la operación en grande de los delincuentes.

¿No es corrupción dividir al país con criterio maniqueo en fifís y chairos?

Antes de hablar de moralidad debería de darnos un diccionario donde se defina exactamente lo que él entiende por corrupción y lo mismo para conservadores, neoliberalismo, traidores a la Patria, progreso, inflación, recesión, generación de pobreza, etc. Y así poder entender hacia donde nos lleva.

Comentarios
object(WP_Query)#18581 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68394) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "27-08-2021" ["before"]=> string(10) "24-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68394) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "27-08-2021" ["before"]=> string(10) "24-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18580 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18558 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18662 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "27-08-2021" ["before"]=> string(10) "24-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-27 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-24 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (68394) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18577 (24) { ["ID"]=> int(70422) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-14 11:40:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 16:40:36" ["post_content"]=> string(6469) "“La patria del escritor es su lengua”.  –Francisco Ayala (1906-2009), escritor español. Entramos en la época del año cuando se celebra a México en infinidad de formas: Comenzamos con la conmemoración de los Niños Héroes en la toma del Castillo de Chapultepec.  Dicen los expertos que no fueron niños, como nos lo enseñaron en primaria, y que ninguno de ellos se envolvió en la bandera y se tiró desde las alturas para preservarla de los invasores norteamericanos. Como adulta entiendo que se trata de una leyenda romantizada, pero a la vez reconozco que esa imagen que se formó en mi mente en tercero de primaria sigue tan viva como entonces. Contribuyó a  forjar mi identidad, a sentir que una nación por la cual se llevan a cabo esos grandes sacrificios representa una gran nación. Llega unos días después la celebración de nuestra Independencia, ocasión cuando se manifiesta en todo su esplendor la mexicanidad: desde las caracterizaciones de nuestros héroes de la Independencia, las representaciones teatrales, la poesía. Los desfiles en cada una de las poblaciones grandes y pequeñas, frente a los cuales se exalta dentro de nosotros ese particular orgullo de ser mexicanos. No pueden faltar en esa ocasión los deleites gastronómicos, desde los sofisticados chiles en nogada con su gama de leyendas urbanas y modos de preparación, hasta los populares elotes con chile y la fruta picada, que se venden en cualquier esquina durante el desfile. La mexicanidad nos pone a vibrar a todos los oriundos la noche del 15, en el territorio nacional y allende las fronteras.  Ese “Viva México” que respondemos a coro los presentes en tres ocasiones, seguido por los nombres de los héroes de la Independencia, así como la réplica de la campana de Dolores en cada inmueble que representa a nuestro país a lo largo y ancho del mismo, y de igual manera en las sedes oficiales en el extranjero. Se sigue la –ahora controversial– fecha del 12 de octubre que, así queramos borrar de nuestra historia, constituye la mitad de nuestra identidad.  Un festejo que ha perdido mucho lucimiento por cuestiones ajenas al reconocimiento de nuestra identidad mestiza, cuyo epítome este año es la sustitución de un bello monumento de Colón en el Centro Histórico de la Ciudad de México, por una figura estilizada de una  mujer que busca  representar los pueblos originales, pero que a ratos parece sacada de una cinta galáctica. Ella no me significa ninguna identidad en absoluto. Ni por los rasgos que le imprimieron, ni por la frialdad del material con que está hecha, ni por la forma tan arbitraria con que se ha decidido imponerla. Durante primaria y secundaria estudié fundamentalmente, en colegios de monjas. En los libros de historia de primaria, sistemáticamente, nos brincábamos el capítulo de las Leyes de Reforma.  Sabíamos que existió Benito Juárez; conocíamos la historia del niño de un pequeño pueblo oaxaqueño que pasó de cuidar ganado menor a convertirse en presidente de la República. Esto es, no se acentuaba el hecho de que Juárez haya decretado la separación del Estado y de la Iglesia, pero tampoco se arrancaban las hojas de los libros para vetarlo. Ya en secundaria sí aprendí lo necesario sobre las Leyes de Reforma y la figura de Juárez para el México actual. Sería como en los enamoramientos, tiene más efecto la indiferencia que las acciones directas de resistencia. Seguimos en noviembre con los festejos de la Revolución. A mí me remiten a diversos momentos, en particular con mis hijos pequeños en atuendos de ocasión.  Los desfiles asociados con el deporte y las danzas folclóricas entre las que no puede faltar: “La marcha de Zacatecas” y “La Adelita”. Otra vez la gastronomía en pleno para sentirnos aún más mexicanos. Arribamos finalmente a diciembre, a la celebración de la Virgen de Guadalupe. Sucede ese pensamiento paradójico único en México: proveniente de la tradición católica, la figura de la Guadalupana atraviesa cualesquiera creencias religiosas para instalarse en el corazón de todos los mexicanos. Ahora  las calles se ven pobladas por  peregrinaciones de distintos templos de cada parroquia, y en buena parte del territorio nacional se hacen acompañar de danzantes de todas las edades, vestidos de gran colorido, conocidos como “matachines”, cuyo traje incluye una nahuilla adornada con carrizos cortos, o bien pulseras de guijarros en las piernas, que al danzar generan un sonido muy característico. Sobre la cabeza  portan un penacho multicolor a base de plumas, y a lo largo de toda la peregrinación los danzantes van ejecutando cuadros que  han preparado a lo largo del año, al compás de un tambor. Quien encabeza cada contingente porta un estandarte, generalmente bordado, que identifica al templo y a la parroquia que representan. Podríamos seguir hablando mucho más de los elementos que nos dotan de nuestra  identidad como mexicanos. Esta vez quisiera utilizarlo como parangón frente a las acciones ciudadanas que, de manera contraria, señalan nuestro desapego a la patria, término –este último– que nació del mismo vocablo de “padre” y que significa casa, tierra propia, familia, grupo original. ¿Por qué, tantas veces, en lugar de cuidar nuestro suelo, actuamos con descuido, y hasta nos empeñamos en  dañarlo? ¿Por qué sacamos tajada “a la brava”? ¿Por qué tratamos mal a nuestros hermanos? Pareciera que nos aferramos a la idea de sentir que alguien es más que otros por su color de piel, por el nivel académico o por su  solvencia económica. En la denostación que emprendemos queda expuesta nuestra pequeñez. Habría que tomar lo bueno de cada episodio de nuestra historia, como una amalgama, y con base en ella construir lo mejor de nuestra generación. Proponernos dejar una huella que marque a futuro nuestro paso, como signo de una diferencia dignificadora.  " ["post_title"]=> string(20) "Historia e identidad" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "historia-e-identidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-14 14:10:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 19:10:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70422" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18531 (24) { ["ID"]=> int(70137) ["post_author"]=> string(2) "47" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-07 09:03:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-07 14:03:45" ["post_content"]=> string(6634) "En Chihuahua iniciamos la semana con semáforo en verde. Esa es la verdad. Pero no es cierto que las condiciones estén para que así sea. El gobernador Javier Corral en una de sus últimas decisiones como tal, no solo afecta a la administración entrante, sino a la de Maru Campos, la gobernadora electa. Esta decisión afecta a la gente en primer lugar, antes que a la siguiente administración; sin embargo, las consecuencias sí le tocarán a Maru. Y no es que otras decisiones no le afecten a ella o a la gente. Está claro que sí, pero la de pasar al semáforo verde tiene todas las vistas de ser una decisión para generar problemas atípicos y provocar un estado que genere un posible caos a la nueva administración, tal vez, un estado de emergencia que les tome con la guardia baja y en pleno inicio de la administración. Se dice, se rumora y se comenta que la administración saliente deja una paupérrima economía a la entrante, es decir, con una gran deuda y sin dinero para enfrentar las primeras semanas. Se rumoran varias cantidades no oficiales. ¿Estamos viviendo una nueva y mejor realidad o es la realidad que nos deja Javier Corral por su voluntad y porque puede hacerlo? ¿Esta realidad que nos presenta don gobernador, es cierta? ¿Lo que nos dice es verdad?  Para nadie es un secreto o pasa inadvertido el hecho de que nos ha azotado la pandemia del Coronavirus, el Covid-19. Una amenaza mortal. En Chihuahua hasta la fecha ha ocasionado 7 mil 830 fallecimientos; en Ciudad Juárez, 3867; en el país, 263 140 fallecidos y 3 428 384 contagiados en total. Son los números oficiales, pero sabemos que no son los números verdaderos. La génesis de esta historia en México está llena de mentiras por parte del gobierno federal, principalmente y también, de los gobiernos estatales. El manejo político de las cifras, de las vacunas, los semáforos, etc. Se ha manejado todo al antojo del gobernante y una cosa ha quedado clara desde el pasado año. Se privilegia la política sobre la economía y ésta sobre la salud de la población. Una muestra de esto es que el gobernador Javier Corral ha declarado a Chihuahua en semáforo epidemiológico verde. Juntamente con el estado de Chiapas, son los dos únicos estados de la República que se encuentran en ese color. Hasta el 19 del presente mes, son 13 estados en color amarillo, que es el riesgo medio, y 17 en color naranja, que es el riesgo alto. Ninguna en color rojo, que es el riesgo máximo. Eso no significa que no haya peligro. No quiere decir que el tipo de color que tienen represente a cabalidad lo que la autoridad dice que representa,  en otras palabras, no son colores veraces. Hay seguramente mucho de ficción. Sea como sea, la cosa es que después de muchos meses, Chihuahua está en color verde y don gobernador se va a retirar del cargo con el registro histórico de que deja un estado en verde. Lo que es verdad, pero no es cierto. ¿Qué van a hacer los chihuahuenses? ¿Van a dejar de cuidarse? ¿Ya no se va a pedir cubrebocas en lugares cerrados? ¿Pasó la emergencia y el peligro? La respuesta al primer interrogante que presento puede ser tan variada como personas hay. Creo y espero que la mayoría de la gente sea prudente. Es cierto, ya se presenta lo que se llama “cansancio pandémico”. La gente se ha cansado de cuidarse, pero sigue siendo mejor usar  el cubrebocas que un respirador artificial en el hospital.  Las medidas que entran en vigor contestan el resto de las preguntas y muchas más. Estas se dan a conocer en todos los medios periodísticos del día de hoy en las diferentes plataformas y formatos. Le comento algunas. Se mantiene control de aforos dependiendo de cada actividad económica y social, y se mantienen los protocolos de higiene y preventivos, sana distancia y uso obligatorio del cubrebocas. Las actividades de la industria no esencial pueden operar con el 80% de su plantilla laboral distribuida en sus diferentes turnos, 100% con certificación de la Secretaría de Prevención Social.                                                                                 Los hoteles con el 80 por ciento de sus habitaciones…bibliotecas tengan hasta un 75% de aforo…parques infantiles 75% y casinos 50%. Tiendas de autoservicio, el aforo en “verde” se requiere el uso obligatorio de cubrebocas, medidas preventivas y sana distancia. Museos, teatros y centros culturales, así como también las actividades deportivas, fijaron una ocupación hasta del 75%. Los comercios dentro de los centros comerciales, en semáforo verde, el aforo es del 75%.  Las iglesias y templos religiosos 75% con protocolos de higiene y prevención. Las celebraciones como bautizos, confirmaciones, bodas y otras, deben realizarse con previo aviso a la Secretaría de Salud.                                                                                 En pocas palabras, igual que como estábamos el mes pasado en el estado con un poco más de gente en los aforos, pero en verde. Lo que ni a médicos ni a empresarios les ha parecido correcto. ¿Por qué? Saben del riesgo latente de los rebrotes y temen perder lo logrado hasta ahora. No por la labor del gobierno, sino de todos nosotros, la mayoría que nos cuidamos. El cambio al verde presenta el mismo problema que muchas cosas que pasan en el país y en los estados, que no las creemos porque sabemos que no son ciertas. Una historia para ser aceptada ha de ser veraz. Lo verdadero es dudoso, pero si la historia es cierta, lo verdadero o la verdad adquiere relevancia.  Por eso el que la historia sea veraz, es lo relevante. Y lo que nos dice don gobernador en Chihuahua molesta e irrita, porque sabemos que no es verdad y cuál es El Meollo del Asunto. Comentarios a: [email protected]  " ["post_title"]=> string(48) "El Meollo del Asunto | Verde que te quiero verde" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "el-meollo-del-asunto-verde-que-te-quiero-verde" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-07 09:04:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-07 14:04:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70137" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18577 (24) { ["ID"]=> int(70422) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-14 11:40:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 16:40:36" ["post_content"]=> string(6469) "“La patria del escritor es su lengua”.  –Francisco Ayala (1906-2009), escritor español. Entramos en la época del año cuando se celebra a México en infinidad de formas: Comenzamos con la conmemoración de los Niños Héroes en la toma del Castillo de Chapultepec.  Dicen los expertos que no fueron niños, como nos lo enseñaron en primaria, y que ninguno de ellos se envolvió en la bandera y se tiró desde las alturas para preservarla de los invasores norteamericanos. Como adulta entiendo que se trata de una leyenda romantizada, pero a la vez reconozco que esa imagen que se formó en mi mente en tercero de primaria sigue tan viva como entonces. Contribuyó a  forjar mi identidad, a sentir que una nación por la cual se llevan a cabo esos grandes sacrificios representa una gran nación. Llega unos días después la celebración de nuestra Independencia, ocasión cuando se manifiesta en todo su esplendor la mexicanidad: desde las caracterizaciones de nuestros héroes de la Independencia, las representaciones teatrales, la poesía. Los desfiles en cada una de las poblaciones grandes y pequeñas, frente a los cuales se exalta dentro de nosotros ese particular orgullo de ser mexicanos. No pueden faltar en esa ocasión los deleites gastronómicos, desde los sofisticados chiles en nogada con su gama de leyendas urbanas y modos de preparación, hasta los populares elotes con chile y la fruta picada, que se venden en cualquier esquina durante el desfile. La mexicanidad nos pone a vibrar a todos los oriundos la noche del 15, en el territorio nacional y allende las fronteras.  Ese “Viva México” que respondemos a coro los presentes en tres ocasiones, seguido por los nombres de los héroes de la Independencia, así como la réplica de la campana de Dolores en cada inmueble que representa a nuestro país a lo largo y ancho del mismo, y de igual manera en las sedes oficiales en el extranjero. Se sigue la –ahora controversial– fecha del 12 de octubre que, así queramos borrar de nuestra historia, constituye la mitad de nuestra identidad.  Un festejo que ha perdido mucho lucimiento por cuestiones ajenas al reconocimiento de nuestra identidad mestiza, cuyo epítome este año es la sustitución de un bello monumento de Colón en el Centro Histórico de la Ciudad de México, por una figura estilizada de una  mujer que busca  representar los pueblos originales, pero que a ratos parece sacada de una cinta galáctica. Ella no me significa ninguna identidad en absoluto. Ni por los rasgos que le imprimieron, ni por la frialdad del material con que está hecha, ni por la forma tan arbitraria con que se ha decidido imponerla. Durante primaria y secundaria estudié fundamentalmente, en colegios de monjas. En los libros de historia de primaria, sistemáticamente, nos brincábamos el capítulo de las Leyes de Reforma.  Sabíamos que existió Benito Juárez; conocíamos la historia del niño de un pequeño pueblo oaxaqueño que pasó de cuidar ganado menor a convertirse en presidente de la República. Esto es, no se acentuaba el hecho de que Juárez haya decretado la separación del Estado y de la Iglesia, pero tampoco se arrancaban las hojas de los libros para vetarlo. Ya en secundaria sí aprendí lo necesario sobre las Leyes de Reforma y la figura de Juárez para el México actual. Sería como en los enamoramientos, tiene más efecto la indiferencia que las acciones directas de resistencia. Seguimos en noviembre con los festejos de la Revolución. A mí me remiten a diversos momentos, en particular con mis hijos pequeños en atuendos de ocasión.  Los desfiles asociados con el deporte y las danzas folclóricas entre las que no puede faltar: “La marcha de Zacatecas” y “La Adelita”. Otra vez la gastronomía en pleno para sentirnos aún más mexicanos. Arribamos finalmente a diciembre, a la celebración de la Virgen de Guadalupe. Sucede ese pensamiento paradójico único en México: proveniente de la tradición católica, la figura de la Guadalupana atraviesa cualesquiera creencias religiosas para instalarse en el corazón de todos los mexicanos. Ahora  las calles se ven pobladas por  peregrinaciones de distintos templos de cada parroquia, y en buena parte del territorio nacional se hacen acompañar de danzantes de todas las edades, vestidos de gran colorido, conocidos como “matachines”, cuyo traje incluye una nahuilla adornada con carrizos cortos, o bien pulseras de guijarros en las piernas, que al danzar generan un sonido muy característico. Sobre la cabeza  portan un penacho multicolor a base de plumas, y a lo largo de toda la peregrinación los danzantes van ejecutando cuadros que  han preparado a lo largo del año, al compás de un tambor. Quien encabeza cada contingente porta un estandarte, generalmente bordado, que identifica al templo y a la parroquia que representan. Podríamos seguir hablando mucho más de los elementos que nos dotan de nuestra  identidad como mexicanos. Esta vez quisiera utilizarlo como parangón frente a las acciones ciudadanas que, de manera contraria, señalan nuestro desapego a la patria, término –este último– que nació del mismo vocablo de “padre” y que significa casa, tierra propia, familia, grupo original. ¿Por qué, tantas veces, en lugar de cuidar nuestro suelo, actuamos con descuido, y hasta nos empeñamos en  dañarlo? ¿Por qué sacamos tajada “a la brava”? ¿Por qué tratamos mal a nuestros hermanos? Pareciera que nos aferramos a la idea de sentir que alguien es más que otros por su color de piel, por el nivel académico o por su  solvencia económica. En la denostación que emprendemos queda expuesta nuestra pequeñez. Habría que tomar lo bueno de cada episodio de nuestra historia, como una amalgama, y con base en ella construir lo mejor de nuestra generación. Proponernos dejar una huella que marque a futuro nuestro paso, como signo de una diferencia dignificadora.  " ["post_title"]=> string(20) "Historia e identidad" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "historia-e-identidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-14 14:10:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 19:10:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70422" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(41) ["max_num_pages"]=> float(21) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "6e73d2787ca84169b5b905bc698144a4" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Historia e identidad

“La patria del escritor es su lengua”.  –Francisco Ayala (1906-2009), escritor español. Entramos en la época del año cuando se celebra a...

septiembre 14, 2021

El Meollo del Asunto | Verde que te quiero verde

En Chihuahua iniciamos la semana con semáforo en verde. Esa es la verdad. Pero no es cierto que las condiciones estén para...

septiembre 7, 2021




Más de categoría

Llegan cientos de migrantes haitianos a Monterrey

La autora expone el impacto de la llegada de migrantes haitianos a Monterrey y los retos que ello implica.

septiembre 23, 2021

De Frente y Claro | EL AEROPUERTO MAMUT DESTINADO AL FRACASO

La construcción del aeropuerto Felipe Ángeles plantea más dudas que respuestas.

septiembre 23, 2021

Identidad, más allá de Colón, Cuauhtémoc y el cura Hidalgo

La identidad ha dejado de ser una preocupación de sangres y genéticas para convertirse en una definición de diálogo...

septiembre 22, 2021
migracion segun daniel valles

El Meollo del Asunto | Migrantes

Por su situación geográfica, México es uno de los principales receptores de migrantes que buscan ir a EEUU. Este...

septiembre 21, 2021