Contra el fuego no hay fuero que valga 

Quien ha vivido sembrando vientos de odio, resentimiento y división, solamente puede cosechar tempestades.

31 de marzo, 2023

La muerte de hasta ahora 39 migrantes ocurrida el 27 de marzo pasado en la cárcel migratoria subrogada que explota el Cónsul de Nicaragua en Ciudad Juárez,  NO FUE UN ACCIDENTE.

López Obrador intentó escurrir el bulto en su mañanera, diciendo que los migrantes “EN REALIDAD SE SUICIDARON” porque  ellos  mismos  prendieron fuego a sus colchonetas y por eso murieron consumidos por el fuego… PERO NO FUE ASÍ.

Independientemente de quién o quienes hayan ocasionado el incendio, lo innegable es lo siguiente: SI NO HUBIERAN PERMANECIDO ENCERRADOS TRAS LAS REJAS Y BAJO LLAVE, HABRÍAN PODIDO ESCAPAR A SU TERRIBLE MUERTE.

La privatización de la vigilancia en esa cárcel migratoria, no sustituye ni anula la responsabilidad directa del Presidente de la República como único titular del Ejecutivo Federal.

Te podría interesar:

¿Qué importa un muerto más? (ruizhealytimes.com)

Las otras instancias del Ejecutivo Federal subsidiaria y solidariamente responsables son, el titular de la Secretaría  de Gobernación Adán Augusto López  bajo cuya autoridad funciona el Instituto Nacional de Migración según lo dispone la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal en su artículo 27, fracción V  y el artículo 18, fracción I de la Ley de Migración.

Adán Augusto López ha intentado evadir su responsabilidad, endosándosela a Marcelo Ebrard, al decir que “POR UN ACUERDO INTERNO DEL GOBIERNO FEDERAL,  EL SECRETARIO DE RELACIONES EXTERIORES SE OCUPA DE LOS TEMAS MIGRATORIOS…”.

NI NUESTRA CONSTITUCIÓN FEDERAL NI LEY ALGUNA, AUTORIZA EL ENDOSO O TRANSFERENCIA DE RESPONSABILIDADES ENTRE DEPENDENCIAS DEL GOBIERNO.

Según el artículo 1918 del Código Civil Federal (aplicable en todos los asuntos federales), las personas físicas que deberían ser citadas a declarar por la FGR como presuntos responsables de ese homicidio calificado, son Andrés Manuel López Obrador, Adán Augusto López, Francisco Garduño Yáñez (Comisionado del Instituto Nacional de Migración) y el chavista venezolano  Elías Valdez Cabrera, que opera la concesión de esa cárcel migratoria en Ciudad Juárez, además de ser cónsul honorario del gobierno del nicaragüense Daniel Ortega.

Al ver las imágenes de lo ocurrido en Ciudad Juárez, donde los guardias y celadores caminaban indiferentes por las instalaciones migratorias, mientras se extendían las flamas, con los migrantes encerrados bajo llave tras las rejas, no puedo olvidar otro crimen muy parecido, en el que aún no se han deslindado las responsabilidades del ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal y de su Secretario de Seguridad en diciembre de 2004.

En diciembre de 2004,  dos humildes policías federales fueron linchados y quemados vivos, sin que López Obrador ni Marcelo Ebrard movieran un sólo dedo para rescatarlos y evitar su terrible inmolación.

¿Por qué los dejaron quemar vivos? Los dejaron morir así, porque si hubieran reprimido a la turba linchadora, AMLO habría perdido puntos en las preferencias electorales y habría visto comprometidas sus ambiciones de lujos y poder imperial.

POR CIERTO QUE LA RESPONSABILIDAD PENAL POR EL LINCHAMIENTO DE TLÁHUAC EN 2004, SEGÚN LOS ARTÍCULOS 16 Y 128 DEL CÓDIGO PENAL APLICABLE, CONTINÚA VIGENTE Y NO PRESCRIBIRÁ SINO HASTA DICIEMBRE DE 2039…

La pena mínima para el homicidio calificado es de 20 años, y la máxima es de 50; la prescripción de la acción penal por aquellos delitos, se calcula sumando ambas penas y dividiéndolas entre dos, con lo que resulta que TODAVÍA FALTAN DIECISÉIS AÑOS durante los cuales, se podría investigar y castigar a quienes resulten legalmente responsables por la muerte de aquellos dos humildes policías federales, que al ser linchados, se encontraban investigando al cártel de Tláhuac y sus operaciones de narcomenudeo en la ciudad de México.

¿Tuvo conocimiento López Obrador de lo que estaba ocurriendo en la cárcel migratoria privatizada en Ciudad Juárez? AMLO ha proclamado a los cuatro vientos que como presidente de la República, sabe todo lo que pasa, porque todo se lo informan siempre.

Considerando que la tragedia se fue desarrollando durante varias horas, hubo tiempo de sobra para que el todopoderoso ocupante del Palacio más lujoso de México hubiera actuado para salvar a los migrantes de morir carbonizados…

Así tenemos dos desgracias ocurridas por la misma inacción; la de Tláhuac y la de ciudad Juárez.

¿Cómo se puede justificar que un venezolano allegado a Nicolás Maduro opere la seguridad y vigilancia de las cárceles migratorias, además de ser cónsul honorario del dictador Ortega de Nicaragua?

La explicación es la misma por la que AMLO favorece al dictador castrista  Díaz Canel, con la  compra de  grava cubana para su tren de fantasía, o vacunas cubanas no aprobadas por COFEPRIS, o contrata supuestos médicos cubanos CUYO TRATO PRIVILEGIADO  por el Instituto Nacional de Migración  y la SEP, nada tiene que ver con el trato CRIMINAL que su gobierno le da a los migrantes indefensos.

López Obrador ha autorizado el pago de TRES MIL MILLONES DE PESOS para el chavista venezolano Elías Valdez Cabrera, mediante la asignación de contratos ilegales sin licitación ni transparencia alguna. Esos miles de millones de pesos dan oxígeno a los dictadores de Venezuela, Cuba, y Nicaragua 

En diciembre de 2004, López Obrador debía y pudo haber salvado a aquellos dos policías federales de ser quemados en Tláhuac; al igual que sabiendo TODO lo que pasa en México, tuvo conocimiento de lo que estaba ocurriendo en Ciudad Juárez, y tampoco movió un dedo para evitarlo.

Tláhuac y ciudad Juárez; dos crímenes fruto de la ambición y la indiferencia del mismo personaje.

SI EN 2004, NO HUBIERA OCUPADO LA PRESIDENCIA UN COBARDE Y FRÍVOLO  COMO VICENTE FOX, además de destituir a Ebrard de su cargo como secretario de Seguridad, habría destituido también a López Obrador asegurándose de  acusarlos, consignarlos y procesarlos penalmente, logrando que fueran condenados cuando menos a 35 años de prisión.

De haber actuado Fox como verdadero presidente, tanto el tabasqueño como el francés, seguirían hospedados en Almoloya, Puente Grande o Topochico, y nadie los recordaría ya.

El recuerdo de los dos policías federales quemados vivos en Tláhuac, y los sucesos del lunes pasado en Ciudad Juárez, trae a mi memoria el caso del adolescente afroamericano Emmet Till, LINCHADO Y QUEMADO VIVO  a manos de racistas de Mississippi en agosto de 1955.

AQUEL CRIMEN PARECÍA QUE IBA A QUEDAR IMPUNE, HASTA QUE EL CASO FUE REABIERTO EN JULIO DE 2018… pero por fin se hizo justicia contra los implicados que seguían vivos después de tantos años. 

TIENEN RAZÓN JESÚS SILVA-HERZOG MÁRQUEZ al denunciar en su video-columna de Latinus, lo mismo que la SENADORA LILY TÉLLEZ, al decir  que los migrantes carbonizados  en la cárcel migratoria privatizada de Ciudad Juárez, SON VÍCTIMAS DE UN CRIMEN DE ESTADO, IMPUTABLE EN PRIMER LUGAR A ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

¿Qué le impide a  Alejandro Gertz Manero  llamar a declarar como presuntos responsables  a López Obrador, Adán Augusto  López, Marcelo Ebrard, Francisco Garduño Yáñez (Comisionado del Instituto Nacional de Migración) y el chavista venezolano  Elías Valdez Cabrera?

¿Qué le impide al Fiscal Gertz Manero reabrir la carpeta de investigación por el linchamiento de Tláhuac cuya acción penal NO HA PRESCRITO? SE LO IMPIDE SU “AUTONOMÍA”.

Seguramente entre las instrucciones que López Obrador espera que obedezca Claudia Sheinbaum cuando GANE la presidencia en 2024, ha de haber  un pacto de impunidad parecido al que aparentemente  le permite a Peña Nieto jugar golf en Madrid, acompañado por su muñeca inflable, y gozando como todo un rey del cash…

Como quiera que sea, el 30 de septiembre del año que entra, AMLO tendrá que dejar Palacio Nacional por la buena o si él lo prefiere, como Álvaro Obregón o como Benito Juárez…

Cuando a partir del 1 de octubre de 2024, de verdad no tenga fuero, difícilmente podrá pretender que su corcholata, ya en la Silla del Águila,  acate sus instrucciones o se preste dócilmente a fungir como  la albacea de su testamento político.

No concluyo estas líneas con una moraleja, sino con un vaticinio fundado en la sabiduría de los refranes: QUIEN HA VIVIDO SEMBRANDO VIENTOS DE ODIO, RESENTIMIENTO Y DIVISIÓN, SOLAMENTE PUEDE COSECHAR TEMPESTADES.

Entonces aprenderá lo que no aprendió en 14 años como porro y fósil en la UNAM: CONTRA EL FUEGO NO HAY FUERO QUE VALGA…

…NI BLINDAJE SUFICIENTEMENTE GRUESO…

Te podría interesar:

¡La voz que hace falta! (ruizhealytimes.com)

Comentarios


LA INCONTROLABLE VIOLENCIA ELECTORAL EN MÉXICO

De Frente y Claro | LA INCONTROLABLE VIOLENCIA ELECTORAL EN MÉXICO

Los comicios de 2024 han sido las elecciones más violentas de las que haya registro.

junio 13, 2024

Vínculo e individualidad

“… el tiempo que pasábamos separados mejoraba el tiempo que pasábamos juntos”. –Hernán Díaz, Fortuna

mayo 24, 2024




Más de categoría

ES TIEMPO DE SALVAR A MÉXICO

El único Poder que puede salvar a México es el JUDICIAL FEDERAL por conducto de la SCJN.

junio 14, 2024
Sin tiempo que perder

Sin tiempo que perder

Los cambios políticos que se están dando al interior del país corren el riesgo de crear caos a los...

junio 14, 2024
La tolerancia es el otro nombre del repudio

La tolerancia es el otro nombre del repudio

Hay algo más: uno busca derrotar al sistema injusto, no a los individuos que están atrapados en el sistema....

junio 14, 2024

Réquiem por la democracia mexicana

El nuevo autoritarismo mexicano se podría beneficiar del nearshoring, pero veo muy difícil que se animen los inversionistas si...

junio 14, 2024