Integración Económica

Las asociaciones entre países surgen de las etapas de reconstrucción de la Gran Guerra; el intento dio el primer resultado en Bretton Woods, New Jersey en los Estados Unidos. De esa conferencia surgieron el Fondo Monetario Internacional...

20 de septiembre, 2021 Integración Económica

Las asociaciones entre países surgen de las etapas de reconstrucción de la Gran Guerra; el intento dio el primer resultado en Bretton Woods, New Jersey en los Estados Unidos. De esa conferencia surgieron el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Se incorporaba el dólar como moneda de cambio internacional y las operaciones de comercio entre naciones se cifraban en esta moneda. Más adelante, como se ha explicado en este espacio, surgirían depósitos denominados en dólares fuera del control de la Reserva Federal para convertirse en eurodólares y reunir importancia en su cambio y en sus transacciones. 

 

Desde luego, las primeras asociaciones fueron económicas para sentar reglas de intercambio en todos los órdenes posibles. La simple presencia del comercio hacía necesaria una reglamentación para evitar predominios y caminar sobre bases justas. Las primeras exploraciones se concentraron en los costos de producción por la sencilla razón de ser un elemento esencial de competencia. Si los costos domésticos de cualquier exportador fueran transferidos al importador y en el importador fueran menores, el desequilibrio era inmediatamente notado y desechado por improcedente para competir. Un método simple pero eficaz para iniciar un intercambio comercial, considerando que la recomposición de las cadenas productivas tardó una década después de 1945.

 

Con los años y con la investigación y desarrollo en los agentes productivos, las especializaciones surgieron y por ende, las ventajas comparativas. El camino de la inspección de los costos quedó atrás y se sentaron las primeras bases sobre precios pero no de productos terminados, sobre componentes y partes. Se iniciaba la era de la interdependencia y quedaba atrás la autosuficiencia. Es importante destacar que no solo se desechaba la autosuficiencia; la independencia se convirtió en un concepto de unión de lengua, de costumbres y de arraigo en las naciones, sin menoscabo de territorio y fronteras, como resguardo del celo de pertenencia y de usos y costumbres. La independencia daba paso a la interdependencia. Las naciones-Estado consolidaban historia y origen y todo esto lo vertían en comunidades foráneas, unas conocidas, otras totalmente ajenas, para buscar un concepto que surgiría con el impulso de la modernidad y el progreso: la integración.

 

El deseo de pertenecer a un mundo más abierto no significaba redención de absolutamente nada; nada se concedía con la apertura más allá de la especialización y el orgullo de la creación y la innovación de cada nación participante. Las invitaciones regionales no tardaron y el resultado se denominó economía de bloque. La vecindad se convirtió en el factor principal de la asociación. Vendrían los primeros considerandos en las fronteras y en las tarifas y aranceles, para convencer de las bondades de agilizar las primeras y borrar lo segundo. La orientación de la apertura derivó en el término que ahora conocemos como economías abiertas.

 

Los tamaños de las economías desde luego marcaron diferencias y de las diferencias surgieron conflictos, unos interpretativos y los más de consecuencia. Las regiones del globo notaron discrepancia en los renglones del producto y en las contribuciones de balances comerciales con verdadera disparidad. También, más allá de las dimensiones de dos economías en franco intercambio y en franca desproporción, se sentaban temores de la continuidad en el abasto. En este proceso surgió la inversión extranjera directa para dotar de presupuesto y tecnología a países anfitriones con economías frágiles. En el papel hace sentido, pero la realidad mostraba una cara desconocida: el predominio y por este debe entenderse el control de la importación con valor agregado local, el control de la dotación que dio origen con tecnología y conocimiento y el control de un mercado. Este doble juego de control en dos fronteras no era la idea de integración.

 

En la dimensión de las economías tendría que existir un conjunto de reglas para un elemento no contemplado: la hegemonía. Entonces surgió la idea de crear bloques territoriales con fines comunes. En América se han hecho intentos de toda naturaleza y concepción, la gran mayoría por el momento y la circunstancia de la política imperante. Desde UNASUR hasta el MERCOSUR hemos transitado todas las rutas de tierra, mar y aire para nunca aterrizar planes concretos de verdadera adhesión. La única concepción que reúne congruencia es la Organización de Estados Americanos. 

 

Las adhesiones y creaciones de organizaciones con fines comunes garantizan una sola cosa: el momento. La consecución, el seguimiento, planteamientos, todo sin duda queda en el olvido por una sencilla razón: el financiamiento. Una vez signado cualquier intento, de los mencionados u otro, cada nación se dedica a su marcha de vida nacional y su presupuesto jamás incluye lo signado en conjunción con otros pares. Así ha sucedido siempre. Pero no con la OEA. La explicación es simple porque el 55% del presupuesto del que vive esta organización lo aporta el gobierno norteamericano. La coincidencia de su residencia no es casual al encontrarse situada a un par de calles de la Casa Blanca. 

 

Tal vez la concepción de la OEA difiera de la economía, de la integración no. Los intentos en paralelo a esta organización desde luego han fracasado o simplemente quedan en lo ya expuesto, el momento. Se han asomado intentos de desarticularla, no han prosperado. Si no han prosperado es debido a concepciones de ideología que retan un statu quo que nada tiene que ver con la hegemonía descrita anteriormente. Ya las balanzas comerciales del mundo moderno y la adecuación de la inversión extranjera directa han acoplado tiempos en los que impera la eficiencia por encima de la preponderancia del capital. Las cosas han cambiado diametralmente como para sondear conflictos donde no existen.

 

El orden mundial de la producción tiene otros menesteres que la captación territorial de naciones que de un modo u otro obedecen al concierto de las naciones libres. Si nos enfocamos en América Latina, la disidencia de tres economías perdedoras no desvela al orden internacional. Las miras se encuentran en Oriente, en los gigantes de la producción y no del consumo, gran diferencia. Esa es la verdadera preocupación de Occidente. 

 

El intento mexicano de días pasados, CELAC,  revivió un momento, pero de fracaso, momento que transitó en la vacuidad desde la convocatoria. La integración no se da con terreno perdido, la integración se da con miras de futuro y sin figuras del pasado. Vano el intento, vano el tránsito de representaciones con honrosas excepciones y por tanto vano el resultado. La integración se encuentra en otras manos, en otros ideales. Vendrán, sin duda. Que no exista duda.

 

Comentarios


México recupera confianza para la inversión extranjera

México recupera confianza para la inversión extranjera

Si bien es alentador que otra vez figuremos entre los 25 países con mayor confianza para la inversión extranjera directa, no debemos...

abril 10, 2024
Arca Continental anunció inversiones por cerca de 17 000 millones de pesos

Arca Continental anunció inversiones por cerca de 17 000 millones de pesos 

El pasado 21 de marzo de 2024, Arca Continental, una de las embotelladoras más importantes del Sistema Coca-Cola a nivel mundial, informó...

marzo 27, 2024




Más de categoría

Openbank, el banco 100% digital del Grupo Santander, prepara su llegada a México y Estados Unidos  

El pasado 9 de abril de 2024, Santander anunció que lanzará una nueva oferta digital en México y Estados...

abril 17, 2024

La alarma del crecimiento potencial

La expectativa negativa con respecto al futuro causada por la Incertidumbre XXI, frena el crecimiento de la demanda global.

abril 17, 2024
El Estado mexicano fracasa como operador financiero

El Estado mexicano fracasa como operador financiero

El Estado mexicano ha sido un pésimo gestor; la imposición de obra innecesaria sin demanda de agentes productivos ha...

abril 16, 2024
¿Repensar el plan de EVs? EEUU, China y México 

¿Repensar el plan de EVs? EEUU, China y México 

México es un jugador estratégico para China y EEUU. Se debe buscar balancear nuestros intereses económicos y políticos con...

abril 15, 2024