Inercia en la Inversión

Sabemos que el tema preferido en esta transición no es la inversión. Sabemos también que cuando existe un logro ajeno totalmente a esta administración, se anuncia y festeja; el caso de las remesas es un buen ejemplo....

24 de mayo, 2021

Sabemos que el tema preferido en esta transición no es la inversión. Sabemos también que cuando existe un logro ajeno totalmente a esta administración, se anuncia y festeja; el caso de las remesas es un buen ejemplo. La fortaleza del peso es otra, el tipo de cambio también. Como la planeación económica o proyecto de economía no existe en esta administración y la improvisación ha causado tanto daño en la salud financiera del país, cualquier asomo de recuperación naturalmente cobra en el ánimo de difusión como si se tratara de un antecedente esperado. Después de casi tres años de esta transición de gobierno ya conocemos el mensaje, conocemos toda desviación de datos duros y contundentes del quehacer público y conocemos las salidas para eludir responsabilidad de gestión.

El largo proceso de instalación de eufemismos, el arduo proceso de la simbología populista y finalmente el tortuoso proceso de la descomposición de la economía han dejado una huella indeleble en la apreciación de un modelo fallido de origen. Nunca existieron las premisas de despegue, nunca las aseveraciones de ahorro que sería un derivado de la supuesta corrupción; la cifra era cuantiosa, quinientos mil millones de pesos. Nunca existió el ahorro como austeridad, nunca llegó el crecimiento de la economía, jamás alcanzó el primer dígito de una escala de seis prometida. Nunca llegó la descentralización de funciones, nunca llegó el bienestar que cubriría todo precepto del producto de la nación. 

En lo material cambiaron los sustantivos y en la relación política y en la comunicación cambiaron los adjetivos y estos han escalado no solamente en el tono, han dado un giro inesperado de denuncia y señalamiento desde una sola tribuna y una sola voz, la del presidente. Un solo capítulo del desarrollo no ha quedado sin vituperio y sin injuria. Se hace notar que se emplea el desarrollo como lenguaje incluyente de tránsito y pasaje de vida nacional. Esta fase es incontestable por el simple hecho de constituir acervo de una nación que en décadas ha probado una inclusión en un concierto de naciones prósperas. Desde luego esta transición ve una parte, salvable e irrenunciable, por la signatura de un Tratado Comercial con las potencias del norte, incluida la número uno del mundo.

Abundemos en esta parte: salvable como término que reduce a una admisión forzada una participación en un mundo circunscrito al capital como elemento irreductible; este señalamiento es importante por la contradicción al discurso del presidente y a las claras muestras de adhesión que procura en el hemisferio sur con naciones perdedoras como Bolivia y Venezuela. Más de una vez hemos observado el desdén presidencial por las formas incluyentes al exterior progresista. Más de una vez hemos sido testigos de desplantes hacia las especializaciones, los estudios superiores y las corrientes de pensamiento con horizontes en un futuro cimentado en la globalidad.

Al presidente no le gusta el progreso, no le gusta ser rehén de situaciones por encima de su visión del pasado glorioso de un México que despertaba a la industrialización y a la captura de sus suelos y sus yacimientos, tesoros ocultos y cautivos para bien de los mexicanos. Esos mexicanos son un legado, como legado son las experiencias que cerraban fronteras a todo acecho del orbe voraz y mezquino. Ese orbe se diluyó con el comercio, se diluyó con la inversión y se diluyó con la participación activa del capital. Vino la sustitución de importaciones Con la paz mundial llegaron los preceptos de orden, los acuerdos internacionales, monetarios, de reconstrucción, de cooperación también. Con el tiempo se conformaron bloques y el entendimiento universal borró fronteras y con ello aranceles y tarifas. 

Al presidente no le gusta el progreso, pero de cuando en cuando concede un espacio a todo aquello que lo libere de presiones y críticas por su gestión fallida. Los pasos erráticos desde su inicio en el poder desde luego permanecerán como un legado infame; el desafío mostrado en arrogantes propuestas a mano alzada de un puñado de personas jamás será borrado de los anales y juicio de la historia. La cancelación de proyectos viables la estimó como una ruta asequible y continua, tal vez la consideró como auténtica política pública. El tiempo le está demostrando su errada concepción de las disciplinas económicas. Desestimó, entre muchas cosas, las calificadoras del exterior, la capacidad de endeudamiento y el servicio de la deuda. 

Pero he aquí que la economía jamás detiene sus prerrogativas y alcances. En días recientes recibimos la noticia de la inversión del exterior, cifra que se denomina Inversión Extranjera Directa o IED. El primer trimestre de este ejercicio natural sitúa una cifra de once mil millones de dólares y un tanto más. Lejos de imaginar que la invitación al capital no es prerrogativa del presidente y lejos de imaginar que la invitación al capital acusa recibo a su conveniencia, es pertinente analizar esta circunstancia:

Definitivamente no es un voto de confianza a esta transición en turno; tampoco significa que se invoca una situación de riesgo por encima de la competencia. Debemos ser cautos en el significado de este monto nada despreciable. Por principio, no todo es capitalización, esto quiere decir que no es una transferencia real de riqueza de una nación a otra. De este monto, casi el 60% es reinversión de utilidades. Del 40% restante una parte es capital fresco y desde luego contempla un mapa de oportunidades en el país. Veamos, con objetividad el panorama del consumo y del mercado interno. Este espacio ha mencionado una demanda inusitada y totalmente atípica por inserción de dádiva gubernamental sin correspondencia a la cadena productiva como ingreso formal.

Si el gobierno interviene en el proceso de creación de demanda de bienes y servicios, unos duraderos, la gran mayoría no, se despierta una demanda temporal por encima de la oferta. Los agentes productivos captan este síntoma y lo toman como un costo de oportunidad para ampliar su oferta. Si requiere inversión no la califican como riesgo adicional, dada su presencia en mercados cautivos. Esto naturalmente impulsa el esfuerzo del lado de la oferta. Ahora, si sumamos la liquidez extraordinaria que aportan las remesas, entonces completamos un escenario ideal para incentivar la producción de bienes y servicios en el corto plazo.

A este fenómeno, temporal y atípico se le conoce como inercia. Se dan las cosas por circunstancias de mercado. Lo que importa destacar es el grado de influencia de un presidente soterrado bajo un Producto Nacional que rebasa cualquier intento de proscripción desde el poder. Y a estas alturas de su gestión, ya lo sabe. 

Comentarios


object(WP_Query)#18053 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65760) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65760) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18056 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17934 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17931 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-05-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (65760) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79622) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 11:46:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 16:46:15" ["post_content"]=> string(6498) "Entenderse con el pasado, ignorar el presente y desde luego desdeñar el futuro, es la esencia de este movimiento auto llamado cuarta transformación. Lo encabeza un solo hombre, predecible en palabras y actos, predecible en reacciones y predecible en su afán perdedor. Se llamará presidente en los 800 días que restan de su mandato; se llama o se le llama de mil maneras, despectivas todas, ante un fenómeno inusitado de aceptación popular que esconde designios y prerrogativas de abuso de poder, de ocultas ambiciones de permanencia, de interpretaciones erróneas de la historia y sus legados y acervo, de alerta a llamados extrapolados en la desmesura y la desfachatez plena. El pasado que revive el presidente no existe, es imaginaria compulsiva, incitada desde el rincón de una ignominia forjada en el abandono de su edad temprana, en el albor de la violencia y la revancha de males adjudicados como frontera de acción inducida a un solo Ser, imaginariamente destinado a otras latitudes, de redención todas. En ese espectro se encuentra el haber nacional, en esa tesitura frágil se encuentra el corto plazo de una nación capturada en un rescate falsario, en un rescate de las ideas de acumulación y privilegios enumerados desde un púlpito gnóstico y sancionador, desde una condena a la aspiración natural del individuo, desde una fortaleza cimbrada en obsesiones de revancha, todas. Obsesiones al por mayor para derrotar las razones de unos y otros, para dirimir en juicio estentóreo lo que nunca se le concedió al gobernante en turno, para condenar todo lo privado en toda la extensión de la palabra, para justificar la invasión del pensamiento, el privado también.  Se trata de no entender, de eso se trata este pensar en turno. No se trata de retar, esa etapa ya pasó y pocos la entendieron: se trata de invadir, de evadir, de no aceptar, se trata de no enunciar las opciones que brindaría el sentir colectivo, el sentir democrático. Se trata de no brindar oportunidades de disentir, se trata de no escuchar, se trata de nunca encontrar disidencia. De eso se trata. El aislamiento es el mejor proceder para nunca recibir crítica, para nunca recibir un costo de oportunidad, para nunca recibir la siguiente mejor alternativa.  La transición de gobierno actual se encuentra inmersa en un fracaso anunciado en materia económica; el fracaso económico es irrenunciable, no exhibe paradojas como tampoco exhibe caminos no tomados. Los hechos confirman el destino de los recursos mal empleados, mal orientados. Parece mentira que las enunciaciones de fracaso sean tan simples y estén a la vista de todos: abundar en una cancelación de un aeropuerto de talla internacional para reinaugurar un engendro de una base militar que opera desde 1952, añade a la engañifa de un sistema populista que nace, como toda facción popular, del éxito y la marcha de una economía pujante.  No es preciso añadir la magnitud del sueño disperso entre la grandiosidad y el desquite generacional que pretende sembrar obra perpetua y faraónica, que emula la grandiosidad de los imperios desde Constantino, sueños no aplacados y colmados de estulticia para entender la cortedad de visión generacional de un régimen que busca todo menos gobernación. El legado no se cifra en piedra monumental, la civilización ha dado cuenta de ello: la etapa histórica ya sembró suficiente memoria. Las religiones ya dejaron lo suyo. El mundo de las ideas ya marcó su herencia en el Siglo de las Luces y la Enciclopedia dio un vuelco al conocimiento para no revolver presagios nuevos conocimientos en la cultura y el saber. Nunca falta la pretensión de la redención social, nunca falta la usurpación del sentimiento individual para situarlo en una colectividad anónima, sin rostro. Eso es socialismo, eso es el arrostro y la arrogancia de una interpretación sepulta en los anales de la producción que desechó las fórmulas del capital como esencia, como cuna y semilla de la creación de nuevo capital para trascender y no como riqueza estacionaria como la contempla el modelo del reparto social. La visión del socialismo es contemplativa, estática; se convierte en numérica cuando invade privilegios forjados fuera de su esquema y nunca es capaz de reproducirlos.  El socialismo no aporta nada jamás; el socialismo justifica pero no crea, el socialismo invita a una procreación igualitaria sin los mecanismos émulos de su pensamiento de discrepancia, llámese capital creado por otro modelo de creación de riqueza, el que sea, absolutista, monárquico o inquisitorial, pero creador. Cuando la rebelión al capital falla, entonces recurre a la intemperancia, la resolutiva de forma, jamás de fondo. La rebelión acude a las prerrogativas de igualdad, si, pero igualar no significa equiparar la degradación a una supervivencia en aras de la línea marginal de subsistencia.  Entonces vienen las aleccionadoras reglas de la participación comunitaria a dictar modo de vida. Entonces vienen las capturas emocionales para demostrar que el despojo de los bienes era destino irredento generacional para disminuir prerrogativas de arriba y depositarlas en las capas de abajo. El acomodo doctrinario no existe porque las fórmulas de producción se interrumpen en esa prédica de igualdad. La igualdad se desploma en el primer despegue de las cadenas productivas y la brecha del ingreso se borra para los que menos pudieron aspirar de inicio.  Entonces viene la comodidad: no entender. No entender no es disimular; pretender que el mundo camina en sendas diferentes no hace a un lado el entendimiento y la razón. Descalificar es la otra vía de la sinrazón, anular también, desviar la atención del terreno ganado con fórmulas ganadoras es populismo ramplón, populismo de discurso vacío y retador. Eso hace el presidente mexicano en turno, lo hace todo a la vez: descalifica, anula, desvía y ofrece una salida para nunca someterse a juicio. En su precaria concepción de gobierno, entiende que el terreno trazado para nuestra economía, en franco declive, es preciso –o conveniente- no entender…" ["post_title"]=> string(37) "Economía: se trata de no entender…" ["post_excerpt"]=> string(142) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "economia-se-trata-de-no-entender" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 11:46:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 16:46:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79622" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17868 (24) { ["ID"]=> int(79720) ["post_author"]=> string(2) "55" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-09 10:06:54" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-09 15:06:54" ["post_content"]=> string(6593) "Las carreras de caballos del Hipódromo de las Américas vuelven a la “retorcida normalidad cotidiana”, como bien describe un viejo caballista, crítico entre los críticos, después de que don Germán Larrea le dio un “estáte quieto” a la empresa permisionaria. Aunque trascendió que, entre los altos ejecutivos de AMH no les importaba la decisión de Germán, se demostró que sin él —su pasión y su esfuerzo— no habría carreras de caballos Pura Sangre, en el único Hipódromo en donde pueden correr estos ejemplares.  Y me sigue comentando mi amigo: “Vemos que la estructura creada en su momento por CIE y ahora avalada por CODERE, rodeándose de un órgano supervisor, que es un negocio particular y un “sindicato blanco” de dueños de caballos para tener distribuidos y cubiertos, los papeles en el reparto de actores para su farsa. Hoy día, ante las ruinas del gremio y la agonía de los caballistas, se ven acorralados”. Ahora ya existe la voluntad de la autoridad reguladora para que las condiciones cambien. Revisé los charts de las carreras de la semana pasada y en efecto, las carreras que se ofrecieron fueron deslucidas y con grupos reducidos, con pocos caballos participantes. El monto de las apuestas fue francamente ridículo. En un partido de ajedrez entre dos viejos contendientes, de esos que se libraban en el Bosque de Chapultepec, se apostaba mucho más. Y ahora, para este fin de semana vuelve la actividad a las Lomas de Sotelo, con dos carreras clásicas interesantes. El Clásico Tonalá en donde veremos la reaparición de Giovannina vs. Malinche vs. Genubi Asquifar, así como en el Hándicap Gay Dalton en donde reaparece El Santo. Veremos si los caballos de nuestros asociados pueden con él… Y en Nueva York, doña Letruska se enfrenta a Malathaat en el Ogden Phipps que promete ser un magnífico encuentro. En el Met Mile veremos a Fligthtline, de quien se dice que podría ser mejor que el mismísimo Secretariat. En el Belmont Stakes reaparece el caballo cenicienta, que ganó 80 a 1 el Derby de Kentucky. ¡Veremos! Por otro lado, es importante comunicarle al gremio hípico que ya presentamos la propuesta, a que nos invitó la Dirección General de Juegos Y Sorteos, la cual nos la solicitó de la manera siguiente: “Me comunico con ustedes para solicitarles de la manera más atenta, si me pueden remitir las propuestas de modificaciones que estimen convenientes para organizar la actividad hípica de la cual forman parte”. “Las propuestas pueden ser modificaciones al Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos o un nuevo modelo que regule la actividad hípica”. Manuel Marcué Díaz. Director General Debo comentarles que, en la última reunión que sostuvimos con los mandamases de la Agrupación de Caballistas, Paco Musi y Claudio Álvarez Jr., así como con Javier Rosique, presidente de la Asociación de Caballos Cuarto de Milla quien, hay que decirlo, sí mostró interés y leyó con detenimiento nuestro escrito. Habíamos acordado que presentaríamos a Gobernación una propuesta consensuada. Noté un cierto desinterés de parte de los representantes de la Agrupación, por lo que decidimos presentarla por nuestra parte. Nada les impide que puedan adherirse a la propuesta, y tal vez, hasta mejorarla. El proyecto nos lo pueden solicitar al correo electrónico de la Unión y con gusto se lo compartimos. En su parte medular, estamos proponiendo que, de acuerdo con las facultades que el Reglamento de la Ley de Juegos y Sorteos otorga al señor director Manuel Marcué Díaz, éste puede modificar dicho ordenamiento para crear un “Órgano Rector”, independiente de la permisionaria para terminar con las funciones del ilegal Órgano Técnico de Consulta que, disfrazado en una “Comisión de Carreras”, no tiene facultades para vigilar y regular las carreras de caballos y que se obsequió campantemente, por el ahora diputado Santiago Creel, en su tiempo secretario de Gobernación, quien dictaminó la autorregulación de nuestra actividad, cuando es el Estado quien debe ser quien regule, vigile y promueva, las carreras de caballos con apuesta. ¡Así funciona la autoridad hípica en todo el mundo civilizado! Sí, va a tomar años para que volvamos a tener carreras de caballos con apuesta como Dios manda. La nueva autoridad hípica —sí Manuel Marcué Díaz la implementa— va a lograr que pronto vuelva la confianza entre los participantes para que se animen a invertir en caballos. Para el público interesado en estos temas, pueden leer en la liga todos los artículos que he publicado en este portal desde 2013.   Gracias por sus comentarios." ["post_title"]=> string(54) "El Hipódromo de las Américas. ¡Necesitamos Cambios!" ["post_excerpt"]=> string(119) "Como cada semana, Enrique Rodríguez-Cano comenta los acontecimientos más relevantes de la industria hípica mexicana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(48) "el-hipodromo-de-las-americas-necesitamos-cambios" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-09 12:28:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-09 17:28:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79720" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79622) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 11:46:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 16:46:15" ["post_content"]=> string(6498) "Entenderse con el pasado, ignorar el presente y desde luego desdeñar el futuro, es la esencia de este movimiento auto llamado cuarta transformación. Lo encabeza un solo hombre, predecible en palabras y actos, predecible en reacciones y predecible en su afán perdedor. Se llamará presidente en los 800 días que restan de su mandato; se llama o se le llama de mil maneras, despectivas todas, ante un fenómeno inusitado de aceptación popular que esconde designios y prerrogativas de abuso de poder, de ocultas ambiciones de permanencia, de interpretaciones erróneas de la historia y sus legados y acervo, de alerta a llamados extrapolados en la desmesura y la desfachatez plena. El pasado que revive el presidente no existe, es imaginaria compulsiva, incitada desde el rincón de una ignominia forjada en el abandono de su edad temprana, en el albor de la violencia y la revancha de males adjudicados como frontera de acción inducida a un solo Ser, imaginariamente destinado a otras latitudes, de redención todas. En ese espectro se encuentra el haber nacional, en esa tesitura frágil se encuentra el corto plazo de una nación capturada en un rescate falsario, en un rescate de las ideas de acumulación y privilegios enumerados desde un púlpito gnóstico y sancionador, desde una condena a la aspiración natural del individuo, desde una fortaleza cimbrada en obsesiones de revancha, todas. Obsesiones al por mayor para derrotar las razones de unos y otros, para dirimir en juicio estentóreo lo que nunca se le concedió al gobernante en turno, para condenar todo lo privado en toda la extensión de la palabra, para justificar la invasión del pensamiento, el privado también.  Se trata de no entender, de eso se trata este pensar en turno. No se trata de retar, esa etapa ya pasó y pocos la entendieron: se trata de invadir, de evadir, de no aceptar, se trata de no enunciar las opciones que brindaría el sentir colectivo, el sentir democrático. Se trata de no brindar oportunidades de disentir, se trata de no escuchar, se trata de nunca encontrar disidencia. De eso se trata. El aislamiento es el mejor proceder para nunca recibir crítica, para nunca recibir un costo de oportunidad, para nunca recibir la siguiente mejor alternativa.  La transición de gobierno actual se encuentra inmersa en un fracaso anunciado en materia económica; el fracaso económico es irrenunciable, no exhibe paradojas como tampoco exhibe caminos no tomados. Los hechos confirman el destino de los recursos mal empleados, mal orientados. Parece mentira que las enunciaciones de fracaso sean tan simples y estén a la vista de todos: abundar en una cancelación de un aeropuerto de talla internacional para reinaugurar un engendro de una base militar que opera desde 1952, añade a la engañifa de un sistema populista que nace, como toda facción popular, del éxito y la marcha de una economía pujante.  No es preciso añadir la magnitud del sueño disperso entre la grandiosidad y el desquite generacional que pretende sembrar obra perpetua y faraónica, que emula la grandiosidad de los imperios desde Constantino, sueños no aplacados y colmados de estulticia para entender la cortedad de visión generacional de un régimen que busca todo menos gobernación. El legado no se cifra en piedra monumental, la civilización ha dado cuenta de ello: la etapa histórica ya sembró suficiente memoria. Las religiones ya dejaron lo suyo. El mundo de las ideas ya marcó su herencia en el Siglo de las Luces y la Enciclopedia dio un vuelco al conocimiento para no revolver presagios nuevos conocimientos en la cultura y el saber. Nunca falta la pretensión de la redención social, nunca falta la usurpación del sentimiento individual para situarlo en una colectividad anónima, sin rostro. Eso es socialismo, eso es el arrostro y la arrogancia de una interpretación sepulta en los anales de la producción que desechó las fórmulas del capital como esencia, como cuna y semilla de la creación de nuevo capital para trascender y no como riqueza estacionaria como la contempla el modelo del reparto social. La visión del socialismo es contemplativa, estática; se convierte en numérica cuando invade privilegios forjados fuera de su esquema y nunca es capaz de reproducirlos.  El socialismo no aporta nada jamás; el socialismo justifica pero no crea, el socialismo invita a una procreación igualitaria sin los mecanismos émulos de su pensamiento de discrepancia, llámese capital creado por otro modelo de creación de riqueza, el que sea, absolutista, monárquico o inquisitorial, pero creador. Cuando la rebelión al capital falla, entonces recurre a la intemperancia, la resolutiva de forma, jamás de fondo. La rebelión acude a las prerrogativas de igualdad, si, pero igualar no significa equiparar la degradación a una supervivencia en aras de la línea marginal de subsistencia.  Entonces vienen las aleccionadoras reglas de la participación comunitaria a dictar modo de vida. Entonces vienen las capturas emocionales para demostrar que el despojo de los bienes era destino irredento generacional para disminuir prerrogativas de arriba y depositarlas en las capas de abajo. El acomodo doctrinario no existe porque las fórmulas de producción se interrumpen en esa prédica de igualdad. La igualdad se desploma en el primer despegue de las cadenas productivas y la brecha del ingreso se borra para los que menos pudieron aspirar de inicio.  Entonces viene la comodidad: no entender. No entender no es disimular; pretender que el mundo camina en sendas diferentes no hace a un lado el entendimiento y la razón. Descalificar es la otra vía de la sinrazón, anular también, desviar la atención del terreno ganado con fórmulas ganadoras es populismo ramplón, populismo de discurso vacío y retador. Eso hace el presidente mexicano en turno, lo hace todo a la vez: descalifica, anula, desvía y ofrece una salida para nunca someterse a juicio. En su precaria concepción de gobierno, entiende que el terreno trazado para nuestra economía, en franco declive, es preciso –o conveniente- no entender…" ["post_title"]=> string(37) "Economía: se trata de no entender…" ["post_excerpt"]=> string(142) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "economia-se-trata-de-no-entender" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 11:46:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 16:46:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79622" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(27) ["max_num_pages"]=> float(14) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f07a68c2368b936a4d58a8c8c8f1a87e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Economía: se trata de no entender…

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana.

junio 6, 2022

El Hipódromo de las Américas. ¡Necesitamos Cambios!

Como cada semana, Enrique Rodríguez-Cano comenta los acontecimientos más relevantes de la industria hípica mexicana.

junio 9, 2022




Más de categoría
Más Desafíos del Gobierno. ¡La Liquidación de Codere! ¿Y el Hipódromo?

El Hipódromo… ¿Es una Caja de Cristal?

Para que la industria hípica prolifere, se necesita transparencia para que los clientes tengan la certidumbre necesaria e inviertan...

junio 24, 2022

Nayib Bukele y el Bitcoin

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se ha caracterizado por tomar decisiones aparentemente innovadoras. ¿Qué resultados le ha...

junio 24, 2022

La región Centro del país exhibe una brecha con respecto a las otras regiones que no existía antes del Covid

José Luis Romero Hicks analiza la situación económica del centro del país tras la pandemia por Covid-19.

junio 23, 2022
EL CORPUS AMBIENTAL DE MÉXICO

EL CORPUS AMBIENTAL DE MÉXICO

Los puntos del decálogo propuestos por México no reflejan un plan real a largo plazo en política ambiental.

junio 22, 2022