El discurso del Poder y la Economía

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana.

15 de agosto, 2022 El discurso del Poder y la Economía

Existen dos premisas iniciales irrefutables: tenemos un gobierno populista. Y la segunda,  todo gobierno populista surge de la bonanza económica de la nación. Si no hubiera existido una economía creciente, con reservas, con instituciones dotadas de recursos para su operación, con un haber respetable en la hacienda pública, no existiría el reclamo de “gobierno rico y pueblo pobre”, enunciado para enmarcarlo en el fracaso de cuatro años de gestión. Hemos asentado en este espacio: el populismo no crea, el populismo denuncia, enuncia, abre un ciclo con un problema, lo confunde con otro, anuncia una solución y jamás resuelve. El populismo es experto comprador de tiempo; en ese espacio, encima los tiempos, los envuelve en una estela de pasado, de culpas ajenas, de redenciones falsas y de preceptos equivocados todos. 

El populismo vive de la ola que previó los avatares de una vida cotidiana; el populismo agota las vías de la recuperación porque las corrientes del dispendio amparan el plazo que el gobierno populista necesita para instalar su depredación. Una vez resuelta la disolución de los estratos sociales y ubicación en la capa inferior, la del sustento programado, las cosas se vuelven más controlables en la manipulación de la necesidad más imperiosa que existe: el hambre. Por hambre debe entenderse el sentido amplio de la necesidad humana en la aspiración, en el sueño, en el logro y el alcance que supera la precariedad y la que deja atrás como mal endémico, siglos de subsistencia. 

El populismo tiene un discurso, uno, anclado en un sufragio que atiende la necesidad más antigua que existe, la pertenencia. La pertenencia es un compendio tan antiguo como la vida humana; la explotó el comunismo en los albores de la Revolución de Octubre, el Octubre Rojo que destruía una efímera república, inaugurada meses antes, la misma que redimía Pan, Paz y Tierra, los emblemas más simbólicos de una humanidad explotada por los tenientes de una tierra inhóspita. Pero lo inhóspito tenía riqueza y había un punto de quiebre en la interpretación en la conservación de la misma para fines distributivos y fines productivos. 

En el Socialismo, no existe triunfador ni triunfadores; la esencia sigue siendo la misma: los fines. La gama interpretativa, discurre desde el poder el afán productivo para fines distributivos. Desde luego no hay tal, probado es su fracaso. La producción no descansa en uno solo de los medios o intermedios, mejor expresado, de las fases productivas, el trabajo, la obra de mano. Desde esta base incierta surgió la comuna como doctrina de redención del capital. Si la materia prima se daba por descontada en este contexto, habría que añadir los costos de fábrica para hacer de una cadena de producción una fase rentable y no distributiva. 

La mediación sin mercado no existe. El Socialismo y derivados nunca pudieron entenderlo. La simple exposición a un ciclo cerrado de oferta y consumo interno sacrificó millones de seres sin conflicto bélico y se llamó hambruna. Tampoco pudieron entenderlo porque pensaron en ciclos naturales. Los crudos inviernos de la extinta Unión Soviética disculparon el modelo en esa turbia interpretación cíclica que revertiría poderes insospechados en la manufactura y en el armamento. El modelo se exportó a una isla nutrida de todo: Cuba y el modelo siguió su ruta de desastre. Vino su caducidad y vino con esa herrumbre interpretativa la arrogancia para hacer subsistir una ideología que hoy día no se erradica por completo y la tozudez deja una huella perceptible en el arrollo de libertades y prerrogativas de auténtica humanidad y la pisa todos los días en un puñado infame de naciones que pierden el grado mismo de gobierno humanitario. 

Añado una tercera premisa irrefutable: el pensamiento del presidente mexicano en turno, que arropa a este puñado de infames y solapa sus acciones como si cumplieran con un mandato que jamás recibieron de sus pueblos. El presidente equivoca sus dedicaciones y equivoca sus ambiciones; las circunstancias expresadas desde su inicio en la bonanza y haber público ya no es el mismo que existía en 2018. La correspondencia ciudadana no es la misma que prevalece o prevaleció en naciones perdedoras. El discurso, por tanto, fenece en ese mar interpretativo y redundante que lacera el entendimiento de una ciudadanía infinitamente más robusta que los pueblos subyugados de otras latitudes. 

El discurso del presidente pretendió acabar con todo y es ese discurso el que está acabando con él. El discurso pretendió soslayar obligaciones y fundamentos con naciones ganadoras, las más importantes del globo. El discurso flota en una inmensa llanura en la que se pierde la resonancia y eco de sus admoniciones y frustraciones. El discurso pretendió apuntalar todo esquema y necesidad colectiva, toda imagen trascendida en símbolos y eufemismos por igual, para acrecentar la devoción y el halago. No llegaron. Se instaló la inseguridad y la pobreza, se instalaron las descalificaciones y las injurias, se unieron las vicisitudes de mando y se confundieron las prerrogativas de un Tlatoani con una historia pletórica de falsedades y de hipocresía cortesana. 

El discurso se tradujo en mensaje, mensaje que recogen los impulsores del progreso, los creadores, los verdaderos operadores, los agentes productivos, que a pesar del esparcimiento de falsarias prerrogativas y circunspecciones al capital, están presentes y la apuesta es al tiempo, el tiempo necesario para que se vaya la falsa redención y se recupere la senda de la sensatez, del rumbo adscrito en tratados vigentes y la recomposición de la marcha de nuestra economía. Los tiempos ya están señalados. La espera es de dos años. 

 

Comentarios


object(WP_Query)#16266 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82178) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82178) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16270 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16268 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16269 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-06 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-04 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (82178) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(83175) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-12 10:21:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:21:07" ["post_content"]=> string(6600) "Resulta curioso que un mes antes de la elaboración de un presupuesto de ingresos-egresos para toda una Federación, se incluya en el discurso una prédica de austeridad; en términos prácticos nunca ha existido austeridad en esta transición en turno de gobierno, en realidad, han existido transferencias de recursos que han debilitado las áreas no convenientes en la conformación del discurso popular y demagógico. Por el contrario, se instaló una derrama de gasto no programático y sin padrón ni control. Como se ha comentado en este espacio, se ha acudido al eufemismo para significar programas de aliento y bienestar y el resultado ha sido catastrófico. El presidente, tal vez en su arenga cotidiana no perciba la dimensión de un gasto corriente y la premisa que concibe inversión pública al llamar a este fenómeno de reparto dispersión.  En otras ocasiones también hemos señalado que los programas populistas parten de una bonanza económica. Para nadie es secreto que la economía crecía a un ritmo superior al 2% anual en un afán sostenido. También, se ha señalado en diversos apuntes económicos que existían reservas y otros mecanismos de ahorro en la figura del fideicomiso. Esas bases ya no existen, simplemente fueron devastadas, erogadas y extintas. Abundar en figuras discursivas argumentando austeridad y adjetivarla como republicana, es una de las tantas formas de faltar a la ética gubernamental. Si el principio es falso, falsas resultan las conclusiones en cuanto al manejo del presupuesto nacional.  Ahora tenemos un presupuesto para el año 2023 con un monto que supera los ocho billones de pesos. Dimensionar esta cifra y conducir su certeza en paralelo a la revisión de tres ejercicios completos de esta transición, no representa un acto fehaciente por las múltiples adiciones a renglones que no han significado conclusión de proyecto. Para entender esta aseveración, ningún presupuesto ha sido respetado en tres años de gobierno. El endeudamiento ha sido monstruoso; 2.3 billones de pesos de deuda nueva es la deuda nominal de esta gestión. Para dar una idea de lo que esto representa sin acudir a tantas cifras que confunden, el solo hecho llamado servicio de la deuda será de un billón de pesos en 2023. Este billón de pesos contempla intereses derivados de la parte nominal o principal de la deuda emitida. Falta la consideración inevitable de papel flotado por la petrolera y la parte condenada a bonos chatarrra que circulará en mercados secundarios, elevando costos de emisión pactados de origen. Habría que añadir los arbitrajes en los que México nunca ha ganado para sumar la contingencia de pasivos no creados aún. De ocho billones presupuestados no es un juego de simple aritmética descontar intereses para estimar un haber hacendario que todavía tiene que atender prerrogativas irrenunciables en la nómina del gobierno, en servicios y en todo lo que conocemos como seguridad, educación y un largo etcétera.   Pero, la agenda gubernamental se complica en los renglones que no han sido atendidos, entre ellos, mantenimiento. Las noticias sobre incendios, plataformas con desperfectos, vías de comunicación, carreteras, aeropuertos, puertos de embarque y desembarque han sufrido por falta de mantenimiento, renglón que nunca se estimó por la impericia de los mandos designados. Este gobierno en turno ha concentrado los recursos según sea el reclamo de donde viniere, iniciando por sus propios cuadros y ultimando a la sociedad y la demanda real, la empresarial. La improvisación se ha instalado como forma de gobierno y la premura de esa dispersión a la que alude el presidente, ha desbocado el gasto para anunciar en el discurso itinerante, la cobertura de hogares como logro de gobierno.  El fallo natural es la supuesta cobertura contra la verdadera adaptación del gasto público a necesidades reales de una población que jamás fue consultada. Esto significa, como siempre, en todo programa popular, la interpretación individual se suple por la interpretación colectiva para dirimir desde el poder, gustos y preferencias. El choque inmediato de esta visión confronta la demanda con la oferta, otra vez, no consultada, para interrumpir las cadenas productivas, cadenas que debieron marchar en paralelo con la política pública de la inversión o el gasto, como quiera verse.  El gasto inducido desde la óptica del poder, es en esencia la fórmula retardataria perfecta para diluir todo esquema de contribución al consumo desordenado, mediante la dádiva. Este desorden creado por la esfera gubernamental crea vicios, intermediación, suplantación de otorgamiento programático y corrupción. El efecto de una dispersión de recursos sin control ni padrón, conduce al dispendio acumulado de la coerción social y el agregado nunca muestra los fines originalmente planteados y eso explica la multiplicación de la pobreza. Si se quiere añadir el caos sembrado por el supuesto Banco del Bienestar, con sucursales inoperantes, desperdicio de redes que pudieron ser evitadas con una simple concesión de banca, podrá entenderse un vicio adicional al esquema del reparto.  Finalmente, el presupuesto 2023 incluye un crecimiento de la economía que no se dará; el simple hecho de continuar con obra inoperante, desde el aeropuerto que regresará a sus orígenes que desde 1952 fue concebido como base militar, hasta la refinería que si llegara a refinar no excedería de una producción de 300 000 barriles diarios, una verdadera insuficiencia que respondería a una inversión de veinte mil millones de dólares y culminando con un aberrante tren destructor de hábitat natural, la orientación del gasto público hace imposible el crecimiento. La mira de la derrama social con el único objetivo de la captura emocional enfrenta un dilema irrecuperable con la producción. El crecimiento de una economía se contempla con impulsos y esos impulsos se originan con políticas públicas que responden a la demanda de los agentes productivos y no a la imposición de un gobierno que induce una infraestructura por capricho. Y a esa imposición, que naturalmente recorta presupuesto a actividades prioritarias de salud y educación, como ejemplo, le llama austeridad. " ["post_title"]=> string(17) "Adiós austeridad" ["post_excerpt"]=> string(135) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "adios-austeridad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-12 10:21:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:21:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83175" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16245 (24) { ["ID"]=> int(83282) ["post_author"]=> string(2) "26" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-14 11:49:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-14 16:49:37" ["post_content"]=> string(3618) "El pasado 29 de abril de 2021, General Motors anunció que iba a invertir más de mil millones de dólares en el Complejo de manufactura de Ramos Arizpe en donde se producirán vehículos eléctricos de marcas de GM a partir de 2023.  Lo anterior en línea con la visión global de General Motors que se está transformando para alcanzar un futuro con cero colisiones, cero emisiones y cero congestionamientos y un factor clave para lograrlo es su estrategia enfocada en vehículos eléctricos.  A nivel global buscan posicionarse como una marca que impulsa el desarrollo de tecnología segura y que disminuye la huella de carbono en sus vehículos. Al mismo tiempo, buscan mantener su enfoque en la calidad, confianza y transparencia de sus procesos para generar experiencias únicas en sus clientes En este contexto, el pasado 8 de septiembre de 2022, General Motors presentó la nueva Chevrolet Equinox EV 2024, una SUV totalmente eléctrica que será producida en México en el Complejo de Ramos Arizpe, Coahuila y se comercializará en 2024.  La SUV Chevrolet Equinox EV coloca a la marca en el segmento importante de las SUV compactas y se espera que sea el auto eléctrico con el precio más accesible de su clase.  La palabra SUV es un acrónimo. Son las siglas de Sports Utility Vehicle (en español, vehículo de utilería deportiva), un vocablo en inglés utilizado en el mundo del automóvil.  Chevrolet Equinox EV 2024 estará disponible en Estados Unidos en el otoño de 2023, comenzando con una edición limitada. Chevrolet también confirmó que comercializará Equinox EV en México en el año 2024.  A primera vista, el diseño expresivo de Equinox EV tiene una apariencia deportiva, audaz y dominante que se reconoce instantáneamente como una SUV de Chevrolet.  General Motors Company es una compañía líder a nivel mundial en la industria automotriz y de movilidad. Nació en 1908 en Detroit, Michigan. Se estableció en México el 23 de septiembre de 1935. Las primeras oficinas corporativas estuvieron ubicadas en el centro de la Ciudad de México. En 1936, inició la construcción de Planta México, la primera de GM ubicada en Avenida Ejército Nacional, en ese terreno actualmente se encuentran las oficinas corporativas. En 1981, se inauguró el Complejo de Ramos Arizpe. En 1983, Ramos Arizpe se convirtió en la primera planta mexicana de GM en exportar automóviles a Estados Unidos con el modelo Chevrolet El Camino. Hacia 1988, inició exportaciones a Japón, siendo la primera vez que GM embarcaba vehículos desde América hacia el continente asiático.  Ahora con las recientes decisiones de General Motors, el Complejo Ramos Arizpe, se convertirá en el quinto sitio de manufactura de GM Norteamérica en producir vehículos eléctricos, sumándose a Spring Hill, Tennessee; Factory Zero, en Detroit-HamTramck, Michigan; Orion, también en Michigan; y CAMI, en Ontario, Canadá." ["post_title"]=> string(70) "Chevrolet Equinox EV, la SUV que General Motors producirá en Coahuila" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(68) "chevrolet-equinox-ev-la-suv-que-general-motors-producira-en-coahuila" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-14 11:49:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-14 16:49:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83282" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(83175) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-12 10:21:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:21:07" ["post_content"]=> string(6600) "Resulta curioso que un mes antes de la elaboración de un presupuesto de ingresos-egresos para toda una Federación, se incluya en el discurso una prédica de austeridad; en términos prácticos nunca ha existido austeridad en esta transición en turno de gobierno, en realidad, han existido transferencias de recursos que han debilitado las áreas no convenientes en la conformación del discurso popular y demagógico. Por el contrario, se instaló una derrama de gasto no programático y sin padrón ni control. Como se ha comentado en este espacio, se ha acudido al eufemismo para significar programas de aliento y bienestar y el resultado ha sido catastrófico. El presidente, tal vez en su arenga cotidiana no perciba la dimensión de un gasto corriente y la premisa que concibe inversión pública al llamar a este fenómeno de reparto dispersión.  En otras ocasiones también hemos señalado que los programas populistas parten de una bonanza económica. Para nadie es secreto que la economía crecía a un ritmo superior al 2% anual en un afán sostenido. También, se ha señalado en diversos apuntes económicos que existían reservas y otros mecanismos de ahorro en la figura del fideicomiso. Esas bases ya no existen, simplemente fueron devastadas, erogadas y extintas. Abundar en figuras discursivas argumentando austeridad y adjetivarla como republicana, es una de las tantas formas de faltar a la ética gubernamental. Si el principio es falso, falsas resultan las conclusiones en cuanto al manejo del presupuesto nacional.  Ahora tenemos un presupuesto para el año 2023 con un monto que supera los ocho billones de pesos. Dimensionar esta cifra y conducir su certeza en paralelo a la revisión de tres ejercicios completos de esta transición, no representa un acto fehaciente por las múltiples adiciones a renglones que no han significado conclusión de proyecto. Para entender esta aseveración, ningún presupuesto ha sido respetado en tres años de gobierno. El endeudamiento ha sido monstruoso; 2.3 billones de pesos de deuda nueva es la deuda nominal de esta gestión. Para dar una idea de lo que esto representa sin acudir a tantas cifras que confunden, el solo hecho llamado servicio de la deuda será de un billón de pesos en 2023. Este billón de pesos contempla intereses derivados de la parte nominal o principal de la deuda emitida. Falta la consideración inevitable de papel flotado por la petrolera y la parte condenada a bonos chatarrra que circulará en mercados secundarios, elevando costos de emisión pactados de origen. Habría que añadir los arbitrajes en los que México nunca ha ganado para sumar la contingencia de pasivos no creados aún. De ocho billones presupuestados no es un juego de simple aritmética descontar intereses para estimar un haber hacendario que todavía tiene que atender prerrogativas irrenunciables en la nómina del gobierno, en servicios y en todo lo que conocemos como seguridad, educación y un largo etcétera.   Pero, la agenda gubernamental se complica en los renglones que no han sido atendidos, entre ellos, mantenimiento. Las noticias sobre incendios, plataformas con desperfectos, vías de comunicación, carreteras, aeropuertos, puertos de embarque y desembarque han sufrido por falta de mantenimiento, renglón que nunca se estimó por la impericia de los mandos designados. Este gobierno en turno ha concentrado los recursos según sea el reclamo de donde viniere, iniciando por sus propios cuadros y ultimando a la sociedad y la demanda real, la empresarial. La improvisación se ha instalado como forma de gobierno y la premura de esa dispersión a la que alude el presidente, ha desbocado el gasto para anunciar en el discurso itinerante, la cobertura de hogares como logro de gobierno.  El fallo natural es la supuesta cobertura contra la verdadera adaptación del gasto público a necesidades reales de una población que jamás fue consultada. Esto significa, como siempre, en todo programa popular, la interpretación individual se suple por la interpretación colectiva para dirimir desde el poder, gustos y preferencias. El choque inmediato de esta visión confronta la demanda con la oferta, otra vez, no consultada, para interrumpir las cadenas productivas, cadenas que debieron marchar en paralelo con la política pública de la inversión o el gasto, como quiera verse.  El gasto inducido desde la óptica del poder, es en esencia la fórmula retardataria perfecta para diluir todo esquema de contribución al consumo desordenado, mediante la dádiva. Este desorden creado por la esfera gubernamental crea vicios, intermediación, suplantación de otorgamiento programático y corrupción. El efecto de una dispersión de recursos sin control ni padrón, conduce al dispendio acumulado de la coerción social y el agregado nunca muestra los fines originalmente planteados y eso explica la multiplicación de la pobreza. Si se quiere añadir el caos sembrado por el supuesto Banco del Bienestar, con sucursales inoperantes, desperdicio de redes que pudieron ser evitadas con una simple concesión de banca, podrá entenderse un vicio adicional al esquema del reparto.  Finalmente, el presupuesto 2023 incluye un crecimiento de la economía que no se dará; el simple hecho de continuar con obra inoperante, desde el aeropuerto que regresará a sus orígenes que desde 1952 fue concebido como base militar, hasta la refinería que si llegara a refinar no excedería de una producción de 300 000 barriles diarios, una verdadera insuficiencia que respondería a una inversión de veinte mil millones de dólares y culminando con un aberrante tren destructor de hábitat natural, la orientación del gasto público hace imposible el crecimiento. La mira de la derrama social con el único objetivo de la captura emocional enfrenta un dilema irrecuperable con la producción. El crecimiento de una economía se contempla con impulsos y esos impulsos se originan con políticas públicas que responden a la demanda de los agentes productivos y no a la imposición de un gobierno que induce una infraestructura por capricho. Y a esa imposición, que naturalmente recorta presupuesto a actividades prioritarias de salud y educación, como ejemplo, le llama austeridad. " ["post_title"]=> string(17) "Adiós austeridad" ["post_excerpt"]=> string(135) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "adios-austeridad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-12 10:21:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:21:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83175" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(22) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "55746c583935d0a6e523559cee556eb2" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Adiós austeridad

Adiós austeridad

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana.

septiembre 12, 2022

Chevrolet Equinox EV, la SUV que General Motors producirá en Coahuila

El pasado 29 de abril de 2021, General Motors anunció que iba a invertir más de mil millones de dólares en el...

septiembre 14, 2022




Más de categoría

Liberalismo un tanto contradictorio

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía...

octubre 3, 2022

El Santo… Ganador del Hándicap de las Américas 2022

“Historias Interesantes Del Turf Siempre Habrá”.

septiembre 30, 2022

Dejar de exportar crudo mexicano es una mala decisión

El problema no es desaparecer o cambiar la estructura de PEMEX; el meollo del asunto está en la decisión...

septiembre 28, 2022

Mítikah, el centro comercial que se acaba de inaugurar en la CDMX

El pasado 23 de septiembre de 2022, Mítikah, abrió sus puertas, se ubica cercas del Centro Coyoacán, que el...

septiembre 28, 2022