Economía sin Escritorio

A mitad del sexenio, ya podemos rendir un veredicto sobre su política económica: carente de proyecto.

29 de noviembre, 2021

La alusión a un escritorio destaca simplemente la ausencia de una mesa de trabajo que ejemplifique aspectos de planeación de la macroeconomía de la nación. Hasta ahora, después de tres años de experiencia con esta transición de gobierno en turno no hemos podido sensibilizar una sola propuesta económica que tenga fundamento, razonabilidad, sustento o retorno. El descuido del costo del capital y por ende las valuaciones requeridas en valor actual para la correcta interpretación de proyectos de inversión promovidos por esta supuesta transformación son inexistentes.

El descuido abunda y en otros renglones de gasto corriente, que confunden la fase presupuestal en origen y aplicación del recurso, en los tres años de ejercicio presupuestal, no se han respetado las partidas originales como tampoco se han vigilado las asignaciones que en teoría precisarían licitación pública. El desvío de recursos a actividades no productivas ha resultado en la inoperancia de la administración y acomodo de los recursos que tendrían asignación prioritaria. La distribución del recurso público se ha confundido con dispersión, un término que utiliza el presidente con regularidad. 

La obra pública, especialmente la que produce infraestructura ha sido iniciativa de un solo hombre, el presidente, tal vez acompañado de una consejería no solamente falta de calificación y competencia, tal vez, añadiríamos, tendenciosa. A estas alturas, ya podemos rendir un veredicto sobre la actuación de esta transición en política económica y sería sin duda carente de proyecto. Esta transición no tiene proyecto. Esta supuesta transformación ha demostrado carecer de rumbo; no existe horizonte en obra que jamás reunió preceptos elementales de demanda. Esta tuvo que originarse en los agentes productivos de la nación y no existe ningún antecedente que haya sugerido una inversión en un aeropuerto que no tiene resuelto su espacio aéreo, un tren sin destino y menos aún una refinería totalmente obsoleta desde su inicio. 

En términos de macroeconomía, la obra pública no trabaja por inducción; esto es, no puede anticipar situaciones de oferta cuando las posibilidades de mercado no han sido estudiadas. Más allá de la simple oferta anticipada de un servicio o un bien, la estructura de capitalización, en los tres casos mencionados e impulsados por esta transición, han sido incorporados al gasto corriente de la nación. La ética gubernamental no permite exponer una fase de riesgo con el dinero captado de los contribuyentes. En las economías progresistas se logra un equilibrio en la inversión de obra monumental pero la operación radicaría invariablemente en el sector productivo, el privado.

Romper las reglas básicas y las proscritas se ha convertido en trayectoria de imposición desde una cúspide amañada en cámaras de ejercicio legislativo y capturas parciales de poderes ajenos al ejecutivo. Eso naturalmente no obedece a ningún proyecto de gobierno. La visión de concentración de facultades de otras autoridades y otros organismos para interrumpir su ejercicio natural y presupuestal, no obedece a ninguna prerrogativa de política económica. El simple hecho de centralizar decisiones ha quebrado órdenes presupuestales, ha provocado abusos y ha desbocado una corrupción sin paralelo en la historia. El desperdicio de recursos ya inunda la esfera de interpretación de padrones y otras actividades que suponían alivio de males en el ingreso de comunidades laceradas por la pobreza y la marginación. La intermediación ha sido tal, que la pobreza aumenta en forma desproporcionada a los índices previos de su combate en varias décadas. 

La irrupción en el ingreso, sin la correspondencia a cadenas productivas ha sido ampliamente comentada en este espacio, estableciendo parámetros equivocados en cuanto al consumo y fortalecimiento de mercados internos, que desde luego no ha sucedido. Así las cosas, así las decisiones y así también los nombramientos de titularidad de instituciones clave en la conducción de la economía. Los perfiles de profesionales y expertos se han ignorado para continuar con esta calígine adscrita al fracaso. Las voces alertan en lo interno y el exterior hace su parte; desde el Senado norteamericano llega la percepción no solamente de malos entendidos, se descubre la auténtica percepción del camino equivocado en materia energética, tratada y signada. La inversión comprometida en la dirección contraria al esquema mexicano planteado en la improvisación, no es menor. 

Ahora, para colmar el escenario de desavenencias con la razón económica, se plantea desde el ejecutivo, un nombramiento a todas luces improcedente en una figura menor de la administración pública, para gobernar nuestro Instituto Central de Moneda. La política monetaria es una especialidad y no se adquiere sobre la marcha. Naturalmente, el candidato del presidente no reúne esos requisitos, como ha sido costumbre apreciar en sus designaciones. El exterior lo cuestiona y los mercados sancionan. Esa implacable labor, no la conoce el presidente porque su formación se lo impide; su visión del exterior es una negación que transgrede un credo basado en una mística de conducción que perfila a un pensador que redime con pensamiento y aliento la marcha de un pueblo. No existe un precepto filosófico redentor en su esquema, existe la preservación sin reclamo. Eso existe.  

Cuando la cosa pública se anula en materia de contestación, surge el autoritarismo. La democracia debe ser contestable siempre para ser considerada democracia. No olvidemos que las primicias de confrontación en la historia han sido la ocupación territorial y la economía, los recursos. Cuando el socialismo borró los últimos, se extinguió. La territorialidad quedó definida en siglos de ocupación y de extinción por igual. Surgieron las naciones-estado y los límites territoriales se preservan en la paz, con un par de excepciones.

Me resulta difícil concluir un texto en donde la pretensión es una llamada de atención al autoritarismo, a la labor improvisada de un gobierno que sustenta frases, símbolos y eufemismos en vez de gobernar. Puedo, no obstante, adelantar que un micrófono con audiencia a modo no puede suplir una mesa de trabajo, un simple escritorio con audiencia capaz y formada en las lides de la economía de una nación que reclama su espacio, el ganado en generaciones anteriores y dilapidado en este experimento populista y desgastante. 

Comentarios
object(WP_Query)#17659 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73007) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73007) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17658 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17666 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17668 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (73007) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17655 (24) { ["ID"]=> int(74170) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-03 11:09:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-03 16:09:57" ["post_content"]=> string(6805) "Sin profundizar en análisis económico, sin consultar mediciones de la gran economía, por simple aritmética podemos deducir el rotundo fracaso de esta transición en turno; después de tres años sin crecimiento de la economía, podemos iniciar por sumar al producto, por negativo que se presente, 2.4 billones de pesos de nueva deuda, deuda contraída por esta transición, aclarando, no heredada. El endeudamiento de cualquier agente productivo naturalmente es programado, estudiado y resuelto con índices de valor actual para adelantar su recuperación.  La deuda forma parte de un programa de capitalización en donde se reúne capital fresco y financiamiento de plazo para dar cabida a los flujos futuros en donde vendrá la recuperación. Unidas las fuentes de capitalización conforman un costo promedio y ese costo es preciso superarlo de inicio, de otro modo cualquier proyecto fracasa. Ahora veamos lineamientos reales que han conformado el actuar de esta transición con un ejemplo: Dos Bocas. Esta supuesta refinería, porque todavía no opera, ha costado casi nueve mil millones de dólares. Producirá en términos reales casi lo mismo que Deer Park, esto es, menos de 300,000 barriles diarios. La nueva inversión en Deer Park es de menos de 600 millones de dólares.  Si suponemos una demanda para este crudo para refinación, por muy elevado el precio por barril, Dos Bocas jamás llegaría a pagarse. Y si añadimos la intención de refinar por cuenta propia, esto es Pemex, para producción de combustibles de consumo interno, entonces Dos Bocas, junto con las otras seis refinerías en territorio nacional, perderán siempre. Si Pemex queda fuera de sus mercados naturales, tendrá que absorber 45 dólares de costo de extracción por barril por principio. Entonces, volviendo a la simple aritmética, si 2.4 billones de pesos de deuda creada en tres años no resuelve el principal problema que enfrentamos, una empresa quebrada para continuar perdiendo, poco puede esperarse de otros renglones. Pero vayamos a los otros renglones: Santa Lucía, un aeropuerto que no lo es y pretende simular que lo es a partir de Marzo. Santa Lucía no tiene resuelto el espacio aéreo, no tiene resuelta la conexión terrestre y no tiene capacidad para alternar vuelos con el AICM por la proximidad, además de contar con una sola pista y catorce posiciones de embarque. Sus costos son reserva, sus anexiones territoriales están en disputa, su geografía y clima tienen innumerables consideraciones en contra, por tanto su haber dispendiado sin programa no reúne visos de ser recuperado jamás.  El Tren Maya, un concepto impuesto y sin demanda regional, reúne disputas territoriales, concursos abandonados, remiendos sin programa, tramos sin estudio ambiental-a estas alturas-y nuevamente, opacidad y desvíos de recursos imperdonables ante una ética gubernamental inexistente en esta transición. Más renglones: Sembrando Vida a la que debemos exigir cuentas de 72 000 hectáreas deforestadas para dar cabida a una siembra inútil, perniciosa y plagada de vicios en la intermediación con la consecuente corrupción sin medida. Jóvenes Construyendo el Futuro, otra acepción equivocada para insertar ingreso sin programa, que ha servido para interrumpir verdaderos programas de ingreso de cadenas de suministro y a la vez, por opacidad o por carecer de padrón y programa con estructura, la dispersión no ha resuelto metas de pobreza, haciendo más grave esta situación; se han sumado más de cuatro millones a la pobreza del 2018, cuando inició esta transición.  Podemos abundar en innumerables conceptos de desacierto en política económica de esta transición, desde absurdas encuestas hasta disolución de programas en marcha, fideicomisos y organismos autónomos de valía. Nuestra simple aritmética de 2.4 billones de pesos en deuda nueva, no florece bajo ningún esquema de aliento; claramente no podemos observar carreteras, puentes, presas, infraestructura portuaria, aeroportuaria, vías alternas de comunicación y podemos incluir falta de mantenimiento que ha costado vidas en la Línea 12 del metro capitalino. De desastres naturales podemos añadir un capítulo de abandono total al haber cancelado el Fondo de Desastres Naturales.  Ahora vamos al verdadero desastre, el causado, el inducido desde el poder: centralizar funciones para desde esa plataforma de dispendio, atender los conceptos expuestos e inoperantes y abandonar los verdaderos renglones de demanda ciudadana, iniciando por salud y abasto de medicamentos, entre muchas otras. No soltemos el tema de la deuda, no permitamos que en la marea de cifras se olviden 2.4 billones de pesos que no debíamos en 2018. El costo que quisiera calcular el lector, sobre esa deuda, es costo para la nación, se llama servicio de la deuda y es preciso atenderla, eventualmente renovarla, negociar sus plazos, sus vencimientos.  A la llegada de esta transición, la deuda total de la nación tal vez rondaba el 44% del producto, pero el país crecía y por tanto se generaba la capacidad de pago. Ahora, iniciamos el cuarto año de esta transición y el país se encuentra en un estanco productivo, sin crecimiento y con fuga de capitales ante la falta de certidumbre jurídica y estabilidad de la nación para respaldar inversiones. La deuda supera los haberes de la nación y rebasa el producto por más del 3%; se estima que para cerrar 2022 la deuda representará el 54% del producto.  A todo este escenario habrá que agregar una tasa de inflación del 7%. Si la economía sigue en estanco, con inflación incontrolable, se produce una estanflación y revertirla puede tomar una generación. En este texto se ha señalado la deuda contraída en tres años y únicamente se ha tratado de esquematizar sus consecuencias. Existen, desde luego otros considerandos que serán tratados eventualmente, pero he querido resaltar la irresponsabilidad de este régimen en el manejo de política económica. Del inicio de esta transición en 2018 y después de tres años de estudiar sus expresiones y considerar sus propuestas, que no justifican alcances, las metas de política económica no cambian y seguirán siendo recomendadas por organismos financieros internacionales, banca de inversión, calificadoras, por la globalidad imperante y Tratados vigentes y seguirán siendo transmitidas a los oídos sordos de esta transición en turno. " ["post_title"]=> string(52) "La Economía en 2022, los mismos retos de tres años" ["post_excerpt"]=> string(164) "Manuel Torres Rivera hace una evaluación de los proyectos, programas emblemáticos y políticas de la actual administración y su impacto en la economía mexicana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "la-economia-en-2022-los-mismos-retos-de-tres-anos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-03 11:10:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-03 16:10:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74170" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17621 (24) { ["ID"]=> int(74899) ["post_author"]=> string(2) "58" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-25 13:13:33" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-25 18:13:33" ["post_content"]=> string(6275) "Hace algunos días el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicó el informe denominado “Confianza:1 la clave de la cohesión social y el crecimiento en América Latina y el Caribe”. Por medio de esta publicación se pretende introducir en la discusión pública la importancia de la confianza en una sociedad, mostrar cómo afecta al crecimiento económico y qué pueden hacer los gobiernos para fomentarla. Según el informe, el nivel de confianza en América Latina y el Caribe es el más bajo a nivel mundial, pues solo 1 de cada 10 personas cree que se puede confiar en los demás (BID, 2022, p. 3)2. Pero, ¿qué pasa cuando hay desconfianza? De manera general, el BID sostiene que “cuando la confianza está ausente en la sociedad (...) la política es inestable, la calidad de las políticas públicas se deteriora, el crecimiento económico se desacelera, y la equidad social y el bienestar individual disminuyen” (BID, 2022, p.1). De manera específica, dentro de este informe se señala que la existencia de desconfianza en una sociedad distorsiona la actividad económica a través de tres vías. La primera a partir de la relación entre gobierno y empresas: para promover la actividad económica, los gobiernos utilizan un conjunto de políticas. Si las empresas desconfían del gobierno, tienen menos probabilidades de responder a las condiciones favorables que esas políticas puedan crear. En segundo lugar, se encuentra la desconfianza de los ciudadanos hacia las empresas y el gobierno. Cuando los ciudadanos desconfían del gobierno y las empresas, le exigen al primero una regulación excesiva hacia las firmas cuando tratan de innovar, ampliarse y crecer. Y por último, la tercera vía se relaciona con la forma en la que las empresas se organizan internamente y hacen negocios unas con otras. Dentro de las empresas familiares, la desconfianza limita la toma de decisiones. Entre las empresas, la desconfianza aumenta los costos de las transacciones, favorece a las empresas más maduras y crea barreras para la entrada de empresas nuevas y tal vez más eficientes.  En cuanto a las causas, existen ciertos elementos que pueden detonar la desconfianza en los países. Por un lado, la falta de rendición de cuentas y las asimetrías de información, esto debido a que “las personas tienen más probabilidades de actuar de manera oportunista —de manera no confiable—” cuando no están obligados a rendir cuentas” (BID, 2022, p.2).  Asimismo, la falta de castigo es otro elemento que genera desconfianza, “cuando las personas creen que los otros no pagarán un precio por llevar a cabo conductas oportunistas, es más probable que consideren que los demás no son confiables” (BID, 2022, p.16). Ahora que ya sabemos que la desconfianza tiene un costo, ¿qué pueden hacer los gobiernos para fomentarla? El BID señala 3 recomendaciones:   1) “combatir las asimetrías de poder que disminuyen la confianza en los sectores público y privado (...) (BID, 2022, p. 19);  2) Reducir las asimetrías de información “al requerir a los organismos del sector público que comuniquen cuidadosamente las decisiones que toman, y que asuman la responsabilidad por esas decisiones y sus consecuencias” (BID, 2022, p. 20); y 3) el BID recomienda a los países integrar las preocupaciones acerca de la confianza y el civismo en sus iniciativas para abordar los grandes desafíos de la región. Esto significa, enfrentar los desafíos sociales y económicos con reformas que construyan confianza, como la transformación digital de la administración de la política fiscal, una gestión uniforme de las políticas fiscal y regulatoria, y la creación de nuevas instituciones (BID, 2022, p.21) Fomentar la confianza no es tarea fácil. Se requiere de una agenda integral de reformas; sin embargo, los problemas económicos en América Latina nos obligan a voltear a ver la falta de confianza como una posible causa del bajo crecimiento, y por lo tanto, como una variable que debe ser atendida. Fuentes:  -Banco Interamericano de Desarrollo (2022) “Confianza: la clave de la cohesión social y el crecimiento en América Latina y el Caribe” https://publications.iadb.org/es/confianza-la-clave-de-la-cohesion-social-y-el-crecimiento-en-america-latina-y-el-caribe-resumen    -INEGI (2020), Encuesta Nacional de Cultura Cívica (ENCUCI) https://www.inegi.org.mx/contenidos/programas/encuci/2020/doc/ENCUCI_2020_Presentacion_Ejecutiva.pdf  1 Dentro de este informe la confianza se define como la fe en los demás: en su honestidad, fiabilidad y buena voluntad y puede ser entendida como la creencia de que otros no actuarán de manera oportunista, no harán promesas que no puedan cumplir y no renegarán de las promesas que sí pueden cumplir (BID, 2022, p. 1)  2 Para el caso mexicano los datos de la Encuesta Nacional de Cultura Cívica del INEGI (2020) señalan que solo 2 de cada 10 personas consideran que se puede tener alto grado de confianza en la mayoría de las personas y para el caso de servidores públicos este dato baja a 1 de cada 10.   " ["post_title"]=> string(83) "¿Por qué los niveles de confianza son importantes para el crecimiento económico?" ["post_excerpt"]=> string(85) "El nivel de confianza en América Latina y el Caribe es el más bajo a nivel mundial." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(78) "por-que-los-niveles-de-confianza-son-importantes-para-el-crecimiento-economico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-25 13:13:33" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-25 18:13:33" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74899" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17655 (24) { ["ID"]=> int(74170) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-03 11:09:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-03 16:09:57" ["post_content"]=> string(6805) "Sin profundizar en análisis económico, sin consultar mediciones de la gran economía, por simple aritmética podemos deducir el rotundo fracaso de esta transición en turno; después de tres años sin crecimiento de la economía, podemos iniciar por sumar al producto, por negativo que se presente, 2.4 billones de pesos de nueva deuda, deuda contraída por esta transición, aclarando, no heredada. El endeudamiento de cualquier agente productivo naturalmente es programado, estudiado y resuelto con índices de valor actual para adelantar su recuperación.  La deuda forma parte de un programa de capitalización en donde se reúne capital fresco y financiamiento de plazo para dar cabida a los flujos futuros en donde vendrá la recuperación. Unidas las fuentes de capitalización conforman un costo promedio y ese costo es preciso superarlo de inicio, de otro modo cualquier proyecto fracasa. Ahora veamos lineamientos reales que han conformado el actuar de esta transición con un ejemplo: Dos Bocas. Esta supuesta refinería, porque todavía no opera, ha costado casi nueve mil millones de dólares. Producirá en términos reales casi lo mismo que Deer Park, esto es, menos de 300,000 barriles diarios. La nueva inversión en Deer Park es de menos de 600 millones de dólares.  Si suponemos una demanda para este crudo para refinación, por muy elevado el precio por barril, Dos Bocas jamás llegaría a pagarse. Y si añadimos la intención de refinar por cuenta propia, esto es Pemex, para producción de combustibles de consumo interno, entonces Dos Bocas, junto con las otras seis refinerías en territorio nacional, perderán siempre. Si Pemex queda fuera de sus mercados naturales, tendrá que absorber 45 dólares de costo de extracción por barril por principio. Entonces, volviendo a la simple aritmética, si 2.4 billones de pesos de deuda creada en tres años no resuelve el principal problema que enfrentamos, una empresa quebrada para continuar perdiendo, poco puede esperarse de otros renglones. Pero vayamos a los otros renglones: Santa Lucía, un aeropuerto que no lo es y pretende simular que lo es a partir de Marzo. Santa Lucía no tiene resuelto el espacio aéreo, no tiene resuelta la conexión terrestre y no tiene capacidad para alternar vuelos con el AICM por la proximidad, además de contar con una sola pista y catorce posiciones de embarque. Sus costos son reserva, sus anexiones territoriales están en disputa, su geografía y clima tienen innumerables consideraciones en contra, por tanto su haber dispendiado sin programa no reúne visos de ser recuperado jamás.  El Tren Maya, un concepto impuesto y sin demanda regional, reúne disputas territoriales, concursos abandonados, remiendos sin programa, tramos sin estudio ambiental-a estas alturas-y nuevamente, opacidad y desvíos de recursos imperdonables ante una ética gubernamental inexistente en esta transición. Más renglones: Sembrando Vida a la que debemos exigir cuentas de 72 000 hectáreas deforestadas para dar cabida a una siembra inútil, perniciosa y plagada de vicios en la intermediación con la consecuente corrupción sin medida. Jóvenes Construyendo el Futuro, otra acepción equivocada para insertar ingreso sin programa, que ha servido para interrumpir verdaderos programas de ingreso de cadenas de suministro y a la vez, por opacidad o por carecer de padrón y programa con estructura, la dispersión no ha resuelto metas de pobreza, haciendo más grave esta situación; se han sumado más de cuatro millones a la pobreza del 2018, cuando inició esta transición.  Podemos abundar en innumerables conceptos de desacierto en política económica de esta transición, desde absurdas encuestas hasta disolución de programas en marcha, fideicomisos y organismos autónomos de valía. Nuestra simple aritmética de 2.4 billones de pesos en deuda nueva, no florece bajo ningún esquema de aliento; claramente no podemos observar carreteras, puentes, presas, infraestructura portuaria, aeroportuaria, vías alternas de comunicación y podemos incluir falta de mantenimiento que ha costado vidas en la Línea 12 del metro capitalino. De desastres naturales podemos añadir un capítulo de abandono total al haber cancelado el Fondo de Desastres Naturales.  Ahora vamos al verdadero desastre, el causado, el inducido desde el poder: centralizar funciones para desde esa plataforma de dispendio, atender los conceptos expuestos e inoperantes y abandonar los verdaderos renglones de demanda ciudadana, iniciando por salud y abasto de medicamentos, entre muchas otras. No soltemos el tema de la deuda, no permitamos que en la marea de cifras se olviden 2.4 billones de pesos que no debíamos en 2018. El costo que quisiera calcular el lector, sobre esa deuda, es costo para la nación, se llama servicio de la deuda y es preciso atenderla, eventualmente renovarla, negociar sus plazos, sus vencimientos.  A la llegada de esta transición, la deuda total de la nación tal vez rondaba el 44% del producto, pero el país crecía y por tanto se generaba la capacidad de pago. Ahora, iniciamos el cuarto año de esta transición y el país se encuentra en un estanco productivo, sin crecimiento y con fuga de capitales ante la falta de certidumbre jurídica y estabilidad de la nación para respaldar inversiones. La deuda supera los haberes de la nación y rebasa el producto por más del 3%; se estima que para cerrar 2022 la deuda representará el 54% del producto.  A todo este escenario habrá que agregar una tasa de inflación del 7%. Si la economía sigue en estanco, con inflación incontrolable, se produce una estanflación y revertirla puede tomar una generación. En este texto se ha señalado la deuda contraída en tres años y únicamente se ha tratado de esquematizar sus consecuencias. Existen, desde luego otros considerandos que serán tratados eventualmente, pero he querido resaltar la irresponsabilidad de este régimen en el manejo de política económica. Del inicio de esta transición en 2018 y después de tres años de estudiar sus expresiones y considerar sus propuestas, que no justifican alcances, las metas de política económica no cambian y seguirán siendo recomendadas por organismos financieros internacionales, banca de inversión, calificadoras, por la globalidad imperante y Tratados vigentes y seguirán siendo transmitidas a los oídos sordos de esta transición en turno. " ["post_title"]=> string(52) "La Economía en 2022, los mismos retos de tres años" ["post_excerpt"]=> string(164) "Manuel Torres Rivera hace una evaluación de los proyectos, programas emblemáticos y políticas de la actual administración y su impacto en la economía mexicana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "la-economia-en-2022-los-mismos-retos-de-tres-anos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-03 11:10:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-03 16:10:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74170" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "6cd56cebf255c460d40850a3d7136e49" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

La Economía en 2022, los mismos retos de tres años

Manuel Torres Rivera hace una evaluación de los proyectos, programas emblemáticos y políticas de la actual administración y su impacto en la...

enero 3, 2022

¿Por qué los niveles de confianza son importantes para el crecimiento económico?

El nivel de confianza en América Latina y el Caribe es el más bajo a nivel mundial.

enero 25, 2022




Más de categoría

¿Por qué los niveles de confianza son importantes para el crecimiento económico?

El nivel de confianza en América Latina y el Caribe es el más bajo a nivel mundial.

enero 25, 2022
Dependencia sin riqueza

Dependencia sin riqueza

A continuación Manuel Torres Rivera explica la relación entre el populismo y el manejo de los recursos públicos en...

enero 24, 2022

El comercio global podría ser un motor que termine por impulsar la economía mexicana en 2022

El comercio mundial está ya en los niveles vistos antes de la pandemia. México no es ajeno a esta...

enero 21, 2022

La apuesta de Citigroup en México por los clientes institucionales

Citigroup es líder global. Tiene aproximadamente 200 millones de cuentas de clientes y mantiene operaciones en más de 160...

enero 20, 2022