MCQUEEN

“Steve McQueen, when I was a little boy I wanted to grow up to be Steve McQueen, the coolest doggone motherscratcher on the silver screen” . -Drive By Truckers.

10 de noviembre, 2022 Steve McQueen

Steve McQueen fue el primer gran héroe de acción en Hollywood. Amante de la velocidad y de los excesos (se distinguió por no admitir que un doble lo suplantara en las escenas complicadas, acto que resultó determinante en su carrera)este rubio de penetrantes ojos azules tuvo una muy peculiar conexión con el público, quien le asignó el alias de “The King of Cool”. En su mejor momento, el oriundo de Beech Grove, Indiana, era todo un imán en la taquilla; los apasionados del séptimo arte, los cinéfilos enloquecidos, siempre recordarán títulos como El gran escapeBullitLa huidaInfierno en la torreEl gran desafíoPapillon y Los siete magníficos.  

Rebelde y rudo dentro y fuera de la pantalla; un artista de la seducción, un galán amado por el sexo femenino y admirado por el masculino; Steve McQueen es catalogado como el hombre por excelencia, el referente de la clase y del estilo que marcó toda una época. Nadie como él encarna el espíritu de los sesenta y setentas. Es indudable que “The King of Cool” (magnifico sobrenombre, por cierto), siempre supo lidiar con el estrellato: lo entendía perfectamente y lo aprovechaba al máximo. 

Steve era un actor de cine. Adoraba la cámara y la cámara lo adoraba a él. Siempre era auténtico, en parte porque siempre se interpretaba a sí mismo”, se lee en un añeja conversación periodística con el director Norman Jewison, que realizó tres filmes al lado del histrión.  

Cabe mencionar que el actor mejor pagado de su tiempo, tuvo varios encuentros con las artes marciales. McQueen fue uno de los amigos personales del mundialmente famoso Bruce Lee, quien lo entrenó en JeetKune Doe. Además, el protagonista de la primera versión de El caso Thomas Crown, gozaba también en la vida real de un muy conocido entusiasmo por el riesgo, era un enorme fanático de la adrenalina: conducía motos y coches de carreras. Estuvo a punto de convertirse en piloto profesional; de hecho se le podía ver regularmente en circuitos automovilísticos piloteando sus propios vehículos.  “Correr es mi vida, y todo lo de antes y después, puede esperar” dice en su papel de Michael Delaney para la película Le Mans

En 1968, Steve McQueen y un Ford Mustang se convierten en las estrellas absolutas del mundo del cine. Según el escritor canadiense David Gilmour, la película Bullit (historia de un policía que decide tomar la justicia en sus manos luego de que asesinan a un testigo que él debía proteger, y que se estrenó en las salas cinematográficas hace ya más de cuarenta años), “aun conserva la autoridad del acero inoxidable”. Su frenética persecución por las calles de San Francisco, plagiada hasta el hartazgo, con la música del  argentino  Lalo Schifrin(Cool Hand Luke y Mission: Impossible) detonando detrás y McQueen volando por los cerros arriba de su 390 GT verde, ha quedado como todo un icono de las secuencias de acción.  

En términos generales, Steve McQueen nunca dio pie a escándalos, más allá de sus amoríos, claros. Su romance más sonado, sin duda, es el que sostuvo en 1972 con la actriz Ali MacGraw (Love story), que rompe su matrimonio con la cantante y bailarina Neile Adams. Ali, por su parte, en ese momento era la esposa del legendario productor Robert Evans, mandamás de los estudios Paramount. El noviazgo de estos dos actores comienza, saltando en seguida a los tabloides,  durante el rodaje de La huida, el clásico de Sam Peckinpah; una obra maestra que se benefició de los chismorreos de la prensa de espectáculos y acabó convirtiéndose en un éxito rotundo. Steve McQueen y Ali MacGraw se casaron el 12 de julio de 1973, pero desafortunadamente el matrimonio dura solo cuatro años.

A causa de un problema pulmonar (un cáncer de los más raros: el mesotelioma), justo cuando estaba en la cima de la popularidad, Steve McQueen decide retirarse. Los mejores doctores estadounidenses le niegan toda esperanza, por eso mismo huye a México. El 7 de noviembre de 1980 fallece en un hospital de Ciudad Juárez, como consecuencia de un ataque cardiaco después de una operación. Desaparece prematuramente con 50 años de edad. “Se peleaba a muerte con los directores para hacer las cosas a su manera. Así era para todo. Siempre al límite. Siempre McQueen” afirman nostálgicos sus familiares. 

Comentarios


object(WP_Query)#18806 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85546) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85546) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18810 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18808 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18809 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-05 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (85546) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(87991) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-20 10:35:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-20 15:35:02" ["post_content"]=> string(4943) "Querida Tora: No sabes la que se armó el otro día en la vecindad. Y fue por una cosa muy personal, muy privada, pero que una de las protagonistas empezó a propagar a gritos un domingo a mediodía, cuando el patio estaba lleno de gente (yo creo que calculó muy bien el día y la hora, para ver si conseguía apoyo de algunos vecinos). Pero ahorita vas a ver lo que pasó. En el 10 hay unos vecinos nuevos, un matrimonio joven que tiene un niño de meses, que se han hecho muy populares en la vecindad, precisamente porque el bebé está bonito y es muy simpático, y todos lo quieren ver y hacerle gracias para que se ría. Pues en eso estaban los vecinos, cuando entró una muchacha bastante guapa (más que guapa, era lo que aquí llaman “muy buena”) y se lanzó sobre el papá del bebé diciendo “Mi amor”, “Tesoro mío”, “¡Por fin te encontré!”, y le echó los brazos al cuello y lo besó en la boca como besan en las películas porno las artistas (según me han contado, porque a mi no me consta). Imagínate el desconcierto de todos; pero, sobre todo, el de la esposa, que no sabía qué hacer ni qué decir. Pero al cabo de un rato, le jaló el cabello a la mujer para separarla del muchacho y la increpó de fea forma. Pero ella le dio una bofetada que sonó a estampido de llanta que truena, y dijo que venía “por el amor de su vida”. Enseguida se armó un argüende tremendo, en el que todo el mundo hablaba y nadie se entendía. Al fin, sonó un estampido (de verdad, un estampido de pistola, aunque fuera de chinampinas), que logró el silencio. Y el portero se plantó en el centro del tumulto y exigió a la muchacha que se explicara. La chica dijo que ella y el chavo habían sido novios desde la primaria, pero tres años antes ella lo había dejado porque le habían ofrecido un mejor puesto de trabajo fuera de la ciudad; y para aceptarlo tuvo que romper con él. Y que se había ido con el corazón destrozado. Pero el trabajo ya se había acabado (nunca explicó qué clase de trabajo era), y ahora volvía por su verdadero amor. Esto arrancó suspiros y grititos de muchas de las viejas de la vecindad, sobre todo de las más afectas a las telenovelas. Pero hubo muchas que dijeron que eso no era justo, que ya había perdido su oportunidad. La del 10 protestó, diciendo que ella tenía un hijo del chavo, que ya habían armado su vida, que estaban contentos y que se querían. La que regresó del misterioso trabajo dijo que ella tenía derechos de antigüedad, que había cometido un error al dejarlo, pero que quería rehacer su vida y ser feliz; y que estaba dispuesta a luchar por conseguirlo. Entonces, el chavo le dijo que la había querido mucho, pero que eso ya pertenecía al pasado; que quería a su esposa y a su hijo, y le pidió que lo dejara seguir su vida, ahora que ya había alcanzado la paz. Pero la muchacha le dijo que a quien amaba era a ella, que la esposa era un error sin importancia; y el bebé, un obstáculo que un hospicio podía resolver. ¡Y que se quita la blusa! Esta vez, el griterío fue de los “caballeros”, que lo menos que hicieron  fue decir al del 10 que la chava estaba mejor que su esposa, que dejara a ésta o que se que se quedara con las dos, que es lo que hacen los hombres de verdad. Entonces, él pidió que se callaran; y cuando lo logró, apoyado por las pistolas de los guaruras (que aunque de chinampinas, son impresionantes) le puso la blusa a su ex y la condujo a la calle. Luego, pidió al portero que cerraran las puertas de la vecindad. Y la muchacha esa se quedó en la calle, gritando y exigiendo que le devolvieran a su verdadero amor, hasta que se quedó dormida en la banqueta. Y esa misma noche, los chavos del 10 y su bebé abandonaron la vecindad con destino desconocido, para evitar otros incidentes como el de ese día. Yo les doy la razón: es mejor cortar por lo sano. Porque la ex volvió a ir, pero nadie supo decirle a dónde se habían ido los chavos. Quién sabe lo que sería de ella. Me quedé un poco triste al comprobar que, a veces, la gente toma  decisiones que las perjudican. Pero más triste es ver que algunas quieren hacer su voluntad, pasando por encima de los demás y atropellando principios universales. ¿O será que ellas no tienen principios? Te lo dejo para que lo pienses. Te quiere Cocatú

Te puede gustar:

Cartas a Tora 296

" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 297" ["post_excerpt"]=> string(172) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-297" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-20 10:43:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-20 15:43:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87991" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18770 (24) { ["ID"]=> int(88110) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-24 13:03:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-24 18:03:12" ["post_content"]=> string(5210) "Justo hace un par de días me enteré del fallecimiento de Roberto, un buen amigo virtual, al cual nunca tuve ocasión de conocer en persona. Compartíamos muchos gustos afines, la misma profesión de médicos, él en la especialidad de Cardiología; amantes de la buena música, aunque él con mucho me llevaba ventaja, experto en hallar grabaciones clásicas poco conocidas, que no dudaría en compartir durante muchos años con su círculo virtual, desde Buenos Aires. De igual manera publicaba imágenes de reuniones familiares, viajes y actividades culturales. Menciono todo lo anterior porque, visto así, acabo de perder un gran amigo, aun cuando  la forma más cercana de comunicarnos fue videollamada, pero tan cercano como muchos otros a quienes conozco en forma presencial. Ese día inicié mi reflexión de cada domingo, que envío junto con la actualización semanal de mi blog (https://contraluzcoah.blogspot/) precisamente señalando su partida, y lo que implica el acompañamiento que hacemos unos de otros a lo largo de la vida. Durante el domingo jugaron en mi cabeza varias preposiciones que hoy deseo plasmar por escrito: “Por, para y con”. En este caso aplicadas a las relaciones interpersonales, a esos lazos de unión que se dan entre dos personas, de muy distintas maneras, con muy variados resultados.   Vamos conociendo otros seres humanos con los que podremos establecer, desde encuentros fugaces e intrascendentes, hasta relaciones permanentes, como fue el caso de mi amigo Roberto, quien tenía más de cincuenta años de matrimonio con su esposa Kapitolina. De orígenes distintos, de gustos que fueron aprendiendo a acoplar por el camino; guardaré de su relación de pareja el recuerdo de quienes han vivido de manera armónica con aquello que les rodea, aunque manteniendo cada uno sus propias pasiones: él por su profesión y por la música; ella por el cultivo de flores exóticas y la comida tradicional, entre otras actividades que desde el inicio definieron a uno y otra sin conflicto, respetando la vida del compañero de camino. Formaron una familia amorosa que ahora lamenta la partida del padre, pero se queda con un cúmulo inagotable de memorias y enseñanzas, que lo mantendrán vivo entre ellos, así  como entre quienes tuvimos la fortuna de conocerlo de otras formas. Por, para y con: hay quien puede preguntarnos quién es la persona más importante en nuestra vida, y de entrada no dudaremos en mencionar la pareja, los padres o los hijos. Sentimos que vivimos por y para ellos, y que cualquier otra cosa es secundaria. Sin embargo, en un segundo análisis, podremos descubrir que la persona más importante en la vida es uno mismo, por simple sentido común.  Si no me amo a mí mismo, no estoy en capacidad de amar a otros.  No es gratuita la mención bíblica de: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, lo que lleva implícito que primero tengo que amarme a mí mismo, para cumplir con este mandamiento. Por, para y con: las películas mexicanas de la época de oro dan cuenta de esos ideales de mediados del siglo pasado: Vivir para los demás sin importar que se nos fuera la vida en ello.  Viene a mi mente la imagen de Marga López en el papel de resignada madre mexicana, costurera de oficio, que va perdiendo la vista, pero se niega a destinar un solo peso en una revisión médica y posible compra de anteojos, para no “molestar” a sus hijos adultos. Sacrificarse hasta la muerte de forma absurda para el hogar, para la familia, para otras causas más allá de sí misma, sin establecer prioridades sensatas. Por, para y con: finalmente viene “con”, la preposición liberadora que parte del amor propio, de cuidarme y satisfacer mis necesidades personales, y así  estar en condiciones de salir a acompañar a otros. Sentir que yo soy la razón que impulsa mi ánimo cada mañana, que no necesito más estímulo para activarme, y que me siento feliz conmigo mismo, como dicen los franceses: Ȇtre bien dans sa peau. En estas condiciones, ahora sí, andar el camino de la vida con la pareja, los hijos, los amigos…Con ellos, acompañándolos, respetando cada uno su espacio; dándose oportunidad de un crecimiento personal individual. Así como llegan van partiendo de nuestro lado, de manera circunstancial algunos, definitiva otros, pero siempre tendremos la compañía de nosotros mismos, hasta el final. Hoy sé que Roberto ha partido después de una vida plena y productiva.  Kapitolina vive su dolor de esposa, pero sigue su propio camino, porque se tiene a ella misma en primer término, después a sus seres queridos, y aún hay mucho por vivir.
También descubre:
Eufemismos que matan (ruizhealytimes.com)" ["post_title"]=> string(21) "Gramática de la vida" ["post_excerpt"]=> string(113) "Ésta es nuestra obligación hacia el niño; darle un rayo de luz y seguir nuestro camino. -María Montessori. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "gramatica-de-la-vida" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-24 13:08:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-24 18:08:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88110" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(87991) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-20 10:35:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-20 15:35:02" ["post_content"]=> string(4943) "Querida Tora: No sabes la que se armó el otro día en la vecindad. Y fue por una cosa muy personal, muy privada, pero que una de las protagonistas empezó a propagar a gritos un domingo a mediodía, cuando el patio estaba lleno de gente (yo creo que calculó muy bien el día y la hora, para ver si conseguía apoyo de algunos vecinos). Pero ahorita vas a ver lo que pasó. En el 10 hay unos vecinos nuevos, un matrimonio joven que tiene un niño de meses, que se han hecho muy populares en la vecindad, precisamente porque el bebé está bonito y es muy simpático, y todos lo quieren ver y hacerle gracias para que se ría. Pues en eso estaban los vecinos, cuando entró una muchacha bastante guapa (más que guapa, era lo que aquí llaman “muy buena”) y se lanzó sobre el papá del bebé diciendo “Mi amor”, “Tesoro mío”, “¡Por fin te encontré!”, y le echó los brazos al cuello y lo besó en la boca como besan en las películas porno las artistas (según me han contado, porque a mi no me consta). Imagínate el desconcierto de todos; pero, sobre todo, el de la esposa, que no sabía qué hacer ni qué decir. Pero al cabo de un rato, le jaló el cabello a la mujer para separarla del muchacho y la increpó de fea forma. Pero ella le dio una bofetada que sonó a estampido de llanta que truena, y dijo que venía “por el amor de su vida”. Enseguida se armó un argüende tremendo, en el que todo el mundo hablaba y nadie se entendía. Al fin, sonó un estampido (de verdad, un estampido de pistola, aunque fuera de chinampinas), que logró el silencio. Y el portero se plantó en el centro del tumulto y exigió a la muchacha que se explicara. La chica dijo que ella y el chavo habían sido novios desde la primaria, pero tres años antes ella lo había dejado porque le habían ofrecido un mejor puesto de trabajo fuera de la ciudad; y para aceptarlo tuvo que romper con él. Y que se había ido con el corazón destrozado. Pero el trabajo ya se había acabado (nunca explicó qué clase de trabajo era), y ahora volvía por su verdadero amor. Esto arrancó suspiros y grititos de muchas de las viejas de la vecindad, sobre todo de las más afectas a las telenovelas. Pero hubo muchas que dijeron que eso no era justo, que ya había perdido su oportunidad. La del 10 protestó, diciendo que ella tenía un hijo del chavo, que ya habían armado su vida, que estaban contentos y que se querían. La que regresó del misterioso trabajo dijo que ella tenía derechos de antigüedad, que había cometido un error al dejarlo, pero que quería rehacer su vida y ser feliz; y que estaba dispuesta a luchar por conseguirlo. Entonces, el chavo le dijo que la había querido mucho, pero que eso ya pertenecía al pasado; que quería a su esposa y a su hijo, y le pidió que lo dejara seguir su vida, ahora que ya había alcanzado la paz. Pero la muchacha le dijo que a quien amaba era a ella, que la esposa era un error sin importancia; y el bebé, un obstáculo que un hospicio podía resolver. ¡Y que se quita la blusa! Esta vez, el griterío fue de los “caballeros”, que lo menos que hicieron  fue decir al del 10 que la chava estaba mejor que su esposa, que dejara a ésta o que se que se quedara con las dos, que es lo que hacen los hombres de verdad. Entonces, él pidió que se callaran; y cuando lo logró, apoyado por las pistolas de los guaruras (que aunque de chinampinas, son impresionantes) le puso la blusa a su ex y la condujo a la calle. Luego, pidió al portero que cerraran las puertas de la vecindad. Y la muchacha esa se quedó en la calle, gritando y exigiendo que le devolvieran a su verdadero amor, hasta que se quedó dormida en la banqueta. Y esa misma noche, los chavos del 10 y su bebé abandonaron la vecindad con destino desconocido, para evitar otros incidentes como el de ese día. Yo les doy la razón: es mejor cortar por lo sano. Porque la ex volvió a ir, pero nadie supo decirle a dónde se habían ido los chavos. Quién sabe lo que sería de ella. Me quedé un poco triste al comprobar que, a veces, la gente toma  decisiones que las perjudican. Pero más triste es ver que algunas quieren hacer su voluntad, pasando por encima de los demás y atropellando principios universales. ¿O será que ellas no tienen principios? Te lo dejo para que lo pienses. Te quiere Cocatú

Te puede gustar:

Cartas a Tora 296

" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 297" ["post_excerpt"]=> string(172) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-297" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-20 10:43:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-20 15:43:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87991" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f52e55de781a12de7fdd6ee494016d27" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
CARTAS A TORA 297

CARTAS A TORA 297

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora,...

enero 20, 2023
textos de maria del carmen maqueo

Gramática de la vida

Ésta es nuestra obligación hacia el niño; darle un rayo de luz y seguir nuestro camino. -María Montessori.

enero 24, 2023




Más de categoría
CARTAS A TORA

CARTAS A TORA 299

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe...

febrero 3, 2023
el amante

El abrazo del amante

Sólo espero el abrazo del amante.  Cálido y suave, reconfortante.  La sutil invitación,  para que me recueste y descanse. ...

febrero 2, 2023
CARTAS A TORA 298

CARTAS A TORA 298

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe...

enero 27, 2023
fotografia de klaus nomi

Klaus Nomi: el alienígena de Bowie

Tras su muerte, Klaus Nomi se convirtió en una figura de culto en lugares tan dispares como Nueva York...

enero 26, 2023