LAS ALCALDÍAS DE LA CDMX , TROZOS DE CIUDAD INSEPARABLES

Este texto da cuenta de la conformación de la Capital de la República, desde su fundación como Ciudad de México, la formación y transformación de cuarteles en 13 municipalidades, la conversión de éstas en delegaciones políticas, la...

18 de junio, 2021 ALCALDÍAS DE LA CDMX

Este texto da cuenta de la conformación de la Capital de la República, desde su fundación como Ciudad de México, la formación y transformación de cuarteles en 13 municipalidades, la conversión de éstas en delegaciones políticas, la fragmentación de la correspondiente a la Ciudad De México en cuatro nuevas Delegaciones, hasta la promulgación de la Constitución vigente del 5 de febrero de 2017, donde el Distrito Federal desaparece y retoma el nombre de la sede se sus antiguos poderes.

La CDMX, antes Distrito Federal, ha sido sujeta a muy diversos ejercicios para asegurar su gobernabilidad. Siendo desde la época de la conquista, Tenochtitlan el corazón de imperio azteca, Hernán Cortes, funda el Ayuntamiento de México en Coyoacán, de ahí el nombre oficial de la Ciudad de México a partir de 1585.

El nombre de Ciudad de México se mantuvo y por su tamaño, en 1782 el Virrey Martin Mayorga la dividió en 8 cuarteles mayores y 32 menores, con el ánimo, como lo estableció la Constitución de Cádiz de 1812, de generar “gobiernos de cercanía” con jefes políticos que eran el conducto para la relación de Ayuntamientos y jefes superiores.

Al triunfo de la Independencia, la Ciudad de México, y ya en 1824 con la Constitución de ese año, se determinó “Elegir el lugar de residencia de los poderes de la federación”. Así el congreso decretó el 18 de noviembre de 1824, la creación del Distrito Federal, tomando como centro la plaza de la Constitución de la Ciudad de México en un radio de 8380 metros.

El Distrito Federal se integró por la unión de varias villas y pueblos y se inició la división territorial del mismo para constituir una sola unidad geopolítica, pero integrada en el año de 1903 por 13 municipalidades.

En 1928, una Reforma Constitucional suprime el sistema municipal en el Distrito Federal y su Gobierno se encomienda al Presidente de la República y los habitantes del mismo pierden en términos absolutos sus derechos políticos. Así, se crea el Departamento del Distrito Federal, encomendándose su gobierno al Presidente de la República, quien lo ejercerá mediante la designación de un Jefe del Departamento del Distrito Federal. En otras palabras, se le confiere al Ejecutivo la facultad de nombrarlo y/o removerlo libremente.




Entonces, las 13 municipalidades pasaron a ser “Delegaciones”, donde la Ciudad de México era la sede de los poderes del D.F. y las otras 12 se conservaron sin cambios. En 1970 la división territorial establecida en la Ley Orgánica de 1941 se modifica. 

El Distrito Federal y sus entonces 7 millones de habitantes empezaron a recuperar sus derechos políticos en 1987, año en que se crea la Asamblea de Representantes, integrada por 40 representantes electos por el principio de mayoría relativa vía distritos electorales uninominales y 26 Representantes de representación proporcional.

La vida democrática en el Distrito Federal estaba ya en marcha y en 1997, en un ejercicio plural y democrático cuando es electo el primer Jefe de Gobierno del Distrito Federal: el Ing.  Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Asimismo se mantienen sus 16 Delegaciones y de tener una Asamblea de Representantes, pasa a tener una Asamblea Legislativa.

En el año 2017 el 5 de Febrero, se publica y entra en vigor la nueva Constitución donde se cambia el nombre al Distrito Federal por el de Ciudad de México, que en 1970, siendo la Capital del Distrito Federal, se convirtió en 4 Delegaciones.

En esa misma Constitución se modifica el término “Delegaciones” y se crean las “Alcaldías”. El propósito de la Reforma fue transitar del modelo de un Distrito Federal a una Ciudad Capital con autonomía Constitucional similar al resto de las Entidades Federativas.

La Ciudad de México cuenta ahora con 16 Alcaldías y un Congreso local. Se busca darle gobernabilidad en condiciones cada día más complejas a los 9 millones de habitantes que aquí radicamos, población que tiende a reducirse en forma irreversible anualmente, baste señalar que en el censo del 2010 éramos 8.8 millones de habitantes, en una superficie de 1493 km2 el 1% del total de la superficie del país.

El fenómeno de urbanización, de expansión incontrolada por siglos desde su fundación, provocó el actual caos, pues los esquemas de gobernabilidad instrumentados a través de los siglos no previeron ni planearon el rumbo. Una razón es que desde 1782 con el primer Virrey, la Cd. De México y sus cuarteles no sumaban más de 47 mil habitantes concentrados, la mitad en lo que hoy conocemos como el “Centro histórico” y la otra mitad en villas, pueblos y rancherías dispersas en ese enorme territorio que abarcaba el valle de México.

El primer plano “ ygnográfico de la Cd. de México” se formuló en 1794 por el Arq. Ignacio Castera, quien por instrucciones del Conde de Revillagigedo Virrey de 1789 a 1796, emprendió una amplia acción de mejoras a la Cd. de México: abasto de agua, drenaje, saneamiento, empedrado de calles, “se incluye la construcción del acueducto de Chapultepec”. En su calidad de Maestro Mayor de la ciudad, levantó dos planos que aún se conservan de una ciudad que contaba con 25 mil habitantes en una superficie de 5 km2 (500 hectáreas).

El primer intento serio en el siglo XX de planificar la Ciudad de México se llevó a cabo en 1927 por el Arq. Carlos Contreras Elizondo después de los intentos porfiristas que abrazaron firmemente la modernización del país y de su Ciudad Capital. El plano regulador de 1927 era muy ambicioso y logró grandes avances en materia de vialidad, obras hidráulicas, parques y jardines, viviendas, etc.

La rápida urbanización de la ciudad, la migración del campo a la urbe a partir de los años 50 del siglo pasado, generaron grandes retos que hoy, a casi 500 años de su fundación, la ciudad sigue enfrentando. Las Alcaldías son trozos de ciudad cuya gobernabilidad es cada día más compleja ante la fracturación de los mandos políticos.

Lee:

EL TRANSPORTE PÚBLICO INFORMAL | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)

Comentarios
object(WP_Query)#17814 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67028) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "25-06-2021" ["before"]=> string(10) "23-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67028) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "25-06-2021" ["before"]=> string(10) "23-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17813 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17857 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17808 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "25-06-2021" ["before"]=> string(10) "23-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-06-25 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-07-23 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (67028) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17847 (24) { ["ID"]=> int(67717) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-06 07:58:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-06 12:58:55" ["post_content"]=> string(5793) "Hubo un hombre que tuvo un sueño en el que se le revelaba una fuente donde, en su profundidad, había oculto un tesoro inimaginable; al despertar el obsesionado soñador salió al camino en cuanto despertó, buscaba el pozo para hallar el tesoro; recorrió el mundo, abandonó a sus hijos que crecieron sin padre, arriesgó su vida y luego de muchos años, volvió cubierto de las amargas memorias del fracaso, había visitado todo el mundo conocido, violentado hogares y tratado por todos los medios de encontrar su fortuna; cuando volvió, al cruzar el umbral de su casa, ya abandonada y casi derruida, cayó de rodillas, sus ojos bañados en lágrimas habían descubierto el pozo de sus sueños y en efecto, en el fondo estaba el tesoro que lo había llevado a andar el mundo. Esta historia, narrada en una de las Mil y una noches, tiene muchas lecturas, no todas gratas; pero ahora que muchos pensamos en la manera como habremos de reconstruirnos después de la debacle que hemos vivido, que nos reinventamos y cambiamos nuestras maneras de hacer las cosas, de intentar nuevos caminos, me encuentro con uno de esos tesoros que vemos morir de inanición frente a nuestras narices. En la zona de Tehuacán está Zapotitlán Salinas, un rincón que ha producido sal por dos mil años, su fama hizo en alguna época que Moctezuma visitara el área para conocer el proceso; sus panecillos de sal, oro blanco, fue moneda de cambio en el trueque y resistieron cambios y transformaciones hasta que la sal refinada, industrial, hizo casi inviable su sobrevivencia. Sin embargo, ahí siguen, tirando, apostando la vida y la tradición para lograr un magro salario -valga el juego de palabras-, así es como nos devanamos los sesos buscando el tesoro sobre el que estamos sentados. Juan Diego Hernández Cortés, es un artesano de la sal, un hombre que conoce y ama el producto del que han vivido su familia y sus antepasados por generaciones; es, sin ánimo ni exageración bíblica, la sal del mundo. Se ha propuesto, con necedad irredenta que y esta manera de hacer las cosas pueda seguir y crecer; busca crear una marca colectiva avanza con quienes creen en él y su proyecto, con quienes nunca lo hemos visto en persona pero sabemos que existe y lo que hace. A finales del siglo XIX, los liberales, como los que escribieron el Himno Nacional con aquello de retiemble en sus centros la tierra, se dieron a la tarea de crear el imaginario nacional, nuestra mitología; ya se sabe, las leyendas de los héroes de la independencia, El Pípila y aquello de que “los valientes no asesinan”; ellos nos hicieron creer, conforme a la tradición de su tiempo, que la gloria correspondía a las naciones que habían surgido a la vida como Italia y Alemania, que se habían afianzado como Francia y España generando el proyecto del Estado Nación, un Estado, una Nación, una religión, un idioma, como signos de identidad una unidad de origen y destino; como parte de esa mitología nos hicieron creer que éramos un pueblo guerrero y en ello fincaron nuestro honor; pero el mito es solo uno más que uno puede creer o no y la rudeza y elegancia de su enunciado oculta otra realidad que hemos preferido ocultar y disimular.  Nunca hemos sido una unidad de origen ni de destino; somos y siempre hemos sido un grupo enorme, hegemónico, no siempre el mismo, que le ha puesto las reglas a los demás habitantes; somos una abigarrada colección de grupos humanos que decidimos estar juntos a través de pactos fundamentales como el Estado laico, la República, la búsqueda de la igualdad y la convivencia de manifestaciones culturales; no somos un pueblo guerrero, a veces de rencores o de peleas sin sentido, largas como nuestras culpas, somos aficionados a la violencia criminal, pero eso no nos hace valientes. Somos, eso sí, el pueblo que ha hecho de la resistencia y la persistencia un arte. Sabemos que el que resiste triunfa, el que no se mete en problemas que no requiere y que en silencio, sigue haciendo su actividad con fe irredenta, a despecho hasta de las autoridades; los que nos levantamos de los terremotos aunque sepamos que las autoridades ya se birlaron las colectas de apoyo, los que hacemos cultura porque nos da la gana aunque tengamos que pasar la vergüenza de ver nuestras tradiciones caricaturizadas por Disney y que luego nos digan que eso es el progreso y la inversión y no las muñecas de trapo que no quieren convivir con una Barbie disfrazada de deportista y ejecutiva embarazada, siempre rubia y bien peinada, o afro pero con rasgos que la hacen socialmente aceptable. Lo que somos es la Nación que aprendió a resistir para seguir existiendo. Si no es casual que los salineros de Zapotitlán emprendan campañas de buena voluntad con los restauranteros de Puebla, los blogueros y youtubers que les hacen el juego con la misma esperanza. Esto es una razón de cultura porque cultiva la identidad que es el mayor de sus frutos. En fin, como ya no tenemos nada que esperar de la Secretaría de Cultura y vamos a tener que esperar, como siempre, a que llegue una nueva a ver si algo se les ocurre; lo que podemos hacer es hurgar en nuestro jardín, en el arcón de nuestros recuerdos y como la sal de Zapotitlán, hacernos de un mañana a partir de las añejas y antiguas raíces de nuestra cultura. @cesarbc70" ["post_title"]=> string(26) "Las salinas de Zapotitlán" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-salinas-de-zapotitlan" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-06 07:58:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-06 12:58:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67717" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17767 (24) { ["ID"]=> int(67306) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-25 07:52:43" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-25 12:52:43" ["post_content"]=> string(4519) "Querida Tora1: Este portero es de lo que no hay. Cree saber de todo, pero su ignorancia es más que obvia. ¿Qué crees que hizo? Las ventas en el King’s van muy bajas, y lo único que se le ocurrió fue subir los precios. “Así ganaremos más con menos trabajo”, dijo. Pero ocurrió lo contrario: la gente dejó de ir porque los precios eran impagables. Luego quiso acabar con la competencia destruyendo sus locales o infestándolos de animales, pero todos los guaruras le dijeron que eso era muy peligroso. “¡Aquí se hace lo que yo mando sin cambiarme ni una coma!”, gritó. Y ordenó infestar de cucarachas la fonda que está enfrente. Sí, la gente dejó de ir a ella mientras la limpiaban; pero como los precios del King’s seguían muy altos, se fue a las fondas más alejadas. Entonces, y para no depender de nadie, mandó echar una bomba de malos olores en los baños. ¿No te imaginas para qué? Para que los vecinos protestaran airadamente. ¿Pero sabes qué contestó? “Como no hay dinero que alcance para arreglar esos baños, vamos a instalar el sistema de Dos Días Sin Baño”. Así que ahora, los vecinos tienen que abstenerse de ir al baño dos días; y que los puso seguiditos, para evitar que alguno lograra aguantarse (es que hay varios que han aguantado el día completo que les toca, y no quería arriesgarse).. Esto les cayó muy mal a los vecinos, pero no han tenido más remedio que apechugar. Aun así, al King’s solo van los considerados “ricos” y los que verdaderamente están a punto de explotar. Esto último no le ha dado muy buen  resultado, porque a veces se los dejan muy sucios, y tiene que pagar horas extra a los de limpieza. Luego se le ocurrió poner “variedad” los fines de semana y, claro, contrató a la Flor para que cantara y bailara a ciertas horas. Pero la gente se agolpaba en las puertas y ventanas y la “admiraba” desde afuera, sin hacer consumo. Esto, además de que no aumentó sus ventas, provocó las protestas de la Flor, que “no estaba acostumbrada a trabajar en locales vacíos”, e hizo que se negara a ir por las noches a la portería a ejecutar los otros asuntos de los que se ocupa. A poco de eso inventó unos “vales”, que daban hasta 70% de descuento. Esto sí entusiasmó a los vecinos, y todos se dejaron caer en el King’s, que se las vio negras para atender a tanta gente. Lo malo fue a la hora de pagar. La letra chiquita de los vales decía “Hasta 70% de descuento en consumos individuales superiores a $300.00”. Pero esa letra chiquita nadie la había leído, y todos pensaron  que los trescientos pesos abarcaban el consumo de toda la mesa. Y como todos llevaron  a sus chiquillos y hasta algunos invitados, resultaba muy fácil lograr ese consumo. Pero a trescientos pesos por cabeza, solo los muy tragones pudieron  alcanzarlo (y eso relativamente, porque habían comido tanto, que algunos tuvieron que devolverlo en la misma lonchería, y entonces ya no les hicieron válido el descuento y, además, les cargaron extra por la limpieza). Mal negocio para todos: vecinos y King’s. Los vecinos, porque se endrogaron, y ahora están pagando abonos semanales chiquitos para salir del adeudo. Y el King’s porque no logró resolver su problema, pues al día siguiente tuvieron  que reparar los estropicios que dejó el gentío, y les salió más caro el caldo que las albóndigas. Total, que el portero tuvo que hacerle caso al más instruido de sus guaruras (el guapito, que sí acabó la secundaria) e hizo lo lógico: bajar los precios, mejorar el servicio e incrementar la calidad de los alimentos, es decir, comprar carne de verdad y no lo que le vendían  los basureros de la colonia. Pero los baños ya se quedaron en la Fase 2. A ver hasta cuándo. Te quiere Cocatú 1 Contexto: Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 230" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-230" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-25 07:52:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-25 12:52:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67306" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17847 (24) { ["ID"]=> int(67717) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-06 07:58:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-06 12:58:55" ["post_content"]=> string(5793) "Hubo un hombre que tuvo un sueño en el que se le revelaba una fuente donde, en su profundidad, había oculto un tesoro inimaginable; al despertar el obsesionado soñador salió al camino en cuanto despertó, buscaba el pozo para hallar el tesoro; recorrió el mundo, abandonó a sus hijos que crecieron sin padre, arriesgó su vida y luego de muchos años, volvió cubierto de las amargas memorias del fracaso, había visitado todo el mundo conocido, violentado hogares y tratado por todos los medios de encontrar su fortuna; cuando volvió, al cruzar el umbral de su casa, ya abandonada y casi derruida, cayó de rodillas, sus ojos bañados en lágrimas habían descubierto el pozo de sus sueños y en efecto, en el fondo estaba el tesoro que lo había llevado a andar el mundo. Esta historia, narrada en una de las Mil y una noches, tiene muchas lecturas, no todas gratas; pero ahora que muchos pensamos en la manera como habremos de reconstruirnos después de la debacle que hemos vivido, que nos reinventamos y cambiamos nuestras maneras de hacer las cosas, de intentar nuevos caminos, me encuentro con uno de esos tesoros que vemos morir de inanición frente a nuestras narices. En la zona de Tehuacán está Zapotitlán Salinas, un rincón que ha producido sal por dos mil años, su fama hizo en alguna época que Moctezuma visitara el área para conocer el proceso; sus panecillos de sal, oro blanco, fue moneda de cambio en el trueque y resistieron cambios y transformaciones hasta que la sal refinada, industrial, hizo casi inviable su sobrevivencia. Sin embargo, ahí siguen, tirando, apostando la vida y la tradición para lograr un magro salario -valga el juego de palabras-, así es como nos devanamos los sesos buscando el tesoro sobre el que estamos sentados. Juan Diego Hernández Cortés, es un artesano de la sal, un hombre que conoce y ama el producto del que han vivido su familia y sus antepasados por generaciones; es, sin ánimo ni exageración bíblica, la sal del mundo. Se ha propuesto, con necedad irredenta que y esta manera de hacer las cosas pueda seguir y crecer; busca crear una marca colectiva avanza con quienes creen en él y su proyecto, con quienes nunca lo hemos visto en persona pero sabemos que existe y lo que hace. A finales del siglo XIX, los liberales, como los que escribieron el Himno Nacional con aquello de retiemble en sus centros la tierra, se dieron a la tarea de crear el imaginario nacional, nuestra mitología; ya se sabe, las leyendas de los héroes de la independencia, El Pípila y aquello de que “los valientes no asesinan”; ellos nos hicieron creer, conforme a la tradición de su tiempo, que la gloria correspondía a las naciones que habían surgido a la vida como Italia y Alemania, que se habían afianzado como Francia y España generando el proyecto del Estado Nación, un Estado, una Nación, una religión, un idioma, como signos de identidad una unidad de origen y destino; como parte de esa mitología nos hicieron creer que éramos un pueblo guerrero y en ello fincaron nuestro honor; pero el mito es solo uno más que uno puede creer o no y la rudeza y elegancia de su enunciado oculta otra realidad que hemos preferido ocultar y disimular.  Nunca hemos sido una unidad de origen ni de destino; somos y siempre hemos sido un grupo enorme, hegemónico, no siempre el mismo, que le ha puesto las reglas a los demás habitantes; somos una abigarrada colección de grupos humanos que decidimos estar juntos a través de pactos fundamentales como el Estado laico, la República, la búsqueda de la igualdad y la convivencia de manifestaciones culturales; no somos un pueblo guerrero, a veces de rencores o de peleas sin sentido, largas como nuestras culpas, somos aficionados a la violencia criminal, pero eso no nos hace valientes. Somos, eso sí, el pueblo que ha hecho de la resistencia y la persistencia un arte. Sabemos que el que resiste triunfa, el que no se mete en problemas que no requiere y que en silencio, sigue haciendo su actividad con fe irredenta, a despecho hasta de las autoridades; los que nos levantamos de los terremotos aunque sepamos que las autoridades ya se birlaron las colectas de apoyo, los que hacemos cultura porque nos da la gana aunque tengamos que pasar la vergüenza de ver nuestras tradiciones caricaturizadas por Disney y que luego nos digan que eso es el progreso y la inversión y no las muñecas de trapo que no quieren convivir con una Barbie disfrazada de deportista y ejecutiva embarazada, siempre rubia y bien peinada, o afro pero con rasgos que la hacen socialmente aceptable. Lo que somos es la Nación que aprendió a resistir para seguir existiendo. Si no es casual que los salineros de Zapotitlán emprendan campañas de buena voluntad con los restauranteros de Puebla, los blogueros y youtubers que les hacen el juego con la misma esperanza. Esto es una razón de cultura porque cultiva la identidad que es el mayor de sus frutos. En fin, como ya no tenemos nada que esperar de la Secretaría de Cultura y vamos a tener que esperar, como siempre, a que llegue una nueva a ver si algo se les ocurre; lo que podemos hacer es hurgar en nuestro jardín, en el arcón de nuestros recuerdos y como la sal de Zapotitlán, hacernos de un mañana a partir de las añejas y antiguas raíces de nuestra cultura. @cesarbc70" ["post_title"]=> string(26) "Las salinas de Zapotitlán" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-salinas-de-zapotitlan" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-06 07:58:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-06 12:58:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67717" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(23) ["max_num_pages"]=> float(12) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d9c2503aff1982b0c022b0bcafe85f96" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las salinas de Zapotitlán

Hubo un hombre que tuvo un sueño en el que se le revelaba una fuente donde, en su profundidad, había oculto un...

julio 6, 2021
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 230

Querida Tora1: Este portero es de lo que no hay. Cree saber de todo, pero su ignorancia es más que obvia. ¿Qué...

junio 25, 2021




Más de categoría
CARTAS A TORA 232

CARTAS A TORA 234

Querida Tora1: La vecindad anduvo muy alborotada unos días porque al portero se le ocurrió que debíamos tener una...

julio 23, 2021
HECHIZO NOCTURNO

HECHIZO NOCTURNO

Caía la tarde y la noche comenzaba a cubrir las calles de la ciudad. Me dirigí a un bar...

julio 21, 2021
MARIO ALONSO LÓPEZ

La vida en rosa ⏐ Festival Internacional de Poesía : Abba Palabra en la cultura

La vida en rosa Mario Alonso López Navarro es director del Museo Poeta Manuel José Othón; está comprometido con...

julio 19, 2021
CARTAS A TORA 229

CARTAS A TORA 233

Querida Tora1 El chavo del 47 creció, y ya no es tan chavo. Ya hasta empezó a trabajar. Y...

julio 16, 2021