Entre Franco y McCarthy… don Cristóbal

Hace meses que lo habíamos previsto, no fui el único, muchos sabíamos que se cocinaba la simulación, así son las cosas. Nunca se llevaron el monumento a Colón para restaurarlo, pero había que hacer las cosas a...

8 de septiembre, 2021

Hace meses que lo habíamos previsto, no fui el único, muchos sabíamos que se cocinaba la simulación, así son las cosas. Nunca se llevaron el monumento a Colón para restaurarlo, pero había que hacer las cosas a la mala, fingiendo demencia y haciéndose el que no vio ni supo cómo, después de todo siempre se le puede achacar el gazapo a la voluntad popular, a los nuevos tiempos y a quien tenga el descuido o la cara dura de cargarlo.

El problema no está en remover uno de los emblemas de la ciudad de México después de más de casi ciento cincuenta años de presencia; tampoco retirar una obra de arte que representaba el ideal ético y estético de la generación a la cual se rinde culto en la presente administración; el problema no está, desde luego, en la reinterpretación histórica, eso es algo que hacemos constantemente pero, ya se ve, preferimos el gran Teocali de cartulina que reparar el recinto de los caballeros águila, el de verdad. El problema está en la falta de diálogo, de programa, de visión de nosotros mismos. Eso podría ser tarea de la Secretaría de Cultura pero, claro, se nos olvida que no tenemos algo así funcionando.

En su Visión de Anáhuac, Alfonso Reyes decía: “Cualquiera que sea la doctrina histórica que se profese (y no soy de los que sueñan en perpetuaciones absurdas de la tradición indígena, y ni siquiera fío demasiado en perpetuaciones de la española), nos une con la raza de ayer, sin hablar de sangres, la comunidad del esfuerzo por domeñar nuestra naturaleza brava y fragosa; esfuerzo que es la base bruta de la historia”. Porque, seamos sinceros, no somos un pueblo guerrero ni cosa que se le parezca, somos un pueblo de resistencia, de los que aguantan que les pase el camión encima para luego levantar la cabeza, sonreír y seguir andando. La historia se construye con los vencedores y con los vencidos, con los olvidados y los marginales tanto como con los protagonistas y la amputación del Paseo de la Reforma no atañe a la imagen de Cristóbal Colon y lo que representa – entre otras cosas el idioma en que escribo y en el que usted me hace el favor de leerme -, sino del legado que nos llevó desde la llegada desde Aztlán hasta la construcción del Estado mexicano de ciudadanos con Juárez y su generación ejemplar. Pero eso no es verdad revelada, es una interpretación que al menos merece ser discutida y eso es lo que deseríamos, que se abriera el foro para saber qué somos, cómo nos vemos y a qué aspiramos.

Porque esto es imponer rostro que es también destino, es pasarse de listo con la leyenda negra y con el truco de la remodelación urbana. A fin de cuentas estamos en la tenebra característica de los peores años de nuestra política, qué se le va a hacer, no sabemos que se va a construir ahí, se dice – se dice.. oiga usted, por ahí andan diciendo, eso se oye -, que será un monumento a la mujer indígena o a una mujer indígena y dónde está la convocatoria a los artistas para que presenten sus proyectos sobre ese espacio privilegiado de la geografía urbana; se trata de una indígena de hace quinientos años o de las de ahora, de las que carecen de derechos porque son mujeres en un país donde el feminicidio no se persigue ni se castiga; porqué no doña Marina, lengua de Cortés, al final también indígena y madre del primer mestizo simbólico y también del primer rebelde, don Martín, pero también Malintzin, Malinche. Claro, estas son sólo algunas de muchas interpretaciones que al menos merecen ser discutidas. Pero se prevé que no lo será, que la escultura ya ha sido elegida y que a nadie le van a preguntar ni por el artista ni por el sentido del monumento. Las cosas hechas de esa manera no garantizan que el monumento no vaya a ser removido en cinco o seis años cuando la moda no sea el pasado prehispánico sino el afrodescendiente o tal vez el futurismo de la ciencia ficción; claro son sólo hipótesis que al menos merecen ser discutidas.

En ausencia de programa, de plan y de visión cualquier cosa puede suceder. Ya lo vemos, el listillo de Santiago Abascal encontró quien le hiciera eco en México y quiero pensar, de corazón lo deseo, que algunos de los 16 desafortunados senadores ahora coaligados mediante firmas autógrafas con un fascistoide que suspira por la resurrección de la Falange, no supieran ni de qué se trataba, que les invitaron al coctel y les pasaron la pluma y alegres pasando la tarde echaron la firma sin conocer en realidad con quién estaban tratando. En serio, quiero creer que algo así pasó, pero es un acto de fe porque el PAN se tardó varios días en dar una respuesta oficial, lo que significa que al menos hubo una discusión que ni siquiera merecía realizarse porque con el fascismo no se dialoga, es lo que le llamamos la paradoja de la tolerancia, se puede ser tolerante con todo, menos con la intolerancia. Tampoco hay que ser muy inteligente ni tener memoria de bibliotecario para saber que esas tentaciones siempre han existido en la derecha mexicana, recuérdese el MURO, el Yunque o el sinarquismo.

El punto está en que estos desafíos a la democracia, en el corazón de uno de nuestros partidos tradicionales y que parecían liderar la oposición, es una señal inequívoca de lo perdidos que estamos. Eso de invocar el espíritu anticomunista del Macartismo más barato y ramplón, después de la caída del muro de Berlín, no tiene desperdicio; que un partido que se dice humanista, tenga entre sus filas senadores, no cualquier militante sino senadores que representan estados de la federación, tratando de renovar la fe que llevó a las dictaduras militares en Latinoamérica al poder, que fue fuente de sufrimiento, muerte y dolor en el mundo, de verdad que ni aunque fuera broma tendría gracia.  Y aquí está el dilema, o bien existen elementos fascistas en la cúpula de Acción Nacional o el camarada Abascal los timó con espejitos, como cuenta la leyenda negra. Claro, la Secretaría de Cultura con un discurso nacional elaborado, con visión de Estado y de Nación, habría respondido de inmediato para cortar de tajo la raíz de la intolerancia, pero desde luego, no tenemos algo así funcionando y no sé, tal vez también merezca ser discutido.

En fin, después de tantos siglos, de años de desencuentro, cuando creíamos haber logrado una democracia funcional que nos ayudara a sortear los problemas de la coexistencia pacífica de clases, grupos de interés, nacionalidades y etnicidades, nos encontramos con que apenas asomamos las narices sobre la democracia electoral que parece por fin resuelta pero que no es sino una pequeña parte del edificio democrático completo que a muchos nos gustaría habitar.

 

César Benedicto Callejas

Escritor.

@cesarbc70

Comentarios
object(WP_Query)#18643 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70201) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2021" ["before"]=> string(10) "28-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70201) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2021" ["before"]=> string(10) "28-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18671 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18680 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18676 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-08-2021" ["before"]=> string(10) "28-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (70201) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18667 (24) { ["ID"]=> int(70811) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-24 09:48:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 14:48:44" ["post_content"]=> string(4559) "Querida Tora: Estoy deprimido. Me enteré de la historia del vecino del 59, y caí en la depresión. Hasta estoy dudando de contártela, no te vaya a pesar lo mismo. Pero no. Eres fuerte. Ahí te va. Este señor trabajaba en una armadora de coches, y tenía un puesto regularcito. Pero era flojo, y el día que cumplió 50 años decidió que se había cansado de trabajar, y se puso a pensar qué hacer para no trabajar más. Inventó muchas cosas, pero ninguna le satisfizo. Hasta que se le ocurrió algo muy efectivo: sacarse un ojo. Claro que no era cosa de jalarlo y cortar el nervio óptico con tijeras ni de clavarse un cuchillo, porque se vería la intención. Tenía que parecer un verdadero accidente. Lo pensó un poco, pero no fue tan difícil: trabajaba en la sección de ensamblado, y había que soldar muchas piezas, así que lo que hizo fue fingir un tropezón y dirigir la punta de la soldadora al ojo. Le dolió hasta el alma, y los gritos que lanzó fueron de verdad. Pasó algún tiempo hospitalizado y tardó unas semanas en vencer la burocracia, pero al fin logró que le dieran una indemnización por el accidente “clarísimo” que lo había incapacitado. Y salió de las oficinas de la empresa con un jugoso cheque y un parche negro en el ojo que le daba aspecto de pirata, pensando en organizar un “chupe” de toda la noche con los cuates para celebrar el triunfo. Pero en la puerta lo alcanzó un funcionario, para decirle que al día siguiente tenía que presentarse a trabajar, porque la pensión no se había autorizado, ya que “con un ojo podía ver lo mismo que con dos”, y eso no le impedía trabajar. No sabes el coraje que hizo. El “chupe” ya no fue con los cuates, sino de él solito, y al día siguiente se lo descontaron porque no se presentó a trabajar. Los compañeros le reprochaban haber sacrificado un ojo; pero él se empeñaba en que había hecho bien, pero que no había contado con  la rapacidad de la empresa, que era incapaz de auxiliar a un obrero caído en la desgracia. Y así estuvo como un año, maldiciendo todos los días a la empresa. Pero ¿qué crees? Que en el ojo sano le empieza a salir una catarata (en este caso, catarata no es una caída de agua en el campo, no te espantes; es una especie de mancha que aparece en el ojo y que crece, y puede llegar a causar ceguera). Todo el mundo le daba remedios caseros y de los otros para curarse, y el médico de la empresa le aconsejó operarse. Pero él dijo que nones, que qué tal si al operarlo le desgraciaban el ojo, y lo dejaban ciego. Y empezó a documentarse, para saber qué podía comer que acelerara el crecimiento de la catarata, y se dedicó a comer exclusivamente eso (no te digo qué, porque allá no lo tenemos; pero acepta mi palabra de que hay cosas que aceleran ese proceso). Total, que ya ve muy poco; y dentro de nada (de nadita de nada, como dice él) tendrá que dejar de trabajar. En la empresa le ordenaron (así como lo oyes: le ordenaron) que se operara; pero él pidió ayuda a un abogado, quien amenazó a la empresa por querer obligarlo a atentar contra la integridad de su cuerpo. Total, que el abogado dijo tantas cosas que la empresa pensó que era más barato pensionarlo que gastar en abogados y juicios, y le dieron  la pensión.  Ahora, el del 59 está completamente ciego, y muy contento en su casa, recibiendo todos los meses su pensión y siendo atendido por la esposa. Pero no puede ver lo que la mujer hace con el leguleyo que lo defendió, quien no quedó a gusto con lo que le pagó y le exige una “compensación” a la señora (que ella le da muy a gusto); y tampoco puede ver lo que le roban sus hijos de los ahorros que tiene debajo del colchón ni lo que lo hacen los amigos cuando van a visitarlo (que no sé por qué, cada semana tiene más visitas). Pero él está muy satisfecho “porque doblegó a la empresa a hacer su voluntad”, y siempre que hay oportunidad se pone como ejemplo de lo que debe hacer un obrero que se respete. ¿Te deprimiste? A mi me parece horrible lo que este hombre hizo. Y todo por la pura flojera. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 242" ["post_excerpt"]=> string(201) "Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-242" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-24 09:49:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 14:49:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70811" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18604 (24) { ["ID"]=> int(70868) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-27 09:51:41" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 14:51:41" ["post_content"]=> string(6279) "Los centros históricos de las principales ciudades del país, encierran vivencias, recuerdos, anécdotas que con el correr de los años no distinguen la frontera entre la realidad y la ficción, se vuelven verdaderas leyendas urbanas y estás hacen muy disfrutable su recuerdo. A continuación, les cuento algunas.   El sismo del 19 de septiembre de 1985 Al conmemorar los sismos 1985 y del 2017, sale a la luz un personaje de nombre Porfirio Calleja, que subió a las 7:00 AM a pintar la antena de la Torre Latinoamericana y se amarró un arnés para ello a la cintura. El sismo, que comenzó a las 7:17, lo sorprendió amarrado a la antena.. Para que se valore la experiencia que vivió, se dice que la antena se desplazó a cada lado de su eje, 3 metros. Porfirio sobrevivió a lo que parecía un infarto, literalmente vivió el sismo desde otro ángulo.   Los gatos de Palacio Nacional Desde hace muchos años, el personal que labora en Palacio Nacional ha contabilizado más de 100 gatos en los patios. Lo curioso es que se siguen reproduciendo. Todos tienen nombre y pareciera que los empleados que viven ahí cuentan que hay más jefes que gatos… ¿Será?   El Centro Mercantil La tienda departamental más aristocrática de la Ciudad de México fue en su momento la más grande y lujosa de América, diseñada y construida por el Arq. Daniel Garza, bajo una modalidad de construcción denominada método Chicago. Se apoyaba en una enorme estructura de acero que causaba furor por los enormes espacios que podía cubrir. Se decía que era una apuesta riesgosa  dada la sismicidad de la Ciudad de México (la obra ha resistido todo).Ubicada  en la esquina del zócalo y 16 de Septiembre, fue inaugurada en septiembre de 1899 por el General Porfirio Díaz. Se dice que él donó el lujoso candil tipo Luis XV que ahora luce en la entrada como regalo de inauguración. Esta gran tienda tuvo la peculiaridad de ser la primera de su tipo y la más grande por mucho en el Continente Americano. Ahí se adquiría por la “clase pudiente” lo más vanguardista que llegaba de Europa, ropa, guantes, sombreros, telas, perfumes y hasta juguetes. Finalmente, esta tienda se convirtió en el Gran Hotel de la Ciudad de México que empezó a funcionar en el año 1968. Esta obra está clasificada como patrimonio cultural de la humanidad junto con otras dos de tipo y tamaño similar, una está en París, la otra en San Petersburgo.     La Casa de los Azulejos y los tres Búhos Pocos saben que esta fue la residencia durante años de la Condesa de Orizaba, mujer acaudalada y prepotente como pocas. Cuentan que del callejón perpendicular a la calle Madero su cochero impidió el paso sin inmutarse durante tres días de otro carruaje que venía en sentido contrario. Fue necesaria la intervención del virrey para destrabar el conflicto entre cocheros. Un siglo después esta residencia conocida como la Casa de los Azulejos convertida en una tienda, presentó como símbolo tres Búhos, mismos que sobreviven como imagen de la tienda y se colocaron para señalar desde su puesta en funcionamiento, que era la única que permanecía abierta toda la noche. Los tres búhos representan al fundador de lo que hoy es una enorme cadena de tiendas y a sus dos hijos….   Cómo y cuándo se descubrieron los restos de la Gran Tenochtitlán Resulta que un 21 de febrero de 1978 un trabajador de la compañía de luz y fuerza, tenía que hacer una perforación para hincar un poste de luz. Al activar el taladro (rotomartillo), se topó con una roca imposible de traspasar. Esa piedra resultó ser nada menos que Coyolxauhqui, la diosa de la luna de los aztecas. Quizá pocos sepan que, a partir de ese hallazgo, ocho mil trabajadores durante los días y sus noches a lo largo de cuatro años, encontraron más de siete mil piezas prehispánicas que hoy se exhiben en el museo del Templo Mayor. Así, de la profundidad del asfalto renació el Imperio Mexica.   Historias de película en el Metro Cuando se inauguró la línea “azul” en 1970, a los pocos días abordó un vagón un hombre muy humilde, con ropa de indígena, con huaraches y con un “mecapal”. Traía colgado en la espalda un enorme bulto de nopales, espinosos a más no poder. Era tan grande el bulto que los pasajeros se arremolinaron superapretados en el vagón para evitar la que describían como una forma probable de muerte por “embestida de nopal”. Desde entonces está prohibido subir a los vagones con todo tipo de arma blanca (incluyendo nopales). El metro no solo es el sistema de transporte más importante de la ciudad, sino en el que más anécdotas se generan. Dicen de él que es muestra de lo complicado que anda el mercado laboral. Solo ahí sucede, que se den asaltos: ¡Entre asaltantes!  En el metro viajan: hasta faquires!, que tienden su trapo con vidrios y dicen que ahí las personas hasta levitan. Hay que reconocer que el “teatro” se les cae con los frenones: los faquires quedan tendidos sobre los vidrios, mientras que debido a los apretones es cierto, muchos pasajeros “levitan” sin poder pisar el suelo…. Cómo olvidar los taxis “cocodrilo” que cuando el chofer preguntaba sobre el destino del pasajero surgía la pregunta obligada: -¿A qué altura joven? -¡Tú que te elevas y yo que te la parto!   La vida urbana se escribe y enriquece con sus anécdotas que le dan un goce enorme de la vida en sociedad.    " ["post_title"]=> string(28) "ANÉCDOTAS DE LA VIDA URBANA" ["post_excerpt"]=> string(220) "Las ciudades son en sí mismas una fuente inagotable de anécdotas, mitos y leyendas, historias muy divertidas que nos hacen recordar lo grato que resulta vivirlas, a pesar de sus innumerables deficiencias y carencias. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "anecdotas-de-la-vida-urbana" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-27 13:24:28" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 18:24:28" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70868" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18667 (24) { ["ID"]=> int(70811) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-24 09:48:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 14:48:44" ["post_content"]=> string(4559) "Querida Tora: Estoy deprimido. Me enteré de la historia del vecino del 59, y caí en la depresión. Hasta estoy dudando de contártela, no te vaya a pesar lo mismo. Pero no. Eres fuerte. Ahí te va. Este señor trabajaba en una armadora de coches, y tenía un puesto regularcito. Pero era flojo, y el día que cumplió 50 años decidió que se había cansado de trabajar, y se puso a pensar qué hacer para no trabajar más. Inventó muchas cosas, pero ninguna le satisfizo. Hasta que se le ocurrió algo muy efectivo: sacarse un ojo. Claro que no era cosa de jalarlo y cortar el nervio óptico con tijeras ni de clavarse un cuchillo, porque se vería la intención. Tenía que parecer un verdadero accidente. Lo pensó un poco, pero no fue tan difícil: trabajaba en la sección de ensamblado, y había que soldar muchas piezas, así que lo que hizo fue fingir un tropezón y dirigir la punta de la soldadora al ojo. Le dolió hasta el alma, y los gritos que lanzó fueron de verdad. Pasó algún tiempo hospitalizado y tardó unas semanas en vencer la burocracia, pero al fin logró que le dieran una indemnización por el accidente “clarísimo” que lo había incapacitado. Y salió de las oficinas de la empresa con un jugoso cheque y un parche negro en el ojo que le daba aspecto de pirata, pensando en organizar un “chupe” de toda la noche con los cuates para celebrar el triunfo. Pero en la puerta lo alcanzó un funcionario, para decirle que al día siguiente tenía que presentarse a trabajar, porque la pensión no se había autorizado, ya que “con un ojo podía ver lo mismo que con dos”, y eso no le impedía trabajar. No sabes el coraje que hizo. El “chupe” ya no fue con los cuates, sino de él solito, y al día siguiente se lo descontaron porque no se presentó a trabajar. Los compañeros le reprochaban haber sacrificado un ojo; pero él se empeñaba en que había hecho bien, pero que no había contado con  la rapacidad de la empresa, que era incapaz de auxiliar a un obrero caído en la desgracia. Y así estuvo como un año, maldiciendo todos los días a la empresa. Pero ¿qué crees? Que en el ojo sano le empieza a salir una catarata (en este caso, catarata no es una caída de agua en el campo, no te espantes; es una especie de mancha que aparece en el ojo y que crece, y puede llegar a causar ceguera). Todo el mundo le daba remedios caseros y de los otros para curarse, y el médico de la empresa le aconsejó operarse. Pero él dijo que nones, que qué tal si al operarlo le desgraciaban el ojo, y lo dejaban ciego. Y empezó a documentarse, para saber qué podía comer que acelerara el crecimiento de la catarata, y se dedicó a comer exclusivamente eso (no te digo qué, porque allá no lo tenemos; pero acepta mi palabra de que hay cosas que aceleran ese proceso). Total, que ya ve muy poco; y dentro de nada (de nadita de nada, como dice él) tendrá que dejar de trabajar. En la empresa le ordenaron (así como lo oyes: le ordenaron) que se operara; pero él pidió ayuda a un abogado, quien amenazó a la empresa por querer obligarlo a atentar contra la integridad de su cuerpo. Total, que el abogado dijo tantas cosas que la empresa pensó que era más barato pensionarlo que gastar en abogados y juicios, y le dieron  la pensión.  Ahora, el del 59 está completamente ciego, y muy contento en su casa, recibiendo todos los meses su pensión y siendo atendido por la esposa. Pero no puede ver lo que la mujer hace con el leguleyo que lo defendió, quien no quedó a gusto con lo que le pagó y le exige una “compensación” a la señora (que ella le da muy a gusto); y tampoco puede ver lo que le roban sus hijos de los ahorros que tiene debajo del colchón ni lo que lo hacen los amigos cuando van a visitarlo (que no sé por qué, cada semana tiene más visitas). Pero él está muy satisfecho “porque doblegó a la empresa a hacer su voluntad”, y siempre que hay oportunidad se pone como ejemplo de lo que debe hacer un obrero que se respete. ¿Te deprimiste? A mi me parece horrible lo que este hombre hizo. Y todo por la pura flojera. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 242" ["post_excerpt"]=> string(201) "Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-242" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-24 09:49:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 14:49:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70811" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "9d7ecc4096464afc0f366b9f91aa774e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

CARTAS A TORA 242

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora,...

septiembre 24, 2021
ANÉCDOTAS DE LA VIDA URBANA

ANÉCDOTAS DE LA VIDA URBANA

Las ciudades son en sí mismas una fuente inagotable de anécdotas, mitos y leyendas, historias muy divertidas que nos hacen recordar lo...

septiembre 27, 2021




Más de categoría
ANÉCDOTAS DE LA VIDA URBANA

ANÉCDOTAS DE LA VIDA URBANA

Las ciudades son en sí mismas una fuente inagotable de anécdotas, mitos y leyendas, historias muy divertidas que nos...

septiembre 27, 2021

CARTAS A TORA 242

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le...

septiembre 24, 2021
dante estatua

Dante, a 700 años de su fallecimiento

En este artículo se ofrecen múltiples ejemplos de la influencia de Dante en la historia del arte, en homenaje...

septiembre 22, 2021
Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional

Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional

En este artículo se da cuenta de la importancia de la lucha libre y sus protagonistas como íconos culturales...

septiembre 22, 2021