De cartón piedra

Era la gloria vestida de tul, con su mirada lejana y azul, que sonreía desde el escaparate, con la boquita menuda y granate… eso decía Serrat cuando alguien se enamoró de un maniquí; la vieja canción narraba...

11 de agosto, 2021

Era la gloria vestida de tul, con su mirada lejana y azul, que sonreía desde el escaparate, con la boquita menuda y granate… eso decía Serrat cuando alguien se enamoró de un maniquí; la vieja canción narraba la historia de un amor imposible que, pese a todo, en la imaginación del personaje, de alguna manera se realiza.

Este fin de semana acompañé a un familiar, mexicano nacido en los Estados Unidos, a recorrer el Centro Histórico, la Roma, la Condesa y Coyoacán; se trató de una viaje iniciático, tanto porque recorrimos lugares que él no conocía como porque se constituyó en una especie de creación de identidad. Su español es bueno, se esfuerza además en hablarlo con corrección aunque, desde luego, se nota que no es su lengua materna; nuestros mitos fundacionales son distintos y la manera en que abordamos nuestras mexicanidades es diferente, ambos tenemos un fondo común, muchísimas cosas nos unen pero hay otras en las que somos muy diversos. La mexicanidad, ese mito informe y camaleónico, a lo largo de los siglos se ha convertido en algo mucho más complicado de lo que imaginaron las generaciones que nos antecedieron y ya me pregunto si aquella búsqueda del alma nacional que se propusieron Vasconcelos y Alfonso Reyes antes de promediar el Siglo XX, la misma sobre la que trabajaron Samuel Ramos y Octavio Paz algunas décadas después, no es ya, más bien, la búsqueda de los espíritus de lo mexicano, como es que nuestras transmigraciones culturales nos han llevado a esa otra cultura hermana, casi gemela que es la mexicanidad del sur de los Estados Unidos, o la que vive y crea en España; la de nuestros afrodescendientes claro, pero también de los armenios, alemanes, japoneses, chinos y coreanos que hoy son mexicanos como cualquiera. Somos una cultura diversa dentro de la enorme variedad del universo de la Ñ, los que compartimos el español como lengua franca.

Tarareo esa canción de Serrat desde el domingo que mis ojos vieron el Templo Mayor de cartón piedra que se levanta minúsculo en el Zócalo, sobre todo porque, después de verlo desde las terrazas de la cafetería del histórico hotel Majestic, quisimos ver las huellas del Templo original y claro, no se podía entrar; desde luego que la decepción turística es lo de menos, a todos nos toca pasar por el aro de los inconvenientes cuando viajamos, aunque aquí hay que multiplicar que no se podían visitar los murales del Palacio Nacional ni los de San Ildefonso. Lo que sí parecía pasarse de castaño oscuro es cómo mientras se erige el Templo de cartón piedra, la sala de los caballeros águila no ha sido reparada desde que una granizada le puso el techo a nivel de piso, sí, desde abril. 

Me pareció simbólico pensar si no vivimos en una era donde se cambian las imágenes falsificadas y de dudoso gusto para ocultar nuestra incuria por lo original, si no vamos con las frases hechas y preconcebidas para no entrar al debate de los que vale la pena, en una palabra si no nos estamos tragando a puños respuestas fáciles e inmediatas para problemas complejos. Me seguirá el amable lector en el hecho de que con una pequeñísima parte del gasto de la pirámide cachirul se podría reparar de inmediato la infraestructura de la pirámide verdadera. No es una decisión de presupuestos o de competencias, es un mensaje, cómo es que nos queremos ver y cómo es que queremos que nos vean; no como somos, sino como soñamos que nos ven en un retrato, con personaje guapo, campirano, moreno, atlético y hasta azteca, de calendario de tienda de abarrotes.

Ya con media tristeza a cuestas, noto que los monumentos están sitiados, todos están ocultos detrás de murallas policíacas, como asustados de la próxima protesta contra los feminicidios que no cesan, que son la otra pandemia de la que tampoco queremos hablar sino que se maquilla y se oculta; don Cristóbal no regresa y nada se sabe del destino del ilustre desaparecido, los caracoles de la entrada del teatro Lindbergh en el Parque México, lucen descabezados; en fin, insisto, no es un asunto de presupuesto o de autoridades, lo es de discurso, de autoconcepto, de proyecto de Nación.

Si el gobierno tiene derecho a reencauzar la visión de la historia, de reinterpretarla y de enseñarla, eso es algo indiscutible, es parte del paquete de la legitimidad democrático electoral, pero hay formas y maneras, la única válida y aceptable es a través del debate donde el Estado tiene toda la oportunidad de valerse de los instrumentos que la ley le ofrece. No existe algo así como “500 años de resistencia”, no al menos si lo referimos a los aztecas y la Conquista, no a los pueblos oprimidos por ese imperio; desde luego que la hay y no solo de los pueblos indígenas sino de todos los que han sido vueltos marginales y olvidados, pero para replantear la historia se necesita una visión que todos puedan conocer, socializar y dialogar, oponerse y apoyar, hacerla el centro de una visión de pasado, presente y futuro. Eso no es de cartón piedra, no con esa frescura que da el alquiler como decía Serrat, no dando pastelazos y espectáculo con la promoción de la cultura.

Vamos tarde con esto del debate histórico, no da tiempo en tres años porque, dónde está la generación de escritores, pintores, historiadores y filósofos que la avalan y que darían voz al nuevo proyecto, porque no bastan las frases y los principios, sino el discurso, insisto por tercera vez, ese mensaje y esa visión que nos ayuden a identificarnos en nuestro tiempo y nuestra piel, para pensar un futuro conjunto, para crear nuevos espacios de identidad en este México que, ya se ve, es ahora tantos y tan distintos hogares y fuentes de mexicanidad.

@cesarbc70

Comentarios


object(WP_Query)#18011 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69145) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69145) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18015 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18013 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18014 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (69145) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(86077) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-25 13:36:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 18:36:36" ["post_content"]=> string(2302) "Si usted está interesado en el sexo, no puede perderse este libro: “Thy neighbor’s wife” (La mujer de tu prójimo), del escritor ítalo-americano Gay Talese. Altamente adictivo: una vez que usted empiece a leer, no podrá detenerse. Se puede decir que el libro es un híbrido que entremezcla narrativa, reportaje, entrevista y ensayo. Es un libro de no ficción que se lee como novela, y esa es su gran virtud. Uno tiene la impresión de estar leyendo ficción pura, espléndidamente escrita (si puede leer en el idioma original, que es el inglés, cuánto mejor).  “La mujer de tu prójimo” trata sobre la revolución sexual en los Estados Unidos durante las décadas de los 50’s, 60’s y 70’s. No sé si usted estaba enterado de que en épocas tan tardías como los años 50’s era delito en los Estados Unidos imprimir, vender o tener obras literarias como “El amante de Lady Chatterley” de Lawrence, o el “Ulises” de Joyce. La represión puritana fue terrible y mucha gente fue a la cárcel. Gracias al impulso y vehemencia de ciertos personajes, el puritanismo –que sentía, y siente, una aversión mórbida hacia el sexo– fue contrarrestado: fue el triunfo de la libertad. A lo largo de más de 500 páginas, Gay Talese nos narra esta epopeya americana, nos da a conocer sus hitos y nos presenta a sus heroínas y héroes. El puritanismo es uno de los pecados originales de Estados Unidos –el otro es el racismo–. El libro fue un éxito cuando se publicó en 1981. Talese, que ya era un escritor reconocido, se convirtió en millonario casi de la noche a la mañana, no solo por las regalías, sino porque el más importante estudio cinematográfico de Hollywood le pagó millones de dólares por los derechos. Este libro es imprescindible no sólo para aquellos que sienten fascinación por la sexualidad, sino –muy importante– para todos los que aman la libertad. No se pierda “Thy neighbor’s wife”. Hay versión en español publicada por Debate y Debolsillo." ["post_title"]=> string(101) "Somos lo que leemos – “La mujer de tu prójimo”, un explosivo libro sobre la liberación sexual" ["post_excerpt"]=> string(121) "Título: La mujer de tu prójimo. Autor: Gay Talese. Editorial: Debate. 538 páginas. Mi calificación: 4 de 5 estrellas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(88) "somos-lo-que-leemos-la-mujer-de-tu-projimo-un-explosivo-libro-sobre-la-liberacion-sexual" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-25 13:41:28" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 18:41:28" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86077" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17980 (24) { ["ID"]=> int(86066) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-25 11:59:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 16:59:29" ["post_content"]=> string(4735) "Querida Tora: Ahora hay un campeonato internacional de futbol (ese juego en que le pegan patadas a una pelota, con el fin de meterla en una especie de jaula para poder gritar “Gol” a voz en cuello), que es el deporte más popular en todo el mundo. Ya te imaginarás cómo se ponen los ciudadanos de todos los países que pasaron las eliminatorias y llegaron al torneo mundial. Y si no, aquí te va una muestra. El vecino del 47 estuvo ahorrando cuatro años (el tiempo entre dos campeonatos) para poder asistir al torneo este año. Pero era demasiado caro, y no le bastaron las horas extra para comprar el boleto. Pero sí le alcanzó para comprar una televisión nueva y grandototota para ver los juegos. Pero el televisor es tan grande, que no cupo en ninguna de las habitaciones de su vivienda y la tuvo que acomodar en el pasillo, con lo que ahora, los que quieren utilizar el pasillo tienen que pasar de lado y con mucho cuidado para no rayar la pantalla. Además, el vecino pidió vacaciones para poder ver todos los partidos. Pero en vez de vacaciones le dieron  horas extra para aumentar la producción, y el vecino llegó a la inauguración sin haber podido ver los juegos de entrenamiento. Además, llega a su casa pasadas las nueve de la noche, y ver dos o tres juegos cada noche lo tienen completamente desvelado. Aquí, entre nos, estuvo a punto de quedarse afónico por gritar “¡Gol!” cuantas veces algún jugador se acercaba a la cancha enemiga. Y luego se pone a anotar cuántos castigos hubo, cuántas tarjetas rojas o amarillas o moradas salieron a relucir en cada partido, cuántas faltas se cometieron, etc., etc., etc., pues le gusta que le digan que es la persona que más sabe de futbol en la vecindad. Total, que a los tres o cuatro días de haber empezado el Mundial tenía todavía 16 partidos atrasados que ver, y su esposa ya se quejaba de que no le hacía el menor caso y no sabes las broncas que le ha echado. Pero a él todo se le resbala, mientras pueda gritar “¡Gol!” varias veces al día. Tanto lo fastidió su esposa con que la tenía encerrada, que le buscó algo en qué entretenerse. Y no se lo ocurrió nada mejor que decirle a uno de los ninis que la invitara a salir de vez en cuando. El chavo lo rechazó, porque no tenía dinero; pero tanto insistió el del 47, y tantas veces le ofreció que él le daría el dinero para invitarla, que al final aceptó. Y la primera vez fueron a tomar un café, pero luego la invitó a cenar (a insistencia del marido, para que volvieran más tarde); luego la llevó al cine, y un sábado se fueron a Cuernavaca… y regresaron hasta el lunes. Pero el marido ni cuenta se dio y los recibió muy contento, porque ese fin de semana había podido ver diez partidos (todos buenísimos, según declaró con orgullo antes de sentarse a ver el onceavo). Hacia la mitad del campeonato ya no salían a la calle, sino que se subían al cuarto del nini y allí se estaban las horas muertas, mientras el otro ya hacía gárgaras de yodo todos los días para no perder la voz. Y hubo días en que ni siquiera se molestaron en subir a la azotea, sino que se encerraron en la cocina o en el cuarto de lavado a pasar el rato. Las vecinas se dieron cuenta de lo que estaba pasando, y dijeron  que debían avisar al esposo de lo que hacía la mujer; pero cuando tocaron a la puerta del 47, el “deportista”, como ya le llamaban todos en la vecindad, les contestó con gritos destemplados que iban a tirar un penalty, que lo dejaran en paz. Las mujeres se enojaron, y ya no pensaron en volver a informarle lo que hacía la esposa. Por fin, se acabó el campeonato, y el vecino del 47 llevó a su mujer a cenar para agradecerle que le hubiera dejado ver todo el campeonato como a él le gustaba hacerlo, y le reiteró su promesa de amor eterno. Ella le respondió con un “No vale la pena”, y se comió dos postres. Y todo volvió a ser como antes. Acaso el que lamentó de veras el final del Mundial fue el nini, pues ya no podía ir al cine ni a cenar ni tenía un cuarto calentito donde pasar las noches de invierno. De vez en cuando se acercaba a la señora, y en una ocasión hasta le regaló una flor que cortó de una maceta de la azotea, y le dijo que la felicitaba por tener un marido tan deportista. Ella sonrió, y dijo: “Claro. Deportista, pero de sillón”. ¡¡¡Gol!!! Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 291" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-291" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-25 11:59:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 16:59:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86066" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(86077) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-25 13:36:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 18:36:36" ["post_content"]=> string(2302) "Si usted está interesado en el sexo, no puede perderse este libro: “Thy neighbor’s wife” (La mujer de tu prójimo), del escritor ítalo-americano Gay Talese. Altamente adictivo: una vez que usted empiece a leer, no podrá detenerse. Se puede decir que el libro es un híbrido que entremezcla narrativa, reportaje, entrevista y ensayo. Es un libro de no ficción que se lee como novela, y esa es su gran virtud. Uno tiene la impresión de estar leyendo ficción pura, espléndidamente escrita (si puede leer en el idioma original, que es el inglés, cuánto mejor).  “La mujer de tu prójimo” trata sobre la revolución sexual en los Estados Unidos durante las décadas de los 50’s, 60’s y 70’s. No sé si usted estaba enterado de que en épocas tan tardías como los años 50’s era delito en los Estados Unidos imprimir, vender o tener obras literarias como “El amante de Lady Chatterley” de Lawrence, o el “Ulises” de Joyce. La represión puritana fue terrible y mucha gente fue a la cárcel. Gracias al impulso y vehemencia de ciertos personajes, el puritanismo –que sentía, y siente, una aversión mórbida hacia el sexo– fue contrarrestado: fue el triunfo de la libertad. A lo largo de más de 500 páginas, Gay Talese nos narra esta epopeya americana, nos da a conocer sus hitos y nos presenta a sus heroínas y héroes. El puritanismo es uno de los pecados originales de Estados Unidos –el otro es el racismo–. El libro fue un éxito cuando se publicó en 1981. Talese, que ya era un escritor reconocido, se convirtió en millonario casi de la noche a la mañana, no solo por las regalías, sino porque el más importante estudio cinematográfico de Hollywood le pagó millones de dólares por los derechos. Este libro es imprescindible no sólo para aquellos que sienten fascinación por la sexualidad, sino –muy importante– para todos los que aman la libertad. No se pierda “Thy neighbor’s wife”. Hay versión en español publicada por Debate y Debolsillo." ["post_title"]=> string(101) "Somos lo que leemos – “La mujer de tu prójimo”, un explosivo libro sobre la liberación sexual" ["post_excerpt"]=> string(121) "Título: La mujer de tu prójimo. Autor: Gay Talese. Editorial: Debate. 538 páginas. Mi calificación: 4 de 5 estrellas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(88) "somos-lo-que-leemos-la-mujer-de-tu-projimo-un-explosivo-libro-sobre-la-liberacion-sexual" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-25 13:41:28" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 18:41:28" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86077" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "2c3deb936529deabe6b1b6cd512632d8" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Somos lo que leemos – “La mujer de tu prójimo”, un explosivo libro sobre la liberación sexual

Título: La mujer de tu prójimo. Autor: Gay Talese. Editorial: Debate. 538 páginas. Mi calificación: 4 de 5 estrellas.

noviembre 25, 2022
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 291

Querida Tora: Ahora hay un campeonato internacional de futbol (ese juego en que le pegan patadas a una pelota, con el fin...

noviembre 25, 2022




Más de categoría

Somos lo que leemos – “La mujer de tu prójimo”, un explosivo libro sobre la liberación sexual

Título: La mujer de tu prójimo. Autor: Gay Talese. Editorial: Debate. 538 páginas. Mi calificación: 4 de 5 estrellas.

noviembre 25, 2022

Capitanes y Banksy: actividades chilangas muy recomendables

El deporte conocido como ráfaga regresó a tierra chilangas este mes de noviembre con su poderoso equipo “Capitanes”, cuya...

noviembre 25, 2022
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 291

Querida Tora: Ahora hay un campeonato internacional de futbol (ese juego en que le pegan patadas a una pelota,...

noviembre 25, 2022

Brebaje olímpico

Historia de amor.

noviembre 23, 2022