¡5° Aniversario de trabajo ininterrumpido en Ruiz-Healy Times!

El 14 de julio de 2016 ingresé a formar parte del Equipo de Editorial de Ruiz-Healy Times. Ayer era un proyecto profesional; hoy, una realidad que en el transcurso de estos cinco años he tenido la oportunidad...

15 de julio, 2021 ¡5° Aniversario de trabajo ininterrumpido en Eduardo Ruiz Healy Times!

El 14 de julio de 2016 ingresé a formar parte del Equipo de Editorial de Ruiz-Healy Times.

Ayer era un proyecto profesional; hoy, una realidad que en el transcurso de estos cinco años he tenido la oportunidad de entrevistar, dialogar con diferentes personajes de la vida política: alcaldes, exgobernadores, cultural, artística, historiadores, escritores, docentes y alumnos, entre otros.

¿Qué hay detrás de una nota y/o artículo?

Cuando nuestros lectores leen los diferentes artículos, existe una dedicación de tiempo; trabajo de investigación documental, de campo, consulta en bases de datos; implica estar informados de los acontecimientos nacionales e internacionales que redireccionan el rumbo del mundo; y en ocasiones de acuerdo al objetivo propuesto, viajar a otra ciudad en búsqueda y registro de la información en turno.

“Si pudiera elegir mi paisaje”

Mario Benedetti decía “Si pudiera elegir mi paisaje” desearía que los acontecimientos que se suscitan en la cotidianeidad fuese todo “positivo, alentador”, sin embargo, no ha sido así desafortunadamente. Llevamos a la letra el acontecer diario que influye o determina en toda sociedad.




 Este 5° Aniversario se lo dedico a mi madre Sra. Gloria Garza Martínez (Q.E.P.D.) quien en cierto momento dijo “participa y aprende de Eduardo”. Gracias por el excelente trabajo profesional de nuestro editor Luis Arturo Fuentes Ramos, un joven talentoso.

Gracias mi estimado y querido amigo Eduardo Ruiz-Healy por tu apoyo y oportunidad  de brindarme un espacio de comunicación, de diálogo con nuestra audiencia durante estos cinco años.

 ¡Para que las ideas fluyan en libertad!

 

Contacto

@Dra_AngelicaMG

[email protected]

www.facebook.com/angelica.murillo.5496

https://www.facebook.com/RIEHMTY

IG dra.angelicamg

www.ruizhealytimes.com

 

Comentarios
object(WP_Query)#17558 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68057) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-06-2021" ["before"]=> string(10) "28-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68057) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-06-2021" ["before"]=> string(10) "28-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17559 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17531 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17564 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-06-2021" ["before"]=> string(10) "28-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-06-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-07-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (68057) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17541 (24) { ["ID"]=> int(67954) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-12 10:04:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-12 15:04:16" ["post_content"]=> string(4730) "“Las etiquetas son para las latas no para las personas”.  – Eslogan publicitario   La sopa, las verduras, el atún, la soda, el jugo, el aceite de oliva, la sardina, la fruta en almíbar, la cerveza, las galletas, los chiles, el café y hasta el cine pueden enlatarse porque todo cabe en una lata sabiéndolo acomodar. Existen latas inigualables, la de Coca-Cola sigue siendo irresistible o la de Campbell inconfundible y ambas aportan una sensación de tener la vida resuelta con solo abrirlas, pero la vida no está disponible en una presentación en lata, la vida simplemente es y ocurre mientras caminamos por una acera y nos encontramos una flor caída en el piso o una pluma de ave o una moneda de un peso o a un anciano platicando con su nieta en un café. Todo ello ocurre mientras seguimos en un eterno periodo pandémico. Y ¿qué hacer? Parece increíble poder decir que ha transcurrido un año y cuatro meses desde que fuimos recluidos en nuestros hogares lejos de lo que llamábamos vida y hoy nos miramos en la calle entre cubrebocas, evitamos darnos la mano, abandonamos los cines, restaurantes, museos, plazas públicas, centros culturales, librerías, tiendas, lo dejamos todo. Y es que quizá resulte que estábamos acostumbrados a una vida en lata disfrazada de autos del año, casas en las que sólo dormíamos, oficinas, escuelas o bares que bastaba con abrir para sentir que lo teníamos resuelta la vida y entonces, llegó la pausa obligada. No pretendo repetir lo que han dicho los especialistas ni hacer pronósticos (buenos o malos) respecto a lo que nos depara la COVID-a (como algunos la llaman), sino insistir en eso que está más allá de la vista y que a veces parece parte de la escenografía de nuestra vida, pero que tiene una intención si tenemos la sensibilidad para detectarlo. Hace unos días leí en Twitter un pequeño relato: Una persona “N” llegó a un restaurante “X” en Toluca, el sitio estaba concurrido y le pidieron esperar, después de ella llegó una pareja de ancianos a los que pasaron de inmediato, la pareja le ofreció a la persona “N” un lugar en su mesa y ella aceptó; pasaron un rato magnífico, salieron a caminar un rato después del almuerzo compartido, se contaron anécdotas, intercambiaron números y la persona “N” declaró haberse sentido entre familia. El restaurante “X” pertenece a una familia muy cercana a mí y me dio un gusto especial que una historia tan peculiar lo hubiera tenido como escenario, compartí la historia y el círculo se cerró porque de lo que se trata es justo de recuperar los espacios, las relaciones y la vida no como era sino como es de forma natural, una vida en la que es posible conectar con extraños y en la que cada momento trae sus experiencias, sensaciones y emociones si nos damos el tiempo para valorarlo. Ojalá que se pudiera encontrar la felicidad, el éxito o el amor en lata, pero no es posible no solo por tratarse de cuestiones intangibles, sino porque cada uno tiene especificaciones precisas y cambian de persona a persona justo porque no estamos hechos en serie (aunque la gestación in vitro o la clonación hagan parecer que sí) y porque 235ml de vida enlatada no alcanzan para descubrir la belleza de un atardecer o sentir la lluvia en la cara o reírse a carcajadas con una película de comedia o para llorar un profundo dolor o para enamorarse, hace falta más, mucho más. ¿Cuántas veces en la vida nos hemos quedado enlatados? En contraste a lo fast que puede significar la presentación en lata de ciertos alimentos o bebidas, se dice que aquello que causa hastío y disgusto se convierte en una lata y si llega al extremo de convertirse en fastidioso, molesto o pesado, se trata, sin duda, de algo o alguien latoso (como los trámites burocráticos). Nos quedamos enlatados cuando no tenemos más posibilidades, cuando nos achicamos, cuando caemos en la apatía, cuando hacemos las cosas pese al disgusto que puedan provocarnos o nos resignamos a ser uno más en el anaquel, a disposición de alguien más.  Seguramente la próxima vez que abras una lata, tu experiencia será diferente después de haber leído esto, igual que ocurre siempre que ponemos atención a #laspequeñascosas de la vida." ["post_title"]=> string(28) "Las pequeñas cosas: en lata" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(26) "las-pequenas-cosas-en-lata" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-12 10:09:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-12 15:09:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67954" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17602 (24) { ["ID"]=> int(67528) ["post_author"]=> string(2) "97" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-01 09:05:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-01 14:05:44" ["post_content"]=> string(3652) "Es verano cálido. Estoy aquí sentado repasando mi travesía con todo el sentimiento que los días y los años dejan al pasar: el blues de la vida que nos inspira a seguir adelante y hacer de los momentos duros el mejor de los poemas y de los momentos de orgullo la mejor de las melodías. El amor dejando huella en el alma, la belleza de la vida que se muestra después de la tragedia para poder saborear el más dulce sentimiento después del trago amargo. Combinación de vivencias que aparentemente van en sentidos opuestos, pero al final, una depende de la otra y convergen en la experiencia de mi ser, donde cada día es un balance de mi existir. El llanto me lleva a la alegría, la traición y el desamor me van guiando hacia el amor limpio y verdadero. La mentira me lleva cada vez más cerca de la verdad desnuda que hiere pero que me permite ver mejor el presente de mí existir. Forjando así el mejor de los futuros. He recorrido falsos caminos que me han enseñado el camino firme y seguro, ese que lleva años recorrer pero que te lleva con seguridad a lograr las metas del triunfo.  Es curioso pero he saboreado el falso amor, ese que te ciega con su belleza y te seduce con la voz, que te engancha con las caricias más excitantes... sí, ese que desata pasiones sin freno pero que sabes que te dolerá al final. El que te vuelve loco pero te dice adiós de manera brusca, buscando hacer una gran cicatriz en el alma que siempre llevaras dentro. Amor que no es amor, es dolor en el alma pero a la vez adictivo; sin embargo, es el que te enseña el camino del amor que prevalece, que no tiene condiciones ni tiempo, el que te acompañará hasta el final de tus días. Así es mi vida con muchos matices y muy entretenida; ese blues triste pero que duele con amor que embriaga el alma. A veces quisiera estar ciego para no ver la partida de ciertos momentos y personas que ya no están, pero a la vez quiero tener la visión de saber dónde está el futuro que me espera y el final que definirá mi despedida.   La vida ha forjado una armadura que a veces cubre y a veces pesa, pero siempre protege.  Volteo al pasado y el creador me pregunta: “¿volverías a recorrer ese camino?”. Con gusto siempre contesto que sí y que además lo volvería a hacer mil veces sin pensar.  Cuando reflexiono acerca de mis años, me doy cuenta que falta mucho por recorrer, pero lo recorrido ya es experiencia y retos más grandes están por venir. Hasta hoy siempre he salido adelante en toda la travesía y aprendí que no hay aventura sin obstáculos y que los obstáculos te llevan siempre a un camino mejor que el mal tiempo es complemento de los buenos momentos.                                             “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER” LEE: ME VOY DE CASA | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)" ["post_title"]=> string(19) "EL BLUES DE LA VIDA" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "el-blues-de-la-vida" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-01 09:09:50" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-01 14:09:50" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67528" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17541 (24) { ["ID"]=> int(67954) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-12 10:04:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-12 15:04:16" ["post_content"]=> string(4730) "“Las etiquetas son para las latas no para las personas”.  – Eslogan publicitario   La sopa, las verduras, el atún, la soda, el jugo, el aceite de oliva, la sardina, la fruta en almíbar, la cerveza, las galletas, los chiles, el café y hasta el cine pueden enlatarse porque todo cabe en una lata sabiéndolo acomodar. Existen latas inigualables, la de Coca-Cola sigue siendo irresistible o la de Campbell inconfundible y ambas aportan una sensación de tener la vida resuelta con solo abrirlas, pero la vida no está disponible en una presentación en lata, la vida simplemente es y ocurre mientras caminamos por una acera y nos encontramos una flor caída en el piso o una pluma de ave o una moneda de un peso o a un anciano platicando con su nieta en un café. Todo ello ocurre mientras seguimos en un eterno periodo pandémico. Y ¿qué hacer? Parece increíble poder decir que ha transcurrido un año y cuatro meses desde que fuimos recluidos en nuestros hogares lejos de lo que llamábamos vida y hoy nos miramos en la calle entre cubrebocas, evitamos darnos la mano, abandonamos los cines, restaurantes, museos, plazas públicas, centros culturales, librerías, tiendas, lo dejamos todo. Y es que quizá resulte que estábamos acostumbrados a una vida en lata disfrazada de autos del año, casas en las que sólo dormíamos, oficinas, escuelas o bares que bastaba con abrir para sentir que lo teníamos resuelta la vida y entonces, llegó la pausa obligada. No pretendo repetir lo que han dicho los especialistas ni hacer pronósticos (buenos o malos) respecto a lo que nos depara la COVID-a (como algunos la llaman), sino insistir en eso que está más allá de la vista y que a veces parece parte de la escenografía de nuestra vida, pero que tiene una intención si tenemos la sensibilidad para detectarlo. Hace unos días leí en Twitter un pequeño relato: Una persona “N” llegó a un restaurante “X” en Toluca, el sitio estaba concurrido y le pidieron esperar, después de ella llegó una pareja de ancianos a los que pasaron de inmediato, la pareja le ofreció a la persona “N” un lugar en su mesa y ella aceptó; pasaron un rato magnífico, salieron a caminar un rato después del almuerzo compartido, se contaron anécdotas, intercambiaron números y la persona “N” declaró haberse sentido entre familia. El restaurante “X” pertenece a una familia muy cercana a mí y me dio un gusto especial que una historia tan peculiar lo hubiera tenido como escenario, compartí la historia y el círculo se cerró porque de lo que se trata es justo de recuperar los espacios, las relaciones y la vida no como era sino como es de forma natural, una vida en la que es posible conectar con extraños y en la que cada momento trae sus experiencias, sensaciones y emociones si nos damos el tiempo para valorarlo. Ojalá que se pudiera encontrar la felicidad, el éxito o el amor en lata, pero no es posible no solo por tratarse de cuestiones intangibles, sino porque cada uno tiene especificaciones precisas y cambian de persona a persona justo porque no estamos hechos en serie (aunque la gestación in vitro o la clonación hagan parecer que sí) y porque 235ml de vida enlatada no alcanzan para descubrir la belleza de un atardecer o sentir la lluvia en la cara o reírse a carcajadas con una película de comedia o para llorar un profundo dolor o para enamorarse, hace falta más, mucho más. ¿Cuántas veces en la vida nos hemos quedado enlatados? En contraste a lo fast que puede significar la presentación en lata de ciertos alimentos o bebidas, se dice que aquello que causa hastío y disgusto se convierte en una lata y si llega al extremo de convertirse en fastidioso, molesto o pesado, se trata, sin duda, de algo o alguien latoso (como los trámites burocráticos). Nos quedamos enlatados cuando no tenemos más posibilidades, cuando nos achicamos, cuando caemos en la apatía, cuando hacemos las cosas pese al disgusto que puedan provocarnos o nos resignamos a ser uno más en el anaquel, a disposición de alguien más.  Seguramente la próxima vez que abras una lata, tu experiencia será diferente después de haber leído esto, igual que ocurre siempre que ponemos atención a #laspequeñascosas de la vida." ["post_title"]=> string(28) "Las pequeñas cosas: en lata" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(26) "las-pequenas-cosas-en-lata" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-12 10:09:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-12 15:09:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67954" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(7) ["max_num_pages"]=> float(4) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "ff11d0ace159e20765d38c4405aa7f08" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Las pequeñas cosas: en lata

Las pequeñas cosas: en lata

“Las etiquetas son para las latas no para las personas”.  – Eslogan publicitario   La sopa, las verduras, el atún, la soda,...

julio 12, 2021
EL BLUES DE LA VIDA

EL BLUES DE LA VIDA

Es verano cálido. Estoy aquí sentado repasando mi travesía con todo el sentimiento que los días y los años dejan al pasar:...

julio 1, 2021




Más de categoría
Las pequeñas cosas: aniversario

Las pequeñas cosas: aniversario

“A Alonso por elegirme como mamá y por ser el motivo que me impulsa a ser mejor cada día,...

julio 26, 2021
Las palabras vehículos de las emociones - Por Elizabeth Cruz Garza

Las palabras, vehículos de las emociones

Las palabras son muy importantes en la vida de las personas, nos generan estados de ánimo, emociones y sensaciones....

julio 21, 2021
Las pequeñas cosas: en lata

Las pequeñas cosas: en lata

“Las etiquetas son para las latas no para las personas”.  – Eslogan publicitario   La sopa, las verduras, el...

julio 12, 2021

¿Qué debemos buscar en un colegio para el ciclo escolar 2021-2022?

Aunque las clases presenciales se perfilan ya prácticamente como una realidad (esperada por muchos), lo cierto es que la...

julio 9, 2021