¿Y QUÉ RECORDAMOS DEL 2 DE OCTUBRE QUE NO SE OLVIDA?

El autor nos cuenta en primera persona su experiencia en el movimiento estudiantil de 1968.

7 de octubre, 2021 ¿Y QUÉ RECORDAMOS DEL 2 DE OCTUBRE QUE NO SE OLVIDA?

Para los jóvenes de este tiempo, “¡2 de octubre, no se olvida!” solo es un buen lema de marcha, carente de real significado, así como un buen motivo para alborotar y manifestar las eternas inconformidades con el grupo en el poder. Personas, partidos, colores, emblemas, etc. han ido y venido, pero las necesidades continúan sin satisfacción y el lema sigue explotando la ignorancia casi completa de los marchistas que difícilmente tienen idea de lo que se vivió.

Lo que en su momento representaba el delito de disolución social, hoy lo son las demandas femeninas. En 50 años no hemos cambiado los métodos, las instituciones no son capaces de suplir las manifestaciones con espacios de diálogo, debate, de raciocinio, análisis, estudio y decisiones informadas que terminen en leyes justas aplicables y respetadas que nos traigan mejoría en la vida cotidiana con consenso general.

En ese tiempo estudiaba en la Facultad de Comercio de la UNAM y trabajaba en la administración de una naciente agencia noticiosa ubicada en el Paseo de la Reforma a una cuadra del monumento a Moctezuma. El ambiente dominante en la ciudad estaba centrado en los Juegos Olímpicos cuya inauguración estaba programada para el 12 de octubre. Esta competencia se enturbiaba con las noticias de las broncas estudiantiles iniciadas con un pleito entre la Preparatoria Isaac Ochoterena y la Vocacional 4 del IPN, broncas normales que inexplicablemente fueron creciendo por apoyos externos que, se rumoraba, eran dirigidos desde el extranjero y que en vez de buscar soluciones querían sembrar el caos y desestabilizar el gobierno, cosa que en la escuela, por completo apolítica, tomábamos con poca seriedad.

Hubo quien me hizo llegar una publicación que despertó en mí alguna preocupación. Ahí se documentaba con fotografías los campos de entrenamiento guerrillero de los movimientos de izquierda, incluyendo capacitación con armas de alto poder y entrenamiento especial en Corea del Norte para tiro de precisión. 

En esas estábamos cuando se citó al mitin de Tlatelolco. Yo ni me enteré, pero tuve compañeros que asistieron más para hacer bola y tener algo que hacer con la novia en esa tarde, ajenos de pretensiones políticas y quienes desmentían las versiones de masacre a cargo del ejército. Dos participantes me dijeron que los soldados facilitaron su escape del tiroteo, uno de ellos cayó en una zanja con su novia, protegiéndola con su cuerpo y escuchando el zumbido de las balas pasar por encima de ellos, saliendo a gatas un rato después de acabado el tiroteo.

Me enteré que el primer caído en la explanada de las Tres Culturas fue el General Hernández Toledo. Murió en la escalera de ascenso al patio por una bala que le atravesó longitudinalmente entrando cerca del cuello y saliendo casi por el recto. La trayectoria de la bala indicaba, sin lugar a dudas, que fue disparada desde la azotea del Edificio Chihuahua y no desde la planta baja o uno de los entrepisos. Alguien perfectamente entrenado habría jalado el gatillo.

El maremágnum informativo extraoficial hacía que cafeterías, radio-pasillos, conferencias, toda clase de corrillos nos hicieran llegar comentarios, testimonios y rumores de las más variadas índoles. Las conversaciones en la Agencia noticiosa eran con mayor fondo y mejor información. Ahí me enteré del escuadrón Olimpia, los policías con guante blanco, las diferentes fuerzas que contribuyeron a la masacre, dirigidas sin coordinación por diferentes políticos que buscaban colgarse la medalla de haber frenado el movimiento estudiantil y con eso aspirar a una mejor posición política en las siguientes elecciones, destacando como los mas mencionados el secretario de Gobernación Luis Echeverría y el General Alfonso Corona del Rosal, entonces jefe del Departamento del Distrito Federal.

Se exageró el número de muertos y se extendió el rumor de que el ejército había sido el culpable. La disciplina militar impidió su defensa en medios y tuvieron que pasar años para que se viera el filme de la acción de la plaza de la Tres Culturas que confirmaba lo que ya sabía: las balas asesinas cayeron desde las alturas y los soldados buscaban la protección de los jóvenes y disparaban en su defensa.

En los muros de la Facultad, impolutos desde su inauguración, apareció el primer grafiti con un nombre y número de cuenta con la leyenda MURIÓ POR LA PATRIA. El ambiente se tensó, la politización inminente no nos movió a participar, pero sí a cooperar generosamente al máximo de nuestras estudiantiles posibilidades con aquellos que tenían tiempo y ganas de participar. Dirigentes de la facultad se integraron al Consejo de Huelga, los rumores crecían denunciando la posible toma de la Universidad por el Ejército. el Señor rector, Javier Barros Sierra participó en la procesión del silencio, manifestación solemne de luto, respeto y demanda; muchachas valientes con uniforme escolar encabezaron esa procesión y nos unimos despertando conciencia de clase y modificando el consenso nacional hacia el cambio constitucional, pero no en pro de gobierno diferente, mucho menos de izquierda.

Se concertó una tregua y la paz llegó a tiempo de celebrar los Juegos Olímpicos. El ambiente demostró que no toda la juventud participaba de las ideas golpistas, ya que sin jóvenes no se hubiera celebrado el evento que sorprendió al mundo con su organización y la hermandad mundial que se expresó en una clausura festiva y ejemplar.

La información manipulada dejó en el inconsciente colectivo como culpables de la masacre inmisericorde al Ejército y al presidente Díaz Ordaz quienes, según mi opinión, cumplieron su deber conforme las circunstancias de su tiempo, unos guardando silencio y don Gustavo aceptando con ejemplar hombría la responsabilidad de lo sucedido durante su mandato. En su última entrevista dejó traslucir la información recibida en su momento y que alarmaba la independencia y libertad de nuestro país y justificaba su actuación.

Hoy sigo elevando una oración por los mártires de Tlatelolco y con tristeza veo la manipulación que de su actuación hacen dándole usos vergonzosos. Espero que honremos su memoria buscando la paz y unidad que buscaron en la lucha por lo que ellos consideraban mejor. Espero que dejemos la polarización y nos demos cuenta de que los que aparentemente están en el otro lado de la discusión también están en búsqueda de lo que es mejor para el país y esto solo lo conseguiremos dialogando, sin fanatismos, buscando la parte de verdad que hay en el otro y exponiendo claramente lo que nosotros consideramos.

 

Comentarios
object(WP_Query)#17656 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71275) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-11-2021" ["before"]=> string(10) "29-11-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71275) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-11-2021" ["before"]=> string(10) "29-11-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17655 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17664 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17665 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-11-2021" ["before"]=> string(10) "29-11-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-11-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-11-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (71275) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17652 (24) { ["ID"]=> int(72742) ["post_author"]=> string(3) "175" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-19 14:04:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-19 19:04:11" ["post_content"]=> string(4316) "Tal vez en estos días hayas caminado por alguna de las principales ciudades y notado que muchos edificios están iluminados de color morado. La razón es que el 17 de noviembre se celebró el Día Mundial del Prematuro. Quizá todos conocemos un bebé que nació antes de tiempo, y en algunos casos llegamos a escuchar que cabía en una caja de zapatos: en efecto, algunos de los pequeños gigantes son tan chiquitos que pueden caber en la palma de la mano.  ¿Pero qué pasa cuando nosotros, el ejército hospitalario, nos enfrentamos a lo que aqueja a la población más pequeñita? Lo que a continuación te contaré es solo algo de lo que vivimos quienes estamos en el día a día recibiendo a estos pequeños grandes guerreros que libran la batalla más difícil de lo que será su larga o quizá muy corta vida.  La lucha conjunta comienza desde que nos informan que llegará un bebé prematuro a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales; ahí, debo decirlo, a diferencia de lo que se vive en una terapia intensiva adulta, se respira vida y esperanza. Sentimos ese nervio y esa prisa por tener todo lo indispensable lo más rápido posible. Comenzamos una batalla contra el tiempo. Alistamos el espacio donde permanecerá el bebé, quizá, por muchas semanas, ese espacio que asemeja la pancita de mamá. Y entonces conectamos y desconectamos cables y mangueras, preparamos todo lo que sabemos que requerirá de primera instancia: sondas que le colocaremos en orificios diminutos, esos “catéteres” que mantendrán la pequeña vida a flote. Encendemos los equipos que estarán vigilantes del pequeñito que llegará en cualquier momento. Imaginamos las posibles situaciones que nos harán recordar todo lo que hemos aprendido a lo largo de nuestra práctica profesional, con el compromiso siempre de darlo todo para ser testigos de los logros más significativos donde el solo hecho de respirar es ya una victoria.   Algunas veces la espera se hace larga, en cambio otras veces es solo un instante. De repente tenemos al nuevo integrante de una familia que en ese momento es presa de la incertidumbre, el miedo y la desesperanza.Comenzamos ese ir y venir asistiendo al médico en todo momento, manteniéndonos siempre pendientes de la condición de nuestro bebé recién llegado. A cada segundo estamos pendientes de algún cambio importante en las vitales, y al paso de los minutos vamos considerando que es momento de contener a nuestro nuevo residente; de darle esa pauta, esa oportunidad de adaptarse a lo que llamamos vida. A las puertas de la Unidad de Cuidados Intensivos, se oyen voces, a veces pasos de prisa, provienen de quienes necesitan de esa palabra amable y cálida: las familias que esperan saber al menos un poco del pequeñito que no han tenido oportunidad aún de conocer.  Nosotros, los llamados profesionales neonatales, consideramos como un Todo al que necesita nuestros cuidados, pero también a la familia que lo espera. Este día no es solo un festejo para los pequeños gigantes que libraron la batalla de su vida. Va más allá. Cada caso es un recordatorio de que nuestro quehacer diario consiste en darle lo mejor de nuestra atención al ser más indefenso de la Tierra que, por alguna razón –y vaya que son muchísimas–, vino a este mundo antes de tiempo. Algunos son más pequeños que otros, pero al final del día cada uno necesita de absolutamente todo el esfuerzo por garantizarle un futuro donde pueda desarrollarse con todas sus capacidades para lograr sus sueños.  Nuestra labor no se limita a la sala de cuidados intensivos, también es procurar esa palabra cálida a papá y a mamá; es dar ese espacio para el reconocimiento después de la separación inmediata al nacimiento; es tener un gesto amable con esa abuela o abuelo ante la incertidumbre de un desenlace fatal; es interpretar la información recibida y entendida a medias. Somos los guardianes y vigilantes constantes de los que hoy nos necesitan más que nunca. Por esto y más ESTOY ORGULLOSA DE SER UNA ENFERMERA DE BEBÉS PREMATUROS. " ["post_title"]=> string(52) "Nacimientos prematuros: el comienzo de una esperanza" ["post_excerpt"]=> string(203) "Lo que contaré a continuación es solo un fragmento de mi experiencia en el área de Cuidados Intensivos Neonatales, apoyando a quienes libran la batalla más difícil desde el primer día de sus vidas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(51) "nacimientos-prematuros-el-comienzo-de-una-esperanza" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-19 14:04:11" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-19 19:04:11" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72742" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17613 (24) { ["ID"]=> int(72192) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-03 10:13:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-03 15:13:14" ["post_content"]=> string(4243) "Hasta el momento, no existe un organismo supranacional para combatir de forma efectiva el azote de la corrupción. Esto se debe a dos motivos:
  1. La falta de voluntad política, sobre todo de las naciones más poderosas, que se benefician de la corrupción para sus fines de saqueo neocolonialista (el sistema neoliberal favorece al imperialismo, nadie se atrevería a dudarlo a estas alturas). Esta es una de las razones por las que se pretende fortalecer la CELAC (comunidad de Estados latinoamericanos y del Caribe), ya que la OEA está copada, básicamente, por los Estados Unidos de América. 
  2. La naturaleza misma del Derecho internacional. Por su aplicación contingente y muy limitada hace prácticamente imposible que de sus resoluciones resulten organismos y medidas vinculantes.
En una zambullida que me di en el tema de la lucha contra la corrupción por parte de organismos multilaterales de muy variada denominación, solo constato que abundan estériles esfuerzos, bajo distintos y numerosos eufemismos cómo "campañas de concientización, mecanismos regionales de colaboración, años internacionales, comités especiales, informes y declaraciones de intenciones, seminarios y congresos internacionales, reuniones cumbre, comunicados y declaraciones conjuntas, cartas democráticas de principios, mecanismos de seguimiento" y aún más. La sociedad civil hace sus esfuerzos hacia el seno de cada país, pero no es raro que estas mismas tengan dobles agendas, escondiendo intereses perversos y contrarios a la materia que aquí concierne. En México, "Mexicanos contra la corrupción" de los Claudios X es un excelente ejemplo. Por todo esto, los logros de combate internacional a la corrupción son magros o casi nulos comparados a la dimensión del problema, si consideramos que en nuestra región (que agrupa la CELAC) se estima hasta en un 50% de sobre costo en proyectos públicos de toda índole. La captura del Estado por parte de intereses económicos aunado al debilitamiento paulatino del primero respecto al mercado, no hace sino acentuar la corrupción en detrimento de las mayorías en nuestros Pueblos, desviándose recursos que están destinados al bienestar social en general. Por lo anterior es imperativo la implementación de acciones más proactivas por parte de la CELAC respecto al tema. Los posteriores encuentros de líderes de la CELAC deben dejar atrás sus filias y fobias entre ellos, como sucedió en la pasada reunión realizada en Ciudad de México. Las acciones colectivas son urgentes, pero que no se queden en meros listados de letra muerta y buenas intenciones. Organismos supranacionales y estrategias proactivas y de sinergia entre los Estados es lo que urge, no simulación para la foto. Un ejemplo de algo posible sería la conformación conjunta de un mecanismo de supervisión y fiscalización, a manera de revisiones o auditoría en un tema específico (para empezar): la contratación de obra pública por los gobiernos, de cualquier nivel; un organismo que no sea un mero membrete sino uno que esté conformado por personajes intachables que den certeza y certidumbre a los Ciudadanos para con sus gobernantes, y que sus servicios sean solicitados voluntariamente por los segundos, dando una especie de visto bueno y dotando de cierto grado de transparencia a dichas obras públicas, algo así como un distintivo que lleven éstas, que sean acompañadas y vigiladas por las gestiones del hipotético organismo. Ojalá, en la próxima reunión de alto nivel de Jefes de Estado de la CELAC saliera algo que no fueran reyertas estériles y/o declaraciones de buenas intenciones. Una simple propuesta es la que me atrevo a hacer en este texto, que de algún día se llevase a cabo, significaría un paso importante en la verdadera consolidación de dicho organismo multilateral.  " ["post_title"]=> string(52) "CELAC, un área de oportunidad contra la corrupción" ["post_excerpt"]=> string(91) "¿Pueden los organismos internacionales apoyar la lucha contra el lastre de la corrupción?" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "celac-un-area-de-oportunidad-contra-la-corrupcion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-03 10:14:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-03 15:14:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72192" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17652 (24) { ["ID"]=> int(72742) ["post_author"]=> string(3) "175" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-19 14:04:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-19 19:04:11" ["post_content"]=> string(4316) "Tal vez en estos días hayas caminado por alguna de las principales ciudades y notado que muchos edificios están iluminados de color morado. La razón es que el 17 de noviembre se celebró el Día Mundial del Prematuro. Quizá todos conocemos un bebé que nació antes de tiempo, y en algunos casos llegamos a escuchar que cabía en una caja de zapatos: en efecto, algunos de los pequeños gigantes son tan chiquitos que pueden caber en la palma de la mano.  ¿Pero qué pasa cuando nosotros, el ejército hospitalario, nos enfrentamos a lo que aqueja a la población más pequeñita? Lo que a continuación te contaré es solo algo de lo que vivimos quienes estamos en el día a día recibiendo a estos pequeños grandes guerreros que libran la batalla más difícil de lo que será su larga o quizá muy corta vida.  La lucha conjunta comienza desde que nos informan que llegará un bebé prematuro a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales; ahí, debo decirlo, a diferencia de lo que se vive en una terapia intensiva adulta, se respira vida y esperanza. Sentimos ese nervio y esa prisa por tener todo lo indispensable lo más rápido posible. Comenzamos una batalla contra el tiempo. Alistamos el espacio donde permanecerá el bebé, quizá, por muchas semanas, ese espacio que asemeja la pancita de mamá. Y entonces conectamos y desconectamos cables y mangueras, preparamos todo lo que sabemos que requerirá de primera instancia: sondas que le colocaremos en orificios diminutos, esos “catéteres” que mantendrán la pequeña vida a flote. Encendemos los equipos que estarán vigilantes del pequeñito que llegará en cualquier momento. Imaginamos las posibles situaciones que nos harán recordar todo lo que hemos aprendido a lo largo de nuestra práctica profesional, con el compromiso siempre de darlo todo para ser testigos de los logros más significativos donde el solo hecho de respirar es ya una victoria.   Algunas veces la espera se hace larga, en cambio otras veces es solo un instante. De repente tenemos al nuevo integrante de una familia que en ese momento es presa de la incertidumbre, el miedo y la desesperanza.Comenzamos ese ir y venir asistiendo al médico en todo momento, manteniéndonos siempre pendientes de la condición de nuestro bebé recién llegado. A cada segundo estamos pendientes de algún cambio importante en las vitales, y al paso de los minutos vamos considerando que es momento de contener a nuestro nuevo residente; de darle esa pauta, esa oportunidad de adaptarse a lo que llamamos vida. A las puertas de la Unidad de Cuidados Intensivos, se oyen voces, a veces pasos de prisa, provienen de quienes necesitan de esa palabra amable y cálida: las familias que esperan saber al menos un poco del pequeñito que no han tenido oportunidad aún de conocer.  Nosotros, los llamados profesionales neonatales, consideramos como un Todo al que necesita nuestros cuidados, pero también a la familia que lo espera. Este día no es solo un festejo para los pequeños gigantes que libraron la batalla de su vida. Va más allá. Cada caso es un recordatorio de que nuestro quehacer diario consiste en darle lo mejor de nuestra atención al ser más indefenso de la Tierra que, por alguna razón –y vaya que son muchísimas–, vino a este mundo antes de tiempo. Algunos son más pequeños que otros, pero al final del día cada uno necesita de absolutamente todo el esfuerzo por garantizarle un futuro donde pueda desarrollarse con todas sus capacidades para lograr sus sueños.  Nuestra labor no se limita a la sala de cuidados intensivos, también es procurar esa palabra cálida a papá y a mamá; es dar ese espacio para el reconocimiento después de la separación inmediata al nacimiento; es tener un gesto amable con esa abuela o abuelo ante la incertidumbre de un desenlace fatal; es interpretar la información recibida y entendida a medias. Somos los guardianes y vigilantes constantes de los que hoy nos necesitan más que nunca. Por esto y más ESTOY ORGULLOSA DE SER UNA ENFERMERA DE BEBÉS PREMATUROS. " ["post_title"]=> string(52) "Nacimientos prematuros: el comienzo de una esperanza" ["post_excerpt"]=> string(203) "Lo que contaré a continuación es solo un fragmento de mi experiencia en el área de Cuidados Intensivos Neonatales, apoyando a quienes libran la batalla más difícil desde el primer día de sus vidas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(51) "nacimientos-prematuros-el-comienzo-de-una-esperanza" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-19 14:04:11" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-19 19:04:11" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72742" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(40) ["max_num_pages"]=> float(20) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "3e8bb31fffbc8ed8fecb82b38cd76004" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Nacimientos prematuros: el comienzo de una esperanza

Lo que contaré a continuación es solo un fragmento de mi experiencia en el área de Cuidados Intensivos Neonatales, apoyando a quienes...

noviembre 19, 2021

CELAC, un área de oportunidad contra la corrupción

¿Pueden los organismos internacionales apoyar la lucha contra el lastre de la corrupción?

noviembre 3, 2021




Más de categoría
Retrato hablado

Retrato hablado

El pensamiento maderista es tan vigente hoy en día como lo era hace 111 años.

noviembre 26, 2021

La empatía como catalizadora de la auténtica igualdad

Sin una empatía consciente y eficaz, el entendimiento entre humanos está condenado a la imposibilidad.

noviembre 26, 2021

De Frente Y Claro | EL EJÉRCITO, AJONJOLÍ DE TODOS LOS MOLES 

López primero quería desaparecer al Ejército; hoy está metido en casi todos los proyectos y actividades del país.

noviembre 25, 2021