Volvamos la mirada a las pequeñas cosas

“El aspecto más triste de la vida actual es que la ciencia gana en conocimiento más rápidamente que la sociedad en sabiduría”.  – Isaac Asimov / Escritor y Divulgador Científico, Ruso. Posiblemente nos resulte familiar la célebre...

18 de enero, 2021

“El aspecto más triste de la vida actual es que la ciencia gana en conocimiento más rápidamente que la sociedad en sabiduría”. 

– Isaac Asimov / Escritor y Divulgador Científico, Ruso.

Posiblemente nos resulte familiar la célebre frase “la realidad supera la ficción” y es que algunos textos que encontramos en la literatura por fantasiosos, resultan distantes de la realidad, pero es justamente ahora, en el inicio de una nueva década y de cara a la presencia de un virus mortal, que dicha frase se hace vigente. 

Nos encontramos ante un microscópico organismo que ha cobrado la vida de más de 1 950 000 personas en el mundo y que parece no dar tregua a pesar de los esfuerzos titánicos por conseguir la vacuna salvadora. El panorama no es alentador, pues las esperanzas parecen borrarse del imaginario colectivo y la situación mundial simula ser una novela de ficción, una ganadora del Best Seller, pero lo cierto es que la realidad a la que nos enfrentamos supera a la fantasía y a diferencia de las historias, no existe un héroe que pueda salvar a la humanidad tal como lo hiciera  Will Smith en su popular filme “Soy Leyenda”.

Lo que hemos vivido como humanidad durante casi un año resulta devastador, inmoral y caótico, no tiene parangón al menos desde que mi existencia vio la luz en este planeta tierra. La realidad supera a la ficción, entendida ésta como “la simulación de la realidad que realizan las obras literarias y/o cinematográficas cuando presentan un mundo imaginario al receptor cuyo término procede del latín fictus (“fingido” o “inventado”)”. Cada día transcurrido desde la aparición del COVID-19 no ha sido una simulación, sino una realidad que nos golpea de diversas formas y que nos cambió la vida al transformar al mundo entero.

Recuerdo casi con nostalgia cuando al inicio del confinamiento en México se hablaba de una oportunidad para un “cambio en el pensamiento de la humanidad” y por las redes sociales circulaban frases que invitaban a hacer introspección, a quedarse en casa y habitar no solo el espacio físico, sino a reencontrarnos con nuestra familia, con nuestra presencia. Pero al cabo del tiempo, la paciencia se tornó en ansiedad y ésta en una incertidumbre difícil de soportar que irónicamente se complica si se lidera una familia. En suma, parece que nada ha cambiado, pues nos encontramos ante el momento más duro de la pandemia en México, producto de una serie de factores que van desde lo político y lo público hasta lo personal (por todos aquéllos que acuden a fiestas clandestinas, que van de viaje, que no usan cubrebocas y que no guardan sana distancia). Tampoco somos mejores humanos que antes del confinamiento (o al menos no, en cierto sentido).

Lo cierto es que la realidad ha superado a la ficción y quizá no seamos héroes para la humanidad, pero baste con salvar el pedacito de universo que nos toca y que somos junto a nuestras familias, amigos, colegas, socios y maestros. La vía a la recuperación parece que será, efectivamente, una evolución en nuestras filosofías de vida y un recuento de lo que sí podemos hacer, de nuestras fortalezas y de nuestras habilidades, de la forma en que tendremos que reinventarnos y en que podemos colaborar con los otros. Pensemos en que no todo está perdido y que nos toca volver a empezar con sabiduría para estar a la altura de lo que la ciencia y la tecnología tienen preparado para nosotros en un mundo que tiene la capacidad de ser mejor si compramos un boleto para subirnos al barco de la nueva era, al mero estilo de las historias de ciencia ficción. 

Volvamos la mirada a #laspequeñascosas 

 

Comentarios


object(WP_Query)#18013 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60304) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60304) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18017 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18015 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18016 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (60304) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18014 (24) { ["ID"]=> int(86145) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-29 10:19:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-29 15:19:57" ["post_content"]=> string(5655) "Chairos contra fifís, Pata rajadas contra gente bien, acarreados contra conscientes, analfabetas contra preparados, come cuando hay contra trabajadores, tortas y jugos contra defensores de la democracia… así me sigo y no acabaría nunca. Ojalá se pudiese hablar de rivalidad y mencionar el partido México-Argentina o cualquier otra contienda deportiva o académica en la que los participantes se encuentren en igualdad de oportunidades, pero no. Para rivalidades las que tenemos al interior del país que todos llamamos “nuestro”. Pareciera que somos no sólo de regiones diferentes, de especies diferentes, como si habláramos distintos idiomas, tuviésemos historias muy opuestas y el color de piel no solo fuera una característica sino una sobrada razón de distanciamiento y polaridad. Puede uno hablar con los dos bandos, conformados por todo tipo de gente, escuchar sus argumentos porque eso sí, aunque sintamos que tenemos la razón en nuestros equipos no estamos dispuestos ni por un segundo a escuchar las razones del otro sin menospreciar su análisis y su pensamiento, aquí está muy claro todo, es “Nuestro México” pero los mexicanos ¡no somos iguales! Tendríamos que ver los toros desde la barrera para darnos cuenta de lo parecidos que somos. La marcha rosa a favor del INE, en mi muy humilde opinión, tuvo mucho de odio y poco de defensa sustentada en conocimiento de los hechos. Había gente informada y gente que no tenía ni idea de por qué estaba allí, a lo mejor no acarreada en un transporte pero sí dominada por un odio irracional. De la misma forma el domingo 27 se llenaron las calles del centro de la Ciudad de México por gente completamente consciente de lo que hace y lo que apoya y por un montón de ciudadanos que no tienen más motor que el ataque a lo que ellos consideran la clase que los ha oprimido durante siglos (tal vez yo me identifique más en este bando). Aun así y con el gusto que encuentro en participar en movimientos ciudadanos, esta vez me lo ahorré y no por falta de ánimo, sino porque en los dos casos yo vi a un enorme número de ciudadanos manipulados por intereses a los que estamos muy lejos de acceder. Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas que muy lejos están de interesarse por nuestras necesidades y mucho menos de liberar la información real a la que todos deberíamos tener acceso, por lo menos para poder formarnos un criterio consciente. La verdad es que nos formamos en la fila que nos parece más digna y con la que nos queremos identificar. De un lado los rositas posando para las revistas del corazón y del otro los pata rajadas sintiendo que estamos armando una verdadera revolución y cambiando el rumbo de la historia. Ni uno ni lo otro, solo logramos acumular una cantidad de insultos, vituperios y denostaciones hacia el equipo de enfrente, siempre dueños de la verdad aseguramos que los otros son los títeres sin opinión propia y que nosotros estamos del lado correcto de la historia. Al final lo único que sí pienso es que estamos lejos de entender las razones del vecino y nos limitamos a llamarlo acarreado, mas en mi punto de vista ninguno de los dos lo somos. Una persona no va a sacrificar su único día de descanso o el día de mejor ingreso económico en su trabajo para tardarse dos o cuatro o más horas en llegar, cuatro o más horas en marchar al rayo del sol y en medio de un apretujamiento terrible y otras tantas horas en regresar a cambio de una torta y un jugo. No seamos ilusos. Sí estamos hambreados pero tampoco tanto. Tampoco es cierto que se les amenazara con perder sus apoyos, como no es cierto que los que rechazan al gobierno de Morena renuncien a ellos por mucho que desprecien al presidente. Podríamos estar horas y semanas discutiendo sobre evidencias e infinidad de historias en los dos casos. Las razones para volvernos socios honorarios de cualquiera de los dos equipos muchas veces no las entendemos ni nosotros mismos. En mi opinión las dos marchas sólo sirvieron para inflarle el ego a los respectivos organizadores como si fueran equipos de fútbol  que acuden a su afición para demostrar cuál es más popular. Ojalá que este ánimo efervescente que demostramos en la discusión lo mantengamos cuando llegue la hora de actuar, es decir, la hora de ir a votar a las casillas y de manifestarnos en contra de las injusticias que día a día se cometen en nuestro país a manos de los mismos ciudadanos que exigimos un mejor gobierno pero elegimos la corrupción y la indiferencia cuando se trata de salvaguardar nuestros propios intereses. Un poquito de estudio de la historia nos permitiría entender que esto se repite en cada época y en cada región de forma sistemática y que siempre seremos con el nombre que queramos adoptar los buenos y los malos, los conservadores y los liberales de la historia, los técnicos y los científicos, los radicales y los revolucionarios, cada quién en la trinchera que mejor le acomode  y que para fines prácticos más llene su expectativa de vida." ["post_title"]=> string(19) "Buenos contra malos" ["post_excerpt"]=> string(185) "Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas que muy lejos están de interesarse por nuestras verdaderas necesidades. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "buenos-contra-malos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-29 10:19:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-29 15:19:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86145" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17989 (24) { ["ID"]=> int(85397) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-07 11:23:20" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-07 16:23:20" ["post_content"]=> string(4753) "El 1 de noviembre, el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX, Omar Hamid García Harfuch, hizo el lanzamiento oficial de la “Unidad Águila” para fortalecer las tareas de investigación cibernética y de inteligencia policial. Los drones que conforman dicha unidad son Matrice 300 RTK, los más potentes y actualizados del mercado. Habiendo superado la fase de pruebas, quedaron coordinados con la fiscalía capitalina para ubicar en tiempo real la operación de bandas delictivas. García Harfuch asegura que “no monitorearán” ninguna actividad que no sea delictiva, lo cual no deja de generar suspicacias.  En un inicio, esta unidad cuenta con seis drones equipados con alta tecnología para realizar tareas de inteligencia. Su equipamiento incluye GPS, cámaras de alta resolución, lámparas, altavoces, estrobos, sensores anticolisión. Pueden volar hasta 8 horas con un alcance de 15 km en forma autónoma. Sus tareas pueden ejecutarse también por la noche ya que cuentan con cámaras térmicas y nocturnas que podrían auxiliar en tareas de vigilancia, búsqueda y hasta labores de rescate. Antes de la incorporación como Unidad Águila en la CDMX, ya se utilizaban en Sinaloa, Tabasco, Chihuahua, Nuevo León. Los drones a nivel urbano, ofrecen ilimitadas posibilidades como instrumentos de los sistemas de información geográfica, cartografía, mapas, catastro, monitoreo de medio ambiente, protección civil, prevención de riesgos, detección de incendios, etc. La Dirección General de Aeronáutica Civil emitió una circular para establecer los requerimientos para operar aeronaves piloteadas a distancia (drones) y/o su autorización de operación. Clasificó los sistemas y propuso un registro, pero el problema de esta “norma” es que no finca responsabilidad ni penalizaciones a quienes la incumplan, es decir, es meramente enunciativa… aunque sí exige el registro ante esa dirección general tanto de aparatos como de pilotos. Aportaciones de los drones a las tareas de seguridad Los drones, en tareas de atención de incendios, han sido probados con éxito en áreas de riesgo crítico. Durante el incendio de la Catedral de Notre Dame en Paris, los drones apoyaron con éxito a los más de 400 bomberos que participaron. Los drones hicieron todo el trabajo de mapeo y clasificación de daños incluyendo el interior. Cuando se presenta un accidente vehicular, un dron puede realizar en minutos un modelo cartográfico de lo sucedido. Así ya no hay que esperar “peritos” y se puede restablecer rápidamente el tránsito de la vía. Otra de las funciones que los hacen hoy ya indispensables en la vida urbana son las acciones de salvamento, pues pueden hacer evaluaciones de las condiciones de una zona o un edificio sujeto a una situación catastrófica en la búsqueda de personas sin comprometer demasiado la vida de los rescatistas. Hay casos de éxito en el mundo desde el año 2020, por ejemplo, cuando una enorme avalancha arrasó una villa completa en Noruega, sepultando bajo el lodo y nieve más de 21 hectáreas, donde el uso de drones permitió rescatar con vida a la mayoría de las personas afectadas. Las grandes interrogantes que debemos conocer los habitantes respecto al uso de drones:
  • ¿Qué trabajos de planeación y análisis previos respaldan su adquisición y propuestas de operación?
  • ¿Cómo garantizar a los ciudadanos que esta tecnología no afecta las libertades civiles, la privacidad y no se utilizara en acciones de espionaje?
  • ¿Qué nivel de coordinación operativa tiene la SSC con la SENEAM para garantizar la seguridad del espacio aéreo?
  • Existen en operación muchos teleoperadores de drones privados. Surge la necesidad de saber cómo se desactivarían esos aparatos que convivirán en el mismo espacio aéreo que los de SSC en caso de ser necesario.
" ["post_title"]=> string(62) "El uso de drones, una realidad en tareas de seguridad pública" ["post_excerpt"]=> string(138) "La Unidad Águila pretende mantener seguimiento visual de un individuo, grupo, objetos con el fin de frustrar cualquier tipo de amenaza. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(60) "el-uso-de-drones-una-realidad-en-tareas-de-seguridad-publica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-07 11:23:20" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-07 16:23:20" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85397" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18014 (24) { ["ID"]=> int(86145) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-29 10:19:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-29 15:19:57" ["post_content"]=> string(5655) "Chairos contra fifís, Pata rajadas contra gente bien, acarreados contra conscientes, analfabetas contra preparados, come cuando hay contra trabajadores, tortas y jugos contra defensores de la democracia… así me sigo y no acabaría nunca. Ojalá se pudiese hablar de rivalidad y mencionar el partido México-Argentina o cualquier otra contienda deportiva o académica en la que los participantes se encuentren en igualdad de oportunidades, pero no. Para rivalidades las que tenemos al interior del país que todos llamamos “nuestro”. Pareciera que somos no sólo de regiones diferentes, de especies diferentes, como si habláramos distintos idiomas, tuviésemos historias muy opuestas y el color de piel no solo fuera una característica sino una sobrada razón de distanciamiento y polaridad. Puede uno hablar con los dos bandos, conformados por todo tipo de gente, escuchar sus argumentos porque eso sí, aunque sintamos que tenemos la razón en nuestros equipos no estamos dispuestos ni por un segundo a escuchar las razones del otro sin menospreciar su análisis y su pensamiento, aquí está muy claro todo, es “Nuestro México” pero los mexicanos ¡no somos iguales! Tendríamos que ver los toros desde la barrera para darnos cuenta de lo parecidos que somos. La marcha rosa a favor del INE, en mi muy humilde opinión, tuvo mucho de odio y poco de defensa sustentada en conocimiento de los hechos. Había gente informada y gente que no tenía ni idea de por qué estaba allí, a lo mejor no acarreada en un transporte pero sí dominada por un odio irracional. De la misma forma el domingo 27 se llenaron las calles del centro de la Ciudad de México por gente completamente consciente de lo que hace y lo que apoya y por un montón de ciudadanos que no tienen más motor que el ataque a lo que ellos consideran la clase que los ha oprimido durante siglos (tal vez yo me identifique más en este bando). Aun así y con el gusto que encuentro en participar en movimientos ciudadanos, esta vez me lo ahorré y no por falta de ánimo, sino porque en los dos casos yo vi a un enorme número de ciudadanos manipulados por intereses a los que estamos muy lejos de acceder. Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas que muy lejos están de interesarse por nuestras necesidades y mucho menos de liberar la información real a la que todos deberíamos tener acceso, por lo menos para poder formarnos un criterio consciente. La verdad es que nos formamos en la fila que nos parece más digna y con la que nos queremos identificar. De un lado los rositas posando para las revistas del corazón y del otro los pata rajadas sintiendo que estamos armando una verdadera revolución y cambiando el rumbo de la historia. Ni uno ni lo otro, solo logramos acumular una cantidad de insultos, vituperios y denostaciones hacia el equipo de enfrente, siempre dueños de la verdad aseguramos que los otros son los títeres sin opinión propia y que nosotros estamos del lado correcto de la historia. Al final lo único que sí pienso es que estamos lejos de entender las razones del vecino y nos limitamos a llamarlo acarreado, mas en mi punto de vista ninguno de los dos lo somos. Una persona no va a sacrificar su único día de descanso o el día de mejor ingreso económico en su trabajo para tardarse dos o cuatro o más horas en llegar, cuatro o más horas en marchar al rayo del sol y en medio de un apretujamiento terrible y otras tantas horas en regresar a cambio de una torta y un jugo. No seamos ilusos. Sí estamos hambreados pero tampoco tanto. Tampoco es cierto que se les amenazara con perder sus apoyos, como no es cierto que los que rechazan al gobierno de Morena renuncien a ellos por mucho que desprecien al presidente. Podríamos estar horas y semanas discutiendo sobre evidencias e infinidad de historias en los dos casos. Las razones para volvernos socios honorarios de cualquiera de los dos equipos muchas veces no las entendemos ni nosotros mismos. En mi opinión las dos marchas sólo sirvieron para inflarle el ego a los respectivos organizadores como si fueran equipos de fútbol  que acuden a su afición para demostrar cuál es más popular. Ojalá que este ánimo efervescente que demostramos en la discusión lo mantengamos cuando llegue la hora de actuar, es decir, la hora de ir a votar a las casillas y de manifestarnos en contra de las injusticias que día a día se cometen en nuestro país a manos de los mismos ciudadanos que exigimos un mejor gobierno pero elegimos la corrupción y la indiferencia cuando se trata de salvaguardar nuestros propios intereses. Un poquito de estudio de la historia nos permitiría entender que esto se repite en cada época y en cada región de forma sistemática y que siempre seremos con el nombre que queramos adoptar los buenos y los malos, los conservadores y los liberales de la historia, los técnicos y los científicos, los radicales y los revolucionarios, cada quién en la trinchera que mejor le acomode  y que para fines prácticos más llene su expectativa de vida." ["post_title"]=> string(19) "Buenos contra malos" ["post_excerpt"]=> string(185) "Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas que muy lejos están de interesarse por nuestras verdaderas necesidades. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "buenos-contra-malos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-29 10:19:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-29 15:19:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86145" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(52) ["max_num_pages"]=> float(26) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "4ca72500ba30969734526dbde3b27fb7" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Buenos contra malos

Buenos contra malos

Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas que muy lejos...

noviembre 29, 2022
El uso de drones, una realidad en tareas de seguridad pública

El uso de drones, una realidad en tareas de seguridad pública

La Unidad Águila pretende mantener seguimiento visual de un individuo, grupo, objetos con el fin de frustrar cualquier tipo de amenaza.

noviembre 7, 2022




Más de categoría
La Verdad revelada: paradigma Tradicional

La Verdad revelada: paradigma Tradicional

El pensamiento tradicional concibe la realidad de manera disciplinada, normativa y doctrinal. Basta con cumplir la ley terrestre y...

diciembre 2, 2022

Los riesgos de la egocracia

Los populismos se caracterizan en gran parte por debilitar las democracias y las instituciones que las sustentan. 

diciembre 2, 2022

La “celebración” de López: el narcisismo presidencial. Parte 1

Me hubiese gustado ser el primero en expresar la siguiente afirmación, pero muchos me la ganaron casi de inmediato:...

diciembre 1, 2022

¡Todos al Ángel!

Hasta el momento pareciera que la oposición no entiende que no entiende el sentido del voto de castigo que...

diciembre 1, 2022