Tolerancia y ejemplaridad como antídoto a la “cancelación”

Cerramos el tema de la “Cultura de la cancelación” charlando acerca de posibles posturas más constructivas que la conviertan en una especie de “crítica empática”.

29 de abril, 2022 Tolerancia y ejemplaridad como antídoto a la “cancelación”

Problemas complejos exigen soluciones complejas. Lo deseable sería transformar nuestra reacción ante expresiones inadecuadas ajenas considerando dos vertientes de comportamiento: por un lado la tolerancia y la aceptación, y por el otro, el propósito de vivir comprometidos con una ejemplaridad consciente. 

Decíamos la semana anterior que defender la igualdad como valor dominante es uno de los grandes avances de la historia humana. Sin embargo, de manera un tanto paradójica, la igualdad profunda se manifiesta desde la diferencia, la diversidad, la aceptación plena del otro, y, sobre todo, desde la empatía de sabernos parte de una misma especie que tiene en común la búsqueda del bienestar y de la realización. 

  La “cultura de la cancelación” busca suprimir conductas e ideas que se consideran opresivas e insultantes y, aunque en principio puede parecer una postura razonable, en el fondo opera precisamente en contra de la igualdad que busca defender.

La solución a problemas complejos suele ser compleja también, y esta vez no es la excepción. Tendríamos que empezar por asumir una postura más crítica tanto hacia la “cancelación” en sí, como hacia nuestra manera personal de estar en el mundo. 

Hacia la “cancelación” quizá lo deseable sería transformar nuestra reacción ante expresiones inadecuadas considerando dos vertientes de comportamiento: por un lado la tolerancia y la aceptación hacia el otro, partiendo generosa, pero no ingenuamente, de la base de que quien se expresa públicamente, obra de buena fe. Y por el otro, el propósito generalizado –incluyéndonos a nosotros mismos– de vivir comprometidos con una ejemplaridad consciente. 

Convertirse en “ejemplo” para los demás en principio suena anticuado y reaccionario, pero si nos detenemos un momento nos daremos cuenta de que en cierta medida todos, con nuestras acciones y omisiones, con nuestros hábitos y conductas, somos referentes para alguien, del mismo modo que en un sin fin de ocasiones el ejemplos ajeno ha servido para moldearnos. 

Desde que nacemos tomamos las acciones y omisiones de la gente a nuestro alrededor como herramientas para entender el mundo que nos rodea y como materia prima para construir nuestra propia identidad. Dichos “referentes” pueden estar en cualquier lado: desde una celebridad o un artista que nos atrae o nos repele por algo, así como también un amigo, un familiar o a cualquier otra persona con que entremos en interacción. Todos ellos generan en nosotros una influencia significativa, ya sea para imitarlos o para diferenciarnos de ellos. Y, del mismo modo que el ejemplo ajeno es central en nuestra formación, aun sin pretenderlo –y mucho más con la creciente exposición a que estamos sometidos por conducto de las redes sociales–, somos ejemplo para otros. Ya que esto ocurrirá inexorablemente, ¿no sería preferible proyectar una imagen que se parezca a ése que nos gustaría ser, en vez de transmitir una serie de comportamientos e ideas incongruentes y contradictorias? 

Al respecto de ese modo horizontal y consciente de convertirnos en “modelos ejemplares” Javier Gomá Lanzón afirma en su libro Ejemplaridad pública: “solo podrá ser una ejemplaridad persuasiva, no autoritaria, que, involucrando todas las dimensiones de la persona, incluida la privada, promueva una reforma de su estilo de vida y que, finalmente, pueda llegar a ser la fuente y el origen de nuevas costumbres cívicas, articuladoras de la vida social1”. 

Ser conscientemente ejemplar suena anacrónico y grandilocuente, porque en primera instancia queda la impresión de que se busca imponer un comportamiento moral específico por encima de todos los demás, como si se tratara de una verdad única, pero nada más lejos de mi intención. 

La ejemplaridad, como la comprendo, tiene que ver con la manera en que decidimos estar en el mundo y cómo nos proyectamos hacia los demás, estemos o no conscientes de ello. Tiene que ver con la intención y la actitud mucho más que en los contenidos o actos específicos. Tiene que ver con las decisiones éticas y conductuales que tomamos y en la forma concreta en que las llevamos a cabo, teniendo como característica central la congruencia. En una palabra, tiene que ver con nuestra Integridad personal. 

Se puede defender cualquier ideología e integrar cualquier partido político, se puede formar parte de cualquier escuela religiosa o de ninguna, puede uno acogerse a cualquier doctrina ética, podemos desarrollar cualquier clase de hábitos, pero sea como sea que decidamos construirnos, el núcleo de esa manifestación abierta y pública de quienes somos se sostendrá en el hecho de que lo que pensamos, decimos y hacemos formen un todo consistente e íntegro que nos muestren como un individuos congruentes.

Si de verdad actuamos de manera congruente, es mucho más fácil que cuando nos dirigimos a los demás nuestros desaciertos e imprudencias sean cada vez más evidentes para nosotros mismos, lo que nos ayudaría a evitarlas. Por ejemplo, si conseguimos darnos cuenta que discriminamos a alguien por su preferencia sexual, mientras internamente estamos convencidos de nuestra visión igualitaria, dicha acción nos resultará chocante, lo que nos ayudará a implementar un cambio genuino. Pero esto difícilmente ocurrirá si nuestra observación de la falta llega como consecuencia de una tormenta de descalificaciones escandalosas y sumarias. 

La conducta cívica y un ambiente propicio para la convivencia nace de, sin renunciar a la personalidad propia, mantener comportamientos, acuerdos tácitos o explícitos, modales y costumbres que posibiliten la cohabitación, el acuerdo y la aceptación mutua. Por eso, el primer paso de la ejemplaridad, en especial para aquella o aquel que se asume como igualitario, consiste en manifestar tolerancia y aceptación para con quien no piensa igual, aunque sin renunciar a la crítica directa pero constructiva, entendiendo que en la inmensa mayoría de los casos, quien se manifiesta desde valores discordantes con la moral deseable, lo hace desde la internalización de cosmovisiones menos incluyentes. Solo a partir del diálogo, el debate y el intercambio abierto y propositivo se conseguirá moverlo hacia una visión más incluyente y tolerante. Cualquier otro comportamiento en un “igualitario” sería incongruente. Y solo con este cambio, minúsculo en apariencia, la “cultura de la cancelación” quedaría prácticamente disuelta. 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carlos Aldir

1 Gomá Lanzón, Javier, Ejemplaridad Pública, Primera Edición, España, Penguin Random House – Taurus, 2014, P. 26

Comentarios


object(WP_Query)#17926 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78363) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-05-2022" ["before"]=> string(10) "27-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78363) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-05-2022" ["before"]=> string(10) "27-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17934 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17919 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17917 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-05-2022" ["before"]=> string(10) "27-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-05-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (78363) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17957 (24) { ["ID"]=> int(79415) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-31 09:30:08" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:30:08" ["post_content"]=> string(7572) "¡Qué bonito es estrenar! Qué bonito es comprar ropa y estar siempre a la moda, seguir las tendencias de las estrellas y las redes sociales, comprar sin culpa y gastar lo mínimo para después poder comprar más ropa. ¿Alguna vez nos hemos puesto a hacer cuentas? ¿Cuánto cuesta en realidad fabricar la ropa y que llegue hasta nuestro closet? Ya sea en venta directa, en almacenes comerciales o por Internet, cada prenda de vestir recorre un largo camino hasta llegar a nuestras manos, desde los campos de algodón, o las fábricas de polímeros y micro plásticos que se usan para fabricar la materia prima, diseñadores, maquiladores (el meollo de este asunto), distribuidores nacionales e internacionales, y todas las demás personas involucradas en el proceso. La respuesta es muy simple, material de muy bajo costo pero sobre todo explotación humana en las empresas de maquila y en las fábricas, personas que trabajan sin contrato, sin prestaciones, sin seguridad laboral y si, muchas veces sin sueldo o con un sueldo ínfimo y  miserable. En los pasados días un video en el que una conocida influencer descubre en la etiqueta de instrucciones de cuidado de su prenda un supuesto llamado de auxilio, puso a todos en situación de alarma y trajo el tema a la mesa, no es la primera vez que esto sucede; sin embargo, no debemos pasar por alto el mensaje oculto que esto puede significar. Mujeres, hombres y niños que al encontrarse en las condiciones más vulnerables, agravándose esta situación con la pandemia por coronavirus, acceden a dejar entre 10 y 14 horas de su vida en una bodega clandestina  a cambio de un plato de comida y un techo en donde dormir. No hay esperanza para esta gente, no hay otra opción, no hay derechos ni descanso, incluso al sentirse demasiado cansadas o enfermas por la sobre explotación serán reemplazadas por nuevos empleados que de la misma manera dejarán su vida y salud tras una máquina de coser. Esta es la nueva esclavitud laboral, a raíz del nuevo tratado de libre comercio la fabricación de prendas de vestir a muy bajo precio proliferó en todos los países del mundo. Ropa que llega a nuestras manos por un costo menor y que es prácticamente desechable, la famosa Fast Fashion o moda rápida, así es como la industria de la moda pasó de tener dos temporadas principales al año a 52 micro temporadas, prácticamente todas las semanas se renueva el inventario total de las tiendas, 120 millones de prendas son confeccionadas al año. Pero muy poco sabemos sobre lo que hay detrás de esta voraz industria, la segunda más contaminante del mundo y la que está cambiando la forma de consumir del mundo. Nadie estamos exentos, pero sería bueno que conociéramos las  particularidades que este fenómeno tiene en Asia, siendo esta la región más afectada. Concretamente, el estudio se basa en los sucesos ocurridos en China, India y Bangladesh, exponiendo la naturaleza esclavizante de esta industria que promueve la explotación laboral, la esclavitud, la violación de derechos, y donde ningún gobierno ha generado reformas para regular las condiciones laborales de millones de trabajadores de la industria. Fast Fashion es el proceso de diseño, producción y comercialización que se centra en la fabricación de grandes volúmenes de prendas utilizando réplicas de tendencias y materiales de baja calidad, para reducir el mayor número de costos y así vender al menor precio posible.  Según el informe Global Slaveey Index de Walk Free Foundation , las fábricas de textiles son una de las fuentes más comunes de esclavitud en los últimos años. La ropa dentro del fast fashion es producida por las personas más pobres y vulnerables del mundo, convirtiendo a estos trabajadores en víctimas de la esclavitud moderna, ya que, aunque pareciera que esta práctica se encuentra erradicada, en la industria textil sigue siendo una realidad. La esclavitud moderna se refiere a situaciones en las que una persona (o una entidad comercial) ha quitado la libertad a otra persona. Su libertad para controlar su cuerpo, para elegir su trabajo o para dejar de trabajar en entornos inseguros o de explotación. Incluye delitos como la trata de seres humanos, el trabajo forzado, la servidumbre por deudas y el uso del trabajo infantil. En el fast fashion se manejan diferentes técnicas de trabajo forzoso.  Se utilizan promesas falsas para atraer a los trabajadores, ayudar con la dote del matrimonio a las mujeres, pagar la educación de sus hijos entre otros. Los empleadores los engañan con un monto de dinero que luego no es pagado y se les crean deudas por las supuestas ayudas. De igual manera, se engaña de diferente forma a los empleados para no pagarles la suma de dinero acordado.  Este es un tipo de tráfico blando ya que, aunque las personas no han sido secuestradas, físicamente no tienen otra opción más que seguir trabajando. Eso pasa en la industria textil. La mayoría de los trabajadores no son forzados u obligados a trabajar, pero necesitan desesperadamente dinero para mantenerse, por eso no denuncian las agresiones por miedo a ser despedidos, ya que muchas otras personas también necesitan ese puesto de trabajo.  En algunos casos, cuando no cumplen su objetivo diario el cual es prácticamente inalcanzable se les castiga de diferentes formas ya sea mediante golpes, insultos o incluso sanciones como no permitir beber agua. Lo anterior se puede ver reflejado principalmente en las temporadas altas, donde los trabajadores suelen verse obligados a trabajar durante 14 o 16 horas al día los 7 días de la semana para cumplir con los plazos de exportaciones La industria del fast fashion ha crecido enormemente.  La realidad del  es completamente negativa. Comprar una prenda de este tipo de industria es seguir apoyando la explotación laboral de millones de personas a nivel mundial. Por lo tanto, es importante conocer las condiciones en las que viven los trabajadores para así entender el impacto negativo que está teniendo esta industria en el mundo. Es difícil que este fenómeno se acabe prontamente ya que la industria de textiles es la fuente principal de ingresos de muchos países y es un factor determinante en la economía global, pero no debe ser a costa de la vulnerabilidad de los trabajadores. Por esta razón, hasta que la sociedad no deje de apoyar este tipo de marcas y los gobiernos no regulen las condiciones laborales, millones de personas seguirán sufriendo de abusos y esclavitud que incluso podrían llevarlos a la muerte. La pregunta ahora está en el aire. ¿Tomaremos cartas en el asunto de manera individual y global? ¿O decidiremos ignorar esta información y seguir con nuestra voraz necesidad de comprar más y lo más seguido posible?" ["post_title"]=> string(18) "Esclavitud moderna" ["post_excerpt"]=> string(128) "Bárbara Lejtik nos comparte el lado oscuro de la industria textil donde los trabajadores laboran en condiciones infrahumanas. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(18) "esclavitud-moderna" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-31 15:53:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 20:53:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79415" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17857 (24) { ["ID"]=> int(80215) ["post_author"]=> string(2) "38" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-23 10:29:41" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-23 15:29:41" ["post_content"]=> string(11272) "Un tema más que López y su 4T no tienen en su agenda y no les importa es el de la salud de los más de 128 millones de mexicanos. Por esta razón sus acciones encaminadas a la prevención, control y erradicación de enfermedades, así como la atención a quienes lo requieren, ha quedado en el olvido, siendo una enorme deuda hacia los mexicanos y más aún, para los 30 millones de mexicanos que creyeron en él y le dieron su voto. Sin importar la permanencia de la pandemia de Covid-19, la Secretaría de Salud (SSa) disminuyó su gasto en el primer cuatrimestre de 2022 como no había sucedido en los 10 anteriores, reteniendo la mayor cantidad de recursos en lo que va del sexenio. Como consecuencia se han afectado áreas sustantivas de la dependencia, como el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y los Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex). En el primer cuatrimestre de 2022, la SSA utilizó menos recursos, que en el mismo periodo de cada año en la última década y también registró el mayor subejercicio en lo que va del sexenio. RECORTAN PRESUPUESTO A SALUD PARA OBRAS La cruda realidad que se vive en México en cuanto a la atención de salud, se ha visto reflejada en las continuas denuncias y protestas por la desatención, falta de medicamentos, con manifestaciones y plantones exigiendo su derecho a que los atiendan. Pero eso para López no le importa y ha criticado a los padres de niños con cáncer que exigen atiendan a sus hijos y les den sus medicamentos, llamándolos golpistas y de ser títeres de farmacéuticas. En la misma línea lo ha hecho su lacayo el inútil de López-Gatell. Pero, el meollo del asunto está no solamente en la nula experiencia para atender la salud, sino en que López buscando tener más recursos para seguir comprando votos a través de sus programas sociales, se la ha pasado recortando presupuestos de todos lados. El 20 de junio del 2022, el diario Eje Central dio a conocer que el sistema de salud de México atraviesa por el peor nivel de ejecución de recursos en una década, pese a que la pandemia de Covid-19 no ha dado tregua y a que los contagios van al alza en una quinta ola. Destacando que en un reporte de la organización México Evalúa, para abril de 2022 se tenía autorizado para el sector Salud un monto de 59 mil 800 millones de pesos; pero, el gobierno federal sólo ha desembolsado 41 mil 100, lo que representa un subejercicio de 18 mil 700 millones, equivalentes al 21% del presupuesto calendarizado. Esto se debe a un retraso en la ejecución del recurso del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) del 26.4%, 9 mil 100 millones de pesos; y la otra mitad se debe a retrasos presupuestales en 30 de sus otros 38 hospitales y organismos. En el documento se señala que: “Estamos ante una tragedia fiscal en salud. Para el Insabi al menos se ha anunciado un sustituto: el IMSS-Bienestar, pero para el resto de hospitales y organismos ni siquiera hay expectativa de mejora. La realidad se presenta cruda y sin anestesia”. Por otra parte, los organismos con mayores recortes son, Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex), el cual gastó al mes de abril 872 mdp, 64%, equivalentes a mil 500 millones de pesos menos de lo que tenía calendarizado al primer cuatrimestre. Asimismo, el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velasco Suárez”, que debía haber utilizado al mes de abril 418 millones, solamente gastó 217 mdp, 48% menos. Al igual que el Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, que debiendo gastar mil 100 millones de pesos en el periodo enero-abril, utilizó sólo 952 mdp, 20 por ciento menos. El documento de México Evalúa informa que, de 26 dependencias federales, 19 han ejercido menor gasto que el presupuestado, y los entes autónomos siguen en números rojos. Pero lo más grave es que esos recortes se han realizado para gastar más en el Tren Maya, Pensiones de Adultos Mayores y Transferencias a Petróleos Mexicanos.  LÓPEZ Y SUS OTROS DATOS Como lo ha venido haciendo desde el 1 de diciembre del 2018, cada vez que se informa, denuncia, cuestiona algo que sucede en esta nefasta administración, López para desmentirlo sale con que él tiene “otros datos”. Y en esta ocasión del subejercicio en salud, que además no es la única dependencia que enfrenta el tema, salió con sus otros datos. Asegura que no hay subejercicio en el gasto programable. Y en su mañanera al cuestionarlo si existe un subejercicio en la Secretaría de Salud, contestó: “No, al contrario, estamos pendientes porque no hay subejercicios”. Según López, el gasto del gobierno federal ha ido avanzando acorde a lo programado, y se encuentra al 43.3%, prácticamente a la mitad de lo planeado, en línea con lo que lleva el año. Pero las cifras lo desmienten. Existe subejercicio en Salud y en la Guardia Nacional (GN), ya que Salud está al 30.2% y el la Guardia Nacional al 20.6% del gasto programable para este 2022, por debajo de la media en el gasto. En 2022, se le asignaron a Salud, 139 mil 519 millones de pesos; y únicamente ha ejercido 42 mil 111 millones de pesos, es decir, el 30.2%, cuando debería de estar ejerciendo 60 mil 411.7 millones de pesos. Respecto a la Guardia Nacional se le asignaron 94 mil 437 millones de pesos y solamente ha ejercido 19 mil 425 millones de pesos, presentándose un subejercicio de casi 50%, entre lo programado y lo usado. Y de acuerdo a lo que López afirmó que el gasto programable del gobierno va al 43.3%, la Guardia Nacional debería de estar gastando 40 mil 891.2 mil millones de pesos del total asignado. EL MEOLLO DEL SUBEJERCICIO Perversamente, con este subejercicio que obviamente puede ser intencional, el gobierno podría argumentar que es un ahorro y de esta manera, como NO LO OCUPA, REASIGNARLO a otros rubros de manera discrecional, sobre todo para sus inútiles proyectos prioritarios que van destinados al fracaso, como lo son el Tren Maya, la refinería Olmeca Dos Bocas, e inclusive, para pagos en la operación del nuevo aeropuerto internacional Felipe Ángeles, que como obra terminada, ya está demostrando ser un fracaso, dado que tiene baja afluencia de pasajeros. Asimismo, ese dinero del “subejercicio” también lo pueden usar para las pensiones y las becas con que compran votos. Y la prueba de lo anterior es que en cuanto a los prioritarios de inversión, ya llevan gastados 114 mil 386 millones de pesos, equivalentes al 56.3%, de un presupuesto asignado de un gasto de 114 mil 386 millones de pesos.  De igual manera, en los programas prioritarios sociales, ya se han gastado 213 mil millones de un gasto programable de 443.9 mil millones de pesos, y llevan avance del 48%. Sobresaliendo que en estos programas aumentaron el presupuesto un 31% respecto al 2021. Y en un comparativo de lo ejercido hasta el 15 de junio del 2022 con lo ejercido en el mismo lapso en el 2021, representa un 20.5% más, es decir, lo gastaron más rápido. ¿Tendría algo que ver que hubo elecciones en 6 estados para gobernador? Y como colofón, los subejercicios se han caracterizado por tener bajos resultados, quedando lejos de los objetivos trazados, aún con los “ahorros” que se generaron. Esta cruda realidad, nos muestra y demuestra primero que López MINTIÓ afirmando que NO HABÍA SUBEJERCICIOS y que todo va bien en un 43.3 % del gasto. Y segundo NO PUEDE considerarse un subejercicio como AHORRO, dado que si no se ejerce el presupuesto que les fue asignado, es obvio que los resultados serán menores a los planeados y presupuestados.  Al menos que con la perversidad de López, les haya asignado MÁS PRESUPUESTO DEL QUE NECESITARÍAN, para al “ahorrar” con el subejercicio, y poder reasignarlos. Lo cual no lo dudaría en lo más mínimo. En fin, cualquiera que sea de las dos posibilidades, se muestra y demuestra la forma corrupta y perversa en que se maneja López y su 4-T. ¿Ese es su cambio prometido y su Cuarta Transformación? Pobres ilusos. Mientras esto sucede, millones de mexicanos siguen sin ser atendidos en salud, sin medicamentos, poniéndose en enorme riesgo de perder la vida, teniendo que costearse su atención, gastar, endeudarse, al no cumplirles esta 4T con su obligación de darles atención médica. Patética realidad." ["post_title"]=> string(54) "De Frente Y Claro | LA SALUD, UNA DEUDA MÁS DE LA 4-T" ["post_excerpt"]=> string(159) "A pesar de que el presidente prometió un sistema de salud comparado con el de los países nórdicos, el presupuesto destinado a este sector ha disminuido.  " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "de-frente-y-claro-la-salud-una-deuda-mas-de-la-4-t" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-23 10:29:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-23 15:29:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80215" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17957 (24) { ["ID"]=> int(79415) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-31 09:30:08" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:30:08" ["post_content"]=> string(7572) "¡Qué bonito es estrenar! Qué bonito es comprar ropa y estar siempre a la moda, seguir las tendencias de las estrellas y las redes sociales, comprar sin culpa y gastar lo mínimo para después poder comprar más ropa. ¿Alguna vez nos hemos puesto a hacer cuentas? ¿Cuánto cuesta en realidad fabricar la ropa y que llegue hasta nuestro closet? Ya sea en venta directa, en almacenes comerciales o por Internet, cada prenda de vestir recorre un largo camino hasta llegar a nuestras manos, desde los campos de algodón, o las fábricas de polímeros y micro plásticos que se usan para fabricar la materia prima, diseñadores, maquiladores (el meollo de este asunto), distribuidores nacionales e internacionales, y todas las demás personas involucradas en el proceso. La respuesta es muy simple, material de muy bajo costo pero sobre todo explotación humana en las empresas de maquila y en las fábricas, personas que trabajan sin contrato, sin prestaciones, sin seguridad laboral y si, muchas veces sin sueldo o con un sueldo ínfimo y  miserable. En los pasados días un video en el que una conocida influencer descubre en la etiqueta de instrucciones de cuidado de su prenda un supuesto llamado de auxilio, puso a todos en situación de alarma y trajo el tema a la mesa, no es la primera vez que esto sucede; sin embargo, no debemos pasar por alto el mensaje oculto que esto puede significar. Mujeres, hombres y niños que al encontrarse en las condiciones más vulnerables, agravándose esta situación con la pandemia por coronavirus, acceden a dejar entre 10 y 14 horas de su vida en una bodega clandestina  a cambio de un plato de comida y un techo en donde dormir. No hay esperanza para esta gente, no hay otra opción, no hay derechos ni descanso, incluso al sentirse demasiado cansadas o enfermas por la sobre explotación serán reemplazadas por nuevos empleados que de la misma manera dejarán su vida y salud tras una máquina de coser. Esta es la nueva esclavitud laboral, a raíz del nuevo tratado de libre comercio la fabricación de prendas de vestir a muy bajo precio proliferó en todos los países del mundo. Ropa que llega a nuestras manos por un costo menor y que es prácticamente desechable, la famosa Fast Fashion o moda rápida, así es como la industria de la moda pasó de tener dos temporadas principales al año a 52 micro temporadas, prácticamente todas las semanas se renueva el inventario total de las tiendas, 120 millones de prendas son confeccionadas al año. Pero muy poco sabemos sobre lo que hay detrás de esta voraz industria, la segunda más contaminante del mundo y la que está cambiando la forma de consumir del mundo. Nadie estamos exentos, pero sería bueno que conociéramos las  particularidades que este fenómeno tiene en Asia, siendo esta la región más afectada. Concretamente, el estudio se basa en los sucesos ocurridos en China, India y Bangladesh, exponiendo la naturaleza esclavizante de esta industria que promueve la explotación laboral, la esclavitud, la violación de derechos, y donde ningún gobierno ha generado reformas para regular las condiciones laborales de millones de trabajadores de la industria. Fast Fashion es el proceso de diseño, producción y comercialización que se centra en la fabricación de grandes volúmenes de prendas utilizando réplicas de tendencias y materiales de baja calidad, para reducir el mayor número de costos y así vender al menor precio posible.  Según el informe Global Slaveey Index de Walk Free Foundation , las fábricas de textiles son una de las fuentes más comunes de esclavitud en los últimos años. La ropa dentro del fast fashion es producida por las personas más pobres y vulnerables del mundo, convirtiendo a estos trabajadores en víctimas de la esclavitud moderna, ya que, aunque pareciera que esta práctica se encuentra erradicada, en la industria textil sigue siendo una realidad. La esclavitud moderna se refiere a situaciones en las que una persona (o una entidad comercial) ha quitado la libertad a otra persona. Su libertad para controlar su cuerpo, para elegir su trabajo o para dejar de trabajar en entornos inseguros o de explotación. Incluye delitos como la trata de seres humanos, el trabajo forzado, la servidumbre por deudas y el uso del trabajo infantil. En el fast fashion se manejan diferentes técnicas de trabajo forzoso.  Se utilizan promesas falsas para atraer a los trabajadores, ayudar con la dote del matrimonio a las mujeres, pagar la educación de sus hijos entre otros. Los empleadores los engañan con un monto de dinero que luego no es pagado y se les crean deudas por las supuestas ayudas. De igual manera, se engaña de diferente forma a los empleados para no pagarles la suma de dinero acordado.  Este es un tipo de tráfico blando ya que, aunque las personas no han sido secuestradas, físicamente no tienen otra opción más que seguir trabajando. Eso pasa en la industria textil. La mayoría de los trabajadores no son forzados u obligados a trabajar, pero necesitan desesperadamente dinero para mantenerse, por eso no denuncian las agresiones por miedo a ser despedidos, ya que muchas otras personas también necesitan ese puesto de trabajo.  En algunos casos, cuando no cumplen su objetivo diario el cual es prácticamente inalcanzable se les castiga de diferentes formas ya sea mediante golpes, insultos o incluso sanciones como no permitir beber agua. Lo anterior se puede ver reflejado principalmente en las temporadas altas, donde los trabajadores suelen verse obligados a trabajar durante 14 o 16 horas al día los 7 días de la semana para cumplir con los plazos de exportaciones La industria del fast fashion ha crecido enormemente.  La realidad del  es completamente negativa. Comprar una prenda de este tipo de industria es seguir apoyando la explotación laboral de millones de personas a nivel mundial. Por lo tanto, es importante conocer las condiciones en las que viven los trabajadores para así entender el impacto negativo que está teniendo esta industria en el mundo. Es difícil que este fenómeno se acabe prontamente ya que la industria de textiles es la fuente principal de ingresos de muchos países y es un factor determinante en la economía global, pero no debe ser a costa de la vulnerabilidad de los trabajadores. Por esta razón, hasta que la sociedad no deje de apoyar este tipo de marcas y los gobiernos no regulen las condiciones laborales, millones de personas seguirán sufriendo de abusos y esclavitud que incluso podrían llevarlos a la muerte. La pregunta ahora está en el aire. ¿Tomaremos cartas en el asunto de manera individual y global? ¿O decidiremos ignorar esta información y seguir con nuestra voraz necesidad de comprar más y lo más seguido posible?" ["post_title"]=> string(18) "Esclavitud moderna" ["post_excerpt"]=> string(128) "Bárbara Lejtik nos comparte el lado oscuro de la industria textil donde los trabajadores laboran en condiciones infrahumanas. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(18) "esclavitud-moderna" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-31 15:53:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 20:53:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79415" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(46) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "0668332b7a434b334c0493733fdfde25" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Esclavitud moderna

Bárbara Lejtik nos comparte el lado oscuro de la industria textil donde los trabajadores laboran en condiciones infrahumanas.

mayo 31, 2022
De Frente Y Claro | SECTOR SALUD, DE FRACASO EN FRACASO

De Frente Y Claro | LA SALUD, UNA DEUDA MÁS DE LA 4-T

A pesar de que el presidente prometió un sistema de salud comparado con el de los países nórdicos, el presupuesto destinado a...

junio 23, 2022




Más de categoría

La Sincronicidad como parte de la evolución y de la inteligencia subyacente

–“Somos polvo de estrellas reflexionando sobre estrellas”. Carl Sagan (1934-1996), astrónomo estadounidense.

junio 24, 2022
Sobre los jesuitas asesinados en Chihuahua

Sobre los jesuitas asesinados en Chihuahua

Cuando pienso en el problema del crimen organizado en México, recuerdo la sentencia implacable a la entrada del infierno...

junio 24, 2022
La epidemia de los corazones de piedra

La epidemia de los corazones de piedra

Es triste vivir en una sociedad en donde la muerte y la violencia ya no es capaz de conmovernos,...

junio 24, 2022

Restauranteros de Nuevo León ante la crisis del agua piden ayuda

Ante la crisis del agua, recortes, y aunado a que no se respeta el horario de la programación del...

junio 23, 2022