Ratas de dos patas… como candidatos

La política en México siempre ha aceptado a todo aquel que tenga capacidad de oratoria y de liderazgo para poder contender por algún cargo popular. La Constitución dice que todos los mexicanos tenemos derecho a votar y...

4 de marzo, 2021 Ratas de dos patas… como candidatos

La política en México siempre ha aceptado a todo aquel que tenga capacidad de oratoria y de liderazgo para poder contender por algún cargo popular. La Constitución dice que todos los mexicanos tenemos derecho a votar y ser votados, pero lo mínimo que esperamos los ciudadanos es respeto a nuestra inteligencia cuando los candidatos presentados hoy en día no tienen la más mínima idea de lo que representa el cargo para el que compiten.

Morena comenzó a tener una disputa interna debido a las acusaciones que pesan sobre su candidato en Guerrero, Félix Salgado Macedonio, quien fue señalado por violación y evidentemente no se puede tener como gobernador a una persona que cometió delitos. El problema de este asunto es que siendo un tema tan delicado, terminó politizado. Hay mujeres que han sufrido de violencia por lo que es necesario contar con acciones que erradiquen este mal, pero en vez de eso surgió una acusación que ahora está politizada y la presunta víctima presentó su denuncia después de muchos años. Por ello, en vez de llevar este caso de manera adecuada, solo se ha limitado en una acción al interior de Morena, pero nada más. 

Por otro lado, también tenemos al candidato de Movimiento Ciudadano, Samuel García, en Nuevo León que no tiene la menor idea de lo que es vivir con un sueldo mínimo ya que está seguro de que la gente pobre tiene sueldos de 50 mil pesos y que un trabajo difícil es jugar golf. En cuanto a legisladores estamos todavía más perdidos cuando tenemos candidatos como Paquita la del Barrio o Bibi Gaytán que pasaron de la vida artística a buscar un cargo público. 

Es muy triste ver las pocas opciones que los mexicanos tenemos para emitir nuestro voto en las urnas cuando Paquita la del Barrio aseguró no tener idea de lo que haría en su cargo en caso de ganar en la elección. Realmente es de coraje que seamos tan ofendidos por los partidos políticos al utilizar nuestro dinero para financiar sus campañas tontas y que nos presenten tan pobres propuestas. 

No tenemos opción para confiarle las riendas de nuestro país a gobernadores y legisladores que no tienen idea de lo que van a hacer para mejorar el rumbo de todos los problemas que tenemos encima. Solamente son buitres esperando por el poder y creen poder tener éxito cuando ya tuvimos a un presidente del que todos se mofaron por su falta de cultura al no saber el nombre de las instituciones mexicanas y decir que no es “la señora de la casa” por no saber el precio de un kilo de tortillas, así que antes de votar en el próximo proceso es importante analizar bien en qué manos vamos a dejar a nuestro querido México. 

Comentarios
object(WP_Query)#18076 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(62282) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-03-2021" ["before"]=> string(10) "23-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(62282) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-03-2021" ["before"]=> string(10) "23-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18172 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18156 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18170 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "26-03-2021" ["before"]=> string(10) "23-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-03-26 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-04-23 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (62282) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#4436 (24) { ["ID"]=> int(63372) ["post_author"]=> string(2) "91" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-03 15:39:47" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-03 20:39:47" ["post_content"]=> string(12059) "Tanto para fieles como para no creyentes, la Semana Santa es un tiempo cargado de significados que apelan directamente al nudo existencial del ser humano. Alegría, tristeza, culpa, pena, dolor y redención son experiencias que todos vivimos durante nuestras vidas. Es el quid que la filosofía existencialista del siglo XX analiza en su estudio del ser humano que, a su vez, viene de postulaciones anteriores como el Angst de Kierkegaard o la noción más antigua de "inquietud" como lo expresó san Agustín a lo largo de su pensamiento1 Todo este entramado existencial se manifiesta en nuestra libertad, nuestra capacidad de elegir y ejecutar nuestra voluntad según nuestro arbitrio, nuestro compás moral2, nuestros deseos y nuestro proyecto de vida. De esta manera, cuando alguien hace una acción buena, es celebrado; cuando hace algo perverso, es vituperado y castigado. Dejó escrito san Agustín: "El libre albedrío fue concedido al hombre para que conquistara méritos, siendo bueno no por voluntad, sino por libre voluntad"3 . Esta es la idea fundamental que le da sentido a toda ética. Es gracias a nuestra nuestra libertad que podemos convertirnos en mejores personas. De la misma manera, en la esfera pública y política, cuando alguien comete un crimen voluntariamente, como sociedad y en aras del bien común y de la preservación de la misma, se le castiga de acuerdo a las leyes acordadas por el constituyente y la legislación vigente. Un claro ejemplo es la tipología que se le da al homicidio en el derecho penal. Para establecer este criterio, se tornó la mirada a lo que la psicología ha postulado respecto al homicidio. El investigador Albert Roberts, por ejemplo, postula cuatro tipologías principales para clasificar los homicidios de acuerdo a las causas o intencionalidades de las personas involucradas. El primero es provocado por un altercado discusión súbita e intensa. Después, está el que es considerado como delito grave, donde hay una expresa intención de matar a otra persona. La tercera tipología es resultado de una condición preexistente de violencia doméstica. La cuarta y última es el homicidio accidental4. Como es posible apreciar, la diferencia radica en nuestro grado de intención, es decir, nuestra libertad.  Lo que me parece más importante de esta fecha es que nos recuerda a todo el género humano que nuestras acciones tienen consecuencias reales que impactan la vida ajena. Lejos del mito que ha ido apoderándose de nuestra cultura contemporánea, nuestra libertad no es absoluta ya que todas las personas dependemos de otros seres humanos. Es decir, nuestras elecciones repercuten en las vidas ajenas así como éstas afectan la propia. Tales efectos pueden causar alegría, felicidad y placer, así como dolor, odio, tristeza y sufrimiento. El filósofo francés, Paul Ricoeur, describió el sufrimiento como “disminución de nuestra integridad física, psíquica o espiritual […] sobre todo, el sufrimiento opone a la reprobación la lamentación; porque si la falta hace al hombre culpable, el sufrimiento lo hace víctima: contra esto clama la lamentación"5 . En otras palabras, el sufrimiento es una pasión que, dependiendo de la relación entre personas, convierte a uno en culpable y a otro en víctima. La distinción es clarísima en situaciones como la señalada anteriormente. El homicida es culpable de causar la muerte de la otra persona y ésta es la víctima. Sin embargo –y este es el punto al que quiero traer la atención del lector– esta situación donde una persona daña a otra no necesita escalar a este grado para percatarnos que diariamente cometemos el mal contra los demás. Muchas veces, sin darnos cuenta. Y en muchas otras ocasiones, con toda la intención de acometerlo –y convencidos de que estamos justificados en hacerlo–. Esta situación, hecho innegable, es uno de los puntos que considero destaca la Semana Santa. Que todos hacemos y haremos el mal. Que nuestra libertad no es absoluta y necesitamos de los demás para construir el bien. Incluso, nuestras leyes y juicios –que están basados en una pretendida neutralidad– son deficientes y fallan. Pensar lo contrario es sencilla y llanamente pura soberbia.  ¿Significa que nuestros esfuerzos son en vano? ¡Todo lo contrario! Nuestras fallas como personas, nuestra imperfección como seres limitados, se auxilian en la unidad de la comunidad y la sociedad. Al menos, mientras exista un espíritu de empatía y solidaridad. Y este es un punto que considero que en esta celebración se pone de manifiesto: el espíritu de perdón y redención. Insisto, aunque no sea uno creyente, estos son valores y virtudes que toda persona consideraría como algo bueno. Ya que, cuando uno acepta el error, da la bienvenida a la posibilidad de cambiar para crecer y mejorar como persona, es decir que el reconocimiento del error es la condición de posibilidad y la señal por excelencia de que la intención quiere ser mejor.    Por último, quisiera resaltar la función del concepto de "pecado" dentro de nuestra sociedad actual en este rápido recorrido del entramado existencial humano. El psicólogo Manuel Villegas se cuestiona lo siguiente: "¿Cómo podemos tratar con el sentimiento de culpa si no reconocemos el concepto de 'pecado'?"6 . En primer lugar, me parece que el reconocimiento de la importancia del concepto de “pecado” para explicar con precisión el sentimiento de culpa por parte de un psicólogo pone de manifiesto que la naturaleza del mal moral no se puede explicar solo con las herramientas de la ciencia moderna-experimental. Hemos de ser fieles a nuestro credo de tolerancia y apertura contemporánea, pues sea uno fiel o sea uno no creyente, simplemente no podemos cerrarnos al diálogo por no querer emplear conceptos válidos por haber sido gestados en un pensamiento que, por alguna razón, no se esté de acuerdo. En segundo lugar, así como hay una indisoluble relación entre la libertad y la responsabilidad, también existe una innegable relación causa-efecto entre el pecado y la culpa.  Existen muchas dimensiones por las cuales se expresa la culpa humana: "temor al castigo, vergüenza pública o privada, contrición por el mal causado o remordimiento por el bien que hemos dejado de hacer"7 . Más adelante, el mismo autor distingue entre el sentimiento de culpa y la conciencia de culpa. Acaba por afirmar que "solo podemos hablar de sentimiento de culpa si presuponemos un mal (un pecado) causado por alguien y reconocido responsablemente por él"8 . Me parece interesante la distinción expuesta por el autor. Incluso, muy acertada, pues quien comete un pecado –una acción con una intención perversa– puede justificar su acción reconociendo que, si bien hizo algo "malo", era la acción más adecuada por ser la única posible –bajo su perspectiva–. Será la decisión de quienes juzguen todo el contexto, validar si esta alternativa empata con el alegato que hace la persona en cuestión. Si la persona solo se justifica, existe una "conciencia de la culpa". Si la persona se siente responsable por el mal –el sufrimiento– que causó, entonces existe un "sentimiento de culpa" que es, a mi parecer, una reflexión de segundo grado donde la persona acepta la responsabilidad de su actuar. De tal manera que, con esta rápida pincelada de todo lo que implica nuestra libertad cotidianamente, es posible afirmar que estamos en un constante vaivén de alegrías y dolores, de triunfos y de pérdidas. Por lo que no es ninguna sorpresa que cometamos muchos errores durante nuestra vida. Como afirmó Agustín de Hipona: "¿Acaso no es tentación ininterrumpida la vida humana sobre la tierra?"9 . Sin embargo, así como existe el dolor, también la alegría; así como hay culpas y errores, hay perdón y superación. Este es el punto más importante que nos invita a reflexionar sobre el festejo de Semana Santa. Así que, durante estos días de descanso, me parece que es buen momento para que reflexionemos sobre nuestra vida: logros, metas por cumplir, situaciones por las que estemos agradecidos, así como aquellas donde reconocemos que podemos ser mejores. Más que irnos de viaje –lo cual sería una irresponsabilidad estando en pandemia–, pienso que podemos aprovechar mejor esta Semana Santa buscando cómo mejorar nuestra vida, tanto como personas individuales, como miembros de las diversas comunidades de las que formamos parte –familia, amigos, trabajo, sociedad, etc.–. Hemos de pensar qué queremos de este 2021 y cómo podemos mejorar nuestra situación actual.  1Como da testimonio la icónica frase en el primer libro de Confesiones, "y nuestro corazón permanece inquieto hasta que descanse en ti". San Agustín, Confesiones; segunda edición, trad. de Ángel Custodio Vega, (Madrid: BAC, 2013).  conf. I: 1; 1. 2Concepto que retomo del pensamiento de Charles Taylor. 3San Agustín, De libero arbitrio; quinta edición, trad. de Víctor Capanaga, (Madrid: BAC, 2009). lib. arb. III: 3; 8.  4Cfr. Shaw, Julia, Hacer el mal. Un estudio sobre nuestra infinita capacidad para hacer daño; trad. de Álvaro Robledo; (Barcelona: Planeta, 2019), pp. 61-65.  5Ricoeur, Paul, El mal. Un desafío a la filosofía y a la teología; trad. de Irene Agoff, (Buenos Aires: Amorrortu, 2011), p. 25.  6 Villegas Besora, Manuel, Psicología de los siete pecados capitales, (España: Herder, 2018), p. 9.  7Ídem.  8Ibídem, p. 10.   9conf. X: 28; 39." ["post_title"]=> string(71) "Una reflexión acerca de nuestra libertad en tiempos de la Semana Santa" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(70) "una-reflexion-acerca-de-nuestra-libertad-en-tiempos-de-la-semana-santa" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-03 15:39:47" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-03 20:39:47" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63372" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18055 (24) { ["ID"]=> int(64170) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-16 10:56:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-16 15:56:04" ["post_content"]=> string(6810) "Dos casos emblemáticos han desnudado el clasismo y racismo opositor en las figuras emergentes que surgieron luego de la debacle de los partidos políticos tradicionales en el pasado proceso electoral de 2018. Destaca el lamentable y condenable caso de la excomisionada del IFAI, María Elena Pérez-Jaén Zermeño, que atacó mediante un mensaje de Twitter a la analista Viridiana Ríos, en respuesta a un artículo dedicado a la reforma fiscal integral donde expone con datos duros y análisis el temor infundado en las clases medias ante la adecuación de un nuevo sistema tributario. La ahora candidata suplente a una diputación proporcional por el PAN escribió en un mensaje de Twitter dedicado a la doctora en Gobierno por la universidad de Harvard lo siguiente: “Desperdicio de recursos en Harvard con la colaboracionista Ríos, la Viri siempre responderá a su origen, ni los filtros que utiliza la disimulan. “La mona aunque se vista de seda, mona se queda”. Dicho mensaje fue publicado en su cuenta el pasado 8 de abril a las 14.41 horas, a pesar de haber intentado deslindarse de la veracidad del mismo.  Destaca la utilización de las frases: “aunque la mona se vista de seda…” y la de “ni los filtros la disimulan” en clara alusión al origen mestizo de la doctora Ríos. Para Pérez-Jaén el análisis realizado está descalificado no por ser inviable o por tener errores en los datos duros, sino por provenir de una mujer de piel morena, de extracción proletaria, que no entiende de políticas públicas y que no merecía haber estudiado en una universidad extranjera. Ante la ola de descalificaciones y su indefendible postura clasista la excomisionada debió salir a dar una disculpa donde negó haber denostado a Ríos, disfrazando sus diferencias con simples cuestiones ideológicas; no obstante, volvió a acusarla de victimizarse. Sumado a esto la candidata tomó la “precaución” de restringir el acceso a su cuenta los días posteriores a la polémica.  Hasta el 13 de abril nadie en el PAN ni en la denominada alianza Va por México había salido a dar un posicionamiento ante tan evidentes muestras de odio y división de su candidata, que ya antes se había visto envuelta en escándalos de viajes al extranjero con cargo al erario durante la administración del expresidente Felipe Calderón. El segundo caso emblemático fue la polémica desatada por los conductores del programa en internet “Atypical Te Ve” donde el comediante Alejandro Quiroz y la estratega digital Gloria Lara provocaron el rechazo generalizado por sus comentarios insensibles respecto a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. En el programa transmitido a través de la plataforma YouTube aseguraron que existía la libertad de burlarse de cualquier tema sin censura, incluso de los 43. El remate de ese comentario desafortunado fue “nadie nos quemó” seguido de risas, en alusión a la verdad histórica de la PGR a cargo de Jesús Murillo Karam que aseguraba que los cuerpos de los normalistas fueron carbonizados en un basurero. A pesar de las críticas a sus indefendibles burlas, Gloria Lara aseguró que los cuestionamientos eran sesgados y compartió en sus redes sociales el programa completo, minimizando su actuar personal y el de sus polémicos compañeros. Fue el publicista Carlos Alazraki quien debió salir a enmendar la plana para informar que los conductores dejarían el canal digital por la polémica generada, ya que aunque el programa estaba destinado a la diversión, tenía la limitante del respeto al público. No es la primera vez que Lara se ve envuelta en polémicos posicionamientos. Sus mensajes de Twitter han sido señalados por su clasismo y racismo. Su falta de rigor al difundir información le hacen una propaladora de noticias falsas contra el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Ha confundido a personajes y simpatizantes del régimen en declaraciones e interpretación de hechos que le han valido desmentidos ante sus errores garrafales y su ignorancia descomunal; sin embargo, al ser una de las figuras con más seguidores, reales o “pagados”, la oposición recurre a ella para posicionar temas de tendencia en las redes sociales.  Los excesos de políticos y figuras públicas opositoras que han difundido noticias falsas, confundido personajes, promocionado intereses personales como agenda pública, e interminables retahílas de mensajes de odio, no son exclusivas de las “personalidades” emergentes opositoras. Basta recordar algunos casos bizarros, como los tragicómicos posicionamientos en contra de la vacuna Sputnik V de la senadora Lilly Téllez que merecieron un desmentido diplomático, o la oscurantista idea de Héctor Aguilar Camín sobre que dicho biológico solo servía en caucásicos. Incluso un analista de poca monta aseguró que el gobierno de la India había “regalado” a México 870 mil dosis de AstraZeneca por el día del amor y la amistad, aberración desmentida por el propio cónsul, Manpreet Vohra. Un exrecluso irrumpió en una mañanera presidencial para pedir trabajo, la interpretación del caricaturista Paco Calderón fue que era un montaje a cargo de un militar. Después se confirmó que el hombre estuvo detenido en 2017; el “monero”, en una reacción esquizofrénica, aseguró que entonces era un Patiño del narco, pues AMLO saludó a la madre y a un hermano del Chapo, como prueba adjuntó fotos que había compartido el expresidente Calderón. El supuesto hermano del “Chapo” resultó ser un médico del IMSS, mucho más joven, pero ni con esos rebatidos el cartonista se retractó de sus infamias. Las figuras emergentes opositoras que surgieron durante el proceso electoral de 2018 y que han continuado su labor en contra del actual gobierno de AMLO son en muchos casos, auténticos propagadores de mensajes de odio e intolerancia al diferente. Ante la falta de nuevos cuadros políticos, el reciclado de cartuchos quemados, la presencia de políticos impresentables, los nuevos personajes no tienen empacho alguno en utilizar la falacia y las verdades torcidas para enfrentar al régimen. Abrazan la virulencia y la mitomanía para justificar sus deleznables campañas de odio y división sin importarles desnudar su arraigado fascismo." ["post_title"]=> string(39) "Figuras opositoras clasistas y racistas" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(39) "figuras-opositoras-clasistas-y-racistas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-16 10:56:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-16 15:56:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64170" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#4436 (24) { ["ID"]=> int(63372) ["post_author"]=> string(2) "91" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-03 15:39:47" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-03 20:39:47" ["post_content"]=> string(12059) "Tanto para fieles como para no creyentes, la Semana Santa es un tiempo cargado de significados que apelan directamente al nudo existencial del ser humano. Alegría, tristeza, culpa, pena, dolor y redención son experiencias que todos vivimos durante nuestras vidas. Es el quid que la filosofía existencialista del siglo XX analiza en su estudio del ser humano que, a su vez, viene de postulaciones anteriores como el Angst de Kierkegaard o la noción más antigua de "inquietud" como lo expresó san Agustín a lo largo de su pensamiento1 Todo este entramado existencial se manifiesta en nuestra libertad, nuestra capacidad de elegir y ejecutar nuestra voluntad según nuestro arbitrio, nuestro compás moral2, nuestros deseos y nuestro proyecto de vida. De esta manera, cuando alguien hace una acción buena, es celebrado; cuando hace algo perverso, es vituperado y castigado. Dejó escrito san Agustín: "El libre albedrío fue concedido al hombre para que conquistara méritos, siendo bueno no por voluntad, sino por libre voluntad"3 . Esta es la idea fundamental que le da sentido a toda ética. Es gracias a nuestra nuestra libertad que podemos convertirnos en mejores personas. De la misma manera, en la esfera pública y política, cuando alguien comete un crimen voluntariamente, como sociedad y en aras del bien común y de la preservación de la misma, se le castiga de acuerdo a las leyes acordadas por el constituyente y la legislación vigente. Un claro ejemplo es la tipología que se le da al homicidio en el derecho penal. Para establecer este criterio, se tornó la mirada a lo que la psicología ha postulado respecto al homicidio. El investigador Albert Roberts, por ejemplo, postula cuatro tipologías principales para clasificar los homicidios de acuerdo a las causas o intencionalidades de las personas involucradas. El primero es provocado por un altercado discusión súbita e intensa. Después, está el que es considerado como delito grave, donde hay una expresa intención de matar a otra persona. La tercera tipología es resultado de una condición preexistente de violencia doméstica. La cuarta y última es el homicidio accidental4. Como es posible apreciar, la diferencia radica en nuestro grado de intención, es decir, nuestra libertad.  Lo que me parece más importante de esta fecha es que nos recuerda a todo el género humano que nuestras acciones tienen consecuencias reales que impactan la vida ajena. Lejos del mito que ha ido apoderándose de nuestra cultura contemporánea, nuestra libertad no es absoluta ya que todas las personas dependemos de otros seres humanos. Es decir, nuestras elecciones repercuten en las vidas ajenas así como éstas afectan la propia. Tales efectos pueden causar alegría, felicidad y placer, así como dolor, odio, tristeza y sufrimiento. El filósofo francés, Paul Ricoeur, describió el sufrimiento como “disminución de nuestra integridad física, psíquica o espiritual […] sobre todo, el sufrimiento opone a la reprobación la lamentación; porque si la falta hace al hombre culpable, el sufrimiento lo hace víctima: contra esto clama la lamentación"5 . En otras palabras, el sufrimiento es una pasión que, dependiendo de la relación entre personas, convierte a uno en culpable y a otro en víctima. La distinción es clarísima en situaciones como la señalada anteriormente. El homicida es culpable de causar la muerte de la otra persona y ésta es la víctima. Sin embargo –y este es el punto al que quiero traer la atención del lector– esta situación donde una persona daña a otra no necesita escalar a este grado para percatarnos que diariamente cometemos el mal contra los demás. Muchas veces, sin darnos cuenta. Y en muchas otras ocasiones, con toda la intención de acometerlo –y convencidos de que estamos justificados en hacerlo–. Esta situación, hecho innegable, es uno de los puntos que considero destaca la Semana Santa. Que todos hacemos y haremos el mal. Que nuestra libertad no es absoluta y necesitamos de los demás para construir el bien. Incluso, nuestras leyes y juicios –que están basados en una pretendida neutralidad– son deficientes y fallan. Pensar lo contrario es sencilla y llanamente pura soberbia.  ¿Significa que nuestros esfuerzos son en vano? ¡Todo lo contrario! Nuestras fallas como personas, nuestra imperfección como seres limitados, se auxilian en la unidad de la comunidad y la sociedad. Al menos, mientras exista un espíritu de empatía y solidaridad. Y este es un punto que considero que en esta celebración se pone de manifiesto: el espíritu de perdón y redención. Insisto, aunque no sea uno creyente, estos son valores y virtudes que toda persona consideraría como algo bueno. Ya que, cuando uno acepta el error, da la bienvenida a la posibilidad de cambiar para crecer y mejorar como persona, es decir que el reconocimiento del error es la condición de posibilidad y la señal por excelencia de que la intención quiere ser mejor.    Por último, quisiera resaltar la función del concepto de "pecado" dentro de nuestra sociedad actual en este rápido recorrido del entramado existencial humano. El psicólogo Manuel Villegas se cuestiona lo siguiente: "¿Cómo podemos tratar con el sentimiento de culpa si no reconocemos el concepto de 'pecado'?"6 . En primer lugar, me parece que el reconocimiento de la importancia del concepto de “pecado” para explicar con precisión el sentimiento de culpa por parte de un psicólogo pone de manifiesto que la naturaleza del mal moral no se puede explicar solo con las herramientas de la ciencia moderna-experimental. Hemos de ser fieles a nuestro credo de tolerancia y apertura contemporánea, pues sea uno fiel o sea uno no creyente, simplemente no podemos cerrarnos al diálogo por no querer emplear conceptos válidos por haber sido gestados en un pensamiento que, por alguna razón, no se esté de acuerdo. En segundo lugar, así como hay una indisoluble relación entre la libertad y la responsabilidad, también existe una innegable relación causa-efecto entre el pecado y la culpa.  Existen muchas dimensiones por las cuales se expresa la culpa humana: "temor al castigo, vergüenza pública o privada, contrición por el mal causado o remordimiento por el bien que hemos dejado de hacer"7 . Más adelante, el mismo autor distingue entre el sentimiento de culpa y la conciencia de culpa. Acaba por afirmar que "solo podemos hablar de sentimiento de culpa si presuponemos un mal (un pecado) causado por alguien y reconocido responsablemente por él"8 . Me parece interesante la distinción expuesta por el autor. Incluso, muy acertada, pues quien comete un pecado –una acción con una intención perversa– puede justificar su acción reconociendo que, si bien hizo algo "malo", era la acción más adecuada por ser la única posible –bajo su perspectiva–. Será la decisión de quienes juzguen todo el contexto, validar si esta alternativa empata con el alegato que hace la persona en cuestión. Si la persona solo se justifica, existe una "conciencia de la culpa". Si la persona se siente responsable por el mal –el sufrimiento– que causó, entonces existe un "sentimiento de culpa" que es, a mi parecer, una reflexión de segundo grado donde la persona acepta la responsabilidad de su actuar. De tal manera que, con esta rápida pincelada de todo lo que implica nuestra libertad cotidianamente, es posible afirmar que estamos en un constante vaivén de alegrías y dolores, de triunfos y de pérdidas. Por lo que no es ninguna sorpresa que cometamos muchos errores durante nuestra vida. Como afirmó Agustín de Hipona: "¿Acaso no es tentación ininterrumpida la vida humana sobre la tierra?"9 . Sin embargo, así como existe el dolor, también la alegría; así como hay culpas y errores, hay perdón y superación. Este es el punto más importante que nos invita a reflexionar sobre el festejo de Semana Santa. Así que, durante estos días de descanso, me parece que es buen momento para que reflexionemos sobre nuestra vida: logros, metas por cumplir, situaciones por las que estemos agradecidos, así como aquellas donde reconocemos que podemos ser mejores. Más que irnos de viaje –lo cual sería una irresponsabilidad estando en pandemia–, pienso que podemos aprovechar mejor esta Semana Santa buscando cómo mejorar nuestra vida, tanto como personas individuales, como miembros de las diversas comunidades de las que formamos parte –familia, amigos, trabajo, sociedad, etc.–. Hemos de pensar qué queremos de este 2021 y cómo podemos mejorar nuestra situación actual.  1Como da testimonio la icónica frase en el primer libro de Confesiones, "y nuestro corazón permanece inquieto hasta que descanse en ti". San Agustín, Confesiones; segunda edición, trad. de Ángel Custodio Vega, (Madrid: BAC, 2013).  conf. I: 1; 1. 2Concepto que retomo del pensamiento de Charles Taylor. 3San Agustín, De libero arbitrio; quinta edición, trad. de Víctor Capanaga, (Madrid: BAC, 2009). lib. arb. III: 3; 8.  4Cfr. Shaw, Julia, Hacer el mal. Un estudio sobre nuestra infinita capacidad para hacer daño; trad. de Álvaro Robledo; (Barcelona: Planeta, 2019), pp. 61-65.  5Ricoeur, Paul, El mal. Un desafío a la filosofía y a la teología; trad. de Irene Agoff, (Buenos Aires: Amorrortu, 2011), p. 25.  6 Villegas Besora, Manuel, Psicología de los siete pecados capitales, (España: Herder, 2018), p. 9.  7Ídem.  8Ibídem, p. 10.   9conf. X: 28; 39." ["post_title"]=> string(71) "Una reflexión acerca de nuestra libertad en tiempos de la Semana Santa" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(70) "una-reflexion-acerca-de-nuestra-libertad-en-tiempos-de-la-semana-santa" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-03 15:39:47" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-03 20:39:47" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63372" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(39) ["max_num_pages"]=> float(20) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a8aee38896054f2ae0a0198c263790e6" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Una reflexión acerca de nuestra libertad en tiempos de la Semana Santa

Tanto para fieles como para no creyentes, la Semana Santa es un tiempo cargado de significados que apelan directamente al nudo existencial...

abril 3, 2021

Figuras opositoras clasistas y racistas

Dos casos emblemáticos han desnudado el clasismo y racismo opositor en las figuras emergentes que surgieron luego de la debacle de los...

abril 16, 2021




Más de categoría

Coppola regaña a obispos mexicanos

Al iniciar la CX Asamblea Plenaria, los obispos no se esperaban un mensaje de molestia por la realidad de...

abril 22, 2021

Germán Larrea y sus Pasiones: Letruska

No tengo duda de que Germán Larrea Mota-Velazco, el segundo hombre más rico del país, tiene muchas pasiones, pero...

abril 22, 2021

Sequía y desabasto de agua. ¿Qué vamos a hacer?

¿Cuál es el último buen aguacero que recuerdan en la Ciudad de México? En lo que va del año...

abril 22, 2021

De Frente Y Claro | CRISIS EN EL SECTOR SALUD

Sin lugar a dudas, al igual que otros sectores del país, el sector Salud enfrenta una crisis que raya...

abril 22, 2021