Qué fue de la esperanza

A veces, como a todos, me da por la nostalgia, recordar el tiempo que fue, no por mejor o peor que el actual, sino porque es parte de un pasado que atesoro. Es a mediados de 1979;...

20 de julio, 2021 esperanza

A veces, como a todos, me da por la nostalgia, recordar el tiempo que fue, no por mejor o peor que el actual, sino porque es parte de un pasado que atesoro. Es a mediados de 1979; la prensa nacional informa del avance del Ejército Sandinista de Liberación Nacional, del heroico repliegue de Masaya y la caída final de Managua en manos del ejército popular. Para crear el escenario completo, dejo en mi pantalla las fotos de Julio Cortázar visitando la comunidad de Solentiname, dejo correr la voz de Carlos Mejía Godoy que sigue preguntando por la tumba del guerrillero, veo enormes, gigantes, las imágenes de Sergio Ramírez, Ernesto Cardenal, Gioconda Belli y de un joven, mediando la treintena, Comandante Daniel Ortega. Yo era entonces un niño que se perdía en la fascinación, el terror y la emoción de las crónicas de Ricardo Rocha y Edgar Hernández. Había dejado, de pronto, las batallas en los libros de Tolstoi, de Hemingway; crecí oyendo las narraciones de la guerra civil española, de la resistencia francesa y de la revolución cubana; entonces, ante mis ojos asombrados estaba ocurriendo la épica popular y la fiesta de la libertad.

Hace unos días se celebraba el triunfo de aquella revolución, pero no había alegría en Managua. Hace mucho que los carteles de los manifestantes confunden la imagen de Ortega con la de Somoza y los noticieros de todo el mundo difunden la noticia de que aquel joven triunfante ha mandado atacar a la población civil de los aguerridos barrios masayenses, que ha puesto presos a los guerrilleros históricos, a quienes eran jóvenes y estaban dispuestos a dejarse la vida por una oportunidad histórica, por la felicidad y el derecho al desarrollo; uno no debiera ser sometido a estas imágenes, ningún pueblo debiera sufrir estas regresiones históricas, pero es claro, si ya Sergio Ramírez había señalado el fin de la ruta histórica del sandinismo orteguiano y Ernesto Cardenal, viejo poeta armado solo con sus palabras, las balas no han dejado dudas y la historia parece repetirse por el lado más obscuro y amargo de sus aristas, mientras Cuba se debate en la incomprensión de su gobierno y la necesidad de recomponer el binomio casi imposible entre libertad y la igualdad.

No se puede jugar con la historia; vaya, no se puede pretender que alguien puede tener la dimensión suficiente para escribirla, eso es un accidente, un mecanismo complejo en el que participan dos piezas que no pueden controlarse, la voluntad popular y la memoria de las siguientes generaciones. No lo sé con certeza pero siempre pensé que Daniel –en aquellos días a los héroes de la revolución se los llamaba solo por su nombre– era un buen lector, un hombre culto como decimos, si lo es no le costará trabajo recordar lo que decía Borges siguiendo a Kipling, que cualquiera puede elegir la anécdota pero no la moraleja. Ese es el error más grave que está cometiendo.

Hay algo más que la tentación del poder y la fortuna en la conducta de Ortega; se llama espejismo histórico, porque en realidad sepultar los últimos vestigios del sandinismo en su versión oficial, el comandante no está salvando nada ni está construyendo nada, se está enredando en un afán de pasar a la historia, de quedarse ahí cómo las viejas estatuas de Tacho que derribaron los jóvenes de aquel tiempo.

 

Cuán poco duró la eterna juventud de aquel verano de 1979; qué breves su épica y su verso; todo porque al líder se le ocurrió hacerse viejo y monumental, como el dos veces salvador de una patria que había demostrado ya saberse valer por sí misma. No es repitiendo la historia como podría salvarse, por el contrario todavía podría corregir los errores que acusaron en Somoza y marcharse en honrosa y digna retirada; porque esta nueva versión de aquel otro verano no tendrá quien la cante ni quien la narre para las siguientes generaciones; no tiene que esperar a que de nuevo los anónimos héroes de aquel país demuestren su enorme vocación por la libertad.

De verdad que me niego a dar crédito a esas imágenes donde los rostros de Tacho y de Daniel se confunden, lejos de ello quisiera pensar que está obnubilado por el pasado heroico y glorioso al que no puede ni quiere renunciar, que está herido de honor y victoria como en los viejos tiempos; pero es mentira, soy yo, somos muchos a los que nos duele ver aquello en lo que Daniel Ortega se ha convertido todos quienes sabemos, con una frase que seguro conoce, a él, la historia no lo absolverá.

@cesarbc70

Comentarios
object(WP_Query)#17657 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68199) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-09-2021" ["before"]=> string(10) "22-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68199) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-09-2021" ["before"]=> string(10) "22-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17656 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17664 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17663 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "24-09-2021" ["before"]=> string(10) "22-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-24 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-22 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (68199) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17653 (24) { ["ID"]=> int(70886) ["post_author"]=> string(3) "183" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-27 11:55:30" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 16:55:30" ["post_content"]=> string(9033) "Está sucediendo una lucha de índole mundial en la que minorías pretenden modificar no solo el lenguaje, sino al propio ser humano tal como ha sido conceptualizado desde su origen mismo: o eres hombre o eres mujer. ¿De qué hablo? De la corriente mundial en la que se pretende que la concepción del ente humano ya no sea “binario”, esto es, hombre-mujer, para convertirse en “no Binario”, y que cada quien pueda auto-determinarse ya no solo en un “él” o un “ella”, sino ahora en un “elle”, esto es ni hombre ni mujer. La corriente, que tiene mucha fuerza en España, en Holanda, en Alemania e Inglaterra, intenta que las legislaciones establezcan que ya no debe usarse, en ningún documento, la identificación de “sexo”, tal como hombre o mujer. Pero el tema no queda ahí. Estos movimientos han llevado a determinar que no deben utilizarse términos que puedan diferenciar a una mujer biológica, anatómica y genéticamente así determinada, con quienes, identificados bajo los mismos parámetros como hombres, se han autodeterminado como mujeres, esto es las llamadas mujeres trans, quienes ya no requieren siquiera realizarse cirugías absolutas que eliminen su factor anatómico masculino, ya que sólo se requiere que estén en proceso del cambio, y que así se autodesignen. Esta situación ya ha tenido consecuencias tanto en el deporte como en la política e incluso en los diferentes tipos de mediciones y estadísticas en todos los ámbitos, que, tradicionalmente, desde que el mundo ha sido descrito y escrito, se referían a hombres y mujeres. Así es, se ha tomado la decisión de que en algunas competencias deportivas se inscriban mujeres trans que muscularmente llevan una superioridad sobre las mujeres que biológicamente así nacieron, por lo que existen competencias en que son ganadas, si no es que arrasadas, por quienes antes fueron hombres y que, ahora, son mujeres por así autodeterminarse ideológicamente, y quienes ni siquiera han realizado o concluido con un cambio corporal (quirúrgico), de tal forma en que por su parte genital ya no se les identifique visualmente como hombres. La situación ha llegado a tal punto que existen países en Europa, como Inglaterra, en donde con el fin de evitar discriminación no se permite referirse a la mujer como tal, en relación a sus manifestaciones, y ahora se les designa solo como personas “menstruantes, lactantes o gestantes”, evitando anteponer su identidad sexual (mujer), bajo el argumento de que así no se excluyen a las mujeres trans, que no tienen esas posibilidades biológicas, y por ello debe evitarse que esos términos y otros similares les excluya como tales, por lo que  aquellos que identifican a la mujer, en términos tradicionales, deben ser eliminados. Estas posturas extremas han generado el surgimiento de grupos de reacción que luchan para que no se borre la identidad de la mujer “natural” o cómo decirlo. Hay grupos que se defienden contra lo que llaman “borrado de las mujeres”, y que exponen que ya en el deporte las mujeres (anatómicamente hablando) están siendo vencidas por hombres que se autoidentifican como mujeres y que por solo ese hecho ya pueden competir en la categoría (femenina), pues alegan que ya no existe una identidad sexual como tal. También en lo político está sucediendo que, dentro de la lucha de igualdad entre el hombre y la mujer para que haya una paridad tanto en el número de los escaños legislativos como en los cargos políticos, resulta que actualmente por esa igualdad deberían estar ocupadas por mujeres sexualmente hablando y, ahora, están ocupados por mujeres bajo el aspecto del género, esto es, fuera de la identidad sexual y solo bajo el deseo personal de considerarse mujer por aquellos conocidos, todavía, como mujeres trans, lo que para algunos esto implica que las plazas que debían ser ocupadas por mujeres, tradicionalmente hablando, ahora se estén ocupando por hombres que se consideran mujeres y que así se identifican. Por ello, hay quienes consideran que esto es la extinción de la “mujer genética” o el borrado de ellas y de su propia identidad biológica y anatómica, funcionalmente hablando y que inclusive ya sería un feminicidio total, absoluto, al destruirles esa identidad propia. Pero esto no concluye aquí, también estamos viviendo otro intento de modificar la vinculación genética, para introducir una realidad subjetiva, con un claro rompimiento social, al grado tal que cualquiera puede sentirse hombre, mujer, quimera u otro ente, con identidad “x”, siendo un claro ejemplo la intención de que se introduzca un nuevo pronombre: “elle”. En octubre de 2020, el Observatorio de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) introdujo este pronombre exponiendo que: "El pronombre "elle" es un recurso creado y promovido en determinados ámbitos para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno de los dos géneros tradicionalmente existentes. Su uso no está generalizado ni aceptado". Posteriormente la RAE lo eliminó de sus definiciones, explicando que su retiro tenía la intención de evitar confusiones. Sin embargo, hemos visto últimamente que hay múltiples organizaciones e instituciones que están analizando este denominado “lenguaje inclusivo” que,  por cierto y para los efectos, podrían llamarle "lenguaje inclusive", que tiene como objeto eliminar cualquier vocablo que pueda identificarse con el sexo femenino o masculino, y entonces tendríamos palabras tales como “niñe”, “persone”, “amigue”, “hermane” y las que se les ocurran. A partir de esto habría que considerar que la lengua española, que asigna géneros tanto a los adjetivos como a los sustantivos, debería eliminarlos, bajo el análisis de cuál sería el privilegio o causa que determinara que el lápiz es “el” y la pluma es “la” o el limón es “el” y la lima es “la”. Absurdo.  Algunos antropólogos y sociólogos que advierten que estos cambios que se están viviendo y que se están forzando no son cambios evolutivos, ya que no se están generando paulatinamente, ni armónicamente, sino que al parecer son modificaciones impuestas bajo intenciones de índole económico o capitalista, que están analizando nuevos cotos de revolución comercial utilizando la flexibilidad o amplitud del pensamiento humano, esto es, el control de la realidad bajo imposiciones de conceptos que se introducen en forma controlada. Al final, esto llevará a un rompimiento generacional que puede traer graves consecuencias a la humanidad, al llegarse a un punto en que no exista identidad de los seres racionales que pueda ser medible o manejable, extinguiendo los sexos masculino y femenino que están definidos por genes y funciones anatómicas y biológicas, para convertirnos en aquello que se nos ocurra ser. En nuestro país existen 14 entidades federativas, entre ellas la Ciudad de México, que permiten que las personas puedan modificar su acta de nacimiento cambiando su nombre e incluso su género de acuerdo a la vivencia interna e individual de cómo cada persona la experimenta, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia del cuerpo, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).  Actualmente estamos observando que ya hay una irrupción en el ámbito de aquellas personas que por naturaleza estaban identificadas como mujeres, y que podría dar lugar a una nueva especie de feminicidio, extinción o borrado de mujeres, lo cual culminará forzosamente en la extinción misma del ente “humane”, con lo que no habrá forma de identificarnos los unos a los otros, pues todos seremos lo que subjetivamente se nos ocurra ser, incluso gatos o perros. En los documentos oficiales solo se marcará que pertenecemos al género o a la especie “x”. Equis, tal como cero. *Las opiniones expresadas en los artículos de esta página son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la postura editorial de este portal.  " ["post_title"]=> string(40) "NI MUJER NI HOMBRE, SOLO GÉNERO “X”" ["post_excerpt"]=> string(109) "El autor señala las consecuencias de las ideologías de género en la política,  el lenguaje y el deporte." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "ni-mujer-ni-hombre-solo-genero-x" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-27 11:56:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 16:56:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70886" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17607 (24) { ["ID"]=> int(71425) ["post_author"]=> string(3) "183" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-11 12:18:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-11 17:18:07" ["post_content"]=> string(7586) "En los últimos días el debate acerca de la iniciativa de reforma a la Constitución en materia de energía eléctrica ha girado en torno a la postura que pueda tomar el PRI, esto es, apoyando o no la modificación constitucional propuesta por López Obrador.   Se ha expresado que esta reforma solo generará retroceso en México. Los partidos de oposición, salvo el PRI, han manifestado su decisión de no aprobar dicha reforma, la cual, para ser aprobada requiere contar con 56 votos de los partidos de oposición. El partido en el poder dirige sus baterías para captar esos 56 votos del PRI, ya que en la Cámara de Diputados, el PRI cuenta con 71 legisladores.   La misma historia con los Senadores, pero como la iniciativa se presentó en la Cámara de Diputados, por el momento solo importa el resultado de la votación de los legisladores que la integran. Las otras votaciones (Senado y mayoría de legislaturas estatales) por el momento carecen de relevancia.   Analizando los escenarios de las votaciones y del número que se requiere para que esa reforma “pase” con los diputados, nos hemos enfocado en un escenario probable en el cual acudan a votar dos terceras partes de los 500 diputados necesarios para aprobar la iniciativa promovida por el presidente. Dos terceras partes equivale a 334 diputados, MORENA y aliados sumarían 278 manos a favor, faltándoles los 56 ya indicados.   Históricamente los legisladores, y no solo los de nuestro país, se han permitido el lujo de abstenerse en emitir su voto en dos formas: la primera es no asistiendo a la sesión; la segunda es la de no votar aunque estén presentes, simplemente no manifestar si se está a favor o en contra de una ley o una reforma.   Cuando la Constitución señala en su Artículo 135 que se requieren dos terceras partes de votos para este tipo reformas, deben ser de legisladores que estén presentes, lo que permite que el número de los que acudan a la sesión no necesariamente sean los 500, y bajo esa base, el resultado del porcentaje se mueve, lo que no sucede cuando los legisladores, aun presentes, se abstienen de votar. Por ejemplo, si el quórum se integrara con 470 diputados, solo se requerirán 313 votos a favor para aprobar la reforma, caso en el que MORENA necesitaría únicamente 35 votos de la oposición y, por tal, en la medida en que no asistan legisladores, se requerirán de menos diputados que la aprueben.   Sin embargo, en el caso de esta reforma, aquellos diputados de oposición que acudan, pero se abstengan de emitir su voto en uno u otros sentido, no influirán en la aprobación, considerando que se requieren votos positivos que, sumados, den las dos terceras partes de los votos presentes, como ya quedó dicho.   Los legisladores de oposición de los partidos PAN, PRD y MC han dicho que no aprobarán esa reforma, luego entonces el presidente de la República lo único que puede hacer es buscar que los priistas desconozcan la reforma que ellos impulsaron con Peña Nieto en diciembre de 2013, y éstos, en un número de 56 voten a favor de la modificación constitucional o que varios de ellos dejen de asistir, para que así se requiera de menos priistas convertidos.   Si bien les está permitido a los legisladores la abstención al no acudir o yendo a la Cámara pero sin emitir voto, se debe de buscar la forma en que esto no suceda más.   La abstención en el voto de los presentes debe analizarse desde muchas vertientes, comenzando en que si acaso debiera estar prohibida o si por el contrario, es una "actuación por omisión" que incluso se puede contabilizar, aun sin efectos, como se hace en muchos congresos, y desde luego en México.   Ningún legislador, sean diputados federales o estatales, ni los Senadores deberían tener derecho a abstenerse, considerando que son representantes del pueblo y que son elegidos para que tomen decisiones en representación de sus electores, razón por la que la abstención, ya sea al no acudir a la sesión, o estando presentes no emitiendo su voto, implica un incumplimiento a su encargo constitucional.   Votar sobre la creación, reforma o modificación de una ley, necesariamente implica una acción, sea en favor o en contra respecto de la norma que sea puesta a consideración de cada uno de los legisladores.   Nuestra Carta Magna señala, en su artículo 65, que el Congreso (a través de sus legisladores): “...se ocupará del estudio, discusión y votación de las iniciativas de leyes y de la resolución de los demás asuntos que le correspondan conforme a esta Constitución”. Luego entonces, la abstención desde la perspectiva de nuestra Ley Fundamental, no es una opción.  Sin embargo, en el artículo 93 del Reglamento del Senado de la República, se lee que el voto es una obligación, pero a la vez expone que se puede emitir así:    “...a favor, en contra o en abstención”.    En el mismo sentido, en el artículo 135 del Reglamento de la Cámara de Diputados, se lee:    "El voto es una manifestación de la voluntad de un legislador, a favor, en contra o por la abstención”.   Este “voto por abstención”, como ya mencioné, es común en muchos congresos de diversos países, pero nuestra Constitución no lo prevé. A los legisladores se les elige para que voten, para que decidan, para que las leyes y sus modificaciones o reformas que se emitan sean en beneficio del pueblo, sin importar a qué partido pertenezcan para así lograr el bien común. Y la abstención, sea por faltar a la sesión o por no votar estando presente, solo evidencia que ese legislador es un ignorante, o un timorato o cobarde, por miedo a las amenazas que reciben a partir de la cola de ratas que les puedan pisar.   Sus leyes reglamentarias, por cierto, emitidas por ellos mismos, les permiten abstenerse, como una forma de voto del legislador presente, pero eso es una falacia, es absurdo y denigra tanto a su función como a su persona. Si ese fuera un derecho innato a sus cargos, entonces podríamos llegar también al absurdo de que un juez o magistrado o incluso un Ministro de la Suprema Corte pudiera también, si no sabe, no quiere, le da flojera o miedo, no resolver un asunto, manifestando que “mejor se abstiene” como también el propio Presidente de la República podría abstenerse de enviar el presupuesto o de emitir sus órdenes ejecutivas, lo que no es posible ni por ley ni por lógica a su cargo. Ya basta con la ignorancia, miedo o dolo de nuestros legisladores que se abstienen de votar aun estando presentes. Se les paga para que voten, no para que se abstengan de hacerlo." ["post_title"]=> string(113) "A LOS LEGISLADORES NO LOS ELEGIMOS PARA ABSTENERSE, NO HAY MÁS: O SON IGNORANTES, O SON COBARDES, O MUY MAÑOSOS" ["post_excerpt"]=> string(180) "Ya basta con la ignorancia, miedo o dolo de nuestros legisladores que se abstienen de votar aun estando presentes. Se les paga para que voten, no para que se abstengan de hacerlo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(107) "a-los-legisladores-no-los-elegimos-para-abstenerse-no-hay-mas-o-son-ignorantes-o-son-cobardes-o-muy-manosos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-11 12:46:28" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-11 17:46:28" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71425" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17653 (24) { ["ID"]=> int(70886) ["post_author"]=> string(3) "183" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-27 11:55:30" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 16:55:30" ["post_content"]=> string(9033) "Está sucediendo una lucha de índole mundial en la que minorías pretenden modificar no solo el lenguaje, sino al propio ser humano tal como ha sido conceptualizado desde su origen mismo: o eres hombre o eres mujer. ¿De qué hablo? De la corriente mundial en la que se pretende que la concepción del ente humano ya no sea “binario”, esto es, hombre-mujer, para convertirse en “no Binario”, y que cada quien pueda auto-determinarse ya no solo en un “él” o un “ella”, sino ahora en un “elle”, esto es ni hombre ni mujer. La corriente, que tiene mucha fuerza en España, en Holanda, en Alemania e Inglaterra, intenta que las legislaciones establezcan que ya no debe usarse, en ningún documento, la identificación de “sexo”, tal como hombre o mujer. Pero el tema no queda ahí. Estos movimientos han llevado a determinar que no deben utilizarse términos que puedan diferenciar a una mujer biológica, anatómica y genéticamente así determinada, con quienes, identificados bajo los mismos parámetros como hombres, se han autodeterminado como mujeres, esto es las llamadas mujeres trans, quienes ya no requieren siquiera realizarse cirugías absolutas que eliminen su factor anatómico masculino, ya que sólo se requiere que estén en proceso del cambio, y que así se autodesignen. Esta situación ya ha tenido consecuencias tanto en el deporte como en la política e incluso en los diferentes tipos de mediciones y estadísticas en todos los ámbitos, que, tradicionalmente, desde que el mundo ha sido descrito y escrito, se referían a hombres y mujeres. Así es, se ha tomado la decisión de que en algunas competencias deportivas se inscriban mujeres trans que muscularmente llevan una superioridad sobre las mujeres que biológicamente así nacieron, por lo que existen competencias en que son ganadas, si no es que arrasadas, por quienes antes fueron hombres y que, ahora, son mujeres por así autodeterminarse ideológicamente, y quienes ni siquiera han realizado o concluido con un cambio corporal (quirúrgico), de tal forma en que por su parte genital ya no se les identifique visualmente como hombres. La situación ha llegado a tal punto que existen países en Europa, como Inglaterra, en donde con el fin de evitar discriminación no se permite referirse a la mujer como tal, en relación a sus manifestaciones, y ahora se les designa solo como personas “menstruantes, lactantes o gestantes”, evitando anteponer su identidad sexual (mujer), bajo el argumento de que así no se excluyen a las mujeres trans, que no tienen esas posibilidades biológicas, y por ello debe evitarse que esos términos y otros similares les excluya como tales, por lo que  aquellos que identifican a la mujer, en términos tradicionales, deben ser eliminados. Estas posturas extremas han generado el surgimiento de grupos de reacción que luchan para que no se borre la identidad de la mujer “natural” o cómo decirlo. Hay grupos que se defienden contra lo que llaman “borrado de las mujeres”, y que exponen que ya en el deporte las mujeres (anatómicamente hablando) están siendo vencidas por hombres que se autoidentifican como mujeres y que por solo ese hecho ya pueden competir en la categoría (femenina), pues alegan que ya no existe una identidad sexual como tal. También en lo político está sucediendo que, dentro de la lucha de igualdad entre el hombre y la mujer para que haya una paridad tanto en el número de los escaños legislativos como en los cargos políticos, resulta que actualmente por esa igualdad deberían estar ocupadas por mujeres sexualmente hablando y, ahora, están ocupados por mujeres bajo el aspecto del género, esto es, fuera de la identidad sexual y solo bajo el deseo personal de considerarse mujer por aquellos conocidos, todavía, como mujeres trans, lo que para algunos esto implica que las plazas que debían ser ocupadas por mujeres, tradicionalmente hablando, ahora se estén ocupando por hombres que se consideran mujeres y que así se identifican. Por ello, hay quienes consideran que esto es la extinción de la “mujer genética” o el borrado de ellas y de su propia identidad biológica y anatómica, funcionalmente hablando y que inclusive ya sería un feminicidio total, absoluto, al destruirles esa identidad propia. Pero esto no concluye aquí, también estamos viviendo otro intento de modificar la vinculación genética, para introducir una realidad subjetiva, con un claro rompimiento social, al grado tal que cualquiera puede sentirse hombre, mujer, quimera u otro ente, con identidad “x”, siendo un claro ejemplo la intención de que se introduzca un nuevo pronombre: “elle”. En octubre de 2020, el Observatorio de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) introdujo este pronombre exponiendo que: "El pronombre "elle" es un recurso creado y promovido en determinados ámbitos para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno de los dos géneros tradicionalmente existentes. Su uso no está generalizado ni aceptado". Posteriormente la RAE lo eliminó de sus definiciones, explicando que su retiro tenía la intención de evitar confusiones. Sin embargo, hemos visto últimamente que hay múltiples organizaciones e instituciones que están analizando este denominado “lenguaje inclusivo” que,  por cierto y para los efectos, podrían llamarle "lenguaje inclusive", que tiene como objeto eliminar cualquier vocablo que pueda identificarse con el sexo femenino o masculino, y entonces tendríamos palabras tales como “niñe”, “persone”, “amigue”, “hermane” y las que se les ocurran. A partir de esto habría que considerar que la lengua española, que asigna géneros tanto a los adjetivos como a los sustantivos, debería eliminarlos, bajo el análisis de cuál sería el privilegio o causa que determinara que el lápiz es “el” y la pluma es “la” o el limón es “el” y la lima es “la”. Absurdo.  Algunos antropólogos y sociólogos que advierten que estos cambios que se están viviendo y que se están forzando no son cambios evolutivos, ya que no se están generando paulatinamente, ni armónicamente, sino que al parecer son modificaciones impuestas bajo intenciones de índole económico o capitalista, que están analizando nuevos cotos de revolución comercial utilizando la flexibilidad o amplitud del pensamiento humano, esto es, el control de la realidad bajo imposiciones de conceptos que se introducen en forma controlada. Al final, esto llevará a un rompimiento generacional que puede traer graves consecuencias a la humanidad, al llegarse a un punto en que no exista identidad de los seres racionales que pueda ser medible o manejable, extinguiendo los sexos masculino y femenino que están definidos por genes y funciones anatómicas y biológicas, para convertirnos en aquello que se nos ocurra ser. En nuestro país existen 14 entidades federativas, entre ellas la Ciudad de México, que permiten que las personas puedan modificar su acta de nacimiento cambiando su nombre e incluso su género de acuerdo a la vivencia interna e individual de cómo cada persona la experimenta, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia del cuerpo, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).  Actualmente estamos observando que ya hay una irrupción en el ámbito de aquellas personas que por naturaleza estaban identificadas como mujeres, y que podría dar lugar a una nueva especie de feminicidio, extinción o borrado de mujeres, lo cual culminará forzosamente en la extinción misma del ente “humane”, con lo que no habrá forma de identificarnos los unos a los otros, pues todos seremos lo que subjetivamente se nos ocurra ser, incluso gatos o perros. En los documentos oficiales solo se marcará que pertenecemos al género o a la especie “x”. Equis, tal como cero. *Las opiniones expresadas en los artículos de esta página son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la postura editorial de este portal.  " ["post_title"]=> string(40) "NI MUJER NI HOMBRE, SOLO GÉNERO “X”" ["post_excerpt"]=> string(109) "El autor señala las consecuencias de las ideologías de género en la política,  el lenguaje y el deporte." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "ni-mujer-ni-hombre-solo-genero-x" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-27 11:56:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 16:56:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70886" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(47) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "53cdf6a0716cd9620fcf1c25091c1434" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

NI MUJER NI HOMBRE, SOLO GÉNERO “X”

El autor señala las consecuencias de las ideologías de género en la política,  el lenguaje y el deporte.

septiembre 27, 2021
A LOS LEGISLADORES NO LOS ELEGIMOS PARA ABSTENERSE, NO HAY MÁS: O SON IGNORANTES, O SON COBARDES, O MUY MAÑOSOS

A LOS LEGISLADORES NO LOS ELEGIMOS PARA ABSTENERSE, NO HAY MÁS: O SON IGNORANTES, O SON COBARDES, O MUY MAÑOSOS

Ya basta con la ignorancia, miedo o dolo de nuestros legisladores que se abstienen de votar aun estando presentes. Se les paga...

octubre 11, 2021




Más de categoría

Reporte Mundial de Riesgos 2021. ¿Está preparado nuestro país para enfrentar riesgos?

México necesita revisar y mejorar los temas de vulnerabilidad y su capacidad para enfrentar desastres naturales.  

octubre 22, 2021

En busca de nuestro siguiente salto evolutivo

Enfrentamos un cambio de Era que será o bien nuestra perdición como especie, o bien nuestro siguiente paso evolutivo...

octubre 22, 2021
amlobartlettnahle

NADIE DE FUERA…

La iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica promovida desde la Presidencia de la República compromete la relación bilateral...

octubre 22, 2021

De Frente Y Claro | ¿LÓPEZ YA ACABÓ CON LA CORRUPCIÓN?

La reciente medición del nivel de Corrupción realizada por World Justice Project puso en jaque la credibilidad de la...

octubre 21, 2021