¿Qué es la verdad?

La “verdad” es la conclusión a la que se llega al interpretar una porción de la realidad conceptual y contextual humana.

30 de septiembre, 2022 ¿Qué es la verdad?

La “verdad” es la conclusión a la que se llega al interpretar una porción de la realidad conceptual y contextual humana. 

Si bien la Realidad –objetiva y subjetiva– es universal, la verdad es parcial y relativa a un tiempo, un espacio, una determinada comprensión o una forma concreta de ver las cosas. 

Imagina un cúmulo de cincuenta mil litros de agua que está a 18 grados centígrados. En caso de que ese líquido existiera, la afirmación podría considerarse una verdad, pero no lo es del todo porque expuesta así, en abstracto, de manera aislada y sin ningún contexto carece de sentido y de importancia: ¿dónde está esa agua?, ¿para qué habremos de usarla?, etcétera. La mera información de tener determinada cantidad de agua a cierta temperatura puede aportar un dato preciso, pero no alcanza para considerársele una verdad porque, al no estar relacionada a alguna otra pieza de información ni tener ningún vínculo con el universo natural o cultural humano se convierte en un saber insustancial. 

  Si ahora te preguntara si consideras que ese cúmulo de agua está “objetivamente” caliente o fría, tu respuesta tendría que ser: “caliente o fría ¿para qué?, ¿para quién?, ¿con relación a qué?, ¿para hacer qué con ella?”. Que algo esté caliente o frío siempre dependerá del contexto específico donde el hecho tenga lugar, de la perspectiva, del punto de vista y de la sensibilidad particular de quién juzga. 

Imagina que esa agua está en una alberca. Por fin tenemos un contexto reconocible que comienza a dotarla de sentido pues sienta las bases para que, entre esa información y nosotros exista una relación. Si volviera a preguntarte si el agua está caliente o fría, ahora la respuesta más probable sería “depende”, porque la sensación de caliente o fría está estrechamente relacionada con la temperatura del entorno, el tipo de relación que se tenga con ella y la sensibilidad de los individuos involucrados en la acción. Si un ser humano, cuyo cuerpo suele rondar los 36 grados de temperatura, entrase a esa piscina, su experiencia del agua a 18 grados centígrados sería muy distinta si el entorno es una mañana tropical soleada con 40 grados centígrados que si se encontrara en un clima invernal alpino con un ambiente a 4 grados bajo cero. 

No hay duda, “es” agua y “está” a 18 grados centígrados. A partir de estos datos, completamente objetivos y reales, ¿puede considerarse que el agua está “de verdad” caliente o fría en términos absolutos, con independencia de todos los factores que influyen en nuestro juicio? 

Para hablar con cierta profundidad de lo que es verdadero contra lo que no lo es, la primera distinción consiste en no confundirlo con “lo real”. 

Lo real es lo que existe y se constituye de la coemergencia de lo subjetivo y lo concreto, mientras la verdad es la forma particular como ordenamos, comprendemos e interpretamos una porción de esa realidad que existe, a la que podemos acceder a partir de nuestras limitaciones, ya no sólo como individuos llenos de prejuicios, creencias y preconcepciones, sino como especie. Vemos, oímos, tocamos, olemos, sentimos, tenemos la capacidad de razonar y la combinación de todo ello nos permite entender la porción de Totalidad que tenemos frente a nosotros. Y es a partir de ese fragmento , y no del Todo, desde donde construimos lo que los seres humanos llamamos verdad. 

Lo real, considerando los dos ámbitos, objetivo y subjetivo, y aun cuando es inabarcable y muchos de sus partes no las podemos percibir, podríamos definirlo como aquello que los entes –personas, objetos, etc.– y los fenómenos “son” en sí mismos, en su totalidad, en todo tiempo y lugar, de manera incontrovertible incluso sin que haya necesidad de un observador que lo constate. Mientras que la verdad es aquello que resulta de nuestra experiencia de un objeto, idea, sentimiento o fenómeno, a partir de la interpretación objetiva y subjetiva de cada uno. La verdad es el juicio de un observador que la considere como tal y que no “lo es” por sí misma. La premisa: “la Tierra es plana” fue una  verdad incuestionable y moldeó la construcción de conocimiento y civilización y el modo de experimentar la existencia por un largo periodo de tiempo, aun cuando lo que enunciaba no fuese real.   

Todos “sabemos” que el sol sale por las mañanas. Se trata de otra verdad incuestionable que estructura nuestras vidas, les da orden, sentido, dirección y estructura, es la base nuestras agendas y actividades diarias y sin embargo en la “realidad” el sol no sale ni se esconde sino que es la Tierra la que, con sus movimientos de rotación y traslación, nos genera una impresión que traducimos en una metáfora. 

Por más que sepamos que esa expresión no corresponde con la realidad, seguimos considerándola una verdad. Y lo es, porque se trata de una construcción lingüística humana, anclada tanto en verdades objetivas –ciertas horas del día el sol ilumina nuestro entorno y el resto del tiempo es de noche– como en verdades subjetivas –las metáforas del nacimiento, la muerte, la poesía, etc. Por eso decir “el sol sale por la mañana” es una verdad que, a pesar de que no es del todo Real, funciona para gestionar nuestra vida cotidiana. 

En la siguiente entrega continuaremos diseccionando el concepto de verdad. 

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram: jcaldir

Twitter: @jcaldir   

Facebook: Juan Carlos Aldir

Comentarios


object(WP_Query)#18000 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83861) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-11-2022" ["before"]=> string(10) "05-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83861) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-11-2022" ["before"]=> string(10) "05-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18004 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18002 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18003 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "07-11-2022" ["before"]=> string(10) "05-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-07 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-05 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (83861) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18001 (24) { ["ID"]=> int(85446) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-08 15:02:03" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 20:02:03" ["post_content"]=> string(7588) "Hay un evidente desencanto con la democracia liberal: ésta ha fallado y no ha resuelto los problemas fundamentales de las personas comunes. La democracia liberal ha estado vigente, al menos en las formas, durante el llamado periodo económico neoliberal, que ha concentrado el poder y la riqueza en muy pocas manos y ha generado la mayor desigualdad conocida en nuestros tiempos.  Las elites que han ostentado el poder en los últimos 40 años se han valido de las instituciones y las reglas del juego democrático para acrecentar sus privilegios: un grupo minoritario capturó al Estado para su beneficio y se ha servido con la cuchara grande. En este periodo se han limitado o eliminado muchos de los bienes públicos, como la salud, la educación, la seguridad social, etc. He ahí la causa del descontento popular. He ahí la causa de la desafección con la democracia liberal. La gente común no sabe qué significa esa entelequia ni para qué sirve. Ergo, hablar de democracia carece de sentido. Lo que la gente sabe es que esforzarse y trabajar hasta la exhaustividad no sirve para obtener un salario suficiente para comer, no digamos para vivir decorosamente. La gente sabe que no tiene acceso a agua potable, a transporte digno, y que la vivienda propia es una fantasía. La gente sabe que la educación de calidad no está al alcance de ella ni de sus hijos. La gente sabe que acceder a los servicios de salud es una pesadilla por su saturación, falta de medicamentos y materiales de curación. La gente sabe que jubilarse es ir a la miseria… Hay un gran enojo y malestar popular. Este enojo y malestar es alimentado por la incertidumbre: hoy tienes trabajo, mañana quién sabe; hoy comes, mañana tal vez no… La revolución tecnológica en curso viene a precarizar más el trabajo y a incrementar la inseguridad. Hay miedo por perder lo poco que se tiene y caer en la desgracia. El miedo es una reacción instintiva de un animal acorralado, y deriva en agresión, en gran enojo y malestar: se activa su instinto de supervivencia para salvarse de la amenaza. Y la amenaza es el sistema de privilegios. Estamos ante los potentes motores del populismo. Es un fenómeno universal del cual se sirven personajes de todo el espectro ideológico y político, que ofrecen seguridad al volver a un pasado idílico. Por ello son tan potentes las ideas de Dios, Patria y Familia; ser grande otra vez; mandar al diablo a las instituciones… Es lo que las elites no entienden. El resultado de la incomprensión del porqué el apego de la gente común con los líderes carismáticos provoca que las elites políticas e intelectuales arremetan contra los liderazgos populistas como si fueran la causa del gran malestar de nuestros tiempos. Se niegan a reconocer que los líderes populistas saben interpretar y aprovechar para su causa el temor y enojo de la mayoría de las personas. Dios, Patria y Familia significan el regreso a los valores tradicionales, a la comunidad (minada por un individualismo rampante), a la solidaridad, a una igualdad que permite restaurar los bienes comunes básicos para disfrute de todos. Es un regreso a la seguridad, aunque sea fantasía. Una luz de esperanza para los temerosos, acorralados y enojados…así quede en promesa. No obstante, la democracia liberal es necesaria. Sí importa. Claro, la democracia requiere de una profunda reforma para que proporcione respuesta a las necesidades fundamentales de las personas, como hacer efectivo un salario suficiente para vivir con dignidad; un sistema de salud que garantice a todos servicios sanitarios oportunos y de calidad; un sistema de pensiones y jubilación universal; acceso a vivienda y a servicios urbanos dignos; una educación de calidad técnica y humanista, donde la técnica sirva al hombre y al bien común, y el humanismo enseñe la importancia de la libertad, pero también de la igualdad y la solidaridad, así como tolerar la diversidad y pluralidad de credos y razas; que valore y respete al individuo sin relegar a la comunidad, como animales gregarios que somos y nos necesitamos. Todos estos beneficios del progreso sólo son accesibles y posibles bajo un sistema democrático liberal. Los líderes carismáticos se valen de la democracia para llegar al poder. Pero una vez empoderados, la democracia les estorba. Entonces, se afanan en concentrar todo el poder, político y económico. Cuando el poder se concentra en unos pocos, los demás padecen exclusión. Solamente los cercanos a los poderosos reciben beneficios. Se restablece el sistema de privilegios, así sean otros los privilegiados. Usualmente los perdedores son los de siempre: los que menos tienen, los que carecen de recursos para defenderse de la arbitrariedad de los poderosos. Es aquí cuando se echa de menos la ausencia de una democracia liberal. El propósito de la democracia liberal es establecer un sistema que contrapese, equilibre al poder y le exija rendición de cuentas. Por eso divide al poder en Ejecutivo, Legislativo y Judicial, para que los tres poderes autónomos se vigilen mutuamente, se equilibren e impidan los abusos. Otro componente de la democracia liberal es el establecimiento de un sistema de leyes que obliga a los representantes, que ocupan temporalmente el poder, a cumplir con la ley. La ley importa porque es el medio para evitar que el poderoso abuse del débil, del menos fuerte. En otras palabras, la democracia liberal, basada en contrapesos a los poderes y en leyes se ideó para proteger a la gente común. Es el medio para garantizar su libertad, sus bienes (patrimonio) y la vida misma. La democracia liberal se concibió para la supervivencia del más débil. En la antigüedad, el noble, el patriarca o el hacendado tenían derecho a los bienes, el trabajo y los servicios de sus sirvientes o plebeyos, así como de sus hijos. Y lo peor, eran dueños de sus vidas. Este régimen murió con la invención de la democracia liberal. Cierto, el camino fue tortuoso, con avances y retrocesos. En este largo peregrinar, surgieron los organismos autónomos como herramienta para impedir que los políticos y gobiernos se hicieran del control y se adueñaran de procesos políticos y económicos, para así garantizar las libertades personales y políticas. Por ello, su protección nos atañe y convoca a todos. Su destrucción favorece a los fuertes, a los ricos, a los dotados. Hay que decir sí a la reforma y transformación de las leyes e instituciones democráticas, pero por conveniencia de los débiles cabe oponernos a su debilitamiento o, peor aún, a su destrucción, como pretenden los populismos, cualquiera que sea su signo. Ahora que una parte importante de las elites se siente en peligro, que es amenazada, debe entender que la democracia no sobrevivirá si no comprende que para vencer al populismo es necesario acotar, y en casos, eliminar los privilegios. Salvar la democracia implica limitar las prebendas y rentas de las que han gozado. Así que, en vez de luchar contra los molinos de viento, es decir los líderes populistas, deben proponer la reforma a la democracia para ganar los sentimientos y las simpatías de las personas." ["post_title"]=> string(38) "Por qué importa la democracia liberal" ["post_excerpt"]=> string(84) "Hay un gran enojo y malestar popular que se alimenta de la incertidumbre económica." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "por-que-importa-la-democracia-liberal" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-08 15:02:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 20:02:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85446" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17976 (24) { ["ID"]=> int(85832) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-18 14:01:23" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-18 19:01:23" ["post_content"]=> string(5756) "Sale sobrando decir que no hay peor sordo que el que no quiere escuchar. Sale sobrando decir que López Obrador todos los días comete el delito de peculado previsto en el artículo  223 del Código  Penal Federal, porque derrocha recursos públicos para enaltecerse a sí mismo, y denigrar a quien le place. Sale sobrando decir de AMLO lo que no es nuevo; su violencia, su soberbia, su autoritarismo. Pudo haber escuchado el reclamo respetuoso de los cerca de novecientos mil manifestantes que defendieron al INE. Pero López Obrador, cuyo cumpleaños coincidió con la manifestación del domingo pasado, ES UNA MUESTRA DE QUE SE PUEDE ENVEJECER SIN JAMÁS MADURAR. Su primera respuesta desde su templete del Salón Tesorería, fue denostar, minimizar, desoír,  descalificar, injuriar A QUIENES ESTÁ OBLIGADO A  SERVIR. Impotente ante la evidencia multitudinaria de la marcha por el INE, su actitud se redujo a la triste frase: YO LA TENGO MAS GRANDE. Y se puso manos a la obra. Valiéndose de los recursos públicos, cometerá un nuevo y magno peculado para exaltar su persona y denostar a los que se atrevieron a ganarle las calles y plazas de muchas ciudades de la República. NO ES CASUALIDAD que el solitario que “manda obedeciendo”, haya obedecido la voz imaginaria del pueblo bueno y sabio, que le pidió adelantar el ritual programado para agradecer el cuarto aniversario de  su mudanza al Palacio Nacional. NO ES CASUALIDAD que la voz del pueblo le haya señalado el 27 de noviembre para demostrar que AMLO VA A TENER LA MAS GRANDE MANIFESTACION cuya asistencia borrará al “striptease del conservadurismo” del pasado 13 de noviembre. LA DE LOPEZ OBRADOR ES LA MARCHA IMPARABLE DE UN SOLO  HOMBRE capaz de imponer su voluntad por  encima de la voluntad del 75% de los mexicanos que apoyan al INE.   Porfirio Muñoz Ledo pide que AMLO renuncie porque está loco, sabiendo que la sed insaciable de poder que tiene Obrador, hace impensable su renuncia. Guadalupe Acosta Naranjo en entrevista con Adela Micha, coincidió con Muñoz Ledo en que AMLO es un enfermo mental. Podrían emprenderse muchas acciones legales para detener el desastre que encarna López Obrador. Pero cuando menos hoy, no quiero dispersarme y perderme en la citación de disposiciones legales y constitucionales cuya aplicación está fuera de mi alcance. ¿Quién es responsable de ponerle un alto a la locura desatada de López Obrador? ¿Quién podría detener su frenesí destructivo? La Cámara de diputados es una franquicia del Ejecutivo. LA MARCHA IMPARABLE DE ESTE HOMBRE, SOLAMENTE PODRÍA DETENERLA EN SECO UN SÓLO HOMBRE QUE NO SE HA ATREVIDO A HACERLO EN LOS ÚLTIMOS CUATRO AÑOS Y EN LO QUE RESTA DE ESTE AÑO, TAMPOCO LO HARÁ. Ese hombre se llama ARTURO ZALDIVAR LELO DE LARREA. Cuando AMLO quiso experimentar prorrogando el mandato del presidente del Poder  Judicial,  el ministro Zaldívar nos sumió en la incertidumbre y la zozobra con su silencio.     Si el Ministro Zaldívar hubiera rechazado la prórroga de su mandato señalándola como inconstitucional, habría fortalecido al Poder Judicial y Habria frenado a tiempo las ambiciones desmedidas de AMLO. NO LO HIZO, y sumió a México en la incertidumbre, la especulación y la inestabilidad, porque con su silencio atizó el temor de que AMLO se valiera de ese precedente para PRORROGAR SU SEXENIO SIN REELEGIRSE. SI ARTURO ZALDÍVAR QUISIERA HACERLE FRENTE Y DETENER LA MARCHA IMPARABLE DE LOPEZ OBRADOR QUE BUSCA EL PODER ABSOLUTO SIN LÍMITES NI OBSTÁCULOS… bastaría que dijera que CUALQUIER REFORMA ELECTORAL QUE SE INTENTE COMO PLAN “B” MEDIANTE LEYES SECUNDARIAS, ES INADMISIBLE PORQUE VIOLARIA LA CONSTITUCION Y ADEMAS SERÍA UN ATENTADO FLAGRANTE CONTRA NUESTRA DEMOCRACIA. Y NUESTRA DEMOCRACIA NO ES COSA DE CUENTO. Solamente un hombre puede parar la marcha imparable de ese otro hombre y salvar a 120 millones de mexicanos. Solamente ARTURO ZALDIVAR puede desmantelar la maquinación fraudulenta de LOPEZ OBRADOR y así salvar nuestra democracia. ARTURO ZALDIVAR podría y debería denunciar que el efecto intimidatorio de la marcha de AMLO  el 27 de noviembre, intimida e impide que el Poder Legislativo pueda actuar con independencia.   Si hiciera esa denuncia HOY, invalidaría cualquier deliberación de la Cámara  de Diputados que intente obsequiar el capricho de Obrador porque NINGUN ORGANO DE GOBIERNO PUEDE ACTUAR VALIDAMENTE BAJO AMENAZA. SOLO  ARTURO ZALDIVAR puede PARAR LA MARCHA IMPARABLE DE LOPEZ OBRADOR,  que hoy se aferra al PODER parapetado en Palacio Nacional. Como egresado que soy de la Escuela Libre de Derecho, le recuerdo a Arturo Zaldívar las inolvidables palabras de nuestro maestro Manuel Herrera y  Lasso, difundidas a riesgo de su propia vida, ante el poderoso Plutarco Elías Calles, al que le dijo: ¡EL HOMBRE QUE SABE ESTAR DE RODILLAS ANTE DIOS, DEBE SABER SOSTENERSE DE PIE FRENTE A LOS DEMAS HOMBRES, ASI TENGAN ESTOS TRAS DE SI, LA FUERZA DE UN EJERCITO INVENCIBLE! ZALDIVAR seguirá siendo titular del PODER EJECUTIVO FEDERAL hasta el último minuto del 31 de diciembre de 2022. Una cosa es que haya declarado que no dará más declaraciones a la prensa, PERO OTRA COSA ES GUARDAR SILENCIO CUANDO DE SU VOZ INEQUÍVOCA, DEPENDE DETENER ESA  MARCHA IMPARABLE.  " ["post_title"]=> string(19) "LA MARCHA IMPARABLE" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "la-marcha-imparable" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-18 14:58:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-18 19:58:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85832" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18001 (24) { ["ID"]=> int(85446) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-08 15:02:03" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 20:02:03" ["post_content"]=> string(7588) "Hay un evidente desencanto con la democracia liberal: ésta ha fallado y no ha resuelto los problemas fundamentales de las personas comunes. La democracia liberal ha estado vigente, al menos en las formas, durante el llamado periodo económico neoliberal, que ha concentrado el poder y la riqueza en muy pocas manos y ha generado la mayor desigualdad conocida en nuestros tiempos.  Las elites que han ostentado el poder en los últimos 40 años se han valido de las instituciones y las reglas del juego democrático para acrecentar sus privilegios: un grupo minoritario capturó al Estado para su beneficio y se ha servido con la cuchara grande. En este periodo se han limitado o eliminado muchos de los bienes públicos, como la salud, la educación, la seguridad social, etc. He ahí la causa del descontento popular. He ahí la causa de la desafección con la democracia liberal. La gente común no sabe qué significa esa entelequia ni para qué sirve. Ergo, hablar de democracia carece de sentido. Lo que la gente sabe es que esforzarse y trabajar hasta la exhaustividad no sirve para obtener un salario suficiente para comer, no digamos para vivir decorosamente. La gente sabe que no tiene acceso a agua potable, a transporte digno, y que la vivienda propia es una fantasía. La gente sabe que la educación de calidad no está al alcance de ella ni de sus hijos. La gente sabe que acceder a los servicios de salud es una pesadilla por su saturación, falta de medicamentos y materiales de curación. La gente sabe que jubilarse es ir a la miseria… Hay un gran enojo y malestar popular. Este enojo y malestar es alimentado por la incertidumbre: hoy tienes trabajo, mañana quién sabe; hoy comes, mañana tal vez no… La revolución tecnológica en curso viene a precarizar más el trabajo y a incrementar la inseguridad. Hay miedo por perder lo poco que se tiene y caer en la desgracia. El miedo es una reacción instintiva de un animal acorralado, y deriva en agresión, en gran enojo y malestar: se activa su instinto de supervivencia para salvarse de la amenaza. Y la amenaza es el sistema de privilegios. Estamos ante los potentes motores del populismo. Es un fenómeno universal del cual se sirven personajes de todo el espectro ideológico y político, que ofrecen seguridad al volver a un pasado idílico. Por ello son tan potentes las ideas de Dios, Patria y Familia; ser grande otra vez; mandar al diablo a las instituciones… Es lo que las elites no entienden. El resultado de la incomprensión del porqué el apego de la gente común con los líderes carismáticos provoca que las elites políticas e intelectuales arremetan contra los liderazgos populistas como si fueran la causa del gran malestar de nuestros tiempos. Se niegan a reconocer que los líderes populistas saben interpretar y aprovechar para su causa el temor y enojo de la mayoría de las personas. Dios, Patria y Familia significan el regreso a los valores tradicionales, a la comunidad (minada por un individualismo rampante), a la solidaridad, a una igualdad que permite restaurar los bienes comunes básicos para disfrute de todos. Es un regreso a la seguridad, aunque sea fantasía. Una luz de esperanza para los temerosos, acorralados y enojados…así quede en promesa. No obstante, la democracia liberal es necesaria. Sí importa. Claro, la democracia requiere de una profunda reforma para que proporcione respuesta a las necesidades fundamentales de las personas, como hacer efectivo un salario suficiente para vivir con dignidad; un sistema de salud que garantice a todos servicios sanitarios oportunos y de calidad; un sistema de pensiones y jubilación universal; acceso a vivienda y a servicios urbanos dignos; una educación de calidad técnica y humanista, donde la técnica sirva al hombre y al bien común, y el humanismo enseñe la importancia de la libertad, pero también de la igualdad y la solidaridad, así como tolerar la diversidad y pluralidad de credos y razas; que valore y respete al individuo sin relegar a la comunidad, como animales gregarios que somos y nos necesitamos. Todos estos beneficios del progreso sólo son accesibles y posibles bajo un sistema democrático liberal. Los líderes carismáticos se valen de la democracia para llegar al poder. Pero una vez empoderados, la democracia les estorba. Entonces, se afanan en concentrar todo el poder, político y económico. Cuando el poder se concentra en unos pocos, los demás padecen exclusión. Solamente los cercanos a los poderosos reciben beneficios. Se restablece el sistema de privilegios, así sean otros los privilegiados. Usualmente los perdedores son los de siempre: los que menos tienen, los que carecen de recursos para defenderse de la arbitrariedad de los poderosos. Es aquí cuando se echa de menos la ausencia de una democracia liberal. El propósito de la democracia liberal es establecer un sistema que contrapese, equilibre al poder y le exija rendición de cuentas. Por eso divide al poder en Ejecutivo, Legislativo y Judicial, para que los tres poderes autónomos se vigilen mutuamente, se equilibren e impidan los abusos. Otro componente de la democracia liberal es el establecimiento de un sistema de leyes que obliga a los representantes, que ocupan temporalmente el poder, a cumplir con la ley. La ley importa porque es el medio para evitar que el poderoso abuse del débil, del menos fuerte. En otras palabras, la democracia liberal, basada en contrapesos a los poderes y en leyes se ideó para proteger a la gente común. Es el medio para garantizar su libertad, sus bienes (patrimonio) y la vida misma. La democracia liberal se concibió para la supervivencia del más débil. En la antigüedad, el noble, el patriarca o el hacendado tenían derecho a los bienes, el trabajo y los servicios de sus sirvientes o plebeyos, así como de sus hijos. Y lo peor, eran dueños de sus vidas. Este régimen murió con la invención de la democracia liberal. Cierto, el camino fue tortuoso, con avances y retrocesos. En este largo peregrinar, surgieron los organismos autónomos como herramienta para impedir que los políticos y gobiernos se hicieran del control y se adueñaran de procesos políticos y económicos, para así garantizar las libertades personales y políticas. Por ello, su protección nos atañe y convoca a todos. Su destrucción favorece a los fuertes, a los ricos, a los dotados. Hay que decir sí a la reforma y transformación de las leyes e instituciones democráticas, pero por conveniencia de los débiles cabe oponernos a su debilitamiento o, peor aún, a su destrucción, como pretenden los populismos, cualquiera que sea su signo. Ahora que una parte importante de las elites se siente en peligro, que es amenazada, debe entender que la democracia no sobrevivirá si no comprende que para vencer al populismo es necesario acotar, y en casos, eliminar los privilegios. Salvar la democracia implica limitar las prebendas y rentas de las que han gozado. Así que, en vez de luchar contra los molinos de viento, es decir los líderes populistas, deben proponer la reforma a la democracia para ganar los sentimientos y las simpatías de las personas." ["post_title"]=> string(38) "Por qué importa la democracia liberal" ["post_excerpt"]=> string(84) "Hay un gran enojo y malestar popular que se alimenta de la incertidumbre económica." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "por-que-importa-la-democracia-liberal" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-08 15:02:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 20:02:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85446" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(52) ["max_num_pages"]=> float(26) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "75b40969999e05e9463fc1093f9c8e62" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Por qué importa la democracia liberal

Hay un gran enojo y malestar popular que se alimenta de la incertidumbre económica.

noviembre 8, 2022

LA MARCHA IMPARABLE

Sale sobrando decir que no hay peor sordo que el que no quiere escuchar. Sale sobrando decir que López Obrador todos los...

noviembre 18, 2022




Más de categoría
La Verdad revelada: paradigma Tradicional

La Verdad revelada: paradigma Tradicional

El pensamiento tradicional concibe la realidad de manera disciplinada, normativa y doctrinal. Basta con cumplir la ley terrestre y...

diciembre 2, 2022

Los riesgos de la egocracia

Los populismos se caracterizan en gran parte por debilitar las democracias y las instituciones que las sustentan. 

diciembre 2, 2022

La “celebración” de López: el narcisismo presidencial. Parte 1

Me hubiese gustado ser el primero en expresar la siguiente afirmación, pero muchos me la ganaron casi de inmediato:...

diciembre 1, 2022

¡Todos al Ángel!

Hasta el momento pareciera que la oposición no entiende que no entiende el sentido del voto de castigo que...

diciembre 1, 2022