¿Por qué pensamos como pensamos?

Para interpretar el mundo no basta la razón. Los sentidos, sentimientos, intuiciones y emociones también juegan un papel primordial en nuestra percepción de la realidad y forma de pensar.

10 de diciembre, 2021

Ante cada situación que afrontamos, los seres humanos experimentamos el momento desde distintos estratos de presencia (sensorial, emocional, sentimental, intuitivo, racional) y cada uno de ellos nos da información fundamental acerca de nuestra experiencia de vivir, aunque casi siempre los ignoramos, rechazando conocimiento muy valioso acerca de lo que nos pasa, convencidos de que la existencia se gestiona exclusivamente a partir de nuestro pensamiento racional. 

En el segundo episodio del podcast “Más allá de lo evidente”, el tema que abordamos fue: ¿Por qué pensamos como pensamos? Pero, ¿a qué se refiere esta pregunta tan abierta?1

No pretendo meterme en los terrenos de la neurociencia o del neuromarketing, que han alcanzado niveles de especialización sorprendentes acerca de lo que ocurre con nuestro cerebro ante cada estímulo que recibimos. Tampoco pretendo ponerme esotérico hablando de dimensiones subjetivas de nuestro ser. El punto, de la manera más simple que se me ocurre, consiste en hablar de la experiencia de estar vivos y la manera, no siempre demasiado plena en cómo lo experimentamos.

Déjame plantearlo así: ante cada acontecimiento los seres humanos poseemos diferentes niveles o estratos de presencia que están constituidos por nuestros sentidos físicos que nos permiten percibir la realidad externa. Estamos equipados también con una amplia gama de emociones que nos ayudan a categorizar cada experiencia. Poseemos sentimientos que se forman a partir de los vínculos sostenidos con situaciones o personas, que interpretamos como emociones complejas que, lejos de cambiar constantemente como ocurre con nuestros estados de ánimo, suelen perdurar convirtiéndose en la piedra Rosetta de nuestras relaciones interpersonales. Podemos acceder también a la intuición, que podríamos definir como patrones internos de decisión que escapan a la racionalidad humana, pero que sin duda, aun sin tener claro por qué, nos llevan a inclinarnos hacia una acción en vez de otra. 

Nos mueve la enorme alforja llena de creencias que podemos llamar también “representaciones del mundo”; se trata de memorias y conclusiones de lo que pensamos acerca de las cosas. Todos tenemos una imagen mental del amor, de la amistad, del trabajo y así, conclusiones predeterminadas acerca de cada aspecto de la vida, que si bien no tenemos claro de donde vinieron o cómo llegaron a instalarse de ese modo, lo cierto es que cada una de esas definiciones a priori –que también podemos llamar prejuicios– son determinantes para saber cómo entendemos nuestra experiencia de estar vivos. 

Y por supuesto tenemos la capacidad de razonar, de fundamentar, de articular deducciones y análisis, ver pros y contras de cada situación y, aparentemente, decidir en consecuencia. El asunto es que todos los estratos anteriores, que no siempre tenemos presentes y que poco o ningún control tenemos sobre ellos, actúan de forma conjunta y simultánea, cada uno desde su nivel, desde su propio efecto sobre nuestra experiencia en cada evento que vivimos e influyen de manera determinante en cada decisión que tomamos. 

Cada uno de esos estratos “piensa” a su manera y generalmente actúa sin que nuestra razón los controle. Cada uno de esos niveles de percepción posee desde su ámbito –y de hecho manifiesta– una gran cantidad de información bajo su propio código y no siempre es fácil traducirla al ”lenguaje” de las demás y mucho menos articular todos esos estratos en una sola experiencia coherente y consciente. Lo ideal sería poder reconocer cada uno de ellos para diferenciarlo primero y después integrarlo a nuestra experiencia consciente y decidir desde ahí.  

Hay que ser cuidadosos al racionalizar el cuerpo o las emociones para que traduzcan lo más fielmente posible lo que dice la fuente original y no lo que la razón quiere o supone que nos quieren decir. 

Muchas veces sobrevaloramos la razón y tratamos de encontrar respuesta a todo “pensando”, pero quizá hay momentos en que es más útil aceptar lo que nos dicen los demás estratos de nuestra presencia, ya sea desde el ámbito sensorial, emocional, sentimental o intuitivo. 

Y no se trata de nada nuevo, sino de tomar consciencia de lo que ya nos ocurre. De hecho, la gente de neuromaketing lo sabe bien y lo aprovecha al máximo diseñando complejas estrategias con el propósito de venderle a nuestras emociones, que nos hacen reaccionar y luego, haciéndonos creer que hemos decidido desde nuestra racionalidad. 

En las grandes decisiones existenciales (tomar o no un trabajo, formar una pareja, cambiar de lugar de residencia) tendríamos que buscar implicar cada uno de esos niveles, porque sería la manera más completa de tener un panorama más amplio y profundo de lo que de verdad pensamos acerca de una situación dada. 

Por ejemplo: un individuo se enamora. Una vez que esto ocurrió y que ha decidido tomar una decisión existencial al respecto, como sería irse a vivir con esa persona, no basta el mero deseo que emerge del enamoramiento para saber si es una buena decisión y, en su caso, cómo llevarla a cabo. Para acercarse a saberlo, lo ideal sería involucrar todas las demás facultades. 

Sería básico tomar en cuenta cómo se siente en lo emocional, en lo sentimental, en lo sensorial, en lo intuitivo; tener muy claro qué prejuicios a favor y encontra que tiene acerca de la vida en común, pero también considerar racionalmente qué ocurrirá con su vida en lo económico, en lo familiar, en su relación con sus amigos; definir si se desea mutuamente tener hijos o no tenerlos, en qué zona de la ciudad vivirían, en fin, dar un panorama a todas las expectativas posibles. 

Una vez hecho este recorrido es posible, de forma consciente, desde luego, darle más peso a una dimensión que a otra, según el caso, pero la posibilidad de tomar en cuenta todos los estratos de la decisión nos permite enfrentarla –incluso las partes menos convenientes– de forma más consciente y completa. 

1 https://youtu.be/fFJWV5E9quQ

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carlos Aldir

Comentarios
object(WP_Query)#17653 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73396) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73396) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17652 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17660 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17662 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-24 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-21 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (73396) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17649 (24) { ["ID"]=> int(74779) ["post_author"]=> string(3) "104" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-20 10:02:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-20 15:02:21" ["post_content"]=> string(7135) "Todos conocemos que existe aún esa minoría de personas que promueven la no vacunación contra el SARS-COVID19. Se trata de celebridades que van desde políticos y congresistas, profesionistas y hasta deportistas de fama mundial. Se niegan a vacunarse  ya sea por motivos de la libertad de decidir sobre su propio cuerpo, restringir su movilidad o sus derechos humanos; o por otros, como los asuntos personalísimos relacionados con los conceptos de lo que es saludable o no.  Legislar a favor del bien común es una parte fundamental del marco legal de todo Estado y gobierno. El bien común está por encima de muchos valores y creencias personales de los mismos individuos porque sin bien común no puede existir una sociedad moderna.  La historia nos ha mostrado el impacto demoledor de las pandemias como la peste negra en 1347 o el VIH Sida en 1981. Las pandemias frenan la economía y cambian los hábitos de las personas durante su ocurrencia. Dos años después del SARS-COVID19 ya deberíamos haber aprendido y conocido cuáles son las ventajas y desventajas de la vacunación que por hoy podemos resumir en conservar la VIDA o encontrar la MUERTE La OMS (organización mundial de la salud) está por el SÍ, en este asunto y promueve y recomienda la vacunación: “Con las vacunas anticovídicas hoy disponibles, el objetivo primordial sigue cifrándose en reducir las muertes y las formas graves de enfermedad y en proteger los sistemas de salud. Las vacunas que han sido incluidas en la lista OMS de uso en emergencias, correspondientes a varias plataformas vacunales, proporcionan un elevado nivel de protección contra las formas graves de enfermedad y la muerte debidas a variantes preocupantes. Por lo que respecta a la variante ómicron, el perfil de mutaciones y los datos preliminares llevan a pensar que la vacuna será menos eficaz contra la enfermedad sintomática causada por esta variante, pero es más probable que siga protegiendo de las formas graves de enfermedad. No obstante, hacen falta más datos sobre la eficacia de la vacuna, en particular contra la hospitalización, las formas graves de enfermedad y la muerte, referidos a cada plataforma vacunal y a los diversos regímenes de dosificación y de producto administrado…” (Fuente: Declaración OMS 11/01/22). Dependiendo la fuente, quienes asisten a los hospitales son en un 90-95% no vacunados; sin embargo, la distribución de esos pacientes comienza a cambiar, de acuerdo a la información oficial: “en las últimas cinco semanas, la mayor parte de los casos están presentes en los grupos de 18 a 29 años, seguido del grupo de 30 a 39 años y 40 a 49 años” (Fuente SSA. Prevención de la Salud. 16/01/2022). El efecto de las vacunas entonces ha invertido la tendencia en los grupos de edades y de continuar esta misma el segmento de los menores de 17 años podría llegar a posicionarse como el de mayor crecimiento.  Aunque se presume que ha bajado la severidad de la hospitalización y la letalidad en proporción al número de contagios de entre un 6.5-7.5% a un 2-3%; el VIRUS ha demostrado una capacidad excepcional de mutación, por lo que se deben extremar los cuidados, sobre todo en esos grupos de población como el de los menores de 17 años para evitar la ocurrencia de una nueva cepa. El encierro y aislamiento están afectando, como siempre, en lo económico y las relaciones humanas, pero también hay otros impactos como en la educación media y superior donde se está perdiendo calidad y ya hasta se percibe como injusto que las universidades sigan cobrando las mismas colegiaturas a los educandos sin usar las instalaciones, lo que ha provocado deserciones importantes en todo el país.  También el impacto laboral se deja ver en la falta de mano de obra como en el sector productivo, maquiladoras, hospitales, transportes, empacadoras. Los efectos del ausentismo, el estrés laboral, la rotación del personal ha desatado una crisis evidente que no favorece a las empresas, y de frente a un escenario de “probable” estanflación (ausencia de crecimiento económico + inflación) con alza de precios desmesurada en insumos, materias primas, energéticos, servicios y productos terminados disminuyendo durante esta etapa el consumo de compradores y deteniendo los procesos de crecimiento y oportunidades de riqueza. Una de las variables nuevas que está cambiando producto de este fenómeno de la pandemia es el “efecto” de la agravación de riesgo en las pólizas de seguro. Este concepto en ningún lugar tiene más impacto operativo que en las diversas aseguradoras mexicanas que han comenzado y tomado la decisión a partir de enero del 2022 considerar como motivo de cancelación y exclusión durante las reclamaciones relacionadas con padecimientos respiratorios como neumonía o COVID-19  para las operaciones de vida y gastos médicos. De acuerdo con la Ley Federal del Contrato del Seguro, en los artículos 52, 53 y 54 se menciona que un asegurado tiene la obligación de notificar la “agravaciones de riesgo” durante la vigencia de su póliza y que una aseguradora puede cambiar las condiciones del seguro y sus servicios, si determina o conoce un evento que agrave la situación del asegurado.  Por todo esto algunas aseguradoras mexicanas han determinado que NO VACUNARSE es un acto de agravación de riesgo intencional cosa que tiene mucho sentido, por lo tanto, existe ya la obligación de un aviso obligatorio en ese caso por parte del asegurado.  Así que valioso lector considere esta interesante perspectiva de las aseguradoras me parece relevante, nos guste o no, es una condición más en la sociedad mexicana y se presume se hará algo cotidiano.   Cuidado si usted aún no se vacuna pudiendo hacerlo, porque al menos en lo que respecta en sus seguros de vida y gastos médicos, la aseguradora puede meterlo en una “negociación dura” en el momento de una reclamación.  Algo que antes era y parecía tan sencillo se ha transformado y persistirá durante la pandemia, será complicado ¡Ya tome sus previsiones! " ["post_title"]=> string(75) "¿Vacunarse o NO? Polémica o irresponsabilidad: una perspectiva financiera" ["post_excerpt"]=> string(118) "El bien común está por encima de los valores y creencias personales de los individuos que se niegan a ser vacunados." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(70) "vacunarse-o-no-polemica-o-irresponsabilidad-una-perspectiva-financiera" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-20 10:02:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-20 15:02:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74779" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17620 (24) { ["ID"]=> int(74036) ["post_author"]=> string(3) "145" ["post_date"]=> string(19) "2021-12-28 15:07:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-12-28 20:07:53" ["post_content"]=> string(2371) "Los mexicanos arrancaremos con la peor cuesta de enero de los últimos años. Este gobierno iniciará el 1 de enero de 2022 con una brutal alza del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a las gasolinas del 7.36% y con una de las mayores inflaciones que no se habían vivido desde el siglo pasado. La inflación en la que estamos solo se había alcanzado en 1999. Estamos frente a un brutal gasolinazo. El presidente López Obrador se comprometió en campaña a eliminar el impuesto especial a las gasolinas. A casi tres años de su gobierno, López Obrador no ha cumplido, a pesar de que tiene la mayoría legislativa suficiente para hacerlo. Que quede bien claro: no ha querido hacerlo. En diciembre de 2018, cuando López Obrador tomó posesión, el precio promedio de la gasolina magna en el país era de 19 pesos con 10 centavos por litro. El 16 de octubre de 2021, el precio estaba en 20 pesos con 61 centavos; 1.50 más por litro. Hoy en gasolineras del centro de la Ciudad de México, la regular llega a los 21 pesos con 19 centavos y la Premium a 23 pesos con 59 centavos.  El precio de las gasolinas se forma por factores externos, como el precio internacional del petróleo, en los cuales el gobierno federal no puede influir. Pero hay elementos en los que el gobierno federal sí puede influir directamente como en el cobro de impuestos como el IEPS.  Al aumentar la cuota del IEPS a las gasolinas, el gobierno de López Obrador en automático está incrementando el precio de los combustibles a los consumidores, en perjuicio de su economía, haciendo más difícil la cuesta de enero, en un escenario de inflación y bajo crecimiento económico. No importa si la gente no tiene automóvil propio, porque el incremento de las gasolinas provoca incremento en los precios de los bienes y servicios. ¿Por qué el gobierno de López Obrador se niega a eliminar el impuesto a las gasolinas? La respuesta es muy sencilla: quiere seguir cobrando más impuestos a la gente para sus megaproyectos inviables, tales como la Refinería Dos Bocas, el Tren Maya y el Aeropuerto Felipe Ángeles.  " ["post_title"]=> string(10) "Gasolinazo" ["post_excerpt"]=> string(135) "El gobierno de López Obrador no quiere bajar el precio de las gasolinas porque de hacerlo, tendría menos recursos para sus caprichos." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(10) "gasolinazo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-12-28 15:07:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-12-28 20:07:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74036" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17649 (24) { ["ID"]=> int(74779) ["post_author"]=> string(3) "104" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-20 10:02:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-20 15:02:21" ["post_content"]=> string(7135) "Todos conocemos que existe aún esa minoría de personas que promueven la no vacunación contra el SARS-COVID19. Se trata de celebridades que van desde políticos y congresistas, profesionistas y hasta deportistas de fama mundial. Se niegan a vacunarse  ya sea por motivos de la libertad de decidir sobre su propio cuerpo, restringir su movilidad o sus derechos humanos; o por otros, como los asuntos personalísimos relacionados con los conceptos de lo que es saludable o no.  Legislar a favor del bien común es una parte fundamental del marco legal de todo Estado y gobierno. El bien común está por encima de muchos valores y creencias personales de los mismos individuos porque sin bien común no puede existir una sociedad moderna.  La historia nos ha mostrado el impacto demoledor de las pandemias como la peste negra en 1347 o el VIH Sida en 1981. Las pandemias frenan la economía y cambian los hábitos de las personas durante su ocurrencia. Dos años después del SARS-COVID19 ya deberíamos haber aprendido y conocido cuáles son las ventajas y desventajas de la vacunación que por hoy podemos resumir en conservar la VIDA o encontrar la MUERTE La OMS (organización mundial de la salud) está por el SÍ, en este asunto y promueve y recomienda la vacunación: “Con las vacunas anticovídicas hoy disponibles, el objetivo primordial sigue cifrándose en reducir las muertes y las formas graves de enfermedad y en proteger los sistemas de salud. Las vacunas que han sido incluidas en la lista OMS de uso en emergencias, correspondientes a varias plataformas vacunales, proporcionan un elevado nivel de protección contra las formas graves de enfermedad y la muerte debidas a variantes preocupantes. Por lo que respecta a la variante ómicron, el perfil de mutaciones y los datos preliminares llevan a pensar que la vacuna será menos eficaz contra la enfermedad sintomática causada por esta variante, pero es más probable que siga protegiendo de las formas graves de enfermedad. No obstante, hacen falta más datos sobre la eficacia de la vacuna, en particular contra la hospitalización, las formas graves de enfermedad y la muerte, referidos a cada plataforma vacunal y a los diversos regímenes de dosificación y de producto administrado…” (Fuente: Declaración OMS 11/01/22). Dependiendo la fuente, quienes asisten a los hospitales son en un 90-95% no vacunados; sin embargo, la distribución de esos pacientes comienza a cambiar, de acuerdo a la información oficial: “en las últimas cinco semanas, la mayor parte de los casos están presentes en los grupos de 18 a 29 años, seguido del grupo de 30 a 39 años y 40 a 49 años” (Fuente SSA. Prevención de la Salud. 16/01/2022). El efecto de las vacunas entonces ha invertido la tendencia en los grupos de edades y de continuar esta misma el segmento de los menores de 17 años podría llegar a posicionarse como el de mayor crecimiento.  Aunque se presume que ha bajado la severidad de la hospitalización y la letalidad en proporción al número de contagios de entre un 6.5-7.5% a un 2-3%; el VIRUS ha demostrado una capacidad excepcional de mutación, por lo que se deben extremar los cuidados, sobre todo en esos grupos de población como el de los menores de 17 años para evitar la ocurrencia de una nueva cepa. El encierro y aislamiento están afectando, como siempre, en lo económico y las relaciones humanas, pero también hay otros impactos como en la educación media y superior donde se está perdiendo calidad y ya hasta se percibe como injusto que las universidades sigan cobrando las mismas colegiaturas a los educandos sin usar las instalaciones, lo que ha provocado deserciones importantes en todo el país.  También el impacto laboral se deja ver en la falta de mano de obra como en el sector productivo, maquiladoras, hospitales, transportes, empacadoras. Los efectos del ausentismo, el estrés laboral, la rotación del personal ha desatado una crisis evidente que no favorece a las empresas, y de frente a un escenario de “probable” estanflación (ausencia de crecimiento económico + inflación) con alza de precios desmesurada en insumos, materias primas, energéticos, servicios y productos terminados disminuyendo durante esta etapa el consumo de compradores y deteniendo los procesos de crecimiento y oportunidades de riqueza. Una de las variables nuevas que está cambiando producto de este fenómeno de la pandemia es el “efecto” de la agravación de riesgo en las pólizas de seguro. Este concepto en ningún lugar tiene más impacto operativo que en las diversas aseguradoras mexicanas que han comenzado y tomado la decisión a partir de enero del 2022 considerar como motivo de cancelación y exclusión durante las reclamaciones relacionadas con padecimientos respiratorios como neumonía o COVID-19  para las operaciones de vida y gastos médicos. De acuerdo con la Ley Federal del Contrato del Seguro, en los artículos 52, 53 y 54 se menciona que un asegurado tiene la obligación de notificar la “agravaciones de riesgo” durante la vigencia de su póliza y que una aseguradora puede cambiar las condiciones del seguro y sus servicios, si determina o conoce un evento que agrave la situación del asegurado.  Por todo esto algunas aseguradoras mexicanas han determinado que NO VACUNARSE es un acto de agravación de riesgo intencional cosa que tiene mucho sentido, por lo tanto, existe ya la obligación de un aviso obligatorio en ese caso por parte del asegurado.  Así que valioso lector considere esta interesante perspectiva de las aseguradoras me parece relevante, nos guste o no, es una condición más en la sociedad mexicana y se presume se hará algo cotidiano.   Cuidado si usted aún no se vacuna pudiendo hacerlo, porque al menos en lo que respecta en sus seguros de vida y gastos médicos, la aseguradora puede meterlo en una “negociación dura” en el momento de una reclamación.  Algo que antes era y parecía tan sencillo se ha transformado y persistirá durante la pandemia, será complicado ¡Ya tome sus previsiones! " ["post_title"]=> string(75) "¿Vacunarse o NO? Polémica o irresponsabilidad: una perspectiva financiera" ["post_excerpt"]=> string(118) "El bien común está por encima de los valores y creencias personales de los individuos que se niegan a ser vacunados." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(70) "vacunarse-o-no-polemica-o-irresponsabilidad-una-perspectiva-financiera" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-20 10:02:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-20 15:02:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74779" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(46) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "51c9e64d6d486718a8b250069feea62a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¿Vacunarse o NO? Polémica o irresponsabilidad: una perspectiva financiera

El bien común está por encima de los valores y creencias personales de los individuos que se niegan a ser vacunados.

enero 20, 2022

Gasolinazo

El gobierno de López Obrador no quiere bajar el precio de las gasolinas porque de hacerlo, tendría menos recursos para sus caprichos.

diciembre 28, 2021




Más de categoría

¿Algún día meterán en orden a los mal llamados Centros de Rehabilitación Social?

Siempre hemos sabido de la gran corrupción que impera en las cárceles. No es nuevo. Es un problema tan...

enero 21, 2022

Quadri, Quadri TV

A propósito del reciente escándalo de Gabriel Quadri en una televisora estadounidense, Israel Aparicio reflexiona sobre la trayectoria de...

enero 21, 2022

Nuevos ciclos, nuevos hábitos

La labor que desempeña el hábito consiste en sistematizar la cotidianidad de tal manera que las acciones inmediatas estén...

enero 21, 2022

Se retrae el mar en la Playa Bagdad de Matamoros

El martes pasado, aproximadamente, se reiteró unos 20 metros el mar en la Playa Bagdad ubicada en la ciudad...

enero 20, 2022