Las otras pandemias

Mientras que Donald Trump pasa a dejar la presidencia de los Estados Unidos de América, despidiéndose con las habituales mentiras que se han replicado en el Palacio Nacional de nuestro país, el COVID-19 está diezmando a la...

20 de enero, 2021

Mientras que Donald Trump pasa a dejar la presidencia de los Estados Unidos de América, despidiéndose con las habituales mentiras que se han replicado en el Palacio Nacional de nuestro país, el COVID-19 está diezmando a la población, unos días de manera muy fuerte y otros días con “pocos” muertos según las cuentas oficiales…143 mil y pico de fallecidos para cuando leas esta columna y la cifra sigue subiendo. Aunque haya algunos que todavía dicen que no es cierto, la realidad se está imponiendo golpeando fuertemente a los que niegan todo con tal de apoyar los comentarios desde Palacio Nacional que minimizan los duros efectos de la pandemia de COVID-19.

Esto se ha convertido en una costumbre para el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, que al igual que su aliado Donald Trump mienten diariamente sobre los niveles de muerte y contagio en sus respectivos países.  Nuestro saca la peor parte con la sistemática negación de los muertos por COVID-19 más los niveles de violencia que estamos viviendo.

Michoacán, el propio Distrito Federal y en todo el país están creciendo alarmantemente los homicidios por parte del hampa. La delincuencia organizada ya no es investigada por las autoridades judiciales porque la mafia ha penetrado en los círculos políticos al grado que ya no son perseguidos por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ya que, según él, quiere “combatir las causas”.

Mientras tanto, los muertos de esta guerra de baja intensidad se dan diariamente y sí, están diezmando también a la población, llegando a ser una depuración conveniente para el gobierno federal, porque es una cruenta guerra entre cárteles donde el Cártel Jalisco Nueva Generación es el único más golpeado por las autoridades y éstos a su vez reaccionan con aún más violencia.

Aunada a esta pandemia de violencia del narco avalada por el Gobierno Federal, se le suma la pandemia de la violencia contra la mujer. En los primeros 25 meses de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, 2029 mujeres han muerto por casos de homicidios y feminicidios.

Antes, en Chiapas, la vox populi escuchábamos de los trágicos casos de rapto, desaparición forzada, secuestro, violación y posterior homicidio de mujeres y niños… Hoy, a diario en los medios de comunicación los chiapanecos se enteran de casos de mujeres y niños desaparecidos, violados y después asesinados. Ejecuciones, ataques con armas de fuego, emboscadas, jovencitas desaparecidas, asaltos a tiendas de conveniencia, y muchísimo más se ha incrementado en la frontera sur.

Así, de manera efectiva la política de migración de Andrés Manuel López Obrador que acepta a una gran mayoría de extranjeros que se dedican a delinquir en las ciudades, pueblos y ejidos y que ven con esperanza  la toma de posesión de Joe Biden para cumplir el “Sueño Americano”.

Así puede ser que en Tapachula se enteren del caso de Belén de 14 años que está desaparecida o en Guadalajara Cristina Sánchez González de una treintena de años. Por todo el país las familias sufren primero de la ausencia temporal del familiar si les va bien, pero desgraciadamente en su gran mayoría se vuelven personas perdidas sin posibilidades de saber su paradero.

Como la pandemia del virus COVID-19, la pandemia de la violencia hacia la mujer, los niñas y niños no respeta ninguna condición de la persona, ya sean ricos, pobres, con religión, sin religión, no respeta nada la violencia.

Resaltando en toda esta danza de muerte, que los más poderosos, ya sea económicamente, políticamente y socialmente se sienten con derecho de suprimir a otros hasta el grado de quitar la vida, porque la violencia extrema está tomando el control de todos los desarrollos sociales, desde el teporocho que porta un martillo o navaja y que ataca a un ciudadano sin provocación, hasta el narco o delincuente sexual que le gusta una fémina.

Ante el abandono de los gobiernos es necesario que como sociedad comencemos a hacer algo más que protestas bulliciosas, sino que debemos constituirnos como juzgados civiles y enfrentarnos con los que nos dañan en lo que más nos duele.

Comentarios


Facebook cumple 20 años: cómo convivir con el asedio al que nos someten las redes

Autor: Francisco J. Pérez Latre Profesor. Director Académico de Posgrados de la Facultad de Comunicación, Universidad de Navarra El panorama digital es...

febrero 6, 2024
Malos tiempos para ser opositor. Elección México 2024

Malos tiempos para ser opositor. Elección México 2024

Para quienes deseamos un país diverso y plural donde los políticos no solo se preocupen por sus posiciones personales sino que tengan...

febrero 16, 2024




Más de categoría
Ser la Brasilia mexicana, la solución más viable al problema llamado Acapulco

Ser la Brasilia mexicana, la solución más viable al problema llamado Acapulco

Acapulco como lo conocíamos no volverá jamás.

febrero 21, 2024

¿Tenemos un narco-presidente?

Es una desgracia, es una pena, es una tragedia que este gobierno haya fracasado en materia de seguridad.

febrero 21, 2024

¿Por qué Navalny y por qué ahora?

Autor: José Ángel López Jiménez Profesor de Derecho Internacional Público, Universidad Pontificia Comillas Cuando un acontecimiento tan relevante como...

febrero 20, 2024

Hasta en las democracias hay niveles

Democracia: Sistema político en el cual la soberanía reside en el pueblo que la ejerce directamente o por medio...

febrero 20, 2024