Las generaciones del confort: ¿miedo al virus o a la responsabilidad?

Recuperarnos del rezago académico será, sin duda, un reto, pero el verdadero desafío se centra en las habilidades socioemocionales y en la reconstrucción del sentido de responsabilidad.

15 de octubre, 2021

No siempre podemos construir el futuro de nuestra juventud, pero podemos construir a nuestros jóvenes para el futuro.

– Franklin D. Roosevelt (1882 – 1945), expresidente de Estados Unidos.

Aunque todos sabemos que la pandemia no ha terminado, cada vez son más las actividades que podemos retomar con relativa seguridad y que además son necesarias para fortalecer o reconstruir la economía, la estabilidad social y, de manera más que importante, la salud emocional de todos.

Sin embargo, ante el retorno a las clases presenciales y cuando podríamos pensar que el factor que más resistencia podría causar sería el miedo a los contagios, nos damos cuenta de que vivimos un fenómeno que tiene mucho más que ver con niños y jóvenes que no quieren dejar la zona de confort a la que se habían acostumbrado, en una fatal combinación con padres que no se perciben capaces de gobernar en sus propios hogares.

¿Por qué sucede esto?

Las razones son muchas, pero la realidad es que volver a la rutina implica también nuevas pérdidas: debemos cambiar horas de sueño por levantarnos temprano, asearnos, vestirnos y salir al mundo; los refrigerios, la televisión y los juegos ya no estarán tan a la mano, y, lo más importante: nuestros comportamientos deben volver a ajustarse a las normas de convivencia que habíamos hecho a un lado.

¿Y cuáles serán las consecuencias?: “A la pereza le sigue la pobreza”

De acuerdo con las palabras que el doctor Francisco Moreno repite en sus interesantes conferencias, es un hecho que las generaciones actuales (en la mayoría de los casos en el mundo) no han tenido que lidiar con guerras, hambrunas, plagas o verdaderas depresiones económicas, muchos de quienes las integran jamás han debido caminar por horas para llegar a sus escuelas y en muchas ocasiones no saben ni siquiera de dónde provienen los alimentos que consumen o el agua que beben. Son niños y jóvenes “educados” por padres permisivos, complacientes y temerosos de perder el amor de esos seres que poco a poco van convirtiéndose en pequeños tiranos.

¿Y qué sucedió entonces con ellos durante el confinamiento? ¿A dónde nos puede llevar eso?

En la etapa temprana de la pandemia mundial, por supuesto ante el temor de contagios y resultados catastróficos, nos encontramos con niños completamente aislados del mundo, pero lo relevante es que, descubrimos también que esto se convirtió en una manera de “esconderlos” de la realidad, cortarles la posibilidad de aprender a enfrentar situaciones de crisis e impedirles convertirse en parte activa de la solución y en seres responsables de su propio cuidado por el tiempo que sigamos teniendo que convivir con un virus que, sin lugar a dudas, llegó para quedarse.

A la larga, y como también lo menciona el doctor, estas generaciones podrían volverse incapaces de actuar ante problemas mayores que se presenten en el futuro y de ahí la importancia de empezar a tomar cartas en el asunto. Debemos formarlos para evitar el miedo y pasar a la acción para hacerse conscientes de sus responsabilidades y para que llegado el momento sean capaces de resolver problemas desde la productividad en lugar de la pasividad.

La escuela es mejor en la escuela

Nuestra excelente psicóloga, Lorena Guerrero, como parte de las conferencias que ofrece a padres y maestros, nos comparte que el concepto de “escuela” nace como una necesidad de crear un lugar donde niños y jóvenes aprendan, además de conceptos y contenidos, todas las habilidades necesarias que les permitan enfrentarse al mundo de manera sana y efectiva.

La escuela se convierte entonces en un “ensayo de la realidad” en todos los ámbitos y de manera especial, en términos socioemocionales. Los niños necesitan estar ahí, adquirir los procesos que les permitan desarrollarse como seres sociales, aprender reglas y volverse tolerantes ante sus conductas y las de los otros y, por supuesto, reconocerse como parte de un mundo en el que todos debemos actuar en pro del bienestar de los demás. “La escuela es mejor en la escuela –nos dice Lorena Guerrero– porque lo que ahí sucede, no puede replicarse en ningún otro lugar”.

¿Enumerar los daños o crear soluciones?

México es uno de los países en el que más tiempo de clases se perdió, lo cual no es sólo un dato meramente estadístico, sino que, evidentemente, nos da un indicador de cuánto trabajo nos queda por hacer. Recuperarnos del rezago académico será, sin duda, un reto, pero el verdadero desafío se centra en las habilidades socioemocionales y en la reconstrucción del sentido de responsabilidad.

¿Queremos escuelas seguras? Necesitamos personal directivo y académico y familias dispuestas a diseñar y cumplir protocolos estrictos.

¿Queremos alumnos que salgan de la zona de confort? Necesitamos padres que salgan de la zona de confort y que sepan guiar asertivamente las conductas de sus hijos.

¿Queremos un país próspero en términos educativos, sociales y económicos? Necesitamos ciudadanos dispuestos a cumplir con su responsabilidad social desde el lugar que les corresponda. Aprendimos del pasado, estamos viviendo el presente y tenemos en las manos todas las herramientas para diseñar el futuro que queremos para nuestro país. Actuemos ahora.

Contáctanos y conoce por qué somos un colegio que está a la vanguardia, ofreciendo a nuestras familias todo lo que necesitan para enfrentar los retos que nos presenta el mundo de hoy y del mañana.

Comentarios
object(WP_Query)#17659 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71600) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2021" ["before"]=> string(10) "03-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71600) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2021" ["before"]=> string(10) "03-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17658 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17666 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17668 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-11-2021" ["before"]=> string(10) "03-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-11-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-12-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (71600) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17655 (24) { ["ID"]=> int(72418) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-10 11:19:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-10 16:19:15" ["post_content"]=> string(6676) "Me dicen los medios, los independientes como los tradicionales, las grandes cadenas como los ciudadanos, que las elecciones en Nicaragua han arrojado un 75% en favor de Daniel Ortega y su mujer. Con toda la oposición exiliada, presa, represaliada o muerta, algo no le ha salido bien al camarada comandante. Me dicen que el abstencionismo ha rondado el 81% y no me extraña, el valiente pueblo nicaragüense no ha mordido el anzuelo y ha sabido resistir, porque en realidad la fuerza electoral del dictador es apenas menor a ese 19% de los votos, es decir, del 19% que sí votó sólo el 75% lo hizo a favor de Ortega y compañía; me rehúso a decir que a favor del FSLN, porque el Frente, aquel heroico que arrebató Managua de las garras de los Somoza, ése es una idea en la historia, una idea para la eternidad. Junto a mi escritorio hay una foto que deja constancia de uno de los días más felices de mi vida: sonriendo Ernesto Cardenal y yo, estamos una mañana en la Ciudad Universitaria. Él se ha ido, es cierto que lo hizo en edad avanzada, pero también lo es que la dictadura afeó sus últimos años amargándolo con dolores y angustias que el poeta trapense de Solentiname no merecía. Ni Gioconda Belli, ni Sergio Ramírez pueden volver a Nicaragua otra vez porque no es seguro para ellos. Y me pregunto: ¿a dónde vas Daniel? Está cerca de superar la longevidad de la dictadura de Tacho, sus métodos son tan parecidos y, aunque parezca canción revolucionaria, el fantasma de Sandino está despertando en los barrios de Masaya; ¿Quo vadis Daniel? Tu pueblo y los que lo amamos estamos todos, camino de un nuevo encuentro con las palabras que cantan libertad y es a ellas a las que deberías temer, Daniel, porque ellas no alcanzan silencio ni cosechan miedo. No eres el primero que desafía a la palabra, y mira, mira dónde fueron a quedar todos. Rafael Alberti decía sobre las palabras y la guerra: “qué dolor de papeles que ha de barrer el viento, qué tristeza de tinta que ha de borrar el agua”. Porque, en el fondo, la guerra se hace contra las palabras, contra las razones y los argumentos; los totalitarismos, los autoritarismos y las guerras que son la suma de ambos extremos aun cuando ésta se cause o se dirija desde una democracia. La guerra no es nunca un método ni una estrategia, la guerra se vuelve un fin en sí misma, una especie de monstruo viviente que toma su propia fuerza y que su propia espiral de odio y destrucción con lógica –si es que puede llamarse de esa manera– independiente de los contendientes y de los resultados. Edmund Blunden, el poeta inglés asesinado en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, decía que ningún ejército habría ganado la guerra ni podría ganarla, que la guerra había ganado. Por eso son particularmente dolorosas las muertes de los poetas en los conflictos bélicos, porque si no es a ellos, a quién podríamos dirigirnos en busca de belleza en medio de la destrucción, a quién implorarle las palabras que nos hablen de la memoria antes de la sangre y el fuego, a quién pedirle que sueñe la esperanza del mundo que vendrá cuando se levanten las ciudades desde las ruinas de los bombardeos y los campos barridos de napalm puedan de nuevo dar frutos. La insurrección franquista se llevó a Miguel Hernández y a Federico García Lorca, a Antonio Machado, eso sin contar a los muchos que tuvieron que morir fuera de su patria; las dictaduras latinoamericanas se ensañaron con los poetas, mataron de tristeza a Neruda y de bala a Victor Jara; la Primera Guerra mundial se llevó a Edward Thomas, A Rupert Brooke, a Isaac Rosenberg, a Wilfred Owen, a Francis Ledwige, a Julian Grenfell, a Charles Sorley y a T. E. Hulme; el estalinismo, en una sola noche alucinante asesinó a las más diáfanas plumas en lengua yiddish de la Unión Soviética; Markish, Hofstein, Fefer, Kvitko, Bergelson, Zuskin, Talmy, Vatenberg y Emilia Teumin; pero si algún gran enemigo tiene la palabra es sin duda el fascismo, el propio fenómeno nazi es un enorme silencio para oprimir la palabra, desde la pequeña cronista Anne Frank, hasta Franz Hessel, Max Jacob, Janusz Korczak, Arno Nadel, Irene Nemirovsky, Gruno Schulz asesinado a tiros en plena calle, David Vogel, todos ellos muertos en campos de exterminio o en salas de tortura o fusilados a media calle, ellos más los que no pudieron con los estigmas de la violencia y la segregación se suicidaron por las huellas implacables de sus verdugos, como Walter Benjamin, Primo Levi, Ernst Weiss y Stefan Zweig. Ningún poeta canta la grandeza de la guerra ni la belleza del combate; al contrario, cantan lo que se ha perdido: las tardes de sol y esperanza y el retorno de la amada; los valores por los que vale la pena apostarlo y aún perderlo todo: la libertad y la justicia, por ejemplo, pero no los campos sembrados de muertos infértiles; los poetas no cantan la destrucción sino la vida, por eso resplandece el libro de Remarque, Sin novedad en el frente, como el alegato contra el belicismo y el derecho de los hombres a vivir y morir en paz.  Acaso sea que tanto la guerra de España contra el fascismo y la rebelión, así como la defensa de la cultura occidental frente al totalitarismo encarnado en los Nazis; las revoluciones latinoamericanas contra sus férreas y violentas dictaduras; y las guerras contra el colonialismo europeo enfrentaban valores y formas de visualizar el honor y por eso, a la distancia centenaria y casi centenaria, aprendimos a leer su épica y a visualizar su enormidad heroica, perdemos de vista que en el fondo todo conflicto armado es una vergüenza enorme, una pérdida absoluta y la negación de nuestra razón como especie civilizada. Volvamos al lamento de Alberti frente a la crueldad y el desamparo de la guerra, a su visión del mundo vuelto al revés dejando mostrar sus más horrendas costuras, a Alberti decir, como todos los poetas que no vieron el final de los conflictos que los volvieron víctimas: “Siento esta noche heridas de muerte las palabras”.   @cesarbc70  " ["post_title"]=> string(20) "¿Quo vadis, Daniel?" ["post_excerpt"]=> string(141) "En el fondo todo conflicto armado es una vergüenza enorme, una pérdida absoluta y la negación de nuestra razón como especie civilizada. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "quo-vadis-daniel" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-10 11:19:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-10 16:19:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72418" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17607 (24) { ["ID"]=> int(72879) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-24 14:18:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-24 19:18:09" ["post_content"]=> string(3339) "La propuesta de Reforma eléctrica pareciera ser la madre de las batallas legislativas del sexenio. Al tratarse de una enmienda constitucional, al oficialismo le faltan unas decenas de votos en la Cámara de Diputados para su aprobación. Estos votos faltantes, en teoría, provendrían de los legisladores del priistas.  El Partido Revolucionario Institucional debe recordar su talante histórico enmarcado en el nacionalismo revolucionario mexicano, emanado de una convulsión social verdadera y profunda, que dio lugar al Estado mexicano moderno regido por la Constitución de 1917. El PRI surge como consecuencia de la primera revolución social del Siglo XX, y para bien y para mal fue constructor  del México de hoy. Y así fue hasta que a Salinas le explotó, por sus enfermizas ambiciones, el país en las manos en aquel fatídico año 1994. Pese a todo lo anterior, por más que el presidente les recuerda la naturaleza se su origen nacionalista y patriótico desde sus conferencias de prensa, giras, o por medio de su Director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz. A los legisladores priistas les gana su nueva (y tristemente real) naturaleza, que es la de servir a intereses privados nacionales y hasta extranjeros, por medio de los tercos dogmas neoliberales que, desde hace larga data, profesan. En virtud de lo anterior, lo más viable es ya no apelar más al glorioso origen del partido tricolor; sus militantes, la mayoría, han ido abandonado el partido, desde la escisión llamada "corriente democrática" en 1987, que devino en el año 88 en el Frente cardenista de reconstrucción nacional y al el año siguiente, el PRD, hasta los abandonos en desbandada más recientes.  El PRI es ya de extrema derecha. Sus militantes no tienen pudor ni siquiera en haberse convertido en un penoso apéndice de su otrora máximo opositor: Acción Nacional. No queda más remedio que, como afirmó explícitamente hace algunos años Porfirio Muñoz Ledo, el fenómeno de la corrupción sea utilizado como instrumento (o arma) político de control vía expedientes a manera de "calambres" a priistas que se envalentonen. No por nada regresó la exsecretaria de Gobernación al Senado, Olga Sánchez Cordero para operar la discusión de dicha Reforma, en parte con información de sobra, la mayoría proveniente de la Unidad de Inteligencia Financiera, que seguro comprometen seriamente a actuales Diputados del PRI en muy delicados asuntos de corrupción.  De esta forma, si no es por medio de la figura ejemplar del presidente Adolfo López Mateos, quien nacionalizó la industria eléctrica, tendrá que ser mediante amagos de judicialización de dichos expedientes. Y por si alguno pensara que este gobierno solo es "mucho ruido y pocas nueces", ahí está Emilito Lozoya, durmiendo en una fría, pequeña y dura celda en el Reclusorio Norte. La Reforma eléctrica, en los términos en los que la envió el ejecutivo al Congreso, será aprobada y publicada en el DOF (Diario Oficial de la Federación) para su posterior implementación.  " ["post_title"]=> string(102) "Reforma eléctrica: más que con López Mateos, al PRI se le debe “convencer” mediante expedientes" ["post_excerpt"]=> string(124) "¿Será mediante la coerción que los legisladores priistas voten a favor de la Reforma eléctrica enviada por el Ejecutivo?" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(91) "reforma-electrica-mas-que-con-lopez-mateos-al-pri-se-le-debe-convencer-mediante-expedientes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-24 14:47:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-24 19:47:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72879" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17655 (24) { ["ID"]=> int(72418) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-10 11:19:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-10 16:19:15" ["post_content"]=> string(6676) "Me dicen los medios, los independientes como los tradicionales, las grandes cadenas como los ciudadanos, que las elecciones en Nicaragua han arrojado un 75% en favor de Daniel Ortega y su mujer. Con toda la oposición exiliada, presa, represaliada o muerta, algo no le ha salido bien al camarada comandante. Me dicen que el abstencionismo ha rondado el 81% y no me extraña, el valiente pueblo nicaragüense no ha mordido el anzuelo y ha sabido resistir, porque en realidad la fuerza electoral del dictador es apenas menor a ese 19% de los votos, es decir, del 19% que sí votó sólo el 75% lo hizo a favor de Ortega y compañía; me rehúso a decir que a favor del FSLN, porque el Frente, aquel heroico que arrebató Managua de las garras de los Somoza, ése es una idea en la historia, una idea para la eternidad. Junto a mi escritorio hay una foto que deja constancia de uno de los días más felices de mi vida: sonriendo Ernesto Cardenal y yo, estamos una mañana en la Ciudad Universitaria. Él se ha ido, es cierto que lo hizo en edad avanzada, pero también lo es que la dictadura afeó sus últimos años amargándolo con dolores y angustias que el poeta trapense de Solentiname no merecía. Ni Gioconda Belli, ni Sergio Ramírez pueden volver a Nicaragua otra vez porque no es seguro para ellos. Y me pregunto: ¿a dónde vas Daniel? Está cerca de superar la longevidad de la dictadura de Tacho, sus métodos son tan parecidos y, aunque parezca canción revolucionaria, el fantasma de Sandino está despertando en los barrios de Masaya; ¿Quo vadis Daniel? Tu pueblo y los que lo amamos estamos todos, camino de un nuevo encuentro con las palabras que cantan libertad y es a ellas a las que deberías temer, Daniel, porque ellas no alcanzan silencio ni cosechan miedo. No eres el primero que desafía a la palabra, y mira, mira dónde fueron a quedar todos. Rafael Alberti decía sobre las palabras y la guerra: “qué dolor de papeles que ha de barrer el viento, qué tristeza de tinta que ha de borrar el agua”. Porque, en el fondo, la guerra se hace contra las palabras, contra las razones y los argumentos; los totalitarismos, los autoritarismos y las guerras que son la suma de ambos extremos aun cuando ésta se cause o se dirija desde una democracia. La guerra no es nunca un método ni una estrategia, la guerra se vuelve un fin en sí misma, una especie de monstruo viviente que toma su propia fuerza y que su propia espiral de odio y destrucción con lógica –si es que puede llamarse de esa manera– independiente de los contendientes y de los resultados. Edmund Blunden, el poeta inglés asesinado en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, decía que ningún ejército habría ganado la guerra ni podría ganarla, que la guerra había ganado. Por eso son particularmente dolorosas las muertes de los poetas en los conflictos bélicos, porque si no es a ellos, a quién podríamos dirigirnos en busca de belleza en medio de la destrucción, a quién implorarle las palabras que nos hablen de la memoria antes de la sangre y el fuego, a quién pedirle que sueñe la esperanza del mundo que vendrá cuando se levanten las ciudades desde las ruinas de los bombardeos y los campos barridos de napalm puedan de nuevo dar frutos. La insurrección franquista se llevó a Miguel Hernández y a Federico García Lorca, a Antonio Machado, eso sin contar a los muchos que tuvieron que morir fuera de su patria; las dictaduras latinoamericanas se ensañaron con los poetas, mataron de tristeza a Neruda y de bala a Victor Jara; la Primera Guerra mundial se llevó a Edward Thomas, A Rupert Brooke, a Isaac Rosenberg, a Wilfred Owen, a Francis Ledwige, a Julian Grenfell, a Charles Sorley y a T. E. Hulme; el estalinismo, en una sola noche alucinante asesinó a las más diáfanas plumas en lengua yiddish de la Unión Soviética; Markish, Hofstein, Fefer, Kvitko, Bergelson, Zuskin, Talmy, Vatenberg y Emilia Teumin; pero si algún gran enemigo tiene la palabra es sin duda el fascismo, el propio fenómeno nazi es un enorme silencio para oprimir la palabra, desde la pequeña cronista Anne Frank, hasta Franz Hessel, Max Jacob, Janusz Korczak, Arno Nadel, Irene Nemirovsky, Gruno Schulz asesinado a tiros en plena calle, David Vogel, todos ellos muertos en campos de exterminio o en salas de tortura o fusilados a media calle, ellos más los que no pudieron con los estigmas de la violencia y la segregación se suicidaron por las huellas implacables de sus verdugos, como Walter Benjamin, Primo Levi, Ernst Weiss y Stefan Zweig. Ningún poeta canta la grandeza de la guerra ni la belleza del combate; al contrario, cantan lo que se ha perdido: las tardes de sol y esperanza y el retorno de la amada; los valores por los que vale la pena apostarlo y aún perderlo todo: la libertad y la justicia, por ejemplo, pero no los campos sembrados de muertos infértiles; los poetas no cantan la destrucción sino la vida, por eso resplandece el libro de Remarque, Sin novedad en el frente, como el alegato contra el belicismo y el derecho de los hombres a vivir y morir en paz.  Acaso sea que tanto la guerra de España contra el fascismo y la rebelión, así como la defensa de la cultura occidental frente al totalitarismo encarnado en los Nazis; las revoluciones latinoamericanas contra sus férreas y violentas dictaduras; y las guerras contra el colonialismo europeo enfrentaban valores y formas de visualizar el honor y por eso, a la distancia centenaria y casi centenaria, aprendimos a leer su épica y a visualizar su enormidad heroica, perdemos de vista que en el fondo todo conflicto armado es una vergüenza enorme, una pérdida absoluta y la negación de nuestra razón como especie civilizada. Volvamos al lamento de Alberti frente a la crueldad y el desamparo de la guerra, a su visión del mundo vuelto al revés dejando mostrar sus más horrendas costuras, a Alberti decir, como todos los poetas que no vieron el final de los conflictos que los volvieron víctimas: “Siento esta noche heridas de muerte las palabras”.   @cesarbc70  " ["post_title"]=> string(20) "¿Quo vadis, Daniel?" ["post_excerpt"]=> string(141) "En el fondo todo conflicto armado es una vergüenza enorme, una pérdida absoluta y la negación de nuestra razón como especie civilizada. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "quo-vadis-daniel" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-10 11:19:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-10 16:19:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72418" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(42) ["max_num_pages"]=> float(21) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "243d2f584e685d18990ee704335e9ba0" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¿Quo vadis, Daniel?

¿Quo vadis, Daniel?

En el fondo todo conflicto armado es una vergüenza enorme, una pérdida absoluta y la negación de nuestra razón como especie civilizada.

noviembre 10, 2021

Reforma eléctrica: más que con López Mateos, al PRI se le debe “convencer” mediante expedientes

¿Será mediante la coerción que los legisladores priistas voten a favor de la Reforma eléctrica enviada por el Ejecutivo?

noviembre 24, 2021




Más de categoría

México: el tonto más útil para la FIFA

Mientras México es blanco de sanciones por supuestos actos homófobos en sus estadios, la FIFA se hace de la...

diciembre 2, 2021

En Texas se anuncia un programa de vacunación para docentes de Reynosa

Ante la falta de respuesta del gobierno federal a la crisis sanitaria, los gobiernos locales deben buscar vías alternas...

diciembre 2, 2021
LÓPEZ Y LA PROPAGANDA DE GOEBBELS

LÓPEZ Y LA PROPAGANDA DE GOEBBELS

Fiel a aquello de “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”, en la 4T se...

diciembre 2, 2021

Fuerzas Armadas poderosas, multipropósito y manejando mucho dinero

Durante la actual administración, las Fuerzas Armadas se han dedicado a muchas cosas para las que no fueron creadas,...

noviembre 30, 2021