Las fotos de Emilio Lozoya

Emilio Lozoya, implicado en el escándalo de corrupción de Odebrecht, fue fotografiado en un lujoso restaurante de la CDMX. Este hecho pone en duda la lucha contra la impunidad del gobierno federal.

12 de octubre, 2021

Este fin de semana, se dio a conocer un nuevo escándalo de impunidad. Me refiero a las fotos de Emilio Lozoya cenando en un lujoso restaurante de la Ciudad de México. El presidente ayer dijo en la mañanera que fue una imprudencia, y la verdad es que el presidente está siendo muy condescendiente. No es una imprudencia, es el ejemplo claro de la impunidad porque Lozoya es un corrupto confeso que ya aceptó que recibió dinero y, para que sus años en la cárcel sean menos, está atacando infundadamente a opositores e incluso a periodistas.

También hoy, el presidente se refirió a Lozoya como testigo protegido, pero en realidad como debería referirse a él es como un servidor público corrupto. No debemos olvidar que, al parecer, Lozoya recibió 14 millones de dólares por sobornos, está acusado de cohecho, operaciones con recursos de procedencia ilícita y de asociación delictuosa. 

Esto manda un mensaje muy negativo a la ciudadanía: que se puede ser un corrupto, que puedes incluso aceptar que recibiste sobornos, pero si le ayudas al gobierno a sus venganzas, puedes tener ese nivel de vida. Esto en un Estado de derecho no se debería permitir.

El criterio de oportunidad del cual es sujeto el señor Lozoya, debería de redituar en agarrar a un delincuente más grande que él y en recuperar el dinero de los sobornos, pero en este caso, ninguna de las dos cosas se ha logrado. Lo único que se ha logrado es perseguir opositores o periodistas.

Es evidente que el presidente debe fijar una posición clara en contra del proceso que se le está siguiendo a Lozoya. Si no lo hace, demostrará que efectivamente Lozoya le está ayudando a sus venganzas personales. Por eso señala a uno de los mayores opositores a este gobierno que es Ricardo Anaya.

Quizá te pueda interesar:

Comentarios
object(WP_Query)#17660 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71496) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71496) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17659 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17666 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17708 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-20 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-18 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (71496) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17656 (24) { ["ID"]=> int(70886) ["post_author"]=> string(3) "183" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-27 11:55:30" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 16:55:30" ["post_content"]=> string(9033) "Está sucediendo una lucha de índole mundial en la que minorías pretenden modificar no solo el lenguaje, sino al propio ser humano tal como ha sido conceptualizado desde su origen mismo: o eres hombre o eres mujer. ¿De qué hablo? De la corriente mundial en la que se pretende que la concepción del ente humano ya no sea “binario”, esto es, hombre-mujer, para convertirse en “no Binario”, y que cada quien pueda auto-determinarse ya no solo en un “él” o un “ella”, sino ahora en un “elle”, esto es ni hombre ni mujer. La corriente, que tiene mucha fuerza en España, en Holanda, en Alemania e Inglaterra, intenta que las legislaciones establezcan que ya no debe usarse, en ningún documento, la identificación de “sexo”, tal como hombre o mujer. Pero el tema no queda ahí. Estos movimientos han llevado a determinar que no deben utilizarse términos que puedan diferenciar a una mujer biológica, anatómica y genéticamente así determinada, con quienes, identificados bajo los mismos parámetros como hombres, se han autodeterminado como mujeres, esto es las llamadas mujeres trans, quienes ya no requieren siquiera realizarse cirugías absolutas que eliminen su factor anatómico masculino, ya que sólo se requiere que estén en proceso del cambio, y que así se autodesignen. Esta situación ya ha tenido consecuencias tanto en el deporte como en la política e incluso en los diferentes tipos de mediciones y estadísticas en todos los ámbitos, que, tradicionalmente, desde que el mundo ha sido descrito y escrito, se referían a hombres y mujeres. Así es, se ha tomado la decisión de que en algunas competencias deportivas se inscriban mujeres trans que muscularmente llevan una superioridad sobre las mujeres que biológicamente así nacieron, por lo que existen competencias en que son ganadas, si no es que arrasadas, por quienes antes fueron hombres y que, ahora, son mujeres por así autodeterminarse ideológicamente, y quienes ni siquiera han realizado o concluido con un cambio corporal (quirúrgico), de tal forma en que por su parte genital ya no se les identifique visualmente como hombres. La situación ha llegado a tal punto que existen países en Europa, como Inglaterra, en donde con el fin de evitar discriminación no se permite referirse a la mujer como tal, en relación a sus manifestaciones, y ahora se les designa solo como personas “menstruantes, lactantes o gestantes”, evitando anteponer su identidad sexual (mujer), bajo el argumento de que así no se excluyen a las mujeres trans, que no tienen esas posibilidades biológicas, y por ello debe evitarse que esos términos y otros similares les excluya como tales, por lo que  aquellos que identifican a la mujer, en términos tradicionales, deben ser eliminados. Estas posturas extremas han generado el surgimiento de grupos de reacción que luchan para que no se borre la identidad de la mujer “natural” o cómo decirlo. Hay grupos que se defienden contra lo que llaman “borrado de las mujeres”, y que exponen que ya en el deporte las mujeres (anatómicamente hablando) están siendo vencidas por hombres que se autoidentifican como mujeres y que por solo ese hecho ya pueden competir en la categoría (femenina), pues alegan que ya no existe una identidad sexual como tal. También en lo político está sucediendo que, dentro de la lucha de igualdad entre el hombre y la mujer para que haya una paridad tanto en el número de los escaños legislativos como en los cargos políticos, resulta que actualmente por esa igualdad deberían estar ocupadas por mujeres sexualmente hablando y, ahora, están ocupados por mujeres bajo el aspecto del género, esto es, fuera de la identidad sexual y solo bajo el deseo personal de considerarse mujer por aquellos conocidos, todavía, como mujeres trans, lo que para algunos esto implica que las plazas que debían ser ocupadas por mujeres, tradicionalmente hablando, ahora se estén ocupando por hombres que se consideran mujeres y que así se identifican. Por ello, hay quienes consideran que esto es la extinción de la “mujer genética” o el borrado de ellas y de su propia identidad biológica y anatómica, funcionalmente hablando y que inclusive ya sería un feminicidio total, absoluto, al destruirles esa identidad propia. Pero esto no concluye aquí, también estamos viviendo otro intento de modificar la vinculación genética, para introducir una realidad subjetiva, con un claro rompimiento social, al grado tal que cualquiera puede sentirse hombre, mujer, quimera u otro ente, con identidad “x”, siendo un claro ejemplo la intención de que se introduzca un nuevo pronombre: “elle”. En octubre de 2020, el Observatorio de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) introdujo este pronombre exponiendo que: "El pronombre "elle" es un recurso creado y promovido en determinados ámbitos para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno de los dos géneros tradicionalmente existentes. Su uso no está generalizado ni aceptado". Posteriormente la RAE lo eliminó de sus definiciones, explicando que su retiro tenía la intención de evitar confusiones. Sin embargo, hemos visto últimamente que hay múltiples organizaciones e instituciones que están analizando este denominado “lenguaje inclusivo” que,  por cierto y para los efectos, podrían llamarle "lenguaje inclusive", que tiene como objeto eliminar cualquier vocablo que pueda identificarse con el sexo femenino o masculino, y entonces tendríamos palabras tales como “niñe”, “persone”, “amigue”, “hermane” y las que se les ocurran. A partir de esto habría que considerar que la lengua española, que asigna géneros tanto a los adjetivos como a los sustantivos, debería eliminarlos, bajo el análisis de cuál sería el privilegio o causa que determinara que el lápiz es “el” y la pluma es “la” o el limón es “el” y la lima es “la”. Absurdo.  Algunos antropólogos y sociólogos que advierten que estos cambios que se están viviendo y que se están forzando no son cambios evolutivos, ya que no se están generando paulatinamente, ni armónicamente, sino que al parecer son modificaciones impuestas bajo intenciones de índole económico o capitalista, que están analizando nuevos cotos de revolución comercial utilizando la flexibilidad o amplitud del pensamiento humano, esto es, el control de la realidad bajo imposiciones de conceptos que se introducen en forma controlada. Al final, esto llevará a un rompimiento generacional que puede traer graves consecuencias a la humanidad, al llegarse a un punto en que no exista identidad de los seres racionales que pueda ser medible o manejable, extinguiendo los sexos masculino y femenino que están definidos por genes y funciones anatómicas y biológicas, para convertirnos en aquello que se nos ocurra ser. En nuestro país existen 14 entidades federativas, entre ellas la Ciudad de México, que permiten que las personas puedan modificar su acta de nacimiento cambiando su nombre e incluso su género de acuerdo a la vivencia interna e individual de cómo cada persona la experimenta, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia del cuerpo, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).  Actualmente estamos observando que ya hay una irrupción en el ámbito de aquellas personas que por naturaleza estaban identificadas como mujeres, y que podría dar lugar a una nueva especie de feminicidio, extinción o borrado de mujeres, lo cual culminará forzosamente en la extinción misma del ente “humane”, con lo que no habrá forma de identificarnos los unos a los otros, pues todos seremos lo que subjetivamente se nos ocurra ser, incluso gatos o perros. En los documentos oficiales solo se marcará que pertenecemos al género o a la especie “x”. Equis, tal como cero. *Las opiniones expresadas en los artículos de esta página son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la postura editorial de este portal.  " ["post_title"]=> string(40) "NI MUJER NI HOMBRE, SOLO GÉNERO “X”" ["post_excerpt"]=> string(109) "El autor señala las consecuencias de las ideologías de género en la política,  el lenguaje y el deporte." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "ni-mujer-ni-hombre-solo-genero-x" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-27 11:56:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 16:56:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70886" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17604 (24) { ["ID"]=> int(71024) ["post_author"]=> string(2) "43" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-30 10:37:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-30 15:37:42" ["post_content"]=> string(3216) "Las negociaciones por las comisiones en la Cámara de Diputados de nuevo acercaron al PRI con Morena, agrietando el acuerdo parlamentario con el PAN y el PRD, además del acercamiento de Movimiento Ciudadano.   Aunque anunciaron que pelearían un acuerdo como bloque, al final cada partido negoció por separado con Morena. Sin embargo, en la últimas horas la conformación de un nuevo grupo parlamentario plural en el Senado, conformado por Emilio Álvarez Icaza, Germán Martínez (Morena), Gustavo Madero (PAN), Nancy de la Sierra (PT) y Alejandra León Gastélum (PT), debilitaría mayormente a Morena al perder tres posiciones junto con los aliados.   La tarde del pasado miércoles, la negociación en la Junta de Coordinación Política (Jucopo) se tensó cuando el PAN perdió de último momento la Comisión de Hacienda, la cual tenía amarrada, mientras que el PRI avaló el acuerdo final, donde se quedó con la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación.   Debido a que a MC solo le correspondieron dos comisiones y le quitaron la de Vigilancia de la ASF, Álvarez Máynez  molesto dijo que eso fue producto de un acuerdo entre el "PRIMOR". "¿Cómo pueden en el PAN aceptar que les quiten la Comisión de Hacienda, a cambio de que el PRI encabece Vigilancia", cuestionó el emecista al acabar la reunión de la Jucopo.   Aquí el comparativo 44 Legislatura con 45 comisiones: Morena 22 (48.9%) PAN 7 (15.5%) PRI 4 (8.9%) PT 4 (8.9%) MC 3 (6.7%) PES 3 (6.7%) PVEM 1 (2.2%) PRD 1 (2.2%)   45 Legislatura con 51 comisiones   Morena 20 (39.3%) PAN 13 (25.5%) PRI 7 (13.7%) PVEM 4 (7.8%) PT 3 (5.9%) MC 2 (3.9%) PRD 2 (3.9%)  " ["post_title"]=> string(59) "La oposición extraviada se atomiza pero busca nuevas rutas" ["post_excerpt"]=> string(163) "Al parecer la oposición no ha tocado fondo. El proyecto de un bloque opositor para el 2024 parece más alejado, y lo que pueda conformarse se ve muy debilitado. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "la-oposicion-extraviada-se-atomiza-pero-busca-nuevas-rutas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-30 10:37:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-30 15:37:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71024" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17656 (24) { ["ID"]=> int(70886) ["post_author"]=> string(3) "183" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-27 11:55:30" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 16:55:30" ["post_content"]=> string(9033) "Está sucediendo una lucha de índole mundial en la que minorías pretenden modificar no solo el lenguaje, sino al propio ser humano tal como ha sido conceptualizado desde su origen mismo: o eres hombre o eres mujer. ¿De qué hablo? De la corriente mundial en la que se pretende que la concepción del ente humano ya no sea “binario”, esto es, hombre-mujer, para convertirse en “no Binario”, y que cada quien pueda auto-determinarse ya no solo en un “él” o un “ella”, sino ahora en un “elle”, esto es ni hombre ni mujer. La corriente, que tiene mucha fuerza en España, en Holanda, en Alemania e Inglaterra, intenta que las legislaciones establezcan que ya no debe usarse, en ningún documento, la identificación de “sexo”, tal como hombre o mujer. Pero el tema no queda ahí. Estos movimientos han llevado a determinar que no deben utilizarse términos que puedan diferenciar a una mujer biológica, anatómica y genéticamente así determinada, con quienes, identificados bajo los mismos parámetros como hombres, se han autodeterminado como mujeres, esto es las llamadas mujeres trans, quienes ya no requieren siquiera realizarse cirugías absolutas que eliminen su factor anatómico masculino, ya que sólo se requiere que estén en proceso del cambio, y que así se autodesignen. Esta situación ya ha tenido consecuencias tanto en el deporte como en la política e incluso en los diferentes tipos de mediciones y estadísticas en todos los ámbitos, que, tradicionalmente, desde que el mundo ha sido descrito y escrito, se referían a hombres y mujeres. Así es, se ha tomado la decisión de que en algunas competencias deportivas se inscriban mujeres trans que muscularmente llevan una superioridad sobre las mujeres que biológicamente así nacieron, por lo que existen competencias en que son ganadas, si no es que arrasadas, por quienes antes fueron hombres y que, ahora, son mujeres por así autodeterminarse ideológicamente, y quienes ni siquiera han realizado o concluido con un cambio corporal (quirúrgico), de tal forma en que por su parte genital ya no se les identifique visualmente como hombres. La situación ha llegado a tal punto que existen países en Europa, como Inglaterra, en donde con el fin de evitar discriminación no se permite referirse a la mujer como tal, en relación a sus manifestaciones, y ahora se les designa solo como personas “menstruantes, lactantes o gestantes”, evitando anteponer su identidad sexual (mujer), bajo el argumento de que así no se excluyen a las mujeres trans, que no tienen esas posibilidades biológicas, y por ello debe evitarse que esos términos y otros similares les excluya como tales, por lo que  aquellos que identifican a la mujer, en términos tradicionales, deben ser eliminados. Estas posturas extremas han generado el surgimiento de grupos de reacción que luchan para que no se borre la identidad de la mujer “natural” o cómo decirlo. Hay grupos que se defienden contra lo que llaman “borrado de las mujeres”, y que exponen que ya en el deporte las mujeres (anatómicamente hablando) están siendo vencidas por hombres que se autoidentifican como mujeres y que por solo ese hecho ya pueden competir en la categoría (femenina), pues alegan que ya no existe una identidad sexual como tal. También en lo político está sucediendo que, dentro de la lucha de igualdad entre el hombre y la mujer para que haya una paridad tanto en el número de los escaños legislativos como en los cargos políticos, resulta que actualmente por esa igualdad deberían estar ocupadas por mujeres sexualmente hablando y, ahora, están ocupados por mujeres bajo el aspecto del género, esto es, fuera de la identidad sexual y solo bajo el deseo personal de considerarse mujer por aquellos conocidos, todavía, como mujeres trans, lo que para algunos esto implica que las plazas que debían ser ocupadas por mujeres, tradicionalmente hablando, ahora se estén ocupando por hombres que se consideran mujeres y que así se identifican. Por ello, hay quienes consideran que esto es la extinción de la “mujer genética” o el borrado de ellas y de su propia identidad biológica y anatómica, funcionalmente hablando y que inclusive ya sería un feminicidio total, absoluto, al destruirles esa identidad propia. Pero esto no concluye aquí, también estamos viviendo otro intento de modificar la vinculación genética, para introducir una realidad subjetiva, con un claro rompimiento social, al grado tal que cualquiera puede sentirse hombre, mujer, quimera u otro ente, con identidad “x”, siendo un claro ejemplo la intención de que se introduzca un nuevo pronombre: “elle”. En octubre de 2020, el Observatorio de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) introdujo este pronombre exponiendo que: "El pronombre "elle" es un recurso creado y promovido en determinados ámbitos para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno de los dos géneros tradicionalmente existentes. Su uso no está generalizado ni aceptado". Posteriormente la RAE lo eliminó de sus definiciones, explicando que su retiro tenía la intención de evitar confusiones. Sin embargo, hemos visto últimamente que hay múltiples organizaciones e instituciones que están analizando este denominado “lenguaje inclusivo” que,  por cierto y para los efectos, podrían llamarle "lenguaje inclusive", que tiene como objeto eliminar cualquier vocablo que pueda identificarse con el sexo femenino o masculino, y entonces tendríamos palabras tales como “niñe”, “persone”, “amigue”, “hermane” y las que se les ocurran. A partir de esto habría que considerar que la lengua española, que asigna géneros tanto a los adjetivos como a los sustantivos, debería eliminarlos, bajo el análisis de cuál sería el privilegio o causa que determinara que el lápiz es “el” y la pluma es “la” o el limón es “el” y la lima es “la”. Absurdo.  Algunos antropólogos y sociólogos que advierten que estos cambios que se están viviendo y que se están forzando no son cambios evolutivos, ya que no se están generando paulatinamente, ni armónicamente, sino que al parecer son modificaciones impuestas bajo intenciones de índole económico o capitalista, que están analizando nuevos cotos de revolución comercial utilizando la flexibilidad o amplitud del pensamiento humano, esto es, el control de la realidad bajo imposiciones de conceptos que se introducen en forma controlada. Al final, esto llevará a un rompimiento generacional que puede traer graves consecuencias a la humanidad, al llegarse a un punto en que no exista identidad de los seres racionales que pueda ser medible o manejable, extinguiendo los sexos masculino y femenino que están definidos por genes y funciones anatómicas y biológicas, para convertirnos en aquello que se nos ocurra ser. En nuestro país existen 14 entidades federativas, entre ellas la Ciudad de México, que permiten que las personas puedan modificar su acta de nacimiento cambiando su nombre e incluso su género de acuerdo a la vivencia interna e individual de cómo cada persona la experimenta, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia del cuerpo, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).  Actualmente estamos observando que ya hay una irrupción en el ámbito de aquellas personas que por naturaleza estaban identificadas como mujeres, y que podría dar lugar a una nueva especie de feminicidio, extinción o borrado de mujeres, lo cual culminará forzosamente en la extinción misma del ente “humane”, con lo que no habrá forma de identificarnos los unos a los otros, pues todos seremos lo que subjetivamente se nos ocurra ser, incluso gatos o perros. En los documentos oficiales solo se marcará que pertenecemos al género o a la especie “x”. Equis, tal como cero. *Las opiniones expresadas en los artículos de esta página son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la postura editorial de este portal.  " ["post_title"]=> string(40) "NI MUJER NI HOMBRE, SOLO GÉNERO “X”" ["post_excerpt"]=> string(109) "El autor señala las consecuencias de las ideologías de género en la política,  el lenguaje y el deporte." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "ni-mujer-ni-hombre-solo-genero-x" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-27 11:56:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 16:56:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70886" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(43) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "91de688dddbae92ef211c5e95c6a8975" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

NI MUJER NI HOMBRE, SOLO GÉNERO “X”

El autor señala las consecuencias de las ideologías de género en la política,  el lenguaje y el deporte.

septiembre 27, 2021
La oposición extraviada se atomiza pero busca nuevas rutas

La oposición extraviada se atomiza pero busca nuevas rutas

Al parecer la oposición no ha tocado fondo. El proyecto de un bloque opositor para el 2024 parece más alejado, y lo...

septiembre 30, 2021




Más de categoría
Inspectores de Educación en Nuevo León presentan Petición y no son recibidos por la secretaria de Educación, la Dra. Sofía Leticia

Inspectores de Educación en Nuevo León presentan Petición y no son recibidos por la secretaria de Educación, la Dra. Sofía Leticia

A partir del regreso a clases, la comunidad educativa de Nuevo León exige que se garanticen las condiciones de...

octubre 15, 2021
Es la central nucleoeléctrica de Laguna Verde un peligro latente?

Es la central nucleoeléctrica de Laguna Verde un peligro latente?

La planta nuclear de Laguna Verde lleva un tiempo en el ojo del huracán por varias fallas. Hasta ahora...

octubre 15, 2021
La indiferencia generalizada ante narrativas complejas

La indiferencia generalizada ante narrativas complejas

En un mundo cada vez más complicado se tiende a una forma de conciencia simplista que no deja ver...

octubre 15, 2021

Las generaciones del confort: ¿miedo al virus o a la responsabilidad?

Recuperarnos del rezago académico será, sin duda, un reto, pero el verdadero desafío se centra en las habilidades socioemocionales...

octubre 15, 2021