LA PÉRDIDA DE BOSQUES EN MÉXICO (CAUSAS Y EFECTOS) 

Varios eventos, todos motivos de preocupación, han encendido los focos de alarma en México y el mundo por los ya claros efectos del cambio climático, tales como: La declaratoria de emergencia hecha por Conagua dada la presencia...

25 de julio, 2022

Varios eventos, todos motivos de preocupación, han encendido los focos de alarma en México y el mundo por los ya claros efectos del cambio climático, tales como:

  • La declaratoria de emergencia hecha por Conagua dada la presencia de una sequía severa, extrema o excepcional en diversas cuencas del país.
  • Las altas temperaturas en el sur, centro y noreste de los Estados Unidos han puesto en alerta a más de 100 millones de personas y ha generado la posibilidad de que el Gobierno declare una situación de emergencia.
  • Varios países de Europa, entre ellos España, Francia y Grecia luchan para combatir devastadores incendios forestales desencadenados por una intensa ola de calor.

Estos fenómenos comparten un común denominador: el cambio climático provocado por la emisión descontrolada de gases efecto invernadero, resultado de quemar combustibles fósiles para generar energía (entre otras razones). En algunos países como el nuestro ese efecto se agrava por la destrucción de bosques y selvas que van ocasionando pérdidas catastróficas en materia de biodiversidad, de recarga de acuíferos, inestabilidad económica por pérdida de materias primas, insumos para medicamentos e inestabilidad ambiental.

Importancia de los bosques y selvas

Una relación adecuada entre el bosque y la sociedad, provee a ésta de: recarga acuífera; producción maderable; plantas medicinales; forraje para el ganado; equilibrio ambiental con protección de la biodiversidad.

Si entendemos la importancia y valor del bosque y selva, entonces comprendemos su trascendencia en lo económico, social y ambiental.

Causas de la pérdida de bosques en México:

  • La ampliación de fronteras agrícolas y ganaderas que destruyen bosques para crecer.
  • Incendios forestales.
  • Tala ilegal.
  • Plagas y enfermedades.
  • Cambios de uso del suelo (que sacrifican bosques para crear asentamientos humanos o ampliar fraccionamientos).
  • Invasión de barrancas, laderas de cerros.
  • La presencia del crimen organizado que ocupa ya más del 30% del territorio, se suma con sus actividades ilegales a la perdida de bosque.

Superficies perdidas por esas causas según la CONAFOR (Comisión Nacional Forestal)

Entre 2001 y 2018 se estimó una pérdida anual de 166 mil has, el doble de lo que se dio como pérdida anual (promedio), de 1985 a 2001 que fue de 79 mil has al año. Es decir, México perdió 2’988 mil has en 18 años, a los que se suman 1’264 mil has de los últimos 15 años del siglo XX. En 33 años desaparecieron 4 millones 252 mil has de bosques y selvas del país.

Si consideramos que al inicio de ese periodo teníamos poco más de 67 millones de has de bosques y selvas, en 33 años perdimos el 6% de estas a nivel nacional.

Situación a nivel mundial

El panorama global, es igualmente desalentador. Según la organización World Wildlife, la deforestación y degradación forestal hace que el 47% de los bosques del mundo enfrente un alto riesgo de permanencias de aquí al año 2030, a un ritmo de pérdida de 27 campos de fútbol por minuto (1.67 has), esto significa  2’404 has por día.

Hablar de degradación es igualmente grave o incluso peor que la deforestación, porque es producto de infestación de plagas y enfermedades por tala ilegal, misma que alimenta una creciente demanda de madera, productos de papel y combustibles baratos. Las madereras depredadoras destruyen parcialmente el bosque, abren caminos en forma desordenada dejando una telaraña de caminos, vegetación devastada y abre el acceso a mineros, ganaderos y agricultores ilegales que de otra manera no hubieran encontrado cómo acceder.

De qué manera se refleja el daño causado por la pérdida de bosque y selva

Degradación y desertificación del territorio. Si bien el desordenado aprovechamiento maderable de nuestro bosque es fuente de subsistencia de muchas comunidades en nuestro país, el derribo y arrastre de árboles dejan daños en el producto que se quiere comercializar (que le restan valor) y afectan por arrastre la vegetación circundante afectando el ramaje y la copa de árboles vecinos quitando alimento a la fauna silvestre del sitio y dañando la capa vegetal del bosque. Un ejemplo de degradación de la selva tropical se da con la construcción del tramo No. 5 del Tren Maya

Alteración del ciclo del agua. A menor superficie de bosque y selva, menor cantidad de lluvia y cuando llueve, sin vegetación que retenga el agua, se incrementa el arrastre de la cubierta o suelo vegetal provocando su pérdida.

Pérdida del hábitat y biodiversidad. Se rompe o modifica el equilibrio de los ecosistemas y con él, mueren especies animales y vegetales.

Pérdida de fuente de sustento de miles de comunidades pobres a causa de que la tala ilegal agota el bosque y con él muere su actividad económica.

Cómo atender la deforestación

  • Educar a la población (niños, sobre todo), sobre la importancia del bosque.
  • Crear nuevas áreas de plantación con especies endémicas. 
  • Decretar áreas de reserva forestal.
  • Prevenir incendios forestales.
  • Reciclar papel y cartón.
  • Regular el crecimiento urbano vía cambios de uso ilegal de suelo (castigar la corrupción).

Conclusiones

Las altas temperaturas vividas en muchas partes del mundo, dejan ver que el cambio climático es más que manifiesto.

La deforestación y la degradación del patrimonio forestal y vegetal está provocando graves pérdidas de agua, que impactan en lo ambiental, económico y social.

La política de mantener durante muchos años más la producción de energía a base de combustibles fósiles será causa de una catástrofe ambiental que pone en riesgo las diversas formas de vida en el planeta como las conocemos.

Como ciudadanos hagamos un esfuerzo para usar mejor el agua; disminuir el consumo de energía eléctrica; usar menos el auto; mejorar y adecuar nuestros hábitos de consumo.

 

Comentarios


object(WP_Query)#16260 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81392) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81392) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16264 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16262 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16263 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-06 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-04 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (81392) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16261 (24) { ["ID"]=> int(83536) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-20 11:37:17" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-20 16:37:17" ["post_content"]=> string(5073) "El 19 de septiembre tiene un doble significado para los mexicanos, en particular los radicados en la capital del país.  Recuerdan movimientos telúricos que han marcado esta fecha de muchas maneras, y, aunque todo ya parece conocerse, no es ocioso retomarlo. Sobre todo, considerando que, con relación a otros eventos históricos que han marcado a México, poco se ha hablado de un fenómeno telúrico que cambió para siempre a nuestro país. Autores como Carlos Monsiváis, Juan Villoro o Cristina Pacheco tienen obra publicada en torno al tema. Como mexicanos sentimos que ha faltado echarse un clavado a las entrañas de la historia para conocer las causas últimas que provocaron el daño estructural, mismo que tal vez pudo haberse evitado. Como sucede con los grandes acontecimientos mundiales, todos los que tenemos edad para ello, recordaremos qué hacíamos en el momento en que tuvimos noticia de éstos. Yo me ubico mentalmente un 11 de septiembre del 2001, haciendo un alto en el último semáforo antes de llegar al hospital, cuando me enteré a través del noticiario matutino, que un avión acababa de estrellarse contra una de las torres gemelas del WTC en Nueva York. Chequé tarjeta y subí a recibir el turno; en la sala de Pediatría el televisor transmitía las imágenes de la segunda torre, mientras se le veía cayendo al suelo como un juego de jenga, acompañada de las palabras lapidarias del conductor: “Terrorismo”.  Igual sucede cuando traigo a la memoria aquel 1985, en el momento en que algún noticiero nacional dio cuenta de que estaba temblando en la Ciudad de México. Hoy en día parece imposible imaginarse  no tener acceso a información inmediata de los sucesos; no conocer en tiempo real el avance de las labores de rescate; o la lista de  los desaparecidos. En esos tiempos había que esperar a encontrarlos en las interminables listas de sobrevivientes que alguna televisora de cobertura nacional pasaba de manera continua. En esos tiempos yo me hallaba a cargo del departamento de Educación Médica del hospital; más de la mitad de los 30 becarios a mi cargo eran originarios del entonces “Distrito Federal”. Resultaba prioritario saber cómo se encontraban sus seres queridos en aquella megalópolis; fueron uno por uno al teléfono directo de la Dirección para comunicarse. Afortunadamente todos los hallaron bien. En lo personal temía por amigos médicos que vivían en el área siniestrada, y de los que no supe hasta dos o tres días después. En esa entrega de guardia del 19 de septiembre a las 7.30 horas privó un silencio sobrecogedor, que pocas veces en mi vida he vuelto a sentir. Coincide el memorial del 85 con el del 2017, y esta vez con el decreto de día nacional de luto en el Reino Unido, con motivo de los funerales de la reina Isabel II. Impacta la forma como un país no duda en unirse en torno a un mismo dolor. En la transmisión televisiva desde Inglaterra se percibía un silencio doloroso, sobrio, inquebrantable. Las familias enteras lloraban la partida de su reina. Los conductores no dejaron de señalar cómo familias de la realeza, hasta hace poco fracturadas por distintos motivos, hoy convivían hombro con hombro para despedir a una gran soberana. Cómo las diferencias entre unos y otros se daban una tregua para vivir el duelo en santa paz.    Volviendo al caso del terremoto México 85, en cuestión de horas se organizaron brigadas de rescate y seguridad, a favor de los más afectados.  El sentimiento de solidaridad privó por encima de cualesquiera diferencias que pudieran haber tenido antes de ese día.  Un evento colectivo, de gran importancia para todos los participantes, condujo a un cambio de actitud; a restar importancia a cuestiones que podían salvarse de otra manera, y, finalmente, a hacer frente común. Desde diversos puntos, primero del país y luego del orbe, comenzó a llegar ayuda en especie que era enviada a la Ciudad de México para subsanar las necesidades más elementales. Algo queda muy claro: el músculo ciudadano es poderosísimo cuando actuamos en  torno a una causa única que consideramos justificada, dispuestos a no escatimar lo propio en aras del bienestar colectivo. Hay motivos que despiertan dicha solidaridad, que nos conducen a desechar las diferencias y unirnos por razón de las coincidencias para actuar. Cada uno con su propia identidad, sus convicciones religiosas o su historia personal, sumando esfuerzos a favor de un proyecto así de grande como trascendente. Las lecciones del ayer, las de otras latitudes: Todas ellas como una invitación a ser generosos, a sumar voluntades, a reconocer el bienestar de otros  como si fuera propio. A ensayar por un rato de cuánto somos capaces de sublimar, cuando así se requiere. " ["post_title"]=> string(13) "Sublimaciones" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(13) "sublimaciones" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-20 11:37:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-20 16:37:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83536" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16237 (24) { ["ID"]=> int(83992) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-10-03 10:24:54" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-10-03 15:24:54" ["post_content"]=> string(9982) "En México la cibercriminalidad avanza a pasos agigantados, sin que haya esfuerzos institucionales para contenerla. Así se evidenció en el reciente ataque cibernético a la SEDENA que se adjudica un colectivo que se autodenomina grupo “Guacamaya”.  La ciberinseguridad es uno más, de los temas urgentes pendientes de solucionarse, que hay en el país. Y es un asunto de seguridad nacional. La seguridad cibernética juega un papel fundamental en el desarrollo y sostenibilidad económica de los países, al mismo tiempo que es un tema de derechos humanos.  Como ya se ha vuelto costumbre, México figura en el top 10 de los rankings mundiales, por las razones incorrectas. Según el Reporte 2021 del FBI, de Delitos por Internet, nuestro país ocupa el noveno lugar a nivel global por el número de delitos cometidos. Según Statista (portal de estadísticas), México es el segundo país en América Latina con más ataques cibernéticos (a usuarios finales e infraestructura de gobiernos y empresas), muy cerca de Colombia, y solo por debajo de Brasil. En otros reportes, como el de Fortinet, citado por Forbes, en 2021 México encabezó la lista de países en Latinoamérica con mayor número de ciberataques. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publica anualmente el análisis de “Ciberseguridad: riesgos, avances y el camino a seguir en América Latina y el Caribe”. Es un estudio detallado de expertos internacionales sobre las políticas y prácticas de ciberseguridad en la región, desde 2016. Examina la madurez cibernética de cada país mediante la aplicación del Modelo de Madurez de Capacidad de Seguridad Cibernética (CMM). En dicho índice, en el último reporte de 2020, México aparece como un país de “mediana a baja madurez” con un puntaje de entre 2 y 3 (siendo 5 el máximo).  En la medida que crecen los avances en la digitalización, aumentan los riesgos de cibercriminalidad. Nuestro país presenta graves vulnerabilidades en las cinco dimensiones que analiza el BID: 1) Política y estrategia de ciberseguridad; 2) Cibercultura y sociedad; 3) Habilidades de educación, capacitación y ciberseguridad; 4) Marcos Legales y Regulatorios; y 5) Normas, organizaciones y tecnologías. ¿Qué es un ataque cibernético? Este tipo de ataques se presentan cuando una persona o una organización intenta deliberada y maliciosamente violar el sistema de información de otro individuo o persona u organización. Si bien casi siempre hay un objetivo económico tras de estos, también se busca la destrucción de datos, afectación de reputación o son producto de activismo político. Según Miguel A. Porrúa, coordinador de Gobierno Digital y Datos del BID: “la industria del ciberataque, del ciberdelito, es una industria del mal muy poderosa. En 2021 ya movió más dinero que la industria de la droga y está organizada, tiene sus mercados, tiene sus profesionales, o sea, luchamos contra un enemigo poderoso”.  En México, el presunto grupo Guacamaya pone el dedo en la llaga, con el ataque a los sistemas informáticos de la máxima institución de seguridad en el país. Estos hackers (acepción que se refiere a expertos en informática, sean piratas o no), reconocen que han filtrado sistemas militares y policiales de México, Perú, Salvador, Chile, Colombia y la entregan “a quienes legítimamente hagan lo que puedan con estas informaciones". Es una vulnerabilidad del gobierno mexicano. La industria de la cibercriminalidad y el narcotráfico Según Cybersecurity Ventures (empresa global especializada en ciberseguridad), se espera que los costos de la cibercriminalidad a nivel internacional alcancen un valor de 10.5 trillones de dólares anuales en 2025 (de 3 trillones que representaba en el 2015), lo que pudiera generar ganancias mayores que el tráfico global ilegal de drogas.  Y, de acuerdo con datos del Foro Económico Mundial, los cibercriminales lograron extraer 600 billones de dólares a nivel mundial de gobiernos, empresas e individuos en 2020. En tanto, el impacto económico ascendió a 5.2 trillones de dólares. En el caso del narcotráfico, el valor del negocio fue de alrededor de 300 billones de dólares anuales, con un impacto negativo de 2.2 trillones en la economía mundial. Los ciberdelincuentes se mantienen por delante de las autoridades para generar sus ganancias. En la economía digital, con las nuevas tendencias tecnológicas ahora existen nuevas herramientas por lo que las autoridades se deben mantener al día para prevenir el “ransomware” (que es un tipo de malware que impide a los usuarios acceder a su sistema o a sus archivos personales y que exige el pago de un rescate para poder acceder de nuevo a ellos), y “phishing” (que es un método para engañar a los usuarios y hacer que compartan información confidencial de servicios digitales), además de ataques a infraestructuras, entre otros. Ante todo, el crimen organizado es un negocio. Quienes participan en él están motivados en gran medida por ganancias financieras. Los delincuentes no sólo obtienen beneficios económicos de los ingresos ilícitos, sino que utilizan los ingresos para sostener operaciones y financiar actividades criminales adicionales. El ciberpoder en el siglo XXI La invasión de Rusia a Ucrania ha puesto de manifiesto la importancia de detentar ciberpoder. Los ciberataques rusos a los ucranianos representan la campaña ofensiva más agresiva de una potencia contra otro país. Por otra parte, en el caso de las recientes protestas en Irán, el grupo hacktivista Anonymous juega un rol central, a favor de la población que se levanta, y ha declarado que ha desactivado e intervenido varias cuentas del gobierno iraní, además de hacer llamados a la insurrección desde redes sociales.  El avance digital es fundamental en la vida de las sociedades modernas. Como lo señala Andrea Rizzi, en El País, “la prosperidad y seguridad de una nación dependen de ella, y su adecuada defensa es por tanto una cuestión existencial para un Estado. Hay varios vectores de interés para un gobierno en este dominio, bien por el lado defensivo u ofensivo. Pueden destacarse las actividades de espionaje exterior (político, militar, industrial), de sabotaje (infraestructuras, servicios esenciales, etc.), de interferencias en la vida colectiva de una sociedad adversaria (fomentar la discordia, influenciar elecciones, etc.) o de vigilancia interior (terrorismo, criminalidad, disidencia en el caso de regímenes).” La batalla por el control del ciberpoder se presenta en diferentes planos. El poder en el mundo moderno depende en gran medida del desarrollo de herramientas cibernéticas. En ese sentido, el Belferd Center de Harvard evalúa a los países más ciberpoderosos a nivel mundial con un Índice de 0 a 100. En su última evaluación, EEUU, China, Reino Unido y Rusia obtienen un índice de 30 a 50. México ni siquiera es considerado en el listado. Austericidio, no invertir en ciberseguridad Se necesitan estructuras eficaces para promover la ciberseguridad y responder a los ciberataques. Una  resiliencia    cibernética    fuerte    requiere    un abordaje colectivo y amplio. Debe haber un enfoque más integral y de políticas transversales, y debe invertirse en expertos calificados que garanticen ciberseguridad y autonomía estratégica. Resulta evidente que el Estado debe invertir para fortalecer su capacidad de protección de manera efectiva y anticipar posibles ciberamenazas e incidentes de ciberseguridad, y fortalecer nuestras estructuras y defensa, para recuperarnos rápidamente de cualquier ciberataque y disuadir a los responsables de futuros ataques. Solo así podrá proporcionarse un   ciberespacio abierto, seguro y protegido para todos.  Hoy ya fue violada la información de la autoridad militar en el país. Es un asunto de seguridad nacional.   Referencias: https://www.statista.com/statistics/818412/latin-american-countries-highest-share-cyber-attacks/   https://www.ic3.gov/Media/PDF/AnnualReport/2021_IC3Report.pdf   https://www3.weforum.org/docs/WEF_Partnership_against_Cybercrime_report_2020.pdf   https://www.infobae.com/america/mexico/2019/05/20/asi-miden-los-carteles-del-narco-su-productividad/    " ["post_title"]=> string(69) "México: ¿paraíso de los cibercriminales? Ciberataques y ciberpoder" ["post_excerpt"]=> string(154) "Austericidio, no invertir en ciberseguridad. Hoy ya fue violada la información de la autoridad militar en el país. Es un asunto de seguridad nacional. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "mexico-paraiso-de-los-cibercriminales-ciberataques-y-ciberpoder" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-10-03 11:58:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-10-03 16:58:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83992" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16261 (24) { ["ID"]=> int(83536) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-20 11:37:17" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-20 16:37:17" ["post_content"]=> string(5073) "El 19 de septiembre tiene un doble significado para los mexicanos, en particular los radicados en la capital del país.  Recuerdan movimientos telúricos que han marcado esta fecha de muchas maneras, y, aunque todo ya parece conocerse, no es ocioso retomarlo. Sobre todo, considerando que, con relación a otros eventos históricos que han marcado a México, poco se ha hablado de un fenómeno telúrico que cambió para siempre a nuestro país. Autores como Carlos Monsiváis, Juan Villoro o Cristina Pacheco tienen obra publicada en torno al tema. Como mexicanos sentimos que ha faltado echarse un clavado a las entrañas de la historia para conocer las causas últimas que provocaron el daño estructural, mismo que tal vez pudo haberse evitado. Como sucede con los grandes acontecimientos mundiales, todos los que tenemos edad para ello, recordaremos qué hacíamos en el momento en que tuvimos noticia de éstos. Yo me ubico mentalmente un 11 de septiembre del 2001, haciendo un alto en el último semáforo antes de llegar al hospital, cuando me enteré a través del noticiario matutino, que un avión acababa de estrellarse contra una de las torres gemelas del WTC en Nueva York. Chequé tarjeta y subí a recibir el turno; en la sala de Pediatría el televisor transmitía las imágenes de la segunda torre, mientras se le veía cayendo al suelo como un juego de jenga, acompañada de las palabras lapidarias del conductor: “Terrorismo”.  Igual sucede cuando traigo a la memoria aquel 1985, en el momento en que algún noticiero nacional dio cuenta de que estaba temblando en la Ciudad de México. Hoy en día parece imposible imaginarse  no tener acceso a información inmediata de los sucesos; no conocer en tiempo real el avance de las labores de rescate; o la lista de  los desaparecidos. En esos tiempos había que esperar a encontrarlos en las interminables listas de sobrevivientes que alguna televisora de cobertura nacional pasaba de manera continua. En esos tiempos yo me hallaba a cargo del departamento de Educación Médica del hospital; más de la mitad de los 30 becarios a mi cargo eran originarios del entonces “Distrito Federal”. Resultaba prioritario saber cómo se encontraban sus seres queridos en aquella megalópolis; fueron uno por uno al teléfono directo de la Dirección para comunicarse. Afortunadamente todos los hallaron bien. En lo personal temía por amigos médicos que vivían en el área siniestrada, y de los que no supe hasta dos o tres días después. En esa entrega de guardia del 19 de septiembre a las 7.30 horas privó un silencio sobrecogedor, que pocas veces en mi vida he vuelto a sentir. Coincide el memorial del 85 con el del 2017, y esta vez con el decreto de día nacional de luto en el Reino Unido, con motivo de los funerales de la reina Isabel II. Impacta la forma como un país no duda en unirse en torno a un mismo dolor. En la transmisión televisiva desde Inglaterra se percibía un silencio doloroso, sobrio, inquebrantable. Las familias enteras lloraban la partida de su reina. Los conductores no dejaron de señalar cómo familias de la realeza, hasta hace poco fracturadas por distintos motivos, hoy convivían hombro con hombro para despedir a una gran soberana. Cómo las diferencias entre unos y otros se daban una tregua para vivir el duelo en santa paz.    Volviendo al caso del terremoto México 85, en cuestión de horas se organizaron brigadas de rescate y seguridad, a favor de los más afectados.  El sentimiento de solidaridad privó por encima de cualesquiera diferencias que pudieran haber tenido antes de ese día.  Un evento colectivo, de gran importancia para todos los participantes, condujo a un cambio de actitud; a restar importancia a cuestiones que podían salvarse de otra manera, y, finalmente, a hacer frente común. Desde diversos puntos, primero del país y luego del orbe, comenzó a llegar ayuda en especie que era enviada a la Ciudad de México para subsanar las necesidades más elementales. Algo queda muy claro: el músculo ciudadano es poderosísimo cuando actuamos en  torno a una causa única que consideramos justificada, dispuestos a no escatimar lo propio en aras del bienestar colectivo. Hay motivos que despiertan dicha solidaridad, que nos conducen a desechar las diferencias y unirnos por razón de las coincidencias para actuar. Cada uno con su propia identidad, sus convicciones religiosas o su historia personal, sumando esfuerzos a favor de un proyecto así de grande como trascendente. Las lecciones del ayer, las de otras latitudes: Todas ellas como una invitación a ser generosos, a sumar voluntades, a reconocer el bienestar de otros  como si fuera propio. A ensayar por un rato de cuánto somos capaces de sublimar, cuando así se requiere. " ["post_title"]=> string(13) "Sublimaciones" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(13) "sublimaciones" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-20 11:37:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-20 16:37:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83536" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(59) ["max_num_pages"]=> float(30) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f6553b19684d6f999d134e1260424fb1" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Sublimaciones

El 19 de septiembre tiene un doble significado para los mexicanos, en particular los radicados en la capital del país.  Recuerdan movimientos...

septiembre 20, 2022

México: ¿paraíso de los cibercriminales? Ciberataques y ciberpoder

Austericidio, no invertir en ciberseguridad. Hoy ya fue violada la información de la autoridad militar en el país. Es un asunto de...

octubre 3, 2022




Más de categoría

¿Qué va a llevar, Mamita?

La inflación en alimentos ha lacerado la economía de las familias mexicanas. ¿Serán suficientes las medidas tomadas por el...

octubre 3, 2022

Ya dejen dormir

71.4% de la población en México prefiere un horario estándar para todo el año, de acuerdo con una encuesta...

octubre 3, 2022

México: ¿paraíso de los cibercriminales? Ciberataques y ciberpoder

Austericidio, no invertir en ciberseguridad. Hoy ya fue violada la información de la autoridad militar en el país. Es...

octubre 3, 2022

Firman Economía y FedEx México convenio para tarifas preferenciales

Con el fin de mejorar la logística de envíos desde Puebla al interior del país y el mundo, el...

octubre 2, 2022