La orfandad de la clase media progresista

Las clases medias, tanto las progresistas como las silenciosas, se sienten traicionadas e ignoradas por un proceso de transformación que no ha hecho otra cosa que darles la espalda. Gobierno y oposición deben entender correctamente el mensaje...

11 de junio, 2021

Las clases medias, tanto las progresistas como las silenciosas, se sienten traicionadas e ignoradas por un proceso de transformación que no ha hecho otra cosa que darles la espalda.

Gobierno y oposición deben entender correctamente el mensaje –y actuar en consecuencia– si no quieren perder la competencia por la sucesión presidencial de 2024.  

 

El pasado domingo 6 de junio se llevaron a cabo las elecciones más grandes en la historia de México. Ni la coalición del gobierno ni la de la oposición ganaron o perdieron de manera contundente. 

Los mensajes que el electorado envió con este ejemplar ejercicio democrático son muchos y muy variados. Lo triste es que, una vez más, la clase política en su conjunto –coalición de gobierno y de oposición– ha encarado los resultados desde una total desidentificación de los electores, clausurando cualquier posibilidad de autocrítica y empeñados en hacer lecturas sesgadas y grandilocuentes de lo ocurrido que les permita cuando menos ganar la “guerra de la narrativa”.  

Lo cierto es que la amplitud y complejidad de la jornada, con esa enigmática mezcla entre lo local y lo nacional, permite muchas maneras de interpretar los resultados, y en esta nota lo haremos desde la perspectiva de los votantes progresistas, de clase media, ubicados en centros urbanos. 

Para las elecciones de 2018 la fuerza representada por un naciente Morena buscaba ganar la Presidencia de la República. Para conseguirlo la estrategia consistió en construir un frente tan amplio como fuera posible –haciendo toda clase de promesas, adhiriendo al movimiento una amplia variedad de agendas y comprometiéndose con toda clase de grupos sociales– con tal de asegurar, no solo la victoria presidencial, sino también arrebatar al PRD los bastiones que la izquierda había construido durante la última década y media, muy en especial las alcaldías de la Ciudad de México. 

Los objetivos electorales se cumplieron, pero las promesas hechas y las expectativas generadas eran demasiado grandes, con lo cual, una vez en el gobierno, solo se atendió a nivel de políticas públicas los programas nacionalistas que correspondían con la histórica narrativa presidencial, dando la espalda a todas las demás agendas, en especial las de corte progresista, generando una frustración y un disgusto creciente en todos aquellos grupos que se sintieron ignorados.  

El más representativo de estos grupos es la clase media urbana y progresista, que para efectos de este texto dividiré en dos: la politizada y la silenciosa. En la primera categoría de clase media entran aquellos con educación universitaria, aquellos miembros de organizaciones civiles genuinas, que nunca se dedicaron a saquear al erario. Aquellas comprometidas con el medio ambiente, con las energías renovables, con la defensa de los derechos humanos, aquellas que denunciaron feminicidios y asesinatos de periodistas, que poseían una clara convicción igualitaria en términos de género, de feminismo y de derechos civiles e indígenas; aquellas implicadas en la cultura, el desarrollo científico, artístico y tecnológico.     

Esta clase media comprometida jugó un papel central en la caída de los partidos tradicionales y abrir camino para la nueva coalición, puesto que no escatimaron esfuerzo en desnudar los límites y las incongruencias de los regímenes anteriores, denunciando toda clase de corrupción, vicios, carencias, rezagos y problemas históricos que el nuevo gobierno prometió cambiar. Este grupo social, medular para el triunfo del movimiento naciente, ha sido, en primera instancia, ignorado y, en segunda instancia, atacado por sus posiciones críticas.   

La segunda categoría está compuesta por una clase media no politizada. Incluye a todos aquellos que, si bien han tenido la fortuna de gozar de ciertas oportunidades, han sido educados en una cultura de trabajo, mérito y superación.

Se trata de esa ciudadanía silenciosa que con enormes esfuerzos pagan colegiaturas en escuelas privadas, que tienen coche o que lo ven como una meta alcanzable, que habitan a una vivienda digna, ya sea en propiedad o alquilada; aquellos que tienen un trabajo estable en niveles medios dentro de una empresa sólida o quienes se desarrollan por su cuenta tras haber montado su propia empresa pequeña o mediana –que quizá han consolidado a través de varias generaciones–, aquellos que venden bienes raíces, seguros, autos; aquellos que administran una peluquería, una tienda de ropa, un restaurante, un jardín de niños o una refaccionaria; aquellos que prestan servicios de contaduría, consultas médicas privadas, o hacen cálculos estructurales para un despacho de arquitectos; aquellos que para su futuro apenas cuentan con sus potenciales ahorros personales; aquellos que no tienen tiempo ni ganas de sumergirse en ideologías ni de un color ni del otro y que solo quieren vivir en paz.

Cuando hablo de clase media no me refiero a quienes se enriquecen con el dinero público obtenido fraudulentamente a partir de contratos con el Estado, no hablo de criminales ni del fuero común ni de cuello blanco, no hablo de los grandes evasores, sino, al contrario, de clientes cautivos del fisco que, aun a regañadientes al no ver de forma tangible lo erogado, pagan sus impuestos con puntualidad.  

Esta misma clase media, hoy injusta y peyorativamente tachada de fifí, hace tres años, harta de las mentiras y promesas huecas, de los dimes y diretes entre los partidos de siempre, de la corrupción cínica con que se han gestionado las arcas públicas durante décadas, de las mentiras sistemáticas, de la inseguridad creciente, de forma entusiasta dio su aval a una esperanza de transformación. 

Sin embargo hoy, frente a trato frío e indolente del gobierno de turno, vuelve a sentirse traicionada: insolidariamente dejada a su suerte durante una pandemia que la devastó; asustada ante decisiones inexplicables, como la cancelación injustificada de un aeropuerto en plena construcción; el regreso inaudito a energías sucias, infraestructuras sin futuro, suspensión de inversiones privadas –tanto en producción de energía como industrial–; desconcertada ante consultas populares sin justificación, leyes sin apego constitucional; impactada ante el abandono de la educación y una vaga promesa de que a pesar de todo, las cosas irán bien, sin que quede claro cómo habrá de suceder eso. 

Mientras las auténticas élites económicas tienen la posibilidad permanente de, en el momento en que lo decidan, tomar sus pertenencias, familia, perros y personal a su sevicio y marcharse a vivir a Miami, las clases medias progresistas y productivas de este país deben permanecer aquí, donde, para bien o para mal, está ligado su futuro y el de los suyos. Aquí tienen su vida, sus raíces, su trabajo, sus proyectos personales, sus empresas, las escuelas de sus hijos y por eso, aun sin ser, como consecuencia de un prejuicio gubernamental, parte de ese supuesto “pueblo” estereotipado y clientelar, tienen derecho a ser escuchados y tomados en cuenta con seriedad. 

No conozco ejemplos en el mundo ni en la historia donde se haya alcanzado la prosperidad y se haya abatido la pobreza y la injusticia demoliendo en el proceso a las clases medias o siquiera teniéndolas en contra.    

Y no se trata solo de los resultados electorales de la Ciudad de México, de por sí reveladores al tratarse de la ciudad más progresista del país y cuyo gobierno está aceptablemente bien calificado, y donde el derrumbe del partido oficial fue significativo, sino que más bien es posible observar una tendencia en la misma dirección de varios centros urbanos importantes –Puebla, Mérida o las zonas conurbadas del Estado de México, Guadalajara o Monterrey–. 

Si el partido gobernante quiere cerrar los ojos y culpar del revés local a la campaña sucia, que sin duda hubo, allá ellos. Eso será un insulto más a estas clases medias, a las que, vistas así, ya no solo se les descalifica como fifís sin serlo, sino que además se les considera tontas y fácilmente manipulables.   

Ojalá gobierno y oposición comprendan que tan solo con la fuerza del Estado y de las élites económicas y políticas no es suficiente. Que para crear auténtico dinamismo y un crecimiento horizontal, con una mejor distribución de la riqueza y el progreso, se necesita de una clase media pujante, dinámica y comprometida con el desarrollo nacional. 

Tanto para la coalición gobernante como para la opositora el mandato del electorado abre una enorme ventana de oportunidad: para unos de reencauzar la dirección, y para los otros de terminar de resucitar, de cara al proceso de sucesión de 2024. Veremos quién entiende primero y mejor el mensaje y consigue capitalizarlo… por el bien de todos.  

Te puede interesar:

Desencanto democrático / Juan Carlos Aldir

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carolos Aldir

Comentarios


object(WP_Query)#18025 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66773) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66773) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17947 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17894 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17954 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-05-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (66773) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17943 (24) { ["ID"]=> int(79411) ["post_author"]=> string(3) "123" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-31 09:19:46" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:19:46" ["post_content"]=> string(3663) "Mientras la nación continúa su inexorable camino hacia el abismo y cada semana resulta peor que la anterior, cabe hacer el recuento de lo más relevante que ha acontecido para bien o para mal, en esta suave patria.   El fin de semana, dentro de las pocas noticias positivas, destacamos el complicado triunfo de nuestro paisano Sergio Pérez en el GP de Mónaco, que festejó no sólo el primer puesto sino el tercer lugar en el campeonato de pilotos (hasta ahora) dándose un chapuzón en la tradicional piscina de Red Bull, acompañado no sólo de su equipo sino del TERRIBLE, INNOMBRABLE, ENEMIGO DE LA CUATROTÉ, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, quien ostenta la presidencia de la Comisión de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la FIA.  Dicho acontecimiento agitó las redes sociales y permitió de paso que los aplaudidores del morenato se percataran de dos cosas: por un lado, que la supuesta consulta para enjuiciar expresidentes fue sólo una tomadura de pelo más de El Licenciado, como tantas otras, para hacerse de sus votos (Peña anda gozando de la gran vida en España, coincidentemente) y por otro, que las camisas pueden bordarse con las iniciales o el monograma de su preferencia sin que uno tenga que gastar mucho en ello.  Mientras tanto, El Supremo emprendió una acalorada embestida en contra de aquellos que desean que las fuerzas armadas y policiales se encarguen, bueno, de la seguridad nacional. Sin embargo, el timonel nacional insiste en que los pobres homicidas, secuestradores y traficantes no merecen ser atrapados, abatidos ni encarcelados y que los ciudadanos le hagan como puedan, porque su gobierno no va a andar perdiendo el tiempo en cosas tales como combatirlos. Por ello, propone que el llamado “Triángulo Dorado” ya no sea llamado así, sino el “Triángulo de la gente honesta y trabajadora”.  Tan convencido está de lo anterior que en estos días programó una visita (otra) a Badiraguato, (lugar de origen de Joaquín Guzmán Loera) que pasó de ser un municipio nunca visitado por el presidente a uno de los más, aunque le toquen retenes de hombres armados en el camino. Mientras tanto, los militares seguirán encargándose de administrar aeropuertos fallidos, erigir obras arquitectónicas inútiles y otras muchas actividades porque en la mente del Único los homicidios y feminicidios van a la baja, los secuestros son casi inexistentes y el país está más seguro que nunca.  Del mismo modo, El Licenciado insiste en no acudir a la Cumbre de las Américas (organizada por el gobierno estadounidense) a menos que inviten a sus compinches de Venezuela, Nicaragua y Cuba. Biden, por otro lado, anda bastante ocupado lidiando con varios problemas entre los que resaltan el conflicto bélico en Europa, los problemas en las cadenas de suministros, la viruela del modo, los casos de hepatitis aguda, entre muchos otros, parece poco dispuesto a consentir a tiranuelos latinoamericanos. Lo bueno es que al Supremo siempre le quedará el club de Toby que es la Alianza Bolivariana para conversar de populismo y exaltación narcisista en lugar de andar haciendo el oso en conversaciones y temas que no entiende o peor aún, que resultan en acuerdos deleznables como el muro fronterizo del sur del país en la era Trump. Unas por otras.  Nos leemos la semana entrante. " ["post_title"]=> string(24) "De Mónaco a Badiraguato" ["post_excerpt"]=> string(124) "Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional con su singular estilo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "de-monaco-a-badiraguato" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-31 09:19:46" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:19:46" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79411" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17830 (24) { ["ID"]=> int(79419) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-31 09:35:30" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:35:30" ["post_content"]=> string(5892) "Ha pasado una semana desde la masacre en la población texana de Uvalde.  Continuamos impactados con la forma como un chico de 18 años recién cumplidos pudo perpetrar una tragedia de tales dimensiones.  He seguido el caso en redes sociales y no me extraña que muchos tuiteros califiquen al asesino de demonio. Los problemas sociales no suceden por generación espontánea. No se da el caso de un individuo con una conducta intachable quien, de la noche a la mañana se convierte en asesino.  Como tampoco existe la familia perfecta, que aloja dentro de su seno un personaje perverso que emprende un crimen de enormes dimensiones en contra de su comunidad.   En este caso se habla de un joven quien desde niño sufrió acoso escolar por su tartamudez. Detrás de este trastorno del habla se hallaba la ausencia del padre y la drogadicción de la madre. Sería irresponsable querer hablar de la calidad de vida que los abuelos pudieron proporcionarle durante su infancia.  Ya con esos elementos, la tartamudez, el acoso escolar, y la disfuncionalidad familiar, tenemos suficiente para asumir que el chico no tuvo una infancia feliz. El acoso escolar es un problema real y universal. La UNICEF en su estudio del 2018 indica que, a nivel global, un tercio de los escolares de niveles básico y medio lo han sufrido.  En Norteamérica la CDC señala que es un 20% de estudiantes, y enlista una serie de factores asociados al acoso escolar, tanto por parte del acosado como del acosador, aclarando que en ocasiones el acosador de hoy pudo haber sido víctima de acoso en el pasado.  Señala un ligero predominio en el sexo masculino, y franca asociación con el nivel socioeconómico del acosado, su origen étnico, así como características propias que lo vuelven vulnerable a ser atacado por sus pares. El estudio no profundiza en la pandilla que acompaña al acosador, aunque tradicionalmente se ha conocido que se acogen a su sombra como una forma de ponerse a salvo de ser ellos mismos atacados. Las características que distinguen el acoso (o bullying) de otras formas de ataque son: daño mediante rumores o mentiras; ser objeto de burla o de insultos; violencia física; exclusión; amenazas; obligar a otros a hacer algo que no desean; daño a objetos de su propiedad.  Los elementos en juego son: el acosador, el acosado, el corro de acompañantes del acosador, y tantas veces las figuras de autoridad que desestiman los hechos, que no ven lo que sucede, o actúan como si no se percataran de ello.  Otro elemento importante son las familias de acosado y acosador.  Las del acosado, en general disfuncionales, no se hallan en capacidad de detectar que la conducta del niño ha ido modificándose. Si acaso perciben algo, atribuyen esos cambios sutiles a “cosas de la edad”, para regresar cada uno a su capullo y seguir adelante como si nada sucediera.  Por parte del acosador se percibe también una familia desestructurada en la que el acosador es de alguna manera violentado o ignorado.  Son los padres que, en caso de ser confrontados por las autoridades escolares, negarán cualquier conducta antisocial de sus hijos. El nivel socioeconómico es un factor determinante en el acoso escolar.  No siempre se trata del niño rico que acosa al que menos tiene, pero sí influye en la ecuación.  Hay elementos adicionales que el chico halla en el otro, que desencadenan esa conducta violenta.  Lo vemos desde las esferas más altas de la sociedad hasta los estratos populares.  Además, la UNICEF enfatiza la  relación entre acoso e inmigración.  Las segundas o terceras generaciones de inmigrantes en un país de acogida suelen desarrollar sentimientos encontrados frente al propio país.  Anhelan asumir las características de los oriundos, y al no conseguirlo se generan sentimientos de odio en contra de ellos.  Un buen ejemplo es el de los asesinos del maratón de Boston en el 2013.  En el caso de Uvalde, la familia del asesino tenía raíces “latinas”, aunque viven en Texas desde hace más de 60 años. El punto ciego del acoso escolar es ese: Una violencia cotidiana que se normaliza; una figura de acosador que se justifica o se desestima; el corro de testigos de primera mano que callan.   Instituciones que no contemplan dentro de sus programas escolares el desarrollo de la inteligencia emocional; familias complejas disfuncionales; influencia de los contenidos digitales en los cuales el joven halla una colmena en la cual refugiarse e identificarse, y finalmente, una sociedad pasiva, que sí señala, sí condena, sí sataniza, pero no lleva a cabo acciones directas para desarticular esa fórmula perniciosa. Como señalan los principios periodísticos, a la semana cualquier nota deja de ser noticia y ya no ocupa las primeras planas.  Se cumplió este lapso y pronto dejará de hablarse de ello; las familias sepultarán a sus difuntos y los seguirán llorando cada día, y nosotros retornaremos a nuestras actividades cotidianas, sin acaso pensar en ello.   Nuestra sociedad ha enfermado de indiferencia. Las emociones bullen de manera desordenada en nuestros niños y jóvenes.  No hay en el hogar una caricia que las sane. Poco se contempla en casa a favor de la inteligencia emocional.  ¿Qué nos toca hacer a cada uno de nosotros para evitar nuevas tragedias? Me quedo con esa reflexión, revisando mi inventario personal ahora que todavía es tiempo de actuar." ["post_title"]=> string(11) "Punto ciego" ["post_excerpt"]=> string(132) "Detrás de la figura de un criminal, hay una historia que explica su conducta. Todo es cuestión de pensar que existe y buscarla. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(11) "punto-ciego" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-31 09:35:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:35:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79419" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17943 (24) { ["ID"]=> int(79411) ["post_author"]=> string(3) "123" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-31 09:19:46" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:19:46" ["post_content"]=> string(3663) "Mientras la nación continúa su inexorable camino hacia el abismo y cada semana resulta peor que la anterior, cabe hacer el recuento de lo más relevante que ha acontecido para bien o para mal, en esta suave patria.   El fin de semana, dentro de las pocas noticias positivas, destacamos el complicado triunfo de nuestro paisano Sergio Pérez en el GP de Mónaco, que festejó no sólo el primer puesto sino el tercer lugar en el campeonato de pilotos (hasta ahora) dándose un chapuzón en la tradicional piscina de Red Bull, acompañado no sólo de su equipo sino del TERRIBLE, INNOMBRABLE, ENEMIGO DE LA CUATROTÉ, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, quien ostenta la presidencia de la Comisión de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la FIA.  Dicho acontecimiento agitó las redes sociales y permitió de paso que los aplaudidores del morenato se percataran de dos cosas: por un lado, que la supuesta consulta para enjuiciar expresidentes fue sólo una tomadura de pelo más de El Licenciado, como tantas otras, para hacerse de sus votos (Peña anda gozando de la gran vida en España, coincidentemente) y por otro, que las camisas pueden bordarse con las iniciales o el monograma de su preferencia sin que uno tenga que gastar mucho en ello.  Mientras tanto, El Supremo emprendió una acalorada embestida en contra de aquellos que desean que las fuerzas armadas y policiales se encarguen, bueno, de la seguridad nacional. Sin embargo, el timonel nacional insiste en que los pobres homicidas, secuestradores y traficantes no merecen ser atrapados, abatidos ni encarcelados y que los ciudadanos le hagan como puedan, porque su gobierno no va a andar perdiendo el tiempo en cosas tales como combatirlos. Por ello, propone que el llamado “Triángulo Dorado” ya no sea llamado así, sino el “Triángulo de la gente honesta y trabajadora”.  Tan convencido está de lo anterior que en estos días programó una visita (otra) a Badiraguato, (lugar de origen de Joaquín Guzmán Loera) que pasó de ser un municipio nunca visitado por el presidente a uno de los más, aunque le toquen retenes de hombres armados en el camino. Mientras tanto, los militares seguirán encargándose de administrar aeropuertos fallidos, erigir obras arquitectónicas inútiles y otras muchas actividades porque en la mente del Único los homicidios y feminicidios van a la baja, los secuestros son casi inexistentes y el país está más seguro que nunca.  Del mismo modo, El Licenciado insiste en no acudir a la Cumbre de las Américas (organizada por el gobierno estadounidense) a menos que inviten a sus compinches de Venezuela, Nicaragua y Cuba. Biden, por otro lado, anda bastante ocupado lidiando con varios problemas entre los que resaltan el conflicto bélico en Europa, los problemas en las cadenas de suministros, la viruela del modo, los casos de hepatitis aguda, entre muchos otros, parece poco dispuesto a consentir a tiranuelos latinoamericanos. Lo bueno es que al Supremo siempre le quedará el club de Toby que es la Alianza Bolivariana para conversar de populismo y exaltación narcisista en lugar de andar haciendo el oso en conversaciones y temas que no entiende o peor aún, que resultan en acuerdos deleznables como el muro fronterizo del sur del país en la era Trump. Unas por otras.  Nos leemos la semana entrante. " ["post_title"]=> string(24) "De Mónaco a Badiraguato" ["post_excerpt"]=> string(124) "Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional con su singular estilo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "de-monaco-a-badiraguato" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-31 09:19:46" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:19:46" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79411" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(46) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "5ed1b8ff6ea38eb89656d6cf368ef99a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
De Mónaco a Badiraguato

De Mónaco a Badiraguato

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional con su singular estilo.

mayo 31, 2022
Punto ciego

Punto ciego

Detrás de la figura de un criminal, hay una historia que explica su conducta. Todo es cuestión de pensar que existe ...

mayo 31, 2022




Más de categoría

La Sincronicidad como parte de la evolución y de la inteligencia subyacente

–“Somos polvo de estrellas reflexionando sobre estrellas”. Carl Sagan (1934-1996), astrónomo estadounidense.

junio 24, 2022
Sobre los jesuitas asesinados en Chihuahua

Sobre los jesuitas asesinados en Chihuahua

Cuando pienso en el problema del crimen organizado en México, recuerdo la sentencia implacable a la entrada del infierno...

junio 24, 2022
La epidemia de los corazones de piedra

La epidemia de los corazones de piedra

Es triste vivir en una sociedad en donde la muerte y la violencia ya no es capaz de conmovernos,...

junio 24, 2022

Restauranteros de Nuevo León ante la crisis del agua piden ayuda

Ante la crisis del agua, recortes, y aunado a que no se respeta el horario de la programación del...

junio 23, 2022