La delgada línea roja

Hace unos días falleció Caleb Wallace, uno de los más importantes activistas en contra del uso de cubrebocas en los Estados Unidos de Norteamérica. Y sí, falleció de COVID. Vivió de manera absoluta su libertad de no...

31 de agosto, 2021

Hace unos días falleció Caleb Wallace, uno de los más importantes activistas en contra del uso de cubrebocas en los Estados Unidos de Norteamérica. Y sí, falleció de COVID. Vivió de manera absoluta su libertad de no utilizarlo y asumió las consecuencias de sus actos.  El problema es que, con seguridad, se llevó a muchos de encuentro, y deja un problema a su esposa, madre de tres niños pequeños, embarazada del cuarto.

Para determinados fines el libre albedrío abre las puertas del infierno. Digamos, en Corea del Norte, si a algún individuo le encuentran una dosis personal de drogas, se le impone la pena de muerte. Deben recordar, no hace más de un par de años, que dos mexicanos que pretendieron introducir cocaína a dicho país recibieron esa sentencia, y por más que la SRE intercedió por ellos, nada pudo hacerse. Ellos habían violado una ley muy severa en un país en el que las penas no son negociables.

Tal vez algunos  me tachen de radical. Pero hay cuestiones de primer orden frente a  las que no debería existir la holgura para que cada ciudadano decida por cuenta propia. Norcorea no tiene problema de narcotráfico. Regreso a lo de Caleb Wallace. Ejerció su libertad. Pagó el precio con su vida. Tal vez nunca logremos precisar a cuántos se llevó de encuentro. Si hubiera una legislación que obligara al uso de mascarilla en sitios públicos, se evitarían casos como éste. Si alguien no quiere usar cubrebocas, que se quede en su casa.  En México tenemos nuestro estilo paternalista de aplicar la ley, con unos se ejerce de manera rigurosa, con otros se deja de lado por simpatía de las autoridades con el inculpado, y por eso el narcotráfico hace lo que quiere, pero eso es harina de otro costal. Centrémonos en  los riesgos en que nos pone a todos  la expresión pública de la libertad personal:

Pasemos ahora a un caso que ocurrió el viernes 21 en Turquía: Kubra Dugan, tiktoker  de 23 años, acostumbraba a grabarse bailando en distintos escenarios. En esta ocasión se le ocurrió hacerlo desde la azotea de un edificio de 9 pisos. Brincó del pretil que rodeaba un tragaluz fabricado con una lámina de acrílico, cayó sobre la misma lámina y la traspasó por efecto de la gravedad, cayendo desde una altura de 50 metros. Obvio decirlo, falleció. Se suma a un buen número de gente joven que ha perdido la vida de maneras tan trágicas como absurdas, del todo previsibles, si hubiera imperado la sensatez sobre ese deseo irrefrenable de manifestarse de manera auténtica.

Esta semana una buena parte de la población escolar mexicana, de todos los niveles, regresa a clases.  Imagino que debe de ser una carga severa para el personal docente, además de lo habitual, ahora andar cuidando que fulanito no se quite el cubrebocas o que zutanito no intercambie mascarillas con el vecino.  Evitar los trueques de comida en el recreo y vigilar que se mantengan seguros, tanto  dentro del aula, como en los patios y  pasillos.  Una carga adicional también para las familias; aunque ahora los padres no tienen al niño en casa, con toda seguridad estarán con la preocupación de que el retoño evite conductas de riesgo. Además del gasto de llevar a la escuela cubrebocas, productos desinfectantes y demás.

Volvemos a lo mismo con que iniciamos esta columna: El regreso a clases implicará riesgos mínimos siempre y cuando se sumen medidas sanitarias. No es suficiente traer cubrebocas; éste tiene que cumplir con las especificaciones adecuadas, ser debidamente colocado y retirado. No basta con sanitizar los espacios cerrados, hay que hacer circular el aire, para evitar la concentración de aerosoles, máxime cuando esta nueva variedad delta, al igual que sus predecesoras, puede ser  transmitida por alguien aparentemente sano, o que ya haya tenido COVID en el pasado, o que ya esté vacunado.

Las medidas sanitarias que se tomen no son para el Instagram. El contagio de COVID no se va a evitar mediante buenas intenciones. Se tiene que atender  un protocolo científico debidamente estructurado y supervisado.  Aquí se aplicaría una frase tan rudimentaria como cierta, que escuché por primera vez en boca de un directivo hospitalario, y que dice: “Orden dada y no supervisada, se la lleva la …”

Me sorprende saber que Carmen Boullosa, viuda de Alejandro Aura, reconocida escritora mexicana, autora de varios libros, acostumbra a escribir sus textos a mano.  Refiere que le agrada ponerse a salvo de la tecnología para entrar más en contacto con ella misma. Yo no siento que fuera capaz de hacer lo mismo; me ha tocado desarrollar otro estilo de escritura. Mucho más allá de lo anterior, hay quienes vuelcan su vida en la pantalla digital, se graban, se manifiestan, apoyan o rechazan posturas  utilizando la tecnología, buscan definirse, pero a ratos como que se extravían en hacerlo. Pierden contacto con la realidad y pretenden vivir como si su existencia fuera tal como la que hacen aparecer en la pantalla después de un trabajo de edición. Es dificultoso en estos tiempos no perder de vista esa delgada línea roja que separa ambos mundos, el real y el virtual, para no ponernos en mayores riesgos.

Que no nos gane el impulso del momento, la precipitación. Reflexionemos antes de lanzarnos a manifestar, apoyar o transgredir algo como si viviéramos en ese mundo virtual que nos seduce.  Mucho más ahora, cuando el regreso a clases pone a todo México en una situación de máximo riesgo.

 

Comentarios
object(WP_Query)#18573 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69893) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-08-2021" ["before"]=> string(10) "27-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69893) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-08-2021" ["before"]=> string(10) "27-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18572 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18579 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18585 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-08-2021" ["before"]=> string(10) "27-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (69893) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18569 (24) { ["ID"]=> int(70390) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-14 14:09:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 19:09:04" ["post_content"]=> string(6663) "Opinión H1   “La patria del escritor es su lengua”.                                                                   –Francisco Ayala (1906-2009), escritor español. Entramos en la época del año cuando se celebra a México en infinidad de formas: Comenzamos con la conmemoración de los Niños Héroes en la toma del Castillo de Chapultepec.  Dicen los expertos que no fueron niños, como nos lo enseñaron en primaria, y que ninguno de ellos se envolvió en la bandera y se tiró desde las alturas para preservarla de los invasores norteamericanos. Como adulta entiendo que se trata de una leyenda romantizada, pero a la vez reconozco que esa imagen que se formó en mi mente en tercero de primaria sigue tan viva como entonces. Contribuyó a  forjar mi identidad, a sentir que una nación por la cual se llevan a cabo esos grandes sacrificios representa una gran nación. Llega unos días después la celebración de nuestra Independencia, ocasión cuando se manifiesta en todo su esplendor la mexicanidad: desde las caracterizaciones de nuestros héroes de la Independencia, las representaciones teatrales, la poesía. Los desfiles en cada una de las poblaciones grandes y pequeñas, frente a los cuales se exalta dentro de nosotros ese particular orgullo de ser mexicanos. No pueden faltar en esa ocasión los deleites gastronómicos, desde los sofisticados chiles en nogada con su gama de leyendas urbanas y modos de preparación, hasta los populares elotes con chile y la fruta picada, que se venden en cualquier esquina durante el desfile. La mexicanidad nos pone a vibrar a todos los oriundos la noche del 15, en el territorio nacional y allende las fronteras.  Ese “Viva México” que respondemos a coro los presentes en tres ocasiones, seguido por los nombres de los héroes de la Independencia, así como la réplica de la campana de Dolores en cada inmueble que representa a nuestro país a lo largo y ancho del mismo, y de igual manera en las sedes oficiales en el extranjero. Se sigue la –ahora controversial– fecha del 12 de octubre que, así queramos borrar de nuestra historia, constituye la mitad de nuestra identidad.  Un festejo que ha perdido mucho lucimiento por cuestiones ajenas al reconocimiento de nuestra identidad mestiza, cuyo epítome este año es la sustitución de un bello monumento de Colón en el Centro Histórico de la Ciudad de México, por una figura estilizada de una  mujer que busca  representar los pueblos originales, pero que a ratos parece sacada de una cinta galáctica. Ella no me significa ninguna identidad en absoluto. Ni por los rasgos que le imprimieron, ni por la frialdad del material con que está hecha, ni por la forma tan arbitraria con que se ha decidido imponerla. Durante primaria y secundaria estudié fundamentalmente, en colegios de monjas. En los libros de historia de primaria, sistemáticamente, nos brincábamos el capítulo de las Leyes de Reforma.  Sabíamos que existió Benito Juárez; conocíamos la historia del niño de un pequeño pueblo oaxaqueño que pasó de cuidar ganado menor a convertirse en presidente de la República. Esto es, no se acentuaba el hecho de que Juárez haya decretado la separación del Estado y de la Iglesia, pero tampoco se arrancaban las hojas de los libros para vetarlo. Ya en secundaria sí aprendí lo necesario sobre las Leyes de Reforma y la figura de Juárez para el México actual. Sería como en los enamoramientos, tiene más efecto la indiferencia que las acciones directas de resistencia. Seguimos en noviembre con los festejos de la Revolución. A mí me remiten a diversos momentos, en particular con mis hijos pequeños en atuendos de ocasión.  Los desfiles asociados con el deporte y las danzas folclóricas entre las que no puede faltar: “La marcha de Zacatecas” y “La Adelita”. Otra vez la gastronomía en pleno para sentirnos aún más mexicanos. Arribamos finalmente a diciembre, a la celebración de la Virgen de Guadalupe. Sucede ese pensamiento paradójico único en México: proveniente de la tradición católica, la figura de la Guadalupana atraviesa cualesquiera creencias religiosas para instalarse en el corazón de todos los mexicanos. Ahora  las calles se ven pobladas por  peregrinaciones de distintos templos de cada parroquia, y en buena parte del territorio nacional se hacen acompañar de danzantes de todas las edades, vestidos de gran colorido, conocidos como “matachines”, cuyo traje incluye una nahuilla adornada con carrizos cortos, o bien pulseras de guijarros en las piernas, que al danzar generan un sonido muy característico. Sobre la cabeza  portan un penacho multicolor a base de plumas, y a lo largo de toda la peregrinación los danzantes van ejecutando cuadros que  han preparado a lo largo del año, al compás de un tambor. Quien encabeza cada contingente porta un estandarte, generalmente bordado, que identifica al templo y a la parroquia que representan. Podríamos seguir hablando mucho más de los elementos que nos dotan de nuestra  identidad como mexicanos. Esta vez quisiera utilizarlo como parangón frente a las acciones ciudadanas que, de manera contraria, señalan nuestro desapego a la patria, término –este último– que nació del mismo vocablo de “padre” y que significa casa, tierra propia, familia, grupo original. ¿Por qué, tantas veces, en lugar de cuidar nuestro suelo, actuamos con descuido, y hasta nos empeñamos en  dañarlo? ¿Por qué sacamos tajada “a la brava”? ¿Por qué tratamos mal a nuestros hermanos? Pareciera que nos aferramos a la idea de sentir que alguien es más que otros por su color de piel, por el nivel académico o por su  solvencia económica. En la denostación que emprendemos queda expuesta nuestra pequeñez. Habría que tomar lo bueno de cada episodio de nuestra historia, como una amalgama, y con base en ella construir lo mejor de nuestra generación. Proponernos dejar una huella que marque a futuro nuestro paso, como signo de una diferencia dignificadora.  " ["post_title"]=> string(20) "Historia e identidad" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "historia-e-identidad-2" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-14 14:09:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 19:09:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70390" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18526 (24) { ["ID"]=> int(70368) ["post_author"]=> string(3) "183" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-13 11:08:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-13 16:08:15" ["post_content"]=> string(5801) "Ha sido un gran escándalo que desde Palacio Nacional se critique que los padres promuevan amparos para que sus hijos menores de edad con situación de salud precaria sean vacunados. Suena aterrador que al líder de nuestro país le incomode que el Poder Judicial ordenara que se apliquen esas vacunas a los menores de edad, de acuerdo a la particularidad de cada caso. No solo se molesta el presidente, además se atreve a exponer que debe de investigarse a los jueces y a cada amparo, con el fin de averiguar si se trata de un complot en su contra por parte de “los conservadores”. Olvida que el Poder Judicial es autónomo y protector de los derechos humanos contra los actos y omisiones de autoridades. Todo ello sin duda ofende tanto a los padres como a los menores. Pero también el presidente ofende a la sociedad mexicana cuando, a la par de expresar su repudio a la vacuna para los menores, ordena que se les regalen a gobiernos extranjeros cientos de miles de vacunas que debieran de ser aplicadas primeramente a los habitantes de México, incluyendo a nuestros niños, mostrando así que le tiene sin cuidado la salud de los mexicanos. Los números nos hablan y nos dicen que México ha recibido poco más de 104 millones de dosis de vacunas y ha aplicado casi 88 millones de ellas, lo que deja unos 16 millones de dosis disponibles para ser administradas en el país. No obstante que la población no ha sido vacunada completamente, el presidente ha ordenado la donación de cientos de miles de dosis a otros países. Al gobierno de Honduras le ha regalado 400 mil dosis de vacunas; al de Paraguay, 150 mil el 12 de junio; a Bolivia ese mismo día también se le regalaron 150 mil dosis a las que deben sumarse otras 150 mil que recibió la noche de ayer 13 de septiembre; mientras que a Belice se le entregaron 100 mil dosis, y otras decenas de miles entre otros países. Vaya, hablamos de un millón de dosis regaladas a otros gobiernos.  El canciller Ebrard ha manifestado que México no está donando vacunas que le sobran sino “las que tiene disponibles” sobre el número de vacunas que ha recibido y está por recibir (¿?). Sin embargo, en nuestro país no se ha concluido con aplicar las dosis necesarias (una o dos), según la vacuna que se aplique o se ha aplicado a la población mayor de 18 años, por ya no mencionar a los menores de edad, quienes no están contemplados por el Ejecutivo Federal. De acuerdo a las cifras oficiales, actualmente existen alrededor de 16.4 millones de dosis de vacunas, de las que, por cierto, se desconoce su paradero. El gobierno se ha negado a precisar su ubicación específica y solo da informes confusos e inexactos, lo que pone en duda el destino de las mismas. Por el contrario, expone públicamente que hay amparos concedidos (262 de acuerdo a la última información) que quiere investigar.  Entonces, si tenemos 16 millones de vacunas para aplicar y tomando en consideración que actualmente la velocidad de su inoculación ha disminuído en un 80%, comparada con la que llegó a existir en época de elecciones, y, si se han regalado a otros países alrededor de un millón de dosis, ¿cuál es el pensamiento de López Obrador que lo evidencia de maligno al reclamar menos de 300 dosis para el pueblo menor de edad que él gobierna? Es tan indignante esa declaración que basta ver los porcentajes para percatarnos de la aberrante y ridícula postura de AMLO. Las casi 300 exigidas vacunas por amparo representan el .002% (dos cienmilésimas) respecto de los 16 millones de vacunas que actualmente tiene nuestro país para aplicarse. Es tan insignificante este porcentaje que si las 300 dosis fueran pesos, representarían la vigésima parte de un centavo. Por el contrario, el millón aproximado de dosis que se han obsequiado a países extranjeros, significan un millón de mexicanos que no fueron vacunados. Los números son fríos. Las menos de 300 dosis que el Tribunal Federal ha ordenado al gobierno aplicar a los menores de 17 años representan un puño de arena en la playa, comparados con los millones de vacunas que supuestamente existen actualmente en México a más del millón de vacunas que se regalaron a otros países. Entonces ¿cúal es la razón por la que Andrés Manuel López Obrador con bombo y platillos regala más de 1 millón de vacunas a otros países y exhibe su desprecio a nuestros menores por 262 miserables dosis?  La respuesta dada por su incondicional subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, no es válida. Recordemos lo que el funcionario dijo: “... pero no hay que perder de vista, que por cada dosis que por estas sentencia de amparo, se desviaran hacia un niño o una niña, cuyo riesgo es considerablemente menor, se le está quitando la oportunidad a una persona que tiene un riesgo mayor...”. Ya vimos que los números nos dicen lo contrario, y esa justificación además de absurda es criminal. Omitiendo al mediocre e inepto subsecretario, no hay duda de que el presidente prefiere regalar las vacunas del pueblo que gobierna, incluyendo las que pueden aplicarse a los menores de edad que las necesitan para la protección de su vida. Con esa actitud, Andrés Manuel López Obrador, con dolo, los desprotege. Ellos no votan." ["post_title"]=> string(72) "LAS VACUNAS PROTEGEN LA VIDA DE MILLONES DE MENORES, PERO ELLOS NO VOTAN" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(71) "las-vacunas-protegen-la-vida-de-millones-de-menores-pero-ellos-no-votan" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-13 11:58:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-13 16:58:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70368" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18569 (24) { ["ID"]=> int(70390) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-14 14:09:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 19:09:04" ["post_content"]=> string(6663) "Opinión H1   “La patria del escritor es su lengua”.                                                                   –Francisco Ayala (1906-2009), escritor español. Entramos en la época del año cuando se celebra a México en infinidad de formas: Comenzamos con la conmemoración de los Niños Héroes en la toma del Castillo de Chapultepec.  Dicen los expertos que no fueron niños, como nos lo enseñaron en primaria, y que ninguno de ellos se envolvió en la bandera y se tiró desde las alturas para preservarla de los invasores norteamericanos. Como adulta entiendo que se trata de una leyenda romantizada, pero a la vez reconozco que esa imagen que se formó en mi mente en tercero de primaria sigue tan viva como entonces. Contribuyó a  forjar mi identidad, a sentir que una nación por la cual se llevan a cabo esos grandes sacrificios representa una gran nación. Llega unos días después la celebración de nuestra Independencia, ocasión cuando se manifiesta en todo su esplendor la mexicanidad: desde las caracterizaciones de nuestros héroes de la Independencia, las representaciones teatrales, la poesía. Los desfiles en cada una de las poblaciones grandes y pequeñas, frente a los cuales se exalta dentro de nosotros ese particular orgullo de ser mexicanos. No pueden faltar en esa ocasión los deleites gastronómicos, desde los sofisticados chiles en nogada con su gama de leyendas urbanas y modos de preparación, hasta los populares elotes con chile y la fruta picada, que se venden en cualquier esquina durante el desfile. La mexicanidad nos pone a vibrar a todos los oriundos la noche del 15, en el territorio nacional y allende las fronteras.  Ese “Viva México” que respondemos a coro los presentes en tres ocasiones, seguido por los nombres de los héroes de la Independencia, así como la réplica de la campana de Dolores en cada inmueble que representa a nuestro país a lo largo y ancho del mismo, y de igual manera en las sedes oficiales en el extranjero. Se sigue la –ahora controversial– fecha del 12 de octubre que, así queramos borrar de nuestra historia, constituye la mitad de nuestra identidad.  Un festejo que ha perdido mucho lucimiento por cuestiones ajenas al reconocimiento de nuestra identidad mestiza, cuyo epítome este año es la sustitución de un bello monumento de Colón en el Centro Histórico de la Ciudad de México, por una figura estilizada de una  mujer que busca  representar los pueblos originales, pero que a ratos parece sacada de una cinta galáctica. Ella no me significa ninguna identidad en absoluto. Ni por los rasgos que le imprimieron, ni por la frialdad del material con que está hecha, ni por la forma tan arbitraria con que se ha decidido imponerla. Durante primaria y secundaria estudié fundamentalmente, en colegios de monjas. En los libros de historia de primaria, sistemáticamente, nos brincábamos el capítulo de las Leyes de Reforma.  Sabíamos que existió Benito Juárez; conocíamos la historia del niño de un pequeño pueblo oaxaqueño que pasó de cuidar ganado menor a convertirse en presidente de la República. Esto es, no se acentuaba el hecho de que Juárez haya decretado la separación del Estado y de la Iglesia, pero tampoco se arrancaban las hojas de los libros para vetarlo. Ya en secundaria sí aprendí lo necesario sobre las Leyes de Reforma y la figura de Juárez para el México actual. Sería como en los enamoramientos, tiene más efecto la indiferencia que las acciones directas de resistencia. Seguimos en noviembre con los festejos de la Revolución. A mí me remiten a diversos momentos, en particular con mis hijos pequeños en atuendos de ocasión.  Los desfiles asociados con el deporte y las danzas folclóricas entre las que no puede faltar: “La marcha de Zacatecas” y “La Adelita”. Otra vez la gastronomía en pleno para sentirnos aún más mexicanos. Arribamos finalmente a diciembre, a la celebración de la Virgen de Guadalupe. Sucede ese pensamiento paradójico único en México: proveniente de la tradición católica, la figura de la Guadalupana atraviesa cualesquiera creencias religiosas para instalarse en el corazón de todos los mexicanos. Ahora  las calles se ven pobladas por  peregrinaciones de distintos templos de cada parroquia, y en buena parte del territorio nacional se hacen acompañar de danzantes de todas las edades, vestidos de gran colorido, conocidos como “matachines”, cuyo traje incluye una nahuilla adornada con carrizos cortos, o bien pulseras de guijarros en las piernas, que al danzar generan un sonido muy característico. Sobre la cabeza  portan un penacho multicolor a base de plumas, y a lo largo de toda la peregrinación los danzantes van ejecutando cuadros que  han preparado a lo largo del año, al compás de un tambor. Quien encabeza cada contingente porta un estandarte, generalmente bordado, que identifica al templo y a la parroquia que representan. Podríamos seguir hablando mucho más de los elementos que nos dotan de nuestra  identidad como mexicanos. Esta vez quisiera utilizarlo como parangón frente a las acciones ciudadanas que, de manera contraria, señalan nuestro desapego a la patria, término –este último– que nació del mismo vocablo de “padre” y que significa casa, tierra propia, familia, grupo original. ¿Por qué, tantas veces, en lugar de cuidar nuestro suelo, actuamos con descuido, y hasta nos empeñamos en  dañarlo? ¿Por qué sacamos tajada “a la brava”? ¿Por qué tratamos mal a nuestros hermanos? Pareciera que nos aferramos a la idea de sentir que alguien es más que otros por su color de piel, por el nivel académico o por su  solvencia económica. En la denostación que emprendemos queda expuesta nuestra pequeñez. Habría que tomar lo bueno de cada episodio de nuestra historia, como una amalgama, y con base en ella construir lo mejor de nuestra generación. Proponernos dejar una huella que marque a futuro nuestro paso, como signo de una diferencia dignificadora.  " ["post_title"]=> string(20) "Historia e identidad" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "historia-e-identidad-2" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-14 14:09:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 19:09:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70390" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(43) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "afb587f383428a0b872418f053c3fb83" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Historia e identidad

Opinión H1   “La patria del escritor es su lengua”.                                                                   –Francisco Ayala (1906-2009), escritor español. Entramos en la época del año cuando...

septiembre 14, 2021
ninos-con-cubrebocas.jpg

LAS VACUNAS PROTEGEN LA VIDA DE MILLONES DE MENORES, PERO ELLOS NO VOTAN

Ha sido un gran escándalo que desde Palacio Nacional se critique que los padres promuevan amparos para que sus hijos menores de...

septiembre 13, 2021




Más de categoría
Violencia escala a niveles de terrorismo

Violencia escala a niveles de terrorismo

El acontecimiento suscitado en Salamanca (Guanajuato) con el regalo-bomba, implica un modus operandi del crimen organizado similar a la...

septiembre 24, 2021
Día Internacional Contra la Explotación Sexual y Trata de Personas

Día Internacional Contra la Explotación Sexual y Trata de Personas

México es el tercer país con más casos de trata de niñas y niños con fines de explotación sexual...

septiembre 24, 2021
Construyendo creencias que amplíen el mundo

Construyendo creencias que amplíen el mundo

Se trata de que creemos –y creamos– no las narrativas posibles, sino las necesarias para configurar el mundo donde...

septiembre 24, 2021

VER CON LOS OJOS DEL CORAZÓN

“El 13 de agosto de 1521, heroicamente defendido por Cuauhtémoc, cayó Tlatelolco en poder de Hernán Cortés. No fue...

septiembre 24, 2021