La Consulta es un petardo más para la masa

El Meollo del Asunto La consulta para juzgar a los expresidentes y “actores” políticos se llevará a cabo el próximo 1 de agosto. Para quienes no sean morenistas o seguidores de don presidente, los 500 millones de...

20 de julio, 2021 La Consulta es un petardo más para la masa

El Meollo del Asunto

La consulta para juzgar a los expresidentes y “actores” políticos se llevará a cabo el próximo 1 de agosto. Para quienes no sean morenistas o seguidores de don presidente, los 500 millones de pesos que se gastarán en llevarla a cabo es una estulticia, una chunga, una vacilada. Estamos seguros de que a ninguno de los expresidentes se les va a llevar a juicio.

La llamada consulta es una parodia en la que don presidente, que es el principal promotor, no participará, pero le ordena a sus empleados y seguidores lo hagan. Nada raro en ello. Hace lo mismo para todo lo relacionado con la pandemia por el Covid que se vive en el país. Recomienda, pero no cumple con los protocolos que su administración promueve. Pero él es así.

Uno de los argumentos en contra más expuestos es la pregunta que se hace en este llamado o considerado ejercicio democrático:

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Quien la entienda a cabalidad o no, podrá responder Sí o No.




La pregunta fue aprobada en la convocatoria emitida por el Congreso de la Unión. La pregunta es ambigua a más no poder. No define, no aclara y presenta errores garrafales.

Primero que nada, es de todos conocido que los legisladores no conocen la Constitución, menos la ciudadanía en general. Si la conocieran sabrían sobre el Artículo 13, que establece: “el que no se puede juzgar a nadie a través de leyes privativas, que son leyes que refieren a personas de manera nominal, y esto aplica también en el caso de una consulta popular”. Es decir, la ley indica que no se puede preguntar de manera específica si queremos juzgar a alguna persona, en este caso los expresidentes. Si los mexicanos conociéramos nuestros derechos, no tendríamos los gobiernos que hemos tenido. Es una minoría la que conoce los derechos constitucionales.

¿Juzgar para esclarecer las decisiones políticas tomadas en años pasados? ¿Decisiones políticas?

Esas las tomamos todos los ciudadanos diariamente. No ir a votar es una decisión política. Votar por determinado partido, es una decisión política. Entonces, ¿a qué se refiere exactamente la consulta? No lo aclara la pregunta. La intención está muy disfrazada.

¿Juzgarán o buscan esclarecer de qué año a qué año se esclarecerá? No lo dice.

 

Quisiera que se incluyera también a los actores de los años, 2018, 2019, 2020 y 2021. Porque también nos han afectado las decisiones políticas. Como esa del “detente” para combatir el Covid o la de no realizar pruebas PCR, para detectarlo y cosas similares.  Como la asignación directa de contratos a diversas empresas por parte del actual régimen. Y otras más, como el que se incluyera la cuestión de género que tanto reclaman y no incluye la pregunta.

¿Cómo es eso de que se esclarezca lo que han hecho los actores políticos y no las actrices, o “actoras”? Como que la equidad de género convenientemente se les olvidó. ¿A poco no?

La realidad, como sabemos, es que don presidente busca enviar un mensaje a su base electoral, a su voto duro, a sus seguidores incondicionales de que se pretende juzgar a quienes él considera enemigos de la nación o de su persona. A los expresidentes de la República. Para lo que no necesita hacer una consulta. Solo presentar una denuncia y que la autoridad federal los lleve a juicio. Presentar las pruebas correspondientes.

Tiene todo para hacerlo. Pero no, no lo hace y no lo hará. “No hay loco que coma lumbre”, dice el dicho. Aunque se han dado casos.

“La justicia no se consulta”. Esa es la frase que han repetido abogados y activistas en distintos espacios mediáticos, “insistiendo en que el gobierno engaña prometiendo que un “sí” pondría a un paso de la cárcel a expresidentes, dejando de lado todo el proceso judicial que se requeriría para ello y que, además, sin una consulta de por medio ya se podría denunciar a los expresidentes y presentar pruebas en su contra”.

Y ese es el mensaje que don presidente quiere enviar. Sabe bien que va a ninguna parte con esa consulta, en eso de meter a la cárcel a los expresidentes.

Pero la gente que no conoce la Constitución, tampoco conoce la imposibilidad legal de tal consulta. Total, una chunga que cuesta, al menos 500 millones al erario público. O sea, a nosotros. En el país se instalarán 57 mil casillas y la consulta necesitaría, para ser válida, casi 40 millones de votos o el 40% del listado de votantes.

En Chihuahua serán 1748 mesas; 771 en Ciudad Juárez.

Se dice, se rumora y se comenta, que se ve difícil, si no, imposible, que se obtengan los votos necesarios. Que en caso de que se obtengan, ya sabe, servirán para dos cosas: para nada y para una más y también para otra, para nada más.

La consulta será un petardo más para la masa que apoya este régimen autonombrado, la cuarta transformación. Ahí El Meollo del Asunto.

Comentarios
object(WP_Query)#17814 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68202) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-06-2021" ["before"]=> string(10) "27-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68202) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-06-2021" ["before"]=> string(10) "27-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17813 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17859 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17808 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-06-2021" ["before"]=> string(10) "27-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-06-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-07-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (68202) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17849 (24) { ["ID"]=> int(67589) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-02 08:49:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-02 13:49:31" ["post_content"]=> string(7952) "La construcción de narrativas se ha dado de manera natural y orgánica, pero los tiempos exigen que empecemos a elaborarlas de manera consciente y deliberada. A partir de estos relatos, entendemos nuestro pasado, los contextos que nos rodean y proyectamos el mundo que deseamos hacia el futuro.  ¿Por qué, estando rodeados de problemas de todo tipo que exigen nuestra atención inmediata, entender lo que es una narrativa y ser capaces de articularla de forma consciente y eficaz es tan importante? La respuesta es simple: porque estamos atravesando la mayor crisis económica, social, de salud, relacional, política y cultural de la historia de la humanidad y porque, no bien hayamos salido de esta, nos esperan otras iguales o peores, como el cambio climático que podría llevarnos a la inviabilidad como especie. Ante semejante escenario de apremio resulta central comprender que la forma en que interpretemos, expliquemos y pongamos en palabras lo que nos sucede será determinante para el mundo que habremos de configurar en el futuro. No se trata de buenos deseos o decretos esotéricos que mágicamente habrán de volverse realidad, creando espontáneamente un “mundo mejor”. Cuando hablamos de narrativas nos referimos a configuraciones habitualmente lingüísticas, pero que también se manifiestan por otros medios como la pintura, la escultura, tradiciones, modas o costumbres que, una vez planteadas y asumidas por los individuos de una sociedad, se traducen en leyes, en intenciones, en políticas públicas y en patrones de conducta universales, es decir, en realidad objetiva y material.  Hasta ahora, esta construcción de narrativas se ha dado de manera natural y orgánica, pero los tiempos exigen que empecemos a elaborarlas de manera consciente y deliberada, porque a partir de estos relatos entendemos nuestro pasado, los contextos que nos rodean y proyectamos el mundo que deseamos hacia el futuro. Ya que de ellos dependerá en gran medida la clase de sociedad humana que habrá de consolidarse en la era post-covid, confeccionarlos intencionadamente en la búsqueda de un mundo más justo y empático es una medida básica de supervivencia de nuestra especie.  Pero ¿qué es una narrativa? De la forma más simplificada que se me ocurre, diría que una narrativa es cada uno de los relatos, historias, explicaciones, crónicas, descripciones, actitudes y protocolos de toda índole que van desde el mito, las ficciones literarias o cinematográficas, la historia y las creencias en diversos ámbitos hasta las teorías políticas y económicas, patrones de consumo o el modo de hacer ciencia, que combinándose entre sí, articulan de forma coherente una visión del mundo.   Tomemos como ejemplo la Declaración Universal de los Derechos Humanos promulgada por las Naciones Unidas en 1948. Veamos los primeros dos artículos:  “Artículo 1: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. “Artículo 2: Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. “Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía”1. ¿Qué diferencia hay en la “realidad objetiva” entre un ser humano del siglo XVI y uno nacido después de 1948? ¿Cómo es posible que antes de esa fecha los seres humanos no fuesen merecedores de tales derechos por el simple hecho de nacer? ¿No hemos sido siempre los mismos? Aquí podemos ver claramente que no fue el mundo material el que cambió, sino nuestra manera de entendernos a nosotros mismos, al aceptar por fin lo que la ciencia lleva décadas gritando: que somos una sola especie. Y dicho conocimiento comienza a permear a nuestras narrativas a partir de que también nuestras creencias acerca de lo que un ser humano es comienzan a rehacerse.  Los seres humanos siempre hemos sido los mismos, pero se requirieron intensos procesos históricos, inenarrables injusticias y abusos para que cambiara paulatinamente la interpretación que tenemos de nosotros mismos como especie y, con ella, la comprensión de igualdad se ampliara mediante narrativas que no solo la defendían, sino propiamente la creaban.  En contraste con la Declaración de la ONU, pensemos en el Código de Hammurabi, uno de los conjuntos de leyes más antiguos que se conocen y que fue promulgado en Babilonia en el 1750 a.C. por el rey Hammurabi. En dicho texto se percibe una jerarquización de la sociedad en tres castas: hombres libres, siervos (semilibres) y esclavos. Mientras que todas las narrativas de la época de Hammurabi –legales, míticas, artísticas, económicas, políticas, etc.– tenían como fundamento la famosa ley del talión “ojo por ojo, diente por diente”, en el Occidente del Siglo XXI es impensable promulgar una legislación que contradiga la Declaración Universal de los Derechos Humanos citada renglones arriba.  El planeta es el mismo, el ser humano es el mismo, lo “único” que cambia son las narrativas que construyen visiones del mundo completamente diferentes, lo que conlleva instituciones, leyes, estructuras sociales y culturales radicalmente distintas. Pero estos cambios no suceden de manera automática, sino que son producto de un proceso de articulación emocional, racional y verbal. Sin relatos, crónicas, denuncias, novelas, artículos, libros que defendieron y cuestionaron el paradigma dominante de su tiempo, esta variedad de dignidad en el ser humano, la comprensión actual jamás se hubiese alcanzado.   La siguiente semana continuaremos explorando este apasionante y fundamental tema. Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir 1 La Declaración Universal de Derechos Humanos, ONU, 1948, La Declaración Universal de Derechos Humanos | Naciones Unidas.  Consulta 6 de marzo de 2021.  www.ohchr.org/EN/UDHR/Documents/UDHR_Translations/spn.pdf LEE: Disección de la idea de liderazgo / por Juan Carlos Aldir | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)" ["post_title"]=> string(24) "¿Qué es una Narrativa?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "que-es-una-narrativa" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-02 09:26:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-02 14:26:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67589" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17768 (24) { ["ID"]=> int(67646) ["post_author"]=> string(3) "183" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-05 10:48:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-05 15:48:06" ["post_content"]=> string(6163) "López Obrador nuevamente ignora y violenta nuestra Constitución que en sus artículos 6º y 7º en esencia garantizan la libre manifestación de las ideas; se establece que nadie será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, toda vez que el derecho a la información debe de ser garantizado por el Estado y, por tal, las personas tenemos derecho al libre acceso a la misma en forma plural y oportuna, así como a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión. Por ello es inviolable la libertad de difundir opiniones, información e ideas, a través de cualquier medio, estando prohibido restringir este derecho por cualquier vía o medio, como tampoco ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni coartar la libertad de difusión.  No obstante lo anterior, hace unos días, Andrés Manuel López Obrador anunció que cada semana señalaría a los periodistas o medios de comunicación que expusieran noticias falsas. En la conferencia matutina del miércoles 30 de junio, comenzó con estos señalamientos a través de una diputada suplente hasta ese día prácticamente desconocida y que, a mi parecer, carece de toda experiencia en medios de comunicación (por ello ni caso tiene mencionar su nombre en este espacio). En efecto, en las “mañaneras” bajo el título de “Quién es quién en las mentiras” o el “Mentirómetro” se pretende hacer una réplica a lo expuesto en la prensa mexicana por cualquiera de sus formas de expresión.    El presidente tiene prohibido constitucionalmente exponer esas noticias bajo el calificativo de “falsas” o de “mentirosas” en la forma pública y masiva en que lo hace, pues violenta los artículos citados de nuestra Carta Magna que garantizan la libre expresión de las ideas. Así, López Obrador ignora y desprecia la Ley Reglamentaria en Materia de Derecho de Réplica, que regula esa protección absoluta y establece el procedimiento de réplica que se contempla en favor de que cualquier persona, incluso cualquier servidor público puede ejercerla en caso de considerar que una noticia es falsa o mentirosa como se les quiere calificar desde el patíbulo mañanero.   La ley citada ordena que aquel que tenga un reclamo por considerar que una nota periodística o noticiosa, sin importar el medio en que ésta se exponga, sea inexacta o falsa, tiene ese derecho de réplica, esto es de solicitar a dicho medio o persona que publique la aclaración a su nota o noticia en el mismo espacio y tiempo en que se hizo, regulando las sanciones e inclusive las acciones que pueden promoverse para el caso de incumplimiento.   Si actualmente se encuentra garantizado por la ley fundamental que aquel que considere que se expuso una falsedad o mentira que afecte a su persona, entonces, Andrés Manuel López Obrador debe de ser el primero en seguir los cauces legales para ello y no utilizar los medios de comunicación masivos a su disposición para, a su gusto, atacar y desmentir sin prueba alguna a los medios y periodistas, tal como lo hace constantemente, y ahora lo pretende exacerbar cada miércoles.   Analizo la ley referida, reflexiono y considero que también cualquier periodista, columnista, crítico, conductor o analista, así como cualquier medio de comunicación informativo, noticioso o periodístico que sea expuesto en las mañaneras por el presidente o por cualquier persona que utilice para manifestar que alguna noticia es falsa o mentirosa, pueden igualmente ejercer su derecho de réplica para que en ese mismo espacio de la “mañanera” y por el mismo tiempo usado se haga la aclaración correspondiente, e incluso se lea el comunicado íntegro de la réplica, pues así se encuentra establecido en la ley que protege la garantía constitucional a la información y a la libre expresión de las ideas.   Debo indicar que en caso de que AMLO incumpla con las solicitudes de las réplicas, o se niegue a hacer la aclaración, o a no exponer ni transmitir el contenido de la petición, los afectados tienen derecho a formular la reclamación vía judicial, lo que desde este momento, observo, generaría una cascada de demandas que dejarán documentadas, por lo menos, para la historia, la gran cantidad de mentiras que se exponen en ese pabellón de ejecución de los medios y personas dedicadas a la información.   No nos engañemos: la desinformación que se pretende desde Palacio Nacional tiene el fin de seguir dividiendo a la población, de destruir a los medios desde ese fastuoso aposento de López Obrador, pues los considera sus adversarios por no ser sumisos y agachones ante él.   No basta con mirar y escuchar que alguien, aun sea el propio presidente de México, esté violando los derechos que están protegidos con firmeza en nuestra Ley Fundamental, ni se trata de hacer programas u opinar en contra del llamado “Mentirómetro”, así como tampoco pienso que la solución sean los “mentirómetros del mentirómetro”, sino que se deben ejercer las leyes vigentes que regulan el derecho a la información y sancionan a quienes incumplen, haciendo las peticiones de réplica correspondientes y evidenciando la censura del titular del Ejecutivo Federal. Cabe recordar estas líneas del pensamiento de George Washington: “Si nos quitan la libertad de expresión, nos quedamos mudos y silenciosos y nos pueden guiar como ovejas al matadero”. No permitamos esa farsa llamada “Quién es quién en las mentiras”." ["post_title"]=> string(58) "EL “MENTIRÓMETRO”: OTRO ACTO INCONSTITUCIONAL DE AMLO" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "el-mentirometro-otro-acto-inconstitucional-de-amlo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-05 10:48:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-05 15:48:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67646" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17849 (24) { ["ID"]=> int(67589) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-02 08:49:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-02 13:49:31" ["post_content"]=> string(7952) "La construcción de narrativas se ha dado de manera natural y orgánica, pero los tiempos exigen que empecemos a elaborarlas de manera consciente y deliberada. A partir de estos relatos, entendemos nuestro pasado, los contextos que nos rodean y proyectamos el mundo que deseamos hacia el futuro.  ¿Por qué, estando rodeados de problemas de todo tipo que exigen nuestra atención inmediata, entender lo que es una narrativa y ser capaces de articularla de forma consciente y eficaz es tan importante? La respuesta es simple: porque estamos atravesando la mayor crisis económica, social, de salud, relacional, política y cultural de la historia de la humanidad y porque, no bien hayamos salido de esta, nos esperan otras iguales o peores, como el cambio climático que podría llevarnos a la inviabilidad como especie. Ante semejante escenario de apremio resulta central comprender que la forma en que interpretemos, expliquemos y pongamos en palabras lo que nos sucede será determinante para el mundo que habremos de configurar en el futuro. No se trata de buenos deseos o decretos esotéricos que mágicamente habrán de volverse realidad, creando espontáneamente un “mundo mejor”. Cuando hablamos de narrativas nos referimos a configuraciones habitualmente lingüísticas, pero que también se manifiestan por otros medios como la pintura, la escultura, tradiciones, modas o costumbres que, una vez planteadas y asumidas por los individuos de una sociedad, se traducen en leyes, en intenciones, en políticas públicas y en patrones de conducta universales, es decir, en realidad objetiva y material.  Hasta ahora, esta construcción de narrativas se ha dado de manera natural y orgánica, pero los tiempos exigen que empecemos a elaborarlas de manera consciente y deliberada, porque a partir de estos relatos entendemos nuestro pasado, los contextos que nos rodean y proyectamos el mundo que deseamos hacia el futuro. Ya que de ellos dependerá en gran medida la clase de sociedad humana que habrá de consolidarse en la era post-covid, confeccionarlos intencionadamente en la búsqueda de un mundo más justo y empático es una medida básica de supervivencia de nuestra especie.  Pero ¿qué es una narrativa? De la forma más simplificada que se me ocurre, diría que una narrativa es cada uno de los relatos, historias, explicaciones, crónicas, descripciones, actitudes y protocolos de toda índole que van desde el mito, las ficciones literarias o cinematográficas, la historia y las creencias en diversos ámbitos hasta las teorías políticas y económicas, patrones de consumo o el modo de hacer ciencia, que combinándose entre sí, articulan de forma coherente una visión del mundo.   Tomemos como ejemplo la Declaración Universal de los Derechos Humanos promulgada por las Naciones Unidas en 1948. Veamos los primeros dos artículos:  “Artículo 1: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. “Artículo 2: Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. “Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía”1. ¿Qué diferencia hay en la “realidad objetiva” entre un ser humano del siglo XVI y uno nacido después de 1948? ¿Cómo es posible que antes de esa fecha los seres humanos no fuesen merecedores de tales derechos por el simple hecho de nacer? ¿No hemos sido siempre los mismos? Aquí podemos ver claramente que no fue el mundo material el que cambió, sino nuestra manera de entendernos a nosotros mismos, al aceptar por fin lo que la ciencia lleva décadas gritando: que somos una sola especie. Y dicho conocimiento comienza a permear a nuestras narrativas a partir de que también nuestras creencias acerca de lo que un ser humano es comienzan a rehacerse.  Los seres humanos siempre hemos sido los mismos, pero se requirieron intensos procesos históricos, inenarrables injusticias y abusos para que cambiara paulatinamente la interpretación que tenemos de nosotros mismos como especie y, con ella, la comprensión de igualdad se ampliara mediante narrativas que no solo la defendían, sino propiamente la creaban.  En contraste con la Declaración de la ONU, pensemos en el Código de Hammurabi, uno de los conjuntos de leyes más antiguos que se conocen y que fue promulgado en Babilonia en el 1750 a.C. por el rey Hammurabi. En dicho texto se percibe una jerarquización de la sociedad en tres castas: hombres libres, siervos (semilibres) y esclavos. Mientras que todas las narrativas de la época de Hammurabi –legales, míticas, artísticas, económicas, políticas, etc.– tenían como fundamento la famosa ley del talión “ojo por ojo, diente por diente”, en el Occidente del Siglo XXI es impensable promulgar una legislación que contradiga la Declaración Universal de los Derechos Humanos citada renglones arriba.  El planeta es el mismo, el ser humano es el mismo, lo “único” que cambia son las narrativas que construyen visiones del mundo completamente diferentes, lo que conlleva instituciones, leyes, estructuras sociales y culturales radicalmente distintas. Pero estos cambios no suceden de manera automática, sino que son producto de un proceso de articulación emocional, racional y verbal. Sin relatos, crónicas, denuncias, novelas, artículos, libros que defendieron y cuestionaron el paradigma dominante de su tiempo, esta variedad de dignidad en el ser humano, la comprensión actual jamás se hubiese alcanzado.   La siguiente semana continuaremos explorando este apasionante y fundamental tema. Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir 1 La Declaración Universal de Derechos Humanos, ONU, 1948, La Declaración Universal de Derechos Humanos | Naciones Unidas.  Consulta 6 de marzo de 2021.  www.ohchr.org/EN/UDHR/Documents/UDHR_Translations/spn.pdf LEE: Disección de la idea de liderazgo / por Juan Carlos Aldir | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)" ["post_title"]=> string(24) "¿Qué es una Narrativa?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "que-es-una-narrativa" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-02 09:26:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-02 14:26:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67589" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(44) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "de218e294919ece8f564444574fc6d22" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¿Qué es una Narrativa?

La construcción de narrativas se ha dado de manera natural y orgánica, pero los tiempos exigen que empecemos a elaborarlas de manera...

julio 2, 2021

EL “MENTIRÓMETRO”: OTRO ACTO INCONSTITUCIONAL DE AMLO

López Obrador nuevamente ignora y violenta nuestra Constitución que en sus artículos 6º y 7º en esencia garantizan la libre manifestación de...

julio 5, 2021




Más de categoría

FRAUDE A LA LEY MÁXIMA POR TESTAFERRO ¿CORRUPCIÓN O COLABORACIÓN?

En fecha 11 de marzo de este 2021, se promulgó el Decreto por el cual el Poder Constituyente conformado...

julio 26, 2021
¿Piensas expedir una licencia de automovilista en el Estado de Morelos? ¡Aguas!

¿Piensas expedir una licencia de automovilista en el Estado de Morelos? ¡Aguas!

Resulta que mi licencia previa, que había expedido en la CDMX. La primera idea que pasó por mi mente...

julio 26, 2021

La “guillotina” de López…

El actual “gobierno” federal encabezado por AMLO no ha tenido más remedio que promoverse a través de espectáculos de...

julio 23, 2021

El Complicado Regreso a Clases

La Secretaría de Educación Pública (SEP) sigue con el plan de regresar a las aulas el lunes 30 de...

julio 23, 2021