Justicia ¿para todos?

En teoría la justicia debería de ser pronta, expedita e imparcial; sin embargo, hay veces que pareciera que la justicia en México empatiza con quienes más recursos económicos tienen. 

8 de noviembre, 2022

La semana pasada se suscitó un robo a mano armada en el semáforo de la Calle de Tamarindos, entre Bosques y Santa Fe. Para los que vivimos en la capital y para mucha gente decir “Tamarindos” es sinónimo de situación económica y social alta, de elite y de exclusividad. Ubicado en la zona de Santa Fe, es una calle en donde el metro cuadrado vale una fortuna y solo se pueden dar el lujo de vivir ahí un sector muy selecto de la población.

El robo fue contra un automovilista. Casi en tiempo real empezaron a correr por todas las redes sociales videos que tomaron otros automovilistas desde sus coches y que publicaron para denunciar los hechos y exigir la inmediata respuesta de las autoridades.

Efectivamente, el mismo día ya había sido detenido el presunto ladrón. La policía apoyada por los testigos y por las cámaras de seguridad actuó de forma impecable y dio con el culpable quien, sin duda alguna, será juzgado y castigado con todo el peso de la ley. Lo anterior nos demuestra que cuando la sociedad y las autoridades gubernamentales se juntan, el resultado es siempre mayor eficiencia en la persecución y prevención del delito. Así la próxima vez los amantes de lo ajeno se la pensarán mejor antes de intentar asaltar a un importante miembro de la sociedad qué transita por la vida en un Mercedes Benz rojo por una de las calles más exclusivas de la ciudad.

El testimonio del presunto agredido circuló también por las redes sociales, sobre todo en los grupos y chats de WhatsApp. El afectado describe al ladrón como un muchachito de entre 15 y 16 años, muerto de miedo y totalmente preso de los nervios, que temblaba y tartamudeaba y fue por eso que el agredido incluso le aconsejó que se fuera corriendo nada más con su reloj.

De ninguna manera estoy a favor del robo ni de ningún tipo de acto vandálico, pero en la noche, ya en el silencio de mi recámara y con la cabeza sobre la almohada, no podía dejar de pensar que “a nadie le importa N”. Y es que “como quiera que se llame N”, no es ni siquiera un miembro de la sociedad, no pertenece a ninguna comunidad, tal vez ni siquiera tenga un registro o algún papel que lo identifique; “maldito ratero N” no tiene padres y seguramente paso sus 15 o 16 años viviendo debajo de algún Puente, o dentro de alguna coladera en el subsuelo de este México que se ufana de buscar justicia pronta y expedita para todos.

“Hijo de su madre N” come desperdicios encontrados en la basura, jamás ha tenido nada propio ni nuevo, seguramente ha sido violentado y abusado tantas veces que para él ya es parte de la vida; “Desgraciado malnacido N” no merece una oportunidad y debe ser aislado porque representa un peligro para la sociedad, como si “Pobre diablo N” alguna vez hubiese tenido la más mínima oportunidad de una vida distinta.

Este ladrón es seguramente hermano o primo o hijo o amigo o compañero de coladera de muchos otros “hijos de nadie” que a diario salen a asaltar gente de bien que se gana la vida con el sudor de su frente, a robar en las esquinas a automovilistas, pero también en los transportes públicos, a muchos otros “sin nombre” que se trasladan todos los días a sus trabajos en Microbuses, peseros, en el metro o en el cable bus o cualquier medio de transporte público. El 61% de los robos con violencia son a estas personas. Tan solo de enero a abril de 2022 se registraron 218 casos de víctimas en carpetas de investigación de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

No he sabido nunca de una respuesta tan ágil y solidaria de la sociedad para estas personas que todos los días son despojadas de sus poquísimos artículos, de su celular y el poco dinero que lleven consigo y que seguramente al llegar a su trabajo después del trago amargo y el terrible susto sean reprimidos y castigados por sus patrones. Pocas veces he sabido de algún patrón o patrona que acompañe a su trabajador a denunciar el robo y que lo apoye mientras se le da seguimiento, por el contrario, de lo que sí me he enterado muchas veces es de la acusación como presunto culpable de alguno de sus trabajadores cuando algo les falta o sospechan que les han robado, independientemente de que pueda ser cierto o no. El primer acusado es siempre el trabajador, el migrante que pide ayuda en la esquina, la madre soltera que acude a hacer el aseo por unos cuantos pesos y hay una sola razón para ello: son pobres.

Seguramente muchos no estarán de acuerdo con mi punto de vista. Me tomarán por populista y resentida. No apruebo en ninguna modalidad el crimen. Lo único que de verdad quisiera con profunda inocencia, como un niño pide en sus oraciones de la noche la Paz mundial, es que la justicia, la indignación, el derecho al resarcimiento de daños, la confianza y la presunta inocencia sea la misma para todos.

Comentarios


object(WP_Query)#18011 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85434) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85434) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18015 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18013 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18014 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (85434) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(86127) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-28 11:27:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-28 16:27:09" ["post_content"]=> string(5459) "Los vientos de cambio ya se sienten, como cantaba en los años sesenta Eric Burdon. Solo que no nos referimos en esta ocasión a la música, no señor. Me refiero al cambio de verano, una de las tantas joyas de la corona (expresión la mar de apta, dado que vive en un palacio) de nuestro Tlatoani Deluxe. Como usted ya sabrá, este pasado octubre fue la última vez en la que cambiamos el horario, para regresar, forever and ever, al “Horario de Dios” (algún miembro de Morena dixit).  Ahora bien, debo decir, sin ser un experto en eso de los horarios y la salud (y mucho menos un renacentista de la talla de López Obrador - para llegar a ese nivel, me hacen falta tres reencarnaciones, cuarenta días y cuarenta noches en el desierto y adquirir la habilidad de vivir con doscientos pesos en la cartera), que el efecto de este nimio cambio ya se siente en el aire. Como si de verdadera magia se tratase. Al César lo que es del César: me parece que esta fue la mejor que López ha tenido en toda su vida.  Sí, incluso mejor que esa de ser “el presidente legítimo”. Me explico. Al volver al “Horario de Dios”, podemos esperar una serie de cambios, que sólo alguien con la sagacidad, buen gusto e inteligencia de nuestro líder pudo ver de antemano. Así que, ¡alístese para los cambios que se vienen! Algunos de estos cambios incluyen (pero no se limitan a):  Reducción del crimen y la violencia a un 0%. Al ya no haber distinción de horario de verano o invierno, espere usted una reducción del crimen a un cero tan redondo como las pelotas de béisbol que tanto gustan al señor presidente. ¿La razón? ¡Pues que los criminales ya no sufrirán de esos perniciosos trastornos de sueño! Al dormir mejor y respetar sus ciclos circadianos, los malosos ya no nos molestarán. Cero asesinatos, cero robos en el transporte público. Es más, muchos comenzarán a trabajar honradamente y ser gente de bien, pero no mucho, porque tampoco queremos que se vuelvan unos sucios aspiracionistas y después olviden quién los sacó de la pobreza, ¿eh? Reducción de la inflación. Aunque queramos huir de ella como si fuese la mismísima plaga, la inflación nos ha dado poco descanso este 2022. ¡Pero no tema más! Al ya no cambiar el horario, la inflación pondrá los pies en polvorosa. ¿Por qué? Pues porque resulta que la inflación es muy temerosa de Dios (eso dicen) así que al respetar el horario del supremo (me refiero a Dios, no a López), este castigo divino nos será revocado.  Aumento en los salarios de manera inmediata. Esto es obvio, pero no está de mal recordarlo: el cambio de horario fue “una idea neoliberal” (de nuevo, miembro de Morena dixit; aquí cabe resaltar la facilidad que tienen los camaradas del “movimiento” para saltar del concepto de  “Dios” al de  “neoliberalismo” con un facilidad pasmosa). Es decir: todo era un plan con maña, como se dice popularmente, para mantener los sueldos y salarios bajos, porque, ¿quién odia más los aumentos de sueldo y las prestaciones que los malvados neoliberales? Al desterrar el “horario neoliberal” (whatever that means), espere usted un jugoso aumento en su sueldo.  El desabasto de medicamentos será cosa del pasado. Eso sí, no se me emocione usted mucho, porque de todas formas tendrá que llegar temprano a su clínica más cercana para poder alcanzar ficha. Al menos ya estará clareando el día y no estará usted en las tinieblas.  Mejoras en la infraestructura y en el transporte. Bueno, esto es verdad, pero va con truco (o como diría Vilchis: “no es verdad, pero no es mentira”). Al amanecer más temprano, podrá usted ver mejor los baches que abundan tanto como los familiares de López Obrador en Houston. Así podrá darle con todo a ese pedal sin miedo de arruinar su automóvil. De la misma forma, el metro seguirá llegando tarde y teniendo un friego de problemas, pero al menos, con la luz del sol podrá usted ver más claro cuánto tiempo lleva de retraso. Algo es algo, ¿no? ¿Cómo ve? De haber sabido que todos los problemas del país podían resolverse con un acto tan sencillo, hubiésemos votado por nuestro ser supremo (ahora me refiero a López, no a Dios) desde el inicio. Así que, bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá a nuestras vidas.  Y usted, ¿cuál de los cambios traídos por el “horario del bienestar” espera con más ansías?" ["post_title"]=> string(59) "¡Preparémonos para los efectos del horario del bienestar!" ["post_excerpt"]=> string(143) "Bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá a nuestras vidas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(55) "preparemonos-para-los-efectos-del-horario-del-bienestar" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-28 11:27:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-28 16:27:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86127" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17986 (24) { ["ID"]=> int(86042) ["post_author"]=> string(2) "43" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-24 13:49:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-24 18:49:00" ["post_content"]=> string(3508) "López Obrador no calculó la complejidad de una obra de 1550 kilómetros, con innumerables imponderables, más el riesgo ecológico que amenaza llevar a tribunales a los principales implicados una vez que termine el sexenio, por los ataques del presidente a grupos ecológicos, científicos y empresariales. La obra ha triplicado su presupuesto estimado de 120 mil millones de pesos a 20 mil millones de dólares (400 mil millones de pesos). Así lo reconoció el presidente el 26 de julio en la conferencia de Palacio. Por lo pronto, Grupo México, de Germán Larrea, reviró al presidente que se rescindió el contrato multimillonario del Tramo 5 del Tren Maya, porque enfrentaba la "imposibilidad técnica" de concluir la obra en apenas 11 meses y de entregarla en julio de 2023. Los grandes consorcios no dan ninguna posibilidad de que termine en este sexenio, o que se termine mal e implique un gasto mucho mayor, posterior, por las prisas de dar el banderazo. La terminación del Aeropuerto Felipe Ángeles animó al presidente a imponer nuevos plazos; sin embargo, la comparación de los proyectos en el nivel de complejidad es enorme. El Grupo México aseveró que no incurrió en ningún incumplimiento durante la vigencia del contrato, pero prefirió retirarse del megaproyecto cuando el gobierno le impuso "nuevas fechas de entrega". "La seriedad y profesionalismo del consorcio lo llevaron a declinar ante la complejidad y la premura impuesta a la terminación del proyecto", planteó la empresa en un comunicado emitido horas después de la conferencia matutina de hoy. Desde un principio se han elevado voces que ponen en duda la voluntad del presidente de terminar el Tren Maya en diciembre de 2023, y a medida que el megaproyecto ha tropezado con obstáculos legales y técnicos, además de varios cambios de ruta, entre otros, este plazo se ha vuelto todavía más inverosímil. De todos los tramos, el 5 ha sido el más caótico: el gobierno rechazó la oferta del gigante estadounidense BlackRock para desarrollar la obra y tuvo que delimitar el tramo en dos partes: la Sur fue adjudicada a Grupo México y la española Acción, y la Norte, que no tuvo ofertante que cumpliera sus deseos, por lo que entregó la obra a la Secretaría de la Defensa Nacional. Después de varios cambios en su trazo, el gobierno finalmente rescindió el contrato con Grupo México y cedió la obra completa del Tramo 5 a la Sedena, por un costo mucho mayor al contemplado -más de 61 mil millones de pesos para Norte y Sur- y con un retraso de varios meses respecto a los plazos planteados en un inicio. La Sedena, a su vez, subcontrató a las empresas Mota-Engil, ICA y Azvindi para encargarse del Tramo 5 Sur. En Palacio Nacional López Obrador arremetió contra la empresa de Larrea, a la que acusó de presentar una demanda contra su gobierno por la rescisión del contrato, a pesar de la promesa de su dueño de que se sentaría a negociar. El mandatario también aseveró que el consorcio había incumplido con sus obligaciones contractuales." ["post_title"]=> string(76) "Se le va el Tren a AMLO. ¿Quedará inconclusa la obra insignia del sureste?" ["post_excerpt"]=> string(102) "La construcción del Tren Maya ha resultado ser más caótica de lo que esperaba AMLO y su gobierno. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(71) "se-le-va-el-tren-a-amlo-quedara-inconclusa-la-obra-insignia-del-sureste" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-24 13:49:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-24 18:49:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86042" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(86127) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-28 11:27:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-28 16:27:09" ["post_content"]=> string(5459) "Los vientos de cambio ya se sienten, como cantaba en los años sesenta Eric Burdon. Solo que no nos referimos en esta ocasión a la música, no señor. Me refiero al cambio de verano, una de las tantas joyas de la corona (expresión la mar de apta, dado que vive en un palacio) de nuestro Tlatoani Deluxe. Como usted ya sabrá, este pasado octubre fue la última vez en la que cambiamos el horario, para regresar, forever and ever, al “Horario de Dios” (algún miembro de Morena dixit).  Ahora bien, debo decir, sin ser un experto en eso de los horarios y la salud (y mucho menos un renacentista de la talla de López Obrador - para llegar a ese nivel, me hacen falta tres reencarnaciones, cuarenta días y cuarenta noches en el desierto y adquirir la habilidad de vivir con doscientos pesos en la cartera), que el efecto de este nimio cambio ya se siente en el aire. Como si de verdadera magia se tratase. Al César lo que es del César: me parece que esta fue la mejor que López ha tenido en toda su vida.  Sí, incluso mejor que esa de ser “el presidente legítimo”. Me explico. Al volver al “Horario de Dios”, podemos esperar una serie de cambios, que sólo alguien con la sagacidad, buen gusto e inteligencia de nuestro líder pudo ver de antemano. Así que, ¡alístese para los cambios que se vienen! Algunos de estos cambios incluyen (pero no se limitan a):  Reducción del crimen y la violencia a un 0%. Al ya no haber distinción de horario de verano o invierno, espere usted una reducción del crimen a un cero tan redondo como las pelotas de béisbol que tanto gustan al señor presidente. ¿La razón? ¡Pues que los criminales ya no sufrirán de esos perniciosos trastornos de sueño! Al dormir mejor y respetar sus ciclos circadianos, los malosos ya no nos molestarán. Cero asesinatos, cero robos en el transporte público. Es más, muchos comenzarán a trabajar honradamente y ser gente de bien, pero no mucho, porque tampoco queremos que se vuelvan unos sucios aspiracionistas y después olviden quién los sacó de la pobreza, ¿eh? Reducción de la inflación. Aunque queramos huir de ella como si fuese la mismísima plaga, la inflación nos ha dado poco descanso este 2022. ¡Pero no tema más! Al ya no cambiar el horario, la inflación pondrá los pies en polvorosa. ¿Por qué? Pues porque resulta que la inflación es muy temerosa de Dios (eso dicen) así que al respetar el horario del supremo (me refiero a Dios, no a López), este castigo divino nos será revocado.  Aumento en los salarios de manera inmediata. Esto es obvio, pero no está de mal recordarlo: el cambio de horario fue “una idea neoliberal” (de nuevo, miembro de Morena dixit; aquí cabe resaltar la facilidad que tienen los camaradas del “movimiento” para saltar del concepto de  “Dios” al de  “neoliberalismo” con un facilidad pasmosa). Es decir: todo era un plan con maña, como se dice popularmente, para mantener los sueldos y salarios bajos, porque, ¿quién odia más los aumentos de sueldo y las prestaciones que los malvados neoliberales? Al desterrar el “horario neoliberal” (whatever that means), espere usted un jugoso aumento en su sueldo.  El desabasto de medicamentos será cosa del pasado. Eso sí, no se me emocione usted mucho, porque de todas formas tendrá que llegar temprano a su clínica más cercana para poder alcanzar ficha. Al menos ya estará clareando el día y no estará usted en las tinieblas.  Mejoras en la infraestructura y en el transporte. Bueno, esto es verdad, pero va con truco (o como diría Vilchis: “no es verdad, pero no es mentira”). Al amanecer más temprano, podrá usted ver mejor los baches que abundan tanto como los familiares de López Obrador en Houston. Así podrá darle con todo a ese pedal sin miedo de arruinar su automóvil. De la misma forma, el metro seguirá llegando tarde y teniendo un friego de problemas, pero al menos, con la luz del sol podrá usted ver más claro cuánto tiempo lleva de retraso. Algo es algo, ¿no? ¿Cómo ve? De haber sabido que todos los problemas del país podían resolverse con un acto tan sencillo, hubiésemos votado por nuestro ser supremo (ahora me refiero a López, no a Dios) desde el inicio. Así que, bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá a nuestras vidas.  Y usted, ¿cuál de los cambios traídos por el “horario del bienestar” espera con más ansías?" ["post_title"]=> string(59) "¡Preparémonos para los efectos del horario del bienestar!" ["post_excerpt"]=> string(143) "Bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá a nuestras vidas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(55) "preparemonos-para-los-efectos-del-horario-del-bienestar" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-28 11:27:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-28 16:27:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86127" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(51) ["max_num_pages"]=> float(26) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "33a2bec1792d18f872bf3f67a51879f8" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
horario del bienestar

¡Preparémonos para los efectos del horario del bienestar!

Bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá a nuestras vidas.

noviembre 28, 2022

Se le va el Tren a AMLO. ¿Quedará inconclusa la obra insignia del sureste?

La construcción del Tren Maya ha resultado ser más caótica de lo que esperaba AMLO y su gobierno.

noviembre 24, 2022




Más de categoría
La Verdad revelada: paradigma Tradicional

La Verdad revelada: paradigma Tradicional

El pensamiento tradicional concibe la realidad de manera disciplinada, normativa y doctrinal. Basta con cumplir la ley terrestre y...

diciembre 2, 2022

Los riesgos de la egocracia

Los populismos se caracterizan en gran parte por debilitar las democracias y las instituciones que las sustentan. 

diciembre 2, 2022

La “celebración” de López: el narcisismo presidencial. Parte 1

Me hubiese gustado ser el primero en expresar la siguiente afirmación, pero muchos me la ganaron casi de inmediato:...

diciembre 1, 2022

¡Todos al Ángel!

Hasta el momento pareciera que la oposición no entiende que no entiende el sentido del voto de castigo que...

diciembre 1, 2022