Justicia ¿para todos?

En teoría la justicia debería de ser pronta, expedita e imparcial; sin embargo, hay veces que pareciera que la justicia en México empatiza con quienes más recursos económicos tienen. 

8 de noviembre, 2022

La semana pasada se suscitó un robo a mano armada en el semáforo de la Calle de Tamarindos, entre Bosques y Santa Fe. Para los que vivimos en la capital y para mucha gente decir “Tamarindos” es sinónimo de situación económica y social alta, de elite y de exclusividad. Ubicado en la zona de Santa Fe, es una calle en donde el metro cuadrado vale una fortuna y solo se pueden dar el lujo de vivir ahí un sector muy selecto de la población.

El robo fue contra un automovilista. Casi en tiempo real empezaron a correr por todas las redes sociales videos que tomaron otros automovilistas desde sus coches y que publicaron para denunciar los hechos y exigir la inmediata respuesta de las autoridades.

Efectivamente, el mismo día ya había sido detenido el presunto ladrón. La policía apoyada por los testigos y por las cámaras de seguridad actuó de forma impecable y dio con el culpable quien, sin duda alguna, será juzgado y castigado con todo el peso de la ley. Lo anterior nos demuestra que cuando la sociedad y las autoridades gubernamentales se juntan, el resultado es siempre mayor eficiencia en la persecución y prevención del delito. Así la próxima vez los amantes de lo ajeno se la pensarán mejor antes de intentar asaltar a un importante miembro de la sociedad qué transita por la vida en un Mercedes Benz rojo por una de las calles más exclusivas de la ciudad.

El testimonio del presunto agredido circuló también por las redes sociales, sobre todo en los grupos y chats de WhatsApp. El afectado describe al ladrón como un muchachito de entre 15 y 16 años, muerto de miedo y totalmente preso de los nervios, que temblaba y tartamudeaba y fue por eso que el agredido incluso le aconsejó que se fuera corriendo nada más con su reloj.

De ninguna manera estoy a favor del robo ni de ningún tipo de acto vandálico, pero en la noche, ya en el silencio de mi recámara y con la cabeza sobre la almohada, no podía dejar de pensar que “a nadie le importa N”. Y es que “como quiera que se llame N”, no es ni siquiera un miembro de la sociedad, no pertenece a ninguna comunidad, tal vez ni siquiera tenga un registro o algún papel que lo identifique; “maldito ratero N” no tiene padres y seguramente paso sus 15 o 16 años viviendo debajo de algún Puente, o dentro de alguna coladera en el subsuelo de este México que se ufana de buscar justicia pronta y expedita para todos.

“Hijo de su madre N” come desperdicios encontrados en la basura, jamás ha tenido nada propio ni nuevo, seguramente ha sido violentado y abusado tantas veces que para él ya es parte de la vida; “Desgraciado malnacido N” no merece una oportunidad y debe ser aislado porque representa un peligro para la sociedad, como si “Pobre diablo N” alguna vez hubiese tenido la más mínima oportunidad de una vida distinta.

Este ladrón es seguramente hermano o primo o hijo o amigo o compañero de coladera de muchos otros “hijos de nadie” que a diario salen a asaltar gente de bien que se gana la vida con el sudor de su frente, a robar en las esquinas a automovilistas, pero también en los transportes públicos, a muchos otros “sin nombre” que se trasladan todos los días a sus trabajos en Microbuses, peseros, en el metro o en el cable bus o cualquier medio de transporte público. El 61% de los robos con violencia son a estas personas. Tan solo de enero a abril de 2022 se registraron 218 casos de víctimas en carpetas de investigación de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

No he sabido nunca de una respuesta tan ágil y solidaria de la sociedad para estas personas que todos los días son despojadas de sus poquísimos artículos, de su celular y el poco dinero que lleven consigo y que seguramente al llegar a su trabajo después del trago amargo y el terrible susto sean reprimidos y castigados por sus patrones. Pocas veces he sabido de algún patrón o patrona que acompañe a su trabajador a denunciar el robo y que lo apoye mientras se le da seguimiento, por el contrario, de lo que sí me he enterado muchas veces es de la acusación como presunto culpable de alguno de sus trabajadores cuando algo les falta o sospechan que les han robado, independientemente de que pueda ser cierto o no. El primer acusado es siempre el trabajador, el migrante que pide ayuda en la esquina, la madre soltera que acude a hacer el aseo por unos cuantos pesos y hay una sola razón para ello: son pobres.

Seguramente muchos no estarán de acuerdo con mi punto de vista. Me tomarán por populista y resentida. No apruebo en ninguna modalidad el crimen. Lo único que de verdad quisiera con profunda inocencia, como un niño pide en sus oraciones de la noche la Paz mundial, es que la justicia, la indignación, el derecho al resarcimiento de daños, la confianza y la presunta inocencia sea la misma para todos.

Comentarios


object(WP_Query)#18009 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85434) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-11-2022" ["before"]=> string(10) "01-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85434) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-11-2022" ["before"]=> string(10) "01-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18013 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18011 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18012 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-11-2022" ["before"]=> string(10) "01-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (85434) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18010 (24) { ["ID"]=> int(85871) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-21 12:56:41" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-21 17:56:41" ["post_content"]=> string(4034) "Si bien la belleza es algo que para muchos es subjetivo, es un valor que contagia porque provoca sentimientos que van desde la paz, el gozo, la alegría, hasta la depresión más profunda generada por su ausencia.  La ausencia de ésta genera la percepción de desorden, suciedad, caos, sobreviene la pérdida de la autoestima, la inseguridad, el riesgo. La belleza, en cambio, es  orden, limpieza, equilibrio y armonía. En este artículo se valorará el impacto de estos conceptos a nivel urbano La belleza de las ciudades se observa de muchas maneras. No es solo un tema de arquitectura, también lo es de cultura, de expresiones populares como el deleite de estar en el Centro del Puerto de Veracruz en un sábado en la noche bailando el tradicional danzón, o un paseo por la Av. Madero del centro histórico de Morelia donde el bullicio, la música, las luces, la arquitectura se conjugan para hacernos sentir, seguros, integrados al entorno, orgullosos y con la autoestima muy alta. Hace unos años, en los barrios populares en las zonas altas en la Ciudad de Pachuca las autoridades con las comunidades que ahí habitan hicieron un ejercicio de pintar sus fachadas en un programa que se denominó “aquí nos pintamos solos” el resultado fue sorprendente, no solo se embelleció el paisaje, con él, los vecinos orgullosos pusieron focos en sus fachadas y los niños volvieron a las calles y la incidencia delictiva se redujo. La belleza como un derecho Todos los habitantes de las ciudades, viéndola a ésta como un bien colectivo tienen el derecho a disfrutarla. Hablamos mucho del derecho a la ciudad, pero éste está cancelado para quienes viven en laderas, barrancas, lechos de arroyos, áreas de riesgo, porque ahí la autoridad no solo es y ha sido omisa, simplemente no existe o no se manifiesta. Rescatarlas del desorden, del caos de la suciedad es el gran reto. Si queremos que ahí exista seguridad, dotarlas de servicios, de sumar arquitectos, sociólogos y artistas que las hagan habitables es el primer paso. Parecería una misión imposible rescatar a esas zonas urbanas de la marginación y la violencia; sin embargo, cuando surgen iniciativas que estimulan experiencias estéticas entre los habitantes el proceso de cambio se nota. En Río de Janeiro (Brasil) un pequeño grupo de profesionales, arquitectos, sociólogos y artistas plásticos incluido un fotógrafo renombrado, en una favela de nombre “La mare”, impulsaron con éxito un concurso de fotografía de la favela para que los habitantes se vieran a sí mismos y a través de esta experiencia reflexionaran sobre el simbolismo y la naturaleza atemporal de las imágenes. La fotografía como expresión estética, compartida con la comunidad, despierta la imaginación y en muchos casos un anhelo de transformación. Con esas semillas del arte fotográfico surge un anhelo transformador que se convierte en un programa que con financiamiento del BID impulsado por el gobierno de Brasil de urbanización y de ordenamiento urbano en muchas favelas de Río de Janeiro, provocó cambios notables en el paisaje, en la conducta y en la seguridad de los sitios intervenidos. Saneamiento, movilidad, mejoramiento de vivienda, iluminación y alumbrado, acciones siempre desarrolladas de la mano de la comunidad, adecuación de sitios para la música, el baile, funciones de cine en plazas públicas, concursos para pintar en muros o bardas impulsando el arte urbano, hacen la diferencia. De la mano del mejoramiento y el embellecimiento crece la autoestima y con ella la seguridad, el sentido de pertenencia, el bullicio y la reducción significativa del delito." ["post_title"]=> string(41) "La belleza: un valor urbano indispensable" ["post_excerpt"]=> string(197) "La seguridad en las ciudades no solo depende del número de policías, patrullas o rondines, tiene mucho que ver con la belleza donde los ciudadanos con su presencia dan seguridad a los espacios. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "la-belleza-un-valor-urbano-indispensable" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-21 12:56:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-21 17:56:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85871" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17983 (24) { ["ID"]=> int(85647) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-14 10:29:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 15:29:40" ["post_content"]=> string(5160) "Todo oficialismo –sea el PRI, el PAN o Morena– maneja siempre los números a su favor. En eso son todos iguales, aunque digan que no son iguales. Le voy a explicar cuántas personas por lo menos asistieron a la marcha del domingo 13 de noviembre. Y lo voy a hacer con peras y manzanas, para que quede muy claro. No un cálculo “a ojo de buen cubero”, sino un cálculo neutro, sin filias ni fobias. El punto de inicio de la marcha fue el Ángel de la Independencia. De ahí los participantes marcharon hacia el Monumento a la Revolución, tomando Reforma y accediendo por las calles de Ignacio Ramírez y Vallarta, en la colonia Tabacalera. Algunos se fueron hasta el cruce con Bucareli y entraron a la Plaza de la República por la Avenida de la República. Pero consideremos solo el trayecto más corto, que es entrando por la calle de Ignacio Ramírez. Entre el Ángel e Ignacio Ramírez hay 1.8 kilómetros, es decir, 1800 metros. Los carriles centrales de Reforma miden unos 10 metros por sentido, o sea 20 metros. No estoy considerando los carriles laterales, ni las muy amplias aceras, ni las todavía más amplias glorietas, que son varias, empezando por la del Ángel, la Palma, el monumento a Cuauhtémoc y la otrora glorieta de Colón, a pesar de que todos estos espacios estuvieron también muy concurridos. Estoy considerando lo mínimo indispensable: 1.8 kilómetros de longitud por 20 metros de ancho. Si usted multiplica 1800 metros lineales por 20 metros de ancho, obtiene 36 000 metros cuadrados. Insisto, sin considerar carriles laterales ni aceras, que también estuvieron repletas. Una manifestación muy nutrida puede llegar a tener 6 o 7 personas por metro cuadrado. Vamos a considerar como hipótesis que la marcha del domingo no fue la más nutrida del mundo, así que calculemos a la baja y pensemos en 3 personas por metro cuadrado (muchos están haciendo el cálculo con 4.5, 6 y hasta más personas, pero hagámoslo con números a la baja, porque intento saber el mínimo de personas que pudieron haber participado). Multipliquemos, pues, 3 personas por metro cuadrado por 36 000 metros cuadrados. El número que obtenemos es 108,000. Ese sería, a mi juicio, el mínimo de personas que asistió el domingo 13 a la marcha, y de ninguna manera los 12 000 que dice el gobierno de la Ciudad a través de Martí Batres. Pero yo creo que fueron más, y le voy a explicar por qué.  La gente se reunió desde la Diana Cazadora, e incluso un poco más al oeste, casi desde la famosa suavicrema, que es el monumento a la corrupción durante el sexenio de Calderón. Me refiero a la Estela de Luz. Pero consideremos a la baja y contemos desde la Diana Cazadora. De ese punto al Monumento a la Revolución hay 2300 metros utilizando la ruta más corta, que es a través de Reforma y la calle de Ignacio Ramírez. Multiplíquelos por los 20 metros de ancho de los carriles centrales y se obtienen 46 000 metros cuadrados. Considere 3 personas por metro cuadrado y el resultado es al menos 138 000 asistentes. Así que el mínimo posible que asistió el domingo 13 a la marcha en favor del INE no fueron los 12 000 que dice el régimen oficial a través de Martí Batres, sino por lo menos 138 000 personas. Sin embargo el trayecto entre la Diana y el Monumento estuvo fluyendo por más de dos horas, así que por lo menos se llenó dos veces. Eso nos da 276 000 personas. El gobierno de la CDMX, a través de Marti Batres, miente abiertamente, y ellos lo saben porque son expertos en hacer marchas. Tampoco creo que hayan sido los casi 700 000 que dicen los organizadores, pero por lo menos hubo ahí entre 200 mil y 300 mil personas. Considere que mi cálculo siempre fue con números discretos, no alegres, siempre a la baja, manteniendo siempre mínimos. No consideré carriles laterales ni las muy amplias aceras, que, repito, estaban llenísimas. Yo me di a la tarea de no solo caminar al ritmo de los manifestantes, sino adelantarme, regresarme y tratar de cubrir los mayores espacios posibles. Según mi contador de pasos de Google, recorrí más de 10 kilómetros. Para poder avanzar con rapidez caminé por calles adyacentes, como Hamburgo, al lado sur de Reforma, o Río Lerma, en el lado norte, y así podía adelantarme o ir hacia atrás con rapidez y penetrar la marcha, ya sea hacia atrás o hacia adelante. Fue extenuante, por supuesto, pero me sentí con la obligación de hacerlo para saber las cosas de primera mano y ejercer mi libertad, para no caer en los fanatismos en los que caen tanto los simpatizantes del presidente como sus opositores. Por lo pronto le puedo decir que no se deje engañar por los que tienen como credo “No mentir, no robar, no traicionar”, porque el domingo 13 de noviembre, y acerca del número de participantes en la marcha, mintieron descaradamente." ["post_title"]=> string(101) "¿Por qué miente el gobierno de la CDMX sobre el número de asistentes a la marcha en favor del INE?" ["post_excerpt"]=> string(201) "Según las estimaciones del gobierno de la CDMX, 12 mil personas asistieron a la marcha del domingo; sin embargo, hay razones para pensar que la cifra de asistentes podría ser mucho mayor. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(96) "por-que-miente-el-gobierno-de-la-cdmx-sobre-el-numero-de-asistentes-a-la-marcha-en-favor-del-ine" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-14 10:37:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 15:37:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85647" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18010 (24) { ["ID"]=> int(85871) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-21 12:56:41" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-21 17:56:41" ["post_content"]=> string(4034) "Si bien la belleza es algo que para muchos es subjetivo, es un valor que contagia porque provoca sentimientos que van desde la paz, el gozo, la alegría, hasta la depresión más profunda generada por su ausencia.  La ausencia de ésta genera la percepción de desorden, suciedad, caos, sobreviene la pérdida de la autoestima, la inseguridad, el riesgo. La belleza, en cambio, es  orden, limpieza, equilibrio y armonía. En este artículo se valorará el impacto de estos conceptos a nivel urbano La belleza de las ciudades se observa de muchas maneras. No es solo un tema de arquitectura, también lo es de cultura, de expresiones populares como el deleite de estar en el Centro del Puerto de Veracruz en un sábado en la noche bailando el tradicional danzón, o un paseo por la Av. Madero del centro histórico de Morelia donde el bullicio, la música, las luces, la arquitectura se conjugan para hacernos sentir, seguros, integrados al entorno, orgullosos y con la autoestima muy alta. Hace unos años, en los barrios populares en las zonas altas en la Ciudad de Pachuca las autoridades con las comunidades que ahí habitan hicieron un ejercicio de pintar sus fachadas en un programa que se denominó “aquí nos pintamos solos” el resultado fue sorprendente, no solo se embelleció el paisaje, con él, los vecinos orgullosos pusieron focos en sus fachadas y los niños volvieron a las calles y la incidencia delictiva se redujo. La belleza como un derecho Todos los habitantes de las ciudades, viéndola a ésta como un bien colectivo tienen el derecho a disfrutarla. Hablamos mucho del derecho a la ciudad, pero éste está cancelado para quienes viven en laderas, barrancas, lechos de arroyos, áreas de riesgo, porque ahí la autoridad no solo es y ha sido omisa, simplemente no existe o no se manifiesta. Rescatarlas del desorden, del caos de la suciedad es el gran reto. Si queremos que ahí exista seguridad, dotarlas de servicios, de sumar arquitectos, sociólogos y artistas que las hagan habitables es el primer paso. Parecería una misión imposible rescatar a esas zonas urbanas de la marginación y la violencia; sin embargo, cuando surgen iniciativas que estimulan experiencias estéticas entre los habitantes el proceso de cambio se nota. En Río de Janeiro (Brasil) un pequeño grupo de profesionales, arquitectos, sociólogos y artistas plásticos incluido un fotógrafo renombrado, en una favela de nombre “La mare”, impulsaron con éxito un concurso de fotografía de la favela para que los habitantes se vieran a sí mismos y a través de esta experiencia reflexionaran sobre el simbolismo y la naturaleza atemporal de las imágenes. La fotografía como expresión estética, compartida con la comunidad, despierta la imaginación y en muchos casos un anhelo de transformación. Con esas semillas del arte fotográfico surge un anhelo transformador que se convierte en un programa que con financiamiento del BID impulsado por el gobierno de Brasil de urbanización y de ordenamiento urbano en muchas favelas de Río de Janeiro, provocó cambios notables en el paisaje, en la conducta y en la seguridad de los sitios intervenidos. Saneamiento, movilidad, mejoramiento de vivienda, iluminación y alumbrado, acciones siempre desarrolladas de la mano de la comunidad, adecuación de sitios para la música, el baile, funciones de cine en plazas públicas, concursos para pintar en muros o bardas impulsando el arte urbano, hacen la diferencia. De la mano del mejoramiento y el embellecimiento crece la autoestima y con ella la seguridad, el sentido de pertenencia, el bullicio y la reducción significativa del delito." ["post_title"]=> string(41) "La belleza: un valor urbano indispensable" ["post_excerpt"]=> string(197) "La seguridad en las ciudades no solo depende del número de policías, patrullas o rondines, tiene mucho que ver con la belleza donde los ciudadanos con su presencia dan seguridad a los espacios. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "la-belleza-un-valor-urbano-indispensable" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-21 12:56:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-21 17:56:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85871" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(48) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f83099d5e5bc73637159d2a846daac27" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
La belleza: un valor urbano indispensable

La belleza: un valor urbano indispensable

La seguridad en las ciudades no solo depende del número de policías, patrullas o rondines, tiene mucho que ver con la belleza...

noviembre 21, 2022

¿Por qué miente el gobierno de la CDMX sobre el número de asistentes a la marcha en favor del INE?

Según las estimaciones del gobierno de la CDMX, 12 mil personas asistieron a la marcha del domingo; sin embargo, hay razones para...

noviembre 14, 2022




Más de categoría

La “celebración” de López: el narcisismo presidencial. Parte 1

Me hubiese gustado ser el primero en expresar la siguiente afirmación, pero muchos me la ganaron casi de inmediato:...

diciembre 1, 2022

¡Todos al Ángel!

Hasta el momento pareciera que la oposición no entiende que no entiende el sentido del voto de castigo que...

diciembre 1, 2022

De Frente Y Claro | López: 4 años de mentiras y fracasos

Hoy, 1 de diciembre del 2022, López cumple cuatro años de que inició su nefasta administración el 1 de...

diciembre 1, 2022
Universidades públicas

Universidades públicas: el financiamiento

Al interior de las universidades e institutos de nivel superior, las políticas de asignación de recursos para las diferentes...

diciembre 1, 2022