Era Covid: las semillas de un nuevo liderazgo

Los líderes actuales son producto de un sistema que la pandemia está en proceso de demoler. Corresponde a los ciudadanos, a partir de su compromiso y responsabilidad, sentar las bases para el surgimiento de un nuevo tipo...

26 de febrero, 2021

Los líderes actuales son producto de un sistema que la pandemia está en proceso de demoler. Corresponde a los ciudadanos, a partir de su compromiso y responsabilidad, sentar las bases para el surgimiento de un nuevo tipo de liderazgo más acorde con los desafíos del siglo XXI.  

La semana anterior hablábamos de las profundas carencias que han mostrado a lo largo de la gestión de la pandemia los diversos liderazgos políticos en el mundo. Sin embargo, sin que deje de suscribir una sola palabra de lo expresado, la reflexión de hoy va encaminada a plantear la idea de que simplemente culparlos a ellos, deslindándonos por completo de toda responsabilidad, ni resuelve el problema ni nos enseña nada.  

Aun cuando es más cómodo buscar culpables, cada uno de nosotros, en tanto miembros activos de la sociedad, somos actores en el complejo sistema común que entendemos como civilización humana. Cuando nos observamos como individuos aislados ante los grandes poderes económicos y políticos, nos queda la impresión de que somos pequeñas piezas de madera flotando en un océano convulso y que seremos conducidos por las corrientes sin la capacidad de oponer resistencia o decidir por nosotros; sin embargo esto no es totalmente cierto. 

Es verdad que estamos inmersos en una compleja red de sistemas y contextos que están en funcionamiento con o sin nuestra venia; no obstante, al mismo tiempo que somos piezas de esos sistemas, en alguna medida los influimos y podemos ejercer ciertas presiones sobre ellos en aras de transformarlos paulatinamente. Y es posible acelerar este proceso si de manera organizada orquestamos y sumamos intenciones y esfuerzos.  

Desde el sitio que ocupemos en nuestro grupo social participamos tomando infinidad de decisiones que, sumadas a las de nuestros pares, crean la realidad común que habitamos: cumplimos –o no– con la ley, ejercemos nuestro trabajo con entrega y profesionalismo, pagamos impuestos, votamos responsablemente en cada elección –o declinamos ese derecho, permitiendo que otros decidan por nosotros–, educamos a nuestros hijos inculcándoles una serie específica de valores… son algunas entre muchas otras micromaneras de participación que, por diminutas que parezcan, terminan por ser determinantes en nuestro ámbito de influencia, en especial de cara al futuro. 

Una vez asumido que, efectivamente cada uno de nosotros jugamos un papel en la sociedad que habitamos, así sea sutil, es importante reconocer también que si deseamos realmente vivir en un mundo mejor, estamos obligados a cooperar con la parte que nos toca, para lo cual requerimos desarrollar una serie de atributos que no nos son dados, sino que emergen del trabajo, la voluntad y el compromiso. 




Los tiempos de visiones aisladas y compartimentadas del mundo pertenecen a otro tiempo. Si los seres humanos pretendemos sobrevivir al siglo XXI, con todos los retos y desafíos en los que ya estamos inmersos, tendremos que entender que, sin perder nuestra individualidad y autonomía, debemos asumirnos como una parte influyente y participante de una realidad social y comunitaria compleja en evolución. Esto exige que desarrollemos esos atributos que en el artículo anterior echábamos de menos en nuestros líderes: el aplomo y la serenidad para de gestionarnos en contextos de incertidumbre extrema y la capacidad de adaptación y cambio ante dichos escenarios.   

Los líderes que nos gobiernan salen de nuestra misma sociedad, así que si queremos elevar el nivel de gestión pública, tendremos que empezar por elevar nuestro particular sistema de gestión privada y personal. 

Conforme la civilización –entendida no como la suma de individuos aislados, sino como una colectividad viva y en permanente desarrollo– ha evolucionado, ha resuelto infinidad de problemas que los individuos aislados no pueden. 

Pongamos como ejemplo el referente previo a la Era Covid que hoy nos aqueja. Entre 1918 y 1920 azotó al mundo una terrible pandemia conocida como “gripe española”. Por causas que no cabe desarrollar ahora, nadie la considera como el hecho más dramático que le sucedió a la humanidad en el siglo XX. Y sin embargo lo fue. Debido a ella fallecieron en un lapso de dos años más seres humanos que en la Primera y la Segunda guerras mundiales JUNTAS. 

Nos dice Laura Spinney en su espléndida investigación acerca de este periodo, contenida en el extraordinario libro El jinete pálido1

“La gripe española infectó a una de cada tres personas del planeta, a 500 millones de seres humanos. Entre el primer caso registrado el 4 de marzo de 1918 y el último, en algún momento de marzo de 1920, mató a entre 50 y 100 millones de personas, o entre el 2.5 y el 5 por ciento de la población mundial…”.

Si extrapolamos los números de aquella pandemi, –que, por cierto, tuvo enormes semejanzas con la provocada por la Covid-19–, considerando nuestra densidad de población actual tendríamos el escalofriante número de más de 2500 millones de contagiados y entre 175 y 350 millones de muertos a nivel mundial en tan solo dos años.   

¿Por qué entonces nadie piensa en la “gripe española” como la inmensa tragedia global que fue y, sin embargo, con un número marginal de infectados y fallecidos, la Covid-19 ha paralizado al mundo provocando costos inconmensurables en todos los ámbitos humanos? 

Con todo y lo trágico que son los números de muertos y contagiados por Covid y las inciertas perspectivas de futuro a mediano plazo que se muestran ante nosotros, no estamos ni remotamente en un riesgo de semejante catástrofe sanitaria y humanitaria, y esto se debe a que, a pesar de que como individuos ni siquiera sepamos nada de dicho episodio histórico, como humanidad aprendimos de aquella experiencia. 

Gracias a ella hemos evolucionado: en muchos aspectos el salto cuántico dado por la ciencia médica en el último siglo ha sido influenciado por dicho suceso, también fue fundamental para la consolidación de la epidemiología, disciplina que hoy tantas vidas ha salvado, o el intercambio de información y cooperación internacional entre naciones en casos de crisis sanitaria como la actual –inexistentes en 1918–. Y qué decir de la consciencia de que cada vida humana es invaluable, convicción cada día más interiorizada en el mundo global del siglo XXI, pero aun difusa a principios del siglo XX. Pero sobre todo, la gran diferencia entre la gripe española de 1918 y la Covid 19 del año 2020 está en que en el segundo caso tenemos una comprensión plena de que se trata de un fenómeno global y hace un siglo, no. 

La gripe española de 1918 fue entendida en su tiempo como una serie de epidemias independientes, donde cada país hizo lo que buenamente pudo con los recursos, conocimientos médicos disponibles y circunstancias específicas de cada lugar. En contraste, la crisis por Covid-19 se comprendió como pandemia desde el primer momento en que la infección salió de territorio chino. Esta pequeña gran distinción está haciendo toda la diferencia, porque ni los gobiernos más omisos han podido abstraerse de la influencia global. 

Con todas sus desventajas, este es un gran ejemplo de la diferencia entre vivir un mundo globalizado y vivir en uno que no lo es. La cooperación científica, el flujo de información instantánea acerca de lo ocurrido en otros países, el catálogo de medidas y prevenciones entre naciones –donde lo que hace uno sirve como referente para los demás y viceversa–, el compromiso general de que las vacunas se distribuyan de forma equitativa entre naciones ricas y pobres –buen propósito que por el momento no se cumple del todo– y la competencia entre unos gobiernos y otros por desarrollar una buena campaña de vacunación… nada de esto ocurrió –ni podía ocurrir– en el mundo de 1918, sumergido en la Primera Guerra Mundial, dividido en naciones aisladas con una muy baja interconexión, un mundo sin telecomunicaciones, gobernado por el nacionalismo mal entendido y segmentado por fronteras políticas inexpugnables, sin la tecnología con que hoy contamos, pero sobre todo, un mundo sin la conciencia de que los seres humanos, todos, de la nación que sea, somos parte de una sola especie y de que es mucho más lo que tenemos en común que lo que nos distingue. 

Así como en 2020 y 2021 la humanidad es muy distinta a la de 1918, si queremos resolver los grandes problemas que nos aquejan como especie –además de la Covid 19–, como el cambio climático, la desigualdad, la migración masiva y un largo etcétera, necesitamos construir un mundo distinto al que, para bien o para mal, dejamos definitivamente atrás con el inicio de la pandemia. 

Aun contra nuestra voluntad, la Era Covid se ha convertido en un catalizador que ha desnudado una buena parte de las carencias que necesitamos forzosamente transformar para que ese “nuevo mundo” Post Covid comience a surgir y seamos viables como especie en los siglos por venir.     

Es aquí donde la responsabilidad individual se hace indispensable. Esperamos que nuestros líderes sean perfectos, infalibles y sobrehumanos cuando surgen circunstancias graves e inéditas, pero tampoco nosotros lo hemos sido y al final nuestros gobiernos, como ya se dijo, no vienen de otra galaxia, sino que salen de la propia ciudadanía. No nos hace daño reconocer que en muchas ocasiones, en especial aquellos que, sin pedirlo, gozamos de oportunidades que la mayoría más desfavorecida carece, hemos quedado a deber en términos de participación solidaria, de tomar las medidas personales de prevención básicas y en desarrollar nuestras facultades con miras a nuestro desarrollo, pero también al de nuestra comunidad. 

Antes de la pandemia íbamos en la ruta de ser la primera generación en la historia humana en heredar a quienes habrán de seguirnos, condiciones de vida inferiores que las de quienes los precedieron. Paradójicamente, si nos comprometemos con la ineludible edificación de ese mundo nuevo que nos toca construir, la Era Covid habrá servido para ayudarnos a evitarlo. 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook: Juan Carlos Aldir

1 Spinney, Laura, El jinete pálido. 1918: La epidemia que cambió el mundo, Primera Edición, Cuarta Impresión, España, Crítica-Planeta, 2020, Págs. 348

Comentarios
object(WP_Query)#17668 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(62046) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-03-2021" ["before"]=> string(10) "17-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(62046) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-03-2021" ["before"]=> string(10) "17-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17687 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17660 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17690 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "20-03-2021" ["before"]=> string(10) "17-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-03-20 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-04-17 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (62046) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17657 (24) { ["ID"]=> int(64173) ["post_author"]=> string(2) "55" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-16 11:12:05" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-16 16:12:05" ["post_content"]=> string(7484) "En la conferencia matutina presidencial del 15 de abril pasado, el presidente de México volvió a referirse a las empresas españolas. En especial destacó un boletín del periódico El País que defiende al empresariado español que hizo su agosto en México durante el periodo neoliberal… Cuando menos en la Industria del Juego con apuesta, esto es cierto.  Codere es accionista mayoritario de la empresa Administradora Mexicana de Hipódromo con cerca del 85% del paquete accionario de la permisionaria y concesionaria del Hipódromo de las Américas. Su raquítica operación en esta industria pone en riesgo la cría de caballos Pura Sangre en México y el espectáculo que proporcionan.  Lo he dicho y no me cansaré de repetirlo, solo por el entusiasmo y afición que tiene el segundo hombre más rico de México, Germán Larrea y otros caballistas infectados por el virus de la “hípica” como es Orlando Álvarez, mandamás de la Cuadra Soledad de Álvarez, se sostiene: sin los caballos de Germán ya no habría carreras de caballos Pura Sangre.  Tenemos que aceptar que esta empresa española, desde su origen, planeó y ejecutó solo para su propio beneficio (no se necesita ser un genio para deducir que lo hizo con la complicidad de servidores públicos del pasado, bueno, cuando menos soy muy mal pensado).  Como hemos sostenido en artículos anteriores, 15 días antes de que terminara el sexenio de Enrique Peña Nieto, la permisionaria logró una prórroga por 15 años de su permiso, sin haber cumplido con el objeto del mismo e inventando que iban a construir un hotel con una inversión de 550 millones de dólares. ¿Por qué no han construido el hotel? Ah… por supuesto, la pandemia. ¡Es una perfecta excusa…! En fin…  Lo que es preocupante es que la agencia de calificación de riesgos Fitch bajara la calificación de Codere un grado a “extremadamente especulativo” por lo que ha rebajado la calificación crediticia de la empresa de juego Codere desde CC a C, un escalón más hacia abajo dentro del "bono basura" y en niveles extremadamente especulativos, ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (española): “La rebaja se extiende a la calificación crediticia corporativa y a dos emisiones de 500 millones de euros y 300 millones de dólares (255 millones de euros) de bonos sénior garantizados. “Igualmente afecta a una emisión de 250 millones de euros de bonos súper sénior con vencimiento en septiembre de 2023, que pasa de CCC- a CC (también en "bono basura"). Fitch ya había rebajado un escalón la calificación crediticia corporativa y las de estas emisiones a principio de marzo y ahora baja un peldaño más”. De Acuerdo con el especialista Manuel Torres Rivera, colaborador en este portal, lo explica en palabras sencillas:  “Codere pierde oportunidad de colocar papel de deuda en mercados del exterior. Disminuye la confianza en el papel porque el retorno (pago) es incierto. Si ese papel lo toman inversionistas internacionales asumen un riesgo, pero cobran más. Por otro lado, aun cuando todavía no son chatarra existe una especulación en cuanto al cumplimiento en tiempo y forma. “Todavía existen en los mercados, pero con una nota de alerta. Hay fondos que se dedican a cobrar bonos o instrumentos chatarra. No logran cobrar todo, pero logran fortunas. “Así son los mercados, vigilan por cuenta de inversionistas para proteger o recomendar inversiones”. Y nos sigue explicando: “Las pérdidas de Codere por la pandemia podrían tener justificación; lo que no tiene justificación es el descuido del papel emitido en mercados del exterior. Estas emisiones debieron ser negociadas en sus plazos y vencimientos. No hacerlo ha provocado bajas en la calificación crediticia. No solo eso, el freno de emisiones futuras se cancela, pero lo más importante es el costo nominal de las emisiones, aumenta por castigo crediticio y eleva el servicio de la deuda.  “Francamente encuentro una situación preocupante en las finanzas de Codere. Cuando una empresa pierde movilidad financiera, pierde un horizonte de posibilidades”.

Así pues, Codere, accionista mayoritario, usufructúa las 52 hectáreas de un bien del dominio público, en virtud de lo cual, de acuerdo con el Artículo 74, de la Ley General de Bienes Nacionales:

 

Las concesiones sobre inmuebles federales se extinguen por cualquiera de las causas siguientes:

 

III.- Desaparición de su finalidad o del bien objeto de la concesión; 

 

VII.- Cualquiera otra prevista en las leyes, reglamentos, disposiciones administrativas o en la concesión misma, que a juicio de la dependencia concesionante haga imposible o inconveniente su continuación.

 

Me parece que las autoridades respectivas podrían catalogar este caso en alguno de los supuestos anteriores, y así revocar su concesión. Sostengo que “de pasadita” se ha llevado a la basura la operación del Hipódromo de las Américas.

 " ["post_title"]=> string(19) "Codere en Problemas" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "codere-en-problemas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-16 11:43:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-16 16:43:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64173" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17655 (24) { ["ID"]=> int(63480) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-07 09:31:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-07 14:31:52" ["post_content"]=> string(4863) "El poder Ejecutivo envía una propuesta de Reforma al sector eléctrico al Congreso que tras analizarla, la vota a favor; siguiendo el proceso legislativo previsto en la Constitución, se publica en el Diario Oficial de la Federación; sorprendentemente  (ya que ningún precepto constitucional se viola en dicha iniciativa), un Juez otorga una suspensión de los actos de autoridad que suponen la entrada en vigor de dicha ley a un puñado de consorcios privados. El presidente, haciendo uso del inalienable derecho a la libertad de expresión del que gozamos todos los mexicanos con énfasis especial en el presente sexenio, externa su extrañamiento hacia el Juez responsable; acto seguido, el Ejecutivo, vía la Secretaría de Energía, impugna dichos amparos. Todo lo anterior, se hace siguiendo al pie de la letra lo estipulado en nuestra Carta Magna. Ni una coma por fuera de la Ley, pues. Después, el presidente desliza la posibilidad de dejar al margen al sector energético nacional paraestatal (PEMEX Y CFE), vía una reforma constitucional, de amparos de ese tipo que entorpezcan su rescate y beneficien a intereses privados y opacos, tanto nacionales como extranjeros.  Ciertamente se han hecho cambios a la Constitución en este sexenio, pero la mayoría han sido con iniciativas de origen en el mismo poder Legislativo; los menos, provenientes del presidente (que por cierto, se queda muy corto en ese renglón tan solo si lo comparamos con la andanada de parches a la Ley suprema misma por parte de la administración Peña Nieto, por sobre todo). Extrañamente, en sexenios anteriores no se escucharon las voces ni se vieron los dedos flamígeros señalando a un “DICTADOR” como se pretende ahora, a pesar de que es más que sabido y documentado que, por ejemplo, las Reformas en el marco del "Pacto Por México" se consensuaron a punta de billetazos, en el seno mismo de un Congreso envilecido. En lo que va del sexenio se ha echado a andar el sistema de pesos y contrapesos que supone la democracia en la que vivimos, dejando atrás los tiempos de lo consignado en la Constitución como letra muerta. Hoy la veta maderista del presidente se nota a diario. Tolera incluso los abusos cometidos por algunos aprovechando estas libertades nuevas. Y en los hechos, se pone a trabajar al límite a los tres poderes de la Unión, su facultades y resortes, delimitando así los límites en los alcances de cada uno, insisto, sin moverse un ápice del marco constitucional que nos rige. México ha tenido una transición tremenda y  dolorosamente tortuosa, con altísimos e innecesarios costos que seguramente no vio el expresidente Zedillo cuando tuvo la voluntad política de coadyuvar decisivamente a que el país diera ese salto. Pero hoy, habiendo ya pagado el precio, la normalidad democrática experimenta avances que la hacen ver vigorosa. Estemos seguros: pronto la democracia mexicana estará considerada como una democracia plena, a pesar de los pesares, del tiempo perdido, y de los terribles y largos dolores de un parto innecesariamente alargado. En ese mismo orden de ideas, no es casualidad que una mujer, jurisconsulta de primerísimo orden, exministra de la última instancia jurídica de la Nación, la Suprema Corte de Justicia, tenga la cartera del Ministerio del interior (SEGOB), que es la Dra. Olga Sánchez Cordero. Quien piense que la secretaria es "un florero" en el gabinete, no puede estar más equivocado. Ella es la que guía al presidente y al poder Ejecutivo federal para que el gobierno de la Cuarta Transformación no se salga en ningún momento del marco constitucional, a la par de avanzar lo más posible en el actual proyecto de nación. Insisto, quienes hablan de "atropellos a la constitución" solo les pediría checar el caso del gobernador de Tamaulipas, Cabeza de Vaca, el cual está siendo investigado por sus múltiples presuntos delitos, estrictamente con el proceso que las leyes marcan, así sea más tardado. En otros tiempos, se recurría al viejo expediente de la desaparición de poderes o al de forzar la solicitud de licencia (renuncia, en los hechos) de gobernadores sátrapas.  Federalismo y separación de poderes nunca han sido tan respetados como en el presente sexenio. El hecho de que el presidente haga uso de sus libertades no es "mancillar ni pasar por encima de nuestras instituciones", es sencillamente una señal más de nuestra nueva democracia sin simulaciones, de un entramado institucional en el que cada engrane, cumple con sus funciones consagradas en la Constitución.  " ["post_title"]=> string(43) "Cuando la plenitud democrática escandaliza" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "cuando-la-plenitud-democratica-escandaliza" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-07 09:33:44" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-07 14:33:44" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63480" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17657 (24) { ["ID"]=> int(64173) ["post_author"]=> string(2) "55" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-16 11:12:05" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-16 16:12:05" ["post_content"]=> string(7484) "En la conferencia matutina presidencial del 15 de abril pasado, el presidente de México volvió a referirse a las empresas españolas. En especial destacó un boletín del periódico El País que defiende al empresariado español que hizo su agosto en México durante el periodo neoliberal… Cuando menos en la Industria del Juego con apuesta, esto es cierto.  Codere es accionista mayoritario de la empresa Administradora Mexicana de Hipódromo con cerca del 85% del paquete accionario de la permisionaria y concesionaria del Hipódromo de las Américas. Su raquítica operación en esta industria pone en riesgo la cría de caballos Pura Sangre en México y el espectáculo que proporcionan.  Lo he dicho y no me cansaré de repetirlo, solo por el entusiasmo y afición que tiene el segundo hombre más rico de México, Germán Larrea y otros caballistas infectados por el virus de la “hípica” como es Orlando Álvarez, mandamás de la Cuadra Soledad de Álvarez, se sostiene: sin los caballos de Germán ya no habría carreras de caballos Pura Sangre.  Tenemos que aceptar que esta empresa española, desde su origen, planeó y ejecutó solo para su propio beneficio (no se necesita ser un genio para deducir que lo hizo con la complicidad de servidores públicos del pasado, bueno, cuando menos soy muy mal pensado).  Como hemos sostenido en artículos anteriores, 15 días antes de que terminara el sexenio de Enrique Peña Nieto, la permisionaria logró una prórroga por 15 años de su permiso, sin haber cumplido con el objeto del mismo e inventando que iban a construir un hotel con una inversión de 550 millones de dólares. ¿Por qué no han construido el hotel? Ah… por supuesto, la pandemia. ¡Es una perfecta excusa…! En fin…  Lo que es preocupante es que la agencia de calificación de riesgos Fitch bajara la calificación de Codere un grado a “extremadamente especulativo” por lo que ha rebajado la calificación crediticia de la empresa de juego Codere desde CC a C, un escalón más hacia abajo dentro del "bono basura" y en niveles extremadamente especulativos, ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (española): “La rebaja se extiende a la calificación crediticia corporativa y a dos emisiones de 500 millones de euros y 300 millones de dólares (255 millones de euros) de bonos sénior garantizados. “Igualmente afecta a una emisión de 250 millones de euros de bonos súper sénior con vencimiento en septiembre de 2023, que pasa de CCC- a CC (también en "bono basura"). Fitch ya había rebajado un escalón la calificación crediticia corporativa y las de estas emisiones a principio de marzo y ahora baja un peldaño más”. De Acuerdo con el especialista Manuel Torres Rivera, colaborador en este portal, lo explica en palabras sencillas:  “Codere pierde oportunidad de colocar papel de deuda en mercados del exterior. Disminuye la confianza en el papel porque el retorno (pago) es incierto. Si ese papel lo toman inversionistas internacionales asumen un riesgo, pero cobran más. Por otro lado, aun cuando todavía no son chatarra existe una especulación en cuanto al cumplimiento en tiempo y forma. “Todavía existen en los mercados, pero con una nota de alerta. Hay fondos que se dedican a cobrar bonos o instrumentos chatarra. No logran cobrar todo, pero logran fortunas. “Así son los mercados, vigilan por cuenta de inversionistas para proteger o recomendar inversiones”. Y nos sigue explicando: “Las pérdidas de Codere por la pandemia podrían tener justificación; lo que no tiene justificación es el descuido del papel emitido en mercados del exterior. Estas emisiones debieron ser negociadas en sus plazos y vencimientos. No hacerlo ha provocado bajas en la calificación crediticia. No solo eso, el freno de emisiones futuras se cancela, pero lo más importante es el costo nominal de las emisiones, aumenta por castigo crediticio y eleva el servicio de la deuda.  “Francamente encuentro una situación preocupante en las finanzas de Codere. Cuando una empresa pierde movilidad financiera, pierde un horizonte de posibilidades”.

Así pues, Codere, accionista mayoritario, usufructúa las 52 hectáreas de un bien del dominio público, en virtud de lo cual, de acuerdo con el Artículo 74, de la Ley General de Bienes Nacionales:

 

Las concesiones sobre inmuebles federales se extinguen por cualquiera de las causas siguientes:

 

III.- Desaparición de su finalidad o del bien objeto de la concesión; 

 

VII.- Cualquiera otra prevista en las leyes, reglamentos, disposiciones administrativas o en la concesión misma, que a juicio de la dependencia concesionante haga imposible o inconveniente su continuación.

 

Me parece que las autoridades respectivas podrían catalogar este caso en alguno de los supuestos anteriores, y así revocar su concesión. Sostengo que “de pasadita” se ha llevado a la basura la operación del Hipódromo de las Américas.

 " ["post_title"]=> string(19) "Codere en Problemas" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "codere-en-problemas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-16 11:43:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-16 16:43:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64173" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(44) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "5c76ae842b4f6b73c4e6db4a652fd771" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Codere en Problemas

En la conferencia matutina presidencial del 15 de abril pasado, el presidente de México volvió a referirse a las empresas españolas. En...

abril 16, 2021
Cuando la plenitud democrática escandaliza

Cuando la plenitud democrática escandaliza

El poder Ejecutivo envía una propuesta de Reforma al sector eléctrico al Congreso que tras analizarla, la vota a favor; siguiendo el...

abril 7, 2021




Más de categoría

Codere en Problemas

En la conferencia matutina presidencial del 15 de abril pasado, el presidente de México volvió a referirse a las...

abril 16, 2021

Figuras opositoras clasistas y racistas

Dos casos emblemáticos han desnudado el clasismo y racismo opositor en las figuras emergentes que surgieron luego de la...

abril 16, 2021
Sequía en el Sur de Nuevo León

Sequía en el Sur de Nuevo León

El sur del estado de Nuevo León actualmente sigue enfrentando una problemática de sequía. Por ello el Congreso aprobó...

abril 15, 2021

De Frente Y Claro | PADRÓN NACIONAL DE USUARIOS DE TELEFONíA MÓVIL, OCURRENCIA REAL

El 17 de diciembre del 2020, en este espacio toqué el tema de la nueva ocurrencia de esta nefasta...

abril 15, 2021