El Tercer Género

Afortunadamente vivimos en una época de cambios y renovaciones para abrirnos a nuevas posibilidades y expandir nuestros criterios.

20 de junio, 2023 ¿Existen o no otros géneros además del masculino o el femenino?

Pocos temas generan tanta polémica como éste, y no, no es la política, tampoco la religión ni el fútbol, creo que de hecho este tema es mucho más importante que ningún otro porque nos involucra a todos. Constantemente me topo con todo tipo de publicaciones, memes en redes sociales, estudios clínicos, publicaciones religiosas opiniones de diferentes sectores de la sociedad y pienso que en el mes de la diversidad sexual y de la defensa a la comunidad LGBTTTIQ + es una muy buena oportunidad para poner el diálogo sobre la mesa.

¿Existen o no otros géneros además del masculino o el femenino?

¿A qué se refieren los términos Queer, No binario, Trans, Género fluido etc…?

En la escuela nos dijeron siempre que existían dos géneros únicamente, masculino y femenino, vamos a ser más precisos: si tienes vagina eres mujer, si tienes pene eres hombre, para las personas heterosexuales esto está muy claro y a partir de esta afirmación se desprende todo un esquema social en el que un solo tipo de familia puede existir, los hijos nacidos y criados por un hombre y una mujer.

Te podría interesar:

Los micromachismos – Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)

Pero no todos estamos de acuerdo con esto y quiero aventurarme en esta discusión con el mayor de los respetos y toda la precaución del mundo para no parecer ni ignorante, ni arbitraria ni mucho menos excluyente, las cosas como son y aunque pareciera una fórmula muy sencilla, es cada vez más la gente que no se identifica con esta regla.

Una persona “Cisgenero” es aquella que tiene un cuerpo biológico con el que se identifica y en el que se siente cómodo, pero no todos somos así, resulta que hay muchas personas que no se identifican con el color del zapatito que está afuera del cuarto de hospital en el que nació, es decir, que desde que empieza a tener uso de razón nota que no tiene ni los gustos, ni las inclinaciones propios del género que dice su acta de nacimiento y esto va más allá de decir que a las niñas forzosamente les tiene que gustar las muñecas y a los niños los cochecitos, esto va mucho más allá y ese también es un tema que deberíamos ya como sociedad expulsar de nuestro discurso del deber ser, porque ni las cocinitas ni las espadas definen lo que somos como personas, pero ese es otro cuento.

Volviendo al tema de la identificación, preferencia y orientación sexual creo que hay mucho que escuchar y aprender y para eso, y afortunadamente para nosotros, las generaciones que crecimos con una sola opción vienen marcando la diferencia las nuevas generaciones, en este caso han sido mis hijos y sus amigos quienes me han explicado con más paciencia de la que se necesita para entender la raíz cuadrada en japonés que una persona puede no sólo sentirse atraída por el mismo sexo sin que esto tenga que ser una excepción a ningún tipo de regla sino una mera y natural preferencia, además puede identificarse y saberse del género contrario al que le asignó su anatomía pero no solo eso, puede y tiene derecho a existir y ser reconocido por el género que lo identifica y más aún, puede no tener que clasificarse en ningún rubro rígido. Así me explicaron también que en el término “Queer”, todo aquel que no se identifica rigurosamente como heterosexual, cabe un amplísimo espectro de posibilidades que no son otra cosa más que preferencias naturales y legítimas como las que hemos llamado siempre normales. Ademas  de la gente “Trans”, la bisexual, la homosexual, existe también la gente con género fluido, es decir, no es un tema de preferencia sexual sino de identidad y que hay personas que pueden identificarse como mujeres y como hombres en diferentes épocas sin que esto tenga que definirlas en ninguna categoría.

¿Es difícil de entender? Sí. ¿Es la primera vez que la sociedad tiene que abrirse a comprender algo opuesto a su ideología milenaria? No.

Recordemos, sin ir más lejos, que durante miles de años creímos que la Tierra era Olán y todo giraba en rededor de esta, que veníamos de un hombre y una mujer, borrando así millones de años de evolución, que las enfermedades eran castigos divinos; hace muy poco tiempo las mujeres éramos consideradas no aptas ni para el trabajo ni para el estudio, los adultos de hoy en día aún recordamos a nuestras abuelas relegadas forzosamente al trabajo del hogar sin haber tenido el derecho ni de decidir su propio destino, ni de opinar, ni de votar, ni de planificar sus embarazos, ni arreglarse como quisieran y un sin fin de cosas más que ahora resultan increíbles casi en todas las culturas, porque lamentablemente siguen habiendo mujeres oprimidas por el yugo patriarcal y por ideas religiosas que no les permite ni siquiera salir de sus casas en compañía de sus padres o esposos.

Recordemos también que hace relativamente muy poco tiempo estaba permitida la esclavitud, el sistema de castas y que para justificar estas atrocidades se decía que las personas afrodescendientes o indígenas no tenían alma ni pensamiento autónomo y no podían compararse con las personas blancas, por lo que no tenían otro destino que el de la esclavitud y el servicio. Aún hay muchas personas que aunque no lo reconozcan siguen pensando que somos diferentes por el color de nuestra piel y que hay ciudadanos de primera y de segunda. Como este ejemplo podría numerar muchísimos más en el que la humanidad se ha casado con ideas fijas según sus conveniencias, para eso simplemente tendríamos que analizar las filosofías y religiones de cada época y de cada cultura.

No todo está dicho, por el contrario este es el inicio de una deconstrucción absoluta del lenguaje y el comportamiento social en el que estamos obligados a escuchar los discursos de todas las personas y entender y respetar sus posturas.

Antes de negarnos a un cambio de pensamiento tendríamos que ser mucho más flexibles y razonables y empezar por la primicia de que todos somos distintos, diversos y como tales somos dignos de reconocimiento así como de derechos y obligaciones.

Te podría interesar:

Justas por pecadores – Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)

En mi quinta década caminando por este  mundo, reconozco que tengo todavía mucho que aprender. Afortunadamente vivimos en una época de cambios y renovaciones, abrirnos a nuevas posibilidades y expandir nuestros criterios, más que un ejercicio inteligente es una obligación como seres humanos.

Comentarios


Las universidades mexicanas sin mucho que celebrar en el círculo internacional

Hace dos semanas, se publicó el QS World University Ranking, una de las principales listas de las consideradas como las mejores universidades...

junio 19, 2024

G7 RELOADED: LA VIDA ES BELLA

 El G7 no puede redactar leyes, pero sí puede sugerir medidas sobre temas variados y a su vez incluirlos en las agendas...

junio 19, 2024




Más de categoría
casilla-electoral

La (de)formación cívica y ética

¿La democracia no debería ser el gobierno de todas y todos? O, al menos, ¿recibir validación de una cierta...

junio 21, 2024
Del Comunismo Primitivo a los Grandes Imperios de la Antigüedad

Del Comunismo Primitivo a los Grandes Imperios de la Antigüedad

Las antiguas comunidades se convirtieron en Ciudades-Estado. Estas basaban su poderío en el desarrollo de la agricultura a gran...

junio 21, 2024
La oposición ha sido, hasta ahora, incapaz de desafiar las narrativas de AMLO

SEÑALES CONTRADICTORIAS

El pueblo bueno y el contrario tiene miedo que su trabajo para crearse un patrimonio no sirva para nada.

junio 20, 2024
Frente Y Claro | LA POLARIZACIÓN Y EL ODIO GENERADO POR LÓPEZ

Frente Y Claro | LA POLARIZACIÓN Y EL ODIO GENERADO POR LÓPEZ

Día tras día, López Obrador se dedicó a dividir a los mexicanos, a crear una polarización social en niveles...

junio 20, 2024