El chiste es pelear

A un par de meses de acabar el año, el ambiente social se percibe irritable. Cualquier pretexto es “bueno” para pelear entre nosotros los mexicanos.

15 de noviembre, 2022

¿Soy yo? ¿Es Mercurio retrógrado? ¿O ya nos volvimos locos todos? Los IMECAS están altísimos y los Mexas andamos irritables a más no poder. Me duele la cabeza con solo respirar el aire contaminado, pero más me duele el corazón al leer y escuchar todo lo que tenemos para decirnos los mexicanos.

Podría centrarme solo en el tema de la marcha por la defensa del INE, pero creo que esta manifestación, más que legítima, nos sirvió a los mexicanos una vez más para subirnos al cuadrilátero y manifestar la división y la polarización en que vivimos.

Unos a otros nos echamos la culpa, nos insultamos con adjetivos por demás denostativos que van mucho más allá de nuestra forma de pensar o sentir. Ni siquiera hace falta debatir ni argumentar con criterios. Antes de empezar cualquier discusión la grosería ya se adelantó en el improbable diálogo. ¿Por qué estamos tan enojados?

Que miles, decenas o cientos marchen en los diferentes estados para manifestar su apoyo al INE como institución, lo entiendo; que otros muchos más estén a favor de una reforma también lo entiendo. Cada quién habla desde su perspectiva y experiencia. Habrá a quien le resulte imposible siquiera pensar que el Instituto Nacional Electoral necesite alguna modificación y habrá quien piense que urge una reforma. No hay nada más genuino que la libertad de expresión y de manifestación y qué bueno que sea ya esto un derecho y una obligación de todos los ciudadanos.

Lo que no entiendo –y perdón por la piel tan delgada – es a una señora gritando iracunda: ¡Indio Pata rajada de Macuspana! Mucho menos entiendo a un presidente que ignora que no es un ciudadano común y que califica a la marcha como un “striptease”, perdiendo cualquier tipo de objetividad y quedando muy por debajo de los insultos de sus opositores.

Tampoco entiendo las discusiones interminables en redes sociales en las que uno insulta más que el otro. No se discute como si simplemente se tuvieran discrepancias en un tema que nos afecta de una forma u otra a todos, pero que tampoco nos mata. Pareciera que la ofensa debe ser personal, que debe ir directamente a cada quién, a lo más íntimo, importante y sagrado de cada persona.

Los ánimos están fuera de sí. Como siempre que hay un encuentro de opiniones y preferencias, no nos damos cuenta, pero nuestro enojo busca solo un detonante para expresarse libremente. De otra forma no entiendo todo lo que leo en redes sociales y escucho en cualquier tipo de reunión.

Me llamó poderosamente la razón una retahíla de insultos que recibió un periodista por externar que no estaba a favor de la marcha, desde insultos y cuestionamientos sobre su capacidad mental, hasta deseos explícitos de muerte. ¿Qué nos pasa?

Y el resto de las noticias van por la misma temperatura. En un restaurante de tacos al pastor en la calle Presidente Mazarik, una de las más exclusivas de la capital mexicana, un grupo de jóvenes golpearon a una pareja homosexual hasta romperles varios huesos. La pareja simplemente estaba comiendo tacos en otra mesa ajena a los agresores.

Un comediante, cuyo seudónimo es el diminutivo de plátano, cree que es gracioso incluir en su ejercicio de Stand up un chiste sobre la muerte de Debanhi Escobar, hecho lamentabilísimo y al que por más que le busque nadie encontraría un lado jocoso; pues hubo quien sí y hubo varias personas a las que les pareció graciosa la desgracia de esta joven, su familia y lo que representa para todas las mujeres.

Extorsiones, balaceras, pleitos callejeros, ajustes de cuentas, una clienta en mi negocio (yo tengo un salón de belleza) no estaba conforme con el peinado que le hicieron, aunque era idéntico al de la foto que llevaba –a mi forma de ver estaba enojada por el evento al que tenía que asistir– así que por eso tuvo a la estilista durante dos horas y media batallando, sin dejar nunca de hablarle en forma déspota y prepotente, sin pagar lo que se había acordado y sin olvidarse de insultarnos a todas las presentes antes de irse llevándose a su hijita a jalones.

En el tránsito no cesan  los cláxones; en las reuniones familiares los desacuerdos; entre las parejas las ofensas y las dudas, y lo peor es cuando la rabia que nos ocasionan otras personas o situaciones las descargamos en nuestros hijos, familiares o en las personas que están en menos capacidad de defenderse. Pareciera que un solo hecho sirve como hilo conductor para detonar la ira que todos tenemos dentro.

Qué triste sería darnos cuenta de que no somos más que piezas de ajedrez de intereses que están muy por encima de nosotros, a los que muy poco les importamos y quienes aprovechan nuestra rabia para lograr sus objetivos personales.

Hasta por seguir o no el Mundial en Qatar hay polémica; si hablamos del cambio climático porque hablamos; si nos quedamos callados porque tenemos la culpa de lo que nos pasa por nuestra apatía… El caso es que todo es un punto de quiebre en este país y en todo el mundo.

Será de verdad que las predicciones de tantos magos y adivinos están por cumplirse. Yo solo espero una cosa, que el fin del mundo nos encuentre confesados.

Porque poder vivir en paz es una encomienda que no hemos sido capaces de cumplir.

Comentarios


object(WP_Query)#18808 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85688) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85688) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18812 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18810 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18811 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-05 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (85688) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18809 (24) { ["ID"]=> int(88458) ["post_author"]=> string(3) "201" ["post_date"]=> string(19) "2023-02-02 12:33:17" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-02-02 17:33:17" ["post_content"]=> string(6976) "Con base en mentiras no es posible hacer nada que perdure. Lo falso no resiste la prueba del tiempo, que es el principal agente que desmonta mentiras y abre camino a la verdad. Escribía Juan Pablo II que la verdad es la condición para el desarrollo de la vida social y, de hecho, la condición de posibilidad para la vida toda. En ausencia del afán de verdad es imposible la confianza en las relaciones sociales e imposible la comunicación.  Sin verdad desaparece la justicia y se desvanece la posibilidad del entendimiento mutuo. Tampoco la ciencia ni la técnica de ninguna especie se pueden desarrollar sin la fundamentación de conocimientos verdaderos: ningún aparato funcionaría y los muros que sostienen nuestra realidad material y humana se vendrían abajo si estuvieran cimentados en mentiras. A propósito, recomiendo ver “The Dropout”, miniserie que expone con detalle la historia de Elizabeth Holmes, empresaria estadounidense que intentó levantar la empresa biotecnológica Theranos, con base en palabras sin sustento verdadero, hasta que su castillo de mentiras se derrumbó. Hoy paga una larga condena en prisión, después de hacer perder mucho dinero a muchos inversionistas que se tragaron sus cuentos con sus encantos. No está de más mencionar el caso de Bernie Madoff, considerado el mayor defraudador financiero de la historia y que murió en prisión, condenado a cadena perpetua (su historia también se ha llevado a la pantalla. Se sugiere: “The Wizard of Lies”, en HBO).  Las mentiras no son sostenibles. En el caso del mundo político, es larga la historia de los demagogos que se hacen del poder a base de mentiras, pretenden gobernar con cuentos y terminan llevando a sus pueblos a la ruina, tanto económica como moralmente. Por esto es de la mayor relevancia que una sociedad se defienda contra los cuentos de los estafadores y marrulleros antes que los daños que causan las mentiras sean graves. Proteger a la sociedad de los engaños y de la mala fe es parte esencial del quehacer del entramado institucional: tanto de las instituciones jurídicas y legislativas, como educativas –incluyendo los centros de investigación y de pensamiento– y de los medios de comunicación. La tarea de la construcción social comienza en casa: no es casual que los padres de familia seamos tan celosos para educar a nuestros hijos en no decir mentiras.  Las mentiras pudren el tejido social.  Un autor ya clásico en los estudios sobre liderazgo, Warren Bennis (1925-2014), no dejaba de señalar que, una y otra vez, en la historia se constataba que es la integridad (ética) la más relevante de las cualidades de un buen líder. Cuando la integridad falla, el liderazgo se desploma y el caos va ganando presencia en la dinámica social. Si las instituciones son ineficaces para exponer y combatir las mentiras y los actos deshonestos como ocurre, por ejemplo, en los regímenes totalitarios, más temprano que tarde, el orden público deviene en el horror. Debemos reconocer que la cultura mexicana, históricamente, se ha distinguido por los juegos de palabras que ocultan la verdad. Tal es el caso de los juegos de albures o aquellas legendarias “mentiras de los mexicanos”: “mañana te pago”; “la última y nos vamos”… Y nuestra clase política no ha destacado por su honorabilidad y su afán de verdad, sino más bien por los altos índices de corrupción. No es casual que seamos el país en el que “quien no tranza no avanza” o donde “la moral es un árbol que da moras” y en el que durante prácticamente todo el siglo XX vivíamos en un orden político simulado donde, pese a la letra del texto constitucional, no éramos propiamente ni república ni democrática ni representativa ni federal.  No obstante lo anterior, nunca habíamos estado tan mal como en estos aciagos días de la autodenominada “4ª. Transformación”. Los que llegaron al poder prometiendo ser, sobre todo, moralmente distintos, en efecto lo han sido, pero para mal. En estos cuatro años de gobierno “progresista”, la élite ahora gobernante ha demostrado que, en efecto, no son iguales a los de antes, sino mucho peores. Hemos pasado de las mentiras públicas disimuladas a las mentiras descaradas y abiertas, repetidas una y otra vez sin pudor alguno tanto por el Presidente como por sus seguidores.  Como nunca, se ha hecho realidad aquello de que, parafraseando el dicho original, si el de hasta arriba miente, todos los que le siguen también mienten. Adicionalmente, si en años previos habíamos los mexicanos logrado construir algunas instituciones cuyo propósito era precisamente sanear nuestra vida pública de mentiras, tranzas, desinformación y violaciones a la ley, el gobierno morenista ha hecho lo más posible para acabar con ellas: destruyéndolas, cooptándolas o anulándolas, como ilustran los casos de la CNDH, el INAI y ahora van con todo “para destrozar” al INE. Lo mismo se puede decir de los recurrentes ataques verbales y presiones diversas a casi todos aquellos periodistas e intelectuales que denuncian y desenmascaran las muchas mentiras de las que está hecha la llamada 4T. Prohibido decir que el emperador va desnudo y la transformación anunciada involuciona de fantasía a pesadilla. Entre tanto, al señor Presidente se le han contado ya casi 100 000 mentiras en sus conferencias mañaneras (¡100 000!), más las que se acumulen. Y va cada vez peor, porque ya no se trata de mostrar sencillamente “otros datos”: Acusar al INE de “embarazar urnas” o perpetrar fraudes electorales y a Lorenzo Córdova de ser “un farsante” ya va más allá de las mentiras: es canallada. Lo mismo que explicar los accidentes cada vez más frecuentes en el metro de la CDMX por “actos de sabotaje”. Ya no digamos dar por inaugurada una refinería que quién sabe cuándo pueda funcionar si es que algún día lo hace, o presumir de un sistema de salud tipo danés cuando el desabasto de medicinas es alarmante. Y tantos otros cuentos chinos.  En el gobierno más mentiroso de la historia de México, desde luego no es dato menor señalar que han plagiado sus tesis la ministra Yazmín Esquivel; el Fiscal General, Gertz y el director impuesto en el CIDE, Romero Tellaeche.  Lo que vivimos es muy grave. Tantas mentiras desde el gobierno no son irrelevantes ni meramente anecdóticas. Las mentiras destruyen. Como las drogas. Nuestra sociedad no debe permitir esto. Nos urge verdaderamente un México sin mentiras.    " ["post_title"]=> string(39) "Las mentiras destruyen, como las drogas" ["post_excerpt"]=> string(150) "“Cada mentira que contamos es una deuda con la verdad, y tarde o temprano hay que pagarla”. - Valeri Legásov (1936-1988), científico soviético." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "las-mentiras-destruyen-como-las-drogas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-02-02 12:37:01" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-02-02 17:37:01" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88458" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18777 (24) { ["ID"]=> int(87746) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-13 13:29:30" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-13 18:29:30" ["post_content"]=> string(10261) "En enero de 1994 me encontraba en los tribunales de Plaza Castilla en Madrid, en ejercicio de mi profesión de abogado. Un lunes por la mañana, al llegar a los tribunales pude ver una gran conmoción de reporteros gráficos, camarógrafos, locutores, entrevistadores y curiosos que se arremolinaban en torno de un individuo disfrazado de Superman. Para poder ingresar a los juzgados, tuve que acercarme al nutrido grupo donde pude percatarme de que el Superman que vociferaba ante la prensa española y europea era nada menos que el magnate y abogado José María Ruiz Mateos, accionista mayoritario de grupo RUMASA, que era un conglomerado corporativo de los más importantes de Europa. Ruiz Mateos se encontraba litigando en defensa de sus empresas, contra el gobierno encabezado por Felipe González, que por todos los medios quería despojar al empresario andaluz de todos sus negocios. Cuando estuve a pocos metros de Ruiz Mateos, pude escucharlo respondiendo las preguntas de los reporteros:
  • Don José María, esta vez viene usted caracterizado de Superman; el viernes pasado vino de indio tabajara, y hace dos semanas estaba  ataviado de centurión romano.
  • ¿no le preocupa el apercibimiento que le ha hecho el tribunal prohibiéndole disfrazarse de esa forma?
  • ¡Qué va! Lo que sucede es que al magistrado a cargo de robarme, le incomoda verse reflejado en mi vestimenta como lo que él es; un payaso mercenario al servicio del ejecutivo capitaneado por los pseudo socialistas de Gonzalez y Boyer.
  • Si, don José María, pero en los tribunales los letrados acuden vestidos de acuerdo al protocolo que les exige portar la toga de abogado, y usted se burla de la dignidad judicial, ¿o nó?
  • No, hijo querido; los que se burlan de la dignidad judicial son estos magistrados y jueces mercenarios que obedecen al presidente del gobierno, olvidándose de la división de poderes y de la majestad que debe revestir a la  justicia.
  • Los que vienen disfrazados son los magistrados y jueces que deberían mejor ponerse un antifaz y mostrarse como lo que son: unos simples bufones; unos payasos que han convertido la justicia en una farsa y las cortes en un circo.
  • Don José María,  a usted lo han apercibido con diez días de arresto si persiste usted en burlarse del tribunal.
  • Te repito hijo, que no soy yo quien se burla del tribunal ni de la ley, sino esos bandidos disfrazados de jueces que no tienen ni la menor autoridad.
El público presente y los reporteros que participaban de la conferencia improvisada, aplaudían las respuestas del abogado y empresario y coreaban su aprobación por lo que decía.
  • Mirad bien; lo que le sucede a Gonzalez, Boyer y al señor Guerra es que son unos resentidos sociales; ellos se mueren por figurar en el Hola y demás revistas del corazón; nada más ved al Boyer cortejando a la socialité Isabel Preysler, que ha tenido tantos novios que llama a sus hijos por apellido y no por nombre…
Ante esta respuesta, todo el público rompió en una carcajada irreprimible, dándole la razón.
  • Para que no haya dudas os digo: yo estoy obligado a vestir, cubriendo mis vergüenzas para no faltar a la moral; mientras yo cubra mis partes pudendas, tengo derecho de venir ataviado como mejor me venga en gana. ¡Faltaría más!
  • Y como estos no son tribunales sino un circo y no hay jueces sino bufones, pues yo me visto a tono con la farsa y se lo tienen que aguantar.
Han pasado casi treinta años desde entonces Y A JUZGAR POR LA DESCOMPOSICIÓN QUE SUFREN EN MÉXICO LAS INSTITUCIONES DONDE LA LEY ES COSA DE CUENTO, llevamos semanas inmersos en una comedia de enredos en la que a raíz del plagio de una tesis de licenciatura, la plagiaria en vez de reconocer su falta, se la quiso achacar al plagiado, con tal de asirse con uñas y dientes a su puesto como ministra de la Suprema Corte. Para encubrir a Yasmín Esquivel Mossa, la Fiscal de la CDMX, Ernestina Godoy,  pretendió hacer un doble play, (para hablar en el vocabulario beisbolero de moda); ¡admitió la denuncia por plagio presentada por la plagiaria en contra del plagiado! Pero no conforme y a pesar de no ser materia de su competencia, exoneró a Yasmín Esquivel a pesar de que a los denunciantes no son los que se exonera o consigna, sino a los presuntos responsables. El enredo montado por la ministra mencionada,  con tal de aferrarse a su hueso, recuerda a la comedia radiofónica de la  TREMENDA CORTE, con la diferencia de que, en este grotesco espectáculo ningún protagonista tiene la gracia del inolvidable TRES PATINES de aquella parodia  cubana. La permanencia de una ministra en entredicho, no solo moral sino jurídicamente, tendría como resultado que todas las resoluciones de la Suprema Corte sean impugnables ya sea en organismos internacionales o incluso ante los tribunales de otros países cuyos ciudadanos sufran violaciones a sus derechos humanos en México. Este lastre es gravísimo porque inhabilita a la Suprema Corte de Justicia, haciendo imposible que cumpla con su función constitucional. En este circo grotesco, la fiscal general de justicia de la CDMX, Ernestina Godoy Ramos, ha debutado como malabarista y acróbata; #esClaudia ha intervenido como maestra de ceremonias; el rector de la UNAM se limitó a declarar que la tesis presentada por Yasmín Esquivel Mossa para titularse como abogada, ES PLAGIADA, PERO no mencionó que la UNAM debe darle intervención a la Dirección General de Profesiones de la SEP, que de acuerdo al artículo 29, 62 y 67 de la Ley de Profesiones, debe cancelarle la cédula profesional a la plagiaria. La Dirección de Profesiones tiene la obligación de citar a la todavía ministra Esquivel Mossa, para que pueda manifestar lo que a su derecho convenga, y una vez agotado el breve procedimiento, cancelar su cédula profesional. Desde que Yasmín Esquivel comenzó a ostentarse como abogada usando la cédula adquirida ilegalmente, ha venido cometiendo el delito de usurpación de profesión y de funciones, previsto en el artículo 250 del Código Penal Federal. No estamos en presencia de “un pecadillo de juventud” cuyas consecuencias hubieran cesado hace muchos años; a partir de ese plagio de tesis, se emitió un título de licenciatura viciado, que a su vez vicia de nulidad TODAS LAS RESOLUCIONES DICTADAS POR YASMÍN ESQUIVEL a lo largo de toda su carrera como juzgadora. No se trata de un circo cualquiera; se  trata de un circo macabro y perverso, promovido para desmantelar nuestro sistema de justicia constitucional. Esquivel llegó al extremo de mantener su candidatura para presidir la Corte y el Consejo de la Judicatura, e incluso emitió su voto, debiendo haberse abstenido. A partir de este último episodio circense, la Suprema Corte YA NO DEBE TENER DOS SALAS, SINO MÁS BIEN TRES PISTAS, como los circos de carpa grande. El entredicho que pesa sobre  Yasmín Esquivel Mossa, ha contagiado a nuestro máximo tribunal que corre el riesgo de dejar de ser CORTE para convertirse en COHORTE. ¿Qué diferencia hay ahora entre nuestro máximo tribunal y la TREMENDA CORTE DE TRES PATINES? No es poca la diferencia, por desgracia; la TREMENDA CORTE era  la representación cómica  de los avatares de un humilde tribunal de barandilla, en tanto la lucha de ambiciones personales que hoy asedia a nuestro máximo tribunal, amenaza con privar a los mexicanos DEL MÁS IMPORTANTE DE LOS TRES PODERES; EL PODER DEL QUE DEPENDE QUE VIVAMOS EN PAZ Y CON JUSTICIA. NO ES LO MISMO CORTE QUE COHORTE (*). Si los otros diez ministros, y todos los  juzgadores federales permiten con su silencio que se consume la usurpación de profesión y de funciones INICIADA CON LA PROPUESTA MINISTERIAL DE LÓPEZ OBRADOR en beneficio de su favorita, TENDRÁN QUE COMPLETAR SU INDUMENTARIA CON SUS RESPECTIVOS ANTIFACES DE BANDIDOS, COMO LOS QUE PORTAN LOS MINISTROS RETRATADOS EN LOS FRESCOS DE JOSÉ CLEMENTE OROZCO EN LOS MUROS DE NUESTRO MÁXIMO TRIBUNAL. …. (*) CORTE jurídicamente hablando, es el más alto tribunal de la república; COHORTE es un grupo de bandidos y malhechores." ["post_title"]=> string(76) "La tremenda Corte de Tres Patines, y la tragedia de nuestro Máximo Tribunal" ["post_excerpt"]=> string(187) "Llevamos semanas inmersos en una comedia de enredos en la que, a raíz del plagio de una tesis de licenciatura, la plagiaria en vez de reconocer su falta, se la quiso achacar al plagiado." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(74) "la-tremenda-corte-de-tres-patines-y-la-tragedia-de-nuestro-maximo-tribunal" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 02:14:39" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 07:14:39" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87746" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18809 (24) { ["ID"]=> int(88458) ["post_author"]=> string(3) "201" ["post_date"]=> string(19) "2023-02-02 12:33:17" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-02-02 17:33:17" ["post_content"]=> string(6976) "Con base en mentiras no es posible hacer nada que perdure. Lo falso no resiste la prueba del tiempo, que es el principal agente que desmonta mentiras y abre camino a la verdad. Escribía Juan Pablo II que la verdad es la condición para el desarrollo de la vida social y, de hecho, la condición de posibilidad para la vida toda. En ausencia del afán de verdad es imposible la confianza en las relaciones sociales e imposible la comunicación.  Sin verdad desaparece la justicia y se desvanece la posibilidad del entendimiento mutuo. Tampoco la ciencia ni la técnica de ninguna especie se pueden desarrollar sin la fundamentación de conocimientos verdaderos: ningún aparato funcionaría y los muros que sostienen nuestra realidad material y humana se vendrían abajo si estuvieran cimentados en mentiras. A propósito, recomiendo ver “The Dropout”, miniserie que expone con detalle la historia de Elizabeth Holmes, empresaria estadounidense que intentó levantar la empresa biotecnológica Theranos, con base en palabras sin sustento verdadero, hasta que su castillo de mentiras se derrumbó. Hoy paga una larga condena en prisión, después de hacer perder mucho dinero a muchos inversionistas que se tragaron sus cuentos con sus encantos. No está de más mencionar el caso de Bernie Madoff, considerado el mayor defraudador financiero de la historia y que murió en prisión, condenado a cadena perpetua (su historia también se ha llevado a la pantalla. Se sugiere: “The Wizard of Lies”, en HBO).  Las mentiras no son sostenibles. En el caso del mundo político, es larga la historia de los demagogos que se hacen del poder a base de mentiras, pretenden gobernar con cuentos y terminan llevando a sus pueblos a la ruina, tanto económica como moralmente. Por esto es de la mayor relevancia que una sociedad se defienda contra los cuentos de los estafadores y marrulleros antes que los daños que causan las mentiras sean graves. Proteger a la sociedad de los engaños y de la mala fe es parte esencial del quehacer del entramado institucional: tanto de las instituciones jurídicas y legislativas, como educativas –incluyendo los centros de investigación y de pensamiento– y de los medios de comunicación. La tarea de la construcción social comienza en casa: no es casual que los padres de familia seamos tan celosos para educar a nuestros hijos en no decir mentiras.  Las mentiras pudren el tejido social.  Un autor ya clásico en los estudios sobre liderazgo, Warren Bennis (1925-2014), no dejaba de señalar que, una y otra vez, en la historia se constataba que es la integridad (ética) la más relevante de las cualidades de un buen líder. Cuando la integridad falla, el liderazgo se desploma y el caos va ganando presencia en la dinámica social. Si las instituciones son ineficaces para exponer y combatir las mentiras y los actos deshonestos como ocurre, por ejemplo, en los regímenes totalitarios, más temprano que tarde, el orden público deviene en el horror. Debemos reconocer que la cultura mexicana, históricamente, se ha distinguido por los juegos de palabras que ocultan la verdad. Tal es el caso de los juegos de albures o aquellas legendarias “mentiras de los mexicanos”: “mañana te pago”; “la última y nos vamos”… Y nuestra clase política no ha destacado por su honorabilidad y su afán de verdad, sino más bien por los altos índices de corrupción. No es casual que seamos el país en el que “quien no tranza no avanza” o donde “la moral es un árbol que da moras” y en el que durante prácticamente todo el siglo XX vivíamos en un orden político simulado donde, pese a la letra del texto constitucional, no éramos propiamente ni república ni democrática ni representativa ni federal.  No obstante lo anterior, nunca habíamos estado tan mal como en estos aciagos días de la autodenominada “4ª. Transformación”. Los que llegaron al poder prometiendo ser, sobre todo, moralmente distintos, en efecto lo han sido, pero para mal. En estos cuatro años de gobierno “progresista”, la élite ahora gobernante ha demostrado que, en efecto, no son iguales a los de antes, sino mucho peores. Hemos pasado de las mentiras públicas disimuladas a las mentiras descaradas y abiertas, repetidas una y otra vez sin pudor alguno tanto por el Presidente como por sus seguidores.  Como nunca, se ha hecho realidad aquello de que, parafraseando el dicho original, si el de hasta arriba miente, todos los que le siguen también mienten. Adicionalmente, si en años previos habíamos los mexicanos logrado construir algunas instituciones cuyo propósito era precisamente sanear nuestra vida pública de mentiras, tranzas, desinformación y violaciones a la ley, el gobierno morenista ha hecho lo más posible para acabar con ellas: destruyéndolas, cooptándolas o anulándolas, como ilustran los casos de la CNDH, el INAI y ahora van con todo “para destrozar” al INE. Lo mismo se puede decir de los recurrentes ataques verbales y presiones diversas a casi todos aquellos periodistas e intelectuales que denuncian y desenmascaran las muchas mentiras de las que está hecha la llamada 4T. Prohibido decir que el emperador va desnudo y la transformación anunciada involuciona de fantasía a pesadilla. Entre tanto, al señor Presidente se le han contado ya casi 100 000 mentiras en sus conferencias mañaneras (¡100 000!), más las que se acumulen. Y va cada vez peor, porque ya no se trata de mostrar sencillamente “otros datos”: Acusar al INE de “embarazar urnas” o perpetrar fraudes electorales y a Lorenzo Córdova de ser “un farsante” ya va más allá de las mentiras: es canallada. Lo mismo que explicar los accidentes cada vez más frecuentes en el metro de la CDMX por “actos de sabotaje”. Ya no digamos dar por inaugurada una refinería que quién sabe cuándo pueda funcionar si es que algún día lo hace, o presumir de un sistema de salud tipo danés cuando el desabasto de medicinas es alarmante. Y tantos otros cuentos chinos.  En el gobierno más mentiroso de la historia de México, desde luego no es dato menor señalar que han plagiado sus tesis la ministra Yazmín Esquivel; el Fiscal General, Gertz y el director impuesto en el CIDE, Romero Tellaeche.  Lo que vivimos es muy grave. Tantas mentiras desde el gobierno no son irrelevantes ni meramente anecdóticas. Las mentiras destruyen. Como las drogas. Nuestra sociedad no debe permitir esto. Nos urge verdaderamente un México sin mentiras.    " ["post_title"]=> string(39) "Las mentiras destruyen, como las drogas" ["post_excerpt"]=> string(150) "“Cada mentira que contamos es una deuda con la verdad, y tarde o temprano hay que pagarla”. - Valeri Legásov (1936-1988), científico soviético." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "las-mentiras-destruyen-como-las-drogas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-02-02 12:37:01" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-02-02 17:37:01" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88458" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(48) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a698f177cb62a7553920e04ee9ca9e57" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
amlo y sus mentiras

Las mentiras destruyen, como las drogas

“Cada mentira que contamos es una deuda con la verdad, y tarde o temprano hay que pagarla”. - Valeri Legásov (1936-1988), científico...

febrero 2, 2023
José María Ruiz Mateos

La tremenda Corte de Tres Patines, y la tragedia de nuestro Máximo Tribunal

Llevamos semanas inmersos en una comedia de enredos en la que, a raíz del plagio de una tesis de licenciatura, la plagiaria...

enero 13, 2023




Más de categoría
amlo y la justicia

¿Está la Justicia por encima del Derecho?

Los Juicios de Nuremberg establecieron de una vez por todas la posibilidad de leyes injustas y de regímenes injustos.

febrero 3, 2023
Anders Behring Breivik

Muchos mundos, un solo Ser Humano: Humanismo Multicultural Universal

El mundo es muchos mundos porque en él existen una inconmensurable cantidad de culturas, comprensiones de la vida y...

febrero 3, 2023
Cuidados paliativos

Cuidados paliativos y el principio del doble efecto

No debe olvidarse que los cuidados paliativos son una parte esencial de la atención de pacientes terminales y debe...

febrero 3, 2023
la Guardia Nacional

Cinco trabajos más que puede hacer la Guardia Nacional

Ya que la GN es multiusos, Octavio García nos menciona en qué otras tareas, además de las que ya...

febrero 3, 2023