Del neoliberalismo al populismo

El desafío de la democracia liberal es limitar el poder del capital y de los “hombres fuertes”.

27 de septiembre, 2022 Del neoliberalismo al populismo

Importa entender por qué tantas personas en casi todos los países están desencantadas y enojadas con su vida y sus gobiernos. El primer paso para el cambio es conocer las causas. Los graves problemas de inseguridad y precariedad económica y patrimonial que sufren millones dieron origen a regímenes que les prometieron terminar con los males que padecen. En algunos casos llevaron al poder a líderes con programas y políticas de derecha y, en otros, de izquierda. El común denominador de ambos tipos de dirigentes es que, una vez instalados en el gobierno, tienden a concentrar el poder y limitar las libertades que son fundamentales para el bienestar personal, colectivo y el progreso.

¿Qué causas dieron origen al gran malestar de nuestros días? Los problemas reales que enfrentaban las economías de los países occidentales dieron lugar a programas de liberación comercial y financiera a partir de los años ochenta del siglo pasado. Durante ese periodo y hasta la primera década del presente siglo la ideología en boga aconsejó libertad plena a los mercados bajo la creencia de que no causarían daños y que había que reducir al mínimo al Estado y los programas sociales para presuntamente promover la responsabilidad personal. Si bien el diagnóstico y la solución eran los indicados, se cayó en excesos que ocasionaron crisis recurrentes y enorme desigualdad.

Varios factores influyeron en el auge de lo que se conoce como neoliberalismo: el prestigio de las teorías económicas de las escuelas de Chicago (Milton Friedman) y de Austria (Friedrich Hayek), que pusieron en práctica Ronald Reagan y Margaret Thatcher, e impusieron al mundo mediante el BM y el FMI; el estancamiento e inflación en los países occidentales, agudizado por el embargo petrolero y la cuadruplicación de sus precios, que llevó a niveles sin precedentes las tasas de interés; desplome y desaparición de la Unión Soviética (Rusia), cuya característica fue la planeación central que asfixió a la iniciativa individual e innovación; excesivo endeudamiento de los países pobres.

Estos y otros fenómenos dieron como resultado una oleada de recortes al gasto público; desmantelamiento o debilitamiento extremo de los sistemas de bienestar (salud, educación, pensiones, seguridad laboral); privatización indiscriminada de empresas públicas y millones de despidos; extenuación de los sindicatos y de la organización laboral; propagación de procesos productivos y de capitales por todo el mundo, en especial hacia el sudeste de Asia; liberación de los flujos de capital, crisis financieras, fragilidad extrema del sistema bancario y enorme endeudamiento público para rescatar a bancos y empresas, cuya quiebra ocasionaría una hecatombe económica (beneficios públicos, ganancias privadas); conformación de potentes empresas monopólicas.

¿Qué pasó en la vida real? Primero cabe reconocer que el liberalismo económico ha sido una potente plataforma para el crecimiento. De acuerdo con los cálculos de Deirdre N. McCloskey, entre 1800 y el año 2015 la producción por persona en los países liberales creció 3000%. Y, al mismo tiempo que aumentó el bienestar, se expandieron la libertad y los derechos. Sin embargo, fue víctima de su propio éxito al entronizar valores relativos y convertirlos en valores absolutos. Así, la libertad absoluta de los mercados engendró sociedades disfuncionales, altamente desiguales y polarizadas. En los países socialistas ocurrió lo opuesto: pretendieron hacer de la igualdad el valor absoluto y acabaron con la libertad y terminaron empobrecidas.

En palabras de Francis Fukuyama: “Una de las ideas centrales del liberalismo es su valorización y protección de la autonomía individual. Ahora bien, ese valor básico puede llevarse demasiado lejos. Para la derecha significaba sobre todo el derecho a comprar y vender libremente, sin interferencias del Estado. Esta idea, llevada al extremo, convirtió el liberalismo económico en “neoliberalismo”… provocando desigualdades monstruosas… Para la izquierda, la autonomía significaba autonomía personal en relación con las decisiones y valores vitales y la oposición a las normas morales impuestas por la sociedad circundante. En este sentido, el liberalismo empezó a erosionar su propia premisa de tolerancia a medida que evolucionaba para convertirse en la política de identidad moderna…”. El liberalismo y sus desencantados.

Es así como la erosión del liberalismo político clásico y su mutación al neoliberalismo provocó una oleada populista en las sociedades modernas. Este tránsito no fue indoloro: el neoliberalismo ocasionó la pérdida de empleos, modos de vida, estatus, reconocimiento social, desencanto, frustración, enfermedad y muerte. La otra cara de la moneda es la de fortunas inconmensurables: hombres y empresas tan inconmensurablemente ricas que rivalizan con el poder de los Estados. Así, por ejemplo, varias empresas tecnológicas tienen un valor de mercado que sobrepasa a la producción anual de México. Y son tan poderosas que han inclinado los sistemas políticos y legales para favorecer sus intereses, en determinado del bienestar público.

Si el neoliberalismo socava a la democracia liberal mediante el dinero, el populismo propone la concentración del poder político en el Ejecutivo, como el reverso de la medalla, que a la postre ahoga las libertades individuales y políticas. Ambos han erosionado a la democracia liberal, entendida como el sistema de leyes, instituciones y contrapesos para limitar el poder, cualquiera que sea su origen. El liberalismo político ha sido más eficaz para evitar la concentración del poder político, pero menos capaz para controlar el poder económico de las grandes empresas, que también se ha convertido en poder político y ha menguado la autonomía y la libertad individual. Ambos ponen en peligro el bien común y la prosperidad. El desafío de la democracia liberal es, por tanto, limitar el poder del capital y de los “hombres fuertes”.

El liberalismo nace como medio para limitar el poder y la arbitrariedad del soberano y garantizar la vida de los súbditos, así como para lograr la paz ante la intolerancia religiosa. Con el tiempo evolucionó para transformarse en el sistema que aspira a limitar cualquier tipo de poder y dar paso a la pluralidad y la diversidad, sin menoscabo de la tolerancia. Hoy nuevamente el liberalismo político puede ser el instrumento requerido para lograr profundos cambios en la distribución del poder económico y político, así como para recuperar el valor de la tolerancia. ¿Los liderazgos políticos y empresariales están a la altura del cambio? Como antaño, se trata de preservar la vida ante el interés económico y la autonomía personal y libertad ante el poder político.

Comentarios


object(WP_Query)#18009 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83745) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83745) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18013 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18011 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18012 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-02 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-30 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (83745) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18010 (24) { ["ID"]=> int(85665) ["post_author"]=> string(2) "40" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-14 13:41:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 18:41:58" ["post_content"]=> string(5494) "¿Qué se le puede regalar a un hombre poderoso? Un consejo. A pesar de que alguien llegue tan alto, esto no significa que esté exento de cometer errores. Una cosa es llegar y la otra es sostenerse. Sostenerse significa permanecer y trascender a su tiempo, si no sucede eso, de nada sirven sus esfuerzos y el trabajo de años. Para sostenerse, un hombre poderoso debe de ser justo y saber recapacitar para darle a cada y quién su verdadero valor. Claro, no se le puede dar gusto a todos, pero sí se le puede dar el gusto a un 75% de la población brindando paz (seguridad física), desarrollo monetario (trabajo y negocios libres) y salud. Eso sí se puede, la cosa es que quieran hacerlo. Así pues, mi regalo para el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador por su cumpleaños es un consejo: en lugar de estar enfrentando a los mexicanos con insultos y crear enemistades con los mismos insultos, siembre la paz para no cosechar tempestades.  Por todos lados, hasta en los chats, existe al menos alguien que se dedica a pelear contra todos los que no piensan como usted, tratándolos de ignorantes. Lo hacen como usted, autoerigidos como hombres y mujeres probos donde se incluyen todas las virtudes humanas. Esto sin importarles que los miembros de los chats sepan el pasado de sus defensores. Ejemplos hay muchos, desde corruptos que se enriquecieron desde generaciones con los gobiernos corruptos que usted combatió, hasta ex regenteadores de prostíbulos donde esclavizaban a mujeres explotándolas como esclavas sexuales en su contra. Es triste ver todo esto, presidente Andrés Manuel López obrador. Pleitos políticos por todos lados, odio de clases, odio al que tiene más o es güerito, odio al que no es transexual o homosexual, odio al que piensa diferente a usted, odio a todo lo que no sea MORENA. Odio a la fe de los católicos, odio a la vida como la conocemos, odio al que se quiere desarrollar. En fin, odio por todos lados, no importa si son “amigos” de años o familiares. Esto si no es controlado, presidente Andrés Manuel López Obrador, nos llevará a una guerra civil, la cual será motivada por tonterías como lo es el caso de la guerra en Ucrania invadida por Rusia. Mantenga la paz, presidente Andrés Manuel López Obrador. Impulse la libre empresa nacional y extranjera para que exista trabajo y así todos tengan la oportunidad de mejorar su economía y tengan condiciones dignas de salud. Así los mexicanos se sentirán arropados y cuidados por el líder, que no falte atención, se castigue a los corruptos y a los narcos envenenadores de la juventud. Al asegurar el trabajo a un pueblo y que no tenga límite en sus ganancias, tendrá votantes leales para su transformación; con un pueblo con salud garantizada, tendrá padres. Con el buen trato, tendrá ciudadanos  agradecidos con usted. Si usted ve que con programas “sociales” mantendrá su base electoral, tendrá un contingente que si viene alguien con más “apoyo” se le volteen. No compre conciencias, mejor gáneselas con salud, desarrollo y seguridad. ¿Usted creé que la gente no lo culpa si se le perdió un hijo o se le murió un hijo en su mandato, o si le robaron algo de su propiedad, usted creé que no? Si lo cree o si piensa que le creen porque usted culpa a los gobernantes del pasado, no es así, presidente Andrés Manuel López Obrador. ¿Qué necesidad hay? ¿Qué herencia va a dejar a sus hijos y a los mexicanos? ¿El odio, la desesperanza, el enojo, la frustración y la desgracia? No, presidente Andrés Manuel López obrador, no lo permita. Es fácil, favorezca la instalación de energía solar y eólica por todo el país, que cada casa que lo pueda pagar sea generadora de energía, así podría usted abaratar la energía eléctrica a la gente que no tenga desarrollo. Favorezca la educación de ciencias y oficios en todos los niveles de la ciudadanía para que puedan crear empresas. Apoye el campo de manera efectiva para que todos puedan producir comida para todos los mexicanos, no para que sean limitadas las producciones para autoconsumo. En fin, el desarrollo se le puede dar a todos, porque los mexicanos son trabajadores, si no, ¿de dónde cree que vengan las remesas? Vienen del esfuerzo aspiracionista de un mexicano que quiere ser mejor que los demás en su pueblo o ciudad porque es un aspiracionista que se fue al extranjero a aguantar todo por su familia. Finalmente, le aconsejo que se preocupe más por los mexicanos que por los migrantes ilegales que vienen huyendo de sus amigos dictadores de Venezuela, Nicaragua, y Cuba. ¡Los primeros son los mexicanos! ¡México para los mexicanos, presidente! Usted tiene muchas cosas buenas, pero la verdad da miedo el encono y odio. Porque perderemos todo si se da una guerra civil. ¡Siembre la paz para no cosechar tempestades!... ¡Felicidades!" ["post_title"]=> string(29) "Un regalo para Andrés Manuel" ["post_excerpt"]=> string(122) "Para sostenerse, un hombre poderoso debe de ser justo y saber recapacitar para darle a cada y quién su verdadero valor. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "un-regalo-para-andres-manuel" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-14 13:44:18" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 18:44:18" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85665" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17986 (24) { ["ID"]=> int(85837) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-18 14:51:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-18 19:51:50" ["post_content"]=> string(9472) "Hace miles de años, antes de que conociéramos los aspectos más elementales del funcionamiento del planeta, el ser humano le atribuía a la naturaleza un cierto nivel de consciencia. Desde aquella perspectiva era posible suponer que un volcán tuviera “ánima”, una especie de vida interior que le permitía ejercer una determinada voluntad, con lo cual entregarle ofrendas para “mantenerlo contento” y así evitar que destruyera la aldea tenía sentido. Desde luego, a ningún vulcanólogo de hoy se le ocurría una solución semejante para salvar un poblado que se encuentra en la trayectoria de una inminente erupción. ¿Eso significa que la tribu del paradigma pre-científico estaba equivocada, que lo que suponían una verdad evidente, no lo era? La respuesta es: depende de cómo se quiera analizar. Si lo vemos desde la experiencia del mundo que se podía tener en aquella época, se trataba de una verdad incuestionable: si ellos estaban vivos y estaban conscientes de sí mismos, no había ninguna razón evidente para que no sucediera lo mismo con el resto del mundo que los rodeaba. Si lo vemos desde nuestra experiencia del mundo, no hay duda que se trata de un juicio erróneo. Pero nada impide que en el futuro, aún sin tratarse de un ánima de la forma en que lo pensaban en el paleolítico, se descubra que la Naturaleza en su conjunto en efecto posee un cierto grado de consciencia y que lo manifiesta y expresa de modos y bajo determinados códigos que hoy no estamos habilitados para descifrar. Lo cierto es que son muy pocas de las verdades consideradas incuestionables en cada etapa de desarrollo humano que lo continúen siendo para siempre. Eso nos lleva a la pregunta obvia: ¿cuántas y cuáles de las verdades que hoy nos parecen evidentes e irrefutables dejarán de serlo muy pronto? Pero esto no significa que no existan verdades a las cuales asirnos, tan sólo que debemos entender que se trata de las “verdades de hoy”, mismas que eventualmente serán desmentidas. La tribu que entregaba ofrenadas y sacrificios al volcán estaba tan en lo cierto como lo estaba Newton al publicar su obra: Philosophiae naturalis principia mathematica de 1687, en la que se describe la ley de gravitación universal y se establecen las leyes de la mecánica clásica como absolutas y aplicables en todos los tiempos y cada rincón del cosmos. Estas verdades indiscutibles lo fueron hasta la aparición de Einstein y el descubrimiento de la relatividad. Desde la perspectiva de la física clásica las leyes descubiertas explicaban el funcionamiento básico del cosmos y eran la llave para desentrañar el resto de los secretos que aun no habíamos desvelado. Hasta que, a principios del siglo XX, una nueva generación de científicos articuló un nuevo relato que defendía el hecho de que bajo ciertas circunstancias las leyes de la física tradicional dejaban de operar y eran sustituidas por otras cuyo funcionamiento encarna un cierto grado de misterio al tender a la indeterminación y la incertidumbre, paradigma opuesto al de la física clásica que se apoyaba en la estabilidad y predictibilidad. ¿Qué es un paradigma? Un paradigma no es otra cosa que una serie de parámetros que permiten “reconocer” e interpretar la realidad inmediata percibida articulándola en una serie de relatos y narraciones que le den forma y cohesión. Es una estructura de ideas, costumbres, conductas que confirman la existencia en ese mundo percibido. Cada uno de ellos busca, lucha y se impone a los otros en una búsqueda frenética por tener razón, por ser un espejo incuestionable de la verdad, lo que hace más complejo un acuerdo con paradigmas distintos. Si existe alguna característica auténticamente humana, que pareciera estar presente en todos los tiempos y todas las culturas, es la necesidad de explicarnos el universo en que vivimos. Desde luego, esta explicación, como sucedía tanto con la tribu del volcán como con Newton, se concreta a partir de las herramientas, recursos y conocimientos con que se cuenta en cada tiempo y circunstancia. Einstein y Newton encabezaron diferentes paradigmas dentro de la ciencia, y tanto ellos, como la tribu animista del ejemplo del volcán, habitaron mundos regidos por leyes distintas, aun cuando se tratara del mismo planeta Tierra. En cada etapa del desarrollo humano se han fijado las conclusiones inferidas en una serie de relatos que, al articularse entre sí, conforman una estructura, un andamiaje narrativo que le otorga sentido y dirección al grupo que lo ha elaborado y asumido como verdadero. Hasta que, de pronto, algo ocurre. De una forma súbita e inesperada emerge un nuevo conocimiento o se descubre algo que siempre había estado ahí pero que les resultaba invisible para el relato existente. Como si viniera de la nada, como si de pronto se hubiese descubierto un nuevo mundo, se consolida una comprensión que renueva el universo hasta entonces conocido y que permea en todos los ámbitos –económico, político, social, ético, moral, científico, etc.– Esta innovadora forma de explicar la realidad no sólo es incompatible con el metarrelato hegemónico previo sino que lo hace colapsar, con lo cual la narrativa emergente se cristaliza como la nueva vanguardia que no tardará en asumirse como la verdad que constituye los cimientos de un nuevo metarrelato dominante. Pensemos, como ejemplo, en un diminuto invento que detonó una revolución social y transformó los paradigmas de convivencia de su tiempo: la píldora anticonceptiva. En julio de 1961, el laboratorio Searle, con la venia de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA– Food and Drug Administration) inició la comercialización del Enovid 5 mg, la primera píldora diseñada propiamente con fines anticonceptivos. Desde luego que una transformación del calado de la que experimentó el mundo en la década de los sesenta del siglo XX no ocurre como consecuencia de un sólo cambio o estímulo. Pareciera que cada paradigma consigue su plenitud y una vez que sus narrativas se consolidan y es entonces que se precipita en una lenta pero constante decadencia, donde las corrientes internas cambian poco a poco de dirección asumiendo una nueva tendencia general, una especie de caldo de cultivo que favorece la formación de nuevas comprensiones que paulatinamente se manifiesta en todos lo ámbitos, dando lugar a una nueva comprensión general, un nuevo metarrelato que sustituye al anterior. Mientras la píldora anticonceptiva se utilizó como la punta de lanza para una liberación sexual en ciernes, se construye un célebre muro en Berlín, los Beatles aseguran que “all you need is love”, una crisis de misiles amenaza la continuidad de nuestra especie, Marilyn Monroe canta las mañanitas a Kennedy, es asesinado Martin Luther King por tener un sueño de igualdad, Juan XXIII convoca al Concilio Vaticano II, aparecen las minifaldas y el bikini, toma forma una nueva variedad de conflicto global: la guerra fría, surge la contracultura como contrapeso a las convenciones de la tradición, entra en funcionamiento ARPANET –abuelo de nuestro actual Internet–, tienen lugar las protestas de mayo del 68 en París, la primavera de Praga y revolución cultural en China, se realiza el primer transplante de corazón, estallan las protestas antibélicas contra la guerra de Vietnam, se consolida el movimiento por los derechos civiles en los Estados Unidos, inicia la migración masiva del campo a las ciudades –lo que da lugar a nuevas formas de urbanismo– y se corona la  carrera espacial con la llegada del Apolo 11 a la Luna. Podríamos seguir por muchas páginas señalando los cambios que se dieron en todos los aspectos de lo humano durante esa década, y si bien es posible enumerarlos como si se tratara de eventos aislados, lo cierto es que si los observamos como hilos de un gran tapiz, podemos percibir un espíritu de conjunto que explica los potentes cambios paradigmáticos que tuvieron lugar en la década de los sesenta y se consolidaron en la siguiente. Luego de este periodo, el mundo jamás volvió a ser el mismo. Las verdades sólidas que dieron sentido y estructura a las décadas precedentes lucían de pronto caducas y anticuadas y parecían desmoronarse como castillos de arena. En apenas unos lustros la familia, la democracia, la política, el trabajo, las relaciones humanas, el ocio, la moda, y un larguísimo etcétera, comenzaron a conceptualizarse de manera diferente. Cuando un metarrelato se ha configurado se convierte en una manera general y totalizadora de entender el mundo, un pacto tácito que sus miembros –muchas veces de manera inconsciente– suscriben. Aún sin darnos cuenta, el entretejido de narrativas en que estamos inmersos moldea nuestra manera de relacionarnos, las normas morales que aceptamos como válidas, nuestra apariencia externa, el tipo de lugares a los que asistimos, el tipo de casa, coche y trabajo que deseamos tener y hasta la clase de persona de quien soñamos enamorarnos. Las metanarrativas funcionan como las grandes estructuras sobre las que ejercemos nuestra libertad: estructuran el pensamiento y limitan lo que consideramos posible y verdadero. Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir Facebook:  Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(41) "Construcción paradigmática de la verdad" ["post_excerpt"]=> string(306) "El ser humano tiene la necesidad existencial de explicarse el universo en que vive. Un paradigma es una serie de parámetros que permiten “reconocer” e interpretar la realidad inmediata percibida. Es una estructura de ideas, costumbres, conductas que confirman el funcionamiento de ese mundo percibido." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(39) "construccion-paradigmatica-de-la-verdad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-18 14:51:50" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-18 19:51:50" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85837" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18010 (24) { ["ID"]=> int(85665) ["post_author"]=> string(2) "40" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-14 13:41:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 18:41:58" ["post_content"]=> string(5494) "¿Qué se le puede regalar a un hombre poderoso? Un consejo. A pesar de que alguien llegue tan alto, esto no significa que esté exento de cometer errores. Una cosa es llegar y la otra es sostenerse. Sostenerse significa permanecer y trascender a su tiempo, si no sucede eso, de nada sirven sus esfuerzos y el trabajo de años. Para sostenerse, un hombre poderoso debe de ser justo y saber recapacitar para darle a cada y quién su verdadero valor. Claro, no se le puede dar gusto a todos, pero sí se le puede dar el gusto a un 75% de la población brindando paz (seguridad física), desarrollo monetario (trabajo y negocios libres) y salud. Eso sí se puede, la cosa es que quieran hacerlo. Así pues, mi regalo para el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador por su cumpleaños es un consejo: en lugar de estar enfrentando a los mexicanos con insultos y crear enemistades con los mismos insultos, siembre la paz para no cosechar tempestades.  Por todos lados, hasta en los chats, existe al menos alguien que se dedica a pelear contra todos los que no piensan como usted, tratándolos de ignorantes. Lo hacen como usted, autoerigidos como hombres y mujeres probos donde se incluyen todas las virtudes humanas. Esto sin importarles que los miembros de los chats sepan el pasado de sus defensores. Ejemplos hay muchos, desde corruptos que se enriquecieron desde generaciones con los gobiernos corruptos que usted combatió, hasta ex regenteadores de prostíbulos donde esclavizaban a mujeres explotándolas como esclavas sexuales en su contra. Es triste ver todo esto, presidente Andrés Manuel López obrador. Pleitos políticos por todos lados, odio de clases, odio al que tiene más o es güerito, odio al que no es transexual o homosexual, odio al que piensa diferente a usted, odio a todo lo que no sea MORENA. Odio a la fe de los católicos, odio a la vida como la conocemos, odio al que se quiere desarrollar. En fin, odio por todos lados, no importa si son “amigos” de años o familiares. Esto si no es controlado, presidente Andrés Manuel López Obrador, nos llevará a una guerra civil, la cual será motivada por tonterías como lo es el caso de la guerra en Ucrania invadida por Rusia. Mantenga la paz, presidente Andrés Manuel López Obrador. Impulse la libre empresa nacional y extranjera para que exista trabajo y así todos tengan la oportunidad de mejorar su economía y tengan condiciones dignas de salud. Así los mexicanos se sentirán arropados y cuidados por el líder, que no falte atención, se castigue a los corruptos y a los narcos envenenadores de la juventud. Al asegurar el trabajo a un pueblo y que no tenga límite en sus ganancias, tendrá votantes leales para su transformación; con un pueblo con salud garantizada, tendrá padres. Con el buen trato, tendrá ciudadanos  agradecidos con usted. Si usted ve que con programas “sociales” mantendrá su base electoral, tendrá un contingente que si viene alguien con más “apoyo” se le volteen. No compre conciencias, mejor gáneselas con salud, desarrollo y seguridad. ¿Usted creé que la gente no lo culpa si se le perdió un hijo o se le murió un hijo en su mandato, o si le robaron algo de su propiedad, usted creé que no? Si lo cree o si piensa que le creen porque usted culpa a los gobernantes del pasado, no es así, presidente Andrés Manuel López Obrador. ¿Qué necesidad hay? ¿Qué herencia va a dejar a sus hijos y a los mexicanos? ¿El odio, la desesperanza, el enojo, la frustración y la desgracia? No, presidente Andrés Manuel López obrador, no lo permita. Es fácil, favorezca la instalación de energía solar y eólica por todo el país, que cada casa que lo pueda pagar sea generadora de energía, así podría usted abaratar la energía eléctrica a la gente que no tenga desarrollo. Favorezca la educación de ciencias y oficios en todos los niveles de la ciudadanía para que puedan crear empresas. Apoye el campo de manera efectiva para que todos puedan producir comida para todos los mexicanos, no para que sean limitadas las producciones para autoconsumo. En fin, el desarrollo se le puede dar a todos, porque los mexicanos son trabajadores, si no, ¿de dónde cree que vengan las remesas? Vienen del esfuerzo aspiracionista de un mexicano que quiere ser mejor que los demás en su pueblo o ciudad porque es un aspiracionista que se fue al extranjero a aguantar todo por su familia. Finalmente, le aconsejo que se preocupe más por los mexicanos que por los migrantes ilegales que vienen huyendo de sus amigos dictadores de Venezuela, Nicaragua, y Cuba. ¡Los primeros son los mexicanos! ¡México para los mexicanos, presidente! Usted tiene muchas cosas buenas, pero la verdad da miedo el encono y odio. Porque perderemos todo si se da una guerra civil. ¡Siembre la paz para no cosechar tempestades!... ¡Felicidades!" ["post_title"]=> string(29) "Un regalo para Andrés Manuel" ["post_excerpt"]=> string(122) "Para sostenerse, un hombre poderoso debe de ser justo y saber recapacitar para darle a cada y quién su verdadero valor. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "un-regalo-para-andres-manuel" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-14 13:44:18" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 18:44:18" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85665" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(49) ["max_num_pages"]=> float(25) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "965c1d77f1a1b80f1fdddaa67f8f2221" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Un regalo para Andrés Manuel

Para sostenerse, un hombre poderoso debe de ser justo y saber recapacitar para darle a cada y quién su verdadero valor.

noviembre 14, 2022

Construcción paradigmática de la verdad

El ser humano tiene la necesidad existencial de explicarse el universo en que vive. Un paradigma es una serie de parámetros que...

noviembre 18, 2022




Más de categoría
la 4T y la selección mexicana

Los fracasos del fin de semana: la 4T y la selección mexicana

La política y la Selección Mexicana: los vertederos de las ilusiones de los mexicanos.

noviembre 29, 2022
Marcha de AMLO

Marcha de AMLO

El dispendio de recursos para la marcha del domingo no pasó inadvertido.

noviembre 29, 2022
Buenos contra malos

Buenos contra malos

Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas...

noviembre 29, 2022
horario del bienestar

¡Preparémonos para los efectos del horario del bienestar!

Bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá...

noviembre 28, 2022