Creando nuevas narrativas: de la creencia a la convicción

Una vez que distinguimos la diferencia entre lo verdadero y lo interpretado, estamos en posibilidad de decidir conscientemente en qué queremos creer, que tipo de convicciones generales nos gustaría que nos rijan como humanidad.  Sólo a partir...

27 de agosto, 2021

Una vez que distinguimos la diferencia entre lo verdadero y lo interpretado, estamos en posibilidad de decidir conscientemente en qué queremos creer, que tipo de convicciones generales nos gustaría que nos rijan como humanidad. 

Sólo a partir de ejercicios dialécticos serios y profundos podemos discernir cuánto queda de verdad en nuestra manera de estar en el mundo. 

A lo largo de toda la historia humana hemos construido nuestras narrativas a partir de creencias arraigadas tan hondo que ni siquiera nos resultaban perceptibles. 

La metodología ha sido más o menos la siguiente: primero nos enfrentábamos a la necesidad imperiosa de explicar algo –un fenómeno natural, una situación, algún elemento de nuestra subjetividad, nuestra propia existencia, etc.–. Paulatinamente la exploración al respecto de esta inquietud se asentaba configurando una creencia que le diera respuesta. Y, finalmente, se articulaban los relatos que racionalizaban la creencia originaria, dando lugar a una cosmovisión que organizara coherentemente el mundo alrededor de ella. Esta cosmovisión era interiorizada por cada miembro del grupo –incluso en aquellos que la criticaban– y se trasmitía a cada nueva generación con una certeza tal, que terminaba por convertirse en verdades incuestionables. 

De este modo suponemos erróneamente que ser católico, capitalista, aristócrata o intocable (en el sistema de castas hindú) se convierte justo en eso, en una condición del “ser” y no en un cuerpo de ideas y creencias susceptibles de ser cuestionadas. Y de ahí que estos “modos de ser” se asuman como Verdades Absolutas y tangibles y aquel que no las comparta –puesto que está contra la Verdad– simplemente está equivocado y merece persecución y escarmiento. 

Sin embargo hemos llegado a un nivel de evolución humana donde podemos dar un paso adelante y diferenciar lo que es una verdad universal –como la fuerza de gravedad o el funcionamiento objetivo de nuestra fisiología– de una construcción humana que funciona distinto en cada tiempo y cultura –como las estructuras políticas o económicas, las leyes, los modos de vestir, etc.–. 

Una vez que estamos en la posibilidad de distinguir esta diferencia central entre lo verdadero y lo interpretado, estamos también en la posibilidad de decidir conscientemente en qué queremos creer, que tipo de convicciones generales, que se superpongan a prejuicios y miedos, nos gustaría que nos rijan como humanidad. 

Pensemos en tres ejemplos de cómo podemos racionalizar nuestras creencias para convertirlas en convicciones de carácter general: 

1.- Para explicarnos los fenómenos naturales, ¿preferimos un mito o una tradición, o mejor optamos por la investigación científica?

2.- Por más que “el otro” nos asuste y nos produzca rechazo por ser distinto a nosotros, ¿estamos dispuestos a entenderlo como un igual, con dignidad, derechos y obligaciones semejantes a los nuestros o decidimos continuar viviendo en un mundo de racismo, segregación, fronteras inexpugnables y rechazo a la diferencia?

3.- A pesar de que la economía es una creación humana, ¿estamos dispuestos a aceptar que sea el capital quien dirija el destino del ser humano, en vez de que sea el ser humano quien dicte las reglas que rigen al capital?

Estos son sólo tres ejemplos del tipo de pregunta que podríamos hacernos para desafiar nuestras creencias más arraigadas. Sólo a partir de ejercicios dialécticos serios y profundos podemos discernir cuánto queda de verdad en aquellas ideas que, de tan antiguas, ni siquiera sabemos que tenemos, pero que, seamos conscientes de ellas o no, rigen nuestra manera de estar en el mundo.  

La respuesta a estas preguntas puede estar, en primera instancia, alejada de nuestras creencias individuales, pero una vez que racional, ética y moralmente –como personas y como grupo– escogemos una de las alternativas posibles como la mejor forma de gestionarnos como especie ante los retos del presente, se convierte en una convicción que habrá de regir nuestros actos, las leyes que promulguemos, las políticas públicas que se apliquen e incluso la manera en que nos vinculamos con nuestra gente querida. 

Esta manera de encararlo no niega ni limita la diversidad cultural. Una vez que hemos optado por una convicción de carácter general, la ideología y el tipo de relato que se utilicen para articular la narrativa que sostenga dicha convicción pueden ser muy diversos y en concordancia con la cultura que los elabore. Una vez que la convicción implícita se interioriza con seriedad, el relato resultante defenderá valores profundos que, una vez contrastados con otras culturas que hayan pasado por el mismo proceso, resultarían externamente distintos, pero análogos en su esencia. 

Al contrario de limitar la diversidad cultural, el asumir una misma convicción racional y conscientemente y expresarla desde múltiples idiosincrasias particulares, daría lugar a un mosaico de formas heterogéneas en que el ser humano es capaz de expresar un mismo valor. 

 

En el siguiente artículo exploraremos si dentro de las convicciones que podemos decidir tener, hay algunas más deseables que otras o si todas tienen el mismo valor. Y, en caso de que no de lo mismo una cosa que otra, cuál es el criterio para seleccionar la mejor convicción. 

 

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carlos Aldir

Comentarios


object(WP_Query)#18011 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69823) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69823) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18015 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18013 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18014 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-02 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-30 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (69823) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85338) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-04 11:20:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-04 16:20:11" ["post_content"]=> string(10298) "En la pasada reunión Binacional México-EEUU en Washington, la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) y la Administración Federal de Aviación (FAA) señalaron que es una prioridad de ambos gobiernos “la pronta recuperación de la Categoría 1 mexicana, a fin de garantizar la seguridad aérea de 30 millones de pasajeros (sic)”. Otro tema de la tensa agenda entre los dos países que, en este caso, exhibe la inseguridad de nuestra operación aérea, y afecta el negocio para las aerolíneas nacionales e, indirectamente, a otros sectores de la economía.  Después de un año y medio de que la seguridad aérea operacional mexicana fuera degradada a Categoría 2 por la FAA, en mayo de 2021, y frente a los casi nulos avances de parte del gobierno mexicano (de hecho en principio eran 28 observaciones, que aumentaron a 48, en las siete revisiones posteriores que se han realizado -se establecieron un máximo de 10 revisiones-), cuesta mucho trabajo creer que los nuevos esfuerzos anunciados para, ahora sí, resolver este fundamental asunto de seguridad para millones de viajeros aéreos, pueda ser resuelto en el corto plazo.  Hace apenas unos días, en la sede de la FAA, la delegación mexicana integrada por el embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma, el encargado de despacho de la SICT, Jorge Nuño Lara, el subsecretario de la SICT, Rogelio Jiménez Pons y el director de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), el General retirado Miguel Vallín, presentaron a Billy Nolen (administrador interino de la FAA), el plan de trabajo para recuperar la Categoría 1. El responsable de este proyecto, Nuño Lara, señaló que se busca atender tres temas: cambios legales, presupuesto para la AFAC y el plan de acción correctiva en materia de seguridad aérea operacional (PAC).  A pesar de ser una buena noticia, hay muchas dudas sobre cuándo finalmente podría recuperarse la Categoría 1. La FAA presentará sus conclusiones sobre el PAC (lo está revisando) hasta enero de 2023, y a partir de ahí se fijará una fecha para la auditoría final. Nuño Lara considera que, si el plan es aceptado, y se implementa en tiempo y forma, podríamos recuperar la categoría perdida para el verano de 2023.  Pero para que suceda, ante todo, se le debe dar la prioridad debida en el gobierno mexicano. Es un plan correctivo intensivo en capital, y de personal con capacidad y preparación, que son recursos que han escaseado por la austeridad y “pobreza franciscana” en la administración actual del presidente López Obrador. Lo que más debiera preocupar Más allá de la pérdida de negocio para las aerolíneas mexicanas por el estatus en Categoría 2, y los efectos colaterales que esto conlleva (que es de por sí un asunto serio, como más adelante se analiza), lo más preocupante es el trasfondo de inseguridad en el que, queda de manifiesto, opera hoy la industria de aviación civil de nuestro país.  Cabe resaltar que la FAA sustenta su evaluación en que el gobierno mexicano no cumple con los estándares de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que es la entidad de las Naciones Unidas que regula la aeronáutica mundial. Si bien México perdió la Categoría 1 en 2010, la FAA se centró entonces en el número insuficiente de inspectores, aspecto que fue solventado cuatro meses después. Ahora las observaciones son más graves e implican aspectos relacionados con la legislación aeronáutica (porque se considera que “no garantizan estándares mínimos nacionales de seguridad internacional"); recursos financieros y presupuesto; contratación de personal capacitado, suficiente y con los tabuladores pertinentes, certificación y vigilancia; y, la operación de diversos sistemas técnicos y de inspección aérea (mantenimiento de registros, procedimientos de inspección o resolución de problemas de seguridad).  Una de las principales preocupaciones de la FAA recae en las certificaciones del personal responsable de garantizar que los principales aspectos de la operación aérea en el país funcionen puntualmente. Se pone en entredicho, entonces, la capacidad de México, por medio de la AFAC, de garantizar el precepto fundamental de “viajar seguro”. Menos negocio A partir de la rebaja de calificación a Categoría 2, se prohíbe a las líneas aéreas nacionales ofrecer nuevos servicios o rutas con EEUU. La medida también impide a las aerolíneas estadounidenses comercializar y vender boletos con aerolíneas asociadas mexicanas, aunque no afecta el servicio existente de las aerolíneas mexicanas a EEUU. En principio, Aeroméxico declaró que sus "operaciones desde y hacia EEUU no tendrían afectaciones" por esta medida, pero después de año y medio, algunas aerolíneas buscan opciones por si no se recupera la Categoría 1 en el 2023 (por ejemplo, Volaris busca seguir creciendo en EEUU a través de vuelos originados en Centroamérica, a partir de su filial en El Salvador). Entre los principales impactos de negocio destacan: Mercado. Mientras que las líneas aéreas mexicanas están “congeladas” en términos de crecimiento con EEUU, las estadounidenses pueden seguir aumentando rutas hacia México. Esto ha resultado en mayor disparidad en la participación de mercado entre aerolíneas de los dos países. A septiembre pasado, las estadounidenses ocupaban casi el 72% del mercado. Entre enero y septiembre de 2022, México recibió alrededor de 78 millones de pasajeros, lo que representa un aumento de 3% comparado con 2019, previo a la pandemia (el mercado con EEUU es uno de los motores de este crecimiento). Aeropuertos. Operar aeropuertos en México es un negocio que avanza e impulsa a otros (en el tercer trimestre del 2022 las operadoras de aeropuertos -Asur, GAP y OMA- fueron las empresas que tuvieron mayor flujo operativo en la Bolsa Mexicana de Valores). Al gobierno, por medio de la AFAC, le corresponde que se opere con la mayor seguridad posible. Al día de hoy, los aeropuertos de México comparten la Categoría 2 con los que están en Bangladesh, Ghana, Pakistán y Venezuela, por operar por debajo de los estándares mínimos internacionales. Turismo. Según estimaciones de la Secretaría de Turismo, este sector aportará en 2022 al país alrededor de $35mil millones de dólares, entre otros, por un aumento del 22.5 % de los asientos y vuelos programados por las compañías aéreas en 2022. Prevén que el sector turístico de México, que hasta antes de la crisis por la pandemia representaba un 8.7 % del PIB nacional en 2019, cerrará en 2022 en el 8.3 %. Recuperar la Categoría 1 sería un factor que impulsaría su crecimiento. Seguros y reaseguros. Si la seguridad operacional aérea en territorio nacional está vulnerada por aspectos técnicos, de presupuesto y de personal calificado, pudiera impactar el costo de las pólizas de seguro de responsabilidad civil y demás seguros aeronáuticos que por ley deben contratar las líneas aéreas para cubrir incidentes.  A partir de la Convención de Chicago* (Convenio sobre Aviación Civil Internacional, 1944) se determina como valor fundamental el de la “seguridad”, en cuanto tiende a organizar un transporte aéreo seguro, regular y eficiente. El valor “seguridad” en el ámbito específico aeronáutico se analiza bajo dos conceptos diferentes: “seguridad aeroportuaria” y “seguridad aérea”. La OACI marca la pauta de cumplimiento de los estándares mínimos. AIFA. No se puede dejar de mencionar a este aeropuerto que no acaba de despegar, aunque ha mejorado sus volúmenes. De particular interés debería resultarle al gobierno recuperar la Categoría 1 porque posiblemente registraría más movimiento si no estuviera degradada la aeronáutica civil del país, y fuera reconocido por la FAA. No hay Plan B En entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula el lunes, Nuño Lara aseguró que si el PAC falla, el gobierno no tiene Plan B. La ambigüedad de esa declaración genera mayor incertidumbre y desconfianza sobre nuestra pronta salida a esta problemática. Como si hiciera falta, el reciente hackeo a la SICT viene a empeorar las cosas ya que se anunció mediante decreto ayer, que se suspenderán hasta el 31 de diciembre todos los trámites relacionados con aviación civil. El presidente López Obrador ha declarado que este asunto de la recategorización se ha politizado. Se ha llegado a sugerir que nuestro país podría pedirle a la OACI que haga una revisión de la revisión de la FAA.  El hecho es que mientras que el gobierno no le dé la prioridad que amerita, podríamos esperar que alguien en la industria emitiera una especie de ”Código Bravo “ (a la manera que se usa entre aerolíneas), para alertar de una emergencia general en el sector operativo aéreo nacional,  por la fallida intervención de las autoridades. *Convención de Chicago: “Art. 44 … a) Asegurar el progreso seguro y sistemático de la aviación civil internacional en el mundo…h) Fomentar la seguridad de los vuelos en la navegación aérea internacional”.  " ["post_title"]=> string(79) "Categoría 1: recuperar la seguridad aérea de 30 millones de pasajeros al año" ["post_excerpt"]=> string(208) "Otro tema de la tensa agenda entre México y EEUU que exhibe la inseguridad de nuestra operación aérea, afecta el negocio para las aerolíneas nacionales e, indirectamente, a otros sectores de la economía." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(75) "categoria-1-recuperar-la-seguridad-aerea-de-30-millones-de-pasajeros-al-ano" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-04 11:50:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-04 16:50:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85338" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17986 (24) { ["ID"]=> int(85401) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-08 11:00:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 16:00:01" ["post_content"]=> string(4212) "Hace unos días una mujer increpó al diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) en un supermercado en Cuernavaca. Le reprochó que estuviera en ese supermercado (City Market), ya que está orientado a clientes con potencial adquisitivo, y no a personas que pregonan la austeridad republicana. No es la primera vez que Fernández Noroña sufre este tipo de agresiones. El supermercado en cuestión es un lugar con acceso al público en general donde a la entrada aparece la leyenda de no discriminación. Cualquier persona, sin importar su postura política, puede entrar y hacer compras. Pero parece que para algunas personas, si alguien se dice simpatizante o pertenece a la llamada Cuarta Transformación, no puede acudir a ciertos lugares. Esto es un clasismo inaceptable y quien así actúa lo hace desde un falso plano de superioridad.  La gran maravilla de la forma de gobierno llamada República es el principio jurídico de igualdad (los monarquistas no están preparados para esta conversación; ¡y hay monarquistas en México, aunque usted no lo crea!).  Hay personas que se creen superiores y no acaban de aceptar que, bien o mal, de manera eficiente o ineficiente, uno de los ingredientes principales de la 4T es su espíritu social y su orientación hacia los pobres y marginados. Y por eso ha sido bien recibida la 4T por la mayoría de los mexicanos, que la siguen apoyando ante el horror y la incredulidad de muchas personas –como la señora que agredió a Noroña en el City Market– que no pueden entender “cómo es posible que el pueblo sea tan estúpido y siga avalando a López Obrador”.  Para ellos apoyar a López Obrador significa que uno es naco, jodido y resentido (ojo: yo no apoyo a López Obrador ni a ningún régimen; la misión que yo mismo me he dado es ejercer mi libertad y criticar a todos los gobiernos, porque no hay gobierno perfecto. Sin crítica no hay libertad; sin libertad no hay nada). El presidente López Obrador habló de esto en la conferencia matutina del jueves 3 de noviembre. “Ahora resulta –ironizó  el presidente– que si alguien lucha por una causa justa no debe usar zapatos, sino huarache; no se puede poner traje, ni viajar en avión”.  Yo mismo –su amigo y servidor Venus Rey Jr– he sufrido este tipo de reclamos y descalificaciones, incluso en mis círculos cercanos. Algunos suponen que si yo escribo un artículo en donde resalto algún punto que me parece acertado por parte del gobierno, entonces soy un chairo que no debería beber whisky en un restaurante, ni debería hacer mis compras en un supermercado dirigido a un segmento con poder adquisitivo, ni debería viajar a Estados Unidos o Europa, sino que debería beber aguarrás, hacer mis compras en el mercado de un barrio marginado, y debería irme nadando a Cuba o a Venezuela. Esto es inaceptable y revela un clasismo y una exclusión que hasta me da escalofrío (claro, también debo decir que cuando escribo un artículo criticando al gobierno, me llueven insultos, mentadas de madres, descalificaciones y hasta las amenazas por parte de los simpatizantes de la 4T; pero ahora estoy hablando de lo que sucedió a Fernández Noroña y de lo que dijo el presidente). El desprecio que sienten algunas personas hacia los simpatizantes y personajes de la 4T no se queda solo en que los corran de un supermercado, o les griten en un restaurante o en un avión. Si todo fuera como eso, no sería tan grande el problema. El problema es que se traduce en una insoportable actitud de superioridad y desprecio al pobre, al de piel oscura, al marginado, al humilde, al pueblo. Porque hablan de “pueblo” desde afuera, como si no fueran parte del pueblo mexicano. Y se traduce también en descalificaciones masivas y en pseudoargumentos para “demostrar” que el pueblo no debe participar en los procesos democráticos ni debe ocupar cargos públicos, porque es inculto y bruto." ["post_title"]=> string(43) "El inaceptable clasismo de algunas personas" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "el-inaceptable-clasismo-de-algunas-personas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-08 12:08:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 17:08:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85401" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85338) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-04 11:20:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-04 16:20:11" ["post_content"]=> string(10298) "En la pasada reunión Binacional México-EEUU en Washington, la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) y la Administración Federal de Aviación (FAA) señalaron que es una prioridad de ambos gobiernos “la pronta recuperación de la Categoría 1 mexicana, a fin de garantizar la seguridad aérea de 30 millones de pasajeros (sic)”. Otro tema de la tensa agenda entre los dos países que, en este caso, exhibe la inseguridad de nuestra operación aérea, y afecta el negocio para las aerolíneas nacionales e, indirectamente, a otros sectores de la economía.  Después de un año y medio de que la seguridad aérea operacional mexicana fuera degradada a Categoría 2 por la FAA, en mayo de 2021, y frente a los casi nulos avances de parte del gobierno mexicano (de hecho en principio eran 28 observaciones, que aumentaron a 48, en las siete revisiones posteriores que se han realizado -se establecieron un máximo de 10 revisiones-), cuesta mucho trabajo creer que los nuevos esfuerzos anunciados para, ahora sí, resolver este fundamental asunto de seguridad para millones de viajeros aéreos, pueda ser resuelto en el corto plazo.  Hace apenas unos días, en la sede de la FAA, la delegación mexicana integrada por el embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma, el encargado de despacho de la SICT, Jorge Nuño Lara, el subsecretario de la SICT, Rogelio Jiménez Pons y el director de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), el General retirado Miguel Vallín, presentaron a Billy Nolen (administrador interino de la FAA), el plan de trabajo para recuperar la Categoría 1. El responsable de este proyecto, Nuño Lara, señaló que se busca atender tres temas: cambios legales, presupuesto para la AFAC y el plan de acción correctiva en materia de seguridad aérea operacional (PAC).  A pesar de ser una buena noticia, hay muchas dudas sobre cuándo finalmente podría recuperarse la Categoría 1. La FAA presentará sus conclusiones sobre el PAC (lo está revisando) hasta enero de 2023, y a partir de ahí se fijará una fecha para la auditoría final. Nuño Lara considera que, si el plan es aceptado, y se implementa en tiempo y forma, podríamos recuperar la categoría perdida para el verano de 2023.  Pero para que suceda, ante todo, se le debe dar la prioridad debida en el gobierno mexicano. Es un plan correctivo intensivo en capital, y de personal con capacidad y preparación, que son recursos que han escaseado por la austeridad y “pobreza franciscana” en la administración actual del presidente López Obrador. Lo que más debiera preocupar Más allá de la pérdida de negocio para las aerolíneas mexicanas por el estatus en Categoría 2, y los efectos colaterales que esto conlleva (que es de por sí un asunto serio, como más adelante se analiza), lo más preocupante es el trasfondo de inseguridad en el que, queda de manifiesto, opera hoy la industria de aviación civil de nuestro país.  Cabe resaltar que la FAA sustenta su evaluación en que el gobierno mexicano no cumple con los estándares de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que es la entidad de las Naciones Unidas que regula la aeronáutica mundial. Si bien México perdió la Categoría 1 en 2010, la FAA se centró entonces en el número insuficiente de inspectores, aspecto que fue solventado cuatro meses después. Ahora las observaciones son más graves e implican aspectos relacionados con la legislación aeronáutica (porque se considera que “no garantizan estándares mínimos nacionales de seguridad internacional"); recursos financieros y presupuesto; contratación de personal capacitado, suficiente y con los tabuladores pertinentes, certificación y vigilancia; y, la operación de diversos sistemas técnicos y de inspección aérea (mantenimiento de registros, procedimientos de inspección o resolución de problemas de seguridad).  Una de las principales preocupaciones de la FAA recae en las certificaciones del personal responsable de garantizar que los principales aspectos de la operación aérea en el país funcionen puntualmente. Se pone en entredicho, entonces, la capacidad de México, por medio de la AFAC, de garantizar el precepto fundamental de “viajar seguro”. Menos negocio A partir de la rebaja de calificación a Categoría 2, se prohíbe a las líneas aéreas nacionales ofrecer nuevos servicios o rutas con EEUU. La medida también impide a las aerolíneas estadounidenses comercializar y vender boletos con aerolíneas asociadas mexicanas, aunque no afecta el servicio existente de las aerolíneas mexicanas a EEUU. En principio, Aeroméxico declaró que sus "operaciones desde y hacia EEUU no tendrían afectaciones" por esta medida, pero después de año y medio, algunas aerolíneas buscan opciones por si no se recupera la Categoría 1 en el 2023 (por ejemplo, Volaris busca seguir creciendo en EEUU a través de vuelos originados en Centroamérica, a partir de su filial en El Salvador). Entre los principales impactos de negocio destacan: Mercado. Mientras que las líneas aéreas mexicanas están “congeladas” en términos de crecimiento con EEUU, las estadounidenses pueden seguir aumentando rutas hacia México. Esto ha resultado en mayor disparidad en la participación de mercado entre aerolíneas de los dos países. A septiembre pasado, las estadounidenses ocupaban casi el 72% del mercado. Entre enero y septiembre de 2022, México recibió alrededor de 78 millones de pasajeros, lo que representa un aumento de 3% comparado con 2019, previo a la pandemia (el mercado con EEUU es uno de los motores de este crecimiento). Aeropuertos. Operar aeropuertos en México es un negocio que avanza e impulsa a otros (en el tercer trimestre del 2022 las operadoras de aeropuertos -Asur, GAP y OMA- fueron las empresas que tuvieron mayor flujo operativo en la Bolsa Mexicana de Valores). Al gobierno, por medio de la AFAC, le corresponde que se opere con la mayor seguridad posible. Al día de hoy, los aeropuertos de México comparten la Categoría 2 con los que están en Bangladesh, Ghana, Pakistán y Venezuela, por operar por debajo de los estándares mínimos internacionales. Turismo. Según estimaciones de la Secretaría de Turismo, este sector aportará en 2022 al país alrededor de $35mil millones de dólares, entre otros, por un aumento del 22.5 % de los asientos y vuelos programados por las compañías aéreas en 2022. Prevén que el sector turístico de México, que hasta antes de la crisis por la pandemia representaba un 8.7 % del PIB nacional en 2019, cerrará en 2022 en el 8.3 %. Recuperar la Categoría 1 sería un factor que impulsaría su crecimiento. Seguros y reaseguros. Si la seguridad operacional aérea en territorio nacional está vulnerada por aspectos técnicos, de presupuesto y de personal calificado, pudiera impactar el costo de las pólizas de seguro de responsabilidad civil y demás seguros aeronáuticos que por ley deben contratar las líneas aéreas para cubrir incidentes.  A partir de la Convención de Chicago* (Convenio sobre Aviación Civil Internacional, 1944) se determina como valor fundamental el de la “seguridad”, en cuanto tiende a organizar un transporte aéreo seguro, regular y eficiente. El valor “seguridad” en el ámbito específico aeronáutico se analiza bajo dos conceptos diferentes: “seguridad aeroportuaria” y “seguridad aérea”. La OACI marca la pauta de cumplimiento de los estándares mínimos. AIFA. No se puede dejar de mencionar a este aeropuerto que no acaba de despegar, aunque ha mejorado sus volúmenes. De particular interés debería resultarle al gobierno recuperar la Categoría 1 porque posiblemente registraría más movimiento si no estuviera degradada la aeronáutica civil del país, y fuera reconocido por la FAA. No hay Plan B En entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula el lunes, Nuño Lara aseguró que si el PAC falla, el gobierno no tiene Plan B. La ambigüedad de esa declaración genera mayor incertidumbre y desconfianza sobre nuestra pronta salida a esta problemática. Como si hiciera falta, el reciente hackeo a la SICT viene a empeorar las cosas ya que se anunció mediante decreto ayer, que se suspenderán hasta el 31 de diciembre todos los trámites relacionados con aviación civil. El presidente López Obrador ha declarado que este asunto de la recategorización se ha politizado. Se ha llegado a sugerir que nuestro país podría pedirle a la OACI que haga una revisión de la revisión de la FAA.  El hecho es que mientras que el gobierno no le dé la prioridad que amerita, podríamos esperar que alguien en la industria emitiera una especie de ”Código Bravo “ (a la manera que se usa entre aerolíneas), para alertar de una emergencia general en el sector operativo aéreo nacional,  por la fallida intervención de las autoridades. *Convención de Chicago: “Art. 44 … a) Asegurar el progreso seguro y sistemático de la aviación civil internacional en el mundo…h) Fomentar la seguridad de los vuelos en la navegación aérea internacional”.  " ["post_title"]=> string(79) "Categoría 1: recuperar la seguridad aérea de 30 millones de pasajeros al año" ["post_excerpt"]=> string(208) "Otro tema de la tensa agenda entre México y EEUU que exhibe la inseguridad de nuestra operación aérea, afecta el negocio para las aerolíneas nacionales e, indirectamente, a otros sectores de la economía." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(75) "categoria-1-recuperar-la-seguridad-aerea-de-30-millones-de-pasajeros-al-ano" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-04 11:50:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-04 16:50:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85338" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(49) ["max_num_pages"]=> float(25) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "5406eec8f56734969318dcabbc945049" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Categoría 1: recuperar la seguridad aérea de 30 millones de pasajeros al año

Otro tema de la tensa agenda entre México y EEUU que exhibe la inseguridad de nuestra operación aérea, afecta el negocio para...

noviembre 4, 2022

El inaceptable clasismo de algunas personas

Hace unos días una mujer increpó al diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) en un supermercado en Cuernavaca. Le reprochó que estuviera en...

noviembre 8, 2022




Más de categoría
la 4T y la selección mexicana

Los fracasos del fin de semana: la 4T y la selección mexicana

La política y la Selección Mexicana: los vertederos de las ilusiones de los mexicanos.

noviembre 29, 2022
Marcha de AMLO

Marcha de AMLO

El dispendio de recursos para la marcha del domingo no pasó inadvertido.

noviembre 29, 2022
Buenos contra malos

Buenos contra malos

Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas...

noviembre 29, 2022
horario del bienestar

¡Preparémonos para los efectos del horario del bienestar!

Bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá...

noviembre 28, 2022