Conferencias de las Naciones Unidas sobre el cambio climático COP 27 y COP 15

El 40% de las huella de carbono que se emite a la atmósfera a nivel global proviene de nuestras edificaciones.

5 de diciembre, 2022

La reunión o conferencia sobre cambio climático (COP 27) celebrada en Sharm el Sheikh en Egipto, del 6 al 18 de noviembre, fue simplemente decepcionante.  Dejó en claro que la distancia en materia de atención al cambio climático entre donde estamos y donde debiéramos estar es mayor que nunca. La emisión de gases efecto invernadero, desequilibrios geopolíticos y derechos humanos, parecieran alejarnos del objetivo. Se escucharon buenos deseos, promesas y planes futuros y todo para que nada cambie.

Pero del 17 al 19 de diciembre se celebrará la COP 15 en Montreal sobre biodiversidad, entendidos de que su acelerado deterioro puede desencadenar una verdadera catástrofe.

A los arquitectos y desarrolladores inmobiliarios nos toca una tarea importante.

La pandemia, las tensiones geopolíticas exacerbadas por la guerra de Rusia contra Ucrania, ponen de manifiesto las exigencias que en el sector energético todos los países deben enfrentar.

Surge un enorme reto por atender: el 40% de las huella de carbono que se emite a la atmósfera a nivel global proviene de nuestras edificaciones y de ahí un problema no solo para quienes ocupamos viviendas, oficinas, centros comerciales, hospitales y todo los géneros de edificios, sino para arquitectos e ingenieros, desarrolladores y constructores, autoridades gubernamentales y por supuesto centros de educación superior. 

El reto consiste en resolver, replantear el uso de los espacios, su iluminación, el manejo del agua, la disposición de sus desechos, su ventilación, su enfriamiento y calefacción, el manejo de nuevos procedimientos y materiales de construcción, la eficiente disposición de sus desperdicios, su reúso o eliminación.

¿Una misión imposible?

Parece serlo en el corto plazo, pero es irremediable e impostergable empezar a hacerlo. Parece complicado, pero los costos de operación de los inmuebles los irán  sacando poco a poco del mercado porque se van haciendo insostenibles y poco deseables. Esto implica llevar a cabo adecuaciones en el corto plazo en varios aspectos:

  • El uso de energía generada en sus azoteas  a través de paneles solares.
  • La sustitución de muebles sanitarios por equipos de bajo consumo de agua, con llaves de despacho con sistemas automatizados.
  • Captación y disposición de agua de lluvias.
  • Colocación de cisternas para ese propósito y para almacenar agua tratada.
  • Fachadas verdes muy fáciles de instrumentar.
  • El reto: iniciar el proceso de planeación para pasar de edificios grises a verdes.
  • Verificar en nuestros medidores de luz,  los costos bimestrales y analizar con cuántos pagos por ese concepto podríamos instalar paneles solares hasta obtener energía a muy bajo costo.
  • Fijarnos metas de reducción, tanto como propietarios de un inmueble, como arrendatarios y desarrolladores.
  • Implantar responsablemente esquemas de economía circular, reducir desperdicios, impulsar el reciclaje, reusando en lugar de solo tirar.
  • Construir, modernizar o rehabilitar inmuebles usando materiales reciclados, modulando espacios en función del tamaño de materiales, maximizar su uso, minimizar su desperdicio, sus componentes, estructurales y de acabados a las dimensiones de los materiales a emplear a efecto de reducir o eliminar desperdicios.

Plazos fatales

Según la ONU y su programa para el medio ambiente, las emisiones directas por los edificios deberán reducirse a la mitad en 2030 y así encaminar al sector inmobiliario a la neutralidad climática en 2050.

Conclusiones 

Si el 40% de las emisiones de efecto invernadero surgen de nuestros hogares, oficinas, edificios públicos, hospitales, comercios, toca  a todos impulsar pequeñas o grandes acciones para revertir el problema.

Los nuevos edificios de cualquier tipo deberán incorporar todos los elementos disponibles para lograr la neutralidad de emisiones (cero emisiones).

La valuación inmobiliaria debe actualizarse para dar más valor comercial a los edificios sostenibles y castigar los precios de las edificaciones que no mejoren sus niveles  en materia de emisiones.

Las escuelas de arquitectura e ingeniería forzosamente deben modificar sus programas de enseñanza con un enfoque dirigido a erradicar viejas prácticas altamente contaminantes.

Toca al gobierno reglamentar y actuar para que el sector inmobiliario, el  de la construcción y a cada hogar tomar acción si queremos sobrevivir a una catástrofe.

 

Comentarios


SORPRESAS

SORPRESAS

Como cada semana, Fernando Navarrete nos trae las novedades del rey de los deportes.

mayo 15, 2024

Por ambición personal

AMLO pretende revivir un muerto del año 2004 para vengarse de María Amparo Casar.

mayo 17, 2024




Más de categoría
Elección en Edomex

Cultura política. Un problema que no se resuelve en las urnas

Debemos transformarnos de pasivos observadores a activos vigilantes del poder público. Nuestra misión como ciudadanos será asumir nuestro lugar...

mayo 24, 2024

Cómo el ruido, la confusión y el humo impulsan la popularidad de Javier Milei

Todos, o casi todos, en algún momento de nuestra vida, hemos visitado una discoteca. Luces bajas, música alta y...

mayo 24, 2024

Vínculo e individualidad

“… el tiempo que pasábamos separados mejoraba el tiempo que pasábamos juntos”. –Hernán Díaz, Fortuna

mayo 24, 2024
De Frente Y Claro | AUMENTAN ASESINATOS DE MUJERES POLICÍAS EN MÉXICO

De Frente Y Claro | AUMENTAN ASESINATOS DE MUJERES POLICÍAS EN MÉXICO

La cruda realidad nos muestra la violencia y saña con que se cometen los asesinatos en México.

mayo 23, 2024