CARTA ABIERTA AL JEFE DEL EJECUTIVO DE MÉXICO

Carta abierta para el jefe del ejecutivo. Señor presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

21 de abril, 2022 CARTA ABIERTA AL JEFE DEL EJECUTIVO DE MÉXICO

Le escribo esta carta tomándome el atrevimiento. Creo que hablo por millones de ciudadanos que, aunque no somos simpatizantes de su movimiento, nos preocupa que usted maneje el presente de México. Sus decisiones pueden ayudar o perjudicar profundamente a nuestro país. Por lo cual de manera respetuosa le hago saber el sentir de esta parte del pueblo. 

Usted luchó por casi 18 años por este puesto con el argumento de que quería terminar con la corrupción y mejorar las condiciones de este país. 

Por favor le pido que deje de ponernos en contra unos contra los otros. Al final usted en 2024 se irá a su rancho y vivirá su vida como mejor le parezca sin preocuparse lo que pase en México. Mientras tanto, nosotros nos vamos a quedar con muchas diferencias y conflictos que usted dejará de herencia. 

Veo en vano que a tres años de su mandato siga insistiendo en dividirnos entre fifis y chairos. Le quiero recordar que todos somos mexicanos, buenos y no tan buenos, pero al final mexicanos

Hasta hoy hay más violencia en todo el país. Su manejo de “abrazos y no balazos” no ha servido de mucho. Señor, reconocer nuestros errores no nos hace ni más ni menos, todo lo contrario: nos hace más honestos consigo mismo. Y eso tiene mucho más valor que tratar de justificarse. Será por consecuencias de la pandemia del covid-19 o no, pero nuestro país no ha avanzado en varios aspectos y en otros hasta hemos retrocedido.

Yo no le pienso reclamar algo absurdo o incoherente. Usted tiene los datos reales de la situación de nuestro país y no son otros datos. Le reitero son los datos reales y que usted no pretende admitirlo. Usted tendrá sus motivos y razones. Pero lo que no es válido es que por no admitir estas cosas mucha gente esté en pobreza y con necesidades básicas. 

Señor presidente, si en verdad usted no se quiere perpetuar en el poder, empiece en verdad a ser presidente, o sea Jefe del Ejecutivo. 

Le recuerdo lo que significa ser mandatario:

mandatario, mandataria

nombre masculino y femenino

  1. Persona que gobierna un país o desempeña un alto cargo político.
  2. DERECHOPersona que, mediante un contrato de mandato, acepta de otra, llamada el mandante, el encargo de representarla en determinados actos jurídicos o de gestionar sus negocios. “el mandatario queda obligado por la aceptación a cumplir el mandato, y responde de los daños y perjuicios que, de no ejecutarlo, se ocasionen al mandante”

Y usted ante la constitución acordó en guardar y respetar las leyes que de ella emanen. 

Solo se le pide que si en realidad quiere a México y respeta al pueblo, se ponga a trabajar por el bien de México y no por sus allegados y su partido político. Son mucho los calificativos que usted emplea: “la mafia del poder”, ultraderechistas, fifís, conservadores, reaccionarios, entreguistas  y otros calificativos. Somos muchos los ciudadanos que no pensamos igual que usted. ¿Por qué no respetarnos? En esta encuesta sobre su revocación de mandato usted se está dando cuenta de qué somos los mismos ciudadanos, mas no los partidos políticos o los grandes empresarios que en realidad manejan gran parte de nuestra economía. 

Para finalizar, le repito que deje de increparnos, deje de ponernos en contra entre nosotros. Ya sea sensato y tenga empatía. Y al final deje que nosotros los ciudadanos elijamos el gobierno que queremos, sea bueno o malo, pero siempre será decisión de nosotros, así como en su momento lo eligieron a usted, con una gran democracia que mostramos todos. 

Espero que alguien le haga llegar esta petición, pues creo que usted no se molestaría en leer mi columna.

Y hago un llamado con toda mi buena intención: Mexicanos, dejémonos de pelearnos por ideales efímeros. Empezamos a defender los ideales que en verdad saquen a nuestro país adelante. Solo nosotros somos los que guiamos el camino de este país. Lo crean o no, pero es la realidad. 

P.D. Estoy consciente de que muchas personas no van a estar de acuerdo con estas líneas. No pretendo cambiar su forma de pensar. Solo de que todos concordemos en un solo punto: HACER CRECER A ESTE MARAVILLOSO PAÍS.

¿Usted quiere pasar a la historia? Pues pase siendo el que unió y no el que desunió.

A veces cuando gana un presidente, pierde un país y en muchas ocasiones gana un país y gana el presidente 

Deseándoles a todos los que lean este escrito y reflexionemos y veamos por un México mejor,  les mando mis saludos cordiales y nos vemos en la próxima. Gracias.

Comentarios


object(WP_Query)#17951 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78051) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-04-2022" ["before"]=> string(10) "28-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78051) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-04-2022" ["before"]=> string(10) "28-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17952 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17943 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17941 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-04-2022" ["before"]=> string(10) "28-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (78051) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17986 (24) { ["ID"]=> int(78914) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-13 11:09:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-13 16:09:00" ["post_content"]=> string(9605) "Pensar en el destino como una serie de acontecimientos predeterminados resulta desesperanzador, pues convierte la existencia en un sinsentido.  Sin dejar de lado los contextos que nos condicionan, existen espacios de maniobra para que la voluntad humana sea ejercida.  Si pienso en la mera posibilidad de la existencia de un destino preestablecido, lo que me vienen son unas cuantas preguntas elementales:  ¿Por qué alguien determinó que naciera una Marie Curie, un Albert Einstein, un Pablo Picasso, un Lionel Messi, una Malala Yousafzai o una Sor Juana Inés de la Cruz… mientras que esa misma inteligencia cósmica determinó que yo fuese… “solamente” yo?  ¿Bajo qué criterio se le asignan a algunos seres humanos destinos ejemplares y transformadores de su entorno, a otros se les castiga con vidas miserables de profundo sufrimiento, mientras que a la mayoría se nos condena a existencias anodinas, caracterizadas por la trivialidad y la irrelevancia? Pensar en el destino como una serie de acontecimientos predeterminados e inmutables no sólo me parece inverosímil sino sobre todo desesperanzador. Imaginar que mi vida está irremediablemente atada a un argumento inamovible y, escrito por algo o por alguien, con un  propósito oscuro y desconocido para mí en el cual, lejos de ser un participante activo en mi propio futuro, soy como el personaje de un videojuego que sube y baja a capricho de una fuerza controladora e incomprensible, me hace sentir que la existencia carece por completo de sentido y fundamento.  Esta manera prescriptiva de crear historias ni siquiera es una buena técnica para escribir una novela. Por más que se considere al autor como creador del universo literario que narra, incluso ahí es mucho más emocionante encararlo como descubridor de lo que los personajes hacen, respetando sus acciones y decisiones en función del carácter y temperamento del propio personaje,  que como preceptor que ordena las circunstancias y controla el futuro de todos según su capricho. A fin de cuentas, no olvidemos que el autor, por más “dios” de su mundo que se crea, depende del lector para que su trabajo tenga sentido, y éste sólo habrá de interesarse en lo que el autor dice en la medida en que las acciones y sentimientos descritos se correspondan con la lógica interna de la existencia en la que vive el lector. Si quien recibe la obra literaria no consigue mirarse en el espejo de lo narrado, el autor se quedará sólo con su creación, convirtiéndola en un paraje estéril y yermo. El autor requiere que sus personajes se expresen con verdad, aun cuando ésta no se corresponda con la “verdad” propia, tanto como los personajes necesitan del aliento de vida que les otorgan las palabras y artilugios narrativos de los que los provee el autor.    Para esa inteligencia cósmica, como quiera que cada quien decida llamarla, tendría que ser muy aburrido presenciar a lo largo de la eternidad miles de millones de películas que ya vio y vivir preso de un spoiler perpetuo.  Si no estoy habilitado para influir en lo que me sucede, si no soy capaz de aplicar en mi existencia y mi interacción con otros un poco de creatividad y si además las consecuencias de todos nuestros actos están ya predeterminadas, ¿qué sentido tiene cualquier experiencia?  En la Grecia clásica el destino lo marcaba todo. El oráculo expresaba de forma enigmática los retos que el individuo consultante habría de enfrentar de forma inevitable y en muchas ocasiones la vida entera era una lucha perdida de antemano contra ese destino del que no se podía escapar.  Tetis, diosa griega relacionada con el mar, recibió la profecía de que su hijo, Aquiles, podría tener una larga vida pero aburrida, o gloriosa pero corta, y por más que trató de protegerlo para que no muriese joven, tal y como el oráculo indicaba, no pudo evitar que el impetuoso guerrero marchase a la guerra de Troya en busca de su destino, donde efectivamente murió como consecuencia de una flecha envenenada que dio en su único punto vulnerable: el talón.  El caso más dramático del universo clásico es quizá el de Edipo, cuyos padres, Layo y Yocasta, recibieron la terrible profecía del Oráculo de Delfos de que su hijo mataría a su padre, se casaría con su madre y usurparía el trono de Tebas. Para evitar ese perturbador destino trataron de matar a Edipo siendo bebé, pero el destino inexorable conspiró para que sobreviviera y provocó que muchos años después, sin saber que lo era, Edipo matara a su padre en un duelo callejero, se casara con su madre y se convirtiera en rey de Tebas para terminar sacándose los ojos cuando se enteró de la verdad.   El destino para los griegos era ineludible; sin embargo, desde nuestra perspectiva actual, si el devenir traducido en infinidad de vivencias no deriva en un aprendizaje que influya en nuestras decisiones y resultados posteriores, ¿cuál podría ser la motivación para levantarse cada mañana? Si la conciencia que tengo de mi propio ser y de mis acciones no me faculta para participar en el diseño de mi ruta existencial, ¿qué sentido tiene que exista el concepto de bueno o malo, de correcto o incorrecto? Y, en última instancia, ¿qué sentido tendría existir?  Es innegable que dentro de nuestra existencia particular nacemos inmersos en una serie de contextos que si bien no califican como destino, en efecto condicionan nuestra vida de manera muy importante. El país en que nacemos, la familia que nos acoge, el credo religioso e ideologías que estructuran nuestro carácter, las condiciones culturales, económicas y sociales en que estamos inmersos, todo ello nos ubica dentro de una serie de estructuras que muchas veces nos marcan de manera definitiva.  Sin embargo no estamos completamente indefensos ante esta manera de experimentar el destino y, como metáfora de ficción, me gustaría tomar como ejemplo a Coleman Silk, el personaje central de la novela de Philip Roth, La mancha humana.   Este personaje, aunque azarosamente de piel blanca, era descendiente de una genealogía de raza negra que en tiempos remotos habían llegado a América como esclavos. Ser de raza negra en los Estados Unidos de la primera mitad del siglo XX implicaba una amplia gama de limitaciones en todos los sentidos, desde el tipo de educación que podía recibir, la clase de parejas a las que podía aspirar, la calidad de trabajos que podría obtener, entre muchas otras. Por eso Coleman, que se siente preso de la realidad que le tocó vivir, decide desafiar ese destino para construirse uno alternativo: rompe con su pasado, rompe todo contacto con su familia –con sus padres, con sus hermanos, a quienes jamás vuelve a ver–, con su linaje negro y se inventa una vida nueva aprovechando su apariencia convencional a partir de la cual su secreto era imperceptible al grado de que ni esposa, Iris Gitterman, de origen ruso y judío, nunca supo la verdad.  De este modo Coleman, que de pronto comprendió “la facilidad con que la vida puede ser una cosa en vez de otra1”, asumió una identidad como blanco, huérfano, judío y catedrático universitario especializado en literatura griega clásica. Como afirma en alguna parte de la novela el propio narrador: no se podía tener una vida más de blanco, y gracias a ello consiguió derrotar a su destino, aunque, desde luego, no sin pagar un alto precio por ello.  Aun cuando todos hemos vivido momentos y circunstancias inexplicables que sólo parecen comprenderse desde la predestinación, no parece que la existencia esté realmente dictada a partir de un destino absoluto y predeterminado. Sin dejar de lado los contextos que nos condicionan, todo parece indicar que existe un espacio de maniobra en el cual la voluntad humana puede ser ejercida. Pero continuaremos con esta exploración en la próxima entrega, donde exploraremos las implicaciones del azar.   Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir 1 Roth, Philip, La mancha humana, Primera Edición, México, Debolsillo-Penguin Random House, 2018, Pág. 159" ["post_title"]=> string(37) "Desde la perspectiva del destino puro" ["post_excerpt"]=> string(189) "Es innegable que dentro de nuestra existencia particular nacemos inmersos en una serie de contextos que si bien no califican como destino, condicionan nuestra vida de manera muy importante." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "desde-la-perspectiva-del-destino-puro" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-13 11:13:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-13 16:13:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78914" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17880 (24) { ["ID"]=> int(79298) ["post_author"]=> string(2) "38" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-26 10:20:28" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-26 15:20:28" ["post_content"]=> string(9231) "Una de las promesas con que López convenció a 30 millones de incautos, para que votaran por él fue sin duda que acabaría con la corrupción si ganaba, porque ellos no eran iguales a los neoliberales, a la Mafia del Poder. Para mala fortuna de México y los que en él vivimos, López ganó y día con día a partir del 1 de diciembre del 2018 se ha encargado de repetir, que acabaría con la corrupción, e inclusive ha afirmado en varias ocasiones que YA ACABÓ CON LA CORRUPCIÓN.  YA NO HAY CORRUPCIÓN El 11 de marzo del 2021 en su mañanera, López afirmó “Se lleva bastante avance, no hay corrupción, aunque les dé coraje a los conservadores, ya se acabó. Porque el Presidente no es corrupto y no tolera la corrupción. Se está limpiando de arriba para abajo, como se barren las escaleras, eso es lo fundamental. Si hay corrupción no se puede resolver nunca el problema, porque es mentira que el Presidente no sepa”. Explicó que el gobierno de México atiende todas las demandas de corrupción y posibles abusos de autoridad para que no se cometan injusticias contra ninguna persona, y así, garantizar la paz y la seguridad, agregando. “Estaba muy descuidado todo en general. El gobierno estaba organizado para robar, no para servir al pueblo. Ya era un comité al servicio de traficantes de influencia, de una minoría rapaz, no era del pueblo para el pueblo, no les importaba el pueblo, eran negocios, decían ellos bisnes”. Pero, así como López siempre tiene otros datos, en el tema de la corrupción, hay otros datos contrarios a lo que él afirma.  En ese contexto, de acuerdo a la reciente Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG), destaca que los actos de corrupción ocasionaron pérdidas por 9 mil 500 millones de pesos, al ser uno de los principales problemas que enfrentan los mexicanos cuando realizan trámites oficiales o solicitan cualquier servicio público.  Asimismo, se registró una baja de 0.7 puntos en la percepción ciudadana de corrupción en actos públicos en los últimos dos años, quedando en 86.3%, cifra que es mucho mayor a lo que resalta el gobierno federal, al afirmar que la Corrupción se acabó en el país.  De acuerdo a información del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI) muestran y demuestran que la corrupción en los servicios públicos, provocaron pérdidas por 9500 millones de pesos durante 2021, y aunque es una cifra 32.9% menor a la reportada dos años antes, es el equivalente al presupuesto otorgado a algunos programas locales de conservación. Asimismo, el costo de los actos de corrupción aumentó 334 pesos por persona entre los periodos comparados, significando que pese a registrar menos delitos de este tipo, su costo creció 28% en comparación con las cifras de hace dos años. Importante destacar que, de esta Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental, ocho de cada 10 encuestados afirmaron que los actos de corrupción son frecuentes.  CORRUPCIÓN PERMANENTE El tema de la corrupción se ha presentado desde que inició la nefasta administración de López. De acuerdo a la Evaluación Anticorrupción en Latinoamérica del Consejo de Abogados por los Derechos Civiles y Económicos, con sede en Nueva York. En la administración de la 4T, el gobierno no otorga los apoyos requeridos al Sistema Nacional Anticorrupción, sumándose una justicia selectiva para perseguir a los adversarios y proteger a los aliados. Cito:“parece existir mucho interés en perseguir casos de corrupción de administraciones pasadas, pero no casos actuales, incluyendo el reciente asunto de posible corrupción para beneficiar a uno de los hijos del Presidente”. Por otra parte, en enero del 2022, Transparencia Internacional dio a conocer el Índice de Percepción de la Corrupción en México para el año 2021, donde evalúan a 180 países. Resultando que México no tuvo mejoría en comparación con el 2020. Obteniendo una calificación en el 2021 de 100 puntos posibles tuvo solamente 33, quedando en el lugar 124 de 180 De igual manera, de la fiscalización de la Cuenta Pública por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) correspondiente al 2020, hubo irregularidades por alrededor de 641 millones de pesos, que es el 92.4 % del total auditado al sistema Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGAMEX). Asimismo, organizaciones representativas de empresas, señalaron que continúan irregularidades en trámites de apertura, para continuar operaciones, inspecciones para uso de suelo y juicios laborales y mercantiles. COLOFÓN El 20 de mayo del 2022, EMEEQUIS dio a conocer que Carmelina Esquer, dirigente de la filial Pemex Procurement International (PPI) en Houston, Texas, e hija del secretario particular de AMLO Alejandro Esquer, se volvió propietaria de una propiedad valuada en 400 mil dólares en el fraccionamiento Grand Oaks. La propiedad se encuentra ubicada a escasos minutos de la casa en la que vivía José Ramón López Beltrán, hijo mayor del presidente y tiene un precio equivalente a unos 8 millones de pesos. La residencia tiene cuatro habitaciones, tres baños y medio, cocina abierta, estancia, cuarto de juegos y patio trasero. Según su reporte en Declaranet, antes contaba con un departamento de 88 metros cuadrados que en abril de 2017 adquirió de contado por poco más de 2 millones de pesos. Según la investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), Carmelina llegó a la dirección de la filial de Petróleos Mexicanos (Pemex) pese a carecer de experiencia en el sector petrolero; no obstante, comandó contratos millonarios con empresas internacionales como Baker Hughes y Vitol. MMCI solicitó información vía transparencia para conocer las remuneraciones de Carmelina Esquer y el personal que labora en esta filial de la petrolera mexicana; sin embargo, Pemex no proporcionó los datos argumentando que la filial PPI se rige por las normas de los Estados Unidos, razón por la cual no está obligada a responder. No obstante, según el reportaje, una fuente que colaboró en esta investigación dio a conocer que el sueldo mensual de Esquer es equivalente a 300 mil pesos, lo que implicaría que tiene un sueldo mayor al del presidente de México. En su declaración patrimonial de 2020 la funcionaria reportó un ingreso mensual de 13 500 dólares, (270 mil pesos). Según la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, se estipula que todos los funcionarios deben percibir un salario menor al del Presidente de la República, que es de 166 532 pesos mensuales brutos. Obviamente López salió a defender la compra que hizo Carmelina Esquer afirmando: “Ahora sale lo de una hija de Alejandro Esquer, que es una gente de primera, es mi secretario particular. Su hija estudió y tiene un trabajo en Houston y compró una casa, departamento, pero modesto”. Así es la cruda realidad de la Corrupción en la 4-T, esa que afirma López que YA SE TERMINÓ, porque no son iguales. ¿Usted qué piensa estimado lector?" ["post_title"]=> string(50) "De Frente Y Claro | LA ENORME CORRUPCIÓN EN LA 4T" ["post_excerpt"]=> string(158) "La reciente Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental destaca que los actos de corrupción ocasionaron pérdidas por 9 mil 500 millones de pesos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(47) "de-frente-y-claro-la-enorme-corrupcion-en-la-4t" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-26 10:20:28" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-26 15:20:28" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79298" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17986 (24) { ["ID"]=> int(78914) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-13 11:09:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-13 16:09:00" ["post_content"]=> string(9605) "Pensar en el destino como una serie de acontecimientos predeterminados resulta desesperanzador, pues convierte la existencia en un sinsentido.  Sin dejar de lado los contextos que nos condicionan, existen espacios de maniobra para que la voluntad humana sea ejercida.  Si pienso en la mera posibilidad de la existencia de un destino preestablecido, lo que me vienen son unas cuantas preguntas elementales:  ¿Por qué alguien determinó que naciera una Marie Curie, un Albert Einstein, un Pablo Picasso, un Lionel Messi, una Malala Yousafzai o una Sor Juana Inés de la Cruz… mientras que esa misma inteligencia cósmica determinó que yo fuese… “solamente” yo?  ¿Bajo qué criterio se le asignan a algunos seres humanos destinos ejemplares y transformadores de su entorno, a otros se les castiga con vidas miserables de profundo sufrimiento, mientras que a la mayoría se nos condena a existencias anodinas, caracterizadas por la trivialidad y la irrelevancia? Pensar en el destino como una serie de acontecimientos predeterminados e inmutables no sólo me parece inverosímil sino sobre todo desesperanzador. Imaginar que mi vida está irremediablemente atada a un argumento inamovible y, escrito por algo o por alguien, con un  propósito oscuro y desconocido para mí en el cual, lejos de ser un participante activo en mi propio futuro, soy como el personaje de un videojuego que sube y baja a capricho de una fuerza controladora e incomprensible, me hace sentir que la existencia carece por completo de sentido y fundamento.  Esta manera prescriptiva de crear historias ni siquiera es una buena técnica para escribir una novela. Por más que se considere al autor como creador del universo literario que narra, incluso ahí es mucho más emocionante encararlo como descubridor de lo que los personajes hacen, respetando sus acciones y decisiones en función del carácter y temperamento del propio personaje,  que como preceptor que ordena las circunstancias y controla el futuro de todos según su capricho. A fin de cuentas, no olvidemos que el autor, por más “dios” de su mundo que se crea, depende del lector para que su trabajo tenga sentido, y éste sólo habrá de interesarse en lo que el autor dice en la medida en que las acciones y sentimientos descritos se correspondan con la lógica interna de la existencia en la que vive el lector. Si quien recibe la obra literaria no consigue mirarse en el espejo de lo narrado, el autor se quedará sólo con su creación, convirtiéndola en un paraje estéril y yermo. El autor requiere que sus personajes se expresen con verdad, aun cuando ésta no se corresponda con la “verdad” propia, tanto como los personajes necesitan del aliento de vida que les otorgan las palabras y artilugios narrativos de los que los provee el autor.    Para esa inteligencia cósmica, como quiera que cada quien decida llamarla, tendría que ser muy aburrido presenciar a lo largo de la eternidad miles de millones de películas que ya vio y vivir preso de un spoiler perpetuo.  Si no estoy habilitado para influir en lo que me sucede, si no soy capaz de aplicar en mi existencia y mi interacción con otros un poco de creatividad y si además las consecuencias de todos nuestros actos están ya predeterminadas, ¿qué sentido tiene cualquier experiencia?  En la Grecia clásica el destino lo marcaba todo. El oráculo expresaba de forma enigmática los retos que el individuo consultante habría de enfrentar de forma inevitable y en muchas ocasiones la vida entera era una lucha perdida de antemano contra ese destino del que no se podía escapar.  Tetis, diosa griega relacionada con el mar, recibió la profecía de que su hijo, Aquiles, podría tener una larga vida pero aburrida, o gloriosa pero corta, y por más que trató de protegerlo para que no muriese joven, tal y como el oráculo indicaba, no pudo evitar que el impetuoso guerrero marchase a la guerra de Troya en busca de su destino, donde efectivamente murió como consecuencia de una flecha envenenada que dio en su único punto vulnerable: el talón.  El caso más dramático del universo clásico es quizá el de Edipo, cuyos padres, Layo y Yocasta, recibieron la terrible profecía del Oráculo de Delfos de que su hijo mataría a su padre, se casaría con su madre y usurparía el trono de Tebas. Para evitar ese perturbador destino trataron de matar a Edipo siendo bebé, pero el destino inexorable conspiró para que sobreviviera y provocó que muchos años después, sin saber que lo era, Edipo matara a su padre en un duelo callejero, se casara con su madre y se convirtiera en rey de Tebas para terminar sacándose los ojos cuando se enteró de la verdad.   El destino para los griegos era ineludible; sin embargo, desde nuestra perspectiva actual, si el devenir traducido en infinidad de vivencias no deriva en un aprendizaje que influya en nuestras decisiones y resultados posteriores, ¿cuál podría ser la motivación para levantarse cada mañana? Si la conciencia que tengo de mi propio ser y de mis acciones no me faculta para participar en el diseño de mi ruta existencial, ¿qué sentido tiene que exista el concepto de bueno o malo, de correcto o incorrecto? Y, en última instancia, ¿qué sentido tendría existir?  Es innegable que dentro de nuestra existencia particular nacemos inmersos en una serie de contextos que si bien no califican como destino, en efecto condicionan nuestra vida de manera muy importante. El país en que nacemos, la familia que nos acoge, el credo religioso e ideologías que estructuran nuestro carácter, las condiciones culturales, económicas y sociales en que estamos inmersos, todo ello nos ubica dentro de una serie de estructuras que muchas veces nos marcan de manera definitiva.  Sin embargo no estamos completamente indefensos ante esta manera de experimentar el destino y, como metáfora de ficción, me gustaría tomar como ejemplo a Coleman Silk, el personaje central de la novela de Philip Roth, La mancha humana.   Este personaje, aunque azarosamente de piel blanca, era descendiente de una genealogía de raza negra que en tiempos remotos habían llegado a América como esclavos. Ser de raza negra en los Estados Unidos de la primera mitad del siglo XX implicaba una amplia gama de limitaciones en todos los sentidos, desde el tipo de educación que podía recibir, la clase de parejas a las que podía aspirar, la calidad de trabajos que podría obtener, entre muchas otras. Por eso Coleman, que se siente preso de la realidad que le tocó vivir, decide desafiar ese destino para construirse uno alternativo: rompe con su pasado, rompe todo contacto con su familia –con sus padres, con sus hermanos, a quienes jamás vuelve a ver–, con su linaje negro y se inventa una vida nueva aprovechando su apariencia convencional a partir de la cual su secreto era imperceptible al grado de que ni esposa, Iris Gitterman, de origen ruso y judío, nunca supo la verdad.  De este modo Coleman, que de pronto comprendió “la facilidad con que la vida puede ser una cosa en vez de otra1”, asumió una identidad como blanco, huérfano, judío y catedrático universitario especializado en literatura griega clásica. Como afirma en alguna parte de la novela el propio narrador: no se podía tener una vida más de blanco, y gracias a ello consiguió derrotar a su destino, aunque, desde luego, no sin pagar un alto precio por ello.  Aun cuando todos hemos vivido momentos y circunstancias inexplicables que sólo parecen comprenderse desde la predestinación, no parece que la existencia esté realmente dictada a partir de un destino absoluto y predeterminado. Sin dejar de lado los contextos que nos condicionan, todo parece indicar que existe un espacio de maniobra en el cual la voluntad humana puede ser ejercida. Pero continuaremos con esta exploración en la próxima entrega, donde exploraremos las implicaciones del azar.   Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir 1 Roth, Philip, La mancha humana, Primera Edición, México, Debolsillo-Penguin Random House, 2018, Pág. 159" ["post_title"]=> string(37) "Desde la perspectiva del destino puro" ["post_excerpt"]=> string(189) "Es innegable que dentro de nuestra existencia particular nacemos inmersos en una serie de contextos que si bien no califican como destino, condicionan nuestra vida de manera muy importante." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "desde-la-perspectiva-del-destino-puro" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-13 11:13:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-13 16:13:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78914" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(39) ["max_num_pages"]=> float(20) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "505da36f7cad58065050da119fb26dd2" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Desde la perspectiva del destino puro

Es innegable que dentro de nuestra existencia particular nacemos inmersos en una serie de contextos que si bien no califican como destino,...

mayo 13, 2022
CORRUPCIÓN EN LA 4T

De Frente Y Claro | LA ENORME CORRUPCIÓN EN LA 4T

La reciente Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental destaca que los actos de corrupción ocasionaron pérdidas por 9 mil 500 millones...

mayo 26, 2022




Más de categoría

La imposibilidad de la libertad absoluta

En este artículo, Juan Carlos Aldir explora hasta qué punto podemos ser libres.

mayo 27, 2022
¿Qué tanto nos ocupa un futuro verde en México?

¿Qué tanto nos ocupa un futuro verde en México?

En México siempre hemos seguido la política de darle prioridad a lo urgente y desatender lo importante.

mayo 27, 2022

Nuevo Marco Curricular y Plan de Estudios 2022 SEP: lo que sabemos, lo que podemos hacer y lo que debemos esperar…

Como colegios, nuestro trabajo debe enfocarse en tomar lo mejor de lo que los planes oficiales puedan ofrecer, aplicarlo...

mayo 26, 2022
CORRUPCIÓN EN LA 4T

De Frente Y Claro | LA ENORME CORRUPCIÓN EN LA 4T

La reciente Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental destaca que los actos de corrupción ocasionaron pérdidas por 9...

mayo 26, 2022