Asalto al Capitolio: Incitación a la insurrección

En los últimos años se ha registrado un aumento de protestas en el mundo en el que multitudes y grupos activistas toman las calles para ejercer su derecho a manifestarse sobre temas políticos, sociales y económicos, así...

18 de enero, 2021

En los últimos años se ha registrado un aumento de protestas en el mundo en el que multitudes y grupos activistas toman las calles para ejercer su derecho a manifestarse sobre temas políticos, sociales y económicos, así como para exigir el respeto a los derechos humanos, incluso el cambio de quienes están en el poder.

En ocasiones vemos una respuesta violenta y cruda por parte del Estado ante estas manifestaciones, en claras violaciones de los derechos humanos. En muchas otras ocasiones también observamos una respuesta nula de las autoridades hacia los actos revoltosos de los grupos activistas que encabezan dichas revueltas.

En México tenemos muchos casos que recordar, como cuando López Obrador bloqueó 51 pozos petroleros en 1996, en Villahermosa (Tabasco) con el objetivo de que PEMEX pagara precios justos a los campesinos afectados por la construcción de pozos, o por derrames de los mismos, y que el mismo dinero que PEMEX ganaba con la extracción del petróleo se reflejara en el bienestar de sus paisanos. 

También los movimientos que en últimos años se han registrado en la Ciudad de México, por mencionar algunos, son las marchas feministas convocadas por el colectivo “Ni una más México”, que han dejado pérdidas millonarias al Gobierno de la Ciudad de México y empresarios del ramo restaurantero. En las últimas protestas los daños registrados principalmente en las estaciones del metro, Metrobús, monumentos históricos, así como en oficinas gubernamentales, ascendieron a más de 20 millones de pesos.

Dentro de las marchas de mayor convocatoria que han tenido lugar en la Ciudad de México podemos enlistar:

1.- Marcha contra la inseguridad del 29 de noviembre de 1997, convocada por la Asociación de Mujeres por la Defensa de los Derechos Civiles (AMDEC). 




2.- Rescatemos México del 27 de junio de 2004, convocada por la organización México Unido Contra la Delincuencia.

3.- Iluminemos México del 30 de agosto de 2008, convocada por la sociedad civil para exigir un alto a los homicidios, robos ejecuciones y extorsiones. 

4.- Marcha del 6 de abril de 2011, convocada y encabezada por el poeta Javier Sicilia y el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

5.- Marcha pacífica por Ayotzinapa del 20 de noviembre de 2014, convocada por la sociedad civil en solidaridad con los padres de 43 estudiantes desaparecidos. 

6.- Marcha contra la violencia de género del 8 de marzo de 2020, convocada por el colectivo “Ni una más México”.

Hace tan solo una semana, fuimos testigos de algo que nunca nos hubiéramos imaginado en el país vecino de los Estados Unidos: el asalto del Capitolio por parte de un grupo de simpatizantes de Donald Trump. Esto obligó a suspender la certificación de la victoria de Joe Biden en las elecciones de noviembre de 2020.

El violento asalto al Capitolio en Washington ocurrió luego de un mitin masivo frente a la Casa Blanca. Ahí Donald Trump volvió a denunciar lo que considera un fraude electoral del que no hay pruebas.

Los manifestantes marcharon hacia la sede del Congreso y varios de ellos lograron ingresar al recinto tras enfrentarse a la policía, lo que llevó a la suspensión de las sesiones de los legisladores y al bloqueo de los accesos a los salones del Senado y la Cámara de Representantes. Después de varias horas de asedio, el edificio fue recuperado en una operación que dejó un saldo de cinco muertos.

El ataque ha puesto en el ojo del huracán a la policía del Capitolio por la aparente facilidad con la que la turba logró acceder al Congreso. El jefe del cuerpo policial, Steven Stund, dimitió la semana pasada tras reconocer la falta de preparación de los efectivos para repeler al grupo manifestante. También ha despertado críticas el limitado despliegue de miembros de la Guardia Nacional en el lugar una vez que se esperaba con antelación la marcha de simpatizantes de Donald Trump. Y el foco se dirige ahora también al FBI por no valorar de forma correcta la alerta recibida desde Virginia, en la que se advirtió un día antes del 6 de enero sobre el posible asalto violento al Capitolio, planeado por extremistas, a fin de llevar a cabo una trifulca.

Actualmente, las autoridades estadounidenses continúan con las detenciones de las personas que asaltaron el Capitolio y confirmaron el arresto de Jake Angeli, el hombre cuya imagen recorrió el mundo por su presencia en el estrado del Senado disfrazado como un guerrero Sioux. Angeli fue detenido bajo cargos de entrar a un edificio público sin autorización, así como de entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio, según informes del Departamento de Justicia de EE.UU.

Hoy la oleada de disturbios que atestiguamos la semana pasada, tiene a Donald Trump contra las cuerdas. La Cámara de Representantes de EEUU aprobó acusar al presidente Donald Trump por segunda vez para llevar a cabo un juicio político en su contra, lo que lo hace el único presidente de Estados Unidos en ser acusado dos veces.  Recordemos que la primera vez fue a fines en 2019 donde enfrentó cargos por abuso de poder y obstrucción del Congreso por la acusación de que solicitó a Ucrania ayuda para aumentar sus posibilidades de reelección a cambio de liberar ayuda militar a Kiev.

La resolución de este segundo juicio político sobre la que votó la Cámara acusa a Donald Trump de un solo cargo: “incitación a la insurrección”.  Después de que dos tercios de los senadores de la Cámara voten para destituir a Trump, una mayoría simple de los senadores presentes tendría que aprobar una votación adicional para excluirlo de la presidencia en el futuro. Además de la prohibición en otros cargos también podría costarle su pensión de más de 200 000 dólares por año si el Senado así lo decide también.

Por su parte, Donald Trump llamó a evitar manifestaciones violentas y pidió una transferencia de mando pacífica, a través de un comunicado en el que señala a sus seguidores no incurrir en “violencia” ni romper la ley ante posibles nuevas manifestaciones en los días previos y durante la toma de posesión del mandatario electo, Joe Biden, el próximo 20 de enero.

 

Comentarios

OTRO GRAN ATRACO A PEMEX

A mediados del sexenio de José López Portillo viajé con frecuencia a Nuevo Laredo (Tamaulipas). Estaba investigando, con el propósito de escribir...

febrero 25, 2021
¿Pandemia o hambre?

¿Pandemia o hambre?

Los confinamientos provocados por  el COVID-19 y sus consecuencias, nos recordaron que estábamos como de fiesta horas antes de un examen profesional....

marzo 3, 2021




Más de categoría

Ciudades Inteligentes

Cada vez es más común que los representantes de ciudades con características específicas -entre éstas podemos citar a las...

marzo 5, 2021

Al parecer la ASF tiene razón. La Decadencia en Patas…

La posible revocación del permiso que actualmente goza la permisionaria del Hipódromo de las Américas ―la española Codere― está...

marzo 5, 2021

La luz es nuestra

El presidente Andrés Manuel López Obrador se convirtió en un titán que de manera vertiginosa ha restituido a los...

marzo 5, 2021
reconstrucción de la CDMX

El lento proceso de reconstrucción de la CDMX

A tres años y cuatro meses de los sismos del 19 de septiembre de 2017, los ciudadanos debemos preguntarnos...

marzo 5, 2021