Sheinbaum logrará el continuismo de izquierda

Al parecer, solo en México un gobierno denominado como de izquierda tiene la oportunidad de continuar en el poder.

2 de mayo, 2024 Sheinbaum logrará el continuismo de izquierda

A un mes exacto de la jornada electiva, el proceso electoral entrará en su etapa final en un clima de relativa normalidad. De seguir con las tendencias en simpatías electorales, la candidata Claudia Sheinbaum, abanderada de los partidos coaligados, Morena, PT y Partido Verde, será la ganadora y la primera mujer presidenta en la historia del país.

Con semanas de trabajo proselitista por definir, los equipos de campaña continúan intentando aumentar sus márgenes de votación estimada, pero al parecer no alcanzará para que la candidata de la oposición, Xóchitl Gálvez, pueda revertir las tendencias que la colocan en un segundo lugar distante de hasta por dos dígitos de diferencia.

Si la lógica se impone, Sheinbaum Pardo protestará en el mes de octubre como la primera presidenta e iniciará su mandato a su estilo personal, con una herencia lopezobradorista en temas sociales. Los programas sociales que son el sello distintivo del régimen morenista, son también una herramienta de las izquierdas que concebían al estado de bienestar como necesario, frente a la embestida capitalista que visualizaba el acceso a derechos como un negocio privado.

En el México dominado por la devastadora moda neoliberal, la idea de la sanidad pública, la educación laica y gratuita, y las asistencias sociales fueron denostadas por la imposición mundial de los servicios privados que fueron presentados como la panacea a los males históricos de los países en desarrollo. Al final, con décadas de pauperización del salario, en especial en el país, la inanición de recursos económicos para la salud pública, así como el control férreo en la educación secuestrada por sindicatos y grupos afines a las elites del poder, el nivel de movilidad social se estancó y generaciones de mexicanos se vieron condenadas a la simple supervivencia.

Los países latinoamericanos se venían recuperando de décadas de regímenes militares impuestos desde el imperialismo estadounidense, o de gobiernos de derecha que poco hicieron por la población menos favorecida económicamente. En el caso mexicano, la transición de poder, solo fue un cambio cosmético en las elites económicas que no detuvieron la implementación del régimen neoliberal mundial. Al parecer, solo en México un gobierno denominado como de izquierda tiene la oportunidad de continuar en el poder.

Solo con la llegada de políticos estigmatizados como populistas, fue posible que muchas oligarquías enquistadas en el poder público y económico, pudieron ser desplazadas en algunos aspectos del gobierno tradicionalmente global y con intereses de derecha.

Los avances en materia laboral que logró el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) son de especial mención, como la recuperación del poder adquisitivo del salario mínimo, tan castigado por décadas ante la voraz ortodoxia neoliberal. Así como la cancelación del outsoursing que condenaba a la clase trabajadora a vivir sin prestaciones sociales, con salarios por debajo de la línea de supervivencia. 

Si bien existen debates ideológicos y económicos sobre como disminuir el desempleo y reactivar el mercado interno, la estrategia de allegar recursos económicos a las familias de forma directa, demostró ser una buena estrategia, que sin embargo no es una solución definitiva para la necesidad de crecimiento y repartición de la riqueza que el país necesita.

Es en este punto de un estado rector sobre la economía, donde la candidata del régimen busca consolidar lo que denomina el segundo piso de la cuarta transformación. Dando a entender que se sentaron las bases durante el sexenio de AMLO y que ahora toca ir afinando los detalles. En el discurso de Sheinbaum existe el nuevo concepto de relocalización productiva, originado de la nueva realidad post pandémica, que demostró la inviabilidad de seguir produciendo bienes de seguridad nacional al otro lado del mundo.

Las ventajas geoestratégicas de México son un importante factor para aprovechar esta nueva ola económica, pero que enfrenta muchos desafíos históricos pendientes por mejorar. El reto en materia educativa es significativo, ya que los nuevos empleos requieren habilidades más especializadas en temas de automatización. Por lo que al parecer se trabajara contra reloj, mientras se adapta el país a las nuevas realidades que dejará un mundo más concentrado en regiones productivas, que en el pasado mundo ideologizado de la aldea global.

En un gobierno que se dice de izquierda, la repartición de la riqueza originada es un tema que debería privilegiar en contraste con la simple generación de la misma. La tarea titánica será como socializar de forma más justa, las ganancias generadas de esta nueva etapa económica.

Con un entorno mundial atrapado en los conflictos bélicos como la invasión rusa a Ucrania, y la guerra genocida de Israel contra Palestina, producto del más desalmado acto terrorista, la civilización humana enfrenta episodios muy complicados y de difícil resolución, apenas luego de salir de una pandemia sumamente costosa a nivel humano y económico.

La doctora Sheinbaum enfrentará escenarios aún más complicados que los de su predecesor y maestro AMLO, tanto por las cosas pendientes por resolver, como la crisis del agua o la mejora en la educación de generaciones afectadas por la pandemia. Así como el constante flagelo de la inseguridad, en un contexto internacional con conflictos bélicos que pueden escalar, sumado a la posibilidad real de que Donald Trump obtenga un segundo periodo de gobierno en los Estados Unidos. 

Las luchas culturales de la izquierda mexicana fueron ganadas desde la conferencia mañanera del presidente, a pesar de los desfiguros o los innecesarios frentes de batalla abiertos, pero este ejercicio propagandístico y comunicativo funcionó bien para desnudar y desmantelar a la oposición que aún se auto engaña con cifras alegres electorales, totalmente ajenas a la comprensión del descrédito y animadversión del electorado a sus ofertas políticas. La probable próxima presidenta deberá tener un ejercicio de gobierno que defienda los derechos históricos de la izquierda, con la limitación de recursos económicos de un país aun en desarrollo. 

Feliz aniversario Krisztina, con tu mirada y risas, construimos algo muy especial. Szeretlek. 

Te puede interesar:

Phoenix Contact, la multinacional alemana especializada en productos y soluciones industriales, anuncia una importante inversión en Querétaro

Comentarios


Una presidenta de izquierda

Una presidenta de izquierda

El muy probable gobierno de la primera mujer presidenta en México enfrentará muchos retos, pero será producto de una gran legitimidad ganada...

mayo 23, 2024
Así va la batalla digital presidencial

Así va la batalla digital presidencial

La capacidad de adaptación y la habilidad para generar contenido relevante serán determinantes en los próximos pasos de cada candidato.

mayo 10, 2024




Más de categoría
Una presidenta de izquierda

Una presidenta de izquierda

El muy probable gobierno de la primera mujer presidenta en México enfrentará muchos retos, pero será producto de una...

mayo 23, 2024
Las Elecciones del 2 de junio y las carreras de caballos. Una analogía

Las Elecciones del 2 de junio y las carreras de caballos. Una analogía

En las carreras de caballos la calidad de los mismos se mide por su “clase”, es decir, por su...

mayo 23, 2024
México: la lucha por la verdad, el bien, la unidad y la belleza o su destrucción

México: la lucha por la verdad, el bien, la unidad y la belleza o su destrucción

“Para que el mal triunfe solo se necesita que los hombres buenos no hagan nada”. –Edmund Burke

mayo 23, 2024
BALLOTS & BULLETS

BALLOTS & BULLETS

Los militares ya prácticamente están en todas las actividades de la vida nacional con el consiguiente riesgo para...

mayo 22, 2024