La religión y la confrontación en el debate y las campañas políticas

Usar la fe de una mayoría con la finalidad de denostar a una candidata me parece no solo bajo, también ruin y tramposo.

21 de mayo, 2024  La religión y la confrontación en el debate y las campañas políticas

Esto ya se volvió un ensayo del fin del mundo. Sumergidos en un sofocante calor y un sopor de smog y polaridad, insultos, mentiras y miedo, los mexicanos estamos expuestos a la peor contaminación visual y auditiva de la historia. Todo el país está tapizado de publicidad partidista repetida y mal puesta que fuera de convencer abruma. Spots radiofónicos y anuncios por televisión, internet y redes sociales nos bombardean con información que solo confunde y engaña.

Cualquier persona pensante debería de sentirse no solo agredida sino usada como señuelo y carne de cañón por parte de los partidos políticos que claramente aspiran al poder de la forma que sea exhibiendo una desmedida ambición y muy poco o ningún interés en el bienestar de la ciudadanía. Únicamente nos usan como canal para llegar a su propia cima. Como siempre lo he pensado, ningún gobierno es o ha sido perfecto nunca. Hay gobiernos que te convienen a ti y gobiernos que convienen o benefician o convencen a otros, en eso se basa la preferencia política de la sociedad. Lo que para unos es Justo para otros es demagogia y viceversa.

En el debacle del discurso político, el tercer debate me dejó ya no sorprendida, francamente desesperada. El mejor golpe dicho por ella misma que dio la candidata del partido Fuerza y corazón por México fue confrontar a su opositora sobre su vista al Papa Francisco en el Vaticano hace algunos meses y sobre el evento en el que se le retrató portando una falda con la imagen de la Virgen de Guadalupe siendo ella atea.

Cabe aclarar que en voz de la propia candidata de Morena, esto sucedió en medio de un evento popular en la delegación Venustiano Carranza durante las festividades  de Peñón de los Baños con motivo de la conmemoración de el 5 de Mayo y que fueron los mismos simpatizantes quienes además de la falda le iban regalado diferentes prendas con la intención de halagarla. Ésta las portó como lo que son: obsequios de la gente. No  llegó ni se fue con ellas puestas, no fueron usadas con fines proselitistas y principalmente fue una situación como todas las que se suscitan en las campañas, imprevista y en la que los candidatos hacen lo posible por conectar, convivir y sobre todo no agredir a los simpatizantes que se acercan y quieren participar de alguna u otra manera.

Cierto expresidente de Mexico se refiere a ella de la forma más despectiva posible exclamando: ¡Es judía!  En el postdebate una senadora por el PAN vocifera llamándola hipócrita y descreída. Dice que no es católica, que no cree en Dios ¿Qué se puede esperar de ella? Y eso me hace sentir que no pasaron los siglos y que nos encontramos por un castigo de la evolución nuevamente en la época más oscura de la historia mexicana para mí: La inquisición.

Recordemos que desde 1859 cuando se proclamaron las leyes de Reforma Mexico es un estado laico, a la letra dicta el artículo 24 de nuestra constitución:

“Como parte de las tareas de un Estado moderno, social y democrático en materia de laicidad, El Estado Mexicano refrenda su neutralidad frente a la iglesia pero también deberá garantizar ma libertad de convicciones éticas de conciencia y de religión, como parte de los derechos humanos”

Una cruenta batalla y muchísimas vidas costó a nuestro país lograr la libertad de culto y eso como el derecho a la educación de todos los mexicanos es uno de los más importantes logros de nuestra historia.

No olvidemos que Mexico ha sido un país que abrió sus amorosas puertas a migrantes de muchos países que buscaron asilo y nuevas oportunidades en las guerras y las persecuciones, Españoles, Libaneses, judíos, sudamericanos y personas provenientes de otros países fueron recibidos en nuestro territorio. Esto nos enriqueció culturalmente, todos los días llegan a este país personas provenientes de otros lugares y a nadie se cuestiona sobre su ideología religiosa ni sobre su esencia y origen racial. La religión es un tema que debe ser visto como un derecho y preferencia personal, dejó hace muchos años de ser obligatoria y estamos entendidos que la fe de cada quién sea una elección libre y personal. No debe ser vista jamás como un modo de división ni mucho menos de superioridad social ni moral. No pertenecer a ningún tipo de religión no exime a ningún ser humano de ser mejor o peor ciudadano ni de querer genuinamente el bien de su prójimo. Quien así lo vea está olvidando siglos de evolución y lucha por los derechos de la humanidad.

En este país tan culturalmente diverso coexistimos millones de personas con historias tan diferentes y a la vez similares que si no buscamos un entendimiento y un respeto a nuestra procedencia y pensamiento, caeríamos en un caos peor que el de la legendaria Torre de Babel.

Personas  originarias, criollas, mestizas, provenientes de todo el mundo trabajamos día a día por nuestras familias y sueños personales, con los mismos derechos y las mismas obligaciones. Usar la fe de una mayoría con la finalidad de denostar a una candidata me parece no solo bajo, también ruin y tramposo. Acusar a alguien por su religión o falta de esta demuestra algo nada parecido a la honestidad y el deseo de unión y bien común, pretender dividir y confrontar a partir de algo tan privado como la religión, el origen étnico o racial es una trampa a la que acude alguien con unos nada sólidos principios comunes y con una voraz, desenfrenada y muy poco ética social ambición.

Los mexicanos prevénganos de donde hayan llegado nuestros antepasados buscando vida y oportunidades y creamos en lo que a nuestro bien convenga, somos libres de aspirar a vivir de una forma digna y a trabajar en lo que nuestra vocación y capacidad nos permita y en donde podamos ser de utilidad al resto de la sociedad.

Católicos, Cristianos, ateos, Judíos, Gnósticos, Mormones, Budistas, originarios, migrantes, criollos, mestizos, la diversidad debe aportar riqueza, no división. La idea de un mundo global es precisamente sumar, no dividir ni seccionarnos como si por arte de magia despertáramos nuevamente en una época en la que pensar y anhelar era castigado hasta con la muerte.

Te puede interesar:

¿Cómo se aprende a hacer comentarios de texto?

Comentarios


¿Continuidad o alternancia en la Presidencia de México? 10 puntos a considerar 

¿Continuidad o alternancia en la Presidencia de México? 10 puntos a considerar 

“La democracia no se trata solo de tener elecciones, sino de tener un gobierno limitado y derechos individuales protegidos”. -Francis Fukuyama

mayo 29, 2024
La marea rosa, siempre fue del PRIAN

La marea rosa, siempre fue del PRIAN

Durante todo el sexenio buscaron camuflarse como sociedad civil independiente, pero al parecer muy pocos ciudadanos se tragaron ese cuento, eso...

mayo 16, 2024




Más de categoría

Construyamos una democracia pareja

Votar es decidir y empezar a responsabilizarse, aceptando que todas y todos debemos poner de nuestra parte para aplanar...

mayo 29, 2024
La Elección del 2 de junio… ¿Continuidad o Cambio?

La Elección del 2 de junio… ¿Continuidad o Cambio?

¿En la Cuarta Transformación están libres de pecado?

mayo 29, 2024
VENI, VIDI, VICI

VENI, VIDI, VICI

El reconocimiento y respeto a los resultados son también democracia.

mayo 29, 2024
¿Continuidad o alternancia en la Presidencia de México? 10 puntos a considerar 

¿Continuidad o alternancia en la Presidencia de México? 10 puntos a considerar 

“La democracia no se trata solo de tener elecciones, sino de tener un gobierno limitado y derechos individuales protegidos”....

mayo 29, 2024